jueves, 14 de enero de 2016

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 15 DE ENERO DE 2016


Este jueves 14 de enero, el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, David Morales, ha publicado en el periódico digital Contrapunto, un artículo titulado “Detenciones, deportaciones y derechos humanos”, muy al tiempo en que el tema se ha tornado dramático y sensible por la interrelación con la realidad de los salvadoreños en particular, y centroamericanos en general.

Recuerda en su exposición que tras el anuncio difundido por los medios de comunicación, sobre las deportaciones de grupos familiares centroamericanos desde Estados Unidos, desarrollado por el Departamento de Seguridad Fronteriza de Estados Unidos y la Oficina de Inmigración y Aduanas de dicho país, se ha provocado incertidumbre, preocupación y angustia a los compatriotas posiblemente afectados y a sus familiares acá en El Salvador.

Advierte Morales que las medidas podrían afectar los derechos humanos de las personas migrantes y sus familiares que se encuentran irregularmente en Estados Unidos, ya que dichas detenciones y deportaciones masivas atentarían contra derechos reconocidos en instrumentos internacionales de protección, tal como la Convención Internacional de las Naciones Unidas sobre la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares, la cual expresa que las personas migrantes no serán sometidas ni individual ni colectivamente a detención o prisión arbitrarias, salvo por los motivos que las justifiquen y de conformidad con los procedimientos que la ley establezca.

De tal manera que llama a estar atentos a que los operativos realizados por las autoridades migratorias de Estados Unidos no se extiendan a la detención de personas que no posean órdenes judiciales de deportación, y que en los procedimientos realizados se garantice el debido proceso.

De igual manera insta a las autoridades responsables a respetar los principios internacionales de garantía de los derechos humanos, como son, el respeto a la unidad familiar y las necesidades de protección internacional de las familias; así como brindar un trato digno a las personas, especialmente cuando se trata de mujeres, niños, niñas y adolescentes, en especial cuando hayan sido separados de sus familias.

Asimismo, espera el señor Procurador que no se afecte a familiares que han migrado a causa de la violencia, pues su deportación podría poner en grave riesgo sus vidas al retornar a los países de origen.

En el mismo artículo periodístico advierte que abordar el fenómeno migratorio como un problema de seguridad nacional solo genera en los países de tránsito y destino, políticas migratorias que tienden a criminalizar a la persona migrante, generando violaciones de los derechos humanos, y sin resultados efectivos para prevenir y disminuir la migración irregular.

Recuerda que este tipo de enfoque de la migración, en el pasado ha afectado derechos humanos de las personas migrantes, no solo en Estados Unidos de América sino también en México, desde donde igualmente se producen cada año deportaciones masivas hacia Centroamérica.

Por lo tanto propone que es momento de abogar y acompañar las iniciativas regionales desde la perspectiva de la responsabilidad compartida; así como de impulsar políticas migratorias respetuosas de los derechos humanos y el de promover el desarrollo de condiciones dignas de vida que prevengan la migración en los países de origen.

Aprovecha para hacer un llamado  al Estado salvadoreño para que provea apoyo presupuestario suficiente al Consejo Nacional para la Protección de las Personas Migrantes y sus familias, conocido acá con sus siglas CONMIGRANTES, entidad con mandato de ley para impulsar políticas integrales de reinserción para las miles de personas deportadas, pero que hasta la actualidad ha carecido de respaldo financiero suficiente.

Por último reconoce positivamente que las autoridades del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador hayan realizado acciones como la de informar sobre sus derechos a la población salvadoreña que vive y trabaja en Estados Unidos de América, así como el haber activado con urgencia la red consular salvadoreña en aquel país, con el fin de brindar servicios de atención y protección a las familias afectadas.

Esta reflexión del Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador coincide con otros acontecimientos actuales que han expuesto en carne viva las consecuencias y afectaciones de la política mezquina y criminal de parte de los Estados Unidos de América en contra de la República de Cuba, que con el fin de destruir su Revolución, ha trasformado a sus ciudadanos que optan por emigrar también irregularmente, en privilegiados de excepción mundial.

