domingo, 2 de abril de 2017

Ecuatorianos eligen hoy al próximo presidente y vicemandatario del país

Editado por María Calvo

La Habana, 2 abril (RHC)- En Ecuador desarrolla hoy la segunda ronda de comicios generales para elegir al presidente y vicepresidente que regirán los destinos de este país sudamericano en el período 2017-2021.

El ex vicepresidente Lenín Moreno, del gubernamental Movimiento Alianza PAIS y el ex banquero Guillermo Lasso, por la coalición CREO-SUMA, son las opciones para suceder al actual jefe de estado, Rafael Correa.

Un total de 12 millones 816 698 ecuatorianos están convocados a las urnas, en una jornada que se llevará a cabo desde las 07:00 hasta las 17:00 hora local, en 43 623 Juntas Receptoras de Voto, habilitadas en las 24 provincias de esta nación sudamericana.

Previo a estos sufragios, los días 30 y 31 de marzo se realizaron votaciones adelantadas para privados de la libertad, sin sentencia condenatoria ejecutoriada y personas con discapacidad severa, en ese orden.

Asimismo, también irán a comicios, este domingo, ecuatorianos residentes en el exterior.

El proceso contará con el acompañamiento de misiones electorales de cuatro instancias, la Unión de Naciones Suramericanas, la Organización de Estados Americanos, Unión Interamericana de Organismos Electorales y la Asociación Mundial de Órganos Electorales, que ya estuvieron presentes en la primera ronda, el pasado 19 de febrero.

Más de 82 000 efectivos entre miembros de las Fuerzas Armadas y policías custodiarán todas las fases de elecciones presidenciales.

Veedores nacionales y representantes de las dos organizaciones políticas también participarán en el monitoreo de la jornada.

Según el cronograma del Consejo Nacional Electoral, el primer informe oficial de resultados se dará a las 20:00 hora local.

Autoridades y observadores internacionales reiteraron llamados a unas justas en paz y con respeto a la voluntad de los ecuatorianos, luego de una intensa campaña, caracterizada por la invitación al diálogo por parte de Alianza PAIS e incitaciones a desconocer los resultados y ofensas contra los candidatos oficialistas, en el caso de CREO-SUMA.

Para garantizar la mayor afluencia posible de electores y evitar actos violentos, antes, durante y después de la liza, las autoridades del CNE decretaron ley seca, desde las 12:00 del viernes y hasta 12 horas después del cierre de las urnas.

Según afirmaciones del jefe de estado, este ha sido uno de los procesos electorales más ideologizados de las últimas décadas.

(PL)


Restaurante de cocina vasca en Madrid cancela una reserva a 100 mujeres "por ser rusas"

RT  -   2 abr 2017 14:05 GMT

"Me he sentido como una persona de raza negra de la época del Apartheid", ha confesado la organizadora del evento de la comunidad rusa.

Foto ilustrativa. Athit Perawongmetha Reuters

El pasado 30 de marzo un restaurante de cocina vasca en Madrid anuló la reserva para 100 personas hecha por parte de una comunidad de mujeres rusas. La razón detrás del rechazo está en el origen de los comensales.

El incidente se dio a conocer por Anastasía Samotórova, organizadora de un evento previsto para el pasado 1 de abril y miembro de la comunidad. En una publicación en su cuenta de Facebook la mujer, que lleva cinco años residiendo en la capital española, indicó que la reserva había sido hecha en el bar del restaurante de la cadena de cocina vasca Sagardi ubicado en el Paseo de la Castellana en Madrid. El 30 de marzo fue contactada por teléfono por el gerente del establecimiento para darle a conocer que la reserva había sido anulada.

"Nunca me he sentido tan humillada"

Según Samotórova, el gerente del restaurante no proporcionó de inmediato la razón por la cual el club no podía celebrar el evento en el establecimiento. Tras pedir explicaciones, la mujer escuchó estupefacta que "los ciudadanos de origen ruso no son bienvenidos por el Grupo Sagardi". Según confesó la mujer, "me he sentido como una persona de raza negra de la época del Apartheid" y que "nunca me he sentido tan humillada".

Las autoridades iniciaron una investigación después de que la mujer presentase una denuncia sobre la infracción del derecho a la igualdad de trato y la no discriminación.

#NoToSagardi

Samotórova ha compartido que tras la denuncia el propietario del Grupo Sagardi -que tiene locales en varias partes de España y del mundo-, Iñaki Viñaspre, la contactó para presentarle disculpas por el comportamiento y el mensaje de su empleado. Según la mujer, Viñaspre aseguró que "la cadena no comparte las declaraciones nacionalistas dirigidas en contra de la comunidad rusa".

Sin embargo, a pesar de la invitación hecha por Viñaspre, los ciudadanos rusos se han negado a acudir al establecimiento y han elegido otro local madrileño para llevar a cabo el evento.

