domingo, 11 de octubre de 2015

Rusia exige explicaciones al agregado militar británico por los posibles ataques contra sus aviones

RT  -   11 oct 2015 15:20 GMT

Ministerio de Defensa de Rusia / Natalia Seliviorstova / RIA NOVOSTI

El Ministerio de Defensa ruso ha entregado una nota al agregado militar en la Embajada británica en Rusia solicitando una explicación sobre los informes que hablan de una supuesta autorización para que los pilotos británicos ataquen los aviones rusos en el espacio aéreo de Irak.

El Ministerio de Defensa ruso ha solicitado al agregado militar británico en la Embajada de Reino Unido en Rusia que proporcione una aclaración oficial acerca del supuesto permiso para que los pilotos británicos ataquen aviones rusos en Irak, informa RIA Novosti.

Según un comunicado de prensa, el agregado militar en la Embajada británica en Moscú ha sido invitado al Ministerio de Defensa de Rusia, donde le ha sido entregada una nota para dar explicaciones oficiales sobre dicha información publicada en los medios de comunicación británicos, que citan fuentes de alto rango en el Ministerio de Defensa de ese país.

El agregado militar británico, por su parte, se ha comprometido a presentar en breve una respuesta oficial acerca de la cuestión.

Anteriormente, el medio británico 'Daily Star' informó que los pilotos británicos serán autorizados a atacar aviones rusos en el espacio aéreo iraquí en caso de "una amenaza para la vida".


¡Patria o muerte! saludó Ban Ki Moon en Bolivia

"Es un placer visitar Bolivia, gracias por la invitación", dijo Ban Ki Moon. | Foto: @mincombolivia

Telesur  -  10 octubre 2015

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, arribó este sábado a la ciudad de Cochabamba.

El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, saludó la noche de este sábado en Bolivia a las Fuerzas Armadas con el lema de la revolución cubana de "¡Patria o muerte!" previo a su participación en la II Conferencia Mundial de Pueblos sobre el Cambio Climático y Defensa de la Vida, que se desarrolla en Tiquipaya (centro).

Ban Ki-moon llegó al aeropuerto internacional de Cochabamba alrededor de las 19h30 locales y fue recibido por el presidente boliviano, Evo Morales, el embajador de Bolivia en la ONU, Sacha Llorenti, el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, el gobernador de Cochabamba, Iván Canelas, y otras autoridades locales.

Después de bajar del avión, el titular de la ONU recibió los honores militares de rigor por el Regimiento Colorados de Bolivia-Escolta Presidencial, para luego pasar revista y saludar a los militares con el lema "¡patria o muerte", que fue contestado por los soldados con la exclamación de "¡venceremos!"

Bolivia rememoró el saludo de Ban Ki Moon con el cierre del discurso del comandante Ernesto Che Guevara en la Asamblea de la Naciones Unidas a principios de los años 60.

Morales, en calidad constitucional de capitán general de las Fuerzas Armadas de Bolivia, saluda a su tropa de la misma forma desde 2009, y este sábado innovó el lema: "¡Pachamama (Madre Tierra en idioma nativo) o muerte!". 


Ante el arribo de Ban, el Presidente dijo que ha llegado “un gran hermano del pueblo boliviano”.

Mick Jagger revoluciona el mundo desde Cuba

Para muchos, Jagger es más que el vocalista de la banda de rock de mayor simbolismo que sigue arrastrándose por los escenarios y ofreciendo conciertos ante miles de personas en las principales plazas de todo el mundo

9 de octubre de 2015 23:10:17

Mick Jagger en Cuba. Foto: Tomada de la cuenta de Twitter del artista

Mick Jagger se ha robado los  titulares en los periódicos y televisoras de medio mundo a lo largo de esta semana.  El líder y vocalista de los Rolling Stones saltó (otra vez) a los primeros planos no por otro de sus conciertos con los míticos Rolling ni por sus explosivos shows  en los que a los 72 años se retuerce como un  chico de 15 mientras parece que le habla al oído el espíritu de James Brown o Elvis Pres­ley.

Jagger ha sido noticia ni más ni menos que por su primera visita a La Habana, la cual fue publicada el pasado do­mingo en la edición digital de este diario y le dio la vuelta al mundo conmocionando —que es lo más importante en este ca­so— a los miles de seguidores cubanos de los Stones, que llevan décadas acostándose con el sueño de un concierto en la Isla de la banda capitaneada hace 50 años por Mick y el guitarrista Keith Richards.

