martes, 29 de septiembre de 2015

“A DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO”: DISCURSOS Y REALIDADES

Esteban Morales

UNEAC

Raúl Castro  se entrevistará con el presidente Barack Obama. No conocemos la agenda de la conversación, pero es posible  imaginarla. Incluso,  habíamos pronosticado,  en TELESUR,  que tal encuentro era posible se produjera.

Además, ¿Qué sentido tendría este encuentro, entre ambos Presidentes,  si Obama no va a tranquilizar al Presidente  de Cuba,  respecto a las demandas que este  acaba de hacer en la ONU?

Raúl Castro,  acaba de ser muy claro en su discurso  durante  la Sesión  por el Setenta Aniversarios de las  Naciones Unidas. No habrá  normalización de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, hasta que no se cumplan los requisitos siguientes:

1.     Poner fin al  bloqueo económico, comercial y financiero a Cuba.

2.     Devolución del territorio ilegalmente ocupado a Cuba  por la Base Naval de Guantánamo.

3.     Cese de las trasmisiones radiales y televisivas.

4.     Cese de  los programas de subversión y desestabilización contra la Isla.

5.     Se compense a nuestro pueblo por los daños humanos y económicos que aún sufre.

Mientras persista esa situación,  declaro  Raúl, continuaremos presentando el Proyecto de  Resolución titulado “Necesidad de poner fin  al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos de América contra Cuba”. Más claro, ni el agua cristalina.

El presidente Raúl, ratifica así, lo ya declarado en la VII  reunión de la Cumbre de las Américas, de lo cual se obtuvo,  finalmente, que Estados Unidos  sacara a Cuba  de la lista de países que promueven el terrorismo. Acción que genero el establecimiento de las embajadas en La Habana y Washington. Dando lugar al comienzo de las relaciones diplomáticas oficiales entre ambos Países. Observándose claramente, por  las demandas ahora anunciadas en la ONU, que el Presidente cubano  no concibe el inicio de un proceso de normalización de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, si tales requisitos no son cumplidos. Además, ello se puede decir sin preocupación alguna, por que Cuba ha esperado más de 50 años y   debemos luchar porque el cambio en las relaciones con Estados Unidos sea realmente radical.

Claro, que no es posible hacerse  ilusiones de que todas  esas demandas serán  cumplidas al unísono,  dentro de un solo día (si Obama lo quiere hacer, mejor), PERO,  SI SE TRATA DE UN PROBLEMA DE RITMOS DE CUMPLIMIENTO, dentro del cual Cuba pueda observar, en el corto  plazo,  que las  cosas avanzan por un  buen y expedito camino.

Tal posición planteada por el  Presidente Raúl,   garantiza a Cuba  que los  asuntos  de las relaciones avancen,  como también parece que el Presidente Obama quisiera.

Pero, hasta ahora hay que tomar  previsiones, porque:

-          Porque durante su mandato, Obama adopto medidas financieras de  bloqueo, que no tienen precedentes dentro de esa política criminal.

-          Obama no ha utilizado a fondo sus prerrogativas ejecutivas, para aliviar el bloqueo a  Cuba, mientras se cumple su deseo de que el Congreso lo  levante.

-          Obama no ha hecho el más mínimo cambio  en  las reglas del comercio establecido con Cuba.

Sin dudas, Cuba quiere Además preservarse de que la política de Subversión continúe. Por eso  la  Isla reclama,  de manera directa contra aquellas medidas que apoyan el trabajo subversivo contra la isla. Como son, el cese  de las trasmisiones radiales y televisivas contra la Isla,  los Programas de Subversión, financiados para este año 2015, con 30 millones de dólares y la intención de condicionar los cambios a concesiones sobre  derechos humanos en Cuba.

Es decir, Cuba, se tiene que  preservar  de las contradicciones e incongruencias que aún se observan  en la política de Obama.

-          Financiar a la subversión con 30 millones de dólares

-          Insistir en el asunto de los derechos humanos en Cuba.

-          Adoptar medidas financieras contra la Banca que ha colaborado con Cuba.

-          Adoptar medidas ejecutivas, que como ya criticamos en  anterior artículo, no representan sino una posición de unilateralidad, no benefician realmente el proyecto económico cubano, pretenden apoyar, o como dice el propio Obama, “empoderar”, pero  solo a aquellos sectores, de la sociedad cubana  que pueden acompañar a Estados Unidos en los cambios políticos que pretenden  introducir en Cuba;  así como arrebatar  de manos del  liderazgo político cubano, la conducción de los cambios que Cuba está obligada a hacer, particularmente en su economía,  para avanzar con su proyecto socialista.

