martes, 6 de diciembre de 2016

El Pentágono oculta un informe que desvela un despilfarro de la cuarta parte de su presupuesto

RT  -  6 dic 2016 21:55 GMT

En un intento de optimizar su gestión, el Departamento de Defensa de EE.UU. encargó un análisis de sus gastos a un grupo de expertos. Cuando vio sus resultados, rechazó las conclusiones por "poco realistas".

El edificio del Pentágono. Global Look Press / Ron Sachs

En enero de 2015, los dirigentes del Pentágono recibieron un informe con el que podrían haber ahorrado hasta una cuarta parte del presupuesto de Defensa evitando diversos despilfarros. Todo ese dinero se podría haber reinvertido en el abastecimiento de las Fuerzas Armadas y en el desarrollo de sus capacidades combativas. Sin embargo, los altos funcionarios prefirieron obviar sus recomendaciones y ocultar los resultados.

El informe fue realizado por la Junta de Negocios de Defensa (Defense Business Board), un panel asesor federal de ejecutivos corporativos, cuyos responsables han compartido con el periódico 'The Washington Post' algunas de sus impresiones sobre este trabajo .

Los investigadores procesaron una gran cantidad de información para evaluar de qué manera se distribuía el presupuesto de aproximadamente 580.000 millones de dólares (en un quinquenio) entre las distintas operaciones de compra, contabilidad, recursos humanos, logística y gestión de propiedades.

Un informe de síntesis de 77 páginas cifró los gastos no justificados en los que incurría el Departamento de Defensa en unos 125.000 millones de dólares, una cuarta parte de todo el presupuesto. Una proyección para el lustro siguiente sugería ahorrar ese cantidad corrigiendo los errores previamente cometidos.

El plan de los expertos no requería el despido múltiple de funcionarios ni reducciones en el personal militar. En lugar de eso, buscaba "agilizar la burocracia", reducir el número de contratistas altamente retribuidos y mejorar el uso de la tecnología informática.

Fueron los propios dirigentes del Pentágono quienes habían buscado asesorarse para hacer más eficaz su enorme burocracia. Para los militares, el principal objetivo del estudio era una posible redistribución del dinero ahorrado para destinarlo en tropas y armas. Economizando según las sugerencias del informe, se podría haber pagado gran parte de la cuenta para la renovación del vetusto arsenal nuclear del país o aumentado los gastos operativos de 50 brigadas del Ejército, entre otras opciones.

Sin embargo, cuando la investigación descubrió la escala del derroche, que iba mucho más allá de lo esperado, los altos funcionarios optaron por cerrarla y desacreditar sus resultados. La investigación periodística reveló las razones para el nerviosismo del Pentágono.

Al poner de relieve tanto despilfarro, el informe podía socavar sus esfuerzos para persuadir a los políticos de que mejoraran su financiación, castigada por los años de austeridad económica. En lugar de proporcionarles más dinero, supusieron, el Congreso y la Casa Blanca podrían ordenar aún más recortes.

"Todos se quejaban de su penurias económicas, pero nosotros les propusimos una manera de ahorrar un montón de dinero", afirmó en declaraciones al diario Robert Stein, un inversor privado de Jacksonville, Florida, que desempeñó el cargo de presidente en la Junta de Negocios de Defensa. Stein calificó las conclusiones del estudio como "indiscutibles" y la supresión de los resultados por el Pentágono de "farsa".

El subsecretario de Defensa, Robert Work, la segunda persona más importante en el Pentágono, es un buen ejemplo de cómo se transformó la postura oficial con respecto al estudio entre el comienzo y el fin del trabajo de los expertos. Fue uno de los promotores de la iniciativa, pero ahora se niega a discutir las conclusiones sobre el tamaño de la burocracia y los gastos que esta implica. Evalúa la propuesta de ahorrar aquellos 125.000 millones de dólares como "poco realista".

Finalmente, todo el plan de ahorro resultó truncado en espera del aumento del gasto militar prometido por el presidente electo, Donald Trump. El Pentágono impuso restricciones de acceso a los datos de la investigación y a sus cálculos. Incluso las menciones al propio informe en el sitio web del Departamento de Defensa han sido borradas.


DONALD TRUMP Y EL FIN DEL INTERVENCIONISMO

Por Manuel E. Yepe

Muchos observadores de la política internacional asocian a los Clinton -Bill y Hillary- con el auge del intervencionismo, en especial del llamado “intervencionismo humanitario”, violenta proyección imperialista de Estados Unidos que también permeó los períodos de gobierno de Barack Obama e hizo disminuir su aprobación popular interna, internacional e histórica.

Ciertamente, los grandes descalabros militares y los  penosos desastres humanitarios que provocaron en Kosovo, Irak, Libia y Siria, contribuyeron a la derrota de Hillary Clinton por Trump pero han propagado un pronóstico – sin dudas precipitado- del obligado fin de la era actual de intervencionismo y el comienzo de otra nueva de aislacionismo en la política exterior de EEUU.

