miércoles, 1 de febrero de 2017

Popularidad de Bachelet cae por incendios forestales

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, sigue con altos niveles de desaprobación. | Foto: EFE

Telesur  -  1 febrero 2017

El manejo de las operaciones para sofocar los incendios forestales afectan la popularidad de la presidenta chilena, Michelle Bachelet.

Los incendios forestales de la zona centro sur de Chile, que han arrasado con más de 360 mil hectáreas, también han dejado su huella en la popularidad de la presidenta Michelle Bachelet.

De acuerdo con la encuesta Cadem (Investigación de mercado y Opinión Pública) publicada esta semana, la mandataria alcanzó su aprobación más baja, al llegar a un 18 por ciento (seis puntos menos que la medición anterior). En tanto, su desaprobación anotó un 75 por ciento (10 puntos más que la semana pasada), cifra que representa el peor desempeño durante su gobierno.

Este nivel bajo de aprobación ya lo había alcanzado en agosto de 2016, cuando se agudizaron las protestas contra las AFP, y la entonces ministra de Justicia, Javiera Blanco, fue interpelada en la Cámara por su rol en la crisis del Sename y las pensiones en Gendarmería.

“La presidenta Bachelet, después de esta crisis, está en su peor momento. Nunca había estado más alta la desaprobación”, señala Roberto Izikson, gerente de Asuntos Públicos de Cadem, en relación con los sondeos anteriores de esta encuesta. “En el fondo, tiene directa relación con la evaluación que hizo la opinión pública de la gestión del gobierno en el incendio”, agrega Izikson.

“El gobierno está más castigado que la Presidenta, pero la variación en la aprobación fue mucho más significativa en la Presidenta que en el gobierno. Eso quiere decir que la que se llevó el principal golpe fue Bachelet, no sus ministros”, asevera el gerente de Cadem


MÁS VALE TARDE QUE NUNCA

Por Manuel E. Yepe

A partir del triunfo revolucionario en enero de 1959, Estados Unidos aplicó una política migratoria diferente para Cuba, dirigida, en un primer momento, a ofrecer protección y asilo a los asesinos, esbirros, torturadores y malversadores de la tiranía encabezada por Fulgencio Batista sin acceder jamás a las solicitudes de extradición oficialmente presentadas contra los más connotados criminales- y, posteriormente, a estimular la emigración ilegal de ciudadanos cubanos hacia ese país, dando prioridad a los profesionales y personal calificado.

La decisión del ex presidente de Estados Unidos Barack Obama de abolir- apenas unas horas antes de dejar el cargo- la llamada política de “pies secos, pies mojados” que había sido establecida en 1995 contra Cuba como parte de un paquete de medidas para estimular las salidas ilegales de cubanos hacia Estados Unidos con fines de robo de cerebros y propagandísticos, fue acogida con mucho placer a ambos lados del Estrecho de la Florida, a excepción, obviamente, de los sectores y personas que de manera vergonzosa han estado lucrando con sus criminales efectos.

Esa política causante de numerosas tragedias ha quedado sin efecto a raíz de la firma de un nuevo acuerdo migratorio cubano estadounidense.

En la práctica, la nueva situación consiste en que Washington se obliga a aplicar a inmigrantes ilegales provenientes de Cuba el mismo tratamiento migratorio que emplea con quienes llegan a territorio estadounidense desde cualquier otro país del mundo.

La legislación migratoria que Estados Unidos venía aplicando contra Cuba, con absoluta  excepcionalidad, consistía en acoger de manera inmediata a cuanto pretendido inmigrante cubano lo solicitara, apenas pusiera pie en territorio de Estados Unidos. Solo  serían rechazados y devueltos a su lugar de origen aquellos que fueran interceptados en el mar por sus tropas guardacostas.

Entre quienes eran acogidos de inmediato aunque no tuvieran  la documentación requerida estaban quienes arribaran a la frontera terrestre con México, aquellos que llegaran en avión y quienes habiendo ingresado en Estados Unidos legalmente para una permanencia limitada, solicitaran quedarse.

Se trataba, por tanto, de un trato discriminatorio e injusto para con inmigrantes del resto del mundo pero que además estimulaba a ciudadanos cubanos dispuestos a asumir riesgos mortales, o hacérselos correr a sus familiares, niños incluidos, para ser admitidos en paraíso de yanqui.

