domingo, 20 de marzo de 2016

Frente al soft power, ni censura ni complicidad: análisis

Por Iroel Sánchez

LA PUPILA INSOMNE DE IROEL SÁNCHEZ -  20 MARZO, 2016 

Según el programa de su visita a Cuba, con excepción de la declaración conjunta que hará tras concluir su reunión con el Presidente Raúl Castro, Obama no tendrá interacción con la prensa cubana, el discurso que dará en el Gran Teatro de La Habana y será difundido a todo el país no podrá ser seguido de preguntas o comentarios de los asistentes pero qué espontáneo, interactivo, abierto y sencillo es el Presidente que dice “qué bolá” y “no es fácil”, y se interesa por los almendrones mientras alterna la mirada al guion doblemente ubicado en la mesa y el teleprompter, y se apresta a desembarcar en La Habana con aviones de la Air Force y una flotilla de blindados.

La ficción supera a la realidad, se sabe, y de tanto saberse se ha vuelto un lugar común afirmarlo. Pero eso es precisamente lo que hizo Obama al grabar tres minutos de video con el cómico más popular de la televisión cubana: tender  una cortina de humo ficcional sobre la realidad de su comportamiento imperial hacia Cuba, mientras mantiene vigentes todas las herramientas que no hacen nada fácil la vida de los cubanos.

La televisión nacional, sorprendida entre la segura acusación de censora y la complicidad con el emperador, optó por lo segundo, y carente de hábito ¿y de voluntad? para un desmontaje de la operación se limitó  a amplificar acríticamente para todo el país la operación simbólica, con lo que confirma su incapacidad para enfrentar creativamente la guerra cultural que hace tiempo viene perdiendo y el soft power del que nuestro visitante ha hecho doctrina. 

Pero el pueblo cubano y su Revolución, que han llegado victoriosos hasta aquí a base de talento, inteligencia y creación originalísima de símbolos, no se pueden conformar con eso. Si algo bueno ha traído esta coyuntura es la multiplicación de la presencia de intelectuales revolucionarios en espacios de la prensa cubana para analizar las relaciones con EEUU y el aporte que han hecho enriqueciendo nuestros argumentos. Razón de más para que la imprescindible cortesía con nuestro ilustre huésped, que por ejemplo, nos obliga a publicar una versión hagiográfica de su biografía, no nos haga mudos cómplices de sus sucias y previsibles maniobras durante esta visita que sólo acaban de comenzar.


Correo electrónico de Clinton: Guerra entre sunitas y chiitas sería bueno para Israel y Occidente

RT  -   20 mar 2016 05:39 GMT

La exsecretaria de Estado estadounidense instó a derrocar al gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, para proteger a Tel Aviv.


El servicio de inteligencia israelí considera que la caída del gobierno del presidente sirio, Bashar al Assad, sería perjudicial para Irán, pero favorecería a Israel y Occidente, según un correo electrónico de la exsecretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, filtrado por el portal WikiLeaks.

Según el contenido del mensaje de la exsecretaria de Estado y actual precandidata demócrata a la Presidencia de EE.UU., Tel Aviv está convencido de que Teherán perdería a "su único aliado" en Oriente Medio si Assad fuera derrocado, con lo que la República Islámica "quedaría aislada" en la región.

Al mismo tiempo, "la caída de Assad provocaría una guerra sectaria entre los chiitas y la mayoría sunita, lo que a juicio de los comandantes israelíes no sería malo para Israel y sus aliados occidentales", agrega la carta enviada en julio del 2012.

La mejor forma de ayudar a los israelíes

Según el documento, este posible conflicto sectario retrasaría el programa nuclear iraní. "La mejor manera de secundar a Israel contra la capacidad nuclear de Irán, es ayudar al pueblo sirio a derrocar el gobierno de Bashar al Assad", señala otra carta de Clinton.

Assad con su vida y su familia en situación de riesgo, solo la amenaza o el uso de la fuerza va a cambiar su postura", argumentaba la exjefa de la diplomacia estadounidense.

"Libia es un caso fácil"

No obstante, el gobierno de Barack Obama "ha sido comprensiblemente cauto a participar en una operación aérea en Siria como la que se llevó a cabo en Libia". Entre otros factores, porque "a diferencia de las fuerzas de oposición libia, los rebeldes sirios no están unidos y no tienen territorio. Libia es un caso fácil", destacó Clinton.

Anteriormente otros correos electrónicos desclasificados revelaron que el motivo principal para la intervención de EE.UU. y sus aliados en Libia fue el interés por apoderarse de las grandes reservas de petróleo y oro de ese país. Además por los supuestos planes de Muammar Gaddafi de crear una moneda africana que provocaría un alto grado de independencia económica, especialmente en el norte de África.

