domingo, 29 de enero de 2017

"No es justificada": Merkel critica la prohibición migratoria de Trump

RT  -   29 ene 2017 11:08 GMT

La canciller de Alemania ha expresado su opinión sobre las últimas medidas migratorias del presidente de EE.UU.


La canciller de Alemania, Angela Merkel ha expresado su opinión sobre las últimas medidas migratorias del presidente de EE.UU., Donald Trump. La mandataria ha tachado de "no justificada" la prohibición del ingreso a EE.UU. de inmigrantes provenientes de siete países con mayoría musulmana, según informa su portavoz Steffen Seibert, citado por DPA.

"Merkel está convencida de que incluso la necesaria y determinada lucha contra el terrorismo no justifica poner a las personas de un origen particular o una fe particular bajo sospechas generales", ha indicado Seibert.

Merkel y Trump hablaron por teléfono el sábado por primera vez desde la investidura del republicano. La declaración conjunta de Estados Unidos y Alemania después de la conversación no mencionó el tema de los refugiados u otras medidas migratorias.

La reacción del Reino Unido

Por su parte, la primera ministra británica Theresa May ha declarado este domingo que el Gobierno del Reino Unido no está de acuerdo con el nuevo decreto migratorio del presidente de Estados Unidos.

"La política migratoria de Estados Unidos es un asunto de su Gobierno, así como la política de inmigración en este país se debe determinar por nuestro gobierno. Pero no estamos de acuerdo con ese enfoque", ha afirmado May, según su portavoz.

"Estamos estudiando el nuevo decreto, para entender cuáles son sus consecuencias legales, en particular, para los ciudadanos del Reino Unido", ha apuntado la representante de la primera ministra británica.

Nuevas medidas migratorias

El nuevo líder estadounidense firmó este viernes un decreto para regular el flujo de entrada de inmigrantes en su país e institucionalizar la norma de "investigación extrema" sobre las personas procedentes de Oriente Medio. Las nuevas medidas, según Trump, permitirán "mantener fuera de EE.UU. a los terroristas islámicos radicales" y aceptar "solo aquellos que apoyen a nuestro país y amen profundamente a nuestra gente".

Entre las medidas para reducir el flujo de inmigrantes y refugiados, el decreto firmado por Trump establece que:

  • a partir de este viernes y durante los próximos 120 días queda suspendido el programa de admisión de todos los refugiados;

  • la entrada de los refugiados sirios queda suspendida indefinidamente;

  • durante 90 días queda suspendida la llegada de inmigrantes provenientes de siete países con mayoría musulmana: Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen.

Agentes de EE.UU. echan el alto a periodistas británicos porque no se creen sus fechas de nacimiento

RT  -   29 ene 2017 11:27 GMT

Agentes de los servicios secretos de EE.UU. impiden el paso a periodistas británicos que asistían a la rueda de prensa entre Trump y Theresa May en la Casa Blanca debido a un problema con las fechas.

Imagen ilustrativa Kevin Lamarque Reuters

Los servicios secretos de EE.UU. se resistieron este viernes a dejar entrar a un grupo de periodistas británicos a la Casa Blanca, donde se celebró la rueda de prensa conjunta entre el presidente estadounidense, Donald Trump y la primera ministra británica, Theresa May, primer mandatario que visita EE.UU. tras la investidura del multimillonario neoyorquino. Los agentes echaron el alto a los periodistas en la entrada porque las fechas de nacimiento que figuraban en sus papeles les despertaron sospechas.

La confusión se produjo porque en Reino Unido, al igual que en mayoría de los países del mundo, las fechas se escriben siguiendo el orden 'día/mes/año'; mientras que EE.UU. es uno de los pocos países donde las fechas empiezan con el mes.

Es decir, el 28 de enero de 2017 se escribe '28-01-2017' en la mayor parte del mundo, pero '01-28-2017' en EE.UU.

Por esa razón, todos los periodistas que nacieron después del día 12 del mes despertaron sospechas de los servicios secretos.

"Aquí está [Theresa May]. No se sabe en qué formato está escrito su fecha de nacimiento", bromeó uno de los periodistas.

El reportero del periódico 'The Mail on Sunday' Ned Donovan escribió en su cuenta de Twitter que un empleado de la oficina de prensa de la Casa Blanca lo regañó por haberse reído al enterrarse de que los agente no sabían que en Reino Unido el formato de fechas era diferente. "¿Por qué le parece chistoso? Una persona escribe que nació en 01/08/año, ¿por qué espera que pensemos que esto significa 1 de agosto? ¿Por qué?", citó el reportero las palabras del empleado.

