lunes, 13 de junio de 2016

Mensaje de condolencias de Raúl Castro Ruz, al presidente Barack Obama

Mensaje de condolencias del Presidente de Cuba, Raúl Castro Ruz, por los hechos ocurridos en Orlando, Florida este 12 de junio

13 de junio de 2016 15:06:55

La Habana, 13 de junio de 2016

Excelentísimo Señor Barack H. Obama
Presidente de los Estados Unidos de América

Señor Presidente:

Con profunda consternación conocimos del ataque ocurrido contra un centro nocturno en la ciudad de Orlando, Florida,  que causó lamentables pérdidas humanas y decenas de heridos.

Hago llegar al gobierno y pueblo de los Estados Unidos, en particular a las personas afectadas por esta tragedia y a los familiares de las víctimas, las más sentidas condolencias del pueblo y gobierno cubanos.

Le reitero que Cuba rechaza y condena inequívocamente todo acto de terrorismo o de odio en cualquier lugar, bajo cualquier circunstancia y cualesquiera que sean las motivaciones que se aleguen para ello.

Raúl Castro Ruz
Presidente de los Consejos de Estado y de  Ministros de la República de Cuba


Una persona sospechosa mantiene en vilo a la Universidad de Toronto

RT  -   13 jun 2016 16:13 GMT

La policía canadiense está investigando a una persona sospechosa en la Universidad de Toronto. El campus permanece cerrado.


La policía de Toronto (Canadá) está investigando a una persona sospechosa en el campus de la Universidad de Toronto. El hombre podría estar armado con un rifle.

De momento, el campus permanece cerrado y la Universidad ha recomendado a los estudiantes que se encuentran en los edificios que permanezcan donde están. "Si se encuentra en los edificios / áreas afectadas, permanezcan en su lugar", ha publicado la entidad educativa en su cuenta de Twitter.

Según CBC News, personal de seguridad del campus llamó a la Policía al ver que un individuo llevaba puesta una máscara en un edificio que se encuentra actualmente en construcción. Por su parte, la Policía recibió un informe que hablaba de una persona que se dirigía con un arma en la zona, y está tratando de determinar si era un oficial o se trata del sospechoso.

Los oficiales han reportado que una persona se encuentra detenida, pero la búsqueda continua.


LA GUERRA ES POLÍTICA…

Jorge Gómez Barata

No estaba en las gradas cuando bahía de Cochinos ni durante la crisis de los misiles. Anduve por Nicaragua cuando se enfrentaba a la contra, en Angola mientras se peleaba contra la UNITA, y viajé a Cabinda donde operaba el FLEC. Nunca combatí, pero pasé mucho tiempo en maniobras, entrenamientos, y lecturas bélicas.  

No había cumplido treinta años cuando leí “De La Guerra” de Karl Von Clausewitz, y trabajaba en el Ministerio de las Fuerzas Armadas cuando disfruté del “Buen Soldado Shveik”, lectura que comenté con otro oficial quien me dijo: “Al ministro no le gusta…” (En aquel momento era Raúl Castro). Nunca supe si fue cierta o no la preferencia, pero me abstuve de nuevos elogios. Cuando años después le presté el libro “Trampa 22” a mi hijo, que cumplía el servicio militar, le aconsejé que no lo comentara, al menos en el campamento.

Tal vez por aquellas experiencias y lecturas, y por haber vivido un tramo de mi vida adulta durante la Guerra Fría, las amenazas bélicas no me impresionan. Creo como Klausewitz que “La guerra es la continuación de la política…” y que en desencadenamiento intervienen el odio, la enemistad, el primitivismo, el azar y el cálculo de probabilidades…” Excuso sus omisiones porque no conoció las guerras mundiales, el nacimiento del imperialismo moderno, ni supo de la geopolítica. No obstante su apotegma es válido.

La guerra es política, y amenazar con ella lo es también. Ese es el fundamento de la espiral de armamentos nucleares, la lucha por el predominio en la carrera espacial, y los fundamentos de la Guerra Fría basada en el equilibrio del terror y la Destrucción Mutua Asegurada, doctrina en la cual, lo único seguro es que tal destrucción no ocurrirá, excepto que algún hecho casual la provoque.

Nadie debería preocuparse demasiado. China no se prepara para cargar contra Estados Unidos y la OTAN. Rusia no hará la guerra a occidente, no solo porque no puede ganar sino porque puede perecer. No hay en occidente ningún político o general que crea viable invadir a Rusia. Todo se trata de política, de una especie de propaganda armada.

