sábado, 12 de agosto de 2017

Rememoran a Fidel en la sede la Asociación Cubana de la ONU

ACN  Sábado, 12 Agosto 2017 10:28 | Ana Leticia López Enamorado


La Habana, 12 ago (ACN) La Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU) se sumó hoy, el viernes en esta capital, a las actividades con motivo del aniversario 91 del natalicio del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, que se celebra el próximo domingo.

   Rogelio Sierra Díaz, viceministro de Relaciones Exteriores, y otras personalidades develaron una foto del máximo líder de la Revolución cubana cuando intervino en su condición de Presidente del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), en el XXXIV período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, efectuado en Nueva York, el 12 de octubre de 1979.

   Raúl Roa Kourí, en aquel entonces embajador de la Isla ante el organismo internacional, compartió con los presentes anécdotas y experiencias sobre ese momento histórico.

   Comentó que el discurso, de más de cuatro horas de duración, fue atendido no solo por miembros de las delegaciones  y periodistas, sino también por diversos funcionarios.

   De acuerdo con Roa Kourí, Fidel informó sobre los resultados de las deliberaciones y las posiciones de los participantes a la VI Conferencia Cumbre de MNOAL, que tuvo lugar en septiembre de 1979 en el Palacio de Convenciones de La Habana, donde   alertó sobre los efectos del cambio climático, y la imposibilidad de hablar de paz sin desarrollo.

   Mencionó otra cita del Comandante en Jefe según la cual la esencia del MNOAL consistió en la lucha antiimperialista, anticolonialista, antirracista, contra la existencia de armas nucleares, la pobreza y las enfermedades.

   Al encuentro asistieron, además, miembros y directivos de la ACNU y representantes de organizaciones de la sociedad civil cubana.

   La Asociación Cubana de las Naciones Unidas se creó el 30 de mayo de 1947 en presencia de distinguidas personalidades del país, entre ellas,  Juan Marinello, Vicentina Antuña, Fernando Ortiz, Carlos Rafael Rodríguez, Flavio Bravo, Lázaro Peña, Blas Roca Calderío y Jorge Mañach.    

Una fotografía del líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz,  fue develada en la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU), por aniversario 91 de su natalicio.


EU.- ¿EN CUÁNTAS GUERRAS ESTÁ PELEANDO TRUMP?

Por Dr. Néstor García Iturbe

Cuando se escriba la historia de Estados Unidos referente a los años de la Administración Trump, al caracterizar la figura del presidente se tendrán que utilizar muchos adjetivos, de ahí que esta labor debería asignarse a un equipo, primero para que no falte adjetivo alguno y segundo para ser objetivo en lo que se escriba y el documento no pierda calidad.

Uno de mis amigos, furibundo anti-trumpista, no debería estar en el equipo, quizás solamente como asesor. Otros. que se dedican a repetir lo que dice la prensa estadounidense, tampoco deben estar, pues trasladarían una influencia negativa dirigida por intereses foráneos. Yo tampoco incluiría a los que creen que las encuestas dicen la verdad, esos podemos catalogarlos de inocentes. Dentro del grupo no debemos incluir aquellos que consideran que todo lo que hacer Trump es correcto, pues esos pudieran estar parcializados.  Cómo ustedes pueden apreciar, no será fácil formar este grupo de análisis.

Cuando hablo de adjetivos, me refiero a la calificación adecuada de su proceder, sin utilizar palabras que puedan considerarse una falta de respeto, pues eso había perder seriedad y calidad al análisis. Algunos de estos pudieran ser, inseguro, ignorante de la realidad objetiva, erróneo en sus conclusiones, caprichoso y otro mas que pudieran utilizarse.

Igualmente considero que entre sus cualidades personales está el no ceder fácilmente ante las dificultades y he ahí el porqué Trump, para llegar hasta donde ha llegado, ha tenido que pelear en varias guerras, algunas de ellas coincidentes en el tiempo.

La primera guerra fue dentro del propio Partido Republicano, donde la mayoría de los “expertos” planteaban no sería el nominado para aspirar a la presidencia. Finalmente fue el nominado.

