domingo, 10 de enero de 2016

Sean Penn localizó al Chapo 3 meses más rápido

RT  -   10 ene 2016 15:10 GMT

"Es paradójico, porque el México de hoy tiene, en efecto, dos presidentes. Y entre los dos presidentes, no es Peña Nieto con quien estábamos planeando reunirnos", dijo Sean Penn.


Este sábado 9 de enero la revista 'Rolling Stone' publicó una entrevista exclusiva con 'El Chapo' hecha por el famoso actor Sean Penn, quien además compartió detalles de cómo la consiguió.

La entrevista va acompañada de una larga serie de antecedentes que ayudaron a Sean Peen a tomar la decisión crucial y resolverse a hacerlo.

"Es paradójico, porque el México de hoy tiene, en efecto, dos presidentes. Y entre los dos presidentes, no es Peña Nieto con quien […] estábamos planeando reunirnos […]. No es él quien requirió semanas de planificación clandestina. En cambio, es un hombre de mi edad, aunque no existe ningún cálculo humano que nos puede proporcionar un sentido de comunidad anclado", señala Penn.

Además, el actor explicó por qué la actriz Kate del Castillo se convirtió en su mediadora en ese complicado asunto. En 2012 sin miedo a ser criticada, Kate habló de cínica política en México dirigiéndose a 'El Chapo".

"Su valentía se demuestra además en su voluntad de ser nombrada en este artículo", destaca el actor, quien junto con ella y otros dos compañeros se fueron a reunirse con  líder del cartel de Sinaloa, Joaquín 'El Chapo' Guzmán Loera.

Camino vertiginoso

Penn alcanzó su objetivo el 2 de octubre aterrizando en una ciudad central de México que no identificó, y desde allí tomó una avioneta hacia un lugar donde se encontraba 'El Chapo'.

Después se trasladaron hacia un campamento remoto en varios vehículos y tuvieron pasar por un control militar sin que tuvieran problemas. 

"Salgo de la camioneta […] y cuando lo hago... ahí está. Justo al lado del camión. El más famoso fugitivo del mundo: 'El Chapo'", escribe el actor.

"Lleva una camisa de seda estampada, vaqueros negros, y él parece muy bien arreglado y saludable para un hombre a la fuga. Él abre la puerta de Kate y la saluda como a una hija que regresa de la universidad. Parece importante para él expresar el afecto cálido hacia la persona con la que, hasta ahora, solo tuvo ocasión de comunicarse desde lejos. Después de saludarla, se vuelve hacia mí con una sonrisa hospitalaria, poniendo su mano extendida. La tomo", indicó Penn.

Segundo encuentro que no se hizo realidad

"Él me tira en un abrazo 'compadre', me mira a los ojos y pronuncia un largo saludo en un español muy rápido para mis oídos", agregó. Después se encontraron en los bungalows donde se sirvieron tacos, enchiladas, pollo, arroz, fríjoles, salsa fresca, carne asada y una botella de tequila.

"Comemos, bebemos, y hablamos durante horas", dijo Penn.

Varios días después la zona se transformó en objeto de una intensa búsqueda por parte de las autoridades mexicanas, lo que, según el actor, no posibilitó un segundo encuentro formal y, de hecho, enfrió los contactos con los intermediarios. Luego se aclaró que las autoridades mexicanas sabían que el actor estadounidense Sean Penn se encontró con el narcotraficante Joaquín 'El Chapo' Guzmán en octubre del año pasado.


Cuba en la mira de productoras fílmicas de Estados Unidos

Medios como Deadline confirmaron la víspera el inicio de la filmación de la serie televisiva de ficción House of Lies para la semana próxima en la capital cubana y sus alrededores. Otra de las productoras interesadas es Universal Pictures

Universal Pictures, imbuida en la búsqueda de los permisos necesarios para rodar una parte de la octava entrega de Fast & Furious (Rápido y Furioso) Autor: Juventud Rebelde

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
8 de Enero del 2016 13:47:57 CDT

Las posibilidades creativas de varias locaciones capitalinas y los nuevos escenarios políticos aumentan hoy el interés de más de una productora fílmica estadounidense por rodar sus secuencias en la nación caribeña, destaca PL.

Tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos varios equipos de esta última nación han realizado viajes de exploración he iniciado los trámites en ambas orillas para obtener las licencias de rodaje en el archipiélago antillano.

A propósito, medios especializados como Deadline confirmaron la víspera el inicio de la filmación de la serie televisiva de ficción House of Lies para la semana próxima en la capital cubana y sus alrededores.

