miércoles, 8 de marzo de 2017

Incendio en un orfanato de Guatemala provoca la muerte de al menos 19 niños

RT  -  8 mar 2017 17:15 GMT

En la capital del país centroamericano un hogar de niños se incendió dejando como saldo fatal la muerte de 19 niños y niñas.

Imagen ilustrativa pix

Este miércoles 8 de marzo un orfanato ubicado en la Ciudad de Guatemala, capital del país homónimo, se incendió. Hasta el momento se han anunciado 19 víctimas fatales, todos niños y niñas. La información circuló originalmente por las redes sociales y fue confirmada por distintas agencias internacionales.

El portal guatemalteco El Periódico informó que, a los muertos hay que sumar por lo menos 36 menores con "graves quemaduras". El fuego comenzó este miércoles por la mañana en la localidad de San José Pinula en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Por su parte Prensa Libre aseguró que "el conflicto comenzó en un dormitorio" donde los internos, inconformes con el trato que recibían y la mala alimentación, "incendiaron las colchonetas donde duermen, pero las llamas se propagaron al resto de las instalaciones y no pudieron escapar". 

El mismo medio de comunicación detalló que "la noche del martes unos 60 adolescentes evadieron la seguridad" del establecimiento, "durante varios incidentes que dejaron destrozos en las instalaciones".


CODECA: un movimiento indocampesino que inyecta esperanzas y desafíos en una Guatemala sin rumbo

Ollantay Itzamná

Asociación Comité de Desarrollo Campesino (CODECA)

No se sabe qué es lo que más les duele a las privilegiadas élites de poder en el país: Si su autoderrota moral e intelectual que se materializa en el corrupto Estado fallido, y la violenta desintegración social de la “nación” que intentaron construir, o el despertar y la insubordinación de los “indios” indeseados que pujan por romper el cerco de la finca denominada “Estado de Derecho”.

En el intento de la materialización y operativización del aparente Estado Nación, en los casi doscientos años de República, hicieron sendas reformas, parches, oráculos legales… Pero, jamás funcionó, ni funcionará, porque el proyecto de Estado Nación nació en Guatemala con un pecado capital que se llama: exclusión de las grande mayorías.

En el intento del control y subornidación de la indiada, igual. Despojan territorios y masacran defensores indígenas como escarmiento para el resto, promueven a estudiantes y dirigentes indígenas para que readoctrinen a sus hermanos en la obediencia, permiten/promueven ONG indígenas cualificadas para descalificar/invisibilizar a los “desobedientes indios indeseados”.

Pero, nada de esto funciona del todo, y el Estado fallido continúa en picada.

Comité de Desarrollo Campesino (CODECA) no nació para repensar el Estado

Don Mauro Vay, fundador y coordinador general de CODECA, casi siempre reitera a sus colegas defensores indígenas campesinos: “Yo, cuando fundé CODECA, no lo hice pensando en dirigir el país. Mi idea era ser una organización local, apoyando a otras organizaciones grandes como el Comité de Unidad Campesina- CUC, en aquel entonces”.

Fueron 17 indígenas campesinos, con bajo o ningún grado de escolaridad, quienes fundaron CODECA pensando en el acceso a tierra y derechos laborales en las fincas, en 1992, en Suchitepéquez. Pero, las organizaciones campesinas e indígenas de aquel entonces, lejos de acoger a esta asociación, lo excluyeron. “Se daban cuenta los pisados que yo no me dejaba manipular por nadie”, indica Mauro Vay, intentando explicar del por qué lo rechazaban.

La cooperación le negó el financiamiento a CODECA

“Ninguna de las agencias de cooperación asentada en Guatemala nos da financiamiento. Ellas, por sus ejecutivos locales que fueron integrantes de determinadas organizaciones guerrilleras, tienen contrapartes ya definidas”, indica Mauro Vay.

Y, efectivamente, en estos cuatro años que acompaño como voluntario a CODECA, no sólo que este movimiento no recibe proyectos o fondos de las agencias grandes asentadas en Guatemala, sino incluso los noruegos le retiraron el mínimo apoyo que le brindaban, hace algunos años atrás.

En buena medida, son sus afiliados quienes, con sus aportes mensuales de Q.3.00, quienes sostienen las dinámicas organizativas de este movimiento que no ha parado de crecer.