Según Marwen Bouassida, periodista tunecino residente en Cartago, la victoria de Trump en la puja por la presidencia de Estados Unidos se aprecia en el Medio Oriente como una liberación, una esperanza de cambio y una ruptura con la política belicista de Clinton, Bush y Obama. Una política que, oculta en el subterfugio de la "reconstrucción nacional", ha destruido algunas de las más antiguas naciones y civilizaciones de la tierra y para nada ha contribuido al bienestar de estos pueblos dejando en cambio miles de personas muertas en Yugoslavia, Irak, Libia o Siria.

La naturaleza selectiva de las intervenciones humanitarias refleja su naturaleza punitiva. Las sanciones se dirigen siempre contra regímenes que no le son incondicionales a la superpotencia; las intervenciones humanitarias son castigo disfrazado de ayuda; demuestran no ser más que una nueva excusa para imponer las ambiciones hegemónicas de Estados Unidos y sus aliados; han sido el nuevo fundamento para la existencia de la OTAN después del derrumbamiento de la Unión Soviética, y son una forma de atacar a Rusia y privarla de sus zonas de influencia.

Una propuesta con visión de futuro surgida en su Cumbre de La Habana en el año 2000 del Grupo de los 77 -coalición de los países del tercer mundo- formuló, en evidente rechazo de la doctrina de Clinton de 1999, un enérgico rechazo a cualquier intervención humanitaria que no respete la soberanía de los estados afectados. Enunciada a raíz de la guerra de Kosovo, la doctrina de intervención humanitaria se convirtió en la nueva fachada de la política exterior de Estados Unidos, y fue usada reiteradamente por Hillary Clinton durante su mandato como Secretaria de Estado.

Pero la derrota de Hillary Clinton y la elección de Trump no son razones suficientes para pronosticar una próxima disminución del intervencionismo.

Según Boussida, Trump es un nacionalista cuyo ascenso ha sido el resultado de una coalición anti-intervencionista dentro del partido republicano que profesa una política exterior que se basa  en la utilización de la fuerza militar sólo en casos de vital necesidad para la seguridad nacional de Estados Unidos, “poniendo fin a los intentos de imponer la democracia derrocando a regímenes en el extranjero, ni participar en otras situaciones en las que no tenemos derecho a intervenir."

Incluso presidentes en ejercicio pueden cambiar su política en el curso de su mandato, como lo hiciera George W. Bush que era un conservador republicano opuesto al intervencionismo y su política cambió tanto en el ejercicio del gobierno que llegó a ser uno de los más agresivas y brutales regímenes en la historia de la nación.

Aún no están claros los vínculos de Trump con los neo-cons. Los más conocidos, Paul Wolfowitz, William Kristol y Robert Kagan, parecen haber perdido fuerza por haber apoyado la candidatura de Hillary. Pero otros, menos importantes o influyentes, parecen haber ganado por su apoyo a Trump: Dick Cheney, Norman Podhoretz y James Woolsey, su asesor y uno de los arquitectos de las guerras en el Medio Oriente, quien fuera Jefe de la CIA en el gobierno de  Clinton y se unió a la campaña de Trump en los recientes comicios.

En este contexto, la derrota de Hillary Clinton y las promesas de no intervención de Trump no son razones suficientes para suponer  que ha legado el fin de una era y el inicio de otra caracterizada por la disminución del intervencionismo.

El no intervencionismo prometido por Trump no equivale por  necesidad a  una política aislacionista. No intervenir no significa que Washington deje de proteger sus intereses estratégicos o de otro tipo en el extranjero. Podría significar que sólo intervendrá en el extranjero para defender sus propios intereses y no los de sus aliados. Es más realista suponer que mientras Estados Unidos tenga intereses en otros países del sur, no dudará en intervenir.

“Pretextando llevar bienestar, la intervención humanitaria ha entregado miseria; en lugar de valores liberales, ha galvanizado recelo religioso; en vez de democracia y derechos humanos, ha instalado autocracias”, según sentenció el periodista Bouassida.

La Habana, Diciembre 5 de 2016

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.


Japón rehúsa ofrecimiento de disculpas por ataque a Pearl Harbor

El ataque de Pearl Harbor, foto tomada desde un avión japonés | Wikipedia

Tokio, 6 dic (PL) El gobierno japonés declinó hoy el ofrecimiento de disculpas a Estados Unidos por el ataque a la base de Pearl Harbor en 1941, pese a la visita del presidente Barak Obama al enclave el 27 de diciembre.

Según anunció el jefe del gabinete nipón, Yoshihide Suga, el mandatario norteamericano se reunirá en Pearl Harbor con el primer ministro Shinzo Abe, pero Tokio no ofrecerá una excusa formal. La visita es una oportunidad para mostrar respeto a las personas fallecidas durante el conflicto y expresar un mensaje de reconciliación entre Japón y Estados Unidos, añadió.

