sábado, 11 de marzo de 2017

Orden migratoria de Donald Trump recibe rechazo de juez federal

Editado por Arlettys Guevara

Imagen de Archivo

Washington, 11 mar (RHC) El nuevo decreto sobre inmigración del presidente estadounidense, Donald Trump, cuenta con el rechazo del juez federal de Wisconsin, William Conley, quien suspendió la medida de manera provisional.

La decisión de Conley beneficia únicamente al hijo y la esposa de un refugiado sirio que pidió asilo en Estados Unidos, pero sus familiares aún permanecen en la ciudad de Alepo, del país árabe.

De acuerdo con el jurista, si se aplica la disposición presidencial, que entrará en vigor el próximo 16 de marzo, la parte demandante corre el riesgo de sufrir un daño irreparable.

Trump firmó hace cinco días el nuevo decreto, que, a juicio de diversas voces dentro y fuera de territorio norteamericano, es tan injusto como el precedente rubricado el 27 de enero y posteriormente bloqueado en los tribunales estadounidenses.

A diferencia del anterior, el actual excluye a Iraq de una lista de países de mayoría musulmana cuyos ciudadanos no podrán recibir visas durante 90 días, y se mantiene para los nacionales de Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán.

También impide la entrada a Estados Unidos de refugiados por un período de cuatro meses.

Según reportes periodísticos, el juzgado de Wisconsin estableció una audiencia para el 21 de marzo e indicó que los argumentos que favorecen la suspensión podrían ser confrontados por otros tribunales.

(Agencias de Información)


EL SALVADOR: Testimonio de uno de los asesinos del padre Rutilio Grande

Tomado de Contrapunto  -  Carlos Santos | Publicado el 20 Marzo 2015

Padre Rutilio Grande S.J., a la izquierda de Monseñor Oscar Arnulfo Romero. Foto de internet

Uno de los asesinos del padre Rutilio Grande, confiesa su participación directa en el asesinato; un ex Guardia Nacional (GN), que falleció en Estados Unidos

Un 12 de marzo de 1977, fue asesinado el padre jesuita Rutilio Grande García, a la edad de 49 años, en el sector conocido en la actualidad como "Las tres cruces" en la carretera que conduce a la ciudad de El Paisnal.

Mientras se conducía en su automóvil Volkswagen Safari blanco, junto a Manuel Solórzano, de 70 años, y Nelson Rutilio Lemus, de 16, una unidad de la GN los emboscó, ametrallándolos en la carretera, sus cuerpos presentaban muchos orificios de bala de diferentes calibres.

El trabajo del sacerdote Rutilio Grande, se caracterizó por defender a los más desposeídos y denunciar los atropellos cometidos por las autoridades, desde su parroquia de Aguilares, en el departamento de San Salvador El padre Grande, creó las Comunidades Eclesiales de Base (CEB), originando reacción adversa de parte de los terratenientes de la zona, que lo calificaron como un agitador comunista. El sacerdote Rutilio Grande, es considerado como el primer mártir de la Iglesia salvadoreña.

En la ciudad de Los Ángeles, California, pudimos entrevistar a Julio Sánchez -quien estuvo de acuerdo en usar su nombre verdadero-, emigrante salvadoreño quien fuera miembro de la GN, y ex miembro de la S2 (Sección de Inteligencia) del mismo cuerpo represivo desde mediados de los años 70. Julio accedió por primera vez a hablar sobre su participación en el asesinato del sacerdote Rutilio Grande y sus dos acompañantes.

En una visita a la ciudad de Los Ángeles, conocí a Julio Sánchez, fortuitamente. Unos amigos me habían invitado a una boda y Julio se encontraba borracho y no paraba de llorar contando su participación en el crimen del sacerdote Rutilio Grande. Me impactó sobremanera la información verídica que manejaba sobre el asesinato, establecí un vínculo amistoso con Julio Sánchez para investigar su participación en dicho crimen.

De regreso a El Salvador, pude constatar que efectivamente Julio había participado en la guardia nacional y perteneció a los escuadrones de la muerte.