No pocos de los “beneficiados” eran nacionales de otros países del mundo con documentación cubana falsificada o sustraída de sus legítimos portadores cubanos en cualquier otro lugar del mundo por bandas de traficantes de personas.

La política de “pies secos, pies mojados” deriva de la Ley de Ajuste Cubano, que se mantiene vigente y que es la sombrilla de la que patrocina otras disposiciones gubernamentales encaminadas a promover el derrocamiento del gobierno socialista de la Isla para acabar con lo que representa su ejemplo para otros países de América Latina y el Tercer Mundo.

La Ley de Ajuste Cubano es la legislación típicamente imperialista que reafirmó el tratamiento particular para la emigración cubana al concederle asilo político de forma casi automática, eximiéndole de las cuotas por países que establecía la Ley Inmigratoria en ese país desde 1965 y la posibilidad de ajustar el estatus migratorio al año y un día de permanecer en territorio estadounidense optando por la residencia sin tener que salir de Estados Unidos, tal y como lo establece la Ley Inmigratoria para el resto de los inmigrantes.

Por el nuevo arreglo migratorio recién adoptado por los gobiernos de Cuba y Estados Unidos poco antes de la conclusión del mandato presidencial de Barack Obama, Washington se obliga a seguir proporcionando un mínimo de 20 mil visados anuales para ciudadanos cubanos, cuota cuyo incumplimiento o retraso incrementa la demanda por parte de los interesados en visitar Norteamérica y favorece la oferta de los traficantes de personas.

El acuerdo ha obligado a Washington a derogar otro programa contra Cuba cuya crueldad ha sido aún más evidente. Se trata del programa CIA conocido como “parole”, que promueve la deserción de médicos y otros profesionales cubanos de la salud durante el cumplimiento de sus humanitarias misiones en terceros países.

Aunque tardías, estas modificaciones en la política migratoria estadounidense con Cuba han significado un paso importante y positivo para lograr una migración ordenada, segura y legal, y un aporte importante al combate contra la trata de personas y otros delitos graves que ponen en riesgo la seguridad nacional, tales como el secuestro de aviones y embarcaciones.

La Habana, Enero 31 de 2017

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.

Comienza febrero para los argentinos con nuevos tarifazos

Por Maylín Vidal

Buenos Aires, 1 feb (PL) La electricidad, los peajes y las prepagas (servicios privados de medicina), los tarifazos en esta nación austral parecen no tener fin y los argentinos tendrán que apretar un poco más el bolsillo en este febrero.

Como anunció la víspera el ministro de Energía, Juan José Aranguren, el nuevo cuadro tarifario del servicio de la electricidad entra en vigencia este miércoles con un alza entre el 60 y el 148 por ciento en la capital y el llamado conurbano.

Según detalló, el precio estacional pasará de 320 en enero a 400 pesos (unos 30 dólares) por megavatio/hora en febrero y 640 para marzo (unos 40 dólares) y quizás haya un nuevo ajuste en octubre.

Aranguren explicó que en este proceso de normalización del mercado eléctrico argentino, el aumento de las tarifas de luz se desdoblará en los meses de febrero y marzo 'para que el valor completo (del aumento) se vea a partir de marzo, a fin de contribuir a una menor carga en los bolsillos'.

Al participar en la firma del convenio para la explotación de gas no convencional en el yacimiento de Vaca Muerta, el presidente Mauricio Macri se pronunció sobre las medidas anunciadas por el ministerio de Energía.

'Hace falta ir recomponiendo lo que vale lo que producen. Este es el camino para tener energía y poder crecer', indicó y agregó que 'este aumento nos va a ir acercando al 47 por ciento de lo que vale la energía y arrancamos prácticamente con nada. Es un camino gradual, un paso todos los días'.

En las redes sociales cibernautas argentinos comentaron sobre este próximo tarifazo, que llega precedido de otros que se dieron a inicios de 2017 como el aumento en el combustible, el impuesto Inmobiliario Alumbrado Barrido y Limpieza (ABL) y los parquímetros que subieron en la ciudad de Buenos Aires.

'Si se suma el aumento de hasta el 600 por ciento del 2016 y el 148 por ciento del 2017, tenemos que en 15 meses las empresas Edesur y Edenor tuvieron un tarifazo de mil 600 por ciento', escribió el dirigente nacional del Partido Obrero y el Frente de Izquierda, Gabriel Solano.

