lunes, 9 de enero de 2017

POR QUÉ SOMOS POBRES

Jorge Gómez Barata

Los países de América Latina son inmensamente ricos y dramáticamente pobres. Ningún estado europeo posee más riquezas naturales que Brasil, México, Argentina, Colombia o Venezuela, sin embargo, ni uno solo de ellos ha logrado rebasar el umbral del desarrollo. Pudo haber sido de otra manera y todavía es posible…

La riqueza de estas naciones es un potencial proporcionado por la naturaleza, mientras la pobreza se deriva de dos fenómenos estructurales. El primero, la vigencia del modelo económico agroexportador que favorece el latifundio, el monocultivo, el extrativismo y el rentismo y da la espalda al mercado interno.

El segundo se relaciona con la adopción de modelos políticos nominalmente republicanos en los cuales la ausencia de democracia y la debilidad endémica de las instituciones públicas dieron lugar a estados que, en lugar de arbitrar entre los actores sociales en la búsqueda de la convivencia y el bien común, cohonestaron los abusos de poder de oligarquías que asumieron los países como botín. Salvo excepciones temporales, en la región, el poder político ha sido utilizado como fuente de privilegios y enriquecimiento.

Si bien los países latinoamericanos fueron saqueados por los colonizadores europeos, sus riquezas son más que suficientes para proporcionar niveles de bienestar considerablemente más elevados que los existentes. No se trata de escases de recursos, sino de ausencia de voluntad política para, a partir de los bienes nacionales y de acciones sociales sistemáticas y eficaces, formular o aplicar acciones y doctrinas que propicien el desarrollo económico.

En más de doscientos años de poder virtualmente absoluto, las oligarquías nativas, asociadas al capital extranjero y usufructuarias de los beneficios de los modelos económicos y políticos establecidos, ni siquiera intentaron desatar las trabas que impidieron el desarrollo económico y el progreso social, lo cual las descalifica como opción. En los casos en que, en diferentes momentos, en Brasil, Argentina, México, Costa Rica, se instalaron administraciones que se enfocaron en el desarrollo, los resultados positivos han sido visibles.    
   
No obstante, la pobreza, la ignorancia y la indefensión no han logrado impedir avances que, aunque lentos y angustiosos han conducido al crecimiento del protagonismo de las mayorías, lo que explica el papel de los movimientos sociales y la instalación de gobiernos progresistas mediante elecciones.

Lamentablemente errores en el diseño de las políticas económicas de desarrollo y participación social, exagerado incremento del gasto público, alianzas fallidas y concesiones que abren espacios a la corrupción y el clientelismo, provocan desmovilización social. A ello se agregan las acciones desde el exterior y las coyunturas objetivamente adversas que, en conjunto, impiden la consolidación de los gobiernos populares.

Resignarse a creer que los reveces en Brasil y Argentina, la inestabilidad en Venezuela, la coyuntura electoral en Bolivia y otros procesos negativos se explican porque se haya agotado un ciclo progresista y creer que, en algún momento, llegará otro, es introducir argumentos falsos. Tales ciclos no existen ni han existido nunca. Inventar excusas solo sirve para evadir responsabilidades. Allá nos vemos.

La Habana, 09 de enero de 2017

*Este artículo fue escrito para el diario mexicano ¡Por Esto! Al reproducirlo o citarlo, indicar esa fuente   


El Parlamento de Venezuela declara al presidente Maduro en "abandono del cargo"

RT  -   9 ene 2017 21:14 GMT

La declaratoria de abandono del cargo del presidente venezolano Nicolás Maduro ha sido aprobado por mayoría en el Parlamento.

Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores en Caracas, el 17 de diciembre de 2016. Miraflores Palace Reuters

Con un total de 106 votos a favor, en la sesión de la Asamblea Nacional de Venezuela celebrada este lunes se ha aprobado la figura de "abandono del cargo" del actual mandatario del país, Nicolás Maduro, informa 'El Nacional'.