Abusivos cobros del servicio de energía eléctrica obligó a CODECA a convertirse en un movimiento social de alcance nacional

Fueron las comunidades rurales quienes obligaron a los defensores principales de CODECA a que asumiesen la defensa del acceso a la energía eléctrica como un derecho humano.

Así fue cómo la demanda de la “renacionalización de la energía eléctrica”, conectó a las comunidades “resentidas por los abusos de la empresa ENERGUATE” con este movimiento. Y éste, salió de la Costa Sur para convertirse en el movimiento social más grande y dinámico, como lo es actualmente en Guatemala.

“Tenemos que saber manejar los momentos”, les repite casi siempre Mauro Vay a sus colegas defensores/as. Así fue como lo hacen: identificaron la agobiante problemática de energía eléctrica en el campo, en el momento oportuno, y alrededor de esta problemática/demanda organizan y aglutinan a las comunidades.

Un movimiento social cuyos defensores son criminalizados, pero respaldados por la ONU

El ex Presidente de la República, Otto Pérez Molina, actualmente encarcelado por actos de corrupción, conceptualizó a CODECA como: “Un cáncer social que crece”. Y, en consecuencia, emprendió, junto con la empresa distribuidora de electricidad ENERGUATE, todo un proceso de criminalización y campañas de desprestigio en contra de defensores y comunidades de CODECA.

Secuestraron y encarcelaron a sus principales dirigentes defensores, incluido a Mauro Vay, pero a ninguno le pudieron probar delito alguno. Mucho menos el delito de hurto de fluido eléctrico.

Incluso existe una fiscalía especial, creada por Otto Pérez Molina, para perseguir a los que hurtan electricidad, pero no había, hasta el pasado año, ningún guatemalteco procesado por este delito, según el Fiscal de dicha dependencia.

En 2016, luego de un largo estudio, el grupo de estudio contra detenciones arbitrarias de la ONU, que conoció el caso de Mauro Vay y de otros dos defensores de CODECA, determinó que el Estado de Guatemala cometió el delito de detención arbitraria, y recomendó al Estado el “resarcimiento y garantías de no repetición”.

La criminalización tenía la clara finalidad de escarmentar y detener el crecimiento de CODECA, pero este movimiento continúa avanzando en la articulación social y en las ideas.

Qué ha logrado CODECA en este corto período de crepitante crecimiento

En un país donde las fronteras ideológicas (entre izquierda y derecha) se han diluido, y donde el privatizador sistema neoliberal se asume como dogma de fe, CODECA ha logrado instalar en el debate de la agenda nacional la renacionalización del servicio de la energía eléctrica. Y lo plantea no únicamente como un asunto socioeconómico, sino fundamentalmente como una cuestión de derechos humanos.

En un contexto donde la oenegización y el individualismo han desarticulado, en buena medida, los movimientos sociales locales y nacionales, CODECA, está demostrando que sí es posible organizar, concientizar y movilizar a multitudes de empobrecidos sin mayor cooperación financiera internacional.

En un país donde casi todas asociaciones de la sociedad civil permitida danzan incluso sin música al compás de quienes agendan los intereses de la geopolítica regional, CODECA se mantiene en su proceso libertario sin claudicar, ni ser atrapada por las ilusas promesas de reformas neoliberales.

Más por el contrario, este movimiento de indígenas y campesinos, que no tiene técnicos, ni consultores, mucho menos oficinas en la ciudad capital, desafía a todos los pueblos y sectores de Guatemala con la urgente necesidad de emprender un proceso de Asamblea Constituyente Popular y Plurinacional, para la creación de un Estado Plurinacional, como explica en su propuesta.

CODECA ya no son aquellos 17 jornaleros que soñaron luchar por mejores salarios. Ni tampoco es ya aquél “cáncer social” de “ladrones de luz”, como lo catalogaron en su momento. En la actualidad es un movimiento indocampesino, con una visión de país plurinacional, que cuestiona y se resiste al privatizador sistema neoliberal hegemónico, y construye nuevas relaciones de poder en y desde las comunidades.

Ésta es la “malcriadez” de CODECA que los patrones (autoderrotados moral e intelectualmente) difícilmente le perdonarán. Y, en consecuencia, seguirán activando/ensayando todas las artillerías posibles desde diferentes flancos en contra de estos “indios desobedientes”.

En Guatemala se libra una batalla desigual entre un elefante blanco cargado de plata y una multitud de hormigas diminutas que se organizan y luchan simultáneamente. 