La entrevista se realizó dos años después de nuestro primer encuentro, debido a que Julio comenzó a deteriorarse físicamente, en ese tiempo fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson, además de padecer de diabetes y había sufrido un derrame cerebral que le había paralizado la mitad del cuerpo.

Julio mantenía que buscaba relatar los hechos tal y como eran, para demostrar que no únicamente él era culpable, y así buscar un poco de alivio a su alma atormentada, según me confesó.

La entrevista inconclusa desde los EEUU

-Voy hablar por primera vez para que la gente sepa cómo fueron las cosas-me afirma con un dejo de tristeza.

-¿De dónde eres originario?

-Oratorio de Concepción, del departamento de Cuscatlán -responde lacónicamente.

Precisamente en este lugar los habitantes que sobrevivieron a la guerra, recuerdan a Julio Sánchez, como un miembro de los Escuadrones de la Muerte, desalmado y que perseguía y asesinaba sin piedad a los señalados como comunista. Varias familias enteras fueron asesinadas y sus cuerpos exhibidos públicamente por los miembros de la guardia nacional, en la unidad que comandaba Julio Sánchez, afirmaron varios testigos.

-¿Participaste directamente en el asesinato del padre Rutilio Grande y sus dos acompañantes?- le pregunto tajante, para comprobar si en verdad estuvo en la unidad que cometió el asesinato.

-Aquí tengo mi carnet de Guardia Nacional; yo me metí ( a la guardia) a la edad de los 17 años, nací en 1957, fue en el pueblo de Suchitoto- responde evadiendo la pregunta.

-¿Qué sucedió ese 12 de marzo de 1977, cuando emboscaron al padre Rutilio Grande?

-Fueron órdenes que recibimos directamente del director de la Guardia Nacional, (como director general de la GN de 1975 a 1978 fungió el general Ramón Alfredo Alvarenga) fuimos seleccionados como ocho miembros de la guardia; yo no estaba a cargo de la operación, creo que fuimos 6 u ocho ( miembros de la guardia) que fuimos seleccionados para cumplir con la misión.

-¿Sabían a quién iban a asesinar?- lo interrogo, buscando en su mirada una respuesta sincera, Julio mueve insistentemente sus manos y cabeza, debido a la enfermedad de Parkinson.
-Nos habían dado instrucciones de eliminar al cura, porque era comunista, estaba levantando a los campesinos, hablaba mal del gobierno- concluye agitado.

El sermón de Apopa

El 13 de febrero de 1977, el padre Rutilio Grande predicó un sermón que llegó a ser llamado su "sermón de Apopa", denunciando la expulsión del padre Bernal, por el gobierno salvadoreño, el discurso decía así: 

"Queridos hermanos y amigos, me doy perfecta cuenta que muy pronto la Biblia y el Evangelio no podrán cruzar las fronteras. Sólo nos llegarán las cubiertas, ya que todas las páginas son subversivas—contra el pecado, se entiende. De manera que si Jesús cruza la frontera cerca de Chalatenango, no lo dejarán entrar. Le acusarían al Hombre-Dios... de agitador, de forastero judío, que confunde al pueblo con ideas exóticas y foráneas, ideas contra la democracia, esto es, contra las minorías. Ideas contra Dios, porque es un clan de Caínes. Hermanos, no hay duda que lo volverían a crucificar. Y lo han proclamad".

-Les dijeron que asesinarían a un sacerdote- le ratifico la pregunto.

-Ya sabíamos quién era el objetivo, recuerdo que fuimos varias veces a verificar el lugar (en donde emboscarían al sacerdote), le dimos seguimiento varias veces, días antes se nos había escapado porque no apareció y no pudimos realizar la operación.

-¿Cómo fue la emboscada? ¿A dónde estaban ustedes esperándolo? ¿Iban vestidos de civil o con uniformes?

Imagen de prensa de la época que muestra el vehículo de Rutilio Grande luego de su asesinato. Al fondo a la derecha, la tétrica figura de un miembro de la extinta Guardia Nacional, “resguardando la escena”. Tomado de internet.