La maniobra política ya había sido intentada por la oposición venezolana el año pasado. Sin embargo, el Parlamento no está facultado por la Constitución para efectuar esa suerte de "juicio político" al mandatario.

Este lunes, el Tribunal Supremo de Justicia emitió un comunicado en el que reiteró que la Asamblea Nacional debe abstenerse "de continuar el procedimiento de declaratoria de 'responsabilidad política' contra el Presidente de la República y, en definitiva, de dictar cualquier tipo de acto que se encuentre al margen de sus atribuciones constitucional".

Esta es la primera sesión del Parlamento que está presidida por el diputado opositor Julio Borges, quien se juramentó el pasado 5 de enero y prometió que reactivaría el "impeachment" a Maduro, luego que la derecha decidiera retirarse de la mesa de diálogo planteada por el gobierno. 


Empieza la era Trump...

Ignacio Ramonet

Le Monde diplomatique  -  Nº: 255   Enero  2017

Unos días después del acuerdo entre Rusia y Turquía que permitió acabar con la interminable batalla de Alepo, leí en un célebre semanario francés el siguiente comentario: “La permanente crisis de Oriente Medio está lejos de resolverse. Unos piensan que la solución pasa obligatoriamente por Rusia, mientras que otros creen que todo depende de Turquía. Aunque lo que queda claro ahora es que, de nuevo y definitivamente –por lo menos cabe desearlo–, Rusia tiene en sus manos los argumentos decisivos para poner punto final a esa crisis”. ¿Qué tiene de particular este comentario? Pues que se publicó en la revista parisina L’Illustration... el 10 de septiembre de 1853.

O sea, hace ciento sesenta y tres años la crisis de Oriente Medio ya era calificada de “permanente”. Y es probable que lo siga siendo... Aunque un parámetro importante cambia a partir de este 20 de enero: llega un nuevo presidente de Estados Unidos a la Casa Blanca: Donald Trump. ¿Puede esto modificar las cosas en esta turbulenta región? Sin ninguna duda, porque, desde finales de los años 1950, Estados Unidos es la potencia exterior que mayor influencia ejerce en esta área y porque, desde entonces, todos los presidentes estadounidenses, sin excepción, han intervenido en ella. Recordemos que el caos actual en esta zona es, en gran parte, la consecuencia de las intervenciones militares norteamericanas decididas, a partir de 1990, por los presidentes George H. Bush, Bill Clinton y George W. Bush, y por el (más reciente) azorado apoyo a las “primaveras árabes” estimuladas por Barack Obama (y su secretaria de Estado Hillary Clinton).

Aunque globalmente la línea que defendió el candidato republicano durante su campaña electoral fue calificada de “aislacionista”, Donald Trump ha declarado en repetidas ocasiones que la Organización del Estado Islámico (OEI o ISIS por sus siglas en inglés) es el “enemigo principal” de su país y que, por consiguiente, su primera preocupación será destruirlo militarmente. Para alcanzar ese objetivo, Trump está dispuesto a establecer una alianza táctica con Rusia, potencia militarmente presente en la región desde 2015 como aliada principal del Gobierno de Bachar el Asad. Esta decisión de Donald Trump, si se confirma, representaría un espectacular cambio de alianzas que desconcierta a los propios aliados tradicionales de Washington. En particular a Francia, por ejemplo, cuyo Gobierno socialista –por extrañas razones de amistad y negocios con Estados teocráticos ultrarreaccionarios como Arabia Saudí y Qatar– ha hecho del derrocamiento de Bachar el Asad, y por consiguiente de la hostilidad hacia el presidente ruso Vladímir Putin, el alfa y el omega de su política exterior (1).