 Es probable que, llegado a algún punto, las superpotencias se entiendan, cosa que entre Rusia y Estados Unidos hubiera sucedido de no haber surgido el problema de Crimea, y del mismo modo que en la economía global ocurre una especie de convergencia, también lo habrá en la esfera militar.

 Desde hace 71 años no hay enfrentamientos militares entre las grandes potencias europeas. En ese período la Unión Soviética y Estados Unidos maniobraron para tensar las cuerdas y evitar su ruptura. En 1948 cuando los accesos terrestres a Berlín fueron bloqueados, la fuerza área norteamericana aprovechó para exhibir músculos mediante un fabuloso puente aéreo.

Durante la Guerra de Corea, Truman destituyó a MacArthur cuando propuso lanzar bombas atómicas sobre China, en 1956 Eisenhower moderó los aprestos bélicos de Inglaterra y Francia en torno al canal de Suez, y JFK saldó la Crisis de los Misiles en Cuba mediante un arreglo con Nikita Kruschev.

Los conflictos locales, de baja, media, o alta intensidad tipo Afganistán (en la era soviética y después), Kuwait, Irak, Libia. Ucrania y otros, son ajustes geopolíticos para controlar materias primas o territorios, y casos como los de Palestina son auténticas luchas de liberación que algún día se saldarán mediante negociaciones, por las armas es imposible.

Apagado el foco de Irán, si bien queda el de Corea del Norte, es poco probable que su liderazgo quiera suicidarse. Por lo demás nadie debería perder el sueño, sobre todo cuando, como acaba de ocurrir en América Latina, se ha suscrito un acuerdo de zona de paz que debe excluir toda confrontación bélica.

La paz es una conquista al parecer irreversible. Obviamente existen opiniones distintas, por cierto respetables. Allá nos vemos.

La Habana, 13 de junio de 2016


ESPAÑA: La izquierda rozará la mayoría absoluta el 26-J

Unidos Podemos y el PSOE podrían sumar hasta 172 diputados en el Congreso, y el PP y Ciudadanos, 161.  Rajoy repetirá triunfo a la baja e Iglesias rebasará a Sánchez, que podría perder hasta 10 escaños

Distribución de escaños según el sondeo de GESOP para EL PERIÓDICO.

LUNES, 13 DE JUNIO DEL 2016 - 17:13 CEST

Tan histórico como el simple hecho de haber tenido que repetir unas elecciones generales ante el fracaso de los partidos puede ser el resultado del 26-J. Tras haber elegido como aliado preferente a Ciudadanos para intentar gobernar, el PSOE parece que camina sin remisión hacia la pérdida de la hegemonía de la izquierda política a manos de Unidos Podemos. El vuelco que consignó el pasado jueves el CIS se consolida ahora en la encuesta preelectoral del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO, que otorga a la medalla de plata a la coalición de Pablo Iglesias. El triunfo volvería a ser para Mariano Rajoy, pero, sin embargo, podemistas y socialistas (si esta vez ambos quieren) tendrán relativamente sencillo formar gobierno, pues el sondeo les deja acariciando la mayoría absoluta. El bloque de la derecha, el PP y Ciudadanos, perdería fuelle y tendría algo más complicado el rompecabezas de las alianzas en un Congreso tan fragmentado como el de esta última 'legislatura interrupta'.

La unión de Podemos e IU reportaría a la izquierda alternativa una quincena de escaños más que en los comicios del 20-D y propiciaría que el bloque progresista se aupase, en la horquilla más alta, hasta los 172 diputados, a solo cuatro de la mayoría absoluta. Unidos Podemos obtendría el 24,5% de los votos (medio punto más que en diciembre) y entre 84 y 88 parlamentarios. Hace seis meses, la suma de las marcas de Pablo Iglesias y Alberto Garzón fue de 71 representantes. La coalición, que Podemos despreció cara al 20-D, se demostraría fecunda: uno de cada 10 votantes del PSOE elegirían ahora la papeleta de Unidos Podemos, que también atraería al 8% de los votantes de ERC, apuntalando con ello la nueva victoria de En Comú Podem en Catalunya. Y además de desplazar a los socialistas a la tercera posición en escaños, podría arrebatarle al PP la condición de primera fuerza en intención directa de voto, el voto sin 'cocina'. Los populares solo tienen una décima más que los podemistas.