Realmente hay que anularle  a Obama las herramientas de que aun dispone para mantener su estrategia, haciendo solo cambios tácticos en la política hacia Cuba. O como declaro claramente solo “cambiar las  formas  de hacer política”.

Por eso reiteramos que la guerra que ahora libramos con Estados Unidos es esencialmente  cultural. Porque esta  tiene como objetivo preparar las condiciones para que Cuba acepte derroteros que van en contra de su proyecto como  sociedad, mayoritariamente apoyado.

La Habana, Septiembre 29 del 2015

Lavrov a RT: "EE.UU. socava la autoridad de la ONU con las acciones unilaterales en Siria"

RT  -   29 sep 2015 05:56 GMT


EE.UU. y la coalición liderada por Washington no han aprendido las lecciones del pasado y siguen socavando la autoridad de las Naciones Unidas con sus acciones antiterroristas unilaterales en territorio sirio, afirmó el canciller ruso, Serguéi Lavrov, a RT e instó a Occidente a "armonizar" sus acciones con Damasco.

"Siempre que (los países) actúan sin recurrir a las Naciones Unidas, cada vez que tratan de usar la fuerza, sin pedir al Consejo de Seguridad considerar una situación especial y emitir un mandato necesario, están socavando la autoridad de la ONU", dijo Lavrov en una entrevista exclusiva con nuestra cadena en el marco de la 70ª Asamblea General de la organización mundial en Nueva York.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso afirmó que la coalición liderada por EE.UU. contra el Estado Islámico "se estableció no exactamente de acuerdo con el derecho internacional". Cuando "la coalición anunció su derecho de atacar al EI en el territorio de Irak y Siria, recibieron el consentimiento del Gobierno iraquí, [pero] nunca hablaron con el Gobierno de Siria, y nunca recurrieron al Consejo de Seguridad", enfatizó Lavrov.

Si las autoridades sirias también fueran invitadas a participar en el esfuerzo multinacional, la lucha contra los terroristas habría sido más productiva. "Podríamos tener una base mucho más eficiente para promover nuestro objetivo común de no permitir que los terroristas avancen en esta región clave del mundo", señaló el jefe de la diplomacia rusa, agregando que Moscú quiere que sus "socios aprendan lecciones de los errores del pasado, para que estos errores no se repitan".

La comunidad internacional debe cooperar estrechamente en Siria y aquellos que están luchando contra el Estado Islámico deben coordinar sus acciones, aseguró Lavrov poco después de que los líderes de Rusia y EE.UU. celebraran su reunión bilateral en Nueva York.

Además, Moscú llamó a la coalición liderada por Washington a "armonizar" sus ataques aéreos con las fuerzas terrestres locales. "Creo que el presidente Obama ha escuchado lo que el presidente Putin tenía que decirle", indicó Lavrov y agregó que la discusión fue "muy constructiva" pero sin "medidas específicas" acordadas.

Sostienen Raúl y Obama segunda reunión oficial de este año

Radio Rebelde  -  2015-09-29 11:08:04 / web@radiorebelde.icrt.cu


El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, General de Ejército Raúl Castro Ruz, y el Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reúnen este martes en la sede la Organización de Naciones Unidas, ONU, en Nueva York, confirmó la periodista Bárbara Betancourt, Enviada Especial.

Raúl y Obama posaron brevemente ante las cámaras para luego iniciar su segundo encuentro durante este año, captando la atención de medios de prensa internacionales como lo hicieran en abril último en el contexto de la Cumbre de las Américas en Panamá.


En la reunión entre los mandatarios, están presentes el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry.

Este lunes, el presidente cubano asistió a la recepción que habitualmente ofrece Barack Obama a los jefes de las delegaciones que participan en el segmento de alto nivel de Debate General de la Asamblea General de la ONU.

Con los históricos anuncios del pasado 17 de diciembre, Raúl y Obama impulsaron el proceso de restablecimiento diplomáticas que concluyó el pasado 20 de julio y el cual incluyó la apertura de embajadas en La Habana y Washington.

Actualmente ambos países se encuentran en el largo y complejo camino hacia la normalización de relaciones, la cual no será posible, como dijera Raúl, hasta que se ponga fin al bloqueo, se devuelva a Cuba el territorio ocupado ilegalmente por la Base Naval de Guantánamo, cesen las transmisiones radiales y televisivas y los programas de subversión y desestabilización contra la Isla, y se compense al pueblo cubano por los daños humanos y económicos que aún sufre.

