lunes, 7 de noviembre de 2016

Jugar con fuego: La OEA y el golpismo en Venezuela

Por Stella Calloni *

Buenos Aires (PL) En el marco de una brutal guerra contrainsurgente contra el gobierno de Venezuela, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dice apoyar el diálogo con mediación del Vaticano entre el oficialismo y la oposición.

Sin embargo, envía mensajes pidiendo a un país bajo permanente golpismo digitado por Washington, que 'restituya la separación de poderes, los derechos electorales del pueblo y el respeto a la Constitución'.

Más aún, sostiene que confía en que el enviado del papa Francisco 'ayude a la liberación de los presos políticos, la agilización de los procesos electorales y la apertura de un canal humanitario'.

Almagro, quien ha desconocido las permanentes acciones golpistas de la oposición venezolana a la que ayudó durante todo este tiempo, señala al gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro como una 'dictadura' y le endilga además 'ilegitimidad política'.

Esto resulta insólito cuando hace silencio ante la ilegitimidad que significa por ejemplo la presidencia de Michel Temer en Brasil, surgida de un golpe mediático-parlamentario y judicial como el que sufrió la presidenta Dilma Rousseff en ese país.

Adjudica además al gobierno venezolano -al que Estados Unidos intenta derrocar desde el golpe de abril de 2002 contra el entonces presidente Hugo Chávez Frías-, graves violaciones a los derechos humanos y convierte en víctimas a los detenidos por intentos golpistas, que dejaron muerte, tragedia y destrucción.

Su 'preocupación' por los derechos humanos, supuestamente violentados por el gobierno, es de una asombrosa falsedad, mientras silencia el genocidio cometido en México donde desde la firma de la iniciativa Mérida (similar o parte del Plan Colombia) entre Washington y el ultraderechista presidente Felipe Calderón (2006), han sido asesinados más de 130 mil mexicanos.

También existen más de 30 mil desaparecidos y por cierto también desaparecieron a una cantidad de inmigrantes centroamericanos que intentaban llegar a Estados Unidos, pasando por territorio mexicano, atrapados por la mal llamada 'guerra contra el narcotráfico'.

En ese mismo escenario se produce el secuestro y desaparición forzada de los 43 estudiantes en Ayotzinapa, en septiembre de 2014 y otros crímenes de lesa humanidad que continúan en ese país, como en Honduras, donde los asesinatos de dirigentes sociales y de derechos humanos, campesinos, periodistas y otras víctimas no han cesado desde el golpe de Estado de junio de 2009.

Lo mismo sucede en Guatemala y en Paraguay, ocupado además por tropas de EE.UU, con la continuidad de un partido dictatorial después del golpe de estado de 2012. Mucho más podríamos agregar de los crímenes del hambre y la injusticia, todo lo cual parece invisible a los ojos del titular de la OEA.

El gobierno 'democrático' de la derechista Alianza Cambiemos en Argentina, que utilizó los decretos 'de necesidad y urgencia' para lograr por 'los votos lo que las dictaduras lograban con las botas', lleva adelante desde diciembre de 2015 un verdadero guión de neoliberalismo rampante.

Este se hace acompañar con elementos de colonización activa, persecución política encubierta, entrega del país y trazos típicos que 'sugiere' Washington a los gobiernos adictos en este período geoestratégico de recolonización continental. Esto no preocupa a Almagro.

Las nuevas disposiciones en Argentina o Brasil están destinadas a acabar con todas las conquistas alcanzadas, con una política exterior independiente y solidaria, volviendo atrás los reconocidos logros de los gobiernos progresistas de la última década en la región.

Por supuesto también tienen como objetivo destruir la integración emancipatoria y única en la historia regional, para asegurar la dominación y el control, sin fisuras, de América Latina.

El guión impuesto a Argentina es el mismo que comenzó a aplicar el presidente Temer en Brasil al día siguiente de que asumiera la presidencia interinamente, mientras estaba suspendida la mandataria, lo que a todas luces es ilegal.

Ambos gobiernos están conformados por funcionarios que pertenecen a fundaciones y Organizaciones No Gubernamentales dependientes de las Fundaciones 'madres' de Estados Unidos, que no son sino la 'cara social' de la CIA por donde llegan los dineros para los golpes y desestabilizaciones de gobiernos 'no sumisos'.

El mandato imperial es implantar un proyecto geoestratégico de recolonización regional para lo cual necesita acabar con toda posibilidad de resistencia.

La misma guerra Contrainsurgente de Baja Intensidad (GBI) se libra contra los gobiernos de Ecuador, Bolivia, Nicaragua, El Salvador y donde registren cualquier síntoma de resistencia al modelo colonizador que quieren implantar a sangre y fuego en toda la región.

Nada de esto advierte el excanciller uruguayo, que llegó a la OEA desde un movimiento de izquierda como el Frente Amplio, surgido en su momento de la lucha de los pueblos del Cono Sur por la liberación definitiva.

El intento de juicio político contra Maduro es no sólo imposible, porque no existe una norma constitucional que lo permita, sino que es una imitación mediocre de lo sucedido en Brasil. También ahora lo intentan en El Salvador contra el presidente Salvador Sánchez Cerén en maniobras claramente golpistas.

Además de inconstitucional, el juicio político propuesto por la Asamblea Nacional fue planteado en base a un supuesto 'abandono del cargo', cuando Maduro viajó cuatro días al exterior en busca de una solución para el tema del petróleo, cuyo precio se bajó al mínimo precisamente dentro del esquema de la guerra económica contra ese país. Por ese corto tiempo no necesita autorización del Congreso.