La segunda guerra fue más violenta, aquí se enfrentó no solamente a Hillary Clinton y la propaganda sucia, la cual el también alimentó, además tuvo que enfrentar algunas fuerzas dentro de su propio partido que públicamente plantearon apoyaba a Hillary, a esto es necesario sumar todo el ambiente fabricado por las  empresas encuestadoras que siempre le ponían a Hillary seis o siete puntos  por encima y la prensa establecida que además de publicar artículos en su contra, también declararon públicamente el apoyo a su contrincante. Al finalizar todo el proceso, gracias al caduco sistema electoral estadounidense, donde puede resultar vencedor alguien que haya obtenido dos millones de votos menos que su contrincante. Fue electo presidente.

El final de las elecciones no marcó el final de las guerras. Su visión de los principales problemas de la nación y como resolverlos provocó fuertes manifestaciones en su contra, principalmente por el problema de los inmigrantes ilegales, lo cual se propuso resolver. En esta guerra jugaron distintos intereses. Los de los familiares de los inmigrantes ilegales, los de estos últimos y los de aquellos que no tuvieron la fuerza suficiente para vencerlo en las elecciones.

Aquí se mueven muchos intereses, la mayoría de ellos económicos. Algunos de ellos son:

-Las llamadas “ciudades santuario” reciben dinero del gobierno federal, pero no todo ese dinero termina en manos de los inmigrantes, un buen número de negocios privados viven de lo que venden para los inmigrantes, lo que venden, a un precio por encima del normal.

-Otros intereses. de menor cuantía, encuentran en los inmigrantes ilegales la mano de obra barata que necesitan para recoger cosechas o trabajar en puestos que nadie desea,  no tiene que salir a buscar, ella llega por si sola a tocar la puerta después que cruzan la frontera.

-Algunas empresas del Valle del Silicón, reclutan ingenieros y mano de obra calificada en otros países, le gestionan la visa por el contrato que firman con ellos y los emplean pagándole la mitad del salario del puesto de trabajo que desempeñan, lo cual les permite no tener que contratar estadounidenses que tiene la calificación requerida para el puesto, pero a los que tendrían que pagarles un salario mucho mayor.

-Una buena parte del tráfico de drogas proveniente de México entra por las mismas vías que los inmigrantes ilegales y en ocasiones ellos mismos son portadores de la droga.

Esta batalla aún no ha terminado y menos terminará con el muro que Trump planteó realizaría. El muro está parcialmente construido, algo que comenzó a edificarse hace veinte años, pero nadie hablo de él.   El propio Trump explicó recientemente que existen partes en la frontera donde lo más probable  es que no se edifique el muro.  En vez de un muro, tendrán una pared intermitente que no será difícil de violar.

Esta guerra no la ha ganado, ha tenido algunas victorias, pero lo lucha continuará, hay muchos intereses económicos detrás de la misma.

La guerra contra el desempleo fue algo que anunció desde muy temprano. Si analizamos las estadística del Departamento del Trabajo, sobre las cuales tengo mis reservas, se plantea que en los primeros meses del año se han creado un millón de puestos de trabajo, existen promesas de varias empresas de la industria automotriz y la electrónica de hacer grandes inversiones en Estados Unidos, lo cual proporcionará más empleos. El índice de desempleo está en el 4.3, el más bajo en los últimos diez años. El precio al consumidor aumento en julio en el 0.1 por ciento, mientras que el aumento promedio por hora de trabajo fue del 0.2 por ciento, un balance favorable para el que vive de su salario.

La cantidad de personas que solicitan al gobierno bonos de comida, disminuyo en 42 de los 50 estados, se plantea que más de un millón de personas han hecho dejación de esta ayuda.(1)  Esta tampoco es una guerra ganada, pero el desarrollo de la misma es favorable a Trump.

¿Habrá perdido la guerra contra el Obamacare? La realidad es que ha perdido algunas batallas. También aquí existen intereses económicos que están defendiendo lo que ya obtuvieron, principalmente los de las Empresas de Seguro, que en la medida que el tiempo pase tendrán la posibilidad de incrementar las primas que se pagan para garantizar una parte de los cuidados médicos, salvo que la ley cambie y se establezca un sistema distinto, lo cual todavía se está tratando de organizar en el Congreso, para buscar una fórmula aceptable, por cierto alejada de la propuesta original de Trump.