Pentágono: "La tríada nuclear de EE.UU. dificulta a Rusia o China lanzar un ‘ataque decapitador’"

RT  -  8 mar 2017 16:22 GMT

El Pentágono subrayó que EE.UU. debe modernizar su tríada nuclear tanto para impedir un ataque nuclear como para responder a un ataque atómico de potenciales adversarios como Rusia y China.

Reuters

"La tríada nuclear de EE.UU. dificulta a Rusia o China lanzar un 'ataque decapitador'", afirmó este miércoles el general Paul J. Selva del Estado Mayor de EE.UU ante el Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes del país.

"[Debido a la tríada], EE.UU. tiene superioridad nuclear cualitativa sobre los sistemas nucleares de Rusia y de China", razón por la que éstos no lanzarán un primer ataque con el objetivo de eliminar los sistemas de mando y de control, así como la cúpula militar y los líderes políticos de su oponente para debilitar su capacidad de represalia nuclear [lo que se conoce como 'ataque decapitador'], señaló el militar norteamericano.

Además, Selva subrayó que EE.UU. debe modernizar su tríada nuclear en tierra, mar y aire, tanto para impedir un ataque nuclear como para responder a un ataque con armas atómicas de potenciales adversarios como Rusia y China.

Más información en breve.


Desde la izquierda se piensa, pero falta articulación

Un llamado a ser ágiles, a utilizar todos los espacios para la comunicación revolucionaria, se derivó del XV Encuentro de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad

Abel Prieto y Adán Chávez, en la presidencia del Encuentro de los intelectuales. Autor: Luis Naranjo

Juventud Rebelde  -  Alina Perera Robbio
perera@juventudrebelde.cu
7 de Marzo del 2017 19:41:10 CDT

CARACAS.- «Hay que ganar la batalla de la conciencia y de las ideas», expresó el ministro de Cultura de Cuba, Abel Prieto Jiménez, durante el XV Encuentro de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad, que concluyó este martes y ha contado con la confluencia de más de 60 pensadores del país suramericano y de diversas latitudes.

Nombrado «Comunicación emancipadora o patrias colonizadas», el foro, cuyo escenario fue el Salón Gran Mariscal de Ayacucho en la Casa Amarilla, patentizó la certeza de que inteligencia desde una mirada humanista existe en este mundo, solo que ha de articularse y ser más ágil en defender la verdad de los pueblos.

De la necesidad de definir un plan de acción y denunciar las calumnias, tanto del presente como del pasado históricos con que la derecha pretende manchar a nuestros líderes, habló también Abel Prieto, quien no pasó por alto la urgencia de formar generaciones para la comunicación y alertó sobre cómo sobre la tragedia del derrumbe de la esperanza de vida en el planeta, los monopolios de la información han tirado un velo de silencios.

La presidenta de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad, Carmen Bohórquez, expresó a propósito de un documental dedicado a Hugo Chávez que abrió las jornadas de reflexión, que él, comunicador infatigable, tuvo la clarividencia y angustia necesarias para comprender que la batalla por la soberanía es la más importante de estos tiempos. De igual modo recordó que el pasado 20 de noviembre el presidente bolivariano, Nicolás Maduro, llamó a una revolución comunicacional —que incluye los medios tradicionales, las redes sociales, las calles, las paredes— , con lo cual invita a un intenso y necesario trabajo desde el pensamiento revolucionario.

Adán Chávez, ministro del Poder Popular para la Cultura de Venezuela, recordó que el tema de la comunicación, por su trascendencia para la lucha, era uno de los preferidos del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana. Afirmó que aunque hay avances se precisa de mayor efectividad y de concretar planes de acción contra la hegemonía de los medios de la derecha.

Emotivo momento se produjo cuando se dio lectura a una carta enviada a la Red de Intelectuales por el director de Wikileaks, Julian Assange, donde define a Hugo Chávez como «un hombre que ha luchado amplia y aguerridamente contra el imperialismo, el neocolonialismo y otras formas de opresión a los pueblos, especialmente en América Latina». Aunque ha pagado un alto precio por defender la verdad, dijo, como su encierro y la persecución a sus seres queridos, se considera un hombre libre que ha trabajado por poner a disposición de los pueblos verdades que por mucho tiempo han estado solo en manos de las élites.