En la desesperada carrera por cumplir los mandatos de Washington hasta inventaron que Maduro era colombiano, mentira con la cual se retroalimentan, como sucede con la aplicación de la 'guerra psicológica' en los países que están en la mira imperial.

La campaña de prensa nacional e internacional de los medios del poder hegemónico contra Venezuela utiliza la mentira descarnada como información. Han recurrido a mostrar fotografías de otros conflictos como si fueran de Venezuela.

Muestran a niños recién nacidos entregados en caja de cartón, fotografía que corresponde a un país nórdico. Es apabullante la diversidad de mentiras que funcionan como un arma de guerra para confundir y paralizar a nuestros pueblos. ¿Está ciego y sordo el secretario general de la OEA?

¿No recordará el señor Almagro la guerra económica, mediática, las mentiras, los actos terroristas, el paro de los camioneros, el desabastecimiento y otras acciones desestabilizadoras contra el gobierno del presidente Salvador Allende, en los preparativos para el golpe militar del dictador Augusto Pinochet, aquel siniestro 11 de septiembre de 1973? Es imposible que en los sucesos de Venezuela, Almagro no vea la similitud asombrosa de las acciones contrainsurgentes, con lo realizado por la CIA estadunidense para derrocar a Allende.

Más aún, ¿acaso no sabe de dónde vino la mano para el golpe cívico- militar en Uruguay en 1973 que instaló la dictadura en su país, el mismo de Eduardo Galeano, multiplicador de memorias y dignidades?

Por cualquier duda debería buscar el Informe de la enmienda Hinchey en Estados Unidos, las investigaciones de la Comisión congresional Church sobre las actividades de la CIA en los años 60 y 70 en Chile y especialmente en lo que fue la preparación del golpe de 1973 en ese país. Puede ver y comparar.

Nada dice Almagro sobre la inconstitucionalidad de una Asamblea Nacional, que por tener mayoría opositora decide que el gobierno de Maduro debe irse. El mismo día de su juramento como presidente de la AN, Henry Ramos Allup advirtió que antes de terminar este año 2016, Maduro ya debía estar fuera del gobierno.

Pero cuando el gobierno de Maduro toma decisiones de Estado en defensa de las instituciones y la Constitución o para proteger a la población como corresponde ante las permanentes acciones golpistas y violentas, Almagro la califica de administración dictatorial.

¿Qué sucedería en Estados Unidos si la oposición es mayoría en el Congreso y decidiera que por esta razón el presidente de ese país debe irse? ¿Qué haría el gobierno si un grupo saliera a la calle a realizar actos violentos, quema de edificios, provocando muertes, anunciando que no se cejarán hasta derrocar al presidente? De eso se trata, señor Almagro

LA FALACIA HUMANITARIA

En el caso del presunto 'preso político' emblemático de la oposición venezolana, Leopoldo López, es una historia del mundo al revés. Debería recordar Almagro que López encabezó el plan golpista La Salida al comienzo de 2014, lo que confesó abiertamente ante los medios televisivos y escritos, cuando advirtió que iban a tomar las calles con 'los estudiantes' y que sólo las abandonarían cuando hubieran 'derrocado' al gobierno de Maduro.

Después de esto vinieron las acciones violentas, la quema de edificios públicos, los francotiradores -que como se comprobó- eran paramilitares colombianos en su mayoría o recibían órdenes desde las cuevas paramilitares en territorio colombiano. La acción golpista dejó 43 muertos, centenares de heridos y millonarios daños.

López 'el democrático' participó en el golpe de abril de 2002 contra el presidente Hugo Chávez Frías. En este caso fue reconocido entre los autores del arresto violento (en realidad secuestro) del entonces ministro del Interior y Justicia venezolano Ramón Rodríguez Chacín.

Ello entre otras acciones, como la encabezada por el excandidato presidencial opositor Henrique Capriles, quien fue fotografiado saltando un cerco con una pistola en la mano cuando atacaron la embajada de Cuba y la cercaron impidiendo que llegara comida, cortando el agua y electricidad.

Es la misma metodología contrainsurgente con nuevas tecnologías y un infinitamente mayor poder mediático y militar, que el gobierno de Estados Unidos ha decidido aplicar contra varios países de América Latina por el 'crimen' de intentar un proyecto liberador independiente y justo, dejando atrás la triste historia de ser este continente el patio trasero de la potencia imperial, lo que se continúa en este siglo XXI.

La oposición, es decir Estados Unidos, no quiere un diálogo. Quiere derrocar al gobierno bolivariano. Los constantes llamados al diálogo del presidente Maduro se estrellan contra el muro conformado por la OEA -en función de cumplir con Washington-, por la oposición y las derechas regionales e internacionales. Estas apuestan no sólo a la desaparición del gobierno de Maduro, sino a la demolición de todo lo que pueda quedar en pie.

Necesitan poner en el poder a su virrey de la colonia para 'cumplir el guión' trazado por Washington que sin duda alguna, irá contra el pueblo venezolano, como es la historia de la dependencia, agravada por el proyecto recolonizador para asegurarse recursos y territorios.

'Buenos Muchachos' estos 'demócratas' venezolanos que ampara Almagro y varios expresidentes y que dicen apoyar el diálogo, pero donde uno advierte que al final sólo están dispuestos a la capitulación del gobierno que más hizo por el pueblo, por la soberanía y la dignidad en la historia venezolana. Y latinoamericana.