Yoshihide aclaró que la decisión de Abe no es una moneda de cambio tras la estancia de Obama en Hiroshima en mayo pasado, sino una iniciativa para fortalecer la alianza bilateral y promover la paz en la región Asia-Pacífico.

Abe será el primero de su rango en visitar la base naval de las islas Hawai, bombardeada el 7 de diciembre de 1941 por la Armada Imperial Japonesa, durante la Segunda Guerra Mundial.

El ataque a Pearl Harbor causó dos mil 403 muertos estadounidenses y mil 178 heridos, y al día siguiente, 8 de diciembre, Washington declaró la guerra al entonces Imperio japonés.

oda/ymn


Frei Betto

Por Fidel Castro Ruz

Publicado en Cubadebate el 6 diciembre 2016

Fidel junto a Frei Betto y un grupo de científicos cubanos en la Inauguración del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de La Habana. Foto: Cortesía del CIGB

En medio de estos días bastante atareados, me llega el recordatorio de que Frei Betto me había solicitado unas breves palabras para un libro que se quiere editar y ya está listo.

Creo que se pueden publicar muchas cosas amables sobre él, pero no puedo permitir que se nos escape así.

Primero debo decir que lo conocí hace algo más de 35 años, cuando visité Managua el 19 de julio de 1980, en ocasión del primer aniversario de la Revolución Sandinista. Las calles vibraban con los cantos sobre el héroe y creador de la lucha contra la tiranía somocista: «Carlos Fonseca, tayacán vencedor de la muerte, novio de la patria rojinegra, Nicaragua entera te grita: ¡Presente!», y aquello se repetía y repetía con la voz clara y musical de los nicaragüenses.

Un desfile militar presidido por el Comandante Edén Pastora, a quien sin duda le gustaban las ceremonias militares y marchaba erguido a la cabeza de aquella vigorosa milicia, desfilaba ante Daniel Ortega y demás miembros de la dirección del movimiento revolucionario. Allí estaba Rosario Murillo, que acompañó a Daniel en el audaz viaje que llegó a la ciudad de Matagalpa, cuna del poeta Rubén Darío, en pleno apogeo de la lucha revolucionaria.

En aquella conmemoración tuve el honor de conocer a Frei Betto, jubiloso y feliz con aquella revolución en pleno corazón de Centro América tras la huella del heroico General de Hombres Libres, Augusto César Sandino, asesinado por los intervencionistas yankis.

Desde entonces pude apreciar que se trataba de una persona de vasta cultura, amplios conocimientos y profundas convicciones.

Motivado desde muy joven por la fe religiosa, había transitado por una vida revolucionaria en la que sufrió prisión en dos ocasiones. La primera, sin haber cumplido aún los veinte años; y más tarde, entre 1969 y 1973.

Vivió en favelas y compartió con los más pobres. Se consagró a la concientización y movilización populares, y el contacto con el pueblo lo confirmó en la causa que abrazó para toda su vida.

En 1992, durante el «Período Especial», momento difícil para nuestro país, organizó con otros amigos brasileños el Vuelo de la Solidaridad a Cuba.

Contribuyó con sus opiniones y experiencias a la preparación de la visita a Cuba del Papa Juan Pablo II, y participó como invitado en ese encuentro. Del Papa Francisco, que nos visitó recientemente, conocíamos su simpatía por la paz y su lucha resuelta por el bienestar de todos los pueblos, a quien obsequié el libro Fidel y la religión, escrito por Frei Betto, quien a su vez me había hablado sobre el carácter progresista y las ideas del nuevo jefe de la Iglesia Católica.

En Frei Betto está presente un alto sentido de lealtad y amistad. Ha defendido con vehemencia a Cuba y a la Revolución, sin dejar de tener puntos discrepantes o diferentes a los nuestros, y los hemos analizado y discutido de modo constructivo entre revolucionarios y verdaderos amigos, como se comprueba en el diálogo sostenido entre ambos, publicado por él, bajo el título Fidel y la religión.

Asumió como suya la causa de los Cinco Héroes cubanos y la hizo valer en las más diversas tribunas internacionales.

Hombre sencillo, de habla pausada, con la modestia y la humildad que enaltece su condición de fraile, se identificó con los valores genuinos de nuestra revolución que, según afirma, son también los de la religión que él profesa: justicia, igualdad, compromiso con los pobres y discriminados.

Pero nadie piense que no discutimos bastante. Betto sostiene teorías científicas en las cuales cree decididamente, basadas en el «Big Bang». Fue una de las primeras personas que me habló del singular fenómeno. A mí, que cursé el 5to. grado de primaria en el colegio Dolores de Santiago de Cuba, regido por jesuitas bien preparados y exigentes, me habían explicado la existencia de los planetas que giran alrededor del Sol, y las distancias de cada uno de ellos y del nuestro en la inmensa galaxia donde estamos ubicados.