Un valioso Decálogo para los medios revolucionarios ofreció en el foro el eminente intelectual venezolano Luis Britto García, quien conceptualiza, entre las diez ideas, que Revolución es innovación y que un medio revolucionario innova en el fondo y en la forma; que la comunicación revolucionaria es el sistema educativo de toda la sociedad; que no nos haremos eco en los medios revolucionarios de calumnias y mentiras de la derecha; que no imitaremos a la derecha en la creencia de que la figuración mediática sustituye al trabajo político; y que la comunicación revolucionaria debe ser sinónimo de excelencia, y utilizar a fondo la inagotable dotación de talentos de la izquierda.

El ministro del Poder Popular para la Información y la Comunicación en Venezuela, Ernesto Villegas, hizo durante el encuentro una exposición desde la cual subrayó que las luchas de los grandes pueblos han de derrotar lo que se maquina en los laboratorios del poder exacerbado del capital. Tenemos que manejar las nuevas herramientas de la comunicación mejor que los imperialistas, dijo, dado que enfrentamos la peligrosa mezcla del uso intensivo de las tecnologías con la intención de vulnerar toda democracia.


Trump invita a los turistas a la Casa Blanca, pero… los británicos no pueden entrar

RT  -   8 mar 2017 15:16 GMT

El mandatario permite hacer visitas turísticas a la Casa Blanca, pero los turistas británicos sufren problemas burocráticos al intentar obtener el permiso para entrar en la residencia presidencial.


A pesar del comunicado de Washington, que permite la entrada en la Casa Blanca a los turistas extranjeros, los ciudadanos del Reino Unido no pueden aún disfrutar de la invitación a la residencia presidencial. 

El documento publicado en el sitio de la Casa Blanca estipula que los extranjeros pueden contactar a la embajada de su país en Washington para recibir ayuda en la organización de una visita a la residencia del presidente del país. Sin embargo, la embajada del Reino Unido ha informado que recibió del Departamento de Estado norteamericano una noticia sobre la suspensión de este programa.

"Por lo tanto, de momento no podemos procesar ningunas solicitudes", concluye el comunicado de la embajada británica en la capital estadounidense.

Mientras tanto, otras instituciones gubernamentales, como el Pentágono o el Capitolio, pueden ser visitadas por turistas del país europeo sin problema alguno.


Comienza en La Habana primer foro de cooperación de la AEC

Editado por Maite González Martínez


La Habana, 8 mar (RHC) La Primera Conferencia de Cooperación de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) comenzó este miércoles en la capital cubana con más de un centenar de representantes de países miembros, observadores, entre otros Estados, quienes debatirán temas esenciales para el progreso y desarrollo de la región.

Dos esferas cardinales del trabajo de la AEC tendrán especial atención en esta primera cita de cooperación: consolidar estrategias para unir por aire y por mar  a los Estados cuyas costas bordean las aguas del mar Caribe y amainar el impacto y consecuencias del cambio climático en la región.

Previamente a la cita ministerial, el vicecanciller cubano, Rogelio Sierra, afirmó que estos contactos serán momentos para aprovechar las oportunidades de colaboración, promover la competitividad de las economías de las naciones miembros del bloque, y debatir sobre los desafíos comunes en aras de consolidar el desarrollo compartido.

Igualmente, aseveró que posibilitarán buscar vías para enfrentar los factores externos que atentan contra la soberanía de los países del área, promover acciones para enfrentar las medidas de deportación masiva de inmigrantes, y las graves implicaciones para sus economías.

Con el propósito de repasar la marcha de las relaciones integrales entre esta isla y las naciones asociadas a la Comunidad del Caribe, La Habana también será sede, el próximo 11 de marzo, de la V Reunión Ministerial Caricom-Cuba.


EL FENÓMENO TRUMP EN PERSPECTIVA HISTÓRICA

Por Manuel E. YEPE

“Trump no es un fenómeno nuevo. Es la última y más agresiva expresión hasta la fecha de la derecha corporativa radical que intenta reafirmar su hegemonía corporativa y el control sobre la economía mundial y la sociedad estadounidense. Tiene sus antecedentes en las políticas y estrategias de Richard Nixon, Ronald Reagan y en el contrato por América de Gingrich (un programa asociado a la toma del Congreso por la derecha radical en 1994), a cuya mezcla Trump ha añadido sus nuevos elementos”.

