jueves, 17 de marzo de 2016

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 18 DE MARZO DE 2016


Grandes repercusiones sigue teniendo la publicación de un audio por internet que muestra la participación activa de un alto dirigente del derechista partido Arena, Ernesto Muyshondt; y el alcalde de la ciudad de Ilopango del mismo partido, Salvador Ruano, en una reunión con jefes de diferentes pandillas o maras, en momentos previos a la segunda vuelta para las elecciones presidenciales de 2014, en las que Salvador Sánchez Cerén se encontraba 10 puntos arriba del candidato arenero, Norman Quijano.

El objetivo de dicha reunión clandestina era lograr de los delincuentes y sus organizaciones criminales, la colaboración para incrementar entre ellos y sus familiares, el voto por el partido de ultra derecha. En su contenido se confirman acuerdos de posturas para tal fin y expectativas para ellos si dicho partido ganaba las elecciones; entre ellas, reducir el régimen de cárcel de máxima seguridad en el departamento de La Paz, acá conocida popularmente como Zacatraz, precisamente donde se encuentra recluidos los dirigentes más reputados de dichas agrupaciones delictivas, que día a día enlutan y acosan a la población salvadoreña.

Al margen de los intentos de los políticos protagonistas y la dirigencia de Arena, de trivializar y limpiar la imagen de dicha reunión, al acreditarle un noble y patriótico objetivo, como lograr que la población votara con libertad en dicha segunda vuelta; la gran mayoría de representantes de las diferentes agrupaciones políticas, incluidos algunos diputados y funcionarios areneros, han condenado dicha reunión descubierta hasta ahora, calificándola desde inoportuna e inconveniente hasta de carácter delincuencial, opiniones que también la población enterada ha extendido con condenas y exigencias de su investigación judicial y castigo a sus responsables.

Todo parece centrarse en actitudes evasivas del resto de la dirigencia de Arena que rechaza haber estado enterada de tales reuniones con delincuentes, - porque fue más de una -, a pesar de declaraciones del actual diputado Ernesto Muyshondt quien ha asegurado que sí estaba enterada; hasta cáusticos señalamientos del alcalde Ruano contra el entonces candidato Norman Quijano, habiéndolo calificado de cobarde, después de haberse desligado de ellas.

Sin duda el escándalo trasciende a más que una pugna en Arena que no termina ahora, y que tiene para rato; pues ha impactado más profundamente en la opinión pública luego que el mismo Quijano había centrado su campaña por la presidencia en la inconmovible decisión, al borde de las lágrimas, de destruir las pandillas y maras, mientras sus aliados y agentes de campaña dialogaban y llegaban a acuerdos con aquellas.

Por otro lado, uno de los ejes de la campaña permanente del partido Arena contra los gobiernos del FMLN, y hasta la fecha, ha sido precisamente el esgrimir acremente, el señalamiento de que al menos el gobierno de Mauricio Funes habría pactado con las pandillas, durante la llamada tregua entre ellas; que logró, además de la notable reducción de muertes violentas por un período de casi un año, la atención de la comunidad internacional, contándose con la participación activa de algunos miembros de iglesias locales, y la misma Organización de Estados Americanos, entre otros organismos internacionales, incluyendo la presencia in situ del anterior secretario general, José Miguel Insulza.

Muchos observadores y analistas políticos también han destacado la gravedad del tema, además de poner en entredicho la posición ética y moral del partido Arena; entre ellos, el expresidente del Consejo Ejecutivo Nacional de Arena – con sus siglas COENA -, Walter Araujo, quien ha dicho esta semana que el mayor daño que el diputado Ernesto Muyshondt hizo a su partido, es haberles roto la credibilidad y seriedad, habiendo destruido y atomizado toda la posición política de Arena.

Por su lado, el abogado y ex diputado, también de derecha, Kirio Waldo Salgado, ha asegurado que con Arena se tuviera un gobierno manejado por el crimen organizado y las pandillas, de haber ganado las elecciones. Al mismo tiempo no descartó la posibilidad que grupos oscuros estén manejando las estructuras visibles del partido Arena, llegando a señalar que pudieran tener comandos o grupos de exterminio que estén asesinando para causarle problemas al gobierno. Concluyó diciendo que no solamente quieren causar un caos y derramar sangre salvadoreña, sino que además quieren que el país quiebre económicamente, y esto por objetivos políticos.