Hace mucho tiempo, quizá demasiado, los cubanos estaban esperando una visita como esta. Porque para muchos Jagger es más que el vocalista de la banda de rock de mayor simbolismo que sigue arrastrándose por los escenarios y ofreciendo conciertos ante miles de personas en las principales plazas de todo el mundo, con toda la do­sis de polémica que conlleva ser una ban­da que estuvo en el principio de todo, vio todo, hi­zo todo, influyó deci­siva­men­­te en la historia del rock and  roll y sobrevivió a ella misma para continuar defendiendo su leyenda co­mo mejor saben hacerlo: descargando sus clásicos sobre el pú­blico que hace olas en ca­da concierto sin importarle que estos cuatro músicos de­jaron de ser ya los chicos terribles que salían a comerse el mundo y a descargar su salvaje adrenalina al ritmo de Sa­tisf­action, Sympathy for the De­vil, Brown Sugar, Gim­me  Shel­ter, Paint It Black o Wild Hor­­ses.

Para los seguidores cubanos de las “piedras rodantes” (Mick, Keith Richards, Ron Wood y Char­­­lie Watts), Jagger es el mito vi­viente de una época completamente ligada a la juventud, cuya ban­da sonora les sirvió como refugio, como arma, como retiro espiritual y que hoy las recuerdan como solo se pueden re­cordar los primeros años de fiestas, excesos y deseos furtivos.

Por eso la presencia del Stone por estos lares trasciende la me­ra nota de color y se convierte en un hecho cultural de alta re­sonancia, que abre un nuevo ca­pítulo en la herencia emocional de los cubanos (y no solo los que rondan los 60 años) y les permite soñar a lo grande con un concierto de los Rolling  Stones en la Isla, lo que sin dudas reuniría a miles de personas de todo el país.

Y, todo sea dicho, esta posibilidad no está muy lejos porque hace pocas semanas se co­nocieron declaraciones de Keith Ri­chards en las que revela que los Rolling es­taban manejando con las autoridades culturales cubanas la idea de un concierto en La Habana el próximo mes de marzo. Sea como fue­se, hay que decir que ni los representantes de los Stones ni las autoridades cu­banas han confirmado la noticia del concierto del grupo en La Habana.

Mick llegó a Cuba en visita privada y ha estado explorando el terreno cultural capitalino. Tras vivir la noche habanera en algunos bares, se dio un salto por la Fábrica de Arte Cubano, donde se detuvo en un concierto de la banda Polaroid y se interesó por el repertorio de estos jóvenes músicos que acaban de presentar su primer disco con un discurso muy original y distintivo; compartió con los rumberos en la Peña del Ambia en la Uneac; se dejó caer por un concierto de la orquesta Bam­boleo; recorrió varios si­tios del Centro Histórico de La Habana, y tal vez antes de dejar la Isla este fin de se­mana se sume a otras actividades de la escena cultural habanera.

Desde hace años se ha arrojado leña a la hoguera de la po­lémica en relación con la prominencia de  los Rolling  Stones fren­te a los Beatles o viceversa (por cierto los Rolling y los Beatles  no tuvieron tal rivalidad cuando comenzaban a conquistar el mundo y compartieron en más de una ocasión amigablemente entre ellos). Pero no debe haber lugar para el de­bate: la ban­da liderada por Len­non —quien hu­biera cumplido 75 años este viernes— cambió los conceptos del pop y el rock,  fue un íco­no del movimiento y la filosofía hippie, bebió hasta em­bo­rra­charse de la psicodelia, anunció el rock progresivo y abrazó posturas políticas que fueron tomadas co­mo banderas.

Hoy los Beatles vivos tienen más de 70 años. La misma edad que Mick Jagger, quien  conserva una vitalidad que no parece de este mun­do.

Lo cierto es que la música de los Stones tiene con los cubanos una intensa conexión  y esperemos que los veteranos rockeros bri­tánicos puedan comprobarlo lo más rápido posible. Por­que si finalmente lo­gran dar un concierto en Cuba, el público tendrá la po­sibilidad de saldar un par de cuentas con el pasado mientras disfruta en vivo de una leyenda del rock and roll. Pero de concretarse el concierto, allí no estarán solamente Los Stones, sino tam­bién Lennon, Paul, Ringo y Ha­rri­son, junto a cientos de mi­les de cubanos, que aunque algunos no los hayan vivido sentirán en las mismas entrañas todos los sueños de una generación, la de los años 60  y 70  y el sonido de  una épo­ca que sigue asomándose con fuerza al presente, sobre todo cuando está respaldada por el salvaje rit­mo de las piedras ro­dantes.


Chucho, Lang Lang y Alsop: ¡Vibró la Catedral de La Habana!

