lunes, 22 de mayo de 2017

Abre hoy sus puertas el Gran Hotel Manzana Kempinski

Publicado en Cubadebate el 22 mayo 2017

El Gran Hotel Manzana Kempinski de La Habana que abrirá sus puertas este mes, según anuncios oficiales. Foto: Roberto F. Campos.

Estamos muy contentos de que la puerta para las Américas sea Cuba, aseguró Xavier Destribats, director general del Gran Hotel Manzana Kempinski, que recibirá sus primeros clientes este lunes en la capital cubana.

Destribats declaró a la televisión que edificar el primer hotel cinco estrellas plus en Cuba forma parte de la filosofía de Kempinski en su gusto por las joyas y ratifica además que La Habana tiene mucho de Europa.

Vinimos a ver el edificio y hablamos con Gaviota, grupo operador cubano, sobre la idea que ellos tenían de hacer la mejor instalación de las Américas y del mundo y creo que eso lo hemos logrado, aseguró.

Kempinski es uno de los grupos hoteleros más prestigiosos del mundo y el más antiguo de Europa y opera 74 hoteles en unos 30 países, indicó la información.

Aunque este 22 de mayo abre sus puertas, la inauguración del Gran Hotel Manzana Kempinski está fijada para unos días más tarde, detalló el reporte.

Su apertura forma parte de una estrategia que permitirá captar mercado de alto estándar y tiene lugar luego de tres años de ejecución mediante un proyecto concebido por la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana.

El hotel tiene 246 habitaciones, de ellas 196 estándar y 50 suites, así como bares, restaurantes y gimnasios. Está ubicado en la Manzana de Gómez, primer centro comercial con estilo europeo habilitado en Cuba en 1917.

Vea otras vistas de este hotel

Vista interior del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Cuba, 10 de marzo de 2017. ACN FOTOS/Abel PADRÓN PADILLA/sdl

Vista interior del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Cuba, 10 de marzo de 2017. ACN FOTOS/Abel PADRÓN PADILLA/sdl

Vista del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Cuba, 10 de marzo de 2017. ACN FOTOS/Abel PADRÓN PADILLA/sdl

Vista del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Cuba, 10 de marzo de 2017. ACN FOTOS/Abel PADRÓN PADILLA/sdl

Vista de la piscina del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Cuba, 10 de marzo de 2017. ACN FOTOS/Abel PADRÓN PADILLA/sdl

Vista de la piscina del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Cuba, 10 de marzo de 2017. ACN FOTOS/Abel PADRÓN PADILLA/sdl

Vista de la piscina del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Cuba, 10 de marzo de 2017. ACN FOTOS/Abel PADRÓN PADILLA/sdl


Así será la independencia de Cataluña: "inmediata y unilateral"

RT  -  22 may 2017 17:22 GMT

La Generalitat prevé declarar la independencia inmediata de Cataluña si el Gobierno de Rajoy le impide convocar un referéndum vinculante.

Miles de personas piden la independencia de Cataluña durante la fiesta oficial de la región, el 11 de septiembre / Albert Gea / Reuters

El presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, prevé declarar la independencia inmediata de Cataluña si el Gobierno de España le impide convocar un referéndum vinculante. Así lo recoge el borrador de la Ley de Transitoriedad Jurídica, conocido como la 'Ley de ruptura', que previsiblemente se aprobará de forma unilateral en el Parlament catalán.

El texto, al que ha tenido acceso 'El País', establece unas normas constitucionales provisionales durante los dos primeros meses de independencia, hasta la redacción de una Constitución definitiva que regulará la nueva república. "Si el Estado español impidiera de manera efectiva la celebración del referéndum, esta ley entrará en vigor de manera completa e inmediata cuando el Parlamento constate este impedimento", reza una disposición final del borrador.

La filtración coincide con la visita de Puigdemont a Madrid este lunes, donde tiene prevista una conferencia en el Palacio de Cibeles bajo el título "Un referéndum para Cataluña. Una invitación a un acuerdo democrático", que se plantea ya como el último ofrecimiento de la Generalitat al Ejecutivo de Mariano Rajoy para pactar la pregunta y la convocatoria de la consulta.

Cataluña asumirá los bienes y funcionarios del Estado

En este sentido, el borrador de la Ley de Transitoriedad Jurídica desvela la pregunta sobre el referéndum que quiere plantear la Generalitat: "¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente de España?". Además, en el caso de convocarse la consulta, sería suficiente obtener una mayoría de votos a favor, y sin exigir ningún mínimo de participación, para proclamar la independencia.