'Tu sueldo se cae, pero las acciones de las eléctricas suben...', publicó la expresidenta Cristina Fernández y siguió: una verdadera cadena nacional... pero de aumentos. Asalto al bolsillo familiar: tarifazo de luz, prepagas y peajes.

En tanto un cibernauta identificado como A.C. Sanín opinó que el tarifazo eléctrico golpea a los pobres, no sólo por su costo sino también por traslado a precios, en particular a los alimentos.

Aunque aún no tiene fecha concreta, los argentinos también se preparan para el aumento de los peajes en las autopistas de Buenos Aires (Illia, 25 de Mayo, Perito Moreno), por donde se desplazan alrededor de 1,3 millones de personas, que se encarecerán hasta un 52 por ciento.

Los venideros precios contemplan alzas de hasta 269,2 por ciento para los camiones y de 120 por ciento para los autos. Las tarifas diferenciales dependerán del horario de mayor tráfico y se distinguirán como 'hora congestión' y 'hora promoción', resaltaron medios de prensa locales.

Y aquellos con acceso a las prepagas, la cuota mensual del servicio de medicina privada, tendrán que desembolsar seis por ciento a partir de este mes. Con este último aumento, esta prestación registra una subida interanual de 38 por ciento.

En medio de la constante inflación y el ajuste del Gobierno, es muy complejo vivir en Argentina, donde los precios se encarecen por días.

Según ha trascendido la empresa Agua y Saneamientos Argentinos prevé aplicar aumentos de 25 por ciento como mínimo tras la estrepitosa subida del 300 por ciento en 2016.

Además aumentarán los servicios de la telefonía celular, el servicio del gas en abril, y los colegios privados ya enviaron nuevas tarifas para matrículas y cuotas mensuales del próximo curso y viene también en algunos lugares con alzas.

arc/may


Gobernador de Florida ordena no invertir en Cuba

Editado por Julio Pérez

Rick Scott, gobernador de Florida

Tallahasee, 1 feb (RHC) El gobernador de Florida, Rick Scott, dejó claro que en el presupuesto que los $176 millones destinados a los puertos del estado no pueden ser invertidos en proyectos de infraestructura relacionados con negocios con Cuba, con lo cual se sigue presentando como favorable a mantener el bloqueo. 

El republicano, que durante los últimos meses se ha pronunciado con frecuencia contra acciones favorables hacia Cuba, ya había advertido que recortaría recursos a los puertos que “trabajen” con ese país.

Scott, quien ha mostrado su interés de postular su candidatura en 2018 como senador por Florida, presentó este martes el presupuesto que propone para el estado durante el periodo 2017-2018, por un total de 83.500 millones de dólares, el cual deberá ser aprobado por la Legislatura, informa EFE.

Una cláusula en el presupuesto señala que ninguno de los fondos puede destinarse a proyectos que resulten en la expansión del comercio con Cuba.

El poder legislativo de Florida comenzará a evaluar el presupuesto anual del gobernador a partir de próximo 7 de marzo, cuando inicia sus sesiones.

Scott se había pronunciado la semana pasada en contra de que las terminales marítimas del estado hicieran negocios con Cuba a propósito de una visita que realiza una delegación oficial cubana en EE.UU. para fomentar dichos acuerdos.

El viernes pasado, los puertos floridanos Everglades y Palm Beach cancelaron la firma de sendos acuerdos de cooperación con Cuba tras la advertencia de Scott de impulsar los recortes en la Legislatura

Scott apoya la política del presidente del país Donald Trump, de “revertir” los acercamientos comerciales emprendidos por el expresidente Barack Obama (2009-2017) durante sus dos últimos años de mandato.

Sin embargo, desde que asumió la presidencia, Trump no ha hecho pronunciamiento alguno sobre Cuba, mientras numerosos sectores económicos y sociales norteamericanos sigue expresando la necesidad de seguir el proceso de normalizar relaciones con la nación antillana.

El viernes pasado, los puertos floridanos Everglades y Palm Beach cancelaron la firma de sendos acuerdos de cooperación con Cuba tras la advertencia de Scott de impulsar los recortes en la Legislatura


Trump modela una justicia a la medida de sus planes

Elije para el Tribunal Supremo a Neil Gorsuch, un juez conservador de 49 años favorable a la interpretación "originalista" de la Constitución

Donald Trump. EFE / MICHAEL REYNOLDS

EL PERIÓDICO  - NUEVA YORK   -  IDOYA NOAIN @noainny

MARTES, 31 DE ENERO DEL 2017 - 23:04 CET

Asomado por primera vez a una crisis constitucional por su controvertido veto a refugiados e inmigrantes de siete países de mayoría musulmana e inmerso de lleno en una turbulenta remodelación del Departamento de Justicia que deberá defender sus planes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afronta este martes una de las más trascendentales decisiones de su mandato: ha nominado al juez Neil Gorsuch para el Tribunal Supremo, una elección que reestablece la inclinación del lado conservador del más importante órgano judicial de EEUU y que tiene el potencial de asentar ese giro durante años.