Una vez aclarada la confusión los periodistas pudieron entrar, informa el diario 'The Sun'.


Bombardeo de EEUU en Yemen deja cerca de 60 muertos

Publicado en Cubadebate el 29 enero 2017

Al menos 41 presuntos milicianos de Al Qaida y 16 civiles, entre ellos ocho mujeres y ocho niños, murieron este domingo en Yemen, en el primer ataque aéreode gran envergadura atribuido a Estados Unidos en este país desde la llegada de Donald Trumpa la Casa Blanca.

El bombardeo fue realizado a primera hora de la mañana por drones y helicópteros Apache en Yakla, en la provincia de Baida, en el centro de Yemen, indicó a la AFP un responsable provincial.

Fuentes tribales confirmaron este balance de 57 muertos, entre los que figuran saudíes y egipcios, y precisaron que algunas personas seguían bajo los escombros de casas alcanzadas por el bombardeo.

Drones y helicópteros Apache, armados con ametralladoras pesadas, atacaron objetivos de Al Qaida en una escuela, una mezquita y un dispensario, precisó este responsable que requirió el anonimato.

Por su parte, las fuentes tribales dieron cuenta de la participación de comandos y soldados estadounidenses en tierra.

El jefe local de Al Qaida, identificado como Abu Barazan y de nacionalidad extranjera, figura entre las personas muertas en la operación, precisó el responsable provincial.

En el ataque también murieron tres jefes tribales vinculados a Al Qaida: los hermanos Abdelrauf y Soltan al Zahab y Saïf Alawai al Jawfi, informaron fuentes tribales y locales.

En el pasado, otros dos hermanos de la familia Al Zahab habían muerto en ataques de drones.

Esta operación militar es la primera atribuida a Estados Unidos contra los yihadistas en Yemen desde que Trump asumió el cargo, el 20 de enero.

Durante la presidencia de Barack Obama, Estados Unidos incrementó el uso de drones contra sospechosos yihadistas en Yemen, así como en otros países, incluido Afganistán.

Vacío de poder

Estados Unidos, único país que dispone en la región de drones capaces de ser utilizados en operaciones de ataque, considera que Al Qaida en la Península Arabiga (AQPA) es la rama más peligrosa de la red yihadista.

Pero Washington sólo informa esporádicamente sobre su campaña de operaciones en Yemen. El 14 de enero, el Pentágono dio cuenta del asesinato de un alto responsable de Al Qaida en Baida.

Al Qaida y el grupo yihadista Estado Islámico aprovechan el vacío de poder en Yemen creado por un conflicto que dura ya dos años entre el gobierno y los rebeldes chiitas hutíes, operando en particular en el sur y sureste del país.

La provincia de Baida está mayoritariamente controlada por los hutíes, pero Yakla está controlada por las tribus, y tiene al menos dos bases de entrenamiento para Al Qaida, según fuentes locales.

Las fuerzas leales al presidente Abd Rabo Mansur Hadi lanzaron ofensivas contra los yihadistas en el sur, pero éstos continúan activos en varias regiones.

En paralelo a la ofensiva de Estados Unidos contra los yihadistas, una coalición árabe-sunita liderada por Arabia Saudí respalda al presidente yemení Abd Rabo Mansur Hadi.

En marzo de 2015 lanzó una campaña de bombardeos aéreos después de que los hutíes, aliados de los partidarios del expresidente Alí Abdalá Saleh, conquistaran la capital y avanzaran hacia el sur de Yemen.

Desde entonces, más de 7.400 personas han muerto en Yemen, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Según un coordinador humanitario de la ONU, Jamie McGoldrick, unos 10.000 civiles murieron en el conflicto.

(Con información de EFE)


"Rechazo y decepción": México responde al apoyo de Israel al muro de Trump

RT  -  29 ene 2017 13:20 GMT

La Cancillería mexicana reiteró su respeto y admiración por el pueblo judío, y aseguró que seguirá trabajando con Israel para "combatir cualquier forma de discriminación en el mundo".

El muro fronterizo entre México y EE.UU. tomado desde Ciudad Juárez, estado de Chihuahua. Alicia Fernandez / Xinhuawww.globallookpress.com

El Gobierno mexicano, a través de su Secretaría de Relaciones Exteriores, ha manifestado a Israel su "profunda extrañeza, rechazo y decepción" por el mensaje que el primer ministro de aquel país hiciera respecto al polémico proyecto de la construcción de un muro fronterizo entre EE.UU y México.

