sábado, 4 de febrero de 2017

Choque de titanes: ¿Quién triunfaría en una guerra comercial entre EE.UU. y China?

RT  -  4 feb 2017 15:46 GMT

Una guerra comercial entre EE.UU. y China podría llegar a beneficiar a países como México, opina 'The Economist'.

Jason Lee Reuters

Dadas las afirmaciones que hizo Donald Trump durante la campaña electoral, en las que se expresó a favor de imponer un arancel del 45% a los productos procedentes de China, una guerra comercial entre dos países se hizo más probable después de que fuera elegido presidente, afirma 'The Economist'. A mediados de enero, el mandatario chino, Xi Jinpingintervino en un discurso en el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza) diciendo que "nadie ganaría en una guerra comercial". La revista británica, a su vez, ha investigado unos resultados posibles de ese 'armagedón económico'.

Consecuencias para EE.UU.

Al aumentar el precio de los artículos procedentes de China, el arancel al mismo tiempo resultaría en unos beneficios más bajos para los importadores estadounidenses. Particularmente, eso se refiere a los importadores de ropa y artículos electrónicos, señala 'The Economist'.

No obstante, según los resultados de una investigación económica, en el 2010 los ciudadanos de Estados Unidos dedicaron a productos chinos solo el 2,7% de sus gastos de consumo, mientras que la mayoría de estos (88,5%) correspondía a productos hechos en EE.UU. Por eso el efecto de la medida de Trump para los consumidores de Estados Unidos no sería tan grande como se podría pensar, aunque el porcentaje de las mercancías chinas en el consumo de los estadounidenses más pobres es mayor, por lo que estos últimos saldrían más perjudicados, afirma 'The Economist'.

Al mismo tiempo, las empresas chinas (en particular, las incluidas en el índice de Morgan Stanley Capital International, o MSCI) tampoco dependen mucho de los consumidores estadounidenses. Según los datos que cita la revista, para un 98% de las empresas chinas los ingresos vinculados con Estados Unidos equivalen a menos del 10% de sus ingresos totales, mientras que más del 90% de los ingresos de esas empresas está relacionado con sus actividades en otros países. 

Efecto "doloroso pero no catastrófico"

Según los analistas del banco de inversiones Morgan Stanley, la imposición de la tasa del 45% reduciría las exportaciones chinas a Estados Unidos en un 13%. También bajaría el crecimiento del PIB de la República Popular en 1,4 puntos (en el 2016 creció en 6,6%).

Sin embargo, a pesar de una caída moderada, el efecto de la medida para Pekín sería "doloroso pero no catastrófico", ya que el gigante asiático ha empezado a reducir la dependencia que tiene su crecimiento económico de sus exportaciones, asegura 'The Economist'.

¿Y el resto del mundo?

Una guerra comercial dañaría a los países involucrados en el suministro de las empresas exportadoras chinas. Entre esos países figura Corea del Sur, por ejemplo.

Al contrario, las naciones capaces de sustituir las exportaciones del gigante asiático a EE.UU. podrían beneficiarse de la medida anunciada por Trump. Eso, en particular, se refiere a  Vietnam y México. No obstante, es posible que pronto el propio México afronte una guerra comercial contra Washington, concluye 'The Economist'. 


EE.UU. revierte la cancelación de visas impuesta por un decreto de Trump

RT  -   4 feb 2017 16:02 GMT

El Departamento de Estado revierte la cancelación de visados, después de que un juez suspendiera las restricciones migratorias temporales del presidente Donald Trump.

Fred Greaves Reuters

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha calificado de "ridículas" la decisión del juez federal James Robart, quien restringió el cumplimiento del decreto que prohibía temporalmente el ingreso al país de nacionales de siete países y la recepción de los refugiados sirios. Esta decisión será anulada, aseguró el mandatario en un tuit lanzado desde su cuenta personal.

Sin embargo, el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza declaró que va a readmitir los visados ya expedidos para cumplir con la orden. Sus agentes ya habían revocado más de 100.000 visados estadounidenses durante la primera semana de vigencia del polémico decreto.

"El Departamento de Justicia nos informó sobre la orden de la corte del Estado de Washington que prescribe que el Gobierno de EE.UU. deje de ejercer ciertas provisiones del decreto ejecutivo 13769, incluidas aquellas relacionadas con los visados y los viajes. Hemos revertido la revocación provisional de visados (…). Aquellos individuos con visados que no han sido físicamente cancelados pueden ahora viajar, si el visado no es de algún modo inválido", reza el comunicado del Departamento de Estado, al respecto.

Este viernes, el juez federal de la ciudad de Seattle (Washington, EE.UU.) dictaminó una orden que deja sin efecto temporalmente el decreto de inmigración promulgado por Trump que impide la entrada a EE.UU. de refugiados sirios y de los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

Bloqueo migratorio 'antimusulmán'

El pasado 27 de enero Donald Trump firmó un decreto para regular el flujo de entrada de inmigrantes a EE.UU. e institucionalizar lo que llamó "investigación extrema" sobre las personas procedentes de Oriente Medio. La decisión ha desatado protestas en EE.UU. y críticas en el exterior.

Entre las medidas para reducir el flujo de inmigrantes y refugiados, el decreto firmado por Trump establece que:

  • A partir del 27 de enero y durante 120 días queda suspendido el programa de admisión de todos los refugiados;

  • La entrada de refugiados sirios queda suspendida indefinidamente;

  • Durante 90 días quedará suspendida la entrada de personas provenientes de siete países con mayoría musulmana: Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen.


Trump arremete en Twitter contra el "supuesto" juez que ha suspendido el veto a los musulmanes

Trump sube la escalerilla del 'Air Force One'. AP / ALEX BRANDON

EL PERIÓDICO / BARCELONA
SÁBADO, 4 DE FEBRERO DEL 2017 - 14:42 CET

Con la diplomacia que le caracteriza, el presidente de EEUU, Donald Trump, ha cargado este sábado en Twitter contra el juez federal James Robart, quien ha dictaminado la suspensión temporal del veto a la entrada en el país de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.

"¡La opinión de ese supuesto juez, que esencialmente lo que hace es eliminar la aplicación de la ley en nuestro país, es ridícula y va a ser revocada!", ha escrito el mandatario en su cuenta personal.

The opinion of this so-called judge, which essentially takes law-enforcement away from our country, is ridiculous and will be overturned!