Reunión del presidente de España, Mariano Rajoy, con el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, en abril de 2016 / Albert Gea / Reuters

No es la única información importante que el documento revela sobre la ruptura. El catalán será la única "lengua propia de Cataluña", aunque garantiza que el castellano pueda mantener también los actuales usos "vigentes". Además, el texto establece que obtendrán la nacionalidad aquellas personas con ciudadanía española que lleven al menos un año empadronados en un municipio catalán o las que puedan acreditar dos años continuados de domicilio en Cataluña.

Respecto a los bienes de propiedad estatal, el borrador de la ley establece que la Generalitat pasará a ser la propietaria de "la titularidad de cualquier clase de derecho real sobre todo tipo de bienes en Cataluña", así como la subrogación de aquellos contratos de obras o prestación de servicios formalizados por el Estado español y que afectan al territorio.

La Ley de Transitoriedad también contempla la posibilidad de que todos los funcionarios públicos y personal laboral de todas las administraciones - tanto de Cataluña como del Estado - continúen trabajando para la Generalitat, con el fin de garantizar que los servicios públicos sigan funcionando con normalidad.

Por otro lado, el documento busca la amnistía de todos los imputados y condenados por causas judiciales vinculadas al proceso soberanista, como es el caso del expresidente Artur Mas, además de trasladar a la justicia catalana todos los procesos que los diferentes organismos judiciales españoles están tramitando en la actualidad.

Rajoy califica la propuesta de "intolerable"

Otro de los puntos más importantes que revela el documento es que asume que Cataluña seguirá formando parte de la Unión Europea (UE), a pesar de las numerosas advertencias del Ejecutivo español e incluso de las instituciones europeas.

Tras la publicación del borrador de la ley, Rajoy ha instado a Puigdemont a "dar la cara" en el Congreso de los Diputados para plantear sus propuestas. "Es intolerable el chantaje y la amenaza que se ha puesto encima de la mesa", ha afirmado el presidente español.

Además, el jefe del Ejecutivo ha recordado que para el plan de Puigdemont "salga adelante, necesita el apoyo de la cámara, no el mío". "Tengo que decir, que si lo hace, no apoyaré la liquidación de la soberanía nacional. Expondré mi posición en el Congreso. Yo daré la cara e invito a Puigdemont a que también lo haga", ha añadido.

Por su parte, el fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ya ha anunciado que este mismo lunes reunirá a la cúpula del ministerio público para empezar a analizar el borrador, y ha garantizado que, si se aprecia que atenta contra la ley, se presentará una querella.

En una entrevista en los Desayunos de Televisión Española (TVE), Maza ha reconocido que es apresurado pronunciarse sobre la información publicada, pero ha afirmado que el texto conocido hoy es "sorprendente" y algo "extraño a un estado de Derecho".


No hay futuro sin pasado

La única y definitiva independencia que celebramos los cubanos es la alcanzada el 1 de enero de 1959, con el invicto liderazgo del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz

21 de mayo de 2017 11:05:03

Alguien o algunos no le han dicho la verdad al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien este sábado 20 de mayo felicitó al pueblo de Cuba por el día de la independencia.

Y debe dársele el beneficio de la duda al jefe de la administración norteamericana, pues evidentemente ha sido mal asesorado o solo escuchó a aquellos que añoran el pasado colonial. Solo así podría evocar el 115 aniversario de aquel quinto mes del año 1902 y al propio tiempo enviar un mensaje de felicitación a los cubanos.

Cuba, su pueblo y su gobierno, ha manifestado la disposición de conversar sobre cualquier tema con Estados Unidos y mantener relaciones civilizadas, respetando las diferencias. Es en ese ánimo en el que también podríamos conversar sobre ese 20 de mayo, que en esta Isla soberana e independiente no se celebra, pero sobre el que sí conocemos bien.

Hace 115 años no hubo un acto de independencia. El cuento es un poquito más largo.

En 1898 el Ejército Libertador Cubano tenía la guerra contra España prácticamente ganada. Las huestes peninsulares estaban vencidas, agotadas física y moralmente. En ese escenario ve la luz una Resolución del Congreso de Estados Unidos para intervenir en el conflicto, con el objetivo de garantizar la libertad de Cuba. Pero los jefes mambises desconocían la carta del subsecretario de guerra estadounidense: «Debemos destruir todo lo que esté dentro del radio de acción de nuestros cañones. Debemos concentrar el bloqueo de modo que el hambre y su eterna compañera, la peste, minen a la población civil y diezmen al ejército cubano. [...] debemos crear dificultades al gobierno independiente y estas y la falta de medios para cumplir con nuestras demandas y las obligaciones creadas por nosotros, los gastos de guerra y la organización del nuevo país, tendrán que ser confrontadas por ellos [...]. Resumiendo: nuestra política debe ser siempre apoyar al más débil contra el más fuerte hasta que hayamos obtenido el exterminio de ambos a fin de anexarnos la Perla de las Antillas».