Sumen a los intereses económicos, los de la gran industria farmacéutica, cuyo objetivo no es servir a la población sino obtener utilidades, a lo que también deben sumarse los Centros Hospitalarios particulares, que cuentan con un gran desarrollo y una atención esmerada, para todo aquel que lo pueda pagar.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, Estados Unidos dedica anualmente el 17 por ciento de su PIB a la atención médica de la población, lo cual representa aproximadamente 2,8 billones de dólares, que entre 324 millones de habitantes, resulta un gasto de 8,642 dólares promedio por habitante. (2) El primer país del mundo en este rubro. Todo eso sin quitarle un centavo al Pentágono.

Algo anda mal. Un país que dedica todo ese dinero a la salud pública de la población, que tiene uno de los sistemas más deficientes de atención primaria y donde cerca de 15 millones de personas(3) no están incluidas entre los cubiertos por el famoso Obamacare, tiene necesariamente que analizar este problema y resolverlo. Otros países, como España y Canadá han implantado un sistema que cubre a toda la población, sufragado por el estado. Esta guerra sigue, aunque en estos momentos Trump no le está dedicando mucho tiempo. (4)

La guerra con la gran prensa.  Esta comenzó desde antes de ser candidato a la presidencia y se ha mantenido. En la misma algunas batallas fueron ganadas por Trump y otras por los dueños de los periódicos, que también forman parte del “establishment” y tratan de que no se afecten sus intereses económicos.  “Fake News”, como Trump los ha bautizado entran ahora en una fase incómoda debido a que el Secretario de Justicia a ordenado investigar todas las filtraciones de información para penalizar aquellas que pongan en peligro la Seguridad Nacional. Tres periodistas de CNN se vieron obligados a renunciar y la empresa a presentar excusas sobre una noticia relacionada con el presidente.(5) Todo parece indicar que la famosa libertad de prensa tendrá sus regulaciones, lo cual no quiere decir que esta guerra terminó o que Trump la ganó. La guerra con la prensa continua.

El protocolo de Kioto y los problemas del cambio climático formaron parte de la guerra en un momento determinado, pero la impresión es que esta va languideciendo. El retirarse de Kioto fue ampliamente explicado por Trump y sustentado principalmente en que el país más perjudicado era Estados Unidos, mientras otros países, también firmantes, tenían licencia para continuar, durante varios años,  instalando plantas eléctricas que consumen carbón y contaminan la atmosfera, entre otros Francia y China.(6) El protocolo además resultaba un freno para acciones que Trump había prometido, como la reapertura de las minas de carbón en West Virginia y la autorización para continuar con el Kystone Pipeline, todo lo cual ya está aprobado y funcionando.

Sobre los problemas del cambio climático existen opiniones divididas por parte de científicos que se dedican al asunto. Esto es algo que Trump tendrá que retomar en algún momento, cuando la Casa Blanca esté más calmada, si es que ese momento se presenta. (7)

En los primeros días de su estancia en Washington, Trump planteó que buscaría mejorar las relaciones con Rusia. Esto causó terror en un grupo de personajes que viven de la hostilidad con Rusia, principalmente la necesidad de fuertes presupuestos de defensa para poder hacerle frente al “terror rojo”. Lógicamente esto provocó de inmediato otra guerra, promovida principalmente por aquellos intereses económicos  estadounidenses que ha invertido en China  y prefieren el mejoramiento de las relaciones con ese país, para asegurar sus inversiones y ganancias.   ( Como dato curioso, Mao Tse Tung murió en 1976, hace 41 años. No recuerdo que mientras estuvo vivo hubieran millonarios en China. Ahora hay más de 500, una buena muestra de lo que puede hacer el ahorro y la laboriosidad.)

La guerra con Rusia continua. Existen serias diferencias en política exterior que quizás con buena voluntad pudieran resolverse, pero las fuerzas contraria a esto son muchas y poderosas, en oportunidades más poderosas que el presidente. Han promovido la idea de que Rusia “hackeo” las elecciones que gano Trump, cuando se han tomado acuerdos preliminares sobre asuntos como la guerra en Siria, estos se han incumplido, las sanciones promovidas contra Rusia, por parte de Estados Unidos , lo cual se materializó en una Ley que restringe las facultades de Trump para modificar estas(8) han sido respondidas con la expulsión de diplomáticos estadounidenses de Rusia. Esta guerra, al parecer, continuará, sin muchas esperanzas de que se solucione.