Radio Rebelde  -  2015-10-11 10:14:57 / web@radiorebelde.icrt.cu

El reconocido pianista chino Lang Lang (I), junto al jazzista cubano Chucho Valdés (D), y la directora estadounidense Marin Alsop (C), durante el concierto en la Plaza de la Catedral de La Habana.

Deslumbrante fue el concierto de los pianistas Chucho Valdés y el chino Lang Lang, conducidos por la estadounidense Marin Alsop con la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba (OSNC), en la Plaza de la Catedral de La Habana.

Por vez primera esas dos luminarias de la pianística tocaron juntos, y la Alsop, violinista y directora de las orquestas sinfónicas de Baltimore y Sao Paulo, condujo a la OSNC a la altura de tan conspicuos solistas.

Histórica calificó la velada Orlando Vistel, presidente del Instituto Cubano de la Música (ICM), al recibir la donación del piano en que tocó Lang Lang -valorado en 146 663 dólares- de manos de Ronald Loesby, presidente de la empresa Steinway & Sons, una de las marcas productoras más apreciadas del mundo.

Vistel destacó que los músicos cubanos valoran a los Steinway de exquisitos; dijo que este instrumento protagonizará futuras presentaciones acordes con su calidad y que este gesto altruista constituye uno de los grandes acontecimientos musicales en el país.

El productor y promotor cultural Ronald Erick Latzky, de Nueva York, agradeció a todos quienes tuvieron que ver con cada detalle del concierto, especialmente a Loesby, e hizo votos para que todos juntos puedan recorrer el futuro de la música en Cuba.

Enrique Pérez Mesa, director de la OSNC, entregó a los distinguidos huéspedes la medalla conmemorativa por los 50 años de su agrupación.

A Loesby también se le obsequiaron un tres, instrumentos de cuerdas autóctono cubano, esencial para tocar el son.

Lang Lang, considerado el mejor pianista mundial del momento, presentó credenciales de excelencias con el primer movimiento del Concierto para Piano y Orquesta de Piort Chaykovski; con tal ejecución, no solo evidenció su virtuosismo, sino también una expresividad impactante con sus manos y todo su cuerpo.

Pero en realidad maravilló a la audiencia al interpretar Y la negra baila, de Ernesto Lecuona, derrochando esa sabrosura que muchos consideran privativa solo de los latinos.

El momento esperado ocurrió cuando Chucho y Lang Lang tocaron al unísono piezas netamente cubanas, de la autoría de Lecuona y Antonio María Romeu.

Todo parecía llegado a su clímax cuando ambos la emprendieron con Victory Stride, pieza clásica del estadounidense James P. Johnson, bautizado como El Padrino del Jazz. Un programa estelar que se completó con obras de George Gershwin, Eduad Elgar y el propio Chucho.

Fuera del programa, cuando los ánimos estaban caldeados al máximo, los tecladistas, a dúo, secundados por la orquesta, interpretaron El cumbanchero, del boricua Rafael Hernández, en bromista improvisación que provocó carcajadas y el delirio de la audiencia.

Para cerrar, todos los artistas entonaron el tradicional Felicidades en honor a Chucho por su cumpleaños 74.

(Cubadebate)


Desaprueban nuevo plan de EE.UU. en Siria

Si el anterior intento, financiado con 500 millones de dólares, para entrenar y armar a presuntos rebeldes moderados fracasó, ahora el nuevo plan que implica canalizar armas a través de los líderes rebeldes que ya están en la lucha, es alucinante, precisa diario The New York Times

Desde el inicio de los enfrentamientos en 2011 el autoproclamado Ejército Libre Sirio (ELS), una organización militar que desde el principio contó con el beneplácito de la Casa Blanca y el Pentágono, es prácticamente un fantasma en la geografía de ese país. Autor: HispanTV

Juventud Rebelde  -  Prensa Latina
digital@juventudrebelde.cu
10 de Octubre del 2015 11:06:07 CDT

WASHINGTON, octubre 10.— El nuevo plan de Estados Unidos en Siria es aún más incoherente y lleno de riesgos que el anterior, afirma hoy un editorial del diario The New York Times.

El rotativo precisa que si el anterior intento, financiado con 500 millones de dólares, para entrenar y armar a presuntos rebeldes moderados fracasó, ahora el nuevo plan que implica canalizar armas a través de los líderes rebeldes que ya están en la lucha y parecen estar haciendo algunos progresos, es alucinante.

