domingo, 29 de noviembre de 2015

Solidaridad mundial con Palestina en medio de crímenes israelíes

Editado por Martha Ríos  -  RHC  -  29 de noviembre de 2015


Por Waldo Mendiluza

Naciones Unidas celebra este 29 de noviembre el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, en un contexto marcado por la escalada de la violencia y la colonización israelíes en los territorios ocupados.

La Asamblea General estableció esta fecha en 1977 con el propósito de recordar que 30 años antes el propio foro aprobó la resolución 181 para la Partición de Palestina, la cual debía dar lugar al nacimiento de dos nuevos estados, uno árabe y otro israelí.

Desde entonces, varias iniciativas han salido de la Asamblea, del Consejo de Seguridad y de órganos especializados de la ONU demandando la solución de los dos estados, escenario obstaculizado por las sistemáticas agresiones de las tropas de Tel Aviv y el empeño en colonizar Cisjordania, incluyendo Jerusalén Oriental, con nuevos asentamientos judíos.

La jornada sirve de llamado a la conciencia mundial acerca de los derechos del ocupado pueblo árabe y las violaciones que enfrenta.

Hace una década, la Asamblea General adoptó una resolución que encarga al Comité para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino la celebración de acciones culturales y de otro tipo a propósito del Día Internacional.

Esta semana, la plenaria de los 193 países miembros de la ONU aprobó cuatro nuevas iniciativas en respaldo a la causa de Palestina y su derecho a contar con un estado independiente, que conviva en paz con su vecino judío sobre la base de las fronteras anteriores a la ocupación de 1967.

En una sesión especial de la Asamblea dedicada al tema, el embajador palestino aquí, Riyad Mansour, denunció la hostilidad israelí, traducida en asesinatos extrajudiciales, incluso de niños, los arrestos administrativos, las demoliciones de viviendas, el incremento de los desplazamientos forzados y la continuidad del bloqueo a la Franja de Gaza y la construcción de asentamientos.

Mansour calificó de insostenible la situación del pueblo árabe y reclamó un mayor compromiso de la comunidad mundial y en particular del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas con el cese de la ocupación y el comienzo de negociaciones de paz verdaderas, que lleven a la solución de los dos estados.

"Entonces cabe preguntarnos cuál es el límite para la acción? Nosotros creemos que ya llegó hace rato el momento para que la comunidad internacional, y en particular el Consejo de Seguridad, deje la parálisis y enfrente la realidad antes de que todo esté perdido", advirtió.

El diplomático agradeció el respaldo global a la causa, pero llamó a hacer más para evitar que se destruyan las opciones de la solución de los dos estados y las pocas esperanzas de paz que quedan.

Recientes datos de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU reflejan que desde el 1 de octubre hasta el 23 de noviembre, cerca de 100 palestinos perdieron la vida y más de 10 mil 300 resultaron heridos por la escalada de la violencia en los territorios ocupados.

De acuerdo con el reporte divulgado el jueves por la agencia especializada, 20 de las víctimas fatales de la represión fueron niños.

Los controles excesivos por militares de Israel, los obstáculos de acceso a sitios sagrados en la Ciudad Vieja de Jerusalén -como la Mezquita de Al Aqsa (tercer lugar sagrado del Islam)- y las provocaciones de colonos judíos dispararon las tensiones, protestas y choques en las últimas semanas.

El actual escenario de aumento de la violencia cobró además la vida de 17 israelíes, mientras 160 sufrieron heridas, muchos de ellos en casos de apuñalamientos.

La ONU admitió que la frustración y la desesperanza dominan entre los palestinos como resultado de décadas de ocupación y colonización.

En ese sentido, el subsecretario general de la organización, Jan Eliasson, pidió a los líderes de ambas partes hacer todo lo posible por evitar que se complique aún más la situación y por despejar el camino hacia el proceso de paz.