(Redacción Digital Rebelde)

Raúl: La comunidad internacional podrá contar siempre con la sincera voz de Cuba

Cuba seguirá luchando por el establecimiento de un orden internacional más justo y equitativo, en cuyo centro se ubique el ser humano, su dignidad y bienestar

El Presidente cubano se reunió con su homólogo ruso Vladimir Putin. Autor: Estudios Revolución

Leticia Martínez Hernández
digital@juventudrebelde.cu
29 de Septiembre del 2015 2:32:55 CDT

NUEVA YORK. — El Presidente Raúl Castro Ruz intervino en la tarde de este lunes en el debate de la Asamblea General de las Naciones Unidas con un contundente discurso que fijó las posiciones de Cuba respecto a varios asuntos de la agenda mundial.

Enfatizó que la comunidad internacional podrá contar siempre con la sincera voz de Cuba frente a la injusticia, la desigualdad, el subdesarrollo, la discriminación y la manipulación, por el establecimiento de un orden internacional más justo y equitativo, en cuyo centro se ubique el ser humano, su dignidad y bienestar.

Este discurso, largamente aplaudido, fue la primera ocasión en que el mandatario intervenía en un evento de este tipo, durante el cual varios oradores mostraron ante el plenario la satisfacción por el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos y volvieron a condenar el bloqueo norteamericano a la Isla.

Se reunió Raúl con Putin y Hollande


En el marco del 70 período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, el Presidente cubano también se reunió con su homólogo ruso Vladimir Putin, un encuentro en que ambos dialogaron sobre los históricos vínculos que existen entre los dos países.

En sus primeras palabras el Presidente ruso se alegró por la posibilidad de ver a Raúl, mandó saludos al Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y tuvo para él deseos de buena salud.

Consideró que las relaciones están en un buen nivel de desarrollo, «lo cual nos agrada mucho». Aseguró que se pueden lograr resultados importantes, sobre todo en sectores como el energético, la construcción de maquinarias y la exploración espacial.

Recordó Putin que próximamente se celebrará una nueva sesión de la Comisión Intergubernamental cubano-rusa, para la colaboración económica, comercial,  científica y técnica.

Raúl felicitó al mandatario por sus palabras ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Comentó que había escuchado además la intervención de los presidentes Barack Obama y Xi Jinping, «discursos que evidencian grandes contrastes», consideró.

El General de Ejército dijo igualmente que se alegraba del encuentro, que las relaciones marchan bien y seguirán fortaleciéndose.

Minutos antes de su intervención en el debate general, el Presidente cubano se entrevistó también con el mandatario francés François Hollande. Intercambiaron sobre las relaciones entre Francia y Cuba, la repercusión de la visita de Hollande a La Habana en mayo último, el proceso de restablecimiento de relaciones con Estados Unidos y la celebración próximamente en París de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, más conocida como COP 21.

Entrada la noche, Raúl saludó a Barack Obama y a su esposa Michelle Obama durante la recepción que el Presidente estadounidense ofreció a los jefes de Estado y de Gobierno que participan en los eventos convocados por la ONU. El General de Ejército solo estuvo unos momentos allí pues en su agenda de trabajo todavía le quedaban otras actividades pendientes.


Llegó a nuestro país presidente de Vietnam

A su llegada el mandatario vietnamita envió un saludo al pueblo cubano y destacó el estado de las relaciones entre ambas naciones

29 de septiembre de 2015 01:09:52

Foto: Marcelino Vázquez

“Vengo con el objetivo de fortalecer los lazos de amistad entre Cuba y Vietnam y seguir trabajando juntos en la construcción del socialismo”, afirmó a su llegada a nuestro país el presidente de Vietnam, Truong Tan Sang.

El mandatario vietnamita envió un saludo al pueblo cubano y destacó el estado de las relaciones entre ambas naciones, “engendradas por la amistad entre el Tío Ho (Ho Chi Minh) y el compañero Fidel”, agregó.

El jefe de Estado, quien está en nuestro país como parte de una visita oficial que se extenderá hasta mañana 30, fue recibido en el aeropuerto Internacional José Martí por Rogelio Sierra, viceministro de Relaciones Exteriores.

Invitado por su homólogo cubano, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, el mandatario vietnamita será distinguido con la Orden José Martí, la más alta condecoración que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba.