Lo ha reconocido el propio Trump al anunciar la selección de Gorsuch, un “originalista”, favorable a la interpretación original de la Constitución como Antonin Scalia, el magistrado que falleció en febrero del año pasado al que sustituye. “Las decisiones de los jueces del Supremo pueden durar medio siglo o más y a veces pueden ser permanentes”, ha dicho el presidente, que ha situado la selección para el Supremo como “la decisión más importante tras la defensa de la nación”.

Al más puro estilo de sus días como estrella de la televisión realidad, Trump había convocado para este martes a Washington a Gorsuch y a Thomas Hardiman, los dos “finalistas” que habían quedado en un proceso que inició con una lista con 21 nombres que le facilitó la Sociedad Federalista, un grupo legal conservador. Ha hecho su anuncio en su primera comparecencia televisada desde la East Room de la Casa Blanca. Y con la juventud de su elegido (49 años), empieza a asentar una nueva era dominio conservador que puede incrementar si durante su mandato se retiran (o fallecen) alguno de los otros magistrados, donde dos de los jueces progesistas rozan o superan los 80 años.

CONFIRMACIÓN GARANTIZADA

“Espero que demócratas y republicanos puedan unirse por una vez por el bien del país”, ha dicho Trump urgiendo a la confirmación de Gorsuch. Cuando Barack Obama eligió en marzo del año pasado a un magistrado moderado para llenar esa vacante, Merrick Garland, los republicanos bloquearon su confirmación, negando incluso la posibilidad de que arrancaran las vistas.

Las credenciales de Gorsuch, que ha pasado por las universidades de Columbia, Harvard y Oxford y que ejerció dos años en el sector privado y otros dos en el Departamento de Justicia antes de entrar en la judicatura federal de manos de George Bush, no son tan extremas como las de otros candidatos que estaban en la lista pero es probadamente conservador. Lo que está por ver es si su filosofía “originalista” y conservadora (que por lo general se opone a lo que considera como excesos del poder ejecutivo o a limitaciones en derechos como la libertad religiosa o de expresión) choca con las ideas del presidente Trump.

TURBULENCIAS POR EL VETO

Los últimos cuatro días han subrayado lo conflictivo de la agenda del mandatario y también su determinación de sacarla adelante en un esfuerzo que está disparando (más si cabe) la polarización política. Este lunes Trump ha despedido fulminantemente a Sally Yates, la fiscal general (ministra de Justicia) en funciones, una vez que esta criticó el veto a refugiados e inmigrantes musulmanes e instó a los abogados del Departamento de Justicia a no defender la orden ejecutiva de Trump en los tribunales.

Mientras muchos demócratas han aplaudido la muestra de resistencia de Yates, que fue nombrada para el cargo por Obama, hay también juristas y analistas que cuestionan su decisión como un acto político innecesario. En esa línea argumental, y con la lógica de que todos los presidentes forman sus propios equipos, se entiende la decisión de Trump de despedirla. Pero no es menos cierto que el tono del comunicado en el que se anunció la decisión es ejemplo perfecto del tono de la nueva Administración. En él se hablaba de “traición” y se aseguraba que Yates era una nominada de Obama “débil en fronteras y muy débil en inmigración ilegal”.

El debate sobre la polémica orden ejecutiva también ha marcado este martes las sesiones de confirmación de Jeff Sessions como fiscal general, que los demócratas no podrán impedir pero que han retrasado al menos un día. “Esto no es ya una vista de nominación, es un momento constitucional”, ha dicho, por ejemplo, el senador demócrata Dick Durbin. En el fondo del debate está la cuestión de si el máximo responsable de Justicia estaría dispuesto a contradecir al presidente ante una orden ilegal. “El fiscal general es el fiscal del pueblo, no del presidente”, ha dicho otro senador demócrata, Patrick Leahy.