Todos los que se han manifestado, incluyendo la población en general, esperan que la Fiscalía General de la República actúe de manera responsable en la investigación de este delicado evento descubierto; mientras ya han sido citados a declarar, el miércoles de esta semana, el diputado y el alcalde que participaron en la reunión secreta con fines conspirativos.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Declaración de los estudiantes y jóvenes cubanos

Radio Rebelde  -  2016-03-17 08:02:04 / web@radiorebelde.icrt.cu


Los estudiantes y jóvenes cubanos, herederos y continuadores de nuestras tradiciones de lucha, comprendemos el momento histórico que nos ha tocado vivir y respaldamos los argumentos sólidamente expresados en el Editorial publicado en Granma, el pasado 9 de marzo, que fija la posición de Cuba en relación con la visita a nuestro país del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, del 20 al 22 del presente mes.

Somos hijos de una historia de resistencia y combate que nos llena de orgullo y nos dota de la fortaleza necesaria para asumir las responsabilidades y retos actuales, sin renunciar a los principios y valores que han guiado a las generaciones que nos han antecedido, forjados en el legado ético, humanista y antimperialista de Martí, el espíritu rebelde de Fidel y el heroísmo del pueblo cubano.

La Revolución, con su sistema educacional gratuito y de calidad mundialmente reconocida, nos ha formado en el respeto y la defensa de los ideales más justos; nos ha abierto las puertas a innumerables posibilidades de superación profesional, artística y deportiva; ha elevado nuestros niveles de salud a posiciones de vanguardia en el mundo, ha garantizado nuestra presencia activa en los órganos de toma de decisión del país, contando hoy con 101 jóvenes en escaños parlamentarios, mientras el 15 por ciento de todos nuestros delegados de circunscripción no rebasa los 34 años de edad y miles de mujeres y hombres jóvenes asumen las más variadas responsabilidades de dirección política y económica.

Nosotros, que integramos la Federación Estudiantil Universitaria, con una historia de casi cien años, o la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media, o la propia Unión de Jóvenes Comunistas, recibiremos como parte de este pueblo independiente y soberano al presidente Obama con consideración y respeto. Aquí encontrará a una generación que desprecia el odio, el racismo, las drogas, la violencia y el individualismo; que es respetuosa, pero firme; que ha sabido resistir largos años de inhumano bloqueo con su pretensión de doblegarnos y destruir los sueños de millones de cubanos que hemos nacido bajo el peso de esta injusta política, que ha tenido un impacto negativo para el pleno desarrollo físico e intelectual de nuestros niños y jóvenes.

Somos parte de un país comprometido con sus ideales de justicia social y dispuesto a construir una nueva relación con Estados Unidos, siempre que esta se base en el respeto mutuo y evite ignorar que los cubanos más jóvenes, para quienes el Gobierno norteamericano ha diseñado numerosas estrategias subversivas condenadas al fracaso, hemos asumido irreversiblemente el compromiso de continuar la obra revolucionaria y la defensa de las conquistas de la sociedad socialista que edificamos, decididos a enfrentar para ello los desafíos que el futuro suponga.

(Juventud Rebelde)


40 minutos en cargo: un juez federal suspende la asunción de Lula da Silva como ministro en Brasil

RT  -   17 mar 2016 15:30 GMT


Un juez federal brasileño ha determinado este jueves que ve delito en unas conversaciones telefónicas grabadas entre el expresidente brasileño Lula da Silva y su sucesora, Dilma Rousseff.

La justicia federal de Brasil este jueves ha suspendido la asunción del ahora exjefe de la Casa Civil, Lula da Silva, apenas 40 minutos después de que el expresidente asumiera el cargo en el Gobierno de Dilma Rousseff, informa la prensa local.

La semana pasada la Fiscalía brasileña pidió prisión preventiva para el exmandatario al acusarlo de blanqueo de capitales, un hecho que negó. El nuevo cargo le podría eximir de esta investigación, pero no de la Corte Suprema.

Este escándalo daña seriamente la imagen de Rousseff de cara a la moción de censura a la que deberá someterse próximamente en el Parlamento.


