jueves, 1 de septiembre de 2016

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DE 02 DE SEPTIEMBRE DE 2016


Aún en medio de eventos y situaciones tan cambiantes en la actualidad salvadoreña, a través de los medios de comunicación nacionales e internacionales y las redes sociales, la población en general ha estado muy atenta a las informaciones provenientes del resto de América Latina, en especial de los países que se encuentran sufriendo los embates de la derecha internacional contra los pueblos que eligieron gobiernos progresistas para conquistar sus demandas de justicia social.

Varios canales de televisión y emisoras de radio tuvieron enlaces en directo sobre la reunión de los senadores brasileños que, al final, decidieron deponer de su cargo a la presidenta Dilma Rousseff, en la consumación que se ha calificado como una infamia.

Al igual que dirigentes y analistas políticos que se han expresado en contra de esa acción, calificada acá como un golpe de estado parlamentario, tanto el partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, como el gobierno de la Republica, se han pronunciado públicamente al respecto de dicha acción concertada de los sectores oligárquicos y conservadores del país sudamericano, contra los intereses de la población brasileña.

A través de un comunicado con fecha de 1 de septiembre de 2016, el gobierno de El Salvador ha expresado su más enérgico rechazo a la manipulación política por la que se llegó a la destitución de la Presidenta Constitucional de la República Federativa del Brasil, Señora Dilma Rousseff, sin haberse comprobado la existencia de crimen de responsabilidad, que es la causal para el juicio político, según lo establecido en la Constitución brasileña.

En tal sentido, el gobierno salvadoreño, ha reiterado en dicho documento que aun siendo respetuoso del principio de no intervención en los asuntos internos de otros estados, pero comprometido con los valores de democracia y estado de derecho, así como con los esfuerzos que posibilitan el camino para sociedades con mayores niveles de igualdad, inclusión, dignidad y justicia, considera que esta decisión atenta contra la estabilidad democrática y contra los avances políticos y sociales alcanzados por ese país en los últimos años, y representa una seria amenaza para la democracia, la paz, la justicia, el desarrollo y la integración latinoamericana, concluye el comunicado.

En otro escenario, representantes de movimientos y organizaciones sociales, agrupadas en la denominada Red Salvadoreña de Solidaridad con Venezuela, han acudido a su sede diplomática en este país centroamericano, la mañana de este jueves, para mostrar su respaldo al pueblo y gobierno bolivarianos, ante las amenazas de golpe de estado difundidas por la derecha, ante su llamada “Toma de Caracas”, prevista precisamente para este jueves 1 de septiembre.

A través de un comunicado, la Red Salvadoreña ha ratificado su total y absoluto apoyo al pueblo venezolano, a la Revolución Bolivariana y al gobierno legítimo de Nicolás Maduro Moros, en momentos que se gesta la intención de la derecha de ese país de consumar un golpe de estado por la vía violenta, tal como narra el documento.

De igual manera han denunciado que la oposición venezolana, en alianza con poderes oligárquicos locales, y con el apoyo del imperialismo regional, han vuelto a amenazar abiertamente la democracia de ese país, con anuncios de acciones terroristas y criminalidad política.

Alertaron también que esta nueva amenaza contra Venezuela forma parte del plan de desestabilización que la derecha imperial lleva a cabo contra el proceso de integración de Nuestra América y contra los gobiernos progresistas de la región.

Por último, el comunicado concluye con llamados para no permitir que Venezuela, su gobierno y su pueblo puedan caer en las garras del imperialismo, y se detenga el proceso iniciado por el Comandante Supremo Hugo Chávez, y que hoy valientemente continúa Nicolás Maduro Moros.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.

Dilma Rousseff apela su destitución en la corte suprema de Brasil

Editado por Maite González Martínez

Imagen de archivo. (Internet)

La Habana, 1 Set (RHC) Integrantes de la defensa de la expresidenta brasileña Dilma Rousseff solicitaron este jueves a la corte suprema la anulación del fallo del Senado que la destituyó de su cargo menos de 24 horas antes.

La apelación solicita "la suspensión de inmediato de los efectos de la decisión del Senado Federal que condenó por crimen de responsabilidad a la Presidenta de la República", según el texto firmado por el exministro de Justicia José Eduardo Cardozo, quien defendió a la exmandataria durante el impeachment.