*Prestigiosa intelectual y periodista argentina, colaboradora de Prensa Latina.

arb/sc


Conoce las actividades culturales de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en El Salvador en su fanpage de Facebook "Cultura de Venezuela en El Salvador" y síguenos en nuestro Twitter: @embavenezSV
----------------------------------------------
Antonio Núñez Aldazoro
Consejero (Educación, Cultura y Comunicación)
Embajada de la República Bolivariana de Venezuela
+503-22633981 (telf.) +503-22110027 (fax)
Calle Maquilishuat. No. 28. Colonia Maquilishuat, San Salvador.


Honrar, Honra, desde Bauta, Provincia de Artemisa, Cuba

Honrar, Honra
                   José Martí.

En la foto, tomada luego de llegar al Centro de Transmisiones de Bauta por celebración del 55 Aniversario de Radio Habana Cuba, JM Zavaleta, Luis Mir Mendoza, Roberto Rodríguez Cintado, José Altshuler y Pedro Martínez Pírez, en orden acostumbrado.

Hace solo unos días, el pasado 31 de octubre, nos abandonó físicamente a los 96 años de edad el Compañero y Amigo entrañable, el Ing. Luis Mir Mendoza: Nuestro primer jefe de Centro, quien tuvo a su cargo dicha misión por orientación de la más alta dirección del país. Corrían los primeros meses del año 1961 y frente a todas las adversidades internas y externas supo cumplir magistralmente tal encomienda, a este se le debe toda la organización posterior del mismo.

En esos primeros tiempos, junto a él, un ejemplar grupos de compañeros, muchos de ellos con nivel medio y con cierta experiencia, con un alto sentido de la abnegación y de sacrificio renunció a sus vacaciones y trabajaron sin descanso, inspirados en su ejemplo personal.

Supieron llevar a vía de hechos las palabras de nuestro querido Comandante en Jefe cuando expresó, haciendo referencia a nuestro Centro Transmisor:

“…Ya Cuba tiene una planta de Radio que hoy se está ya transmitiendo a toda la América Latina, y esto los están escuchando innumerables hermanos de América Latina y de todo el Mundo…”

“…Por cierto, es que no estamos en la época de la diligencia, estamos en la época del Radio y las verdades de un País se pueden llevar muy lejos…”

A Luis Mir le conocí en persona en el marco de las actividades de conmemoración por el 55 aniversario de RHC y del Centro Transmisor de Onda Corta. Estuvo aquí y compartió varias horas con todos nosotros, las que quedarán por siempre grabadas en mí, así como en todo el colectivo que le acompañó.

Sirva el presente artículo para manifestar nuestro pesar a sus familiares y amigos, patentizando el firme compromiso de continuar su legado al precio de cualquier sacrificio.

Roberto Rodríguez Cintado.
Jefe de Centro Transmisor Internacional # 1. Bauta.
División Artemisa. Radiocuba.




Poderoso fenómeno cósmico amenaza al planeta el día de los comicios en EE.UU.

RT  -  7 nov 2016 16:19 GMT

Una tormenta solar capaz de derribar aviones llegará a la Tierra el próximo 8 de noviembre. Podría causar apagones masivos y provocar estragos en los sistemas de comunicaciones en todo el mundo.

nasa.gov

El pasado 5 de noviembre, un telescopio de la NASA pudo observar cómo un filamento magnético en el hemisferio norte del Sol se volvía inestable y estallaba. La explosión arrojó al espacio un "cañón de fuego", una enorme onda hecha de radiación y viento solar, informa el portal Space Weather

A su vez, el diario británico 'The Daily Star' afirma que las condiciones inestables en la superficie del Sol podrían causar estragos en los sistemas eléctricos y de comunicaciones de todo el mundo el 8 de noviembre. Este evento originará una tormenta solar capaz de derribar aviones y desencadenar apagones masivos.

En el peor de los escenarios posibles, una tormenta solar a gran escala podría tener un poder de destrucción equivalente al de millones de bombas nucleares enviando su radiación a través del sistema solar. La llegada de una gran cantidad de peligrosos rayos cósmicos de este tipo podrían poner fin al mundo tal como lo conocemos, según los científicos.

Pero existe la posibilidad de que podamos esquivar esta tormenta, indica 'The Daily Star'. En octubre, la Tierra evitó por muy poco otra tormenta solar que amenazaba con hundir a millones de los habitantes del planeta en la oscuridad.


¿Qué se entiende por pasos positivos en la dirección correcta de Estados Unidos hacia Cuba?

Por Arthur González*

Martianos-noviembre 6, 2016 a las 12:48am


Desde que salió a luz la más reciente Directiva Presidencial de Barack Obama, PPD-43, fechada el 14.10.2016, hay quienes la han calificado de “pasos positivos en la dirección correcta”, pero en la práctica es todo lo contrario por los propósitos que persigue: desmontar el socialismo desde adentro.

Sobre esto no hay mucho que aporta para demostrarlo, solo basta leer y analizar la propia directiva, además de las declaraciones de Ben Rhodes, asesor adjunto de Seguridad Nacional del presidente estadounidense y uno de los artífices de la nueva línea política anunciada por la Casa Blanca en diciembre del 2014.

A día siguiente de la abstención de Estados Unidos en la Asamblea General de la ONU sobre el informe presentado por Cuba contra el bloqueo económico, comercial y financiero, calificado por la CIA con guerra económica, el propio Rhodes le expresó a la cadena de noticias CNN en Facebook, que “el Gobierno cubano debe avanzar en sus propias reformas económicas si quiere que un eventual levantamiento de esa medida estadounidense tenga un verdadero efecto en su pueblo”.