No ha escapado quien considere lo surrealista que ha resultado que, mientras las amenazas y la puesta en práctica de deportaciones desde Estados Unidos de ciudadanos centroamericanos ha puesto en alerta a las poblaciones de estos países, han de desfilar migrantes cubanos en sentido contrario, y que realizarán su viaje seguro y garantizado, bajo el patrocinio y gestión de sus propios gobiernos, con el fin de subsanar las consecuencias del capricho de una política infame.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Obama y Putin dialogaron por teléfono sobre Siria y Ucrania

Putin Tambén pidió que Kiev cumpla con los acuerdos de Minks. | Foto: EFE

Telesur  -  13 enero 2016

Los presidentes discutieron sobre una solución política para Siria.

Los mandatarios de Rusia, Vladimir Putin, y de EE.UU., Barack Obama, mantuvieron este miércoles una conversación telefónica sobre Siria y Ucrania.

Los presidentes abordaron la situación en Ucrania y la península coreana, así como los pasos a seguir para encontrar una solución política a la crisis en Siria, reseñó la página oficial del Kremlin.

En la conversación, Putin subrayó la necesidad de que Kiev cumpla los acuerdos de Minsk, incluido el establecimiento de un diálogo directo con Donbass.

Lea aquí: Barack Obama lanzó 23 mil 144 bombas en 2015

El lunes, el presidente ruso, Vladimir Putin, indicó que el objetivo de las operaciones aéreas rusas en Siria no es otro que el de evitar que el país árabe se convierta en una nueva Libia o Irak.

En declaraciones al diario alemán Blind, aseguró que el presidente sirio Bashar Al-Assad no está buscando la destrucción de la población de su país. 


"Está combatiendo a los que se levantaron en armas contra él. Y si sufre la población civil, creo que la responsabilidad la tienen los que luchan contra él a mano armada y los que apoyan a grupos armados", dijo Putin.

MISERIA: Aylan habría sido un agresor sexual, la última provocación de 'Charlie Hebdo'


EL PERIÓDICO / BARCELONA
MIÉRCOLES, 13 DE ENERO DEL 2016 - 21:35 CET

La revista satírica publica una polémica viñeta en la que aparece el niño sirio acosando a mujeres en Alemania

La revista satírica francesa 'Charlie Hebdo' tiene en Aylan, el niño sirio que apareció sin vida en una playa de Turquía, como protagonista de la última provocación. De haber llegado a Europa, Aylan Kurdi, cuya imagen se convirtió en un símbolo del drama de los refugiados, habría sido uno de los agresores sexuales de Colonia, según 'Charlie Hebdo'.

"Si el niño Aylan hubiese crecido, acosaría a mujeres", dice la viñeta de la polémica. La imagen aparece poco después de que las autoridades alemanas aseguraron que "la mayoría" de los agresores podrían ser refugiados. Junto a la frase, la ilustración muestra a dos hombres persiguiendo a dos mujeres alemanas.

Las redes sociales se han hecho rápidamente eco de la provocativa viñeta. Los internautas han criticado frivolidad de la publicación con el drama de los refugiados.


Macri, otro globo inflado del neoliberalismo

Por Ángel Guerra Cabrera
                                                     
Macri, la nueva estrella de la derecha regional.  Hombre de pelo en pecho y mentiroso, los modos republicanos  que prometió en campaña los han traducido en burla sistemática de la Constitución y las leyes. Vulnera obsesivamente el Estado de derecho, supuestamente tan caro a sus patronos de Estados Unidos e Israel, del corporativo de medios Clarín, del libelo La Nación, así como del capital financiero, incluidos los democráticos fondos buitre a los que ya rinde pleitesía.