La producción a cargo de Showtime será la primera de su tipo en rodar en Cuba, para lo cual cuenta con la conformidad del Departamento del Tesoro y la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) de Estados Unidos.

En su trama, la serie protagonizada por el actor Don Cheadle ha movido sus locaciones por todo el mundo desde su estreno en 2012, de ahí que este viaje se considere histórico.

Una vez en Cuba el equipo filmará las escenas de un capítulo correspondiente a su quinta temporada.

Otra de las productoras interesadas es Universal Pictures, imbuida en la búsqueda de los permisos necesarios para rodar una parte de la octava entrega de Fast & Furious (Rápido y Furioso).

El anuncio hecho por la revista Variety propagó a todo el mundo la intención de los estudios fílmicos, confirmada por el director de la franquicia, F. Gary Gray, quien realizó un primer viaje a Cuba con varios miembros de su equipo.

De validarse los permisos Furious 8 sería también la primera megaproducción de unos estudios estadounidenses en utilizar locaciones cubanas para su rodaje.

Antes, La Habana tuvo la premier del filme independiente Papa, basado en la estancia de Ernest Hemingway en la isla e incluido en la sección Filmado en Cuba, del recién concluido Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

También lo hicieron otros programas y series televisivas estadounidenses no ficcionadas como el documental Cuban Chrome, produccido por Discovery Channel; y el show humorístico Late Night with Conan O Brien, de la NBC, que grabó varios de sus episodios en la urbe.

Correspondencia de Hillary Clinton revela verdadero motivo de la intervención en Libia

Publicado en Cubadebate el 10 enero 2016

Hillary Clinton. Foto: Alex Wong / Getty Images.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos reveló recientemente una serie decorreos electrónicos del año 2011 de la actual aspirante demócrata a la Presidencia, Hillary Clinton, que permiten esclarecer los verdaderos motivos de la intervención internacional en Libia durante las protestas contra Muamar Gaddafi.

Entre las cerca de 3.000 conversaciones que el Departamento de Estado ha desclasificado hasta el día de hoy de Clinton, quien en ese entonces ocupaba el cargo de secretaria de Estado de EE.UU., se destaca un documento de febrero de 2011 enviado por el oficial del Departamento de Estado, John Godfrey, que contiene un análisis sobre cómo EE.UU. “debe ayudar al desarrollo de Libia y al Gobierno tras la caída de Gaddafi“.

De acuerdo con ‘Foreign Policy Journal‘, en abril del mismo año, un correo bajo el asunto ‘El cliente de Francia y el oro de Gaddafi’, devela los propósitos del presidente de Francia,Nicolas Sarkozy, en Libia entre los que destacan obtener petróleo, reafirmar el poder militar francés y evitar la influencia de Gaddafi en el “África francoparlante”. Igualmente se demuestra la preocupación por las cerca de 143 toneladas de oro y plata dispuestas a respaldar una nueva moneda africana que provocaría un alto grado de independencia económica especialmente en el norte del continente, subraya la publicación.

En marzo de 2015, se reveló que Clinton había utilizado una cuenta de correo electrónico privada a través de todo su mandato como secretaria de Estado, lo que es considerado una violación de la política del Departamento de Estado. Esta situación desató una serie de críticas y provocó la investigación del FBI sobre si Clinton había puesto en peligro información clasificada.

(Con información de RT)


Tempestad bélica azota la península arábiga

En las principales capitales del mundo el anuncio de las ejecuciones en el reino wahabita despertó reacciones de horror y preocupación

Mujeres yemenitas enarbolan retratos del prominente clérigo chiíta Nimr al-Nimr ante la Embajada saudita en Sanaa. Autor: AFP

Leonel Nodal
digital@juventudrebelde.cu
9 de Enero del 2016 20:29:41 CDT

Los piadosos votos a favor de un cese del fuego y la apertura de negociaciones de paz en los frentes de guerra de Siria y Yemen, previstos para inicios de 2016, sucumbieron a una brutal tempestad bélica que se levantó en las desérticas arenas de la península arábiga.

La decisión de la monarquía saudita de ejecutar a 47 opositores pertenecientes a la empobrecida minoría chiíta, incluyendo la decapitación el 2 de enero del prominente clérigo Nimr al-Nimr, sepultó las esperanzas de un arreglo de esos conflictos a corto plazo y por el contrario destaparon serios peligros de una más grave confrontación con la vecina República Islámica de Irán.

En las principales capitales del mundo, desde Oriente hasta Occidente, el anuncio de las ejecuciones en el reino wahabita despertó reacciones de horror y preocupación.