En marzo del 2015, se reveló que Clinton había utilizado una cuenta de correo electrónico privada a través de todo su mandato como secretaria de Estado, lo que es considerado una violación de la política del Departamento de Estado. Esta situación desató una serie de críticas y provocó la investigación del FBI sobre si la actual aspirante a la Casa Blanca había puesto en peligro información clasificada.


EU.- ELECCIONES.- LOS HERMANITOS RODHAM

Por Dr. Néstor García Iturbe

Seguramente usted habrá oído hablar de los hermanitos Rodham, Hugh y Tony, que completan el trío con Hillary.

Los hermanitos Rodham se han destacado en todo momento por estar involucrados en situaciones que no son muy diáfanas y por lo tanto en muchas de esas oportunidades, su hermana Hillary ha salido en defensa de los mismos, independientemente de lo complicado del problema en que se hubieran metido.

Es necesario reconocer que Hillary ha tenido que  sufrir en su vida, no solamente  los sufrimientos provocados por ella, sino además por  los que han provocado sus hermanos,  a los que son necesarios  agregar los provocados por su esposo Bill, tanto cuando era Gobernador, como después como Presidente y su hábito de relacionarse con mujeres de todo tipo, lo cual después de conocerse públicamente el problema, era Hillary la encargada de resolverlo.

Otro miembro de la familia también influye en Hillary, en este caso su cuñada, esposa de Hugh, María Victoria Arias, abogada, de origen cubano, que  según se plantea, es una de las personas con que   Hillary consulta  los asuntos relacionados con Cuba.  Eso nos explica lo dicho por la aspirante  presidencial en relación con las libertades y valores en Cuba, durante en uno de los últimos debates con Bernie Sanders.

Los hermanitos Rodham fueron famosos en la etapa en que Clinton estuvo en la Casa Blanca. En 1999 se involucraron en un negocio cuyo monto llegaba a 118 millones de dólares, que tenía como complemento el hacer cabildeo dentro  del gobierno estadounidense a favor de Aslan Abashidze, oponente del presidente de Georgia, Edward Shevardnadze, todo esto disgustó al Departamento de Estado y a Sandy Berger, que en ese momento era el  Consejero de Seguridad Nacional. El propio Presidente los orientó que se alejaran de ese negocio.

Cómo es tradicional que haga todo Presidente que finaliza su mandato, Bill Clinton firmó algunos perdones presidenciales a personas que se encontraban cumpliendo prisión por distintos delitos. Dentro de esos perdones estuvo el de Glenn Braswell, hombre de negocio que había sido condenado por fraude. El perdón de Braswell fue recomendado al Presidente por Hugh Rodham, su cuñado, el cual recibió la suma de 400,000 dólares por los servicios legales que ayudaron a que el Presidente otorgara el perdón.

Otro de los perdones otorgados por Bill Clinton, gracias a los servicios legales de Hugh Rodham, fue el concedido a Carlos Vignali, condenado por estar involucrado en el tráfico de drogas.  Este era un caso más difícil, por lo que se plantea Hugh requirió la ayuda de otro abogado, ¿quién mejor que su propia esposa Maria Victoria? Los servicios legales ,en este caso, llegaron muy cerca del millón de dólares, lo cual fe aceptado por el traficante de drogas perdonado.

Cuando el asunto de estos perdones presidenciales se analizó en el Comité correspondiente del Senado, las declaraciones de Hillary fueron:

“Él es mi hermano. Yo amo a mi hermano… estoy altamente disgustada por este error que él ha cometido… Yo no sé absolutamente nada sobre la vinculación de mi hermano con esos perdones.  Yo no conozco nada sobre el dinero que se plantea recibió por su participación en los mismos.”

Los hermanitos Rodham se están afilando los dientes por si hay una segunda vuelta en la Casa Blanca.  Ahora no tendrán que lidiar con el cuñado, tratarán directamente con la hermana… ¡Que los ama tanto!

La Habana, 19 de marzo del 2016

En marzo se quedaron sin ron, tabaco y miel… ¿y sin Heberprot-B?