Particular preocupación despierta en Naciones Unidas los hechos de violencia derivados de las restricciones y provocaciones israelíes en sitios sagrados de Jerusalén, por su potencial posibilidad de extender el conflicto del terreno político al religioso.

(Tomado de PL)


VENGANZA TURCA O EL TIRO EN EL PIE

Jorge Gómez Barata

Desde cualquier punto de vista que se examine, la reacción de Turquía frente al SU-24 ruso fue, como mínimo, desproporcionada. Aun en el caso de que el aparato hubiera ingresado en el espacio aéreo turco (cosa que Rusia niega), el derribo no era la primera opción. En el momento del incidente Turquía y Rusia no eran adversarios, no estaban en estado de guerra, y el aparato no realizó maniobras que revelaran intenciones hostiles. Ni siquiera se percató de que era atacado.

Al margen de que los sistemas de defensa antiaérea de la OTAN cuentan con dispositivos para detectar la aproximación de naves desde los accesos lejanos, y determinar la entidad de la amenaza, los comandantes de las unidades de defensa antiaérea y los pilotos de combate están entrenados para apreciar, con inequívoca certeza, cuando una nave se aproxima con intenciones agresivas, y cuando aun siendo militar, lo hace de modo inocente. 

El entrenamiento de las tripulaciones y artilleros les permite ajustar las contramedidas a la índole de la situación. Usualmente los pilotos en funciones de patrulla no actúan por iniciativa propia, y difícilmente un comandante de menor rango imparta la orden de abatir un avión de un país amigo, como era Rusia respecto a Turquía en el momento del incidente, por añadidura una potencia. 

La afirmación del presidente turco Recep Tayyid Erdogan de que desconocían que el avión era ruso deja muy mal parada a la exploración antiaérea de su país, cuya primera tarea es identificar a los aparatos. Si fuera cierto que hubo una advertencia por parte de los controladores turcos, y que el avión ruso solo estuvo 17 segundos en su espacio aéreo, en los cuales no realizó acción alguna. ¿Por qué se ordenar al F16 abrir fuego, no de advertencia como es usual, sino letal?

Lo más importante es la acusación rusa de que Turquía actuó de mala fe, y que se trató de una acción traicionera, premeditada, y cuidadosamente calculada, de una “emboscada”, incluso de una traición.

Según el presidente Putin, a partir de la certeza de que el llamado Estado Islámico no cuenta con aviación ni armamento antiaéreo efectivo a grandes alturas, la aviación rusa no consideró necesario tomar medidas contra amenazas que no existen, ni escoltó a los bombarderos, por lo cual el F16 turco actuó impunemente.

Más grave es la presunción de que Turquía utilizó información de coordinación aportada por el mando ruso a la coalición norteamericana acerca de la operación de sus aparatos en diferentes misiones, para utilizarla contra ella, y preparar el escenario en el cual impunemente el avión ruso fue derribado.

En cualquier caso, la reacción turca entre emocional, irresponsable, o como mínimo precipitada, no tomó en cuenta que Siria, un vasto y caótico teatro de operaciones militares y aéreas, tiene fronteras con cinco países, es atacada desde bases en varios estados de la región, portaaviones desplegados en el Mediterráneo, y eventualmente desde bases en Europa, en la propia Turquía, incluso en Israel. Algunos blancos son batidos con misiles desde buques de guerra fondeados a cientos de kilómetros.  

Nadie descartaría que en el futuro ocurran eventos derivados de errores técnicos o humanos o de accidentes que involucren a cualquiera de los países vecinos o  contendientes. Ello hace necesaria la coordinación, la cooperación, la serenidad, y la responsabilidad en la toma de decisiones, sobre todo cuando sean letales o susceptibles de provocar conflictos políticos. 

Por esta vez Turquía puede haber errado el tiro al derribar el avión equivocado. Allá nos vemos.       