En cuanto a China, Trump ha tratado de mejorar los contactos con el país, en especial después de la visita de Xi Jiping a Estados Unidos, pero este asunto tiene también sus inconvenientes. China está interesada en mejorar las relaciones con Rusia y ambos países están trabajando en eso. La salida de Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico no se vio con buenos ojos por la parte China, que planteó asumiría el papel de líder en el mismo, algo que no es fácil de materializar, entre otros asuntos, por la propia presencia de Estados Unidos y varios de sus aliados en el Pacífico y en el Mar de China.

El Medio Oriente presenta una situación convulsa, donde principalmente dos países, Irán y Siria están luchando a pesar de las acciones de Estados Unidos contra los mismos. En esta guerra Trump se sitúa al lado de sus aliados y muy particularmente de Israel, su gendarme en la región, que solamente en ayuda militar, gracias a lo establecido por Obama, está recibiendo 3,100 millones  de dólares anuales,(9) una cifra que resolvería un número importante de problemas a los ciudadanos estadounidenses. La guerra contra el Estado Islámico pudiera terminar, loa guerra contra Irán continuará.

Otra guerra de Trump, quizás la más reciente es la que se está preparando contra Corea del Norte. Los Coreanos del Norte han tenido un avance  importante en los últimos años, que los ha convertido en una potencia atómica en desarrollo. ¿Quién los ha ayudado? Eso es importante y juega con todo lo que sucede en la región asiática, donde hay algunas potencias atómicas, además de China, la India y Pakistán.

Las amenazas norcoreanas son una bendición para Trump. Está defendiendo el país de una amenaza externa y en esas condiciones  es un poco arriesgado oponerse o enfrentarse al presidente.

Todos los avances del Corea del Norte en este campo pudieran o no ser ciertos. Cómo sus misiles hasta el momento no tiene posibilidades de llegar al territorio continental de Estados Unidos, se habla del peligro para Corea del Sur, Japón y hasta la isla de Guam que se encuentra en el medio del Océano Pacífico. (10 ) Para llevar una bomba atómica hasta el lugar donde se desea explote, se requiere un misil de largo alcance, lo cual hasta ahora Corea del Norte no tiene, sin embargo, ya comenzaron a salir noticias de que habían podido fabricar una bombas atómica en miniatura que podía ser transportada por un misil de menor alcance. Hace pocos días la prensa estadounidense destacó que Corea del Norte había colocado dos misiles en un barco, como algo muy peligroso para la marina del país.  En resumen, se crea un pavoroso ambiente de guerra que le crispa los nervios al ciudadano común, deseoso de que su gobierno asegure su tranquilidad, de la forma que estime conveniente.

No dudo que los tambores de la guerra aceleraran la aprobación por parte de la Cámara de Representantes con votación de 235 a favor y 192 en contra del presupuesto de Defensa ascendente a 827 billones de dólares.

La guerra por las próximas elecciones de medio término ya comenzó y Trump está dentro de ella. La idea no es solamente derrocar a los demócratas, sino también derrocar a los republicanos infieles radicados en el Congreso, que en un momento determinado, al requerir su voto para llevar adelante un proyecto de Trump votaron en contra.  Trump no perdona esto, que además de hacerlo quedar mal, interrumpe sus planes. Un ejemplo de esto es el apoyo de Trump y su equipo a las aspiraciones del Senador Estadual Kelli Wards para que compita en las primarias del partido contra el Senador Jeff Flake que aspira a continuar representando Arizona en el Congreso de la nación. También se incluye en la lista  de los “disidentes” a Dean Heller, de Nevada.(11 ) Trump está planificando varios cambios como este para garantizar lealtad en el equipo congresional y asegurar la aprobación de los proyectos  que presente.

No todos los pasos que se dan en la guerra están bien encaminados. Esto le ha sucedido a Trump con el TLCAN Tratado de Libre Comercio de América del Norte).  Ha planteado la revisión de lo establecido en el mismo, lo cual deberá hace extensivo al ASPAN (Acuerdo de Seguridad  y Protección de América del Norte ). Mucho de lo acordado en estos documentos se mantiene en secreto, pero es evidente que de los mismos el que se beneficia es Estados Unidos como parte del proyecto UAN (Unión de América del Norte) un organismo del mismo corte que la Unión Europea en el cual solamente participan Canadá, Estados Unidos y México. (12)

El proyecto UAN, cuando esté funcionando, cambiará totalmente aspectos fundamentales de la política exterior de Estados Unidos  y los otros países que se integrarán al mismo. En ocasiones se ha planeado  la idea de integrar los tres países en uno solo, con un parlamento donde estén representados, unas fuerzas armadas unificadas, de lo cual ya el ASPAN ha sentado algunos antecedentes y hasta una moneda única, el AMERO, que en su momento sustituirá al dólar. Cuando esto se materialice, Estados Unidos, que será el dirigente de esta alianza, tendrá, como nunca antes, un importante poder en sus manos y esto cambiará la política exterior, en principio hacia México y Canadá, para posteriormente hacer otros cambios, en este caso hacia América Latina.