En aquella época progresaba la economía imperialista emanada del colonialismo. Los mapas del África, gran parte del Oriente Medio, el Sur y el Sureste de Asia, Oceanía, Australia, Canadá, Dinamarca, el Caribe y las Malvinas, aparecían con los colores típicos de cada uno de los países anglosajones europeos dueños; y de algunos otros como Francia, Italia, Bélgica y España, todos desarrollados en mayor o menor grado, que avanzaban hacia las sociedades de consumo desde hace menos de un siglo.

Para Betto, versado además en cuestiones científicas, la evolución de la materia estaría acompañada de un elevado porcentaje de radiaciones, visibles unas, y oscuras otras, cuyas consecuencias en miles de millones de años, un número ya incalculable de científicos en más de 500 ―quinientos― centros de observación espacial, no se atreven a predecir.

No sé lo que recordará ahora Frei Betto de aquel intercambio. Téngase presente que solo en mi memoria guardo los recuerdos del encuentro en que me interrogó a su antojo durante un montón de horas en mi propio despacho, donde, como cosa curiosa, yo miraba de vez en cuando una foto de Ernest Hemingway junto a una gigantesca aguja ―dos veces el tamaño del autor de El viejo y el mar― que este me había obsequiado.

Yo estaba avergonzado de mi propia ignorancia que no me permitía un análisis profundo sobre el tema. Me preguntaba por qué había estudiado Derecho. Pensé que fue la falta de orientación profesional lo que me llevó a ese error. El hábito de discutirlo todo dio lugar a que muchos dijeran que yo iba a ser abogado; y cuando me preguntaban qué carrera pensaba estudiar, respondía mecánicamente: «abogado». Matriculé esa carrera, pero estudiando una asignatura ―Economía Política― temida por todos los alumnos del primer curso, descubrí la verdad. Un exigente profesor, que no tenía paz con nadie, en ocasiones examinaba él mismo oralmente a los alumnos; yo, que andaba ocupado con otras tareas de atención a los propios alumnos como cabeza de la candidatura del primer curso de ese año, dejé para el segundo curso la Economía Política, impresa en mil páginas de mimeógrafo con borrosas letras, pues no había libros de textos. Leí varias veces aquel complejo material y me presenté al examen oral. No fue poca mi sorpresa cuando después de un largo examen, el profesor me otorgó la nota de «sobresaliente».

Era precisamente lo que me interesaba: la política; cómo enfrentar los fenómenos de superproducción, las crisis económicas, el desempleo, el hambre y la injusticia social. Por ello incluí otra carrera, la de Ciencias Sociales. Fiel a la idea, a partir del tercer curso, me dediqué a estudiar más de 30 asignaturas correspondientes a estos temas. Me parecía el objetivo a seguir como instrumento de la política revolucionaria que era realmente la idea que se venía gestando en mi mente.

Después de cumplir compromisos de apoyo político al Partido del líder independentista puertorriqueño, Pedro Albizu Campos, por un lado, y por otro con el pueblo dominicano en su lucha contra Leónidas Trujillo, donde adquirí las primeras experiencias en la lucha armada, me dediqué al estudio. En 1959 visité Harvard y allí compré El Capital de Carlos Marx, en inglés, aunque tenía una copia en español. Imagínense la idea de estudiar a Marx en inglés, un autor difícil de comprender en español.

Tal era la fiebre política, que aún conservo.

Debo consignar que no podría concluir estas líneas si no afirmo que, en mi opinión, estamos viviendo un momento decisivo para nuestra especie. Es como si los seres humanos fuésemos incapaces de comprender que nuestra especie está al borde del más grave de los errores, desde que surgió hace menos de un millón de años o tal vez mucho menos, en que varios tipos de seres humanos, entre ellos el Homo Sapiens, el Neandertal y tal vez otro u otros, fuesen capaces de pensar, aunque todavía no se haya dispuesto de las pruebas definitivas. Por otro lado, las noticias sobre las llamadas «civilizaciones» datan desde hace apenas cuatro mil quinientos años, es lo que yo creía desde que al final del Bachillerato pude leer los legendarios poemas atribuidos a un poeta griego llamado Homero; sin embargo, el propio Frei Betto me explicó que la ciudad de Jericó tiene más de diez mil años, él conocía de sobra lo que se ha investigado sobre aquella ciudad, y describía, como si acabara de llegar de una visita, hasta los colores y arquitectura de las casas.