Tal es la valoración del lugar verdadero que corresponde en la perspectiva histórica al actual gobernante estadounidense, Donald Trump, según el autor, profesor y doctor en economía política Jack Rasmus, quien imparte cátedra en el Saint Mary´s College de California, en su más reciente ensayo titulado “Trump no es un fenómeno nuevo”.

El doctor Rasmus, afamado por sus vaticinios políticos, expone que “Trump ha integrado a elementos del Tea Party separados por las elites del partido republicano en su purga posterior a las elecciones nacionales de 2012 y ha introducido la dosis de nacionalismo económico que necesitaba la derecha radical para profundizar sus nexos con la clase obrera tradicional, un paso clave en el camino para establecer en el futuro un verdadero movimiento populista de base fascista.

Trump es una reacción política y económica de la nación a la crisis en la economía de Estados Unidos en el siglo XXI, que la administración Obama no pudo tratar con eficacia luego de la crisis de 2008-09.

Comparte este papel histórico con los citados Richard Nixon, que representó  una respuesta a otra declinación en el poder político corporativo económico de Estados Unidos en la década de 1970; Ronald Reagan, que fue una respuesta al estancamiento económico de esa década, y con el llamado Contrato para América, un programa asociado con la toma del Congreso por la derecha radical en 1994 tras la crisis inmobiliaria, el desplome del ahorro y el crédito, y la recesión de 1989 a 1992 en Estados Unidos.

Trump, unificando algunos de los elementos más agresivos de las élites del capital financiero, los fondos de cobertura, los bienes raíces comerciales, el capital privado, los especuladores de valores y sus similares, ha captado -al menos por el momento- importantes elementos de la clase obrera industrial de raza blanca en el medio oeste y sur del país, ha cooptado a dirigentes sindicales del comercio  de bienes raíces y ha llegado a neutralizar líderes sindicales en algunas industrias manufactureras con falsas promesas de un nuevo renacimiento industrial. Se ha aliado firmemente al lobby de las armas y a la derecha religiosa.

Estos son los antecedentes que encuentran su expresión en el movimiento de Trump y las posiciones políticas y programas que ahora están tomando forma en el régimen del flamante presidente.

Las élites económicas y políticas estadounidenses nunca han sido remisas a cambiar las reglas del juego a su favor cuando ello se ha hecho necesario para asegurar su hegemonía contra sus competidores capitalistas de otras naciones, en particular cuando crece demasiado su influencia o la potencial oposición interna de los trabajadores, los sindicatos y las minorías, incluso las liberales, intentan salirse de su papel de socios menores en las reglas.

Esta reestructuración de las reglas se ha producido no sólo en las década de 1970, 1980, y mediados del decenio de 1990, sino también con Obama—cuando se apreció que el régimen no era capaz de contener la competencia extranjera y la agitación interna. Las élites norteamericanas lo hicieron en escala aún mayor entre 1944 y 1947 e incluso antes, durante la primera guerra mundial.

Pero las políticas fundamentales y la estrategia de Trump comparten una clara continuidad con anteriores reestructuraciones presentadas antes que él por Nixon y Reagan en las décadas de 1970 y 1980, respectivamente.

Igual que sus predecesores, Trump se presentó en respuesta a grandes desafíos populares nacionales y capitalistas extranjeros portadores de la agenda corporativa neoliberal, resalta Rasmus.

El fenómeno Trump debe considerarse una continuación de la Alianza de la derecha radical corporativa que ha estado creciendo en Estados Unidos desde la década de 1970. Y la oposición hoy es mucho más débil que entonces: el partido demócrata ha colapsado prácticamente y miopemente continúa en su camino neoliberal bajo el liderazgo de la facción que capturó su dirección desde 1992; los sindicatos no son más que una sombra de su pasado y además están divididos; la llamada prensa liberal ha sido completamente mercantilizada y demuestra que no tiene idea de cómo enfrentar el desafío. Lo que fue la extrema izquierda socialista prácticamente ha desaparecido de la organización demócrata condenando a los millones de jóvenes favorables al socialismo a tener otra vez que aprender las lecciones a partir de cero. Pero Trump y sus amigos les enseñarán y ellos aprenderán, vaticina Jack Rasmus.

La Habana, Marzo 6 de 2017

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.