Samotórova ha creado la etiqueta #NoToSagardi. El incidente ha generado una ola de críticas hacia la cadena de restaurantes e indignación por parte de la comunidad rusa en Madrid, así como de muchos internautas.


Los verdaderos planes de Estados Unidos contra Venezuela

Por Arthur González*

Martianos  -  abril 1, 2017


Nadie se llame a engaño, desde que triunfó Hugo Rafael Chávez Frías, mediante el voto popular, Estados Unidos inició planes desestabilizadores contra su gobierno, por tener ideas socialistas que beneficiaban a su pueblo.

Se conoce de los cientos de millones de dólares gastados por el Departamento de Estado con el propósito de derrocarlo, el trabajo de subversión ejecutado por la USAID en las universidades para fabricar un movimiento estudiantil contrario a Chávez, a pesar que todas las medidas aprobadas iban encaminadas a disminuir la pobreza que durante años sembró el capitalismo en Venezuela.

Las Misiones fomentadas por el chavismo a favor de los desposeídos no han sido vistas con buenos ojos en Washington, considerándolas un mal ejemplo para otros países de la región, y al igual que hicieron contra Cuba, se dieron a la tarea, con la CIA y otras agencias de inteligencia yanqui, de diseñar planes de acción encubierta para derrocar a Chávez, en total similitud con que los llevados a cabo contra Fidel Castro.

Mientras Carlos Andrés Pérez robaba a las dos manos y les reía las gracias a los yanquis, el Departamento de Estado y la OEA callaban en plena complicidad con sus desmanes, por eso al final fue a refugiarse en Miami sin ser sometido a un juicio por sus actos delictivos.

Cuando la embajada estadounidense organizó el golpe de estado, con el secuestro del Presidente constitucional incluido, la OEA no se pronunció y mucho menos habló de aplicar la Carta Democrática, todo lo contempló en silencio cómplice y con el aplauso del gobierno español encabezado por el agente José María Aznar.

Lo mismo sucedió cuando el golpe de estado en Honduras, igualmente con el secuestro del Presidente Manuel Celaya, electo democráticamente, algo inaudito que no fue condenado por la OEA, pero sí apoyado plenamente desde Washington por los congresistas mafiosos de origen cubano, Ileana Ros-Lehtinen y los hermanos Díaz–Balart.

Ahora que el gobierno venezolano toma medidas para impedir los planes que desarrolla la oposición financiada y orientada por Estados Unidos, el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, habla de “ruptura de las normas democráticas y constitucionales que dañan en gran medida las instituciones democráticas de Venezuela y niegan al pueblo venezolano el derecho de moldear el futuro”

Pero la historia no miente y los planes que diseñaron y ejecutaron contra la Revolución cubana, están desclasificados y demuestran que están siendo aplicados casi idénticamente contra el gobierno de Nicolás Maduro.

En 1961 el presidente J.F. Kennedy organizó un Grupo Especial Ampliado dentro del Consejo de Seguridad Nacional, para crear las condiciones necesarias que justificaran una invasión a Cuba por parte del ejército norteamericano. Al frente del mismo fue designado el General de Brigada Edward Lansdale.

Si se analiza con detenimiento que pretendía alcanzar Estados Unidos con ese plan, podremos entender mejor lo que le aplican a Venezuela y comprobar la similitud de sus objetivos y tareas.

El nombre de aquel plan fue Proyecto Cuba y su objetivo era el mismo que hoy desean para Venezuela. Planteaba en detalles cómo acabar con el Gobierno revolucionario que quería el pueblo cubano, pero había que introducir acciones para restarle apoyo y finalmente el rechazo total de las masas.

Entre las ideas diseñadas estaban:

“El objetivo de EE.UU. es ayudar a los cubanos a derrocar al régimen comunista en Cuba, e instaurar un nuevo gobierno con el cual Estados Unidos pueda vivir en paz”.

“Concepto de la Operación: Básicamente, la Operación está dirigida a provocar una rebelión del pueblo cubano. Esta sublevación derrocará al régimen comunista e instaurará un nuevo gobierno con el cual Estados Unidos pueda vivir en paz”.

“La sublevación necesita un movimiento de acción política fuertemente motivado y arraigado en Cuba, capaz de generar la rebelión, de dirigirla hacia el objetivo perseguido y de aprovecharse de su momento clímax”.

“La acción política será apoyada por una guerra económica que induzca al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, las operaciones psicológicas acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen, y las de tipo militar darán al movimiento popular un arma de acción para el sabotaje y la resistencia armada en apoyo a los objetivos políticos”.