El ex gobernador de la ciudad de Buenos Aires ha firmado más Decretos de Necesidad y Urgencia(NDU) en poco más de un mes que todos los emitidos por Cristina Fernández en dos mandatos presidenciales. Ninguno de ellos atiende circunstancias excepcionales como las que exige el texto constitucional, puesto que los temas abordados podían esperar a que el Congreso reinicie sesiones.

Los DNU macristas son típicos de una dictadura militar, como el nombramiento de los jueces de la Corte Suprema sin la aprobación del Senado por primera vez en la historia argentina, o la derogación de la Ley de Medios, intervención ilegal del órgano que la tutela y desmantelamiento del sistema de medios públicos. El nombramiento de los jueces provocó tal escándalo que debió retirarlo, presionado también por el fallo en contra de un juez federal. Sin embargo, en el caso de la Ley de Medios Macri ha hecho caso omiso de otro fallo semejante que tumba sus ukases.

Su ofensiva contra los trabajadores no tiene nada que envidiar a gobiernos neoliberales ortodoxos como el de Menem y los mexicanos. No me refiero solo a los 18 mil empleados del Estado que ha enviado a la calle alegando mendazmente que cobran sin trabajar, a los muchos en lista de espera y a la represión iniciada contra la protesta social. También a los cientos de millones de dólares que en tan poco tiempo ha despojado al pueblo para transferirlos al gran capital financiero y al agronegocio, a través de medidas como la devaluación, la liberalización de los precios y la exención  de impuestos a los exportadores del campo.

Típicamente dictatorial ha sido la salida del aire del prestigioso conductor y periodista Víctor Hugo Morales, arropado a las 48 horas por una multitud en Plaza de Mayo a la que llamó a rebelarse contra los atropellos macristas. El de  Víctor Hugo era uno de los pocos espacios críticos que quedaba después del cierre de los públicos.

El nuevo hombre fuerte de Argentina, claro, cuenta con el silencio cómplice ante sus desmanes de los medios corporativos argentinos, latinoamericanos o internacionales como CNN en español. También del tal Almagro, nuevo secretario general de la pestilente OEA y reptil de alquiler de Washington.

Eso sí, esos mismos medios enfilan a toda hora sus baterías contra la Venezuela bolivariana de la manera más burda y grosera, al igual que lo hace Almagro en un vulgar acto de injerencia y doble rasero, convertido en vocero regional de la contrarrevolución venezolana.

En Venezuela ya el liderazgo contrarrevolucionario en la Asamblea Nacional tuvo que retroceder en su intento de desacato al Tribunal Supremo ante la firme y serena actitud de la minoritaria bancada chavista y el repudio popular, incentivado por su trato como a basura de las imágenes de Bolívar y Chávez que presidían la Asamblea Nacional, también condenado enérgicamente por el alto mando militar encabezado por el general en jefe Vladimir Padrino, y criticada hasta por sectores de oposición.

Hay mayoría opositora en la Asamblea Nacional pero ello no expresa la correlación de fuerzas en la sociedad venezolana pues gran parte del pueblo es bolivariano y chavista, aun los que votaron equivocados o los muchos chavistas que se abstuvieron de votar agobiados por la escases y el burocratismo, e indignados por los casos de corrupción sin castigo; la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es leal a la Constitución y de vocación antiimperialista y socialista.

Ello no significa que el liderazgo chavista no enfrente el momento de mayor peligro para la Revolución justo en ausencia del genio político de Chávez. Ha sido inteligente su contraofensiva que, es de suponer, incluya profunda autocrítica, paciencia, fortalecimiento de la dirección colectiva, continuar la transferencia de poder al pueblo y ante el embate opositor convocarlo a la calle, donde el chavismo es invencible.

En cuanto a Macri, no tardará en desinflarse y hasta podría ser derribado por una pueblada, como sugirió Atilio Boron, si continúa como va.