Militares de EEUU y Rusia ya planifican juntos la ofensiva contra el Estado Islámico en Siria

Reunión sin precedentes de los jefes del Estado Mayor de los ejércitos de ambas potencias en Turquía

Un convoy de blindados con bandera de EEUU circulan por las afueras de la ciudad de Manbij, en el norte de Siria. AFP / DELIL SOULEIMAN / AFP

EL PERIÓDICO  -  ESTAMBUL  -  JAVIER TRIANA 
7 DE MARZO DEL 2017 - 21:12 CET

Estados Unidos y Rusia se han dado la mano esta semana en Turquía. ¿El motivo? Entre otros: la guerra de Siria. El país eurasiático reunió a los jefes del Estado Mayor de los ejércitos estadounidense, ruso y turco, en una cumbre tripartita sin precedentes, según un comunicado emitido este martes por las Fuerzas Armadas turcas.

El encuentro entre Joseph DunfordValery Gerasimov y Hulusi Akar, del que no hubo aviso público previo, ha tenido lugar en la ciudad meridional turca de Antalya, tradicional destino vacacional ruso y sede habitual de conferencias internacionales. El texto publicado por el Ejército de Turquía menciona de manera escueta que entre los asuntos de seguridad que se abordaron se encontraban Irak y Siria.

La agencia de noticias AFP detalló que el Ministerio ruso de Defensa confirmó la reunión en la que “están programados asuntos de seguridad en Siria e Irak”. Fuentes anónimas citadas por el diario local 'Hürriyet' indicaron que la cumbre comenzó temprano este martes y se prolongó a lo largo del día.

INMINENTE ASALTO A RAQQA

Los tiempos para la reunión no parecen elegidos al azar, ya que en estos momentos se debaten los detalles para comenzar una gran operación militar que permita expulsar a los yihadistas del Estado Islámico (EI) de la que éstos consideran su capital, Raqqa, mientras una coalición internacional combate al EI en su plaza fuerte en Irak, Mosul.

Por su parte, el primer ministro turco, Binali Yildirim, aseguró durante una rueda de prensa celebrada en Ankara que los tres jefes del Estado Mayor trabajaron para prevenir enfrentamientos indeseados en distintas partes de Siria. La falta de comunicación (o quizá la mala fe de las partes) ha resultado en episodios como el que el mes pasado acabó con la vida de tres soldados turcos en el norte del país árabe, aunque quizá el más sonado fue el derribo de un avión ruso en siria por parte de Turquía al invadir este supuestamente el espacio aéreo del segundo en noviembre de 2015, lo que llevó a la congelación de unas relaciones solo recientemente retomadas.

De hecho, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se reunirá este viernes con su homólogo ruso, Vladimir Putin, en Rusia. Además de firmar varios acuerdos económicos bilaterales, la Presidencia de Turquía ha publicado un comunicado en el que señala que los líderes "intercambiarán opiniones sobre asuntos regionales e internacionales, en particular sobre Siria".

El EI es el único enemigo común que los tres países tienen en la región, ya que cada una de las partes representan interesen distintos: Estados Unidos ha estado apoyando sobre todo a las milicias kurdo-sirias del Partido de Unidad Democrática en el norte del país (que demostraron en varias ocasiones ser de las fuerzas más eficientes contra el EI); Rusia cerró filas en torno al presidente sirio, Bashar el Asad, e inclinó la balanza de la guerra a favor de este con el poderío de la aviación rusa; Turquía, por su parte, ha estado apoyando directa e indirectamente a grupos opositores a Asad, a quien Ankara quiere fuera del cargo, y entró oficialmente en Siria en agosto de 2016, con la Operación Escudo del Éufrates, que en teoría buscaba alejar de las fronteras turcas “la amenaza terrorista”, unos términos que las autoridades varían y moldean a conveniencia.

BLINDADOS EN MANBIJ

Además, la presencia estadounidense se ha hecho notar en el norte de Siria este mismo lunes, cuando se pudieron ver blindados de combate con la bandera de las barras y las estrellas patrullando en la localidad de norteña siria de Manbij, recién arrebatada al EI.

La reunión entre los mandos militares de EEUU y Rusia llega en un momento especial, ya que la llegada de Donald Trump a la presidencia de EEUU ha abierto un nuevo y polémico capítulo en las relaciones entre Washington y Moscú.