El TLCAN, unido al ASPAN están sembrando las bases para todo esto, las declaraciones de Trump  y algunas medidas tomadas en relación con México y Canadá, considero que fueron anteriores a que el magnate financiero tuviera plena conciencia de lo que se está organizando para el futuro, es una oportunidad de negocio que no puede pasar por alto y cambiará muchas cosas, es posible que hasta el muro cambie de lugar y se comience a edificar en la frontera de México con Guatemala.

Trump continua en una guerra que tiene distintos frentes, algunos la promueven para tenga su tiempo ocupado y evitar que se materialicen muchas de las cosas que prometió.  Trump es uno de los miembros de la clase dominante de Estados Unidos, un multi millonario que ha comprendido la necesidad de hacer cambios en la distribución de la riqueza del país, lo cual reclaman y están sufriendo una buena parte de la población, algunos dicen que el 99 por ciento.

Su objetivo es tratar de que en Estados Unidos no surjan estallidos sociales, una “primavera” como la que ellos mismos provocan en otros países. Para lograr eso  plantea dar empleo a la mayor cantidad de personas posible, resolver que todos puedan tener una atención médica adecuada, que la educación tenga un nivel superior, que la familia tenga su hogar, sin temor a perderlo  y pase a ser propiedad de un banco hipotecario, que el país cuente con unas fuerzas armadas fuertes para poder defenderlo.

Con anterioridad a Trump, este problema fue también tomado en consideración por Obama, aunque la solución Obama no era precisamente mejorar el nivel de vida de la población. Se consideró más adecuado la represión de los que protestaran contra el sistema y la distribución de la riqueza. Uno de los ejemplos de este pensamiento lo tenemos en la forma en que se reprimió en varias ciudades el movimiento Occupy Wall Street.

Sin embargo, Obama  y el grupo económico que lo dirigía, no quisieron dejar dudas de hasta donde eran capaces de llegar reprimiendo a la población para cuidar sus intereses. En función de esto se organizó la “Operación Hade Helm 15”, que se llevó a cabo en nueve estados donde se consideraba era más probable que la situación económica de la población provocara estallidos sociales. Los estados fueron Texas, Nuevo México, Arizona, California, Nevada, Utah y Colorado,  Mississippi y la Florida.   

Dentro de los mecanismos utilizados en Hade Helms se encuentra uno de los  desarrollados por el Pentágono, denominado “Técnicas de Dominio Humano”, que acumula, analiza y clasifica, la información obtenida sobre las personas y regiones donde estas residen, utilizando  Internet, Facebook, Twitter y otros sistemas similares  .

La operación se inició el 15 de julio y termino el 15 de septiembre del2015. Participaron en la misma más de 250,000 efectivos de procedentes del Comando de Fuerzas Especiales del Ejército (boinas verdes), Fuerzas Especiales de la Marina. (Los SEALS.),el Comando Norte, el Comando de Operaciones Especiales de la Fuerza Aérea. Comando de Operaciones Especiales de los Marines. Unidades Expedicionarias del Cuerpo de Marines, La 82  División Aerotransportada y la Guardia Nacional. 

El objetivo de la Operación era realizar un ejercicio contra ciudadanos estadounidenses, considerados en el mismo como “insurgentes”, que exponen su desacuerdo con la situación existente en el país, la discriminación racial, la injusta distribución de la riqueza, o que protestan por los asesinatos y abusos que comete la policía.    De acuerdo a distintos documentos de la Guardia Nacional y los órganos que participaron en la operación, los “insurgentes” fueron calificados como   “fuerzas enemigas” y “adversarios”  (13)

¿Será Trump un socialista? 