La medida cautelar pide además la realización de "un nuevo juicio" y restablecer la presidencia interina de Michel Temer, exvicepresidente de Rousseff que juró como nuevo jefe de Estado de Brasil hasta fines de 2018 poco después de consumarse la destitución.

Rousseff perdió su mandato a manos del Senado, que la encontró culpable de haber violado la Constitución al aprobar gastos a espaldas del Congreso y financiar al Tesoro atrasando pagos a la banca pública, dos infracciones consideradas crímenes de responsabilidad, que solo alcanzan a funcionarios públicos.

Rousseff, de 68 años, logró conservar los derechos políticos que le permiten postularse y ejercer cargos públicos.

Cardozo había anticipado el miércoles que presentaría al menos dos recursos ante el máximo tribunal cuestionando el proceso.

Figura del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), economista y exguerrillera marxista, Rousseff se convirtió en la segunda mandataria brasileña de los cuatro elegidos por votación directa tras el retorno de la democracia en 1985 que perdió su mandato por un impeachment. El anterior fue el hoy senador Fernando Collor en 1992. (AFP)


Donald Trump: "México no lo sabe aún, pero pagará el muro al 100%"

RT  -  1 septiembre 2016 09:58 GMT

Donald Trump apuesta por la versión más dura de su discurso antiinmigración poco tiempo antes de las elecciones presidenciales.


Unas horas después de la reunión con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en la ciudad de México, el candidato republicano a la presidencia de EE.UU., Donald Trump, debía pronunciar un gran discurso dedicado a la política migratoria en la ciudad de Phoenix. Un discurso que despertó mucha expectativa anticipado por la esperanza de cambios en la retórica de su campaña electoral. Pero Donald Trump dejó claro en Phoenix que su postura sobre la inmigración seguirá siendo dura y provocadora.

"Podemos tener un gran y hermoso muro [entre EE.UU. y México] y detendremos el crimen y el narcotráfico (…) y México costeará el muro", dijo Trump. "México no lo sabe aún, pero pagará el muro al 100%", ha afirmado, según el canal CBS.

"Un gran y hermoso muro"

Anteriormente el miércoles Donald Trump declaró en la reunión con Enrique Peña Nieto que ambos países tienen el derecho de construir un muro en la frontera.

"Cada uno de nuestros países debería tener el derecho de construir una barrera física o un muro en las fronteras", manifestó Trump durante una rueda de prensa conjunta con Peña Nieto. Sin embargo, no aclaró cuál de los países tendría que pagar la construcción. "¿Quién pagará el muro? No lo discutimos", anunció el político estadounidense, subrayando que "sí que discutimos el muro, pero no discutimos el pago del muro, el tema se abordará en una próxima fecha".

En respuesta, Peña Nieto ha declarado que durante el encuentro con Trump se reiteró en su decisión de que México no pagaría por el muro fronterizo con EE.UU. "Al inicio de la conversación con Donald Trump dejé claro que México no pagará por el muro", señaló el presidente mexicano en su cuenta de Twitter.

El año pasado Trump expresó su apoyo a la idea de detener la recepción de inmigrantes de países que representan amenazas terroristas, así como el proyecto de construcción de un muro en la frontera entre EE.UU. y México para evitar la inmigración ilegal.

La inmigración

Trump ha expresado que se debe frenar la inmigración ilegal. "Tenemos que poner fin a la inmigración ilegal, y no solo entre nuestras naciones", ha afirmado el político y empresario estadounidense, calificando la situación actual de un "gran problema para México y para EE.UU." y "una catástrofe humanitaria".

Por su parte, Peña Nieto ha manifestado que "muchas vidas pueden ser salvadas en ambos lados de la frontera si las organizaciones criminales dejan de recibir armas y dinero". Ha destacado que "ambos países debemos invertir más en ello [en la frontera], más en infraestructura, más en gente, más en tecnología para hacer más segura y eficiente" la frontera común, ha aseverado el mandatario mexicano.

"La comunidad mexicana en Estados Unidos contribuye todos los días con su talento y trabajo" a "la prosperidad" de ese país, y son "gente honesta", "trabajadora", "personas de bien", que "respetan a la familia y la ley", ha señalado Peña Nieto en respuesta a las críticas por Trump hacia las personas mexicanas que residen en el país norteamericano.

