lunes, 3 de octubre de 2016

Decretan fase de Alarma Ciclónica desde Camagüey hasta Guantánamo

Radio Rebelde - 2016-10-03 08:58:43 / web@radiorebelde.icrt.cu


De acuerdo con la información del Centro Nacional de Pronósticos del Instituto de Meteorología, el huracán Mathew comenzará a afectar la región sur oriental a partir de la noche de hoy, con vientos de tormenta tropical e inundaciones costeras que gradualmente se incrementarán.

Teniendo en cuenta su trayectoria, se decidió establecer la Fase de Alarma Ciclónica para las provincias de Camagüey, Las Tunas, Holguín, Granma, Santiago de Cuba y Guantánamo a partir de las 09:00 horas del día de hoy y mantener la Fase Informativa para las provincias de Cienfuegos, Villa Clara, Sancti Spíritus, y Ciego de Ávila, las restantes provincias deben mantenerse informadas sobre la evolución de este huracán.

Los órganos y organismos estatales, entidades económicas e instituciones sociales de las provincias orientales, deben cumplir las medidas previstas en sus respectivos planes de reducción de desastres para esta fase.

Se orienta a la población mantenerse atentos a las informaciones que se emitan y cumplir disciplinadamente las medidas que se indiquen por las autoridades locales.

Nota informativa no 3 del Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil sobre el huracán Matthew, 09:00 hrs, 3 de octubre de 2016

(Agencia Cubana de Noticias)


Santiago de Cuba con serenidad y precaución ante huracán Matthew

Cubasí  -  PL   -   Lunes, 03 Octubre 2016 11:32


Basta un breve recorrido por las calles de esta ciudad en la mañana de hoy para constatar la serenidad con la cual sus habitantes se preparan, con las necesarias precauciones, ante la inminencia del huracán Matthew.

En la fase de alarma ciclónica, decretada por la Defensa Civil, el Consejo provincial de defensa (CDP) puntualiza las decisiones fundamentales que son puestas en práctica en los barrios mediante las zonas de defensa y los restantes órganos comunitarios, con la máxima de preservar ante todo al ser humano.

Suman miles las personas evacuadas y puestas a buen recaudo en cinco centros habilitados para ello, procedentes principalmente de zonas costeras y en especial del Cayo Granma, enclavado en pleno centro de la bahía, y otros asentamientos ubicados en el amplio litoral de esta geografía.

Entre los múltiples detalles que indican los aprestos de los santiagueros están la retirada de grandes vallas y anuncios lumínicos de los establecimientos y de la red semafórica; la colocación de cartones resistentes y cintas adhesivas en los cristales, así como la limpieza de escombros y la poda de árboles.

Cientos de personas adquieren alimentos en unidades comerciales y acopian el agua necesaria porque la prolongada sequía ha limitado ese servicio y se precisa tenerla limpia y potable antes de que las lluvias enturbien esos caudales y la presumible falta de energía eléctrica también dificulte el bombeo.

Las emisoras locales de radio y televisión mantienen la actualización acerca del meteoro, del cual no se pierde «ni pies ni pisada» en esta geografía, en la que se espera la proximidad del evento natural durante la noche con sus consiguientes vientos y aguaceros.

Importantes decisiones se adoptan en materia de redes de comunicaciones con el desmontaje de equipos que puedan averiarse y la disposición de medios alternativos, como es el caso de los radioaficionados, que están listos para ofrecer su inestimable servicio, con un alcance incluso a Puerto Rico y República Dominicana.


Recorre Raúl la provincia de Guantánamo ante las posibles afectaciones del huracán Matthew

Radio Rebelde -  2016-10-03 06:21:20 / web@radiorebelde.icrt.cu

El General de Ejército participó en la reunión del Consejo de Defensa Provincial de Guantánamo. Foto: Estudios Revolución

Hasta la más oriental de las provincias cubanas llegó el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente del Consejo de Defensa Nacional, para conocer los preparativos ante el peligro que representa el huracán Matthew.

Acompañado por el general de cuerpo de ejército Ramón Espinosa Martín, viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, participó en la reunión del Consejo de Defensa Provincial, conducida por su presidente, Denny Legrá Azaharez, quien puntualizó que se han puesto en marcha las medidas correspondientes a la fase de alerta ciclónica, encaminadas en esencia, a la protección de la población y a minimizar las pérdidas económicas tanto como sea posible.

