miércoles, 10 de agosto de 2016

STRIP TEASE DE LA POLITICA IMPERIALISTA

Por Manuel E. Yepe

Hoy se invierten recursos financieros cada vez más cuantiosos en la creación de nuevas tecnologías de guerra y armas de destrucción masiva, sin que exista la menor justificación defensiva para ello en las condiciones del mundo de posguerra fría.

Europa, que tanto se benefició con la conquista y colonización de América, África y Asia, ha tenido la responsabilidad de arrastrar al mundo a dos guerras mundiales. El llamado viejo continente debía haber hecho un supremo esfuerzo por evitar una catástrofe como la que se desarrolló en la antigua República Socialista de Yugoslavia, en Afganistán, Irak, Libia y Siria, así como las acciones criminales de exterminio que hace muchos años libran las fuerzas sionistas contra el martirizado pueblo palestino, para citar solo las más cruentas.

Entre la primera y la segunda guerras mundiales transcurrieron solamente 19 años. Hace 71 años que terminó la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, desde entonces ha habido conflictos y guerras que han arrojado varias veces más explosivos y armas químicas que ambas guerras mundiales juntas.  La política de adjudicar partidas más masivas para la guerra y disminuir simultáneamente los impuestos a los contribuyentes más poderosos significa menos dinero para gastos sociales. No afecta, por ello, a toda la población estadounidense por igual. La práctica neo liberal y la globalización garantizan que los ricos sigan incrementando su opulencia y los pobres sean cada vez más y que sean cada vez más pobres.

Se reducen o eliminan en Estados Unidos programas federales de educación, de desarrollo comunitario, subvenciones a las agencias de protección del medio ambiente, financiamiento para el desarrollo de energías alternativas de bajo costo, control de enfermedades, tratamientos por abuso de drogas, administración sanitaria y seguridad ocupacional y seguridad pública, por solo señalar las más golpeadas recientemente.

Estados Unidos presenta la paradoja de ser el país más rico del mundo y, al mismo tiempo tiene una de las mayores incidencias de pobreza entre los países desarrollados. Actualmente tiene proporcionalmente el número más elevado de pobres, de personas sin cobertura de salud y con inseguridad y deficiencia alimentaria, ente los países ricos.

Estas tristes realidades sociales para el pueblo de Estados Unidos, inducidas por las guerras imperialistas en términos de vidas soldados y secuelas de heridos no se pueden comparar, sin embargo, con el enorme daño que han significado para los pueblos agredidos las desproporcionadas guerras que han provocado.

Las farsas representadas por Estados Unidos para justificar la ocupación, primero, y posteriormente para salvar su imagen ante la evidencia de una guerra perdida han sido grotescas.
Esto ocurre cuando Washington no encuentra cómo salir de los países agredidos sin poder materializar los cuantiosos beneficios económicos para los monopolios transnacionales que fueron la verdadera razón de la agresión.

La noble aspiración de la humanidad de hacer del siglo XXI el primero sin guerras en la historia murió tempranamente.

Frente al cúmulo de penurias, atrocidades, crueldades y sacrificios que caracterizan la realidad de las guerras, la lucha de la humanidad por la paz deviene necesidad vital.

La Humanidad tiene hoy cultura y experiencia suficientes como para rechazar la idea de que la paz deba ser impuesta por las guerras. La paz puede y debe ser un objetivo consciente de la inteligencia humana y de la solidaridad.

El pueblo de Estados Unidos, se ha dicho muchas veces, es el único que podrá llevar a cabo la titánica hazaña de hacer caer al imperio más poderoso y sanguinario que haya conocido la humanidad. ¡La humanidad toda espera ansiosa ver a ese pueblo actuar para brindarle la solidaridad a que se hará acreedor!

Por estos días los pueblos de todo el mundo han podido seguir, a veces con repugnancia, el proceso de elecciones que, como cada cuatro años se lleva a cabo en la nación estadounidense.

En esta ocasión, sin embargo, se han podido observar, nuevas y sorprendentes manifestaciones de la crisis profunda por que atraviesa el sistema político de la única superpotencia de esta era. La campaña del candidato republicano Donald Trump ha permitido ver, con toda crudeza, el terrible peligro fascista que se cierne sobre la humanidad, en tanto que, en contraposición, en la del candidato del partido demócrata, Bernard Sanders, se dijeron esperanzadores anuncios que nunca antes habían sido escuchados desde el seno de la más alta política imperialista.