La Habana, 29 de noviembre de 2015


Medios alemanes: "Rusia tenía razón sobre el comercio de petróleo entre Turquía y el EI"

RT  -   28 nov 2015 20:08 GMT

Umit Bektas / Reuters

Después del derribo del bombardero ruso Su-24 por la Fuerza Aérea turca, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció que Ankara es cómplice de los terroristas porque compra el petróleo de las zonas controladas por ellos en Siria. El periódico alemán 'Bild' comenta que el líder ruso tenía toda la razón al sacar estas conclusiones.

Turquía se ha convertido en el consumidor principal del petróleo del Estado Islámico. Tras venderlo a los empresarios de este país, los extremistas sirios reciben 10.000.000 de dólares a la semana, publica el diario alemán 'Bild'.

Moscú ya desde hace mucho está informado de que el oro negro del territorio sirio controlado por el EI se dirige a Turquía. Últimamente, la Fuerza Aérea de Rusia ha empezado a atacar de manera más intensiva a la infraestructura petrolera del EI, lo que causó un fuerte resentimiento en Ankara, indica la fuente.

'Bild' destaca que la política de Turquía acerca de los yihadistas sirios es muy ambigua: aunque el país dio a los EE.UU. la oportunidad de bombardear las posiciones del EI desde su base aérea, el presidente Recep Tayyip Erdogan sigue permitiendo a los terroristas entrar libremente a Siria a través del territorio turco.

Por otra parte, además de Turquía, Jordania y Kurdistán, donde el mercado negro está en auge, también se benefician de acuerdos "sucios" con los extremistas comprando ilegalmente petróleo, señala el periódico con referencia a Eckart Woertz, un analista del Barcelona Centre for International Affairs, una institución española dedicada a la investigación y divulgación de diversos ámbitos de las relaciones internacionales.


Declaración de la Asociación de Cubanos Residentes en el Ecuador

Reunidos en Asamblea Ordinaria Bianual, en la ciudad de Quito, Ecuador, los cubanos residentes en ese país expresaron su sentir

Cubanos residentes en Ecuador piden fin a Ley de Ajuste Cubano. Tomado de rhc.cu

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
28 de Noviembre del 2015 23:04:49 CDT

La Asociación de Cubanos Residentes en el Ecuador, reunidos en Asamblea Ordinaria Bianual, en la ciudad de Quito, Ecuador, a los 28 días del mes de noviembre de 2015,

Declaramos

Primero: Nuestro respeto irrestricto a las leyes y normas del Ecuador, y en especial a las medidas soberanas adoptadas como resultado de la reunión de los cancilleres del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), más Cuba, México, Ecuador y Colombia realizada recientemente en San Salvador, en relación con los migrantes cubanos que se encuentran en Costa Rica rumbo a los Estados Unidos de América.

Segundo: Con tristeza hemos visto cómo un grupo de conciudadanos, estimulados por la política de pies secos-pies mojados, el llamado Programa de Parole para Profesionales Médicos Cubanos y la nefasta Ley de Ajuste Cubano, tratan de perseguir el sueño americano mediante la emigración ilegal hacia los Estados Unidos, utilizando al Ecuador como uno de sus puntos de tránsito.

Tercero: Callarnos nos haría cómplices del tráfico ilegal y la trata de personas que viene lacerando a nuestros pueblos latinoamericanos y caribeños, y pone en riesgo a niños, niñas, hombres y mujeres.

Cuarto: Hacemos un llamado para que se deroguen esas leyes y prácticas asesinas incitadas desde los Estados Unidos y las mafias traficantes de personas, que estimulan la emigración irregular desde Cuba, y constituyen una violación de los derechos humanos y de los acuerdos migratorios entre Cuba y los Estados Unidos.

Quinto: A su vez exigimos el cese de maltratos a la comunidad cubana en aeropuertos y convocamos a la más amplia solidaridad entre las asociaciones de cubanos residentes en América Latina y el Caribe.

Dada en la ciudad de Quito, Ecuador, a los 28 días del mes de noviembre del año 2015.