Donald Trump tiene razón: las dos grandes batallas para derrotar definitivamente a los yihadistas del ISIS –la de Mosul en Irak y la de Raqqa en Siria– aún están por ganar. Y van a ser feroces. Una alianza militar con Rusia es, sin duda, una buena opción. Pero Moscú tiene aliados importantes en esa guerra. El principal de ellos es Irán, que participa directamente en el conflicto con hombres y armamento. E indirectamente pertrechando a las milicias de voluntarios libaneses chiíes del Hezbolá.

El problema para Trump es que también repitió, durante su campaña electoral, que el pacto con Irán y seis potencias mundiales sobre el programa nuclear iraní, que entró en vigor el 15 de julio de 2015 y al que se habían opuesto duramente los republicanos en el Congreso, era “un desastre”, “el peor acuerdo que se ha negociado”. Y anunció que otra de sus prioridades al llegar a la Casa Banca sería desmantelar ese pacto que garantiza la puesta bajo control del programa nuclear iraní durante más de diez años, a la vez que levanta la mayoría de las sanciones económicas impuestas por la ONU contra Teherán.

Romper ese pacto con Irán no será sencillo, pues se firmó con el resto de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU (China, Francia, el Reino Unido, Rusia) y Alemania, a los que Washington tendría que enfrentarse. Pero es que, además, como se ha dicho, el aporte de Irán en la batalla contra el ISIS, tanto en Irak como en Siria, resulta fundamental. No es el momento de enemistarse de nuevo con Teherán. Moscú, que ve con buenos ojos el acercamiento de Washington, no aceptará que esto se haga a costa de su alianza estratégica con Teherán.

Uno de los primeros dilemas del presidente Donald Trump consistirá, pues, en resolver esa contradicción. No le resultará fácil. Entre otras cosas porque su propio equipo de halcones, que acaba de nombrar, parece poco flexible en lo que respecta a las relaciones con Irán (2).

Por ejemplo, el general Michael Flynn, su asesor de Seguridad Nacional (lo que Henry Kissinger fue para Ronald Reagan), está obsesionado con Irán. Sus detractores le definen como “islamófobo” porque ha publicado opiniones que muchos consideran abiertamente racistas. Como cuando escribió en su cuenta de Twitter: “El temor a los musulmanes es perfectamente racional”. Flynn participó en las campañas para desmantelar las redes insurgentes en Afganistán y en Irak. Asegura que la militancia islamista es una “amenaza existencial a escala global”. Igual que Trump, sostiene que la Organización del Estado Islámico es la “mayor amenaza” a la que se enfrenta EE.UU. Cuando fue director de la Agencia de Inteligencia para la Defensa (AID), de 2012 a 2014, dirigió la investigación sobre el asalto al consulado estadounidense de Bengasi, en Libia, el 11 de septiembre de 2012, en el que murieron varios “marines” y el embajador norteamericano Christopher Stevens. En aquella ocasión, Michael Flynn insistió en que el objetivo de su agencia, como el de la CIA, era “demostrar el papel de Irán en ese asalto” (3). Aunque jamás haya habido evidencia de que Teherán tuviera cualquier participación en ese ataque. Curiosamente, a pesar de su hostilidad hacia Irán, Michael Flynn está a favor de trabajar de manera más estrecha con Rusia. Incluso, en 2015, el general viajó a Moscú, donde fue fotografiado sentado al lado de Vladímir Putin en una cena de gala para el canal estatal de televisión Russia Today (RT), en el que ha aparecido regularmente como analista. Posteriormente, Flynn admitió que se le pagó por hacer ese viaje y defendió al canal ruso diciendo que no veía “ninguna diferencia entre RT y el canal estadounidense CNN”.

Otro antiiraní convencido es Mike Pompeo, el nuevo director de la CIA, un ex militar graduado de la Academia de West Point y miembro del ultraconservador Tea Party. Tras su formación militar fue destinado a un lugar de extrema tensión durante la Guerra Fría: patrulló el “Telón de Acero” hasta la caída del Muro de Berlín en 1989. En su carrera como político, Mike Pompeo formó parte del Comité de Inteligencia del Congreso y se destacó en una investigación que puso contra las cuerdas a la candidata demócrata Hillary Clinton por su pretendido papel durante el asalto de Bengasi. Ultraconservador, Pompeo es hostil al cierre de la base de Guantánamo (Cuba) y ha criticado a los líderes musulmanes de Estados Unidos. Es un partidario decidido de dar marcha atrás con respecto al tratado nuclear firmado con Irán, al que califica de “Estado promotor del terrorismo”.