Una ley nefasta recrudeció, oficializó, codificó hace 20 años una política agresiva que, a pesar del rechazo entre la mayoría del propio pueblo estadounidense y haberla declarado obsoleta el presidente Obama, su Congreso la mantiene vigente

Frente a la Embajada cubana en Washington la solidaridad de los estadounidenses que exigen el cese del bloqueo. Autor: Answer

Juventud Rebelde  -  Juana Carrasco Martín
juana@juventudrebelde.cu
20 de Marzo del 2016 2:19:11 CDT

…«estoy seguro que el Congreso inevitablemente levantará el embargo que ya no tiene cabida».
Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, 70 Asamblea General de la ONU

Para abreviar, siguiendo lo que parece una moda, se le llama 17D. Significa 17 de diciembre y se remite al año 2014, dia-hito en la historia de las relaciones —casi siempre tumultuosas, turbulentas, de enfrentamientos de posiciones sobre la soberanía, entre dos naciones vecinas. Una poderosa y siempre presta a extender su dominio, otra pequeña y repleta de dignidad, dispuesta a defender su independencia a cualquier precio.

Ese día la sorpresa se produjo en ambos países. Los respectivos Presidentes anunciaron al unísono la disposición al restablecimiento de las relaciones diplomáticas y el inicio de un proceso que dijeron sería largo y complejo para normalizar las relaciones.

Se comenzaba a serruchar el cerrojo de un dogal férreo —el del bloqueo, llamado embargo en el país del inglés—, establecido como decisión —Proclama presidencial 3447—, en febrero de 1962 por John F. Kennedy.

Pero, por arte de birlibirloque fue endureciéndose y el 12 de marzo de 1996 quedó codificado con el nombre de Ley para la Libertad y la Solidaridad Democrática Cubana, más conocida como Ley Helms-Burton, porque fueron sus auspiciadores el senador republicano Jesse Helms y el representante demócrata Dan Burton. Una vez más, el bipartidismo mostraba el poder del pensamiento único cuando se trata de imponer el interés hegemónico del Gobierno de los más ricos.

Entonces, todas las normas, regulaciones, proclamas y órdenes presidenciales que diferentes administraciones estadounidenses habían adoptado contra Cuba se convirtieron en Ley, una degradación, una aberración de la política imperial que derogaba de un plumazo las facultades presidenciales y pasaba a manos del Congreso la decisión de mantener, enmendar o anular las disposiciones del bloqueo.

Entraron en ese saco del ahogo, que comenzó a llenarse con la Proclama de Kennedy, medidas que prohibían las importaciones de Cuba a Estados Unidos. Se fueron quedando del lado de allá sin ron, tabaco y miel, y sin el estratégico níquel, para citar los más conspicuos productos de esta nación caribeña, que siguió desarrollándose a pesar de ello y les ha llevado al punto que ahora tampoco pueden disponer de los «milagros de la biotecnología cubana y poder sanar las úlceras ponzoñosas que limpiaría el Heberprot B.

Aislando, Estados Unidos también se aisló; hiriendo, también se hirió…

Con las Regulaciones para las Importaciones Cubanas de 1962 y con las enmiendas aportadas apenas unas semanas después bajo la Ley de Comercio con el Enemigo, que databa nada menos que de 1917, también se prohibieron las exportaciones de Estados Unidos a la Isla altiva y rezongona. La tela de araña se fue enredando en el intento de atrapar a la que querían como presa.

Marzo, un mes con mal signo

En esta historia prolongada durante casi 11 lustros, marzo parece haber jugado un papel especial, es como si quisieran emparentarlo con los idus que convirtieron a Roma de República en Imperio.

El saco del bloqueo siguió tragando sanciones, decretos, órdenes para el ahogamiento. Con la Helms-Burton a la que Bill Clinton le dio su visto bueno, se internacionalizó el bloqueo, con el propósito bien definido de intimidar a los empresarios extranjeros para dificultar la inversión en la Mayor de las Antillas y obstaculizar al máximo su desarrollo económico y social.

Prohibido se convirtió en un término favorito para los Departamento de Estado, del Tesoro, del Comercio y otros que debían seguir bajo estricto control y persecución lo establecido ya por Ley para casi el mundo entero.

Se prohibió también a terceros países la venta de productos a Cuba que tuvieran más de un diez por ciento de componentes norteamericanos. Solo ahora, en 2016, y como parte de las medidas modificadoras dictadas por Barack Obama pueden llegar al 25 por ciento los componentes estadounidenses de cualquier producto que se quiera exportar a Cuba desde un tercer país.

A los barcos de cualquier bandera que tocaran puerto en la Isla caribeña se les sanciona con 180 días de abstinencia sin poder atracar a radas estadounidenses.

Impusieron sanción al otorgamiento de ayudas públicas o privadas e impidieron la realización de transacciones económicas entre Cuba y los Estados Unidos.