Igualmente, explicó que un grupo del Consejo de Defensa Provincial recorrió varios lugares donde pudieran producirse las mayores afectaciones, sobre todo las zonas costeras, dado el riesgo de inundaciones y penetraciones del mar.

El General de Ejército se interesó por conocer las acciones que se han llevado a cabo para mantener informada a la población guantanamera, que al no haberse enfrentado a un evento climatológico semejante, no tiene una idea real de su peligro y magnitud.

En tal sentido, se precisó que se han puesto en práctica diversas acciones, apoyadas fundamentalmente por los medios de comunicación masiva del territorio.

Asimismo, durante la reunión se explicó, el proceso de evacuación de la población, al tener previsto trasladar a centros estatales y viviendas algo más de 179 mil personas, ubicadas en su mayoría en zonas proclives a deslizamientos de tierra e inundaciones.

El Presidente del Consejo de Defensa Nacional reiteró la necesidad de aprovechar hasta el más mínimo detalle las experiencias obtenidas en eventos similares.

Al concluir esta reunión, el General de Ejército visitó la Región Militar de Guantánamo, donde su jefe, el general de brigada Luis Coureaux Navea, explicó las posibles afectaciones que se han identificado y las acciones puestas en práctica para la protección de los recursos humanos y materiales.

Poco después, se dirigió al Estado Mayor de la Brigada de la Frontera, donde el coronel Erasmo Méndez Fernández, jefe de esta unidad militar, puntualizó las principales afectaciones que pudieran ocurrir.

También con motivo de la amenaza que representa el huracán de gran intensidad Matthew, este sábado el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente del Consejo de Defensa Nacional, visitó la provincia de Santiago de Cuba, para conocer de primera mano el cumplimiento de las medidas previstas para enfrentar este tipo de fenómenos naturales, en particular en las seis provincias que se encuentran en fase de alerta ciclónica.

(Haciendo Radio)


"Señor Peña Nieto, más de 28.000 personas han desaparecido. ¿Qué les pasó?"

RT  -  3 oct 2016 12:57 GMT

Los mexicanos recordaron la Masacre de Tlatelolco de 1968 con una multitudinaria manifestación.

Miles de personas volvieron a salir a las calles de la capital mexicana. Aldabi Olvera

México tuvo una semana intensa de movilizaciones y eventos que terminaron transformados en exigencias de justicia. Desde la marcha por los desaparecidos de Ayotzinapa llevada a cabo el lunes 26 de septiembre hasta la movilización con motivo del 48.º aniversario del asesinato de cientos de estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas, ubicada a solo tres kilómetros del Zócalo, la sociedad civil mexicana continúa mostrando su descontento.

En la víspera de las Olimpiadas de México 1968, un número todavía desconocido de estudiantes fueron masacrados en la Plaza de las Tres Culturas, lugar donde convergen ruinas prehispánicas, una iglesia colonial y conjuntos habitacionales. Casi cinco décadas después de la tarde del 2 de octubre de aquel año nadie ha sido procesado aún por este crimen.

"Lo que ha ocurrido en estos 48 años va conformando un muro de impunidad. ¡Es un horror! La impunidad es la madre de todas las perversiones del poder", dijo durante la manifestación Félix Hernández Gamundi, uno de los integrantes del movimiento de hace casi medio siglo.

En la movilización participaron las familias de los 43 estudiantes desaparecidos de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, estudiantes de diversas universidades normales y públicas como la Universidad Nacional Autónoma de México y estudiantes de aquel entonces, hoy agrupados en el Comité 68.

En la movilización, miles de estudiantes normalistas hicieron tronar sus voces por diversos hechos trágicos en la historia de México. "Es un problema porque cada agravio es más horroroso. Qué situación tan horrorosa la de los muchachos en Iguala. La respuesta a los padres, la verdad histórica, resultó ser una farsa", afirmó Gamundi en referencia a la desaparición hace dos años en la ciudad de Iguala de los 43 estudiantes.

La llamada Masacre de Tlatelolco empañó las primeras olimpiadas en un país latinoamericano, hispanohablante y "en vías de desarrollo". Otro protagonista del movimiento estudiantil del 68 evocó a RT la manera en la que la juventud alzó la voz en aquel año y cómo se enfrentó a encarcelamientos y asesinatos.