Pero quizás el enemigo más rabioso de Irán, en el entorno de Donald Trump, es el general James Mattis, apodado “Perro Loco”, que estará a cargo del Pentágono (4), o sea, ministro de Defensa. Este general retirado de 66 años demostró su liderazgo militar al mando de un batallón de asalto durante la primera guerra del Golfo en 1991; luego dirigió una fuerza especial en el sur de Afganistán en 2001; después comandó la Primera División de la Infantería de Marina que entró en Bagdad para derrocar a Sadam Hussein en 2003; y, en 2004, lideró la toma de Faluya en Irak, bastión de la insurgencia suní. Hombre culto y lector de los clásicos griegos, es también apodado el “Monje Guerrero”, alusión a que jamás se casó ni tuvo hijos. James Mattis ha repetido infinitas veces que Irán es la “principal amenaza” para la estabilidad de Oriente Medio, por encima de organizaciones terroristas como el ISIS o Al Qaeda: “Considero al ISIS como una excusa para Irán para continuar causando daño. Irán no es un enemigo del ISIS. Teherán tiene mucho que ganar con la agitación que crea el ISIS en la región”.

En materia de geopolítica, como se ve, Donald Trump va a tener que salir pronto de esa contradicción. En el teatro de operaciones de Oriente Próximo, Washington no puede estar –a la vez– a favor de Moscú y contra Teherán. Habrá que clarificar las cosas. Con la esperanza de que se consiga un acuerdo. De lo contrario, hay que temer la entrada en escena del nuevo amo del Pentágono, James Mattis “Perro Loco”, de quien no debemos olvidar su amenaza más famosa, pronunciada durante la invasión de Irak: “Vengo en son de paz. No he traído artillería. Pero, con lágrimas en los ojos, les digo esto: si me fastidian, los mataré a todos”.   


(1) Aunque, como se sabe, hay elecciones el próximo mes de mayo en Francia, a las cuales el actual presidente socialista François Hollande, muy impopular, ha decidido no volverse a presentar. El candidato conservador con mayores posibilidades de ganar, François Fillon, ha declarado, por su parte, que reorientará la política exterior francesa para normalizar de nuevo las relaciones con Moscú.

(2) Léase Paul Pillar, “Will the Trump Administration Start a War with Iran?”, The National Interest, 7 de diciembre de 2016.

(3) Léase The New York Times, 3 de diciembre de 2016.

(4) James Mattis necesitará que el Congreso le conceda una excepción para esquivar la ley que exige que pasen siete años entre salir del Ejército y acceder a la jefatura del Pentágono.


El ascenso de Rusia y de China 'abre el apetito' a la Armada de EE.UU.

RT  -   9 ene 2017 14:21 GMT

La Marina de EE.UU. ha solicitado un aumento de su flota desde los actuales 274 buques funcionales a los 355, el mayor desde los tiempos de la Guerra Fría.

Dos personas despiden con banderas al portaviones estadounidense Ronald Reagan en la base naval de San Diego (California), el 31 de agosto de 2015. Mike Blake Reuters

Las Armada estadounidense busca un aumento presupuestario sin precedentes desde la Guerra Fría para hacer frente a la renovación militar de Rusia y a las ambiciones de Pekín en el mar de la China Meridional, informa la agencia AP.

La propuesta para aumentar la flota desde los actuales 274 buques funcionales hasta 355, anunciada el mes pasado por la Armada, supera incluso a la promesa formulada por el presidente electo Donald Trump durante su campaña electoral, que se comprometió a que los astilleros afectados por los recortes presupuestarios de los últimos años reciban incentivos.