"Mi prioridad como presidente de México y la de mi gobierno es proteger a los mexicanos donde quiera que ellos se encuentren", ha subrayado Peña Nieto, añadiendo que "esa es mi responsabilidad y la seguiré cumpliendo".

"Mayor prosperidad y seguridad"

Durante la reunión con Trump, Peña Nieto ha abordado el tema del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por las siglas en inglés) y ha manifestado que México está dispuesto a modernizarlo junto con EE.UU., ya que "podría ser mejorado en beneficio de ambas partes".

En cuanto a las relaciones entre México y EE.UU., Peña Nieto ha destacado que "aunque no estemos de acuerdo en todo, confío en que juntos podremos encontrar mayor prosperidad y seguridad sin perder de vista que la libertad y la independencia son base indispensable de todo lo que valoramos".

Tras la reunión con Trump el líder mexicano ha manifestado su voluntad de reunirse con la candidata demócrata a la Presidencia estadounidense, Hillary Clinton, para discutir las relaciones entre los países.


Brasil: La historia va a ser implacable con los golpistas

La presidenta Dilma Rousseff, destituida por 61 votos del Senado, ratifica que continuará en la lucha por construir un mejor futuro. No pudieron inhabilitarla políticamente, como también pretendía la derecha. Michel Temer, el golpista, corrió a prestar juramento. Crece el rechazo continental al golpe

Vestida con chaqueta roja, el color del PT, Dilma envió un mensaje de lucha a quienes le dieron fuerza y cariño. Autor: EFE

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
31 de Agosto del 2016 22:09:23 CDT

BRASILIA, agosto 31.— La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, destituida por un golpe parlamentario este miércoles cuando el Senado votó 61 a 20 para deponerla de sus funciones, ratificó que continuará en la lucha.

«En estos momentos no voy a decirle adiós a ustedes, tengo seguridad en que puedo decir hasta pronto, dentro de muy poco sé que voy a asumir otras tareas. A partir de ahora yo lucharé incansablemente para poder continuar construyendo, para poder tener un futuro», expresó en conferencia de prensa en la que se presentó vestida de rojo, el color del Partido de los Trabajadores.

También señaló que como mandataria no huyó de sus responsabilidades y trabajó por combatir la miseria.

«Vencí muchas de esas luchas y en estos momentos respiro ahora para decirles: no quisiera estar en el lugar de los que se creen vencedores. La historia va a ser implacable con ellos, como ocurrió en décadas pasadas», aseveró en transmisión de Telesur, mediante la cual envió un mensaje a quienes le dieron fuerza y cariño.

«No estamos alegres, pero ¿qué razón tendríamos para estar tristes?», inquirió Rousseff. «Un abrazo a los brasileños y a esos hombres y mujeres que comparten la democracia y creen en la justicia en todas sus formas», añadió Dilma, quien estaba arropada por decenas de simpatizantes, exmiembros de su gobierno y legisladores del Partido de los Trabajadores, dijo EFE.

A la Presidenta se le acusaba de emitir créditos sin la autorización del Congreso y de retrasar el pago a bancos públicos del país para financiar programas sociales, acciones que no constituyen un crimen de responsabilidad, figura establecida en la Constitución como móvil para la destitución de un mandatario y que fue la causa que se le imputó. Pero nada pudo probarse.

Los argumentos de acusación contra la Presidenta obviaron el informe de auditoría presentado por técnicos del Senado, que indicaban que las denuncias contra Rousseff no tenían bases y que no constituían un crimen de responsabilidad, comentó AVN, y no presentaron ninguna evidencia de delitos de corrupción ni crímenes de responsabilidad.

No obstante, no avanzó el propósito de alejarla durante ocho años de la vida política mediante la inhabilitación, pues un recurso presentado por el Partido de los Trabajadores logró dividir en dos la votación, y esa no obtuvo los dos tercios de los sufragios necesarios.

Un temer apresurado

Diez minutos duró la ceremonia en que Michel Temer asumió en el Congreso, copartícipe del golpe, como «presidente» de Brasil hasta 2018, cuando finaliza el mandato para el que Dilma Rousseff fue electa por 54 millones de votos burlados con la maniobra que la depuso.