"México es un amigo de Israel, y debe ser tratado como tal por su primer ministro", reza el comunicado del Gobierno del país latinoamericano, que resalta que hace apenas un día —el pasado sábado— la Cancillería honró y recordó a las víctimas del Holocausto judío a través de un acto conmemorativo en el que el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray Caso, expresó "el entrañable afecto de México hacia el pueblo de Israel".

La Cancillería ha reiterado su respeto y admiración por el pueblo judío y destaca que tanto su país como Israel "comparten el rechazo histórico al racismo y la xenofobia". Asimismo aseguró que "seguirá  trabajando de cerca con Israel para combatir cualquier forma de discriminación en el mundo".

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, había calificado de "gran idea" la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de construir el muro en la frontera de EE.UU. con México. Días atrás, el presidente estadounidense firmó un decreto que autoriza la construcción, además de una orden que prohíbe la entrada a su país de ciudadanos de siete países musulmanes. 


Jueza de EE.UU. bloquea deportación de detenidos en aeropuertos tras decreto de Trump

Cubasí  -   Telesur  -  Domingo, 29 Enero 2017 07:23


Los detenidos con visado válido podrán permanecer en EE.UU. bajo las condiciones de una estancia de emergencia.

La jueza federal de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), Ann M. Donnelly, permitió que las personas retenidas en aeropuertos de Estados Unidos (EE.UU.) permanezcan en el país, pese al veto del presidente Donald Trump, que prohíbe temporalmente la entrada de inmigrantes procedentes de Yemen, Irak, Irán, Libia, Siria, Sudán y Somalia.

La orden dictada por la jueza indica que los refugiados podrán quedarse en EE.UU. si tienen un visado válido y únicamente bajo las condiciones de una estancia de emergencia.
  
El envío de esas personas a sus países podría causar un "daño irreparable", dijo la jueza, reseñaron medios locales. Donnelly fijó una audiencia para el 21 de febrero para abordar nuevamente el caso.

La jueza respondió a una demanda interpuesta por la Unión para las Libertades Civiles en América contra la orden ejecutiva firmada por Donald Trump este viernes, de un veto de viaje temporal a siete países de mayoría musulmana, bajo el argumento de combatir el terrorismo.

La ACLU informó que entre 100 y 200 personas fueron detenidas al llegar a varios aeropuertos de EE.UU. desde que Trump firmó la orden ejecutiva.


Irán aplicará medidas recíprocas a la decisión de EE.UU. de prohibir la entrada a sus ciudadanos

RT  -   28 ene 2017 17:52 GMT

La cancillería iraní tomará medidas similares contra los estadounidenses hasta que "termine por completo el humillante trato" contra sus ciudadanos.

Un policía fronterizo iraní hace guardia sobre una torre en la frontera con Afganistán. 20 de mayo de 2009. Caren Firouz Reuters

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, ha señalado que su país responderá con una medida recíproca a la decisión de la Administración del presidente estadounidense Donald Trump de vetar la emisión de visas a los ciudadanos de siete países musulmanes. Así lo informa la agencia iraní Tasnim, a través de su director general Abas Aslani.

"La decisión de las autoridades estadounidenses de prohibir el ingreso a EE.UU. a los musulmanes, a pesar de ser temporal y válido por 3 meses, constituye una clara ofensa al mundo islámico y en especial a Irán", señala el comunicado emitido por la Cancillería iraní.

"Contrario al objetivo de la lucha contra el terrorismo y la seguridad del pueblo estadounidense, esta decisión es un gran regalo para los extremistas y sus seguidores", reza el comunicado, que confirma que la decisión de tomar medidas recíprocas por parte de Irán se tomará hasta que "termine por completo el humillante trato" contra sus ciudadanos.

Un decreto controversial 

El presidente estadounidense Donald Trump firmó un decreto oficial que prohíbe indefinidamente la entrada al país de refugiados sirios y suspende por un lapso de 90 días la llegada de inmigrantes provenientes de siete países con mayoría musulmana: Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen.

Las reacciones a esta medida del presidente estadounidense no se hicieron esperar. El presidente iraní, Hasán Rohanícriticó la decisión del mandatario de EE.UU. al destacar que "no es tiempo para construir muros entre las naciones" y consideró incluso que "si existen muros entre los países, estos deben ser derribados".

El periodista iraní Saeed Kamali Dehghan, quien trabaja para el diario británico 'The Guardian', considera que los inmigrantes iraníes son uno de los grupos con mayor éxito en EE.UU., que han ocupado altos cargos en prestigiosas compañías e instituciones como la NasaApple, eBay —cuyo fundador es iraní—, Dropbox y Facebook.