No.  Trump es un multi millonario que quiere calmar a la población de Estados Unidos para asegurar  no se provoque una crisis social que pueda acabar con el capitalismo en Estados Unidos y él, al igual que los otros de la clase dominante, lo pierdan todo, debido a la Segunda Revolución Estadounidense. Lo más correcto, en referencia a este asunto, en vez de calificarlo como “socialista” sería calificarlo como impulsor del realismo.  En otros asuntos tendríamos que calificarlo de forma distinta.

Las guerras de Trump no van a terminar ahora, el sistema y su propia característica personal se lo impide.

Espero que en la solución de estos incidentes impere el raciocinio y el espíritu de conservación, para que no se llegue hasta un lugar, de donde no hay regreso.

“EL RESPETO AL DERECHO AJENO, ES LA PAZ.”     Benito Juárez.

La Habana, 11 de agosto  2017

GRUPO EL HERALDO  sarahnes@cubarte.cult.cu


Notas:

(1)Buro de Estadísticas de la Secretaria del Trabajo de Estados Unidos. Julio 2017.
(2)The World Facts Book.- Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos. Junio 2017.
(3)The Hill. Noticias sobre la ley para modificar el Obamacare. Junio-julio 2017
(4)THE HILL.- What Trump can do to cripple Obamacare – 23 de julio 2017
(5)EFE, Washington.- Tres periodista del canal de noticias CNN… 27 de junio 2017.
(6)The White House. Statement by President Trump on the Paris Climate Accord. Junio 2017.
(7)Breitbart News. El calentamiento global es un mito. James Delingpole. 6 de junio 2017
(8)Los Angeles Times. Congress to Trump: Don’t Touch Those Sanctions. 27 de julio 2017
(9)Radio del Sur/LIbreRed. EEUU aumenta mil millones de dólares su ayuda militar a Israel. 23 enero 2015.
(10)Reuters. El Pentágono amenaza a Corea del Norte con la "destrucción de su pueblo". 9 de agosto 2017.
(12)Grupo de Estudios sobre Estados Unidos. La Integración de América del Norte. 22 de  junio 2017.
(13)INFOWARS. Operación Hade Helms. Junio 2015.


Fito Páez se solidariza con Santiago Maldonado, primer desaparecido del gobierno de Macri

Publicado en Cubadebate el 11 agosto 2017

El músico argentino, Fito Páez, durante un concierto celebrado en el teatro Karl Marx, con motivo al XXXIV Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, en La Habana, Cuba, el 5 de diciembre de 2012. AIN FOTO/Abel ERNESTO/sdl

El músico argentino, Fito Páez, se solidarizó con la situación que atraviesa su país a partir de la desaparición del joven Santiago Maldonado, quien fue visto por última vez durante la represión de Gendarmería Nacional contra la comunidad mapuche y el considerado el primer desaparecido del gobierno de Macri.

Páez publicó un vídeo en la redes sociales en el que aboga por la aparición de Santiago y pide a los argentinos asistir a la concentración que se realizará este viernes en Plaza de Mayo.

El 1 de de agosto efectivos de Gendarmería Nacional de Argentina levantaron una protesta en la Ruta 40 en la que participaba Santiago Maldonado, un artesano bonarense de 28 años. Según testigos, el hombre fue detenido por Gendarmería Nacional y hasta ahora de desconocer su paradero.

(Con información de Telesur)


ISRAEL ESTÁ PERDIENDO LA GUERRA EN SIRIA

Por Manuel Yepe

“La guerra de Siria, que ya cumple seis cruentos años, se mueve hacia una nueva etapa que tal vez sea la final. El gobierno sirio ha estado consolidando su control sobre la mayor parte de los centros poblados, mientras que ISIS, Isil, Daesh o como quiera que lo llamen, está perdiendo terreno rápidamente y en todas partes.

“Las áreas evacuadas por el grupo militante islámico en rápido proceso de  desintegración están siendo disputadas por el gobierno de Bashar al Assad y sus aliados, de una parte, y los diversos grupos anti-Assad y sus seguidores, por el otro”.

Tal es la situación según la refleja un enjundioso artículo titulado ¿Está Israel perdiendo la guerra Siria? de Ramzy Baroud, periodista palestino, columnista internacional, consultor de medios y autor de varios libros quien hace más de veinte años escribe sobre el Medio Oriente, y publica en el Times de Jordania entre otros medios de amplia circulación. Baroud nació y creció en un campamento de refugiados en la franja de Gaza; ahora reside en Seattle, en el estado de Washington, Estados Unidos.