¿Qué entiende el asesor de Seguridad Nacional por ese “avance”? Nada menos que instaurar una economía capitalista en la isla, haciendo votos porque el estado cubano lo privatice todo, algo que Estados Unidos añora para poder desmotar el sistema socialista.

Cuba decidió soberanamente aligerar la carga de determinados negocios que resultan inoperantes para el estado y que no resultan medios de producción fundamentales para el desarrollo de su economía, como son cafeterías y restaurantes, permitiendo que sean administrados por personas individuales, o por trabajadores en forma de cooperativas.

Los yanquis sueñan con hacer fracasar el sistema económico socialista, algo reconocido por los especialistas del Council on Foreign Relation, en sus propuestas de cambio de política hacia Cuba, en 1999, para lograr la transición al capitalismo, donde expresaron:

“La oposición de EE.UU. a la Revolución cubana y el apoyo a la democracia y al desarrollo en este hemisferio, lograron frustrar las ambiciones cubanas de expandir su modelo económico e influencia política”.

Esa aseveración es el resultado de la aplicación de la guerra económica desde hace casi 60 años, para: “inducir al régimen comunista a fracasar en su esfuerzo por satisfacer las necesidades del país, unido a operaciones psicológicas acrecentarán el resentimiento de la población contra el régimen”, tal y como consta en el Programa Cuba, aprobado por el presidente J.F. Kennedy en 1962.

Si esto es así, ¿se puede afirmar que los pasos de Obama en flexibilizar algunas exportaciones e importaciones, solo para el segmento de trabajadores no estatales, van en la dirección correcta?

La mencionada directiva DPP-43, no deja lugar a dudas sobre sus propósitos y ninguno marca pasos verdaderamente positivos, pues recalcan que continuarán condenando a Cuba por la supuesta violación de los derechos humanos, incluidos los derechos de libertad de expresión, religión, asociación y reuniones pacíficas, violaciones falsas que pretenden mantener una imagen negativa de la Revolución cubana.

La DPP-43 insiste en mantener la manipulación de su política migratoria para dar continuidad a las campañas mediáticas de que los cubanos “huyen del comunismo”; la Radio y TV Martí con sus transmisiones ilegales hacia Cuba; más los programas subversivos de apoyo político y financiero a la contrarrevolución interna, fabricada por la CIA.

Un aspecto vital para la soberanía de Cuba es la devolución del territorio ocupado desde 1902, por la Base Naval en la provincia de Guantánamo, mediante el ignominioso apéndice constitucional conocido como Enmienda Platt.

El tema del acceso a las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones de tanto interés para la parte estadounidense, persigue un fin malsano, al afirmar que “impulsar la conectividad a Internet permitirá incrementar la capacidad de los jóvenes para que puedan intercambiar información e ideas con el mundo”, algo que sigue los planteamientos del senador Marco Rubio, miembro de la mafia anticubana, el cual aseguró durante un evento en el año 2012 organizado por la Fundación Heritage de Estados Unidos y Googles Ideas, que:

“El sistema totalitario cubano podría derrumbarse, si todos los cubanos tuvieran libre acceso a Internet, pues Cuba seguiría la misma suerte de aquellos países que pasaron la Primavera Árabe”.

La ampliación de las licencias de viajes vista por ellos, responde al interés de trasladar los valores y símbolos de la sociedad norteamericana, así como apoyar al sector de la economía privada, a través de los vínculos persona a persona.

En la Directiva se insiste en que “el Departamento de Estado seguirá codirigiendo esfuerzas con la USAID, para asegurar que los programas de promoción de la democracia sean transparentes y estén en consonancia con los programas existentes para otras sociedades similares”, entiéndase lo realizado contra Venezuela, Ecuador, Bolivia y en otras naciones que tienen gobiernos no aceptables para la Casa Blanca.

Estos elementos nunca podrán ser considerados por el pueblo cubano como “pasos positivos en la dirección correcta”, porque todos van en la dirección de lacerar la soberanía nacional y en contra del sistema socialista aprobado por 8 millones de cubanos en votación secreta.

Los cubanos conocen muy bien las estratagemas yanquis y no se dejarán confundir con cantos de sirenas.

Con sus políticas hipócritas los Estados Unidos hacen recordar lo expresado por José Martí:

“Mientras más de cerca toco las cosas políticas, más repugnancia me inspiran”

* Cubano, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano


Daniel Ortega gana las elecciones en Nicaragua

RT  -  7 nov 2016 12:51 GMT

El Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) ha ganado las elecciones generales en Nicaragua con el 72% de los votos, según los resultados preliminares.

Nicaragua ha celebrado este domingo elecciones presidenciales y legislativas y ha elegido igualmente a 20 representantes del país al Parlamento Centroamericano.

El actual presidente de Nicaragua y líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Daniel Ortega, ha ganado las elecciones presidenciales. Según los primeros resultados oficiales, el 72% de los nicaragüenses votó por las candidaturas de Ortega y su esposa Rosario Murillo, su compañera de fórmula presidencial que será vicepresidenta del país.

Primeros resultados

Con el 21,3% de las papeletas escrutadas, el candidato del FSLN acumula el 71,3% de los votos, según el primer informe oficial del Consejo Supremo Electoral. El resto del voto se distribuye así entre las formaciones:

Partido Liberal Constitucionalista (PLC): 16,4%

Partido Liberal Independiente (PLI): 4,5%

Alianza Liberal Nicaragüense (ALN): 4,1 %

Partido Conservador (PC): 2,6%

Alianza por la República (APRE): 1,1%.