EN CUBA SE CONMEMORA Y CELEBRA: Mujeres puertas afuera

El proceso de emancipación de la mujer dentro de la Revolución Cubana no ha sido fácil, ni aún ha llegado a su fin

La presencia de las cubanas en sectores clave de la defensa y la economía refleja sus conquistas. Autor: Abel Rojas Barallobre

Juventud Rebelde  Aileen Infante Vigil-Escalera
digital@juventudrebelde.cu
7 de Marzo del 2017 21:43:03 CDT

A través de la historia, varias han sido las teorías y posiciones sobre el rol de las mujeres en el hogar, en el trabajo, en la sociedad. La mayoría de estas visiones las concibe a ellas como seres privilegiados para expresar sus sentimientos, comunicarse y dar amor, atención y cuidados a su familia, aun al precio de subordinar sus sentimientos y necesidades a los demás.

Asimismo, algunos equiparan la felicidad de la mujer a la de los seres que la rodean, para quienes está obligada a vivir y a garantizar su bienestar, siempre por encima del propio. Así pasa a ser inevitablemente el sexo débil y a estar supeditada a los otros.

Antes de la década de los años 50, la sociedad cubana también se regía estrictamente por estas creencias patriarcales. En la Cuba de aquellos años, a la mujer, recluida en la mayoría de los casos en un único espacio de acción, el doméstico, se le destinaban fuera del hogar las labores más sacrificadas y menos remuneradas. Incluso, las que habían logrado alcanzar una mayor preparación, solo eran ocupadas como maestras de escuela.

Habían logrado las tres conquistas fundamentales del movimiento feminista en el mundo: el derecho al voto, el acceso a todos los niveles de educación y el acceso al mercado de trabajo (contaba desde 1918 con la Ley del Divorcio y la despenalización del aborto); pero todo eso formaba parte de la letra de las leyes, porque en la práctica las mujeres se encontraban en situación de desigualdad en comparación con los hombres.

Como refleja la Doctora Norma Vasallo Barrueta en su artículo Género e identidades en tránsito. Cubanas en diferentes contextos sociales, la mayor parte de los analfabetos eran mujeres; solo el 17 por ciento de la fuerza de trabajo era femenina, y de esta, aunque había algunas profesionales, la mayoría eran obreras, empleadas de servicio o domésticas.

Además, el acceso a la salud dependía de las posibilidades económicas de cada una: el aborto estaba despenalizado, pero era accesible a quien contara con los recursos económicos para asistir a las clínicas donde se practicaba. Las mujeres se encontraban en condiciones de dependencia económica y social de los hombres, primero de sus padres y después de sus esposos.

De acuerdo con la crianza de la época, debían ser dulces, atentas, reservadas, obedientes y bien habladas. La madre se encargaba de transmitir estas normas estrictas, que no admitían cuestionamientos. Por detrás, la figura del padre aparecía como el artífice de las regulaciones y el principal censor de su cumplimiento.

Esas mujeres se identificaban acríticamente con sus roles de ama de casa y madre, que aprendían desde edades tempranas a través de los juegos con otras niñas. Esta situación era condicionada también por la escuela, donde «niños y niñas eran separados espacialmente para que recibieran clases diferentes que formaban habilidades propias para cada sexo: coser, bordar y cocinar, las niñas, lo que las ubicaba en el espacio privado; y carpintería, albañilería y labores agrícolas los niños, es decir, relativas al espacio público», argumentó Vasallo Barrueta.

Cambiar la realidad

La presencia de las cubanas en sectores clave de la defensa y la economía refleja sus conquistas. Foto: Abel Rojas Barallobre

Con el triunfo revolucionario en 1959, poco a poco esa tendencia se fue revirtiendo en aras de la igualdad y la equidad de géneros: la victoria del Ejército Rebelde significó un crecimiento notable del protagonismo de la mujer dentro del proceso revolucionario cubano. Su vocación de libertad e independencia nacional, manifestada a lo largo de toda la historia patria, y su alta preparación cultural y política, impulsaron una revolución dentro de la Revolución, como afirmara el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

El proceso revolucionario cubano ha permitido a la mujer integrarse a las aulas, las milicias, la agricultura, la salud, la educación, la investigación, el arte, el trabajo comunitario, la política, la dirección y otras esferas, junto a los hombres que hasta el momento habían liderado el espacio social y político cubano. Y todo esto gracias al importantísimo papel de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), con Vilma Espín al frente, y a la proyección de políticas públicas a favor de la inclusión y el despliegue de las potencialidades de la mujer.