La Habana, Julio 28 de 2016

Exclusivo para el diario POR ESTO! de Mérida, México.



Bernie Sanders condena el proceso contra Rousseff y pide elecciones en Brasil

Editado por María Calvo

La Habana, 10 agosto (RHC) - El senador estadounidense Bernie Sanders condenó hoy el proceso contra la presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, que parece un golpe de Estado, e instó al Gobierno de EEUU a pedir que haya elecciones democráticas en ese país para resolver el conflicto.

Sanders, que fue el rival de Hillary Clinton en las elecciones primarias del Partido Demócrata de EEUU para la Presidencia, afirma en un comunicado que está profundamente preocupado por los esfuerzos para alejar del poder a la presidenta elegida democráticamente.

Para muchos brasileños y observadores, el controvertido proceso contra Rousseff en el Senado, se parece más bien a un golpe de Estado, indica el senador de EEUU.

"El intento de alejar del poder a la presidenta Rousseff no es un juicio legal, sino político. Estados Unidos no puede quedarse en silencio mientras las instituciones democráticas de uno de nuestros aliados más importantes son socavadas", argumenta Sanders.

Estados Unidos debe "ponerse del lado de las familias trabajadoras de Brasil y demandar que esta disputa se resuelva con elecciones democráticas", opina el legislador.

Según Sanders, la suspensión de "la primera mujer presidenta de Brasil" se produjo "por motivos dudosos", y el nuevo Gobierno interino asumió el poder "sin un mandato para gobernar" y "abolió el Ministerio de Mujeres, Igualdad Racial y Derechos Humanos", además de anunciar un gabinete "compuesto únicamente por hombres blancos".

"La nueva Administración, que no ha sido elegida, anunció rápidamente planes para imponer medidas de austeridad, aumentar las privatizaciones e imponer un programa social de extrema derecha", agrega el senador.

Sanders no es el primer legislador estadounidense en expresar su preocupación por la situación de Brasil: A finales de julio, un grupo de 40 congresistas demócratas escribieron al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, para pedirle que tuviera "el máximo cuidado en sus relaciones con las autoridades interinas de Brasil".

Kerry visitó Río de Janeiro la semana pasada y se reunió con el nuevo ministro de Exteriores brasileño, José Serra, sin hacer en sus declaraciones públicas ninguna referencia a la inestabilidad política de Brasil y subrayó el interés de Estados Unidos en seguir su cooperación con el Gobierno de Brasilia en varios campos.

Desde que comenzó el proceso contra Rousseff, la Casa Blanca y el Departamento de Estado se han limitado a reiterar su "confianza en la capacidad de las instituciones democráticas de Brasil para superar la agitación política" actual.

(EFE)


Putin: "Ucrania ha pasado a practicar el terror y no lo pasaremos por alto"

RT  -  10 agosto 2016 15:56 GMT

Durante las acciones para prevenir los atentados en Crimea murieron dos militares rusos y el presidente de Rusia ha asegurado que "no lo pasaremos por alto".

Sputnik

Tras conocerse que el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) ha frustrado una serie de atentados en Crimea el presidente ruso, Vladímir Putin, ha asegurado que Ucrania, en lugar de buscar una solución pacífica, ha pasado a "practicar el terror", informa RIA Novosti

Durante las acciones para prevenir los atentados en Crimea murieron dos militares rusos y el presidente de Rusia ha asegurado que "no lo pasaremos por alto".

Intentar atacar Crimea es "un juego muy peligroso"

Putin ha definido los hechos como "una acción estúpida y criminal" y ha explicado que el intento de ataques en Crimea es "un juego muy peligroso" con el que Kiev trató de desviar la atención del pueblo de Ucrania sobre los problemas económicos que atraviesa ese país.

El presidente de Rusia ha asegurado que harán todo lo necesario para garantizar la seguridad en su territorio y adoptarán medidas adicionales serias para conseguir ese objetivo. Asimismo, este mandatario ha señalado que Europa y Estados Unidos deben dar pasos concretos para influir en las autoridades de Kiev.

Vladímir Putin también ha indicado que, en estas condiciones, la propuesta ucraniana de reunirse con el denominado formato de Normandía durante la cumbre del G-20 que se celebrará este septiembre en Hangzhou (China) "no tiene sentido".