“El clímax del levantamiento saldrá de la reacción airada del pueblo ante un hecho gubernamental (producido por un incidente), o de un resquebrajamiento en la dirección política del régimen o de ambos incluso”. (Desencadenar esto debe constituir un objetivo primordial del proyecto)

“El movimiento popular aprovechará el momento del clímax para iniciar un levantamiento abierto. Se tomarán y se mantendrán ocupadas las áreas”.

“En caso de ser necesario el movimiento popular pediría ayuda a los países libres del Hemisferio Occidental. De ser posible, Estados Unidos, en concierto con otras naciones del Hemisferio Occidental, brindaría apoyo abierto a la sublevación del pueblo cubano. Tal apoyo incluiría una fuerza militar, si fuera necesario”.

Si alguien aún tiene dudas de que la actual situación creada en Venezuela no es idéntica a la que Estados Unidos intentó por todos los medios fabricar en Cuba, deberá estudiar con detenimiento este documento publicado en el Volumen X, 1961-63, Foreign Relations, State Department, páginas 745-747, y otros planes más para comprenderlo, porque todo está escrito y publicado.

Solo la unidad del pueblo le dará la victoria a Venezuela, como pasó con los cubanos, porque José Martí nos enseñó que:

“Alzar la frente es mucho más hermoso que bajarla; golpear la vida es más hermoso que abatirse y tenderse en la tierra por sus golpes”.

* Cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano.


Cuba volvió a acogerme con todo su amor

Tras abandonar su misión médica, por una relación que la sometería a situaciones muy tristes, una joven colaboradora cubana de la Salud se reintegra a su Patria, la familia y la profesión

Desde el pasado año Saidy Diamela se incorporó al trabajo en la clínica 28 de Septiembre, de la barriada de Lawton, en el municipio de Diez de Octubre. Autor: Roberto Suárez

Juventud Rebelde  -  Yuniel Labacena Romero
digital@juventudrebelde.cu
1 de Abril del 2017 23:49:31 CDT

Todavía se percibe en su rostro el drama que vivió durante meses. Por momentos deja escapar una sonrisa, pero se muestra tímida, recogida... Intenta que se borre de su memoria lo ocurrido luego de abandonar su misión de colaboración médica.

Saidy Diamela Columbie Libera era muy joven cuando partió a entregar el humanismo y la solidaridad de su país. Hacía poco que se había graduado con excelentes resultados como doctora en Estomatología, en la Facultad de Ciencias Médicas Tamara Bunke Bider, de su Moa natal. La motivación por esa carrera le vino del seno familiar, pues su mamá también estudió y ejerce la especialidad.

«Desde niña la acompañé en su labor y me interesó lo que hacía. Cuando crecí me incliné más por ello, y en el momento de decidir por una carrera aposté por esta sin titubeos. Graduarse de médico es abrir las puertas de un largo camino que lleva a una a las acciones más nobles que una persona puede hacer por los demás.

«Me gradué en julio de 2012 y me ubicaron en la Empresa de mantenimiento de la construcción del níquel, en Moa, donde radica un puesto médico. Establecí una buena relación de trabajo con mis compañeros. Mientras cumplía el servicio social llegó la propuesta de misión y entonces comencé los trámites», expresa.

—¿Cómo le dijiste a la familia, sobre todo a tus padres, que ibas a cumplir misión siendo tan joven?

—Ya había hablado del tema en casa, por lo que mis padres estaban preparados para ese momento. Cuando me dijeron que me tocaba salir, mi mamá cumplía su segunda misión en la República Bolivariana de Venezuela. Además, compartir experiencias, intercambiar con galenos de otros países, conocer nuevos sistemas de salud... significa un reto en la formación profesional, y a un joven siempre le gusta crecer por sus propios medios. También existen motivaciones económicas, pero que no están alejadas del espíritu solidario de los cubanos.

En enero de 2013, Saidy Diamela comenzó su misión en el exterior, en la que estuvo dos años y cuatro meses.

—¿Por qué decidiste abandonar la misión?

—Tomé la decisión por problemas personales. Era el 8 de abril de 2015. Estaba en espera de las vacaciones, o que llegara mi relevo para el fin de la misión. Nadie se lo esperaba. Fue difícil hacerlo. Quedé embarazada, y mi pareja —que conocí al año y medio de estar en la misión— me obligó a que no siguiera en ella y a que me quedara en su país para vivir nuestra relación.

Lo que sobrevino fue una desgarradora experiencia. Su pareja, a quien solo conoció verdaderamente cuando abandonó la misión, no la dejaba ni salir de la casa. Y por si fuera poco, cuando fue a recogerla el día que le tocaba volar a Cuba no la llevó al lugar establecido, sino para un hotel.