«Prometo mantener, defender y cumplir la Constitución, observar las leyes, promover el bien del pueblo brasileño», dijo Temer al jurar como mandatario a las 16.48 horas de Brasilia (21.48 GMT) en sesión especial del Congreso que está integrado por 81 senadores y 513 diputados, reportó ANSA.

También con premura trataba de borrarse la figura de Rousseff, aunque ello es inherente a su legado. Apenas dos horas después de ser destituida mediante la maniobra golpista, los retratos oficiales de Dilma con la banda presidencial comenzaban a ser retirados de los despachos del Palacio de Planalto, la sede del ejecutivo, reportó EFE.

Mientras, Renán Calheiros, presidente del Senado y uno de los políticos pesquisados por corrupción, y el titular del Supremo Tribunal Federal, Ricardo Lewandowski, tomaban el juramento al mandatario interino desde el 12 de mayo pues era el vicepresidente de Dilma, pero no hubo imposición de la banda presidencial.

Tampoco hubo paseo en carro descapotable por la Explanada de los Ministerios, ni discurso desde el balcón del Planalto, que suponen el saludo al pueblo.

Temer, del Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), actuó desde que asumió interinamente como si fuera un presidente legítimo, y comenzó a subvertir el programa de gobierno votado por los brasileños que le dieron un segundo mandato a Dilma en 2014.

Tan evidente ha sido el proceso golpista que EFE reportó este miércoles que, inmediatamente después de tomar posesión, Temer reunió a sus ministros y exigió que desmonten la tesis del «golpe».

«A quienes les digan golpistas, respondan golpistas son ustedes, que están en contra de la Constitución», declaró, sin argumentos.

En esa primera reunión, a su gabinete ministerial —donde también hay sindicados por corrupción—, les dijo: «Hoy inauguramos una nueva era de dos años y cuatro meses. Tenemos que salir de aquí con un aplauso del pueblo brasileño», le citó AFP.

Apuntó también EFE que la ceremonia de toma de posesión fue más breve que el tiempo que le llevó a Temer atravesar los pasillos del Senado, abarrotados de sus partidarios, y los describía así: «en su gran mayoría políticos hombres, blancos, entrados en canas y uniformados en trajes oscuros, a los que saludó casi uno por uno».

Ni siquiera se atrevió a entrar por la rampa del Congreso, que es la principal y solemne entrada de la sede legislativa, y se introdujo discretamente por un lateral que llaman la «sombrerería», acceso donde sus señorías dejaban los sombreros hace décadas.

La imagen fue similar a la investidura del Gobierno interino designado por Temer el pasado mayo, en el que no nombró a ninguna mujer, ni a ningún negro entre 28 ministros, motivo por el que fue muy criticado por sus opositores, recordó EFE.

Presentarán recursos ante corte suprema

El abogado de la presidenta destituida, José Eduardo Cardozo, anunció que presentará al menos dos recursos ante el Tribunal Supremo contra la decisión del Senado de destituirla y de sustituirla por Michel Temer, su vicepresidente, porque no hubo justa causa para la decisión.

«Presentaremos en principio al menos dos recursos. Uno este mismo miércoles y otro en algunos días», anunció Cardozo en declaraciones que concedió a periodistas poco después de la decisión del Senado, dijo EFE.

Adelantó que alegará que el derecho de defensa de la mandataria fue cercenado en diversas etapas del proceso que comenzó en diciembre pasado, cuando la Cámara de Diputados aceptó los trámites para iniciar el juicio. La Cámara era presidida entonces por el acérrimo enemigo de Dilma, Eduardo Cunha, del PMDB, quien fue suspendido de sus funciones poco después por corrupción.

No pocos analistas señalan que lo implementado contra Dilma demuestra las limitaciones de la democracia brasileña que, sin embargo, pretendieron enaltecer en sus discursos algunos de los senadores que usaron de la palabra durante este largo e insólito juicio político. Algunos reportes recordaron que el 60 por ciento de quienes votaron está acusado o bajo proceso por acusaciones ligadas a temas en torno a corrupción. También se sabe que detrás de esta jugada sucia ha estado la oligarquía, temerosa de perder sus privilegios.

Condena regional

Mientras, como era de esperar, el ejecutivo argentino presidido por Mauricio Macri se apresuraba en reconocer «el proceso institucional en Brasil», otros Gobiernos latinoamericanos condenaban el golpe de Estado y llamaban a consultas.