Ojo, concentrar el bloqueo de modo que el hambre… Cualquier semejanza con el bloqueo que sufrimos hace más de 55 años no es pura coincidencia. Esa es la antesala del 20 de mayo de 1902 ¿Se puede celebrar así la independencia o recibir una felicitación?

El episodio había tenido como antecedente la explosión en la bahía habanera del acorazado Maine el 15 de febrero de 1898 y aunque el propio William McKinley, vigesimoquinto presidente de Estados Unidos, reconoció que la comisión investigadora creada para aclarar el suceso no había podido concretar responsabilidades en la voladura, expresó: «Pero la verdadera cuestión se centra en que la destrucción nos muestra que España ni siquiera puede garantizar la seguridad de un buque norteamericano que visita La Habana en una legítima misión de paz». Era el pretexto para declarar la guerra a España, en un boceto que dibujaría aquel 20 de mayo. Al decir de Vladimir Ilich Lenín, comenzaba la primera guerra imperialista de la época moderna.

Pero no era todo. En la ruta hacia mayo de 1902 apareció el ruin y mezquino 10 de diciembre de 1898. En esa fecha, el Tratado de París decretaba el fin del colonialismo español sobre la Mayor de las Antillas, cometiéndose un colosal agravio a la dignidad de los cubanos al ser apartados de esa conversación.  Estados Unidos “arregló” una libertad que ni ganó ni sufrió en los cruentos combates en la manigua y España renunciaba, si es que cabe el término —realmente lo que hacía era entregarse— a un derecho que había perdido en los campos de batalla.

A aquel 20 de mayo se llegó tras la celebración de elecciones en junio de 1900, que cercenaron el derecho de los cubanos. Las mujeres no podían votar, solo podían hacerlo los mayores de 21 años de edad. Y ese día le iba a dejar a Cuba una constitución, en la cual se atentaba justamente contra la independencia y la soberanía de la Isla. La Enmienda Platt, impuesta por  Estados Unidos como apéndice constitucional, estableció, de facto, una República neocolonial.

En el tercer punto, de ocho que contenía aquel documento usurpador  se establecía: «Que el Gobierno de Cuba consiente que los Estados Unidos puedan ejercitar el derecho de intervenir para la preservación de la Independencia y  el sostenimiento de un gobierno adecuado a la protección de la vida, la propiedad y la libertad individual, y al cumplimiento de las obligaciones con respecto a Cuba, impuestas a los Estados Unidos por el tratado de París».

En un enjundioso artículo en estas mismas páginas el pasado 2 de noviembre de 2016, el investigador Ernesto Limia nos hacía leer: «Estados Unidos propuso incluir la En­mienda Platt como apéndice a la Cons­titución cubana y condicionó a ello la retirada de su contingente militar. Conse­guido su propósito, accedió a que el 20 de mayo de 1902 la Isla se diera una Re­pública que para nacer debió someterse a la tutela yanqui. Ese año, en su discurso sobre el estado de la Unión, el presidente Theodore Roo­se­velt abundó al respecto: Cuba queda a nuestras puertas y cualquier acontecimiento que le ocasione beneficios o perjuicios, también nos afecta a nosotros. Tanto lo ha comprendido así nuestro pueblo, que en la Enmienda Platt hemos establecido la base, de una manera definitiva, por la que en lo sucesivo Cuba tiene que mantener con nosotros relaciones políticas mucho más es­tre­chas que con ninguna otra nación […]».

No hay dudas de que el presidente Trump ha estado mal asesorado. Quienes le ayudan o le aconsejan deben haberle leído también mal a Martí, sino no lo “viste” de empresario o no lo invoca en su mensaje de felicitación para decirnos  que «el despotismo cruel no puede extinguir la llama de la libertad en los corazones de los cubanos, y que la persecución injusta no puede alterar los sueños de los cubanos para sus hijos de vivir libres sin opresión». Nadie como el apóstol de la independencia de Cuba para advertir del peligro de la potencia del norte. Lo dejó bien claro en la carta a su amigo Manuel Mercado, el 18 de mayo de 1895: «ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber —puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo— de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso».