DIPLOMACIA EN EL JARDIN

Jorge Gómez Barata

En medio de una tensión extrema, desatada a partir del pasado 6 de diciembre cuando la oposición venezolana obtuvo la victoria electoral en Venezuela, cobró fuerza un conflicto institucional que amenazó con paralizar la actividad del estado y alterar peligrosamente la gobernabilidad del país.

Ante denuncias de irregularidades electorales, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó suspender de manera "preventiva" la proclamación de tres diputados opositores y, ante la negativa de la AN a acatar el fallo, en una situación inédita, declaró al legislativo en desacato, precisando que, hasta que esos diputados no fueran desincorporados, todos sus actos serían nulos.

El cinco de enero, al  constituirse la Asamblea Nacional, su presidente electo, Henry Ramos Allup, pronunció un agresivo discurso en el cual, entre otras cosas, se refirió a la intención de hacer caer al gobierno en seis meses. Horas después se conoció un video que lo mostraba ordenando de modo grosero e irrespetuoso, la retirada de los retratos de Chávez y Bolívar de la sede de la Asamblea.

El hecho provocó una airada reacción oficial y la movilización popular en desagravio. El presidente Nicolás Maduro declaró que era el mayor ultraje cometido contra la memoria del Libertador. El hecho dio lugar a un comunicado de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en el cual se expresa “su profunda indignación por los hechos”.

En una maniobra entre ridícula e infantil, el pasado día 12 la Asamblea Nacional venezolana no sesionó, por falta de quorum. El motivo real de la suspensión parece haber sido que la dirección de la Asamblea en rebeldía, no había elaborado la decisión acerca de qué hacer frente a la sentencia del Tribunal Supremo que la paralizaba.

Mientras el Palacio Legislativo permanecía desolado, en el jardín, al margen de todo compromiso protocolar, la diputada Cilia Flores, esposa del presidente, realizaba una intensa negociación en tiempo real con líderes opositores en búsqueda de una   salida a la situación creada.

En poco tiempo, con mínimos de retórica, la diputada alcanzó un acuerdo   mediante el cual la Asamblea aceptaría la renuncia de los tres diputados en conflicto, con lo cual la sentencia del Tribunal quedaría sin efecto.

En el punto conclusivo del dialogo participó personalmente Henry Ramos Allup quien selló el acuerdo depositando un amigable beso en la mejilla de la Flores que, serena, no rechazó el gesto.

Tal vez se trata de un momento de inflexión que puede hacer al estado venezolano funcionar con cierta normalidad, devolver al país alguna tranquilidad y garantizar mínimos de gobernabilidad.

El líder opositor ha recibido una lección de humildad, mientras el presidente Nicolás Maduro, crea condiciones para de modo más sereno, asumir con prestancia su condición de presidente de todos los venezolanos, Jefe del Estado del que forma parte la Asamblea Nacional, dirigente del mayor partido político del país y líder de la revolución, con atribuciones y capacidad para alternar, dialogar e incluso trabajar con la oposición y afrontar las nuevas coyunturas. Es su trabajo.

Se trata de un momento inédito para el cual se necesitan nuevas ideas, y de un minuto decisivo en el cual si es preciso se negocia en el jardín, sin retirar la mejilla, aunque el ósculo recuerde a Judas. Allá nos vemos.

La Habana, 14 de enero de 2016


EL ESPEJISMO DE LAS REMESAS

Por Manuel E. Yepe

Cuando en las naciones industrializadas se afirma que las remesas de los inmigrantes de países “en vías de desarrollo” a sus familiares en sus países de origen constituyen “ayuda al desarrollo”, se enmascara una cruel forma de explotación del Sur por el Norte.

Lo mismo ocurre cuando se atribuye a la emigración la cualidad positiva de ser factor de descompresión de las tensiones sociales en las naciones pobres porque sus remesas son fuente de ingreso de recursos pecuniarios que atenúan situaciones extremas.