Más información en breve


OTAN. CON LOS FLANCOS ABIERTOS

Jorge Gómez Barata

La Organización del Atlántico Norte (OTAN), tiene un poder inmenso y dos peligros, ambos de corto plazo. Lo nuevo es que vienen de dentro. Turquía es uno, Donald Trump el otro. No son militares aunque si disolventes. Rusia es predecible, está más interesada en pactar que en contender, y salvo algún imprevisto insalvable,  China, no es un riesgo a corto plazo.

La Organización del Atlántico Norte (OTAN), la más poderosa de las alianzas militares existentes, que concebida en 1949 como eje de un sistema de seguridad colectiva para confrontar a la Unión Soviética y proporcionar protección militar, especialmente nuclear a Europa Occidental; ha devenido reliquia de la Guerra Fría y “brazo armado” de Estados Unidos.

Un inesperado giro de la situación política en Turquía, que forma el más precario flanco de la organización, y los pronunciamientos del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, suman elementos a una contradictoria coyuntura. Mientras la OTAN se expande hacia las fronteras rusas, el errático presidente Erdogan se aproxima a Putin, cosa con la cual, aunque por ahora de modo verbal, coquetea Trump.

La OTAN y el Tratado de Varsovia fueron protagonistas de la confrontación derivada de la victoria sobre el fascismo que dio lugar a una modificación de la geopolítica mundial, y cuando el socialismo se expandió por Europa Oriental y China, el mundo se dividió en dos bloques hostiles, entonces se desplegó la Guerra Fría.

Como parte de aquellos contextos se produjo la descolonización euroasiática y el surgimiento del Tercer Mundo, se quebró el monopolio nuclear de los Estados Unidos, y Truman lanzó la doctrina de “Contención del comunismo” que condujo a sucesivas crisis en torno a Alemania, Medio Oriente, y finalmente a la Guerra de Corea.

Originalmente la OTAN, fundada por doce países encabezados por Estados Unidos, circunscribía su radio de acción a Europa, cosa que se modificó cuando, sin necesidad de ir a la guerra, afectada por problemas internos, la Unión Soviética y sus aliados europeos desaparecieron de los escenarios políticos.

Con la misma rapidez con que se remitieron sus adversarios, Estados Unidos y la OTAN reformularon sus estrategias adaptándose a los requerimientos del diseño del mundo global unipolar, regido por nuevas formas de ejercer la hegemonía con predominio político, económico, y militar de Estados Unidos.

De ese modo Europa y la OTAN fueron arrastradas a guerras en el Oriente Medio y África del Norte, y a acciones militares para dar los golpes finales que determinaron la disolución de Yugoslavia en las campañas de Bosnia y de Kosovo. Al expandirse a cuenta de países ex socialistas y territorios ex soviéticos se crearon grandes fricciones con Rusia. 

En esos contextos, surgió con insospechada fuerza el terrorismo internacional no estatal y de matriz islámica, que a partir del 11 de Septiembre de 2001 ha dictado las pautas de la política mundial, conduciendo a un estado de guerra que ha involucrado no solo a Estados Unidos y la OTAN, sino también a Rusia, y Arabia Saudita, y dio lugar al surgimiento del Estados Islámico (EI) y a la guerra en Siria.

En la lucha antiterrorista, especialmente en Siria, Turquía, gobernada por Recep Tayyip Erdogan, de tendencia islámica, ha tenido un comportamiento ambiguo. Aunque es parte de la OTAN, esa ex potencia musulmana tiene sus propios intereses políticos que no siempre coinciden con los de Washington y la Europa cristiana. .

En ese complejo escenario que incluye el involucramiento en la crisis ucraniana, tiene lugar el inesperado intento de golpe de estado en Turquía, y el contragolpe de Erdogán, que ha crispado los nervios a Estados Unidos y la OTAN. 

El general Joseph Votel, jefe del Comando Central del Ejército de Estados Unidos, ha señalado que los multitudinarios despidos y arrestos en las fuerzas armadas turcas, incluida su cúpula, complicarían el cumplimiento de las misiones turcas en la OTAN, ante lo cual Erdogán ha reaccionado tensando sus relaciones con Estados Unidos, y amenazando con un acercamiento a Rusia

Y para añadir preocupaciones, Donald Trump unió a su retórica avasalladora, duras críticas a la participación estadounidense en la OTAN: “…No vamos a invertir en las alianzas con la OTAN, no vamos a invertir tanto como hicimos en Asia al final de la guerra de Corea, porque no nos lo podemos permitir y porque realmente no está en nuestro interés hacerlo…”

Con Putin en Moscú cada día más fuerte militarmente, Erdogán apoyado en lo interno e investido de poderes extraordinarios en Turquía, y la perspectiva de que Trump ocupe la Casa Blanca, la OTAN tiene razones para temer por su futuro, como también ocurre con la Unión Europea. Allá nos vemos.