Tradicionalmente encasilladas en el rol de cuidadoras y encargadas de los quehaceres domésticos, a lo largo de estos casi 60 años de Revolución las cubanas han logrado desarrollar sus capacidades y les han sido dadas las condiciones y oportunidades necesarias para cambiar su estatus social.

De acuerdo con la socióloga Iyamira Hernández Pita en su volumen Violencia de género. Una mirada desde la Sociología, «la incorporación de la mujer a la sociedad se concretó en un proyecto de participación social, marcando el tránsito de una posición mayoritariamente pasiva e invisible a la de sujetos protagónicos del quehacer social».

Así, de los primeros pasos encaminados a eliminar problemas como la prostitución, la ignorancia sobre su propio cuerpo, la incultura, entre otras cuestiones, se pasó a objetivos de mayor envergadura como la adopción del Código de Familia en 1975, que establece la igualdad jurídica absoluta de la mujer y el hombre en el matrimonio, define iguales deberes y derechos de los cónyuges ante los hijos y en el desenvolvimiento del hogar. Igualmente, se reconoció su igualdad de derechos en la Constitución de la República de Cuba.

Como se recoge en el artículo 44 del Código, desde la década de los 60 y en respuesta a las exigencias de la FMC, el Estado organizó instituciones como los círculos infantiles, los seminternados e internados escolares, casas de atención a ancianos y servicios que facilitaban a la familia trabajadora el desempeño de sus responsabilidades.

De igual modo, al velar por la salud femenina y por una sana descendencia, concedió a la mujer trabajadora una licencia retribuida por maternidad, antes y después del parto, y opciones laborales temporales compartidas con su función materna.

Así no solo se creaban las condiciones necesarias para la realización del principio de la igualdad sino que, unido a la ardua tarea de concientización llevada a cabo por la FMC, la mujer comenzó a tener una mayor participación en la vida social del país, al romper con la tradición patriarcal que la unía indisolublemente al cuidado y atención de la familia y el hogar.

Espacios conquistados

Allí donde los hombres son mayoría, la mujer se impone en igualdad de capacidades. Fotos: Abel Rojas Barallobre

Desde la victoria revolucionaria de 1959, la eliminación de las disparidades entre géneros en los diferentes niveles de educación, ha propiciado, entre otros, el acceso de las mujeres a empleos de calidad.

Cabe resaltar igualmente que la creación y desarrollo de un Sistema de Salud Integral logró una gran incorporación de mujeres a sus tareas. De solo representar el seis por ciento de los 6 000 médicos existentes en el país al triunfo de la Revolución, a inicios del nuevo milenio el aporte femenino se equiparó con el masculino, manteniéndose en equidad su participación en los planes de colaboración y en brigadas como la Henry Reeve.

Lo mismo ocurre con las cifras de graduados por niveles de enseñanza, en las cuales la mujer sobresale por constituir la mayoría de los estudiantes que superan el nivel preuniversitario y acceden a las universidades, para representar la vanguardia de la fuerza profesional del país. Ello significa una enorme diferencia con las cifras de este mismo sector a inicios de 1959, cuando las mujeres mayores de diez años de edad estaban representadas de la siguiente forma: 23 por ciento eran analfabetas, 73 por ciento subescolarizadas y solo un dos por ciento había completado la enseñanza media, argumenta la socióloga Hernández Pita.

En el Perfil Estadístico de la Mujer Cubana en el Umbral del Siglo XXI publicado por la ONEI, se recogen datos que reflejan similitud en la incorporación de hembras y varones en la enseñanza primaria y en el primer nivel de la enseñanza secundaria. Sin embargo, a partir del segundo nivel, o preuniversitario, tiende a crecer la participación de las féminas, tanto en la matrícula como en la retención escolar.

La tendencia ha aumentado por años, sobre todo en el preuniversitario, nivel de enseñan-za en que su número casi duplica al de varones, quienes por diferentes razones prefieren matricular en los cursos de Educación Técnica y Profesional. Cada día las cubanas ganan también más espacio y relevancia en la dirección del hogar.

Todos estos cambios reflejan el lugar alcanzado por la mujer en la vida de la nación y demuestran que no se limitan a su incorporación al mercado del trabajo por las necesidades económicas de la familia, sino como sujetos conscientes de la importancia de su rol para la transformación de la sociedad.