Es cierto que las transferencias de dinero fresco que hacen los emigrantes hacia sus familiares contribuyen a mejorar las balanzas de pagos en sus naciones de origen y a veces llegan a representar una parte significativa del producto bruto de éstas.

Pero, a más largo plazo, el éxodo de trabajadores jóvenes y la dependencia que surge de las transferencias de dinero, se traducen en perjudiciales para el desarrollo del país emisor de migrantes.

Más claro: la crisis económica suscita el éxodo, las remesas de los emigrantes atenúan sus efectos nocivos inmediatos, pero, a mediano o largo plazo, la crisis se profundiza porque no han cambiado las condiciones que la provocaron sino que se han agravado precisamente a causa del éxodo de la fuerza de trabajo que sigue aumentando.

Las remesas familiares de los inmigrantes latinoamericanos residentes en Estados Unidos aportan a sus países de origen más que sus exportaciones agrícolas, superan sus ingresos por concepto de turismo y en tiempos de depresión de los precios del petróleo sobrepasan el valor de las ventas petroleras de algunos países tradicionalmente exportadores del hidrocarburo.

Cuando el gobierno de Estados Unidos anuncia, o insinúa, su disposición de expulsar inmigrantes indocumentados, son muchos los gobiernos latinoamericanos que se han visto obligados a demandar clemencia  porque tal medida provocaría el surgimiento de insalvables crisis de gobernabilidad y el desplome de las economías de sus países de origen, incapaces de asimilar a los expulsados, e impedidos de prescindir de sus remesas.

Basta que trascienda por la prensa una amenaza por parte de Washington de prohibir las remesas de los emigrados de un país específico para que cambien bruscamente las predicciones de las encuestas y un candidato a Presidente con popularidad suficiente para ganar una elección por amplio margen, sufra un descalabro y deba abandonar la carrera.

Cuando hace algunos años parecía que el candidato del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, Schafik Jorge Handal, habría de ser electo Presidente de El Salvador por un margen muy amplio, el Presidente de Estados Unidos formuló la amenaza de prohibir las remesas de los migrantes salvadoreños establecidos en Estados Unidos si ello ocurría. La dependencia en las remesas convirtió a ese país en rehén del imperio, que de tal manera fue capaz de imponer al candidato de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Por el sostenido ritmo de crecimiento de las remesas y su monto tan elevado, parecería que se está logrando que el Norte opulento empiece a compensar al Sur por los daños de la histórica expoliación. Pero ni remotamente es esto así. Durante siglos, el sistema capitalista global ha saqueado a los países pobres de manera cruel. Les ha despojado de sus recursos naturales, y sometido a un intercambio injusto de sus mercancías, además de la  explotación inmisericorde de su fuerza de trabajo.

El hecho de que las remesas de los emigrantes lleguen a ser base de sustentación de las economías de un número cada vez mayor de países depauperados del Tercer Mundo, debe ser visto como la denuncia de un crimen contra la humanidad y no como un motivo de complacencia.

Con los actuales términos del intercambio, si no se incrementa la ayuda verdadera al desarrollo; si no se conmuta la deuda externa que ahoga las economías de los países subdesarrollados del mundo; si se insiste en forzar la creación de mecanismos de falsa “integración”; si no se renuncia a la práctica del  proteccionismo agrícola y comercial que los países ricos imponen en acto de inconsecuencia con sus propios reclamos neoliberales, las remesas nada bueno significan para las naciones pobres.

Si no se crean mecanismos de estímulo a las exportaciones de los países subdesarrollados; si no se apoyan sistemas que obliguen a que las empresas transnacionales se sometan a medidas de control contra la explotación laboral, el traslado de beneficios y la especulación para evitar la descapitalización y la fuga de cerebros de los países pobres que ellas generan; si no se promueven inversiones que expandan el mercado laboral para contribuir al arraigo de la población, las remesas no serán más que un paliativo aplicado a una injusticia que se hará cada vez más insoportable.

La Habana, Enero 13 de 2016