-Íbamos vestidos de civil, pero unos kilómetros antes estaban elementos de la guardia uniformados, ellos nos informaron que el carro se dirigía hacia nosotros, lo esperamos en la calle, y cuando apareció abrimos fuego, todos abrimos fuego al mismo tiempo, desde diferentes puntos de la calle, yo vi que el carro se fue de lado y continuamos disparando.-Julio hace una pausa.

-En el carro iba un niño, un anciano y el padre Rutilio Grande. Los tres murieron ese día. Le digo enseñándole un recorte de periódico, con la fotografía del automóvil Volkswagen, ametrallado a la orilla de una calle de tierra.

-Recibía órdenes, me dijeron que era un cura malo, comunista, y yo odio a los comunistas- responde cortante.

-¿Después de dispararles, se acercaron a ver los cuerpos del sacerdote y los acompañantes para rematarlos?

-Teníamos órdenes de que no quedaran vivos, nos acercamos y les disparamos.

-¿Les dieron el tiro de gracia?, le pregunto atónito por la frialdad en que relata el asesinato.

-Te repito fueron órdenes de no dejarlos con vida. Yo no sabía que el cura venía acompañado, ni menos con un anciano y un niño. Pero aunque hubiera sabido tenía que cumplir con las órdenes que nos habían dado- concluye molesto.

-¿Que sucedió con todos los miembros que participaron en el asesinato del sacerdote Rutilio Grande?

-Algunos murieron en la guerra, otros salieron del país, no por miedo, pues nosotros no le teníamos miedo a nadie; si estoy hablando de esto ahora es porque creo que no se conoce como fueron las cosas, y yo me siento muy enfermo, siempre se ha pensado que nosotros somos los malos, y nosotros sólo recibíamos órdenes.

-¿Qué hubiera pasado si hubieran rehusado a cumplir esas órdenes? Interrumpo a Julio.

-No lo sé, la verdad es que no lo sé.

-¿Después del asesinato qué hicieron? ¿A dónde fueron?

-Nos fuimos directamente a la Guardia Nacional de San Salvador a rendir un informe, recuerdo que nos dieron tres días de licencia, cuando regresamos nos ubicaron en otras unidades, yo comencé a trabajar en la S2.

Un crimen planificado y ejecutado por el Estado que unificó a la iglesia con el pueblo

Mural que recuerda a Rutilio Grande. Tomado de Internet

Monseñor Oscar Arnulfo Romero, al enterarse de los asesinatos, fue al templo en donde reposaban los tres cuerpos y celebró la misa. En la mañana del día siguiente, después de reunirse con los sacerdotes y consejeros, Romero anunció que no asistiría a ninguna ocasión o actividad gubernamental ni a ninguna junta con el presidente, siendo ambas actividades tradicionales del puesto, hasta que la muerte se investigara.

Ya que nunca se condujo ninguna investigación, Monseñor Romero no asistió a ninguna ceremonia de Estado, en absoluto, durante sus tres años como arzobispo.

Monseñor Romero, era amigo personal del sacerdote Rutilio Grande, quien además era su confesor.

En una entrevista que Monseñor Romero rindiera en el año de 1979, al periodista brasileño, Juan Arias, en la ciudad de puebla, México, Romero le confesó que él se consideraba un convertido. "Me contó que estaba del lado de los ricos, del poder, viviendo en un palacio, hasta que un día le asesinaron a un sacerdote que él consideraba un santo, Rutilio Grande. Lo mataron mientras explicaba el catecismo. Imagínese que lo acusaron de ser comunista"-le dijo Monseñor Romero a Juan Arias.

La muerte de Rutilio Grande fue la gota que derramó el vaso, Monseñor Romero comprendió que estaba de la parte equivocada. Dejó el palacio y se entregó a la causa de los perseguidos a la defensa de los derechos humanos.

Luego un 24 de marzo de 1980, Romero sería asesinado de un tiro certero al corazón, un francotirador que trabajaba para los Escuadrones de la Muerte acabó con su vida, en un crimen al igual que el del sacerdote Rutilio Grande, que aún no ha sido esclarecido.

-¿Nunca te dijeron por qué asesinaron al padre, el motivo?