"Rusia y China van a seguir reforzando sus armadas. Las complejidades no van a mitigarse. La Armada, más que cualquiera de nuestros servicios, es nuestra presencia de vanguardia. La necesitaremos", afirmó Matthew Paxton, presidente del Consejo de Astilleros de EE.UU., que representa a la mayoría de las compañías de construcción naval del país.

Si los planes de la Armada se concretan, la construcción naval estadounidense volverá a los niveles de la Guerra Fría, cuando el sector trabajaba día y noche sobre un plan de 600 buques ordenado por el expresidente Ronald Reagan.

Sin embargo, el exasesor del subsecretario de Defensa en el Gobierno de Reagan, cree que la solicitud de la Armada es poco realista a no ser que la Administración de Trump desee aumentar el presupuesto "hasta niveles jamás vistos".

El objetivo impuesto por la Armada para los próximos 30 años requerirá entre 5.000 y 5.500 millones de dólares en gastos adicionales anuales, según estimaciones del analista naval Ronald O'Rourke, del Servicio de Investigación del Congreso, centro analítico del Parlamento estadounidense.


"FUTURO PRESIDENTE": Trump replica a Meryl Streep calificándola de actriz sobrevalorada

Washington, 9 ene (PL) El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, replicó hoy a las recientes críticas de la actriz Meryl Streep tildándola de intérprete sobrevalorada y lacaya de Hillary Clinton. 

Aún sin haber visto la ceremonia de los Globos de Oro, donde Streep lo criticó por sus burlas al periodista discapacitado Serge Kovaleski, Trump aseguró que esperaba los ataques de la 'gente liberal del cine'.

'Una de las actrices más sobrevaloradas de Hollywood no me conoce, pero me atacó anoche en los Golden Globes', tuiteó el magnate neoyorquino, quien insistió en que nunca se burló de Kovaleski.

Además, calificó a la multipremiada intérprete de 'lacaya de Hillary que perdió en grande', refiriéndose al apoyo de las artes a la candidata demócrata a la Casa Blanca.

Streep recibió anoche el premio Cecil B. DeMille por su carrera, y en su discurso de aceptación aludió a las grotescas burlas de Trump, y a sus planes de deportación.

'Si en Hollywood echáramos a todos los que no nacieran aquí no quedaría nada que mirar salvo el fútbol y las artes marciales, que no son precisamente arte', dijo Streep, quien fue ovacionada por el auditorio.

rc/cmv


Cadena suiza Kempinski abrirá hotel en Cuba

Radio Rebelde  -  2017-01-09 10:07:33 / web@radiorebelde.icrt.cu

Imagen generada en computación de cómo se vería el hotel desde el Parque Central de La Habana. Foto: Cortesía de Gaviota S.A.

La cadena de hoteles Kempinski Hotels tiene previsto abrir su primer hotel internacional de lujo en La Habana, refiere el portal Cubasi.cu.

Así, el Gran Hotel Kempinski La Habana va a ofrecer un total de 246 habitaciones y suites y está programado para abrir en el segundo trimestre de 2017.

El establecimiento está situado en el corazón de La Habana con vistas directas al Capitolio y el Gran Teatro de La Habana.

Presentará una variedad de restaurantes y bares, que incluye una sala de tabaco y una azotea con un restaurante panorámico con vistas a la ciudad.

El Gran Hotel Kempinski La Habana fue construido entre 1894 y 1917, como el primer centro comercial en estilo europeo.

PENTAGONO.- NO LES INTERESA AHORRAR 125 MIL MILLONES

Por Dr. Néstor García Iturbe

“La sensación de cumplir con el más sagrado de los deberes,
luchar contra el imperialismo donde quiera que esté”
Che

En fecha reciente, el Pentágono solicitó la realización de un estudio sobre la utilización de los fondos que le son asignados.  Este estudio fue realizado por el Consejo de Negocios para la Defensa (Defense Business Board),  un órgano asesor formado por ejecutivos de distintas corporaciones, conjuntamente con la firma Mckinsey y Compañía.