El siguiente informe se espera alrededor de la medianoche del domingo, hora de Nicaragua (06:00 GMT), mientras que el escrutinio se prevé que concluya a las 11:00 de la mañana del lunes (17:00 GMT). La participación superó el 65,3% de los electores.

En vísperas de los comicios varias encuestas auguraban la victoria del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y de su líder Daniel Ortega con una ventaja de hasta 61 puntos porcentuales.

Más información en breve.


DE RAJOY A RAJOY POR EL CAMINO MÁS LARGO

Jorge Gómez Barata

En 524 años de historia moderna, España ha conocido apenas 40 de democracia. A casi medio siglo de su muerte, el fantasma de Franco ronda los escenarios e inspira a los sectores conservadores, ganadores en la más reciente pugna electoral que mantuvo al país sin gobierno durante diez meses y puede ser el canto de cisne de la izquierda convencional. 

A pesar de pactar con los remanentes del franquismo una transición cooptada, en ese proceso el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) liderado por Felipe González, la izquierda española de matriz socialdemócrata definió su identidad y con un enfoque que la sintonizó con corrientes avanzadas del Viejo Continente, se orientó hacia la modernización e inserción de España en la política europea de la cual estuvo aislada durante el largo reinado del caudillo.

Al fondo histórico de una España monárquica, clerical y conservadora, se sumaron las consecuencias de la Guerra Civil, la II Guerra Mundial, treinta y seis años de dictadura franquista y las tensiones generadas al interior del socialismo, en especial el estalinismo, cuyos efectos combinados fueron letales para la izquierda española que, en 1975 se integró a la transición, agotada y sumamente debilitada.

La transición iniciada con la muerte de Franco en 1975, en sus compases originales fue diseñada por el dictador y conducida por personas designadas por él que prepararon la escena para la inmediata restauración de la monarquía. El predomino de la derecha en la conducción de la transición se institucionalizó con los nombramientos de Carlos Arias Navarro y Adolfo Suárez como jefes de gobierno, el último ratificado en 1977 mediante las primeras elecciones democráticas.

Como parte de ese proceso, se disolvió el parlamento franquista, se legalizaron las diversas corrientes políticas, incluido el Partido Comunista y mediante los Pactos de la Moncloa suscritos por las principales fuerzas políticas, se alcanzó un consenso nacional que, aunque no fue perfecto, facilitó el restablecimiento del estado de derecho en España y el Partido Socialista Obrero español se consagró como segunda fuerza política en el país. Cinco años después en 1982, encabezados por Felipe González alcanzaron una mayoría electoral que los catapultó al poder.

Aunque en condiciones desventajosas, a veces en calidad de “pariente pobre” España se sumó a los procesos de integración europea, ingresó a la OTAN y avanzó tanto que parece haberse mareado y quiso implantar el “estado de bienestar que su economía no podía sustentar, a pesar de lo cual, en honor a la verdad, ha sobrevivido a la crisis económica que tuvo allí especial impacto. El terrorismo lo obstaculizó todo. Aunque con argumentos que respeto, el separatismo no ha contribuido a reforzar las opciones positivas.

Quien ha pagado el precio más alto es la izquierda moderada representada por el Partido Obrero Socialista Español (la otra pereció hace tiempo), la cual no pudo capitalizar el descontento ni tuvo capacidad de convocatoria para sumar a las fuerzas políticas emergentes. Los resultados están a la vista. La división favoreció a la derecha y al Partido Popular que han recibido una nueva e inmerecida oportunidad.

En España, en la esfera política, sobre todo en las filas de la izquierda, el desconcierto es total y grande la incertidumbre, el hecho de que no estén solos, no es un consuelo sino un mal augurio. Ha concluido otro capítulo de la transición que esta vez fue: de Rajoy a Rajoy, por el camino más largo. Allá nos vemos.

La Habana, 03 de noviembre de 2016
     
……………………………………………………………………………
*Este artículo fue escrito para el diario mexicano ¡Por Esto! Al reproducirlo o citarlo, indicar esa fuente


¿De qué hablan quienes despotrican contra el proceso de cambio nicaragüense?

Ollantay Itzamná

El legítimo proceso electoral de Nicaragua, realizado el domingo 06 de noviembre reciente, derrotó no sólo a la fragmentada y debilitada oposición política que por todos los medios llamó al abstencionismo electoral, sino también evidenció y venció las mentiras del pelotón de medios masivos de desinformación nacional e internacional en pie de guerra en contra de este atrevido país centroamericano que emprende su historia.

Diarios españoles, guatemaltecos, hondureños, etc., antes y durante la campaña electoral, repitieron consignas como: “Nicaragua, el país más pobre, bajo la dictadura de Ortega”, “Nicaragua en descomposición sociopolítica”, “Nicaragua en el abismo con el binomio Ortega-Murillo”…

Los argumentos que utilizaron y utilizan para desprestigiar el reciente proceso electoral nicaragüense fueron: “La ausencia de la alternancia electoral”, “el parentesco existente entre Daniel Ortega (candidato a la presidencia) y su esposa Rosario Murillo (candidata a la vicepresidencia)”, “ausencia de una fuerza política opositora unificada”, entre otros.