ANTES DE LA CAMPAÑA

El trabajo de campo, efectuado a partir de 1.816 entrevistas, tuvo lugar en los días previos al inicio de la campaña electoral, del 3 al 7 de junio.

Ficha técnica

-Empresa responsable: GESOP.

-1.816 entrevistas telefónicas efectuadas del 3 al 7 de junio.

-Universo: Población residente en España con derecho a voto.

-Muestra estratificada por comunidad autónoma y dimensión de municipio con selección aleatoria de hogares y con cuotas cruzadas de sexo y edad.

-Error de la muestra: +/- 2,7% para un nivel de confianza del 95% y p=q=0,5.

Fue justo después de que el juez procesase a los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán por elcaso de los ERE y en las mismas fechas del agrio cara a cara entre Iglesias y Albert Rivera en La Sexta. En este contexto, Pedro Sánchez lograría el 21,2% de los sufragios (medio punto menos que el 20-D) y de 80 a 84 escaños, cuando en diciembre consiguió 90. El PSOE registra la fidelidad de voto más baja: el 62,5% de sus votantes volverían a confiar en él, pero perdería al 24,4%, que se repartiría a partes iguales entre Unidos Podemos y Ciudadanos. Y el otro 13% de su electorado está indeciso. El descalabro no sería mayor porque la alianza entre Podemos e IU le permitiría atrapar al 8% de los votantes de IU y al 5% de los de Podemos, que huirían de la nueva coalición entre ambas fuerzas.

Si la batalla por el espacio "socialdemócrata" la ganaría con claridad Unidos Podemos, en el ala derecha del hemiciclo seguiría Ciudadanos comiéndole terreno al PP, aunque sin grandes alharacas. Rajoy repetiría victoria pero esta sería un poco más pírrica: el 27,9% de los votos (medio punto menos que el 20-D) y entre 113 y 117 escaños (ahora tiene 123). Por su parte, Rivera subiría casi dos puntos (del 13,8% al 15,5% de los sufragios) y podría sumar hasta cuatro diputados a los 40 que recabó hace seis meses. Un crecimiento bastante limitado como consecuencia de su acuerdo con el PSOE, como demuestra el hecho de que uno de cada 10 votantes de Ciudadanos el 20-D aseguren ahora que apoyarán al PP, y que dos de cada 10 duden de si volver a confiar en Rivera.

LA ENCRUCIJADA DEL PSOE

La suma de populares y 'naranjas', en la horquilla más alta, sería de161 parlamentarios, dos menos que en la actualidad. Para poder formar gobierno, el presidente en funciones necesitaría de nuevo la ayuda del PSOE, vía gran coalición o abstención socialista, opciones ambas que Sánchez ha descartado de plano en los últimos meses y de las que sigue abominando en esta campaña. Pero el vuelco en la izquierda situaría esta vez al PSOE ante una encrucijada de vértigo: facilitar la investidura de Rajoy (o de otro candidato del PP si Rivera se mantiene firme en su veto al líder popular) o allanarle el camino a Iglesias, la bestia negra de los barones socialistas. Todo ello en paralelo a la más que previsible tempestad interna que se desataría en el partido tras caer por primera vez en la historia a la tercera posición.

En cuanto a la amenaza de la abstención por la insólita repetición electoral, el sondeo del GESOP detecta bastante más movilización de la que podría barruntarse. Más de la mitad de los españoles llamados a las urnas considera que las elecciones del 26-J son muy importantes y ocho de cada 10 aseguran que irán a votar, unos niveles de movilización ligeramente por debajo de los registrados en la encuesta previa al 20-D. Los votantes del PP y de Unidos Podemos son los que se muestran más predispuestos a acudir a las urnas.

Encuesta prohibida

EL PERIÓDICO ofrecerá desde este martes una encuesta diaria con datos actualizados cada 24 horas de estimación de voto y escaños. Desde el martes y hasta el lunes 20, elperiodico.com ofrecerá cada día a las 13.00 h. un ‘tracking’, elaborado por el GESOP, que permitirá conocer la evolución de cada partido.