Nueve años después, otro 20 de mayo, pero de 1904 el presidente estadounidense Theodore Roosevelt anunció al Senado que extendería a Centroamérica y el Caribe los preceptos de la Enmienda Platt. Martí conoció como pocos a Estados Unidos en los 14 años que vivió allí y le arrancó del fondo de su alma patriótica la frase «viví en el monstruo y conozco sus entrañas». Al 20 de mayo de 1902 se llegó con la disolución del Partido Revolucionario Cubano fundado por Martí para emprender la guerra necesaria por la verdadera libertad de los cubanos. Esa decisión, tomada por quien fuera el primer presidente de aquella República, Tomás Estrada Palma, sucesor del apóstol como delegado del Partido, sucedió justo 11 días después de haberse firmado el Tratado de París, entre España y Estados Unidos, en el cual  Cuba fue tratada como botín de guerra.

La única y definitiva independencia que celebramos los cubanos es la alcanzada el 1 de enero de 1959, con el invicto liderazgo del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Sobre lo ocurrido hace 115 años nos quedamos con la sentencia siempre aleccionadora de Eusebio Leal Spengler, a quien le escuche decir en mayo del 2001,  a propósito de la fecha: «No vamos a festejar el 20 de mayo de 1902, pero lo vamos a conmemorar, vamos a hacer memoria. La república tenemos que analizarla con profundidad para entender esta Revolución que tenemos. No hay futuro sin pasado».


"La situación está lista y cuando EE.UU. lo desee va a comenzar la guerra en Venezuela"

RT  -   22 may 2017 14:29 GMT

Dividir el mundo en dos zonas: una estable para sus aliados y otra inmersa en el caos de una guerra sin fin. Parece algo absurdo, pero esa es la estrategia de EE.UU. para dominar el mundo, según opina Thierry Meyssan, periodista y activista político francés. Y ahora le toca el turno a Venezuela: "La situación ya está lista, cuando EE.UU. lo desee va a comenzar la guerra", advierte el analista. ¿Pero se puede resistir en esta situación? La respuesta es sí. Lo cuenta en Entrevista, de RT.

Thierry Meyssan argumenta en esta entrevista su particular lectura geopolítica de las actuales tensiones en Venezuela, aportando datos históricos recientes que apoyan su tesis: Estados Unidos está intentando sembrar el caos en el país, por la vía de incentivar la oposición al gobierno y, en última instancia, una guerra civil. 

En el 2004 varios expertos del Pentágono explicaron que, en lo sucesivo, EE.UU. iba a librar guerras para dividir el mundo en dos zonas

Para entender las raíces y el sentido estratégico global del momento, este analista se remonta a principios de este siglo: "En el 2004 varios expertos del Pentágono explicaron que, en lo sucesivo, EE.UU. iba a librar guerras para dividir el mundo en dos zonas. Parecía una metodología muy rara, pero consistía en mantener una zona estable para EE.UU. y sus aliados e incluso algunos enemigos como China, Rusia y la India…y otra zona donde no hubiera gobierno estable ni desarrollo, sino el caos. Cuando escribieron eso, no se sabía hacia donde iban. Explicaban que querían garantizar que ningún estado pudiera ser una amenaza para EE.UU, que nadie pudiera desarrollar un poderío que amenazara su hegemonía mundial. Incluso publicaron un mapa donde se veía que había que destruir todo el Medio Oriente". 

En cuanto a América Latina -precisa Meyssan- explicaron que sólo Brasil, Argentina y México debían ser Estados estables…y el resto debía ser destruido". 

Cuando EE.UU. lo desee, va a comenzar la guerra aquí, en Venezuela

Pero, ¿por qué precisamente ahora? Hemos querido saber qué tiene de particular este momento político para resultar idóneo para una supuesta intervención de este tipo. La respuesta de Meyssan no es demasiado precisa al respecto, pero su intuición no le anuncia nada bueno: "No sé por qué generan esas acciones ahora, pero está claro que EE.UU. hace que la situación hierva poco a poco. Cuando vengo acá, me doy cuenta de que la situación ya está lista, que cuando EE.UU. lo desee, va a comenzar la guerra aquí, en Venezuela".