Asimismo, Tan Sang, quien viene de participar en la Cumbre de la ONU sobre Desarrollo Sostenible, se reunirá con otras autoridades cubanas como el presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, Este­ban Lazo.

La  visita coincide con la celebración este año del aniversario 55 del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambas naciones, el próximo 2 de diciembre, y reafirma los frecuentes contactos entre altos dirigentes de ambas partes para intercambiar criterios de sus respectivos procesos de construcción socialista y aportar a la consolidación de las relaciones bilaterales.

Los vínculos bilaterales tienen como ex­presión reciente el programa que la titular de Finanzas y Precios del país antillano, Lina Pedraza, concluyó en Hanoi, ocasión en que fue recibida por el primer ministro Nguyen Tan Dung.

El pasado día 9 el mandatario Truong Tan Sang dialogó con participantes en el VII Encuentro Regional Asia-Pacífico de Soli­daridad con la Isla, incluida la delegación encabezada por la presidenta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, Kenia Serrano y el luchador antiterrorista y Héroe de la República de Cuba Antonio Guerrero.


ANALES DEL DESENCUENTRO

Jorge Gómez Barata

El desencuentro de Estados Unidos con América Latina es el hecho más negativo en la evolución política del Nuevo Mundo, tal vez la mayor carencia de la política exterior norteamericana, y fuente de frustración para los habitantes del continente. La mala noticia es que probablemente no haya cambios sustantivos mientras ese problema no sea subsanado. Las preguntas son ¿Será posible? ¿Cómo?

No obstante el hecho de que la revolución norteamericana fue un estímulo para las luchas por la independencia en Hispanoamérica, y que prácticamente todos los países adoptaron su modelo republicano y presidencialista, ninguno imitó sus comportamientos económicos e institucionales. Por intereses de dudosa pertinencia y ventajas circunstanciales, en América Latina, Estados Unidos se adaptó a convivir con caudillos, oligarquías y regímenes autoritarios, que desmentían su credo político. 

Las evidencias acumuladas prueban que, al apostar por la tolerancia y la alianza con las oligarquías, los regímenes autoritarios y las dictaduras latinoamericanas, Estados Unidos, que tampoco congenió con los proyectos nacionalistas y obviamente fue adversario de la izquierda socialista, no ha cosechado resultados positivos. El desencuentro tampoco ha sido rentable para esos países, todos pobres y subdesarrollados.

La pregunta es si finalmente Estados Unidos podrá convivir con los movimientos democráticos, que desde el centro a la izquierda, comienzan a predominar y a cambiar el paisaje político en el continente.

Con unos 150 años de retraso y gigantescas deformaciones estructurales, las élites latinoamericanas transitan los caminos que antes recorrieron Europa occidental, central, y Escandinavia, con cuyos regímenes de izquierda, incluso socialistas, Estados Unidos ha mantenido relaciones aceptablemente buenas, aún después de haber transitado por dos guerras mundiales, e innúmeros desencuentros circunstanciales.

Tal vez Franklin D. Roosevelt se aproximó a una comprensión del entuerto al intentar implementar la política de “Buena Vecindad”, Kennedy, al concebir una opción diferente con la Alianza para el Progreso, y Carter, con su acento en la cuestión de los derechos humanos y la democracia. A Roosevelt la II Guerra Mundial le impidió avanzar, el magnicidio frustró las intenciones de JFK, y Carter no logró reelegirse.

Esos pasajes y todo lo demás son historia conocida, incluyendo las profundas reservas, lo que por más de un siglo ha generado el errático comportamiento de los Estados Unidos, que ha sembrado vientos, sin que ello haya generado un verdadero antinorteamericanismo.

A pesar de los enormes obstáculos gestados por siglos de yerros, el ocaso del dominio oligárquico, y el avance de la izquierda democrática conceptualmente próxima tanto al liberalismo clásico como a las teorías socialistas; y la doctrina social de la Iglesia, corrientes que tienen en común creer en la democracia, promover la participación popular, y reivindicar el papel del estado como garante del bien común; pueden ofrecer una oportunidad que únicamente se concretaría si Estados Unidos venciera las asignaturas pendientes.

A pesar de enormes tensiones, es preciso admitir que Barack Obama avanzó un trecho, y quizás  hubiera podido ser el líder para la tarea, pero el tiempo no le alcanzó, y su sucesor es un enigma. También lo es el auge del conservadurismo, que invade una parte de la élite política norteamericana. En cualquier caso el tiempo impondrá su veredicto. Allá nos vemos.

La Habana, 29 de septiembre de 2015