Medidas más duras 

Además, la medida establece que a partir de ahora se prestará mayor atención a la revisión de los antecedentes de aquellas personas indocumentadas y de los solicitantes de visado estadounidense que provengan de países y de regiones donde proliferan las organizaciones terroristas islamistas.

Asimismo, las autoridades estadounidenses anunciaron que se aplicarán pesquisas "extremas", con el fin de analizar de manera exhaustiva si los extranjeros de esta parte de Oriente Medio cuentan con antecedentes penales o mantienen vínculos con organizaciones terroristas.

La primera semana de Trump sacude EEUU y aterroriza a la comunidad internacional

En solo siete días, el nuevo presidente ha transformado las formas y los pilares por los que durante décadas se ha regido la primera superpotencia mundial

Trump señala a miembros de la prensa, sentado en su despacho del Air Force One, el 26 de enero. AP / PABLO MARTINEZ MONSIVAIS

EL PERIÓDICO  - NUEVA YORK -  IDOYA NOAIN @noainny
SÁBADO, 28 DE ENERO DEL 2017 - 21:41 CET

Quince meses fueron suficientes para disparar en una meteórica carrera política hasta la cumbre del poder mundial a Donald Trump, un empresario inmobiliario y estrella de la telerealidad. Ahora, en solo siete días en la Casa Blanca, este septuagenario ha transformado radicalmente no solo las formas sino también muchos principios políticos que han regido Estados Unidos durante décadas e incluso siglos. La Administración y muchos de quienes votaron a Trump (si no la inmensa mayoría o incluso la totalidad de esos votantes) celebran la primera semana como una de logros y “promesas cumplidas”. Quienes advertían de la posible regresión e involución democrática lamentan haber tenido razón. Y las palabras que ha tuiteado este sábado una de las más cercanas asesoras de Trump, Kellyanne Conway, tienen sentido opuesto según si las interpretan sus defensores o sus críticos: “Shock para el sistema. Y solo está empezando”.

Tras una semana tan intensa como salpicada de caos para los estándares de cualquier Administración, EEUU amanecía este sábado con personas que tienen la documentación necesaria para entrar en el país, ya sea como refugiados o como inmigrantes legales, frenados en las fronteras, y cientos de miles más conscientes de que enfrentan un veto por discriminación religiosa. Es el escandaloso fruto de la última de las 15 acciones que Trump ha tomado en sus primeros siete días usando el poder ejecutivo, el mismo del que él y los republicanos acusaban de abusar a Barack Obama. Y es el más poderoso recordatorio del poder que maneja Trump.


LO SIMBÓLICO Y LO TANGIBLE

Las acciones ejecutivas que ha tomado (seis órdenes, ocho memorandos y una proclamación) satisfacen promesas de campaña como el abandono de tratados de libre comercio. La mayoría, no obstante, tienen más peso simbólico que real. A muchas (incluyendo la que afecta a la destrucción de la reforma sanitaria de Obamala reactivación de dos polémicos oleoductos o la persecución de inmigrantes sin papeles y la construcción del muro con México) les queda un largo y complejo camino legislativo y legal por delante que no garantiza su aplicación. Han sido redactadas, en buena parte, sin consultar con las agencias encargadas de implementarlas o los legisladores que tienen que conseguir convertirlas en realidad. Y tras muchas de ellas se sabe que está la mano de Stephen Bannon y Stephen Miller, dos hombres que como buena parte del círculo más cercano de asesores de Trump (y como el propio presidente) han llegado a la Casa Blanca sin experiencia en el gobierno pero con una agenda decidida y radical.

A ese agresivo despliegue de poder, además, le han acompañado otras muchas acciones en algunos casos menos visibles pero más efectivas y de consecuencias ya tangibles. La cruzada contra el aborto, por ejemplo, se libra con fuerza no solo dentro de las fronteras de EEUU sino también a través del recorte de fondos para ONGs internacionales. Una Administración plagada de negacionistas del cambio climático ha empezado a desandar pasos dados. Se ha impuesto una mordaza a las agencias federales. Y se han congelado decenas de regulaciones.

EL MAGMA

La transformación radical que representa Trump tiene otros elementos. Lo que dice, cómo y cuándo lo dice y lo que hace y cómo y cuándo lo hace forman un magma donde se combinan lo real y lo falso, lo trascendente y lo banal, lo preparado y lo lanzado por sorpresa y fuera de guión. Sus obsesiones personales (como la cobertura mediática de su toma de posesión) han sido elevadas por su cargo a cuestiones políticas, igual que su encarnizado enfrentamiento con los medios de comunicación. Su Casa Blanca replica tanto la improvisación como la estrategia del “caos intencionado” que contribuyeron a hacer triunfal su campaña. Y su cuenta de Twitter, que sigue siendo un vertedero de filias y fobias, ahora ya es ineludible.