En la estrategia inicial los servicios secretos estadounidenses y aliados apostaron por entrenar a bandas mercenarias en países vecinos de Siria, pero ese movimiento fracasó, incluso los pocos llamados rebeldes moderados que se infiltraron en la nación levantina entregaron sus armas y logística a los grupos terroristas del Estado Islámico (EI) y el Frente al-Nusra.

El Times pone en duda la efectividad de la nueva iniciativa de la Casa Blanca y señala que la experiencia de Washington en Siria y otras guerras recientes muestran que los grupos que apoyó suelen ser inconstante y que las armas metidas en una guerra sin la supervisión a menudo terminaron teniendo efectos desastrosos.

A la luz de la situación actual con el Ejercito Árabe Sirio desplegando una ofensiva coordinada con los bombardeos rusos a posiciones del EI y otras agrupaciones terroristas, salir del atolladero puede parecer más difícil de lo que nunca fue, asegura el diario.

Sostiene que la única solución viable es un avance diplomático que conduzca a una transferencia de poder en Damasco y allanar el camino para una campaña unificada contra el EI, lo que concuerda, según diferentes análisis, con la tradicional postura de occidente que desconoce que deben ser los propios sirios los que decidan quien los gobernará.

Al respecto, agencias de prensa y observadores de la situación indican que la supuesta presencia de grupos opositores armados en Siria, al margen de las bandas terroristas, no es más que una cortina de humo que Occidente emplea para desvirtuar la realidad de lo que allí acontece.

Desde el inicio de los enfrentamientos en 2011 el autoproclamado Ejército Libre Sirio (ELS), una organización militar que desde el principio contó con el beneplácito de la Casa Blanca y el Pentágono, es prácticamente un fantasma en la geografía de ese país.

Creado por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) norteamericana y por los servicios secretos franceses, este "ejército" estuvo integrado originalmente por desertores de las fuerzas armadas sirias, con la asesoría de miembros de la Legión extranjera gala.

El ELS, como otras bandas manipuladas por Occidente, Turquía, Qatar y Arabia Saudita, sucumbió prácticamente ante dos fuegos: de una parte, el ejército sirio que no les dio cuartel en las zonas donde operaban, y por otra, los grupos abiertamente terroristas Estado Islámico y Frente al-Nusra, que no aceptaron rivalidades.

Otras agrupaciones como el Ejército de los Hombres Libres del Levante (Ahrar al-Sham), son considerados también "moderados" y previsiblemente, si existen, serán el objetivo de la nueva política de la Casa Blanca, estiman observadores.

Con el nuevo programa sería la primera vez que el Pentágono proporciona ayuda letal directamente a los llamados rebeldes sirios, algo que ya hizo de forma encubierta la CIA como parte de los intentos de derrocar a Bashar al-Assad.


LA PREPOTENCIA LOS MATA, Y LA MALA IDEA TAMBIEN

ESTEBAN MORALES

UNEAC

Lamento que mis últimos artículos estén dándome  la razón. Con toda sinceridad lo digo,  porque tenía esperanzas. Aún conservo algunas. Porque considero que el presidente Obama es un hombre suficientemente inteligente y con los hombres  así, casi  siempre es posible entenderse. 

¿Con que mensaje venia la Secretaria de  Comercio?,  ya era posible suponerlo. Lo dijo, cuando al comentar las medidas del 18 de septiembre expreso  que “…las últimas regulaciones estaban diseñadas para apoyar al  sector privado emergente en Cuba y colocarnos más cerca de alcanzar los históricos objetivos de política del presidente Obama”.

Su histórico mesianismo y la  prepotencia los  lleva a pensar que los demás somos  tontos. Están tan acostumbrados a  manipular a los otros y que les salga bien, que llegan a veces a desplegar una diplomacia tonta. Por eso su mayor reto será continuar negociando con Cuba de manera equilibrada y en igualdad de condiciones. Con respeto de su soberanía e independencia .Lo lograran?

Por eso el Gobierno Cubano ha vuelto a dejar claro que no habrá reciprocidad en las negociaciones con los Estados Unidos hasta que el  bloqueo no “vuele en pedazos”.

En medio de esta situación Cuba tiene el derecho a comprobar  si realmente el Gobierno Norteamericano, Obama en particular, va a cumplir las promesas que ha hecho. Porque fueron las administraciones norteamericanas las que impusieron a Cuba el bloqueo  y lo han mantenido hasta hoy, como ya dije, dividiéndolo en dos partes y   tal vez queriéndolo utilizar  como un instrumento de presión para que la Isla haga concesiones en las negociaciones.  Ya se está viendo lo que he dicho. De lo contrario, ¿qué es lo que están haciendo cuando se aparecen con medidas como las del 16 de  enero y ahora con las del 18 de septiembre? Pidiéndonos que las aceptemos y que estemos contento, porque Obama está atacando al bloqueo. Cuando en realidad,  las medidas que hasta ahora Obama ha tomado ni  siquiera  arañan al bloqueo. Observándose en ellas además, la clara intención de empoderar a aquellos sectores de la sociedad cubana, que nosotros sabemos, piensan ellos  que son los que podrían acompañarles en el “cambio político interno” en  Cuba.