Entonces comenzó una odisea, muchas veces sin tener lugar fijo donde estar. Solo tras escaparse del acoso de este hombre, el 15 de septiembre de 2015, pudo llegar hasta la dirección de la colaboración médica cubana, e iniciar el proceso de repatriación. Tenía ya 27 semanas de embarazo y ningún médico la había atendido en todo ese período.

«Llegué hasta allí y expliqué la situación por la que estaba pasando. Me atendieron como una colaboradora más y me hicieron todos los exámenes del embarazo. Entonces iniciaron los trámites para el regreso a Cuba, algo que hice por decisión propia, pues nadie me obligó.

«Se le informó a mi mamá para que se ocupara de los procedimientos legales requeridos, pues el familiar que tienes en Cuba es el que puede realizar ese proceso a través de Inmigración y se hace de manera gratuita. Los trámites comenzaron a correr, pero se acercaba el momento de dar a luz y quería que ello sucediera en mi país. Hice el viaje por ayuda humanitaria sin estar los papeles finales, y en ningún momento se me negó atención ni nada que perjudicara mi salud».

—¿Hubieras podido formalizar la relación sin abandonar la misión?

—Sí. No quería abandonar la misión; me hubiera interesado unirme a él y mantenerme en ella, pero también, aunque aquel hombre estaba solo, se mantenía legalmente casado. Hubo complicaciones legales.

Regreso a Cuba

Cuando el 16 de octubre de 2015 el avión se dispuso a partir hacia Cuba, Saidy Diamela no podía contener sus emociones al saber que regresaba al calor y al amparo de su familia y de su Patria. «Cuando me vi en el aeropuerto no lo podía creer, pues pasé tanto trabajo y por tantos sinsabores cuando abandoné la misión, y había pensado tanto en el regreso a mi tierra, que me resultaba difícil aceptar que al fin lo lograba. Todavía volando me parecía despertar de una pesadilla. Mis padres me esperaban en el aeropuerto de La Habana junto a autoridades del Ministerio de Salud Pública. El rencuentro fue un momento de mucha tensión. Nos abrazamos y comenzó un llanto indetenible.

«En Cuba me han atendido con mucho amor desde que puse pie en tierra. Tuve todas las atenciones que recibe una gestante en las instituciones médicas, pese a que no estaban terminados todos los trámites oficiales. Recordemos que fueron 27 semanas sin ningún control; no me pude hacer los exámenes que lleva toda embarazada. En diciembre llegó Dilán Ernesto, mi primer hijo, y vino cargado de todo el cariño, la energía y las esperanzas que entrega la tierra que un día, por inmadurez, había decidido abandonar».

—¿Cómo fue la reincorporación al Sistema Nacional de Salud?

—Cuando di a luz ya mis padres se habían mudado de Moa para La Habana. Después de disfrutar de los primeros cinco meses de la maternidad me presenté en el Ministerio de Salud Pública para que me explicaran cómo era todo el proceso de reincorporación. En mi caso me demoré un poco, pues tuve que ir a Holguín a recoger toda la documentación. Me ubicaron en la clínica 28 de Septiembre, de Lawton, que está cerca del lugar donde resido, pues siempre se trata que cuando un médico se reincorpore sea así.

—¿Cómo fue el recibimiento en la clínica?

—Nadie me rechazó. Me han tratado igual que cualquier otra estomatóloga que no hubiese hecho lo que yo. Me llevo bien con todos mis compañeros y compartimos los mismos espacios. Hasta me eligieron mejor trabajadora. Dentro de poco comenzaré los estudios de posgrado de la especialidad, algo que ya había comenzado… Ya solicité hasta la capacidad en el círculo infantil para el niño, y así disponer del tiempo necesario para la profesión y los estudios.

—¿Estarías dispuesta a salir de misión otra vez?

—Por ahora no, mi hijo solo tiene un año y cuatro meses.

—¿Y cuando tu hijo comience a preguntar por su padre?

—Ahora tengo a mi pareja, a quien mi hijo ve como su padre y hasta lo llama papá. Sé que Dilán Ernesto crecerá y preguntará por su padre biológico. Estaré preparada para ese momento. Explicarle lo que hice y la situación tan traumática que viví no será nada fácil. Aquella familia me hizo la vida muy complicada. Nunca se preocuparon por mí, ni por la suerte de mi embarazo, o por la de mi hijo, tras todos aquellos episodios. Por ahora Dilán Ernesto lleva mis apellidos.

—¿Qué lecciones para la vida te dejó la situación por la que pasaste?

—Las cosas en mí cambiaron mucho. Saidy Diamela maduró bastante, bastante. Todo fue un cambio radical en mi vida.

—¿A quiénes cumplen misión, especialmente a los jóvenes, que les dirías?

—Que cualquier paso serio en la vida hay que pensarlo detenidamente. Hay muchos más valores en los que creer y personas que siempre te van a agradecer las cosas que hagas por ellos.