Como en anteriores citas electorales, ‘El Periòdic d’Andorra’ publicará la última semana de campaña un ‘tracking’ diario. El rotativo ofrecerá una actualización diaria desde el martes 21 hasta el viernes 24, mientras que el sábado 25 difundirá dos actualizaciones, la última poco antes de la medianoche del domingo 26. ‘El Periòdic d’Andorra’ lleva a cabo esta iniciativa ante el inmovilismo del Parlamento español, que se niega a adaptar la ley electoral a la realidad digital del siglo XXI. La legislación prohibe difundir encuestas desde cinco días antes de las votaciones.


EU.- ELECCIONES.- ADIVINA, ADIVINADOR

Por Dr. Néstor García Iturbe

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos están entrando en la fase final.

Dentro de pocas semanas tendremos las Convenciones de los únicos dos partidos que aparecerán en la boleta electoral en toda la nación, tal y como establece la llamada democracia representativa, estructurada para eliminar cualquier competencia a los partidos tradicionales defensores del “establishment”. Esas son las llamadas elecciones libres.

No podemos decir que la lucha dentro de los dos partidos ha terminado.  Entre los llamados republicanos se mantienen los esfuerzos por controlar a Trump y acercarlo a las posiciones del partido, los endosos que ha recibido últimamente de figuras importantes indican que en eso están trabajando, sobre todo para llegar lo más unido posible  a las elecciones de noviembre y tratar de que gane las elecciones presidenciales.

También los intereses que estos representan tratan de lograr algún avance con Trump, con el fin de asegurar que el vicepresidente sea una figura de toda confianza, así como los Secretarios de ocuparan posiciones claves como Estado, Defensa, Tesoro, Comercio y Seguridad Nacional, es importante controlar el dinero y eso tratará de hacer la cúpula partidaria que no debe tener mucha confianza en que Trump decida individualmente sobre estos cargos y otros de importancia.

Lo más importante, controlar a Trump, tratar de mejorar su imagen y como se dice en muchas ocasiones cruzar los dedos (cross your fingers).

En el campo de los que se denominan demócratas tampoco puede pensarse que la batalla ha terminado.  Una parte de ella terminará cuando se nomine en la Convención a la persona que aspirará a la presidencia.

Quizás ustedes se sorprendan que yo no diga que será Hillary, como han proclamado algunos medios de prensa y “especialistas en la materia” nacionales y extranjeros.

No puede dudarse de que Hillary tiene grandes posibilidades, pero muchos órganos de prensa estadounidenses, algunos de los más fuertes defensores del sistema, la han mencionado como la “virtual” candidata del partido, palabra que expresa tiene todos los delegados para serlo, pero que consideran aún pudiera pasar algo que no lo sea.

Obama se reunió con Sanders, para tratar de lograr la paz y sobre todo la unidad en el partido, algo importante para poder derrotar a Trump.  Sanders agradeció el que hablaran con él, pero expresó que continuaría luchando hasta la Convención.

¿Por qué dice eso Sanders?

En estos momentos  Hillary tiene el voto de  2784 delegados y Sanders el de 1877.

Dentro de los votos de Hillary están los de 581 superdelegados y dentro de los de Sanders el de 49.

De acuerdo con el registro estadístico de donde copie estos datos , debe tomarse en consideración la nota que los mismos tienen debajo:

Los delegados electos se basan en las elecciones primarias del estado, mientras que los superdelegados pueden apoyar a cualquier candidato. Los resultados de los delegados no son definitivos hasta la convención de julio.

Seguramente que Sanders conoce esto y la cuenta es muy sencilla, si la cúpula partidaria determina que los superdelegados apoyen a Sanders y esto fuera posible, la cuenta de Hillary sería 2784 – 581 = 2,203.  La de Sanders sería 1877 + 581 =  2,458.

Esto considero  es poco probable que suceda, Hillary está más identificada con los intereses de los llamados demócratas que Sanders con sus idea de un socialismo democrático, pero es evidente que este último dice que se mantiene en la pelea porque tiene esperanzas de poder mover la muralla, por grande y fuerte que esta parezca.

Si la figura de Trump no se hace más aceptable para los que piensan votar, entonces Hillary tiene asegurada la nominación, si eso no sucede, Sanders tiene  posibilidades.

He recibido algunos datos sobre el abstencionismo, quienes se abstienen de votar, que se espera en estas próximas elecciones, la cantidad de votantes por raza y nivel económico, que voy a reservarlos para un artículo futuro, para no cansarlos mucho en estos momentos.

La Habana, 11 de junio 2016