En tanto, en países como Iraq e Irán, poblados por una mayoría de seguidores de la rama chiíta del Islam, así como  en Líbano o Paquistán, simpatizantes de esa corriente religiosa salieron a protestar en las calles y en Teherán grupos de manifestantes asaltaron y prendieron fuego al edificio de la Embajada saudita, actos que fueron rápidamente sofocados por la intervención policial y repudiados por el propio presidente Hasan Rohani.

No obstante, el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, advirtió a Arabia Saudita que enfrentaría  «la venganza divina» por la ejecución del clérigo chiíta Nimr al-Nimr, a quien calificó como un «mártir» pacífico.

El peligro de una escalada bélica entre las dos potencias regionales que —directa o indirectamente— se disputan el liderazgo político regional desde hace más de tres décadas parecía destinado a crecer en espiral, después que Riad rompió las relaciones diplomáticas con Teherán, al día siguiente del asalto de su  Embajada.

Protestas en Teherán luego de que Arabia Saudita ejecutara al clérigo chiíta. Foto: CNN

Cuando todavía estaban en curso intensas gestiones diplomáticas por parte de Rusia, Estados Unidos y Naciones Unidas, entre otros países de alta influencia en la zona, Arabia Saudita decidió por su parte poner fin a la tregua en la vecina Yemen e inició los más cruentos bombardeos de los últimos nueve meses sobre el centro de Sanaa, la capital, en una feroz ofensiva supuestamente contra milicianos de la minoría huthi, a la que acusan de obrar por cuenta de Irán.

Teherán, a su vez, en otro capítulo de la peligrosa escalada, denunció el jueves que la aviación saudita había bombardeado su misión diplomática en Yemen.

Pocas horas después del primer anuncio,  el viceministro de Exteriores para Asuntos Árabes, Hosein Amir Abdolahian, precisó que «lamentablemente durante el bombardeo de los cazas saudíes un misil ha caído cerca de la Embajada de Irán en Sanaa y uno de los guardias de seguridad ha resultado herido de gravedad».

Abdolahian añadió que en las próximas horas su país va a presentar un informe oficial detallado ante el Consejo de Seguridad de la ONU,  según reportó la agencia estatal iraní IRNA.

El estallido del conflicto en el que pudieran verse involucrados directamente Riad y Teherán despertó temores de que, en realidad, detrás de lo que parecía una escalada de golpes y contragolpes por hechos puntuales se encuentren fuerzas ocultas, movidas por supuestas motivaciones confesionales o religiosas, para impedir el inicio de un deseable proceso de paz, tanto en Siria como en Yemen.

Asimismo, surge la sospecha de que esas propias fuerzas, clientes del armamentismo en la región, pudieran provocar a mediano plazo el fracaso de los acuerdos dirigidos a regular el uso de la energía nuclear por parte de la nación persa, firmados a finales del año pasado con los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania, el llamado G5+1, que abrió una nueva esperanza de paz en el Medio Oriente y el resto del mundo.

Una vez más el clientelismo político y las adhesiones por conveniencia o simpatías confesionales, dan pie a la formación de grupos y alianzas regionales, una mayor división y el peligro de que todos los esfuerzos encaminados a frenar la guerra en Siria, se hundan, de nuevo por disputas de poder entre naciones vecinas que intentan controlar su destino.

El acuerdo del Consejo de Seguridad de la ONU, logrado por unanimidad a mediados de diciembre, para que el Secretario General de la organización mundial convocara a los representantes del Gobierno del presidente Bashar al-Assad y de los grupos opositores dispuestos a negociar una salida política y pacífica al conflicto —que cumplirá cinco años en marzo—, se balancea ahora en una verdadera cuerda floja.

Las enardecidas demostraciones en la capital iraní llevaron a la quema de la sede diplomática del reino wahabita. Foto: CNN

La guerra en Yemen ha cobrado una intensidad desmedida en esta primera semana de enero y el número de víctimas civiles —que en los últimos nueve meses llegó a 8 000, de ellas unos 3 000 muertos—, arruina las esperanzas de una solución a corto plazo.

Aviones de la coalición militar que lidera Arabia Saudita no han dejado de atacar posiciones en el centro y las cercanías de Sanaa, con una intensidad sin precedentes desde que inició su campaña para desalojar del poder a los rebeldes huthi y reinstaurar al impopular presidente Abdrabbo Mansur Hadi.

En el plano político, Sudán y Bahrein —otro país que fue invadido por tropas de Arabia Saudita en 2012 para aplastar una rebelión popular de la mayoría chiíta que habita esa isla— también rompieron relaciones diplomáticas con Irán. En tanto, Egipto expresó su apoyo y simpatías a la monarquía wahabita, al igual que lo hizo la corona de los Emiratos Árabes Unidos.