Diarios como El País de España dedicaron páginas enteras para desinformar y hablar de lo “malo y dictatorial” que era el gobierno de Daniel Ortega, pero sin mencionar ni una sola palabra de los logros de la reciente década del gobierno de éste. Mucho menos, las razones del por qué este “dictador”, que gana elecciones consecutivas, tiene tanto respaldo y legitimidad en el pueblo nicaragüense.

Las editoriales y contenidos de los diarios de Guatemala y Honduras, incluso se atrevieron a convocar al abstencionismo electoral, a desconocer, por anticipado, los resultados de las urnas si ganaba por tercera vez consecutivo Daniel Ortega.

¿En qué se diferencia Nicaragua actual de sus hermanas siamesas de Guatemala y Honduras?

Hace 10 años atrás, Nicaragua era el país más empobrecido y atrasado de Centroamérica. Por debajo de Honduras y Guatemala. Con porcentajes de desnutrición infantil y analfabetismo por encima de estos dos países centroamericanos.

El pueblo nicaragüense, en 2006, decidió dar el quiebre histórico (dejar de ser el patito feo de la región). Eligió por segunda vez al ex comandante guerrillero, Daniel Ortega, como su Presidente. Y éste vilipendiado y “resentido social”, lidiando con toda la guerra mediática en su contra, logró sacar a flote a la Nicaragua predestinada a un “eterno” nefasto destino.

En la década del gobierno de Ortega, la pobreza en Nicaragua retrocedió del 48% que era en 2006, al 29.6% para el 2015. Según informes oficiales, en Guatemala y Honduras, la pobreza, para el 2015, bordea el 60% del total de la población en cada uno de estos dos países.

En otras palabras, mientras la década de la “dictadura” de Daniel Ortega convertía a más de un millón de nicaragüenses pobres en nuevos miembros de la clase media, los “democráticos” gobiernos corruptos neoliberales de Honduras y Guatemala hundían a cerca de dos millones de hondureños y guatemaltecos en situación de nuevos pobres.

De la pestilente situación de empobrecimiento, desempleo y miseria que carcome a la actual España neoliberal, ¡ni hablar!.

El “dictador” Ortega no sólo hizo retroceder el nivel de pobreza de su país. También abrió los ojos a cientos de miles de nicaragüenses analfabetos y liberó de la desnutrición a los niños “millonarios de lombrices”. ¿Será que por lo menos hicieron algo de esto los gobiernos “democráticos” de Honduras y Guatemala, cuyos infantes, en más del 60%, sufren desnutrición crónica en la actualidad?

Mientras Honduras y Guatemala subsisten en una sangrienta descomposición social, bajo la tiranía de la violencia, Nicaragua es declarada por estudios internacionales como uno de los países más seguro de la región.

Mientras para el 2015, en Honduras se cometían 60 asesinatos violentos por cada cien mil habitantes, y en Guatemala 30; en Nicaragua se registraba apenas 8 asesinatos por cada cien mil habitantes.

Honduras y Guatemala, junto a México neoliberal, están catalogados como estados fallidos, con unidades territoriales bajo el control total del narcotráfico y crimen organizado. Asesinatos impunes de defensores de derechos humanos y periodistas, son cotidianos. ¿Ocurre algo parecido en la actual “dictadura” de Nicaragua?

Las oligarquías hondureñas y guatemaltecas, quienes tanto critican al envidiable proceso de cambio nicaragüense, bajo el gobierno de Ortega, convirtieron a aquellos dos países en pordioseros de la cooperación norteamericana, campeonas y subcampeonas en la corrupción pública, en territorios libres para el tráfico de drogas y blanqueo de dinero. ¿Será que no tienen vergüenza de criticar el pujante proceso de cambio nicaragüense?

El camino que emprende Nicaragua no es perfecto. Pero, de allí, que los ventrílocuos de las oligarquías en España, Honduras o Guatemala quieran desmerecer los logros de este país centroamericano, en la última década, es como que intenten tratarnos de idiotas los estúpidos. 


CUBA: LA RESISTENCIA ES LA CLAVE FRENTE AL BLOQUEO

Por Pedro Martínez Pírez

A 24 horas de las elecciones en los Estados Unidos, las más costosas en la historia de ese país, muchas personas en Cuba recuerdan que desde el inicio oficial del bloqueo impuesto por Washington contra la nación antillana, el 7 de febrero de 1962, tanto los gobiernos Demócratas como Republicanos han mantenido hasta hoy esa ilegal política que califica como acto de genocidio contra todo un pueblo.

Al demócrata John F. Kennedy, quien firmó hace 54 años la orden ejecutiva que impuso el bloqueo a Cuba, siguieron las administraciones de Lyndon Johnson, Ricard Nixon, Gerald Ford, James Carter, Ronald Reagan, George Bush, padre, William Clinton, George Bush, hijo, y finalmente Barack Obama, quien en su segundo mandato reconoció el fracaso del bloqueo para los objetivos estratégicos de la política estadounidense hacia Cuba y el resto de América Latina, y recomendó al Congreso de Estados Unidos levantarlo.

Todos los gobiernos de los Estados Unidos, en un grado u otro, contribuyeron a reforzar el bloqueo. Durante el mandato de Lyndon Johnson fue aprobada la Ley de Ajuste Cubano, para alentar las salidas ilegales de Cuba, y fue durante las administraciones del demócrata William Clinton, cuando se dieron pasos fundamentales para la internacionalización y codificación del bloqueo. Durante su mandato se aplicó la Ley Torricelli, aprobada en 1992 por su antecesor George Bush, padre, y se aprobó y ejecutó en 1996 la Ley Helms-Burton.