Más  claro ni el agua, Obama lo dijo desde el primer día, “…no podemos continúan usando las  mismas formas de hacer política y esperar que haya resultados diferentes”. ¿De qué se trata entonces?  De aquello  que vino a hacer la Sra. Secretaria de Comercio, cambiar las formas de hacer política.

No es poco lo que Cuba se está jugando en estas negociaciones. Se está jugando la soberanía y la independencia. Por  eso,  desde la Directora de la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, la Directora General de Mercadotecnia del ministerio de Turismo, hasta el Presidente de la Cámara de Comercio, todos tienen el mismo discurso .Agregando al Ministerio de Relaciones Exteriores,  Lo que se puede   sintetizar  en decir,  no habrá negociaciones ante las medidas emitidas,  hasta que no se levante el bloqueo.

Como si fuera poco, la Secretaria de Comercio vino con la prohibición de promover las exportaciones norteamericanas, por lo que posibles progresos sobre comercio tampoco eran esperables.

Si como dijo el Sr. John Kavulich, quien está al frente del US-Cuba Trade and Economic Council,  la Sra. Secretaria para dar el viaje a Cuba, que él  considera  prematuro,  debió haber esperado a que el Gobierno Cubano respondiera a las regulaciones implementadas  por Obama recientemente.

Creo que el Sr. Kavulich está equivocado;  Cuba si respondió a las medidas del 18 de septiembre, pues salió un artículo bastante crítico  en el periódico Granma, solo un día después de emitidas las medidas (“EE.UU. amplia algunas modificaciones  al bloqueo pero mantiene los principales obstáculos”, Granma 19 de septiembre del 2015, p. 3).

 Si las consideraciones críticas que se hacen en ese artículo, no son  la posición del Gobierno Cubano, ¿de quiénes  son? Al Sr. Kavulich se le debe haber olvidado,  que el  periódico Granma es el Órgano Oficial del Partido Comunista de Cuba, que publica todas las opiniones oficiales del Gobierno Cubano .pero además, el Sr. Kavulich puede apelar a la WEB,  a los Blog cubanos,  que no pocas veces se adelantan  a la Prensa Oficial,  porque no tienen que solicitar permiso para publicar nada, lo que le permitiría  sintonizar con bastante rapidez,  con lo que se está discutiendo en determinados  momentos.

Si el Sr, Kavulich quiere decirle a la Secretaria, que se adelantó,  es su asunto. Pero podía o no haberse adelantado, y  yo auguro que iba a ocurrir lo mismo que ha ocurrido. Irse con las manos vacias.

En su artículo, más adelante, el Sr. Kavulich dice:

En septiembre, los Departamentos de Tesoro y Comercio autorizaron que organizaciones religiosas y educativas así como compañías de telecomunicaciones o de viajes, entre otras, pudieran abrir oficinas y cuentas bancarias en la isla. También eliminaron otras trabas para que ferrys, cruceros y aerolíneas establezcan servicios regulares en Cuba”.

“Más adelante se queja de que el Gobierno Cubano no ha reaccionado a tales medidas, que según el Sr. Kavulich no debilitaría sus posiciones y sería positivo para la economía de la Isla, pues una mayor presencia de compañías estadounidenses ayudaría también a establecer mayor credibilidad ante acreedores internacionales”.

Esas declaraciones del Sr, Kavulich son la expresión más clara de que no entiende  casi nada, de lo que está ocurriendo en las relaciones entre ambos países en estos momentos.

Además, respetamos su apreciación personal del Sr.Kavulich  de  que las medidas no debilitarían las posiciones cubanas. Pero no creo tenga la razón en ello. Pues ¿porque el Gobierno Cubano tendría que aceptar tan limitadas medidas, unilaterales  que  solo para empoderan  a una parte de la población cubana? ¿Por qué el Gobierno cubano tendría que aceptarle a Obama que no ponga en práctica sus prerrogativas ejecutivas para aliviarla  del bloqueo que Cuba continua sufriendo, si Obama cuenta con la capacidad para hacerlo?