En una semana en el Despacho Oval Trump ha tenido también ya una crisis diplomática, con México, y se ha asomado a una guerra comercial (aunque en solo unas horas un anunciado impuesto a las importaciones mexicanas pasó a formar parte de la larga lista de ‘solo una idea’). En el aire está también que llegue a usar el poder ejecutivo para iniciar una investigación por supuesto fraude electoral, una de las falsedades que usó en campaña y repite ahora que es presidente, minando con nuevo poder la confianza en la democracia estadounidense.
Pese a su primera reunión bilateral, que mantuvo el viernes con Theresa May, y 11 conversaciones telefónicas con líderes mundiales, el mensaje de “América primero” no ha desaparecido ni un día de su discurso. Y que el sábado coincidiera con un cierre parcial de las fronteras de EEUU profundiza los miedos a un creciente aislacionismo. Arranca la semana número dos.



El veto de Trump a refugiados y musulmanes desata el caos en aeropuertos y fronteras

EEUU empieza a rechazar a decenas de personas con permisos legales. Creciente indignación ante una medida islamófoba ya retada en los tribunales

Inmigrantes se manifiestan este viernes en Nueva York contra la política migratoria de Trump. EFE / JUSTIN LANE

EL PERIÓDICO  -  NUEVA YORK -  IDOYA NOAIN  @noainny
SÁBADO, 28 DE ENERO DEL 2017 - 23:40 CET

El iraquí que trabajó como traductor para el Ejército de Estados Unidos, el científico iraní que debía llegar a un laboratorio en Boston, la familia de refugiados de Siria que iba a instalarse en Ohio, el doctorando iraní con permiso de residencia permanente... El veto impuesto por Donald Trump a refugiados e inmigrantes de siete países de mayorías musulmanas, que entró en vigor inmediatamente tras la firma de una orden ejecutiva, tiene sus primeras víctimas. Y crecen los fantasmas de un apartheid religioso en un país que cerró sus fronteras el viernes, paradójicamente, el mismo día en que se marcaba el recuerdo del Holocausto nazi, en el que como han recordado muchos fallecieron precisamente refugiados que Estados Unidos rechazó.

Desde el viernes, un número no determinado de personas pero que superan la decena solo en un aeropuerto neoyorquino han quedado atrapadas en los aeropuertos estadounidenses, en los que se les ha negado la entrada al país pese a tener la documentación legal. En el resto del mundo se impedía embarcar o se bajaba de aviones a otros que se disponían a volar a EEUU también con los papeles requeridos. Y a la par ha ido creciendo la indignación y denuncia de la conflictiva medida, que ha sido ya retada en los tribunales y cuyo alcance es mayor incluso de lo que se había anticipado. A última hora de este sábado, Trump ha declarado que el veto estaba funcionando "muy bien".

Trump, que ha congelado 120 días todo el programa de refugiados e indefinidamente el concreto para los sirios, no solo ha paralizado al menos durante 90 días la concesión de visados a todos los ciudadanos de Irak, Irán, Siria, Libia, Sudán, Somalia y Yemen. Según ha confirmado el Departamento de Seguridad Interior, su orden ejecutiva afecta también a personas que ya eran residentes legales de EEUU o inmigrantes con visado a los que la entrada en vigor les ha pillado fuera del país y que ahora no pueden regresar.

DEFENSA Y CRÍTICAS

Antes de que Trump fuera presidente miembros de su gabinete como el ahora vicepresidente Mike Pence criticaron la medida (en diciembre de 2015 Pence la tildó de “ofensiva e inconstitucional”). Pero ahora tanto fuentes de la Administración como destacados líderes republicanos defienden que “no se trata de un veto a musulmanes” y niegan que Trump, que dará prioridad como refugiados a los cristianos perseguidos, haya impuesto un “test religioso”.

Sus voces, no obstante, palidecen frente a las que denuncian la rampante discriminación de la medida y su ilegalidad, teniendo en cuenta, por ejemplo, que una ley de 1965 prohibió toda la discriminación a inmigrantes en base a su origen nacional. Una docena de premios nobeles y miles de académicos han firmado una carta de denuncia e Irán, uno de los países cuyos ciudadanos se ven afectados, ha anunciado ya que tomará medidas de reciprocidad.