Como recientemente afirmó el periódico cubano GRANMA los dos componentes básicos de la política de la administración de Clinton contra Cuba fueron la aplicación de sanciones económicas extraterritoriales y el fomento de la subversión interna contra la Revolución Cubana.

Con los republicanos Ronald Reagan y George Bush, padre e hijo, los gobiernos de Estados Unidos intensificaron sus acciones económicas, la subversión y los intentos de aislar a Cuba.

La resistencia de Cuba ha sido el factor fundamental que obligó al cambio de la política de Washington y llevó a la diplomacia estadounidense a abstenerse en la ONU en el tema del bloqueo, luego de 24 derrotas consecutivas en el máximo organismo internacional.

Por eso en la víspera de las elecciones en los Estados Unidos donde rivalizan candidatos de los partidos que se alternaron en la Casa Blanca durante más de medio siglo de bloqueo, la mayoría de los cubanos confía en el poder de su resistencia, que es la clave para enfrentar con éxito la política imperial.

La Habana, 7 de noviembre de 2016.


CUBA- EU- TERGIVERSACION HISTORICA

Por Dr. Néstor García Iturbe

En distintos momentos algunos personajes han tratado de que olvidemos nuestra historia, entre ellos, lo ha manifestado el propio presidente de Estados Unidos, Barack Obama, algunos mal llamados académicos y politiqueros que han adoptado la ciudadanía estadounidense y el pasado de ellos o de su familia está vinculado con las penurias, las torturas y asesinatos que padeció nuestra población en tiempos de Batista.

Precisamente el tratar de “limpiar” la imagen del sátrapa de Kukines es algo en lo que se ha estado trabajando durante años, sobre todo, considerando que el gobierno estadounidense tiene depositada su mayor confianza en los que estuvieron vinculados con aquel régimen o sus descendientes y esos son los que aspira que regresen a Cuba para ocupar cargos dirigentes en el gobierno de “transición” que piensan imponer.

No podemos olvidar que la derrota del régimen batistiano, fue una derrota para Estados Unidos, que suministraba armas, equipos y dinero para combatir a las fuerzas que se encontraban luchando en las montañas y  entrenaba a los torturadores y asesinos de los que en las ciudades luchaban contra el régimen el 10 de marzo. En momento alguno el gobierno de Estados Unidos señalo las violaciones de los derechos humanos que se cometían en Cuba en aquella época, ni los asesinatos que costaron a nuestro pueblo 20,000 vidas de sus mejores hijos.

Dentro de los esfuerzos realizados en esta innoble labor, pudiéramos citar, que hace algunos años, se llevó a cabo   un “seminario científico” organizado por la Universidad Internacional de la Florida (FIU) titulado “Cuba entre votos y balas (1952-1958)”.

Este “seminario”, al igual que otras actividades en la que se encuentra involucrada la Universidad Internacional de la Florida, contó con el beneplácito y el financiamiento (esto último muy importante) de distintas agencias del gobierno de Estados Unidos, autorizado esto por la administración Obama, entre las que se destacan la Agencia Central  de Inteligencia (CIA) y la Agencia Internacional para el Desarrollo (USAID).

La idea principal que se trató de exponer en dicho “seminario” era que “El fracaso de las fuerzas moderadas contra el régimen de Fulgencio Batista y la incapacidad de la prensa de ejercer un rol medular, alentaron el éxito de la revolución castrista.”

 Aquí se expuso el primer elemento de tergiversación sobre  la historia de Cuba. Se trata de hacer ver que el éxito de la revolución cubana se debió al fracaso de las fuerzas moderadas y a la incapacidad de la prensa.

Las llamadas “fuerzas moderadas”, formadas por los politiqueros tradicionales que le hacían el juego a Batista y participaban en las elecciones que se convocaban, para dar la impresión de que existía una “democracia” y que el país se encontraba en plena normalidad, inclusive, con la existencia de una “oposición” al gobierno.

Tampoco puede hablarse de la incapacidad de la prensa, en todo caso debería aclarase que la mayoría de la prensa existente en el país defendía a Batista y ocultaba los desmanes de su régimen a cambio de una jugosa subvención. Existieron algunas honrosas excepciones en la prensa nacional que aprovechaban los momentos en que la censura gubernamental se levantaba, para informar al pueblo de la situación real del país.

La prensa que realmente informaba al pueblo era la prensa clandestina, Radio Rebelde, el periódico Sierra Maestra, la Carta Semanal, los volantes que emitían las células clandestinas y algún que otro ingenioso ardid que utilizando la televisión nacional llegaba a toda la población, como el anuncio del CERO TRES C.

En resumen, este fue  un análisis mal intencionado y falta de objetividad por parte de  los participantes del “seminario” de la FIU,        que no  toma en consideración la situación social en que vivía el pueblo cubano, el régimen asesino y torturador a que estaba sometido, el desempleo, las penurias que sufría el campesinado, el total abandono higiénico sanitario en que se encontraba nuestro pueblo, las dificultades para tratar de recibir una atención médica adecuada, el sistema educacional totalmente abandonado y destruido, la dominación extranjera, en este caso principalmente estadounidense, de toda nuestra economía y la atrasada industria del país.

Como buenos capitalistas, no tomaron en consideración las condiciones objetivas en que vivía nuestro pueblo, lo que originó una explosión revolucionaria generalizada, liderada por aquellos que verdaderamente estaban dispuestos a defender los derechos del pueblo cubano, auténticos seguidores de los mambises  que lucharon en  nuestras guerras por la independencia y soberanía de Cuba.