En los últimos cien años dos poderosas potencias, la URSS y la República Popular China, partieron de las ideas marxistas-leninistas en la búsqueda de la libertad y la justicia social por la única vía posible: ¡La Revolución social! Cualquiera de ellas adquirió con los años el poder suficiente para enfrentar al poderoso imperio basado en la opresión y el saqueo. Solo el espíritu realmente aventurero e irresponsable puede llevar a Estados Unidos a una guerra con cualquiera de ellas, independientemente de los hechos que se produjeron en el Estado socialista multinacional de la URSS en el último decenio del siglo XX.

Entre Rusia y China, que tanto hermanó la Revolución, se desarrollan excelentes relaciones.

Hoy Betto recibirá la Categoría Especial Dr. Honoris Causa en Filosofía en el Aula Magna de la Universidad de La Habana. Cuando Frei Betto vuelva a Cuba tendrá que estar bien pertrechado para discutir con su ignorante amigo.

Fidel Castro Ruz

Octubre 12 de 2015
1 y 15 p.m.

Frei Betto en la presentación de su libro “Fidel y la Religión”. Foto de Archivo

Fidel y Frei Betto el domingo 16 de febrero de 2014.


Unión Europea aprueba acuerdo para normalizar relaciones con Cuba

Publicado en Cubadebate el 6 diciembre 2016

Los 28 países que integran la Unión Europea (UE) aprobaron hoy a nivel de sus embajadores la firma de un acuerdo político y de cooperación entre ese bloque y Cuba para normalizar sus relaciones.

Según la página oficial de la UE, la disposición, que aún aguarda un proceso de aprobación, fue tomada hoy por los funcionarios europeos en la capital belga y se espera sea ratificada próximamente por el Consejo Europeo.

De esta manera, los Estados miembros secundan las tres iniciativas planteadas en septiembre último por la alta representante de Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini.

La comisionada italiana insistió en que dichas medidas serán tomadas para “derogar formalmente” la llamada posición común (política que desde 1996 el ente europeo aplica para regular sus nexos con Cuba) y así incentivar mejores relaciones del bloque comunitario con la nación caribeña.

El Consejo de Ministros de la UE deberá aprobar la decisión tomada este miércoles, la cual necesita también el consentimiento posterior del Parlamento Europeo para que el pacto pueda ser aplicado.

Por último, la UE adelantó que la rúbrica oficial del documento tendrá lugar el próximo lunes por Mogherini y el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez.

Cuba y la UE comenzaron el proceso de negociaciones de este acuerdo en abril de 2014, un inicio de la sociedad que fue firmada el 11 de marzo del presente año, durante una ceremonia a la que Mogherini acudió en La Habana.

Federica Mogherini y Bruno Rodríguez. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

(Con información de Prensa Latina)


Las prioridades de Donald Trump hacia Cuba

Por Arthur González

Martianos - diciembre 6, 2016

Fuertes dolores de cabeza tendrán el nuevo presidente de Estados Unidos y su equipo de trabajo en cuanto a las prioridades de su política hacia Cuba, anunciadas recientemente por su portavoz, Jason Miller, en una conferencia de prensa.

De acuerdo con sus declaraciones, las supuestas prioridades de Donald Trump, cuando tome su asiento en la Sala Oval, serán “los presos políticos, los fugitivos de la justicia norteamericana, la libertad política, religiosa y los derechos humanos en la Isla”, lo que puede convertirse un bumerang para el nuevo Presidente, al tener los Estados Unidos el techo de un fino cristal en esos temas.

Las veleidades de Trump, lo han hecho hablar sobre Cuba de forma irracional, demostrando que no conoce de su historia, de los constantes fracasos de la política yanqui en casi 60 años, además de proyectar una imagen inconsistente cuando afirmó durante las primarias, “que apoyaba la apertura hacia La Habana” y semanas después prometerle a la mafia terrorista de origen cubano de Miami  que “revocaré las medidas ejecutivas aprobadas por Barack Obama si el gobierno de los Castro no restaura las libertades”.

Trump se ha rodeándose de funcionarios de origen cubano ligados a esa mafia terrorista, que pasados 60 años aun añoran retornar a un pasado oprobioso como el que vivió el pueblo cubano bajo la dictadura de Fulgencio Batista, cuyos abuelos y padres participaron en muchos de sus crímenes y desmanes, como es el caso de los hermanos Díaz-Balart.

En tono amenazante y pasado de moda, debido a su probada inefectividad para derrocar a la Revolución cubana, Reince Priebus, futuro jefe del gabinete del Presidente, aseguró: “Trump aguardará por algunos movimientos del Gobierno cubano en cuanto a las libertades, para entonces decidir cómo será su relación con la Isla y, de no haberlos, revertirá el acercamiento entre ambas naciones iniciado en diciembre de 2014”.

Pésimo comienzo en el tema cubano para un inexperto Presidente, quien antes de hablar debería estudiarse los escandalosos fracasos de la política de agresiones hacia Cuba, llevadas a cabo por 11 administraciones que le precedieron, y sacar conclusiones que ni la guerra económica sostenida desde 1959, ni los planes de terrorismo de estado, las múltiples operaciones de guerra psicológica y mucho menos la invasión de la brigada mercenaria 2506, pudieron destruir un auténtico proceso revolucionario.