Al tomar en consideración los gastos realizados por el Pentágono en distintos epígrafes, el estudio señaló que  prácticamente una tercera parte de los 580 mil millones de dólares reflejados en el presupuesto se utilizaban en labores vinculadas a la contabilidad, recursos humanos, logística y otras de carácter burocrático.

El estudio señalaba que el Departamento de Defensa estaba pagando el salario  de 1,014,000 personas, entre contratistas, civiles y personal militar para que estos ocuparan puestos en oficinas distantes a los lugares en los que se encuentran  1,300,000 efectivos que están cumpliendo tareas en el ejercicio activo. La proporción es casi
de uno por uno.

Dentro de las recomendaciones que realiza el estudio, está el modificar el destino de 125 mil millones de dólares situados en los epígrafes de Tropas y Armamento. Entre otras opciones, se plantea que este ahorro pudiera utilizarse para los gastos de renovación del arsenal nuclear, o en los gastos operativos de 50 brigadas del Ejército,
Si se desea utilizar esa cantidad de dinero en otros gastos del Pentágono, con la misma pudieran comprarse 3000 caza bombarderos F-35 para la Fuerza Aérea, o 10 porta aviones con sus naves acompañantes para la Marina de Guerra

Sin embargo, el mencionado estudio no fue del agrado de la dirección del Pentágono, que se mostró inconforme de que el mismo mostrara tanto gasto innecesario, pues el este podía actuar en contra de sus constantes reclamos de mayores presupuestos para garantizar la Seguridad Nacional. Sería un arma para aquellos que en el Congreso y la Casa Blanca plantean reducir el presupuesto de Defensa.

Ante el “grave peligro” que un documento como ese podía causar a la Seguridad Nacional de Estados Unidos, el Pentágono le dio la más alta clasificación  como  SECRETO, restringió totalmente su utilización y retiró de su página Web el mismo.

Claro está, que el Pentágono pudiera acusar a  Rusia de haber “hackeado” este documento, para darlo a la publicidad y desacreditar al Departamento de Defensa, sin embargo, la realidad es que el mismo fue publicado por el Washington Post que pudo obtener una copia.

Como dato curioso,  considero importante mencionar la información que sobre los contratistas se refleja en el estudio.

El Ejército emplea  199,661 contratistas, por los que paga, por cada uno, 189,188 dólares anuales.

La Marina emplea 197,093 contratistas, que cada uno le cuesta 170,865 dólares anuales.

La Fuerza Aérea cuenta con 122,470 contratistas, cuyo costo anual individual es de 186,142 dólares.

Este es otro epígrafe en el que estoy seguro se pueden hacer reducciones, todo está en que Estados Unidos se decida a disminuir su `presencia militar en otros países y cambiar la política hegemónica que rige sus destinos

La Habana, 7 de enero 2017

GRUPO EL HERALDO  sarahnes@cubarte.cult.cu


Assange: "El informe de la CIA sobre la injerencia rusa se diseñó para tener efecto político"

RT  -  9 ene 2017 14:38 GMT

El fundador de WikiLeaks afirma que el documento de la CIA sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de EE.UU. no tiene "ninguna prueba de peso".

Andrew Winning. Reuters

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha declarado este lunes que el documento de la CIA sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de EE.UU. "no es un informe de inteligencia", sino "un comunicado de prensa" que está "claramente diseñado para tener un efecto político".

"Es bastante embarazoso para la inteligencia estadounidense publicar algo así", ha asegurado Assange, que ha añadido que los organismos de inteligencia de EE.UU. se politizaron durante la Administración Obama.

"Simplemente una parte de la CIA leyó Twitter, fuentes abiertas y creó este informe", ha afirmado.