La Habana, 8 de agosto de 16

………………………………………………………………………..
 *Este artículo fue escrito para el diario mexicano ¡Por Esto! Al reproducirlo o citarlo, indicar esa fuente


Rafael Correa: dolarizar fue un "suicidio", pero salir ahora sería un "caos"

RT  -  9 agosto 2016 20:09 GMT

El presidente de Ecuador analizó los problemas que enfrenta el país por tener una economía dolarizada.

Reuters

En declaraciones a los medios de prensa Rafael Correa puso de relieve los problemas que genera que la moneda oficial de Ecuador sea el dólar estadounidense. Para el presidente y economista "el cuello de botella, el factor crucial" para cualquier nación "en vías de desarrollo" es "su sector externo".

Al respecto subrayó que "el principal instrumento para controlar ese factor externo se llama tipo de cambio". Pero "ingenuamente, absurdamente, Ecuador renunció" a esa herramienta y "cometió un suicidio monetario".

Desde el año 2000 -y tras una fuerte crisis a fines de los años '90- que Ecuador tiene su economía dolarizada. Es uno de los tres países latinoamericanos en esta condición, junto a Panamá y El Salvador.

Una década excepcional

Si bien el país tiene como moneda oficial el dólar desde hace 16 años, las declaraciones de Correa emergen en este momento debido al cambio de coyuntura económica. "Colombia nos depreció la moneda. Perú nos depreció la moneda, y nosotros no pudimos responder", explicó el mandatario. Asimismo añadió que, en este escenario, no tienen forma de "equilibrar los desbalances" en el sector externo, "como la caída del precio del petróleo. Para eso tenemos que recurrir a una serie de malabares".

Al respecto el economista de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Pablo Wahren, señaló en diálogo con RT que "en los últimos años este modelo de la dolarización fue sostenible por el alza de los precios de las commodities". Eso permitió un ingreso de dólares "extraordinario" lo que permitió "garantizar un buen funcionamiento de su economía”.

"En términos de competitividad el resto de las monedas del mundo se estaban apreciando respecto al dólar por lo que Ecuador se volvió un poco más competitivo", añadió Wahren. Y enfatizó que "era un esquema sostenible en esa década excepcional de alza de precios de las commodities y gran ingreso de divisas a los países".
Problemas previsibles

"Ahora esta situación cambió", sentenció Wahren y detalló que "los precios de las commodities ya no están en los niveles de hace algunos años y además hay un reflujo de capitales financieros desde países emergentes hacia EE.UU.". Todo esto genera "un debilitamiento de las monedas locales".

El también economista de la UBA y columnista de Radio del Plata, Itai Hagman, coincidió en que la dolarización "solo es posible de sostener con ingresos de divisas vía exportaciones (como ocurrió en los últimos años) o vía deuda externa (como ocurrió en los '90)". Hagman remarcó la coherencia de Correa al recordar que escribió "un libro sobre economía antes de ser presidente" en donde califica a la dolarización "como un suicidio monetario".

"Es la fase superior del neoliberalismo, que en la Argentina se intentó aplicar como salida a la crisis de 2001", añadió. También destacó que "el problema" de la dolarización es que "el Estado se queda sin una herramienta fundamental de política económica que es la monetaria".

¿Se puede salir de la dolarización?

Para Correa, aun con todos los problemas que trae, salir de este modelo "causaría un caos económico, social y político". El presidente ecuatoriano dijo que deben "sostener la dolarización pero estando muy conscientes de las restricciones. Es como pelear en el ring de la globalización con una camisa de fuerza".

Este es "el absurdo de las irresponsabilidades de nuestras élites que tanto daño le han hecho al país", criticó Correa, pero reconoció que ahora "no queda más que continuar con la dolarización, fortalecerla, mitigar sus gravísimos problemas y tratar de aprovechar sus escasas oportunidades".