Además, Cuba hasta ahora, nunca ha disfrutado de la credibilidad que le daría  ante los acreedores internacionales la presencia de las compañías estadounidenses, ¿Por qué tendría que cambiar esa credibilidad ahora haciéndole concesiones a Obama de aceptarle medidas que   le benefician de manera tan insuficiente?

Sr. Kavulich de lo que se trata es de que Cuba no va a aceptar medidas de Estados Unidos que no vayan directamente  dirigidas a erosionar el bloqueo. De eso es de lo que se trata. No medidas que solo ponen “curitas de mercuro cromo”,  que no sirven para aliviar en nada un bloqueo que ya dura más  de 55 años;  ahora con embajadas funcionando y Obama con sobradas prerrogativas ejecutivas,  que le dan la posibilidad de aparecerse con algo menos poco  serio que las  recientes medidas del 18 de septiembre.

Se lo voy a decir de otra manera. Mientras Obama no tome medidas que realmente vayan erosionando seriamente el bloqueo,   aceleradamente por demás, Cuba, estoy seguro, no va a prestar atención,  ni reaccionar ante medidas tan limitadas, unilaterales, y dirigidas solo a aquellos sectores que Obama quiere empoderar. Que son los que les ayudarían en su plan de  subversión política, para hablar más claro. Como lo son las medidas de enero y del 18 de septiembre del 2015.

Obama, le da”  la vuelta a la noria” y no  ha sido  capaz siquiera de acabar de quitar la leoninas  normas que han regido el comercio sui generis  entre ambos países hasta ahora. ¿Puede Obama, poner de manifiesto buenas intenciones, cuando ni siquiera es capaz de quitarnos el comercio que hemos venido realizando,  sin créditos, pagando cash antes de que las mercancías lleguen  a Cuba, mercancías  que no pueden traer los barcos cubanos  y dentro de cuyo proceso, no puede la Isla   vender nada a los Estados Unidos.  No creo que Ud. Sea, con todo respeto,  un “iluso”,  como  para no poder explicarse porque Cuba ha disminuido ese comercio  y yo pienso lo continuara disminuyendo hasta hacerlo cero. Virándose hacia otros mercados. No tan cercanos pero si  más lógicos,  económicamente hablando.

Si como Ud. Declara Cuba está utilizando la  baja y tal vez  eliminación de ese  comercio como un mecanismo de presión, no contra los empresarios  en realidad, sin contra el Gobierno Norteamericano,  para que se exija al Congreso la eliminación del Boqueo, no el embargo (borre el eufemismo), está en su pleno derecho de hacerlo. ¿O es que no podemos ni  defendernos? Pues como dijo Igarza “…no es que no queramos comprarle a Estados Unidos, es que las medidas impuestas nos afectan demasiado”.

Cuba, al mismo tiempo, si ha aceptado más vuelos chárteres, pero lo que no está dispuesta aceptar  es que las operaciones de Estados Unidos sean directas y omitan los canales cubanos establecidos.

Por eso los funcionarios cubanos reaccionaron a la visita de la Secretaria, señalando que “casi todas las medidas que se han flexibilizado se dirigen al sector privado”. En tal aspecto Cuba no está en desacuerdo,  pero lo que Cuba no aceptara nunca,  es que tales operaciones omitan los canales establecidos en su economía, para hacerle concesiones a Estados Unidos.

“En enero, la administración de Obama dictó regulaciones que autorizan determinadas exportaciones a los trabajadores por cuenta propia en Cuba. Sin embargo, cualquier exportación a la isla solo puede ser procesada a través de empresas estatales, lo cual ha impedido en la práctica el impacto de esa medida”.

Estas circunstancias no serán modificadas en el futuro inmediato, según indicó la funcionaria, quien agregó que “en cuanto a las telecomunicaciones, ETECSA tiene exclusividad en ese sector y revertir esto, sería alterar lo que hoy tenemos aprobado para realizar concesiones a los Estados Unidos”.

Y como para que los norteamericanos no crean que nos tienen argollados.

“Mientras, empresas de otros países continúan haciendo negocios con ETECSA sin temor a la competencia de compañías estadounidenses”. Cuba continuara manejando esas alternativas de negociación  que impiden que Estados Unidos crea que Cuba no tiene otras alternativas de comercio. Por lo que es Estados Unidos, quien sigue con la misma, poniendo trabas a Cuba, que evita que los hombres de negocio norteamericanos se acerquen a Cuba. ¿Hasta cuándo tendrán que esperar los hombres de negocio en los Estados Unidos, sacrificando sus intereses económicos, por los intereses políticos de Obama?

El Sr. Kavulich considera que lo que está ocurriendo en como “Una danza de elefantes”.