Las declaraciones efectuadas por Trump ante el fallecimiento del líder Fidel Castro, calificándole de “brutal dictador, que oprimió a su propio pueblo y dejó un legado de fusilamientos, robos, sufrimiento inimaginable, pobreza y negación de derechos humanos fundamentales”, auguran un retorno a la añeja política de agresiones de todo tipo, a la que el pueblo cubano está acostumbrado y donde, sin dudas, acumula su más amplio caudal de experiencias, incluso mayores que para una etapa de aparentes “relaciones diplomáticas”.

Aunque el portavoz, Jason Miller, afirmó: “el Presidente está consciente de que el de Cuba es un asunto muy complejo y con muchos matices”, ­habrá que esperar cómo el Consejo de Seguridad Nacional le impone a Donald Trump, frenos a su incontinencia verbal en asuntos que ponen en peligro “ciertos avances” logrados por Estados Unidos en política internacional, pues no solo Cuba ha sido blanco de sus declaraciones, sino también China con el caso de Taiwán.

Los asesores del nuevo Presidente deberán explicarle el historial de crímenes que acumulaban los fusilados en Cuba desde 1959, que los juicios fueron públicos y lo afirmado en 1968 por el inspector principal de la CIA, Lyman B. Kirkpatirck Jr., en su libro The Real CIA, pp.168-169: “Los testigos llevaban fotografías para probar los hechos, las que habían sido tomadas por un médico a una mujer a la que atendió. Era una maestra que fue arrestada con uno de sus alumnos, sobre el que existían sospechas de que conspiraba contra el gobierno de Batista.

Ella fue severamente golpeada, hasta dejarla inconsciente, fue liberada porque, por fortuna, su hermana tenía amigos de alto nivel en el gobierno, capaces de abrir las puertas de la prisión. El médico que la trató dijo que nunca había visto un cuerpo humano más maltratado […] Las horribles lesiones en la mujer eran convincentes, al igual que los reportes de casos y más casos de hijos de prominentes familias […] que había sido arrestados y asesinados”.

Reince Priebus debe ayudar a su Presidente a conocer que, el verdadero sufrimiento inimaginable, la pobreza y negación de derechos humanos fundamentales, lo sembró Fulgencio Batista con los 20 mil muertos por asesinatos, desparecidos y jóvenes torturados, por solo tener un pensamiento diferente de cómo debía ser su patria.

Batista y sus secuaces mataron y robaron todo lo que quisieron y en 1959 recibieron refugio seguro en Estados Unidos.

Si Trump desea hablar con Cuba sobre fugitivos de la justicia, tendrá que saber es su país quien tiene un numeroso grupo de cubanos prófugos por delitos comunes, los cuales desde 1959 fueron reclamados por los tribunales y jamás los extraditaron a la Isla.

Para mayor desvergüenza, aún tienen al terrorista Carlos Alberto Montaner, el cual fue sorprendido cuando colocaban una petaca incendiaria en un centro comercial habanero, siguiendo órdenes de la CIA, con una causa pendiente en Cuba.

Otro connotado asesino es Luis Posada Carriles, uno de los principales autores de la explosión de un avión civil en pleno vuelo y de otros actos terroristas contra varias instalaciones hoteleras de la capital cubana.

Sufrimiento inimaginable ha sido el del pueblo cubano a causa de los planes de Acción Encubierta ejecutados por la CIA desde 1959, uno de los cuales expresa textualmente una pléyade de actos terroristas contra todos los centros económicos de Cuba, y sentencia entre sus páginas el verdadero carácter inmoral de Estados Unidos, al afirmar: “Cada acción tendrá sus peligros; habrá fracasos con la consecuente pérdida de vidas y acusaciones contra EE.UU. que resultarán en críticas en casa y afuera. Ninguna de esas consecuencias esperadas deberá hacernos cambiar nuestro curso, si el programa expuesto tiene éxito”.

Donald Trump y su nuevo gabinete deberán comprender, y pronto, que el único movimiento que podrán observar en Cuba es el de su pueblo, cuando ante cualquier intento de agresión militar de Estados Unidos, se vista nuevamente de verde olivo para defender, hasta la última gota de su sangre, la independencia y soberanía alcanzada en 1959 por el invicto ejército rebelde encabezado por Fidel Castro Ruz, pues como expresara José Martí:

“Nuestra independencia es condición de esencia de la vida”

* Cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano

INCERTIDUMBRE EUROPEA: Italia se sumerge en otra crisis política que pone en vilo a Europa

Renzi acepta congelar su dimisión hasta que se aprueben los presupuestos que debe bendecir Bruselas