En 1963, en marzo por demás, se establecieron las Regulaciones para el Control de los Activos Cubanos, entre ellas la prohibición impuesta a los ciudadanos estadounidenses de viajar a Cuba. Se quedaron también, desde entonces sin el sol, las playas, las múltiples y variadas bellezas naturales, la cultura y los eventos deportivos, por citar solo algunos de los beneficios y amparos constitucionales de la ciudadanía estadounidense. Sin poder caminar con tranquilidad por las ciudades de un país amante de la paz y hospitalario. Claro, el turismo dejo de ser un renglón sustancial en la economía cubana, pero poco a poco los visitantes llegaron desde muchos otros lugares y hablando tantos idiomas como en la Torre de Babel, sin que por supuesto Cuba fuera el caos que Estados Unidos pretendía.

En su reciente declaración a la prensa acreditada a la visita del presidente Barack Obama a Cuba, el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla, califico las sanciones penales administrativas a los ciudadanos estadounidenses por hacer turismo en Cuba como «prohibición insana, injustificada, que no debería existir». «¿Por qué mantener esta absurda prohibición? ¿Qué pasa con las libertades civiles de los ciudadanos norteamericanos?», inquiría el Ministro de Exteriores.

Esta nefasta Ley Helms-Burton endureció más aún otra legislación de octubre de 1992, la aprobada por el presidente George Bush (el padre) bajo el título de Ley para la Democracia Cubana, conocida como Ley Torricelli por su presentador, el entonces representante de Nueva Jersey, Robert Torricelli, y por el senador floridano Bob Graham.

La Torricelli tuvo y tiene el objetivo de justificar la política de bloqueo, de aislamiento político y económico de Cuba, desde el pretexto de una supuesta «violación de los derechos humanos y la falta de democracia» en Cuba. Con ella se puso sobre el sucio tapete de la agresión económica el carácter eminentemente extraterritorial de las regulaciones.

Ahora bien, la Casa Blanca ha hecho patente que el bloqueo es un instrumento de la Guerra Fría —superada frente al mundo desde que entramos en este siglo 21—, pero sigue apuntando contra Cuba a pesar de que en 54 años no ha podido demostrar su eficacia, ni cumplimentar el objetivo de derrocar a la Revolución Cubana.

Desde el 17 de diciembre de 2014, el Gobierno de Estados Unidos ha multado a ocho entidades —cinco de ellas estadounidenses y tres extranjeras— por 2 836 681 581 dólares estadounidenses, por lo que hasta este marzo suman 49 las multas impuestas durante la administración Obama a empresas sindicadas por violar las sanciones contra Cuba y otros países. Las multas acumuladas cifran 14 397 416 827 USD, según datos del sitio CubavsBloqueo.

Bancos y entidades financieras como los gigantes europeos Credit Agricole, BNP Paribas, el Credit Suisse, Commerzbank, Societe Generale, el Deutsche Bank AG, UniCredit y Banamex, están entre los multados por los Departamentos de Justicia y del Tesoro de Estados Unidos, por transacciones con Cuba que transgreden las regulaciones del bloqueo.

En su análisis de las mas recientes medidas adoptadas por los Departamentos del Tesoro y del Comercio de EE.UU. de autorizar a Cuba el uso del dólar en sus transacciones internacionales, el Canciller cubano afirmaba que esto atañe a «un aspecto significativo del bloqueo», pero para que sea viable se requerirán «declaraciones políticas de muy alto nivel del Gobierno de Estados Unidos, se requerirán documentos de alcance jurídico, aclaraciones legales numerosas del Departamento del Tesoro que den seguridad jurídica y política a los bancos, a los bancos extranjeros y a los propios bancos estadounidenses», para que esas entidades entiendan que «cesa en el futuro próximo la persecución financiera contra Cuba» y que se revierten los efectos intimidatorios acumulados durante décadas.

Agregaba: «Habría que esperar que en lo adelante no se repitan multas como las aplicadas en las semanas recientes, después de avanzado el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas y después de anunciadas las medidas anteriores, contra bancos como el alemán Commerzbank y el francés Credit Agricole».

Marzo, ha sido clave, marzo se muestra interesante, falta por ver si marzo, en este 2016 y a 20 años de la codificación congresional del bloqueo, puede comenzar a redimirse en una visita que esperamos traiga clara la mirada para ver la realidad de la Isla y de su pueblo firme y trabajador.

Podría abrir el saco y dejar que se esfumen los males de Pandora que en él se han reunido y acumulado —bajo el estímulo y las presiones de los sectores más recalcitrantes de la política estadounidense.

El visitante al que se le abre la puerta con hospitalidad y respeto tiene prerrogativas para ello y no estaría mal que siguiera presentando iniciativas que despojen de contenido a la Ley, asumiendo confianza en aquella frase que fue parte de su campaña electoral: Sí se puede.