Yo diría que quien único está bailando esa danza y con la cuerda floja,  es Estados Unidos. Pues Cuba no tiene nada que la obligue a la aceptación de medidas que no  vayan  en la dirección de sus intereses.

Cuba ha esperado más de 50 años para negociar sus relaciones con Estados Unidos, pero no  va a aceptar presiones, con tal de lograr buenas reacciones con el vecino del norte. Nunca lo hizo, en las peores circunstancias,  ¿Por qué tendría que hacerlo ahora?

No van a lograr asustar a Cuba con que los negocios no van a estar esperando; o que Obama ha tomado mucho riesgo político;  que las compañías se van a cansar de visitar a Cuba,  teniendo muchos otros mercados;  que a Obama le queda poco en el cargo.

Esas son todas  presiones para Obama, no para Cuba, que las ha tenido que sufrir siempre. Es Obama el que puede sufrir las presiones del capital para venir a Cuba;  la competencia que ya se siente por el mercado cubano; el interés del capital que no se encuentra en Cuba con la competencia del capital norteamericano;    las presiones del capital cubanoamericano por no quedar al margen de las  oportunidades en la Isla,   etc.

Por su parte, Ted Piccone, investigador principal de Brookings Institución y experimentado observador de las relaciones EEUU-Cuba, comparó las negociaciones entre ambos países a “una danza de elefantes”. Dice este Señor:

“Estados Unidos finalmente se está moviendo hacia la pista de baile, de un modo bastante ágil, para estimular el progreso hacia un aterrizaje suave en Cuba”, observó. El gobierno de Castro, por otra parte, actúa como el “bailador tímido, y se está moviendo muy lentamente para no poner en peligro su posición en casa mientras también continúa cortejando a otros candidatos extranjeros”

El Sr. Piccone debiera estar de este lado del estrecho de La Florida, para ver si de verdad Obama se está moviendo bastante ágil. Esa agilidad no es real sino solo aparente, engañosa. No lo está haciendo, Obama no se está moviendo ni siquiera lenta y firmemente. Pues si en realidad quisiera moverse rápido adoptaría medidas más inteligentes, aceptables por parte de Cuba, dado que estas últimas  debieran cumplir  con los requisitos de erosionar el bloqueo.  Mientras que lo que se observa es que Obama adopta medidas muy limitadas, unilaterales y  llenas de una carga política que Cuba no puede aceptar.

Es verdad que Cuba se está moviendo tímidamente, pero ello responde al peligro que observa en las medidas de Obama, que no ofrecen confianza, no se le ven los beneficios reales a corto plazo  para Cuba, vista como un todo, no como Obama quiere verla.

Creo que sí, hay una danza de elefantes, también es cierto que se incrementa el impulso interno y externo  de cambiar la política hacia Cuba, pero Obama no está actuando en correspondencia con ello. Está actuando para aplastarnos. Que abra las inversiones norteamericanas, a ver qué pasa.  Que no continúe tratando de mover la “pacotilla de la pequeña y mediana propiedad privada” y que se decida finalmente   a poner a Cuba realmente ante el reto de recibir al capital norteamericano ¿Por qué no lo hace? No lo hace porque  Obama sabe que Cuba no le tiene miedo al capital norteamericano,  porque sabe que no creemos que todo el que venga de Estados Unidos,   va a venir bajo la sobrilla de  su proyecto subversivo. Porque sabe que eso sería lo que en realidad  beneficiaria a la economía cubana, recibir las inversiones norteamericanas. Las que serían recibidas sin ponernos paranoicos. No lo hace porque Obama quiere entretenernos con medidas de medio corte, que son las que realmente las  benefician para llevar adelante su proyecto subversivo, mientras impide que la economía cubana vaya adelante. 

Obama, como el elefante más pesado, pudiera imponerle un ritmo a las negociaciones que ahora no tienen, pero no tienen ese ritmo, porque Obama selecciona mal las medidas. Si de verdad adoptara  medidas en las que se viera  el interés de Obama por verdaderamente erosionar el bloqueo, rápidas, no unilaterales,  mutuamente ventajosas, como decimos en Cuba, “otro gallo cantaría”. Y  lo que más  puede hacernos dudar de cuáles son  las verdaderas   intenciones del Presidente,  es que Obama cuenta con las prerrogativas necesarias, para hacer las cosas de otra manera. Y no lo hace.