Protesta en un concierto de Roger Waters

#RenunciaYa en el Zócalo de la Ciudad de México. Aldabi Olvera

En la noche anterior a la manifestación, 200.000 personas asistieron a un concierto gratuito de Roger Waters, miembro fundador de la banda de rock psicodélico y progresivo Pink Floyd.

En el concierto que generó más expectativa de todas sus presentaciones en México, Waters reiteró una fuerte petición que ya había hecho al presidente Enrique Peña Nieto:

"Señor presidente, más de 28.000 hombres, mujeres, niñas y niños han desaparecido. Muchos de ellos durante su mandato desde el 2012. ¿Dónde están? ¿Qué les pasó? El no saber es el castigo más cruel. Recuerde que toda vida humana es sagrada; no solo la de sus amigos", afirmó el músico.

Al terminar la presentación de Waters, los espectadores que se encontraban cerca de la puerta del Palacio Nacional, donde cada 15 de septiembre el presidente recuerda la independencia de México, corearon consignas contra el mandatario durante varios minutos ante los ojos inexpresivos de la Policía.

Waters incluyó en las proyecciones que realizó durante su espectáculo la frase #RenunciaYa, utilizada para convocar el pasado 15 de septiembre a una manifestación con objeto de exigir la salida de Peña Nieto de la presidencia de la República.


Elecciones municipales en Brasil: fuerte revés para el PT en San Pablo /Buena elección del PSOL en Río

RESUMEN LATINOAMERICANO – 03 de Octubre de 2016

Los brasileños eligen 5.500 alcaldes y decena de miles de concejales en 26 estados federales.

El Partido de los Trabajadores (PT), golpeado por los escándalos y la reciente destitución de la presidenta Dilma Rousseff, está a punto de perder la alcaldía de Sao Paulo, su mayor derrota en las elecciones municipales de este domingo en Brasil.

Con 91% de las urnas escrutadas en la capital económica de Brasil, de 12 millones de habitantes ,el candidato del socialdemócrata PSDB, Joao Doria, cosechaba 53% de los votos y se ubicaba muy por delante del alcalde saliente, Fernando Haddad, del PT, con 16,46% de apoyo.

Un triunfo de Doria en Sao Paulo dejaría en buena posición al PSDB, que apoyó el impeachment de Rousseff y hoy es parte de la alianza que gobierna el país con el presidente Michel Temer, del partido de centroderecha PMDB.

Este partido respaldaba la candidatura de Marta Suplicy en Sao Paulo, una exmilitante del PT que dejó las filas del partido.

Los sondeos anunciaban una segunda vuelta, con 48% para Doria, aunque con un margen de error de dos puntos porcentuales.

“Existe la duda de si Doria ganaría Sao Paulo en primera vuelta, pero si Haddad consigue llegar a la segunda vuelta el debate se nacionalizaría” dijo a la AFP Sylvio Costa, director del sitio especializado en información política Congresso em Foco. “Pero hay que esperar, porque los sondeos a pie de urna no siempre se corroboran”, agregó.

Estas elecciones son consideradas una antesala de las presidenciales de 2018 y las primeras que se realizan desde el impeachment de Rousseff, destituida el 31 de agosto acusada de manipular las cuentas públicas.

Temer asumió su mandato hasta fines de 2018 y los resultados de estos comicios mostrarán cómo se redistribuirán las fuerzas de cara a las presidenciales de ese año.

El PSDB, por su parte, gobernó Brasil por última vez con Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), antecesor del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010) que inició la era de más de 13 años del PT en el poder.

En Rio de Janeiro, otro de los mayores municipios brasileños, habrá segunda vuelta el 30 de octubre entre el obispo evangélico y senador Marcelo Crivella y el candidato Marcelo Freixo, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) formado por disidentes del PT.

Con 44% de las urnas escrutadas, Crivella tenía 27,63% de los votos, contra Freixo, que cosechó 18,47%.

El PT no presentó candidato propio a la alcaldía carioca, pero tanto Lula da Silva como Rousseff apoyaron a la candidata comunista Jandira Feghali, que quedó fuera de la carrera por el balotaje.

Los centros de votación para las elecciones cerraron a las 17H00 locales (20H00 GMT) en las principales ciudades del país, aunque otras cerrarán una o dos horas más tarde en estados como Amazonas o Acre, por tener distintos husos horarios.