-Es que mucho hablaba en contra del gobierno, y recuerdo que los comunistas habían secuestrado y matado a un rico, no recuerdo su nombre, pero trabajaba con el gobierno y creo que ese fue uno de los motivos; los ricos estaban enojados por ese asesinato.

El 26 de febrero de 1977 fue encontrado el cadáver del empresario Roberto Poma, quien había sido funcionario del gobierno salvadoreño, y quien había sido secuestrado en enero de 1977 por el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), organización radical de izquierda.

El 20 de febrero de ese mismo año, la oposición política había denunciado el fraude en las elecciones presidenciales, el gobierno había respondido con represión en contra de los manifestantes: "El pueblo se concentró en la Plaza Libertad, en el centro de San Salvador, para protestar contra el fraude y exigir que se respetara el resultado. El 28 de febrero, los militares rodearon la plaza y reprimieron la concentración. Hubo, por lo menos, sesenta personas asesinadas" –recuerda un sobreviviente.

-Han pasado muchos años desde ese fatídico día, ese día que ustedes asesinaron a mansalva a un sacerdote desarmado que iba con un anciano y un niño, alguna vez te has arrepentido, te has preguntado ¿qué hubiera pasado si hubieras desobedecido las órdenes?

-Sí, muchas veces me he arrepentido, pero yo sólo obedecía órdenes, además ahora es muy tarde para arrepentirme. -Julio se levanta con dificultad de la mesa, me dice que ya no quiere seguir hablando, que después podemos continuar, se excusa aduciendo que se siente cansado.

Una muerte amarga y su antesala mucho peor

Después de ese encuentro que duró apenas una hora, fue casi imposible lograr que Julio Sánchez continuara con la entrevista; en marzo de este año accedió a terminarla desde el cuarto de un hospital en donde se encontraba agónico. Un día antes de emprender el viaje a la ciudad de Los Ángeles para concluir con la entrevista me informaron que Julio Sánchez había muerto de un paro al corazón, su condición física y mental se había deteriorado.

Debido a la diabetes le amputaron las dos piernas y un brazo, desde la cama del hospital en donde permaneció por 4 meses, Julio imploraba a gritos que lo mataran.

La muerte de Julio Sánchez, uno de los asesinos confesos del padre Rutilio Grande fue amarga; pero su antesala mucho peor; pude investigar que su vida en Los Ángeles estuvo llena de turbulencias: alcohol, drogas y una vida familiar llena de violencia. A diario lo perseguía el remordimiento de sus actos, el mismo hecho de contar a desconocidos cuando estaba ebrio, su participación en el asesinato del Padre Grande, era su búsqueda de eximir su culpa, de ahogar las llamas de ese infierno interno que ganó en vida por haber asesinado a un sacerdote sencillo, un cura que su único crimen fue vivir al lado de su pueblo.

Canal Caribe saldrá al aire en Cuba el próximo martes

Editado por Arlettys Guevara

Tomada de Cubadebate

La Habana, 11 MAR (RHC) Caribe es el nombre del canal informativo que a manera de prueba aparecerá por la señal HD-1 a partir del próximo martes 14, día de la prensa cubana.

El nuevo canal de televisión, en alta definición, transmitirá su programación desde las 8:30 de la mañana a 12 de la noche, hora de Cuba. La programación será en vivo, excepto algunos espacios que saldrán grabados.

Se prevé que los conductores sean jóvenes, con un buen bagaje informativo que les permita una improvisación coherente y efectiva, que funcione como detonador para que el receptor del mensaje desee saber más y esté pendiente de la reiteración.

Caribe es el sueño amasado por Ovidio Cabrera y otros ejecutivos de la televisión cubana, que trabajaron e incluso estuvieron en la fundación de TeleSur, quienes han elaborado un proyecto bastante abarcador para ese canal informativo, teniendo sólo una parte de la logística tecnológica que se necesita y contando con un grupo de profesionales capacitados.