Que su Santidad Francisco  me perdone, pero Obama parece venir con el mismo engaño de la “Resolución Conjunta”, “La Enmienda Platt”  “La Política de la Fruta Madura”, la imposición de medidas unilaterales. Y tal cosa a los cubanos, nos recuerda mucho la historia de cuando a finales del siglo XIX, perdimos la independencia,  después de haber luchado  por ella más de treinta años  y tuvimos entonces que luchar sesenta años más para recuperarla en 1959. Ahora no estamos dispuestos a perder nuestra independencia, ni la soberanía, pésele a quien le pese y cuéstele a quien le cueste.

La Habana, Octubre 11 del 2015


ROSTROS Y RETOS DE LA NORMALIZACION

Jorge Gómez Barata

El bloqueo económico, comercial, financiero y cultural norteamericano a Cuba y  sus proyecciones internacionales, sostenidas por más de medio siglo, involucraron prácticamente a la totalidad de las instituciones del establishment y a los líderes del país en los últimos cincuenta años.

Esa política, completada con las presiones políticas, militares, académicas y culturales se proyectó sobre todas las esferas de la vida social cubana, configurando una tragedia nacional. Un hombre de setenta años me dijo: “Yo, mis padres, mis hijos y los hijos de ellos, hemos vivido bajo el bloqueo”. Además de otros rubros, el costo humano es inconmensurable.

Sin esperar a desmontar el entramado de las leyes y disposiciones que conforman el bloqueo a Cuba, mediante acciones ejecutivas, el presidente Obama ha comenzado a desmembrar esa abarcadora política. En Cuba, como parte de las reformas en curso, se adoptan medidas que la favorecen.

Apenas asomado el proyecto que haría a Cuba y Estados Unidos retornar a la normalidad en las relaciones de todo tipo, aparecen empresarios con propuestas de inversiones, agricultores interesados en colocar sus productos, comerciantes empeñados en importar desde Cuba, y grandes firmas de telecomunicaciones, aviación y transporte marítimo que procuran licencias, y se declaran listas para iniciar operaciones de inmediato.

En rápida sucesión, arriban a La Habana ministros, gobernadores, congresistas, científicos, hombres de negocios y banqueros, entre ellos, el secretario de estado John Kerry y la secretaria de comercio Penny Pritzker. Especial presencia tienen las figuras de la cultura y el espectáculo: músicos, pintores, cineastas, coros y orquestas, compañías de teatro, cuerpos de bailes y solistas, dramaturgos, intérpretes y escritores  norteamericanos que contribuyen a que la ciudad recobre el glamour que hizo de ella una leyenda.

La Habana Elegante renace poblándose de restaurantes y centros recreativos privados y estatales. En las calles se percibe la presencia norteamericana en una ciudad, que de un día para otro, se ha llenado de convertibles, en realidad autos norteamericanos fabricados entre 1948 y 1959, a los cuales se les retira el techo para que los nuevos turistas paseen, tomen sol, fotografíen y filmen la ciudad.

Aunque desde hace 20 años aparecieron en los mercados cubanos (en divisas) productos elaborados en occidente, incluso algunos norteamericanos, y en la televisión se exhiben filmes de ficción y documentales científicos de firmas y autores estadounidenses, se ha avanzado poco en la apertura informativa.

La Habana es la única ciudad de occidente y de las pocas en el mundo en la cual, desde hace más de veinte años, no circulan publicaciones extranjeras (las últimas fueron las soviéticas Sputnik y Novedades de Moscú), y aparte de TELESUR, visible durante algunas horas al día, no es posible sintonizar canales de televisión de Estados Unidos, México y otros países, excepto que se cuente con antenas satelitales.

Aunque todavía puede parecer una quimera y seguramente habrá quienes, alegando preocupaciones y prejuicios ideológicos, presenten objeciones; como parte de la normalización y de la apertura asociada a las reformas en curso, es pertinente  incrementar la presencia sistemática de medios de difusión extranjeros, principalmente periódicos, revistas, y espacios de televisión, asequibles a todos los ciudadanos.

Previa negociación y entendidos, sería posible abrir el espectro radioeléctrico a señales de televisión de Estados Unidos, México y otros países del área, o a grandes plantas internacionales. De ese modo el público cubano tendría acceso a más fuentes de información, y el gobierno norteamericano menos excusas para tratar de ingresar clandestinamente, como ahora hace la llamada Televisión Martí.

No hay dudas de que la cultura, la información y la apertura a la diversidad de enfoques, son elementos de progreso y componentes esenciales de la normalización, no solo con Estados Unidos, sino con el mundo, que también deberá abrir espacios a sus similares cubanas.

Si bien es cierto que la flexibilización informativa comporta riesgos, nunca serán mayores que los ocasionados por el aislamiento y la ignorancia. Allá nos vemos.

La Habana, 11 de octubre de 2015