El Tribunal Superior Electoral estima que los resultados prácticamente definitivos serán conocidos hacia las 23H00 GMT de este domingo.

La votación para elegir más de 5.500 alcaldes y decenas de miles de concejales de 26 estados federales, obligatoria para gran parte de los más de 144 millones de empadronados, no había registrado “ningún incidente grave” hasta media tarde, informó el Tribunal Superior Electoral (TSE).

Según el último boletín, 83 candidatos fueron detenidos, en su mayoría por realizar propaganda electoral no autorizada.

Tras una serie de asesinatos -especialmente en el estado de Rio, donde 15 aspirantes a alcalde o concejal fueron asesinados-, el Ministerio de Defensa desplegó 25.000 militares para reforzar la seguridad en 488 ciudades de 16 estados donde se registraron actos violentos.

El presidente del TSE, Gilmar Mendes, afirmó que estas elecciones son “las más violentas” de los últimos años, especialmente en Rio, “donde el crimen organizado, las milicias y los narcotraficantes participan en el escrutinio y tienen candidatos”.

Uno de los más madrugadores en votar fue Temer, quien llegó minutos antes de que se abrieran las puertas de su colegio electoral en Sao Paulo, a las 08H00 locales (11H00 GMT).
Ahora fuera del gobierno en Brasilia, el PT puede ser uno de los que más terreno pierda en estos comicios.

Según analistas, una ola de desencanto con la política tradicional le pasará la cuenta a este partido.

A esto se suma una economía en recesión desde 2015 y 12 millones de desempleados.

Una situación que no asusta a Lula -posible candidato del PT en 2018-, que votó en Sao Bernardo do Campo en el cinturón industrial de Sao Paulo entre los aplausos de sus simpatizantes y algunos abucheos.

“Creo que el PT saldrá fuerte de esta elección”, afirmó el exlíder sindical.

Y avisó: “Cuanto más odio se estimula contra mí, más amor se crea (…) Esa gente va a sorprenderse porque a partir de estas elecciones voy a comenzar a caminar por Brasil”.


El plebiscito en Colombia: una oportunidad perdida

Por  Atilio A. Boron 

Cubasí  -  Lunes, 03 Octubre 2016 06:20

El resultado del plebiscito colombiano reveló la profundidad de la polarización que, desde el fondo de su historia, caracteriza a la sociedad colombiana. También, la grave crisis de su arcaico sistema político...

El resultado del plebiscito colombiano reveló la profundidad de la polarización que, desde el fondo de su historia, caracteriza a la sociedad colombiana. También, la grave crisis de su arcaico sistema político incapaz de suscitar la participación ciudadana que ante un plebiscito fundacional -¡nada menos que para poner fin a una guerra de más de medio siglo!- apenas si logró que una de cada tres personas habilitadas para votar acudiera a las urnas, una tasa de participación inferior a la ya de por sí habitualmente baja que caracteriza a la política colombiana. La del día de ayer fue la mayor abstención en los últimos veintidós años y su resultado fue tan ajustado que hizo que la victoria del NO, como hubiera ocurrido ante un eventual triunfo del SI, sea más un dato estadístico que un rotundo hecho político. Los partidarios del SI habían dicho que lo que se necesitaba para consolidar la paz era una amplia victoria, que no bastaba simplemente con superar en votos a los partidarios del NO. Lo mismo cabe decir de sus oponentes. Pero nadie logró ese objetivo, porque la diferencia de un 0.5 % a favor del NO podría sociológicamente ser considerada como un error estadístico y que un nuevo recuento de votos podría eventualmente llegar a revertir.  