Pese a las múltiples garantías que ha dado en contrario, Israel siempre ha estado participando activamente en el conflicto de Siria.

Las declaraciones reiteradas de que Israel mantiene una política de no intervención en la guerra civil en Siria sólo encuentran eco en los medios estadounidenses aunque se reflejan en toda la prensa occidental que sigue a pie juntillas a Washington.

Según el experto, al ser derrotado el Daesh en Irak, con una alta cuota de bajas (40.000 solamente en Mosul),  las partes beligerantes se mueven al oeste.

Las milicias Shiitas, envalentonadas por su victoria de Irak, han estado presionando hacia el oeste hasta la frontera con Irak y Siria, convergiendo con las fuerzas leales al gobierno sirio en el otro lado.

Simultáneamente, los primeros pasos de un alto el fuego permanente, en contraste con muchos intentos fallidos previamente, están dando frutos.

Tras el acuerdo de alto el fuego entre Estados Unidos y Rusia del 7 de julio alcanzado en la reunión del G-20 en Hamburgo, se ha logrado una relativa calma en tres provincias del sudoeste de Siria limítrofes con Jordania y el Golán ocupado por Israel y no se descarta la posibilidad de que el acuerdo pueda ampliarse a otros lugares.

Según Baroud, el gobierno israelí ha hecho conocer claramente a Estados Unidos su inconformidad con este acuerdo, y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no ha escatimado esfuerzos por socavar el cese al fuego.

Quizás lo que más teme Netanyahu es que aparezca una solución viable para la guerra en Siria que propicie una presencia permanente de Irán y Hezbolá en esa nación.

En las primeras fases de la guerra, esa posibilidad parecía muy remota; pero ahora las cosas han cambiado.

Si las cosas siguieran moviéndose como van, pronto Irán habrá asegurado una ruta que conecte a Teherán con Damasco y Beirut.

El jefe del Consejo de Seguridad Nacional israelí, Yaakov Amidror, advirtió amenazadoramente, en una reciente conferencia de prensa, que su país está dispuesto a actuar por sí sólo en Siria contra Irán.

Al rechazar con vehemencia el cese del fuego, Amidror dijo que el ejército israelí "intervendrá y destruirá todo intento de construir cualquier forma de infraestructura permanente iraní en Siria".

Varias declaraciones de Netanyahu durante su gira europea reflejan igualmente la creciente frustración de Tel Aviv, lo que marca un agudo contraste con la época en que los neoconservadores de Washington dejaban ver que su visión de la guerra se movía en gran parte, si no completamente, al compás de impulsos israelíes.

Por un fugaz momento, Tel Aviv tuvo la esperanza de que Trump significara un cambio a su favor en la actitud de Estados Unidos. De hecho, hubo un momento de euforia en Israel cuando la administración de Trump atacó a Siria. Pero la naturaleza limitada del ataque permitió ver que Estados Unidos no tenía ningún plan para un despliegue militar masivo comparable al de Irak en 2003.

En 1982, aprovechando conflictos sectarios, Israel invadió al Líbano e instaló un gobierno dirigido por sus aliados. Pero esos días son ya cosa del pasado.

Aunque Israel sigue siendo militarmente fuerte, la región ha cambiado e Israel no es ya el único poder con todas las cartas en sus manos.

Las autoridades israelíes están enfadadas y se sienten traicionadas por Washington.

Por otra parte, el retroceso del liderazgo global estadounidense bajo Trump hace menos eficaz al dúo israelo-americano.

Sin contar con suficientes aliados influyentes como alternativa para llenar la brecha, Israel se ha quedado, por primera vez, con opciones muy limitadas.

La Habana, Agosto 12 de 2017

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.


Trump ha buscado apoyo de otros gobiernos contra Venezuela

Aseveración de Trump, “exagerada y anacrónica”, echa por tierra intentos de EEUU de aislar a Venezuela, dice analista.

Red 58  -  Por David Brooks/ Corresponsal de La Jornada

El presidente estadunidense, Donald Trump, durante conferencia de prensa en el Trump National Golf Club. Foto Afp

Nueva York. El presidente Donald Trump amenazó con una intervención militar contra Venezuela en una respuesta que sorprendió a muchos en Washington, incluyendo aparentemente al Pentágono que indicó no haber recibido ninguna orden al respecto.

“Tenemos muchas opciones para Venezuela incluyendo una posible opción militar si es necesario”, dijo Trump en comentarios a periodistas en su lujoso club de golf en Bedminister, Nueva Jersey.