Carlos Barria / Reuters

Antecedentes históricos de la 'guerra de perros'

Meyssan considera, como puede verse, que Estados Unidos opera en el exterior mediante una estrategia militar destructiva que funciona en base a un mecanismo de desestabilización interna en los países considerados enemigos. Y encuentra ejemplos en la historia reciente que ejemplifican ese particular modus operandi: "Cuando estudiamos lo que pasó en Ucrania, en Siria o en Libia, es exactamente la misma metodología; siempre comienza exactamente igual: se acusa al gobierno de cometer crímenes horribles (…) luego envían al país unas fuerzas especiales, unos francotiradores, que se colocan en los techos durante una manifestación, con el objetivo de disparar tanto contra los manifestantes como contra la policía (…). Eso crea una confusión enorme, y cada bando está convencido de que  fue el otro el que le disparó, y ese es el comienzo de un enfrentamiento interno".

Ese método fue utilizado por primera vez en Yugoslavia. Allí lograron provocar una guerra civil que partió ese país en 7 pedazos

"Ese método [conocido popularmente como 'guerra de perros'] fue utilizado por primera vez en Yugoslavia –continúa narrando Meyssan–. Allí lograron provocar una guerra civil que partió ese país en 7 pedazos".

A continuación, este periodista y activista político, explica con detalle el resto del proceso al que se somete a los gobiernos 'atacados': "Una vez que hacen esto, comienzan a acusar al gobierno de las muertes, y lo hacen ante la comisión de Derechos Humanos de Ginebra. Ese Consejo se transforma rápidamente en un tribunal de acusación, que milagrosamente consigue varios testigos que vienen a dar su testimonio… pero son falsos testigos. Eso es muy fácil de conseguir: falsos testigos. Sus testimonios se avalan y se envía esa información  al Consejo de Seguridad [de la ONU], que queda h
orrorizado y autoriza el uso de la fuerza contra ese 'terrible gobierno que acaba de matar a su población'. Simultáneamente se envían al país una fuerzas especiales que atacan símbolos del estado". En Siria, por ejemplo, atacaron estatuas del presidente Háfez Al Assad, que es el padre de la Siria moderna".

Alaa Faqir / Reuters

Extrapolando la explicación al presente momento crítico en Venezuela, hace su propia predicción: "Aquí me imagino que atacarán estatuas de Hugo Chavez, quemarán la bandera…elementos que no tienen valor militar". Se trata, según comenta el propio Meyssan, de una "guerra simbólica".Y concluye: "Entonces se utilizan los medios internacionales para explicar que es una revolución". 

Bases militares cerca de Venezuela

Están previstas para el próximo mes de noviembre unas maniobras militares militares en la triple frontera de Perú, Colombia y Brasil, con el apoyo de EE.UU., a tan solo 700 kilómetros de la frontera Venezuela.

No lo hace porque son lindos los colombianos: lo hace porque está preparando un ataque contra Venezuela

"Para llevar a cabo operaciones militares como éstas –comenta Meyssan al hilo de su propia tesis de la desestabilización interna–, EE.UU. necesita rodear al país que van a atacar o al menos tener una base militar en la frontera del país. En Libia utilizaron a Egipto; en el caso de Siria, utilizaron casi todos los estados aledaños: Turquía, Líbano, Irak y Jordania…no estaban en Israel oficialmente… pero Israel también. Si van a atacar a Venezuela, sin duda van a utilizar a un estado o a varios estados fronterizos de Venezuela. Sin duda los estados mencionados, pero también Guyana, que también puede servir como base importante para generar el desorden". También se refirió a las bases militares estadounidenses en Colombia, indicando que si EEUU las mantiene allí "no lo hace porque son lindos los colombianos: lo hace porque está preparando un ataque contra Venezuela". 

'Fake News' y videos falsos

Para ilustrar la dimensión informativa en la estrategia estadounidense, Meyssan se remonta a la invasión de Libia: "Cuando EEUU atacó al gobierno libio, el ataque ocurrió un viernes a la hora de la salida de la oración, a las 19:30 de la tarde. Así, a las 23:00 de la noche, 'Skynews', que tiene también una programación en árabe, envió imágenes donde se veían rebeldes en la Plaza  Verde, en el corazón de Tripoli. En ese momento era imposible salir a la calle, porque había muchos bombardeos; nadie podía circular en vehículo por la ciudad. Entonces…¿cómo podrían llegar allí? Cuando vi esas imágenes me dije: todo está perdido. Yo estaba a varios centenares de metros de esa Plaza Verde, pero me di cuenta de que todo eso era mentira. Los mercenarios (algunos de los cuales eran libios, pero muy pocos) llegaron a la Plaza Verde 3 días y medio después. Pero las imágenes ya estaban disponibles porque fueron filmadas en estudios al aire libre en Qatar.