El Gobierno de Venezuela, que expresó en un comunicado su condena categórica al golpe, su solidaridad con Dilma, y aseveró que mediante la maniobra que dio al traste con su mandato «peligrosamente se ha sustituido ilegítimamente la voluntad popular de 54 millones de brasileños, violentando la Constitución y alterando la democracia en este hermano país», aseveró el texto, que llamó lo ocurrido como «traición histórica» contra su pueblo.

«Este golpe de Estado parlamentario forma parte de la embestida oligárquica e imperial contra los procesos populares, progresistas, nacionalistas y de izquierda, cuyo único fin es restaurar los modelos neoliberales de exclusión social y expoliación de nuestras riquezas naturales que trajeron consigo pobreza y atraso para nuestros pueblos, y acabar así con los modelos de genuina democracia y de integración unitaria de la región», denunció.

De similar manera procedió el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien calificó la destitución de Rousseff como «una apología del abuso y la traición».

«Jamás cohonestaremos estas prácticas, que nos recuerdan las horas más oscuras de nuestra América», dijo Correa en su cuenta de la red social Twitter y calificó la decisión del Senado del Brasil como «una apología al abuso y la traición», al tiempo que manifestó «toda nuestra solidaridad con la compañera Dilma, con Lula, y con todo el pueblo brasileño».

Desde La Paz también se conoció la condena a lo acontecido en Brasil del presidente boliviano Evo Morales, quien convocó a su embajador en Brasilia, reportó EFE, y condenó «el golpe parlamentario contra la democracia brasileña. Acompañamos a Dilma, (el expresidente Luiz Inácio) Lula (da Silva) y su pueblo en esta hora difícil», escribió en su cuenta en Twitter.

Por su parte, Nicaragua repudió igualmente «el golpe de Estado parlamentario» y señaló que con la culminación de ese proceso «se está declarando de muchas maneras la apertura de una etapa difícil para el pueblo brasileño, donde se habla del regreso de las políticas neoliberales».

Uno de los primeros en pronunciarse fue el Gobierno Revolucionario de Cuba, que rechazó enérgicamente el golpe de Estado parlamentario-judicial contra Rousseff, y lo calificó como «un acto de desacato a la voluntad soberana del pueblo que la eligió».

Por su parte, la bancada progresista del Parlasur expresó su total rechazo, y aseveró en un comunicado que «No hay más democracia en Brasil».

«América del Sur otra vez laboratorio de la derecha más extrema (…) Nueva forma de violentar la soberanía popular», alertó en su cuenta en Twitter la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner.

Como el de Argentina, el Gobierno de EE. UU. avaló el golpe, al considerar que la destitución de Dilma se produjo dentro del «marco constitucional» del país, por lo que dijo «respetar» la decisión del Senado y prometió que trabajará con el nuevo mandatario, señaló EFE.


Freddy Bernal: Pueblo chavista saldrá a las calles por una victoria de paz

Frente a intentos desestabilizadores de sectores de la derecha

Coreo del Orinoco  -  AVN  -  1 septiembre 2016 

En la capital, la concentración será en la avenida Bolívar a partir de las nueve de la mañana

F/Archivo

El dirigente revolucionario Freddy Bernal, manifestó este jueves que el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que agrupa a millones de venezolanos, saldrá a las calles alegre y moralizado para obtener una victoria de paz.

“Tenemos un partido moralizado, tenemos un partido en combate, tenemos un partido lleno de alegría, un partido que va a derrotar a esta derecha en paz, porque nuestra victoria será la paz”, afirmó Bernal, en la entrevista que concedió al programa El Desayuno, transmitido por Venezolana de Televisión.

Resaltó que ante los intentos de la derecha de derrocar al Gobierno Bolivariano, reproduciendo el mismo esquema utilizado el 11 de abril de 2002, la Revolución Bolivariana siempre seguirá apostando a la paz, trabajando para la construcción de una Patria productiva, a fin en preservar de la estabilidad del pueblo venezolano.

Este jueves, el chavismo se movilizará en el país para reafirmar su respaldo a la Revolución Bolivariana, y defender la paz de la nación, frente a intentos desestabilizadores de sectores de la derecha.

En la capital, la concentración será en la avenida Bolívar a partir de las nueve de la mañana.