Venezuela, indicó, es “nuestro vecino” y Estados Unidos “está por todas partes del mundo, y tenemos tropas por todo el mundo en lugares que están muy, muy lejos. Venezuela no está muy lejos y la gente está sufriendo y se están muriendo”.

Acompañado por su secretario de Estado y ex ejecutivo en jefe de Exxon Mobil Rex Tillerson y su embajadora ante la Organización de Naciones Unidas Nikki Haley, el comandante en jefe comentó que “tenemos muchas opciones para Venezuela…. y por cierto, no voy a descartar una opción militar”.

Preguntado si fuerzas estadounidenses encabezarían una operación en Venezuela, Trump respondió: “no hablamos sobre esas cosas, pero una operación militar -una opción militar — es ciertamente algo con lo que podríamos proceder”.

El alto mando militar de Estados Unidos se limitó a declarar que “el Pentágono no ha recibido órdenes”, según su vocero Eric Pahon, y refirió toda pregunta sobre el asunto a la Casa Blanca, reportó Reuters.

La escalada en la retórica viene después de que Washington impuso sanciones al presidente Nicolás Maduro y 13 de sus aliados el mes pasado en respuesta a la celebración de elecciones de una asamblea constituyente en ese país.

El gobierno de Trump ha estado consultando sobre Venezuela con otros gobiernos de la región.

El martes pasado, cancilleres de 17 países del hemisferio -incluyendo México, Argentina, Brasil, Colombia y Panamá- sostuvieron lo que se llamó una “reunión de emergencia” en Lima, Perú, donde denunciaron lo que en palabras del canciller peruano Ricardo Luna, a nombre de los asistentes, llamó “una dictadura” en Venezuela, haciendo así eco de la postura de Trump.

De hecho, el vicepresidente Mike Pence tiene programada una gira para visitar a cuatro de estos países -Colombia, Argentina, Chile y Panamá- la próxima semana, donde se supone que el tema de Venezuela estará en la agenda.

A la vez, el nuevo jefe del gabinete John Kelly, que no estuvo presente hoy con Trump, ha sido clave en formular la respuesta de este gobierno a Venezuela, según varias fuentes.

Vale recordar que el ex general fue el jefe del Comando Sur en Miami. De hecho, cuando Kelly fue nombrado jefe de gabinete, el senador Marco Rubio -quien ha sido uno de los políticos más influyentes sobre la política hacia Venezuela y Cuba del nuevo residente de la Casa Blanca- comentó que Trump contará ahora “con alguien quien yo creo entiende Venezuela tan bien o mejor que cualquier otro en el gobierno”.

Hasta hoy, algunos expertos creían que es Kelly quien ha frenado la imposición de mayores sanciones a Venezuela, junto con la presión de empresarios estadunidenses con negocios en ese país y otros que temen que suspender la importación de petróleo venezolano llevará a un incremento del precio de la gasolina en Estados Unidos (se calcula que unas 500 empresas estadunidenses tienen intereses en el país, sobre todo en el sector petrolero).

Hasta la fecha el gobierno de Trump no ha impuesto sanciones a la industria petrolera del país sudamericano que entrega unos 740 mil barriles de petróleo a Estados Unidos cada día.
El jueves, cuatro senadores republicanos de estados con refinerías solicitaron a Trump no imponer sanciones a importaciones de crudo venezolano por su efecto negativo sobre la industria aquí.

En mayo, la embajadora de Estados Unidos ante la Organización de Naciones Unidas convocó una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad sobre Venezuela.

Sin embargo, con las declaraciones aparentemente inesperadas de Trump en torno a Venezuela este viernes, algunos analistas estadunidenses piensan ahora que el mandatario acaba de entorpecer el surgimiento de una posible nueva alianza interamericana con Washington sobre Venezuela.

Christopher Sabatini, especialista en relaciones interamericanas en la Universidad de Columbia, declaró al Miami Herald que “diplomáticos estadunidenses, después de semanas de construir cuidadosamente el terreno para una repuesta internacional colectiva [a Venezuela], de repente encuentran sus esfuerzos minados por una aseveración exagerada y anacrónica… nos hace ver imperialistas y de viejos tiempos. Esto no es como Estados Unidos se ha comportado en décadas”.

Publicado originalmente en La Jornada