(Agencias de Información)


El Papa plantea que hombres casados puedan ser sacerdotes por la falta de vocaciones

Bergoglio abre la puerta a esta opción en las zonas del mundo donde los curas son insuficientes para atender a los fieles

El Papa, en una audiencia general en el Vaticano, la semana pasada. ANDREAS SOLARO

EL PERIÓDICO  -  ROSSEND DOMÈNECH / ROMA
10 DE MARZO DEL 2017 - 17:51 CET

Los curas no podrán casarse, pero el papa Francisco abre la puerta a la ordenación sacerdotal de hombres casados “de probada fe”, principalmente en zonas del mundo donde los sacerdotes son insuficientes para atender a los fieles. Jorge Bergoglio lo ha confirmado en una entrevista concedida por primera vez a un diario alemán, el  Die Zeit.

“El celibato libre no es una solución”, ha dicho Francisco en referencia a la iglesia latina de Roma (los católicos ortodoxos se pueden casar con algunas restricciones), pero en la entrevista añade que es necesario “reflexionar sobre si los varones de fe segura constituyen  una posibilidad”, en referencia a hombres casados con una vida religiosa evidente y comprobada. Y ha añadido: “Tenemos que establecer cuáles pueden ser los deberes que asuman, por ejemplo, en las comunidades aisladas”.

A parte del hecho de que el matrimonio de los curas no es un dogma de fe, o sea, algo intocale, sino sólo una disciplina, la frase del Papa sale al paso de algo que desde hace años se rumorea en los ambientes vaticanos sobre cómo sustituir la falta de sacerdotes en las exterminadas diócesis de la región de Amazonas, en Brasil. En la región viven 700.000 fieles católicos, reunidos en 800 comunidades o aldeas y cuentan con sólo 27 curas.

ATENCIÓN A LOS FIELES

El principal espónsor de dicha solución es el cardenal brasileño jubilado Claudio Humes –un papable en el Cónclave de 2013--, y gran amigo de Bergoglio, que ha recorrido a lo largo de la región de Amazonas, estudiando el problema y una posible solución. Le apoya el obispo austríaco, Erwin Kraeutler, que vive en la región y que ha pedido al papa de poder asegurar de alguna manera la atención de tantos fieles con tan pocos sacerdotes. “Los católicos de Amazonas ven a un cura una o dos veces al año”, ha dicho.

Hace exactamente un año, el secretario de Estado, Pietro Parolin,  habló de una “emergencia sacramental” en algunas zonas del mundo a causa de la escasez de sacerdotes, considerando que el debate sobre la ordenación de varones de probada fe “es legítimo, aun salvaguardando la belleza y el nivel de la opción del celibato”.

DIÁCONOS, OTRA SOLUCIÓN

Recientemente, el cardenal Humes recibió de los obispos de Amazonas la petición de que todas la órdenes religiosas católicas enviasen a la región dos sacerdotes para suplir la carencia, pero el interesado se negó rotundamente. Adujo que el Papa actual prefiere que no vayan misioneros, sino que cada comunidad católica resuelva su problema. “Cada comunidad tiene que evangelizarse por sí misma”, habría dicho Humes. Una posibilidad serían los diáconos permanentes, a quienes nada impediria que estuvieran casados y la otra sería la de ordenar como curas a hombres casados.

Los obispos alemanes, que colaboran de manera importante desde un punto de visto económico con las iglesias latinoamericanas, presionarían en este sentido. “El celibato no es un dogma, sino un don”, ha repetido con frecuencia Jorge Bergoglio.

En la Iglesia de Roma, el Concilio Lateranenese III de 1179 estableció que el celibato “no es un dogma, sino una medida canónica (de ley)”. En la Iglesia Católica actual existen sacerdotes casados, como los ortodoxos y los anglicanos (varios centenares con sus familias), vueltos al redil a causa de las aperturas de la Iglesia anglinana hacia los sacerdotes gais y la ordenación sacerdotal de las mujeres.


Inaugurarán primer hotel de lujo en Cuba

Publicado en Cubadebate el 10 marzo 2017 

Vista del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Foto: Abel Padrón/ ACN.

La primera instalación turística de lujo cinco estrellas plus de Cuba, el Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, recibe los toques finales para ser inaugurado este mes, según constató la Agencia Cubana de Noticias (ACN) en un recorrido por la obra.