En ese ambiente de confusión, hasta la guerra contra el llamado Estado Islámico parece relegada a un segundo plano, en tanto Turquía, otra potencia de la zona involucrada en el conflicto, mantiene el despliegue de un contingente de su ejército en el noreste de Iraq, en apoyo a milicias sunitas, y en contra de la voluntad expresa del Gobierno de Bagdad.

Todo indica que una vez más se cumple la máxima de que «a río revuelto ganancia de pescador», aunque siempre existe para los regímenes que juegan a la guerra el riesgo de naufragar en las tenebrosas aguas de una guerra en el Golfo.

En tanto, a pesar de estos vaivenes político-diplomáticos que bordean la confrontación bélica, en el verdadero terreno de confrontación militar en Siria, la ofensiva del ejército gubernamental apoyado por su propia fuerza aérea y la de Rusia prosigue asestando severos golpes a los grupos armados terroristas, que día a día pierden terreno y recursos financieros, debido a la destrucción de las fuentes de aprovisionamiento de petróleo que hasta hace poco transportaban impunemente caravanas de camiones cisterna hacia territorio turco, de donde era exportado.

Tal vez esa sea la única pieza clave que fortalece una expectativa de arreglo negociado de la crisis siria, en la medida que Damasco recupera terreno en regiones hasta hace poco dominadas por los terroristas y mercenarios, fuertemente golpeados y obligados a un repliegue que los va despojando de fuerza e influencia.


DE ALEMANIA HA LLEGADO UN RECADO…

Jorge Gómez Barata

La noticia la trajo un cable: “La Habana, 7 Ene (EFE). El ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, animó hoy a las compañías estatales cubanas a aliarse con las pequeñas y medianas empresas (PYMES) de su país…El ministro no lo sabe pero, por razones más doctrinarias que económicas, en Cuba ese tema carece de prioridad.   

Quien vive en Cuba, participa de sus metas y proyectos, en especial con la idea de edificar, a corto plazo, más bien con urgencia, un modelo de sociedad próspera, sostenible e inequívocamente democrática y con méritos para llamarse socialismo, y apoya las reformas emprendidas por el presidente Raúl Castro, no se explica por qué la renuencia a algo tan obvio como lo aconsejado por el ilustre visitante.

No hace falta ser alemán, ministro ni economista para saber que las PYMES no sólo son una opción, sino probablemente la única que a plazos y ritmos razonables, puede atraer la inversión extranjera. En las escalas de la economía cubana, en diversos campos, las PYMES son la regla y las grandes firmas, excepciones, incluso anomalías.

Las Pequeñas y Medianas Empresas privadas (PYMES) son unos 10 millones en América Latina, donde representan más del 90 por ciento de todas las empresas no financieras y dan empleo al 70 por ciento de la fuerza de trabajo. Producen entre el 20 y el 25 por ciento del total de los bienes y servicios, crean entre el 25 y el 40 por ciento de los nuevos puestos de trabajo y promueven hasta el cinco por ciento de las exportaciones. En Europa suman alrededor de 23 millones y proveen unos 100 millones de empleos, de ellos la mitad en empresas con 10 trabajadores o menos.

En Estados Unidos donde más del 50 % de la mano de obra se emplea en PYMES y unos 20 millones en empresas con menos de 20 empleados, creen que la salud de la economía y las expectativas de progreso del país se relacionan con la capacidad  para generar oportunidades e incentivos para las personas emprendedoras que, generalmente, comienzan por pequeños negocios.

Naturalmente, respecto a las PYMES no todo es perfecto. Adolecen de baja productividad, el nivel de informalidad es alto y muchas veces las condiciones de trabajo no son apropiadas. Entre sus mayores dificultades figuran la falta de financiación, de incentivos fiscales y la inadecuada calificación de su personal.

En Cuba, donde como parte de la política de total estatización de la economía  las pequeñas y medianas empresas privadas fueron suprimidas hace casi cincuenta años, no se evidencia voluntad política para su restablecimiento, con lo cual se puede estar incurriendo en un error que impide sumar el capital humano, que es el principal recurso con que cuenta el país y posee potencial para comprometer el éxito de las reformas económicas.

No obstante el ministro alemán insiste en que “Las PYMES son la "espina dorsal de la economía alemana” y cree que: “Este tipo de empresas son las más adecuadas para las necesidades de Cuba en la nueva etapa. Seguramente muchos le dan la razón. Ojalá fuera escuchado. Allá nos vemos.

La Habana, 10 de enero de 2016