Renzi, tras la rueda de prensa de este lunes en el palacio Chigi, en Roma. AP / GREGORIO BORGIA

LUNES, 5 DE DICIEMBRE DEL 2016 - 21:42 CET

Matteo Renzi ha congelado su dimisión hasta la aprobación de los presupuestos del Estado del 2017, lo que podría suceder ya este fin de semana. La decisión del primer ministro italiano responde a la petición del presidente de la República, Sergio Mattarella, después de un coloquio informal de hora y media en la mañana del lunes y media hora de  encuentro oficial al caer la tarde. “Lo acepto por sentido de la responsabilidad”, ha dicho Renzi, que no ha emitido ningún comunicado oficial. Tras la derrota del domingo anunció su dimisión, como habría hecho cualquier otro primer ministro de Europa, aunque en Italia ha constituido una excepción: había sucedido una sola vez en 70 años.

Ante el resultado del referéndum del domingo, en el que Renzi se jugó la cara y el puesto proponiendo el cambio de 47 artículos de la Constitución y perdiendo la contienda, Mattarella había dicho que “la democracia italiana es sólida, pero las instituciones tienen que respetar los compromisos y los plazos”. Italia debe enviar sus cuentas públicas a Bruselas, que exige que cumplan con el déficit. Y Europa, pese a los mensajes de calma transmitidos por los responsables comunitarios, teme que la inestabilidad italiana irradie a toda la UE tanto en lo económico como en lo político, con las fuerzas populistas de todo el continente aplaudiendo la caída de Renzi sin un recambio claro.

UN GOBIERNO BREVE

La congelación de la dimisión frena, por ahora, la búsqueda de una solución a la crisis política abierta tras el referéndum, que probablemente terminará con el nombramiento de un nuevo primer ministro afín a los progresistas del PD –el partido con mayoría en el Parlamento– que forme un Gobierno de breve duración, tal vez un año o menos. En el 2017 se celebra en Roma el aniversario de los tratados de fundación de la UE y la ONU organiza en Italia una conferencia mundial sobre seguridad, por lo que resultaría complicado organizar unos comicios entre unas citas internacionales tan importantes.

El frente heterogéneo de partidos que pidió el 'no' a las reformas de Renzi se ha dividido ahora sobre el recorrido a seguir. El Movimiento 5 Estrellas (M5S) de Beppe Grillo apunta a “elecciones inmediatas”, así como la Liga del Norte. La extrema derecha de Hermanos de Italia también mete prisa para resolver la crisis. No así la minoría de izquierda del PD de Renzi.

La reunión de la dirección del PD en la que se analizará el resultado del referéndum tendrá lugar este miércoles y a buen seguro no será demasiado pacífica, ya que la plana mayor del Ejecutivo de los cuarentañeros que apuntaba a relevar a los 'viejos' se presentará derrotada, al menos en parte, por la vieja guardia, muchos de ellos exmiebros del Partido Comunista.

SIN LEY ELECTORAL

El sucesor de Renzi, que no saldrá de las urnas sino de una solución provisional, deberá acometer la aprobación de una nueva ley electoral, ya que, por paradójico que pueda parecer, Italia carece en este momento de ella: la penúltima la tumbó el Tribunal Constitucional y la última estaba ya prevista pero sin el Senado, en previsión de las reformas rechazadas el domingo.

“Lo más rápido, realista y concreto para ir enseguida a las urnas es usar la ley que ya existe”, ha dicho Grillo, refiriéndose a la ley sin el Senado, que podría ser extremadamente favorable al M5S gracias al premio en escaños para el partido vencedor cara a garantizar la constitución de mayoría.

“Ahora tenéis honores y deberes, comenzando por la responsabilidad de proponer una ley electoral”, dijo Renzi el domingo a los partidarios del 'no' al anunciar su dimisión, subrayando que esperaba “propuestas serias y creíbles”. Por su parte, Silvio Berlusconi y su Forza Italia, según algunos analistas, están echando un cable a los progresistas para hacer durar la legislatura. Seguramente se lo agradecerían los parlamentarios que están en su primer mandato, que así podrían madurar la antigüedad para cobrar la jubilación.


Continúa tributo a Fidel en el cementerio Santa Ifigenia

Desde la tarde del propio 4 de diciembre se ha visto una larga fila de personas que acuden, muchas con flores en sus manos, para pasar ante el monumento, en silencio, despacio.

5 de diciembre de 2016 23:12:11

El homenaje se extenderá hasta las cinco de la tarde de cada día. Foto: Miguel RUBIERA

SANTIAGO DE CUBA.—El pueblo de Santiago de Cuba y numerosas personas que visitan la ciudad continúan rindiendo tributo al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz en el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia, donde fueron depositadas sus cenizas en sencilla ceremonia en la mañana del domingo.

Desde la tarde del propio 4 de diciembre se ha visto una larga fila de personas que acuden, muchas con flores en sus manos, para pasar ante el monumento, en silencio, despacio.