Con respecto Venezuela, Meyssan dice: "Imagínese cuales serían aquí las consecuencias si de repente vieran por televisión que hay enemigos que están llegando al centro de Caracas y se les dijera que…bueno, que se perdió la guerra...".

Hacia el final de la entrevista, cuyo visionado completo les recomendamos encarecidamente, este analista comparte con nosotros sus predicciones sobre el proceso que está teniendo lugar en suelo venezolano, en especial sobre la oposición: "Todas estas oposiciones están cometiendo un error. Los movimientos opositores, ya sea aquí en Venezuela como en el mundo árabe, serán todos destruidos, tal y como habrán permitido la destrucción de los gobiernos a los que se oponen. Porque Estados Unidos se burla de ellos más que de los gobiernos".


PSOE: Adiós a la vieja guardia (y sucesores)

DAVID BOLLERO

Público.es  -  22/05/2017

La derrota siempre es amarga pero, además, cuando quien la propicia es tu propia gente, cuando tu soberbia sólo es comparable a la cantidad de bilis que tienes que estar tragando oculta en tu rincón, entonces, ya tiene que ser insoportable. Eso es lo que le ha sucedido a Susana Díaz.

Ella, que presumía de ser una ganadora, se ha estrellado con todo el equipo. La candidatura de Pedro Sánchez la ha pasado por encima con más de 10 puntos de diferencia. Y digo la candidatura porque no ha sido Sánchez por sí solo, sino con la militancia, esa de la que Díaz sólo se acuerda cuando precisa sus votos. Esa militancia a la que no quiso escuchar cuando ella orquestó un golpe de Estado en el PSOE y después diseñó una gestora a su medida. Aquel fue el principio de su fin, porque aquel golpe de Estado que desplazó al que era el secretario general, lo que hizo fue empoderar a Pedro Sánchez.

Desde entonces, nunca se ha jugado limpio. Se han utilizado recursos del partido para su campaña, se han puesto obstáculos a nuevas militancias, se ha intentado cerrar el grifo a la financiación… Y nada de eso ha servido, porque el juicio de la militancia ha sido contundente: Susana, no te queremos. Y lo más significativo en el fracaso de Díaz: cerca de 1.200 votos menos que avales (mientras que Sánchez tuvo 21.000 votos más que avales). ¿Qué significa eso? Que durante la recogida de avales hubo presiones, coacciones, prácticas a lo ‘cosa nostra’ que cuando ha llegado la hora de voto secreto, no han tenido efecto.

Y no es sólo el fracaso de Díaz, sino de toda la vieja guardia. Adiós a los Felipe González, a los Alfonso Guerra, a los Pérez-Rubalcaba, a los Rodríguez Zapatero… a todos esos que todavía se creen legitimados para tener un peso específico en las decisiones de un partido de cuyo día a día ya no participan. Pero no sólo a esa vieja guardia con tufo a naftalina, la militancia también ha dicho NO a sus sucesores, a los Javier Fernández, los Emiliano García-Page, los Javier Lambán y los Guillermo Fernández Vara… todos los que sí siguen en el partido y le fueron desleales.

También es el fracaso, la derrota de Cebrián, de todo PRISA, de la derecha y de una larga lista de personas que se subieron al carro del que creían equipo ganador (incluid@s polític@s locales que también quedan ahora desautorizad@s)…

¿Y ahora? Ahora tod@s es@s derrotad@s, castigados por su deslealtad, por haber ninguneado a la militancia, por propiciar los Presupuestos Generales de Rajoy, no pueden esperar que se cosa sin más el partido, como decía la hija del fontanero que ni siquiera supo hacer una lectura correcta del 15-M y tiene su Comunidad Autónoma de capa caída. Ahora tienen que ganarse la confianza que han perdido por parte del nuevo secretario general y de la militancia, no pueden esperar que la vida siga igual.

Susana Díaz no ha empezado bien: su penoso discurso de anoche volvió a retratarla como una líder indigna del PSOE: hipócrita, cínica, soberbia… sin mencionar a quien la ha derrotado, sin ni siquiera esperarse a escuchar el discurso de su nuevo secretario general. Tocan días de soledad para Díaz, porque muchos de los que la palmearon, por ser de su misma calaña, es posible que hoy ya no estén a su lado. Comienza el sálvese quien pueda; espero que la nueva ejecutiva en ciernes sea estricta y vea venir de lejos a tod@s es@s zascandiles.