Es prematuro brindar una explicación acabada de lo ocurrido. Habría que contar con información más pormenorizada que por el momento no está disponible. Pero no deja de ser sorprendente que el anhelo de la paz, que era algo que cualquiera que haya visitado Colombia podía percibir a flor de piel en la gran mayoría de su población, no se haya traducido en votos para ratificar esa voluntad pacifista y refundacional de un país sumido en un interminable baño de sangre. En lugar de ello la ciudadanía reaccionó con irresponsable indiferencia ante la convocatoria para respaldar los acuerdos trabajosamente conseguidos en La Habana. ¿Por qué? Algunas hipótesis deberían apuntar, en primer lugar, a la baja credibilidad que tienen en Colombia las instituciones políticas, corroídas desde largo tiempo por la tradición oligárquica, la penetración del narcotráfico y el papel del paramilitarismo. Este déficit de credibilidad se expresa en una retracción del electorado, tanto más importante cuanto más alejadas se encontraran de las zonas calientes del conflicto armado las regiones en las cuales el NO triunfó con holgura. En cambio, aquellos departamentos que fueron teatro de operaciones de los enfrentamientos se manifestaron mayoritariamente a favor del SI. Para decirlo en otros términos: allí donde los horrores de la guerra eran experimentados sin mediaciones y en carne propia –principalmente las regiones agrarias y campesinas- la opción por el SI triunfó de manera aplastante. Tal es el caso del Cauca, con el 68 % votando por el SI; el Chocó, con 80 % por el SI; Putumayo, 66 % por el SI; Vaupes, 78 % por el SI. En cambio, en los distritos urbanos en donde la guerra era apenas una noticia que divulgaban los medios, satanizando de manera implacable a la insurgencia, quienes acudieron a las urnas lo hicieron para manifestar su rechazo a los acuerdos de paz.

Lo anterior remite a una segunda consideración: la debilidad del esfuerzo educativo hecho por el gobierno colombiano para explicar los acuerdos y sus positivas consecuencias para el futuro del país. Esta falencia había sido señalada por diversos observadores y protagonistas de la vida política de ese país, pero su llamado de atención al presidente Juan M. Santos fue desoído. El confiado optimismo que primaba en los círculos gubernamentales (y también en algunos sectores cercanos a las FARC-EP) unido a la imprudente confianza puesta en los pronósticos de las encuestas -que, una vez más, fracasaron escandalosamente- hizo que se subestimara la gravitación de los enemigos de la paz y la eficacia de la campaña basada en el visceral rechazo a los acuerdos promovida por el uribismo. El papel desempeñado por la derecha vinculada al paramilitarismo y los medios de comunicación, mismos que reprodujeron sin cesar las acusaciones de “traición” dirigidas al presidente Santos, galvanizaron un núcleo duro opuesto a la ratificación de los acuerdos que pese a ser minoritario en el conjunto de la población logró prevalecer porque sus adherentes acudieron masivamente a las urnas, mientras que sólo una parte de los que sí la querían se atrevieron a desafiar las inclemencias del tiempo y fueron a votar. Persuasiva resultó ser pues la “campaña de terror” orquestada por la derecha, que en sus ominosas caricaturas presentaba al comandante Timoshenko ya investido con la banda presidencial y presto a imponer la dictadura de los “terroristas” sobre una población indefensa y sumida en la ignorancia, misma que encontró en el voto por el NO el antídoto necesario para conjurar tan pavorosa amenaza.

En suma: es imposible abstraerse de la sensación de frustración que provoca este resultado. Como se dijo una y mil veces, la paz en Colombia es la paz en América Latina. Tremenda responsabilidad le cabe a las FARC-EP ante este deplorable resultado electoral. La sensatez demostrada por la guerrilla en las arduas negociaciones de La Habana deberá ahora pasar por una nueva prueba de fuego. Y es de esperar que la tentación de retomar la lucha armada ante el desaire electoral sea neutralizada por una actitud reflexiva y responsable que, desgraciadamente, no tuvo la ciudadanía colombiana. Las declaraciones del comandante Timoshenko ratificando que ahora las armas de la insurgencia son las palabras permiten albergar una semilla de esperanza. Lo mismo las manifestaciones de la dirigencia del ELN y la alocución del presidente Santos poco después de conocidos los resultados del plebiscito. Ojalá que así sea y que esta guerra de más de medio siglo, que a lo largo de estos años tuvo un costo equivalente a casi la mitad del PBI actual de Colombia; que despojó de sus tierras y desplazó de sus hogares a casi siete millones de campesinos; que produjo 265.000 muertes oficialmente registradas; que victimizó por la vía indirecta a dos millones y medio de menores de edad; que esa pesadilla, en suma, que ha enlutado a la entrañable Colombia pueda hundirse definitivamente en el pasado para abrir esas grandes alamedas evocadas por el heroico presidente Salvador Allende por donde habrán de pasar los hombres y las mujeres de Colombia para construir una sociedad mejor. Ayer se perdió una inmejorable oportunidad para avanzar por el camino de la paz. Habrá otras, sin duda alguna.