Obama y la victoria del pueblo cubano

Ángel Guerra Cabrera

La visita a Cuba que inicia el lunes próximo el presidente de Estados Unidos Barak Obama se inserta en un proceso muy singular. El largo y espinoso camino hacia una eventual normalización de relaciones entre dos gobiernos con visiones irremediablemente antagónicas en fundamentales aspectos de la política, la economía, la cultura y las relaciones internacionales; de los mismos conceptos de derechos humanos, libertad y democracia, que no obstante intentan encontrar mediante la diplomacia coincidencias de intereses y puntos de vista para lograr una convivencia pacífica.

Cuando Obama – a la par que su homólogo cubano Raúl Castro- hizo el anuncio de que ambos países habían acordado restablecer relaciones diplomáticas, argumentó que la política anterior de Washington hacia La Habana “no había funcionado” y debía ser cambiada. No dijo que había sido una política inmoral, violatoria del derecho internacional, cuyo fin declarado en documentos desclasificados era rendir por hambre al pueblo de Cuba, que había ocasionado miles de muertos e impuesto duras carencias a los cubanos de la isla.

Pero al constatar la inutilidad de esa política, tácitamente reconoció que la actitud de acoso, acciones terroristas -incluida una invasión de la isla-, así como el bloqueo de más de medio siglo habían fracasado en su propósito de derrocar al socialismo cubano.

Ese reconocimiento es un hecho de inocultable importancia que habla de la inteligencia y realismo políticos de Obama. A la vez, constituyó una prueba irrefutable de que, por sobre cualquier otra consideración, ha sido la heroica y victoriosa resistencia del pueblo cubano por más de cinco décadas lo que condujo a este cambio de política del poderoso vecino del norte.

El otro hecho que impulsó a este giro fue la postura unánime de los jefes de Estado y gobierno de América Latina y el Caribe, manifestada clamorosamente en las cumbres de las Américas de Puerto España y Trinidad y Tobago, al solicitar de Obama el fin del bloqueo y expresar que dichas citas no podían continuar celebrándose en ausencia de Cuba.

El pronunciamiento de los gobernantes latino-caribeños gozaba del respaldo de sus pueblos, cuya solidaridad con Cuba ha sido invariable, circunstancia que se extiende también a muchos otros pueblos del mundo. Sin olvidar que son mayoría los estadounidenses que abogan por normalizar las relaciones con la isla. Más aun, es evidente el creciente rechazo al bloqueo del sector empresarial de Estados Unidos, ávido de hacer negocios en Cuba y no quedarse rezagado en ese campo respecto a otras potencias en medio de una crisis económica internacional a la que no se le ve fin, así como la existencia de un consenso en el Capitolio cada vez mayor en el mismo sentido.

Ahora bien, debe subrayarse que al reconocer el fracaso de la política estadounidense hacia Cuba, Obama dejó bien claro, que con el nuevo rumbo que comenzaba, Estados Unidos continuaba manteniendo sus “mismos objetivos”. Es decir, confesaba paladinamente que Washington -para decirlo con mi amigo, el escritor cubano Ambrosio Fornet-, pretendía conseguir ahora “por las buenas” lo que hasta ese momento había tratado de conseguir “por las malas”. En pocas palabras, el famoso cambio de régimen, que tanto obsesiona a la elite estadounidense.

No hay duda de que para los intereses de Cuba y de Estados Unidos es mucho mejor el diálogo, la diplomacia y la construcción de consensos por trabajoso que sea, antes que el virtual estado de guerra no declarada impuesto por Washington por tanto tiempo. Para Cuba implica grandes riesgos pero lo revolucionario es aceptarlos y enfrentarlos con todas las exigencias que comportan en la batalla por la hegemonía cultural.

Las medidas tomadas hasta el momento por Obama no suprimen el bloqueo, aunque le hayan causado fisuras, y van dirigidas fundamentalmente a fortalecer al sector privado y no al intercambio con la economía cubana como conjunto. Y es que Washington mira erróneamente a ese sector como la futura base política de la “transición” hacia el capitalismo en Cuba.

La visita a Cuba de  se produce cuando acaba de renovar el ignominioso decreto contra Venezuela, estrechísimo aliado de Cuba, y es seguida de una estancia en Argentina, cuyo gobierno es hoy el caballo de Troya del neoliberalismo en la región.

Queda por delante que Washington ponga fin al bloqueo, se retire de Guantánamo, cese los intentos ilegales de crear una oposición interna y suprima las también ilegales transmisiones electrónicas contra Cuba.

Twitter: @aguerraguerra