Uno de los ponentes del “seminario”, la señora Uva de Aragón, en aquellos momentos subdirectora del Instituto de Estudios Cubanos (CRI) de la propia universidad, trató de circunscribir la oposición al régimen de Batista a los partidos Autentico y Ortodoxo.  Con esto trató de negar beligerancia a otras fuerzas que se enfrentaron a la tiranía desde los primeros momentos y hacer creer que el partido Ortodoxo participó en las componendas electorales organizadas para dar reconocimiento al tirano, cuando la realidad fue otra.

Cuando se habló de protestas contra la dictadura se le da importancia solamente a las de los alumnos de la Universidad de Oriente y las de la Federación Estudiantil Universitaria.  Aquí también se trató de desconocer la lucha que llevaron a cabo los obreros, los campesinos, los estudiantes en general de toda Cuba, las agrupaciones femeninas y los movimientos revolucionaros como el 26 de Julio, el Directorio Revolucionario y el Partido Socialista Popular, todo esto, evidentemente, tratando de minimizar la importancia de estos sectores y organizaciones en el triunfo popular.

El señor Alejandro Armengol atribuyó el éxito revolucionario a dos factores, uno de ellos la represión batistiana (con lo cual coincidimos como uno de los varios factores, no dos), el segundo factor al que se refirió fue al “uso de la propaganda”. ¿De qué propaganda estaba hablando Armengol? Aquí nuevamente se trató de tergiversar la  historia.

¿Dónde estaba este señor? En Cuba la única propaganda que existía era la que el régimen de Batista permitía. El Movimiento  26 de Julio contaba con una estación de radio, Radio Rebelde que transmitía desde la Sierra Maestra y que constantemente era interferida para que no se pudiera escuchar en las ciudades. El periódico Sierra Maestra, la Carta Semanal y algunos otros no eran más que órganos de una limitada circulación, que se imprimían en la clandestinidad y que su sola tenencia podía costar una paliza, la cárcel y en algunos casos la muerte.  El mejor medio informativo con que contaban los revolucionarios era “Radio Bemba” que era la circulación de noticias de uno a otro ciudadano para poder violar la censura y el control de la propaganda por parte de la tiranía.

Según Armengol “Washington decretó el embargo de armas a la Isla”. Otra tergiversación más.  Las armas estadounidenses siguieron llegando hasta última hora.
¿Quién suministró las armas con que  se llenó  el tren blindado que debía llegar hasta la provincia de Oriente? El mismo que el Che descarriló en Santa Clara en los últimos días de Diciembre del 58. 

¿De qué país  venían las bombas que tiraban los aviones contra la población de la Sierra Maestra y contra la propia ciudad de Santa Clara? Negar estas realidades es tratar de engañar, de alterar la historia, con un argumento que solamente los incautos y los fanáticos de derecha pudieran creer.

Otro señor, llamado Rafael Rojas, del que se dice es historiador y ensayista, planteó en el “seminario”, como un bastión de la oposición a Batista, a Carlos Márquez Sterling y su llamado Partido del Pueblo Libre que en 1958 jugó a la oposición ante el candidato de Batista, Andrés Rivero Agüero. Rojas planteó que Márquez Sterling concebía la “transición política” por medio de la votación, pero que la abstención y el fraude electoral le dieron la victoria a Rivero Agüero.

Nuevamente la tergiversación se pone de manifiesto. El único propósito lógico de Márquez Sterling con su aspiración era legitimar el triunfo de Rivero Agüero, como si hubiera existido una contienda entre dos partidos políticos. El Partido del Pueblo Libre nunca existió anteriormente en la historia política de Cuba, fue organizado para la farsa electoral. En aquellos momentos, donde la lucha insurreccional era más cruenta, pensar en una transición política por medio de la votación. Era además de ilógico, mal intencionado.

Esa era la época en que el gobierno de Estados Unidos estaba buscando una fórmula que impidiera la toma del poder por los revolucionarios que peleaban contra Batista.  La CIA había conversado con Justo Carrillo para que diera un golpe de estado con militares “no comprometidos”, para escamotear el triunfo revolucionario.  Otras acciones se emprendieron para que no triunfara la revolución, incluyendo, el tratar, en la Sierra Maestra, de asesinar a Fidel.

Nadie piense, ni el más ingenuo, que la aparición en este “seminario”, patrocinado por la CIA, de la figura de Márquez Sterling es un hecho casual o fruto de una profunda investigación histórica. El tratar de reivindicarlo es un interés común de la Agencia y de la señora Uva de Aragón, uno de los organizadores del “seminario”, miembro de la dirección de la FIU e  hija adoptiva del mencionado politiquero.

En los planes enemigos, desde hace bastante tiempo, se trata de tergiversar la historia, de que nos olvidemos de nuestra tradición de lucha, de resaltar falsos líderes o sus descendientes, que en el futuro puedan tratar de eclipsar a los que verdaderamente lucharon por nuestra soberanía a independencia y venir a reclamar un lugar, que ni les corresponde, ni se lo ganaron.

El gobierno de Estados Unidos y sus asalariados, consideran que este es un buen momento para crear la confusión dentro de las filas revolucionarias y el olvidar o tergiversar nuestra historia, es una acción más dentro de las que han emprendido y continuarán emprendiendo, para tratar de lograr la vuelta al pasado, tener nuevamente a Cuba en sus manos.

Estoy completamente seguro que fracasarán en su empeño, porque la verdad y la razón están de nuestro lado.           

La Habana, 5 de noviembre del 2016