"Correa probablemente tiene razón. Salir del dólar puede generar mucha inestabilidad", dijo Wahren. Asimismo analizó que "pasar de lo que se considera el activo más seguro a su propia moneda seguramente genere una devaluación muy grande. Y las devaluaciones en América Latina, "en países chicos semi-industrializados, suelen ser muy nocivas porque encarecen los precios de todos los bienes transables", dijo.

Todo esto generaría "tensiones inflacionarias" que "difícilmente son compensadas por aumentos salariales". Derivando así en "una redistribución regresiva del ingreso". Por eso "salir va a tener un costo y quedarse también", concluyó Wahren.

Santiago Mayor


Siguen las malas noticias para los agoreros, ahora es el dinero para la cultura

IROEL SÁNCHEZ – LA PUPILA INSOMNE - 10 AGOSTO, 2016 


Ayer el diario Granma publicaba una información de la Unión Eléctrica de Cuba anunciando que “Ni existen apagones ni están previstos“, sin dudas una mala noticia para la maquinaria mediática privada que se empeñó en crear en la mente de los cubanos una situación análoga a la crisis económica conocida como Período Especial

Hoy Granma anuncia otra mala noticia para los amigos de la crisis:  “un conjunto de normativas con las cuales se autoriza la entrega de financiamiento en CUP y CUC directamente a escritores, artistas y grupos de creadores”, “por el Ministerio de Cultura (Mincult) mediante sus institutos y consejos, por el Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), así como por la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac), a través de la emisión de instrumentos bancarios a nombre de los escritores, artistas y los grupos de creadores.”

Salvado el país que apuesta a la cultura. Decía Federico García Lorca al inaugurar una biblioteca en su natal de Fuente Vaqueros, en 1931: 

No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle, no pediría un pan, sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas, sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales, que es lo que los pueblos piden a gritos.

A pocos días de de que Fidel cumpla 90 años, Cuba le rinde homenaje no solo con palabras sino con actos, haciendo realidad su voluntad expresa en lo más duro del Período Especial cuando nos faltaban muchos más recursos que ahora: “La cultura es lo primero que hay que salvar”.



Lo siento por los agoreros.


Unos 50 republicanos firman carta en rechazo a Donald Trump

Cubasí  -  Telesur  -  Miércoles, 10 Agosto 2016 05:45

El escrito refleja la preocupación de ex altos cargos del Departamento de Defensa y la CIA ante la ignorancia del candidato en temas internacionales y de estrategia.

Una mayoría considerable de republicanos han firmado y publicado una misiva afirmando su rechazo hacia el candidato republicano Donald Trump, por considerar que no está calificado para ser presidente de Estados Unidos.

Los firmantes son ex altos cargos de Seguridad de EE.UU., quienes trabajaron en la Casa Blanca, en el Departamento de Estado, de Defensa y en la CIA para presidentes como Richard Nixon y George W. Bush.

"Estamos seguros que el señor Trump pondría en peligro nuestra seguridad nacional y nuestro bienestar", afirmaron los detractores.

Subrayaron que Trump "debilitaría la autoridad moral de Estados Unidos en el mundo porque es ignorante en el dominio de los asuntos internacionales y no muestra interés alguno en instruirse".

En la carta señalan que el comportamiento errático de Trump "alarma a los aliados más cercanos porque una persona sin autocontrol es un peligro cuando del manejo de las Fuerzas Armadas y el arsenal nuclear estadounidense se trata".

Entre los firmantes se encuentran Michael Hayden, exdirector de la CIA, y John Negroponte, exdirector de inteligencia nacional y ex número dos del Departamento de Estado, ambos ejercieron sus funciones durante el gobierno de George W. Bush, así como Robert Zoellick, alto diplomático estadounidense y expresidente del Banco Mundial.

En contexto

El candidato republicano Donald Trump está luchando con el impacto de su imagen que cada vez es más rechazada por los medios.

Según el pensador contemporáneo Noam Chomsky, los partidarios de Trump son en su mayoría trabajadores de clase media baja y con menor educación, gente que ha sido dejada de lado por las políticas neoliberales. Los salarios reales de la población masculina están al nivel de los años 60. El crecimiento económico ha ido a parar a los bolsillos de una minoría.

El filósofo explica que el atractivo de Trump se basa en ideas de pérdida y de miedo. "También es importante rescatar que una gran población racista brinda un apoyo considerable al empresario estadounidense".