La Casa Blanca, mientras, sigue defendiendo la orden ejecutiva, a las que han mostrado su oposición más de 1.000 funcionarios del Departamento de Estado. El portavoz, Sean Spicer, ha insistido en que “no es un veto” sino un proceso de “escrutinio extremo” y también ha dicho que “no es sobre refugiados”. No solo le contradice el texto de la orden, sino los propios tuits de Trump, en los que usa el término 'veto' ('ban'), como en este: "Si el veto se hubiera anunciado con una semana de anticipación, los 'malos' habrían corrido hacia nuestro país durante esa semana. ¡Un montón de 'tipos malos' por ahí!", escribe el presidente.


PROHIBICIONES Y MUROS NO SON SOLUCIONES

Jorge Gómez Barata

A diferencia de otras religiones, el islam no cuenta con una jerarquía mundial, ni con un centro como el Vaticano, tampoco con un liderazgo semejante al ejercido por el Papa. Por el contrario, las diferentes ramas de esa fe, principalmente chiitas y sunitas suelen enfrentarse entre sí.

Por tanto, no existe ni puede haber un proyecto político musulmán consensuado a escala global que apueste por la violencia y acuda a prácticas terroristas. Todas las organizaciones de ese corte y matriz islámica son de carácter local, y están regidas por liderazgos de perfiles caudillistas.

Las organizaciones terroristas, islámicas o no, son entidades reaccionarias, contrarias al progreso y a cualquier expresión de democracia. Ninguna tiene respaldo popular significativo, no son ponentes de proyectos de liberación nacional o social, y sus jerarcas no son patriotas. En sus respectivos países las entidades terroristas son minoritarias, clandestinas y, en no pocos casos, repudiadas por los pueblos y por las jerarquías religiosas.

Aunque no existen datos exactos, porque en muchos países los censos no reflejan las creencias religiosas, se estima que en el mundo existen más de 1 500 millones de musulmanes. De ellos unos mil millones están en Asia, quinientos millones en África, cincuenta en Europa y otro tanto en África. En las Américas llegan a siete, y en Oceanía se aproximan al millón. En su mayoría se trata de personas pobres, la mitad mujeres, que no solo no están en capacidad de practicar el terrorismo, sino que ni siquiera participan en la política.

Según cálculos realizados a partir del registro de las actividades terroristas y del escaso conocimiento que se tiene de esas organizaciones, se estima que los musulmanes reclutados por formaciones terroristas permanentemente activas, principalmente en Oriente Medio y África, no superan los 50 000 efectivos, entre los cuales se cuentan los reclutados obligatoriamente, incluyendo jóvenes y niños*.

En cuanto a islámicos radicalizados que habitan en Europa, Estados Unidos, y los llamados “lobos solitarios” que no están encuadrados en organizaciones y se involucran por su cuenta en acciones terroristas, las cifras son mínimas. Por ejemplo, en toda Iberoamérica los registrados por servicios de inteligencia como potencialmente peligrosos no pasan de unas decenas.

El terrorismo de matriz islámica, una forma no estatal extremadamente violenta, peligrosa, cruel e injustificada de confrontar, e intentar destruir o quebrantar la civilización, los valores, y los estilos de vida occidentales; no es un fenómeno masivo ni popular. Precisamente por su falta de identidad ideológica y política, y su forma clandestina de actuar, el combate contra el terrorismo de matriz confesional es extremadamente difícil.  

Estas peculiaridades arrojan dudas acerca de la efectividad de medidas como las adoptadas por Estados Unidos, que penalizan a alrededor de 210 millones de personas de siete países musulmanes, la mayoría de los cuales no se involucran con el terrorismo, lo repudian, y jamás han pensado viajar a los Estados Unidos. Más práctico seria investigar y decidir sobre aquellos que solicitan visas y son elegibles para obtenerlas.

Ofender al islam, provocar a sus fieles, y dictar medidas colectivas ineficaces, no solo no resuelve ninguno de los problemas asociados al terrorismo, sino que incentiva los odios y las reservas. Obviamente Estados Unidos y las grandes potencias aliadas en la lucha contra ese flagelo cuentan con recursos más eficaces, y con menos daños colaterales. Allá nos vemos.

La Habana, 01 de febrero de 2017

………………………………………………………………………
⃰* Naturalmente no se incluyen los musulmanes que en Afganistán, Irak, Siria, Líbano, Yemen y otros países predominantemente musulmanes, se involucran en la lucha armada contra agresores e invasores extranjeros, lo cual no los convierte en terroristas.