"Ninguna prueba de peso"

El fundador de WikiLeaks ha destacado que el informe sobre las presidenciales no tiene "ninguna prueba de peso". "[El director de Inteligencia Nacional, James] Clapper no puede decir cuándo se extrajo el material del Comité Nacional Demócrata o cuándo fue suministrado a WikiLeaks. Es decir, tiene cero evidencia de ningún 'hackeo'", ha apuntado Assange.

Más información en breve.


Meryl Streep enciende los Globos de Oro con un discurso contra Donald Trump

Publicado en Cubadebate el 9 enero 2017


La multipremiada actriz Meryl Streep, durante su discurso de homenaje en los Globos de Oro 2017, dio un encendido discurso con respecto a la situación política de los Estados Unidos.

Con todos los presentes de pie, Streep tomó la palabra: “Hollywood avanza gracias a los extranjeros y a los que llegan de afuera. Si los echamos a todos, no tendremos nada para ver más que fútbol y artes marciales combinadas, que no es un arte. (…) El trabajo de un actor es sacar a la luz la vida de otras personas que son distintas, para que se los conozca. Aquí hay grandes actores que han interpretado grandes papeles, pero este año ha habido uno que me ha conmovido: ese momento en el que la persona que va a sentarse en el asiento más preciado de este país se rio de un periodista discapacitado. No fue en una película, sino en la vida real”, siguió, ante la mirada atenta de sus pares.

“Ese instinto de humillar. La falta de respeto y la violencia incitan a la violencia”, expresó en otro tramo de su discurso. “Cuando los poderosos usan su posición para maltratar a otros, todos perdemos”, indicó, para luego aconsejar: “Todos debemos ayudar a los periodistas porque los vamos a necesitar”.

Luego, antes de que el teatro estallara en un aplauso, recordó a su amiga Carrie Fishercon una frase que la ex Princesa Leia le dijo alguna vez: “Tomá un corazón roto y hacé arte”.

(Con información de La Nación)


DESAFÍOS DE CUBA EN EL 2017

Por Pedro Martínez Pírez

El decrecimiento de la economía cubana en casi uno por ciento el pasado año, cuando el país sufrió también importantes daños por el paso del huracán Matthew, y se mantuvo el impacto del ilegal e injusto bloqueo de Estados Unidos,  no impidió, sin embargo, que Cuba lograra excelentes indicadores de salud y estableciera un nuevo récord en el arribo de turistas.

Según datos oficiales del Ministerio cubano de Salud Pública la mortalidad infantil cerró el pasado año con apenas 4 coma 3 por cada mil nacidos vivos, creció la esperanza de vida y mejoraron otros indicadores de salud.

A pesar de las dificultades económicas y los graves efectos del bloqueo de Estados Unidos, cuyo costo acumulado sobrepasa ya los 125 mil millones de dólares, en Cuba se mantuvo la gratuidad de los servicios de Salud y Educación, así como la seguridad social, entre otros logros de la Revolución.

Y también a pesar de que los estadounidenses siguen sin poder viajar a Cuba en calidad de turistas, por prohibición expresa de Washington, el pasado año vinieron al archipiélago cubano más de cuatro millones de visitantes, la mayoría de ellos procedentes de Canadá.

Cuba se propone este año un modesto crecimiento económico de dos por ciento de su producto interno bruto, pero el mayor obstáculo para su desarrollo sigue siendo la existencia del genocida bloqueo de Estados Unidos, que ya sobrepasa el medio siglo y su eliminación, que ha sido reclamada por la Asamblea General de la ONU en los últimos 25 años, depende de la voluntad política de un Congreso sumamente hostil a Cuba.

De ahí que la Mayor de las Antillas, que ha logrado enfrentar mediante grandes sacrificios, pero con éxito,  la política imperial de Estados Unidos, continúe en este 2017 sus esfuerzos encaminados a mejorar  los indicadores económicos y a consolidar sus relaciones con el mundo.

La Habana, 09 de enero de 2017