Edificado con capital 100 por ciento cubano, su ejecución estuvo a cargo de la Empresa Inmobiliaria Almest y la Asociación Económica Internacional Unión de Construcciones Militares (UCM)–Bouygues, constructora de primer orden en el mundo, en tanto su proyectista fue la Empresa Restaura, de la Oficina del Historiador de la Ciudad.

Orlando Oramas Pérez, director de la Unidad Básica de Inversiones de Almest, precisó que de las 246 habitaciones del hotel, de seis niveles, 172 son estándar y el 29 por ciento de tipo suite y junior suite.

Ubicado en la zona con mayor valor patrimonial de la capital, en su planta baja se mantendrán las áreas de venta de la cadena de Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) Caribe y del Grupo Empresarial CIMEX, con 16 locales destinados a productos de marcas reconocidas como Gucci, Mango y Lacoste, reveló el especialista.

El segundo piso tendrá 40 habitaciones, 10 de ellas dobles, y áreas públicas que incluyen un restaurante desayunador y otro de comida especializada, así como también un bar con vistas al Floridita, uno de los siete establecimientos de su tipo más famosos del mundo, explicó Oramas Pérez.

Los niveles tres, cuatro y cinco serán exclusivos para dormitorios, y en el sexto estarán la piscina pública, un bar, una cafetería, cuatro salas de negocios y un restaurante panorámico con capacidad para 104 clientes.

En el último piso del Manzana Kempinski habrá también un gimnasio desde el que se divisa exclusivamente la Habana Vieja, un SPA con servicios de belleza, taquillas con duchas, baños y casilleros, además de salones donde se ofrecerán servicios de masaje y acupuntura.

La terraza, ubicada en ese nivel, dispone de una pasarela perimetral con fuertes barandas alrededor del edificio, para que los visitantes puedan disfrutar de una vista panorámica de una ciudad declarada maravilla del mundo moderno.

Entre los valores añadidos del hotel el entrevistado resaltó que los aparatos sanitarios son ahorradores de agua, la televisión será inteligente, y desde todas las áreas del inmueble se podrá acceder a Internet.

Afirmó que para evitar el consumo innecesario de energía eléctrica, las luminarias serán de tecnología LED, habrá sensores de presencia y un sistema automático que permitirá supervisar y controlar los equipos consumidores.

De acuerdo con Oramas Pérez, por exigencia de los futuros administradores de Kempinski Hotels, la instalación cuenta con una excelente acústica garantizada con cristales dúplex en las ventanas.

Recordó que la antigua Manzana de Gómez, donde hoy se erige el majestuoso hotel, es una edificación con grado patrimonial dos, cuya restauración, iniciada en 2014, contó con la aprobación de la Comisión Nacional de Monumentos y del Plan Maestro de la Oficina del Historiador.

Según el entrevistado, una de las tareas más complejas resultó la demolición de los cuatro triángulos interiores del patio central y la posterior reparación de la estructura, en tanto las fachadas se rehabilitaron con productos duraderos y el techo del sótano fue demolido casi en 70 por ciento.

El directivo subrayó que una parte del mármol utilizado, los cuadros y textiles, así como también el 80 por ciento de los muebles los elaboró la industria nacional, y por su calidad prevén continuar el trabajo conjunto.

Manuel Rodríguez Cárdenas, director adjunto del proyecto, esclareció que la mayor parte de la fuerza de trabajo empleada pertenece a la UCM y a otras empresas subcontratadas para tareas más específicas.

En aras de acelerar el proceso inversionista con trabajadores especializados en acabado, agregó que también participaron cerca de 360 indios, quienes han mostrado organización, persistencia y profesionalidad, y ayudan en la formación del personal cubano.

A partir de un contrato de administración hotelera con la estatal Gaviota, Kempinski, la cadena más antigua de Europa, gestionará este, su primer hotel en Cuba, ubicado cerca del Museo Nacional de Bellas Artes, del Capitolio, del Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso y de otras edificaciones turísticas.

Vista de la piscina del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Foto: Abel Padrón/ ACN.

Vista interior del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Foto: Abel Padrón/ ACN.