A las siete de la mañana de ayer lunes, cuando se reinició la guardia de honor, esperaban los estudiantes del preuni­versitario Rafael María de Mendive, donde Fidel realizó sus estudios primarios y muchos alzaron sus manos abiertas a la altura de la frente, cuando pasaron ante él, como saludamos al Che Guevara.

Otros hacen fotos y un halo sagrado sobrecoge el sitio.

Onel Alejandro Madruga Fernández, estudiante del noveno grado de la secundaria básica Hugo Chávez en La Habana, viajó junto a su abuela y su tía por el dolor tan fuerte que han sentido, para estar este último momento junto a él, porque es como un padre para todos los cubanos y siento el compromiso de seguir su ejemplo, aseguró.

Es mi deber, debo estar aquí, porque si no estaría incompleta, dijo a la ACN Marlis Tabares, trabajadora de la casa de cultura 28 de Enero después de haberle ofrendado una flor.

El monumento está a la altura de la sensibilidad y la sencillez de Fidel como un grano de maíz, donde cabe toda la gloria del mundo, con una piedra de la Sierra Maestra donde él hizo historia, al lado del concepto de Revolución que juramos seguir y junto a sus compañeros de lucha, expresa la también directora del proyecto cultural Príncipe Enano.

Luis Cabrera, embajador de Nicaragua en Cuba, coincidió con que es emocionante el lugar donde están sus cenizas, al que se llega con mucho recogimiento, porque todos somos Fidel y es deber de todo revolucionario, de todo hombre y mujer progresista en el mundo acercarse, pues Fidel es Revolución, es paz, es solidaridad, es el amigo que merece agradecimiento de todo el pueblo de Nicaragua por su apoyo incondicional y su espíritu está desde aquí, apoyando y guiando al continente por sendas de paz, agregó.

El homenaje se extenderá hasta las cinco de la tarde de cada día.

Cada 30 minutos se realiza el relevo de la guardia de honor en su monumento y en el de José Martí, por soldados, sargentos y oficiales de la Unidad de la Guardia Honor, emplazada en el camposanto, museo a cielo abierto fundado en 1868, con la Elegía a José Martí de fondo, compuesta por Juan Almeida Bosque.


"¿Qué hacemos ahora?": El pueblo Navajo interpone una demanda millonaria contra EE.UU.

RT -  6 dic 2016 12:34 GMT

Los vertidos tóxicos de la mina Gold King ocurridos el año pasado han provocado graves daños, por los que la tribu local exige una gran compensación económica.

Jerry Mcbride / Zumapress / Global Look Press

La Nación Navajo ha presentado una demanda de contra el gobierno de Estados Unidos por los daños y perjuicios causados por los vertidos de la mina Gold King, en agosto de 2015. Millones de litros de desechos tóxicos acabaron cerca del territorio de la tribu, afectando considerablemente al ecosistema local y al estilo de vida de la tribu.

La demanda, anunciada en un comunicado de prensa del pasado lunes 5 de Diciembre, afirma que los vertidos de la mina Gold King perjudicaron gravemente a las comunidades a lo largo del río San Juan, en el territorio de la nación Navajo. Plomo, arsénico y mercurio eran algunos de los agentes contaminantes que provocaron los daños. El texto acusatorio señala que esta catástrofe ha convertido el río, "un protector y una fuente de vida natural"  en una "amenaza" para los miembros de la comunidad Navajo, sus cosechas, y los animales que habitan la zona.

160 millones de dólares 

"En particular, ha perjudicado nuestra capacidad de mantener las prácticas culturales, ceremoniales y espirituales que sustentan el modo de vida navajo. dijo el representante de la nación Navajo, Ethel Branch, en el comunicado de prensa. La demanda está dirigida a la Agencia de Protección Ambiental (EPA), que se ha responsabilizado de los vertidos. Se exigen más de 160 millones de dólares en concepto de indemnización.

La tribu ha enviado una carta de siete páginas al titular de la oficina de reclamaciones de la EPA, Kenneth Redden, en la que describen lo que sucedió el día de la catástrofe, y argumentan que existen varias pruebas que demuestran que la EPA "carecía de protocolos de emergencia suficientes para ese lugar" y que "no estaba preparada para afrontar el enorme daño que se había producido". En ese sentido, la carta menciona también las imágenes de un video de la explosión que produjo el derrame de vertidos. En la grabación, se escucha a un trabajador que dijo: "¿Qué hacemos ahora?".

El documento enfatiza que el derrame "continúa perjudicando a la Nación Navajo y lo hará durante los años venideros", señalando la continua necesidad de cuidados médicos, asistencia para salud mental, monitoreo ecológico y otros programas dirigidos a identificar y abordar el "impacto a largo plazo sobre el medio ambiente y sobre las personas que integran el pueblo Navajo".