Vista de la piscina del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Foto: Abel Padrón/ ACN.

Vista interior del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Foto: Abel Padrón/ ACN.

Vista del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Foto: Abel Padrón/ ACN.

Vista de la piscina del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Foto: Abel Padrón/ ACN.

Vista del Gran Hotel Manzana Kempinski La Habana, situado en el casco histórico de esa ciudad y próximo a inaugurarse. Foto: Abel Padrón/ ACN.

(Con información de ACN)


UN LENINISTA EN LA CASA BLANCA

Jorge Gómez Barata

Entre las novedades entronizadas por el presidente Donald Trump está el nombramiento como su principal estratega a Steve Bannon, un ideólogo de derecha autoproclamado “leninista”.

Al parecer se trata de un mal entendido. Según el profesor Ronald Radosh del Hudson Institute, que en 2013 conversó con Steven Bannon, el leninismo del director del portal Breitbart, considerado el sitio más conservador de la blogósfera estadounidense con más de 20 millones de visitas mensuales, consiste en querer hacer lo mismo que, según él hizo Lenin: “Destruir el estado para reconstruirlo de otra manera…”       

Según el académico lo más inquietante en la perspectiva ideológica del colaborador de Trump es su aparente convicción de que la violencia y la guerra pueden tener un efecto “limpiador” para derribar las cosas y construirlas desde cero…”

En lo que a mí respecta comprendo las confusiones que aparecen en el discurso “leninista” de Bannon, debido a que Lenin, la personalidad política a la vez más denostada y loada del siglo XX, es un gran desconocido. Ello se debe a las deformaciones y falsedades introducidas en la cadena de custodia de su legado, alterado de una parte por el anticomunismo visceral y primitivo, y de la otra por el estalinismo. Unos lo satanizaron y otros lo sacralizaron. Seguramente, como diría el profesor Nicolás Ríos: “La verdad es mezcla”.

Lo cierto es que, al margen de especulaciones más o menos utópicas, en el terreno histórico, mediante una práctica política concreta, en 1917 Lenin no podía plantearse la tarea de destruir el estado ruso. La razón es obvia, en esa fecha no había en Rusia un estado que destruir, sino un caos que ordenar, fue lo que el líder bolchevique trató de hacer.

La Rusia de entonces no era un país ni un estado, sino un inmenso y antediluviano imperio euroasiático, gobernado de modo despótico por zares que detentaron el poder durante más de trescientos años. El último de ellos se involucró en la Primera Guerra Mundial, a la cual arrastró a diez millones de hombres, una cuarta parte de los cuales murieron.

Cuando en 1917, después de 15 años de exilio Lenin volvió a Rusia, aquella anacrónica estructura se había derrumbado bajo el peso de la herrumbre que la corroía. Acusar a Lenin de pretender destruir el estado ruso no es una crítica, sino una manifestación de ignorancia.

Por otra parte, Lenin no era un hombre intrínsecamente violento, sino un reformador social al que le tocó vivir en una época excepcionalmente violenta.  Violentos fueron los esbirros zaristas que cuando él tenía apenas 17 años ahorcaron a su hermano por conspirar contra el zar, y los estadistas europeos que desencadenaron la Primera Guerra Mundial, una de las dos grandes carnicerías del siglo XX, en cuya vorágine Lenin fue atrapado.

Hasta el final de los tiempos podrá reflexionarse acerca de cómo hubiera conducido Lenin la transformación de la sociedad rusa de haber tenido oportunidad de hacerlo, cosa que no ocurrió. La muerte se lo llevó con 54 años, de los cuales pudo dedicar seis a la tarea de edificación del nuevo orden en Rusia, cuatro de ellos malgastados en conducir una cruenta Guerra Civil.

Lenin no conoció a los Estados Unidos, pero de haberlo hecho, a un hombre de sus luces no se le hubiera ocurrido destruirlos. Aprovechar su desarrollo y enmendarlos tal vez. Allá nos vemos.

La Habana, 10 de marzo de 2017

…………………………………………………………………………………
 *Este artículo fue escrito para el diario mexicano ¡Por Esto! Al reproducirlo o citarlo, indicar esa fuente