jueves, 24 de septiembre de 2015

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 25 DE SEPTIEMBRE DE 2015


En estos últimos días, Cuba ha estado muy presente en El Salvador, primordialmente por la visita que realizara desde el sábado 19 de septiembre a la Mayor de las Antillas el papa Francisco, permitiéndose el seguimiento de su periplo por 3 ciudades a través de diversas vías de comunicación.

Los diferentes medios nacionales de información, sobre todo televisivos, impresos, y los de la web, reprodujeron reportes y noticias sobre las concentraciones multitudinarias de La Habana, Holguín y Santiago de Cuba, así como de sus recorridos por las diferentes calles y avenidas, donde el pueblo cubano le expresó al pontífice la alegría y afecto característicos, destacándose a la vista, de parte del pueblo, el orden y la disciplina en todos los lugares.

Algunas estaciones de televisión, tanto privada como gestionada por la iglesia católica, transmitieron en directo el recibimiento al papa Francisco en los diferentes aeropuertos del país caribeño, así como los actos íntegros en los que él ofició misas o dirigió mensajes diversos según su agenda; sin faltar la ceremonia de despedida en el aeropuerto Antonio Maceo de Santiago de Cuba, por el presidente cubano Raúl Castro Ruz, el pasado martes 22 de septiembre, previo a su traslado a los Estados Unidos de América.

Estas transmisiones eran de origen, o por reproducción de señales de las diversas cadenas internacionales, que igualmente pudieron ser captadas en señales de cable que funcionan en este país centroamericano, incluida Cubavisión internacional, Telesur y otras transnacionales como RT, CNN y Telemundo.

La radio no se quedó atrás, pues, además de los reportes noticiosos, algunas estaciones pusieron al aire, y en directo, los diferentes eventos del papa durante los tres días, de tal manera que la población que no podía estar frente al televisor podría estar al tanto a través de la radio.

No faltaron las famosas redes sociales, por las que se distribuyeron imágenes o reportes sobre los acontecimientos en el archipiélago cubano durante la estancia del obispo de Roma, y que junto a los otros medios, han dado la oportunidad de observar también la conducta de la población cubana, el fervor de los creyentes, el acompañamiento de otras denominaciones religiosas, y el respeto de los no creyentes que igualmente se sumaron a todos tipo de manifestación de amistad y alegría hacia un papa que se ha comportado como un padre para muchos, amigo solidario para otros muchos.

Hubo también espacio para visualizar a la niñez cubana que, al igual que los adultos, tuvo especial desempeño, al interaccionar también con el visitante, produciéndose hermosas imágenes que destacan a esa niñez y juventud sana, confiada y segura; aspectos que para los salvadoreños en especial representan obligado paradigma ante los muchos problemas que se enfrentan en la sociedad.

Como si fuera poco, el pasado miércoles, y de manera sorpresiva, todos los medios vuelven la mirada hacia Cuba, permitiendo ser testigos presenciales de esa extraordinaria noticia relacionada a la paz en Colombia que está cada día más cerca. Los salvadoreños pudieron ver en una misma mesa al presidente Juan Manuel Santos y al máximo dirigente de las Farc, Timoleón Jiménez, quienes acompañados por el presidente cubano, Raúl Castro Ruz, dieron a conocer al mundo el comunicado conjunto ya por todos conocido.

Para quienes siempre estamos muy pendientes de lo que sucede en la querida Cuba, ha sido igualmente una muy buena semana, pues ha habido mucho de qué hablar y, sobre todo, difundir a los demás sobre estos acontecimientos que acrecientan aún más el prestigio y valoración de ese pueblo luchador, digno y solidario.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Nueva América en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Latinoamérica emergente: ¿se acaba la esperanza?

Ollantay Itzamná

En las últimas semanas, analistas y comentaristas “progresistas” se suman a las plegarias de políticos conservadores y neoliberales de la región pregonándonos: el fin del ciclo y/o reflujo de fuerzas en la América Latina insurgente, en especial para la región Andina. Aunque de igual modo intentan desacreditar a los procesos políticos de Argentina, Venezuela, Brasil, Uruguay, etc. Pero, no dicen mucho sobre los gobiernos que rifan la riqueza de sus pueblos en el “sangriento banquete neoliberal” en la región.

Ex consultores de recientes programas de ajustes estructurales, provenientes de las clases medias, tanto en Ecuador, como en Bolivia, y trabajadores de las Organizaciones No Gubernamentales (organizaciones financiadas por gobiernos extranjeros), descargan toda su artillería crítica verbal en contra de Evo Morales, Presidente de Bolivia, y Rafael Correa, Presidente del Ecuador, para concluir que los procesos de cambio en esos país están llegando a su fin irremediablemente.

Aparte de adjetivar de déspotas y populistas a dichos gobernantes, los profetas del “fin del ciclo”, y misioneros para la restauración neoliberal, sostienen que ninguno de estos gobiernos neo extractivistas cumple con el mandato constitucional respectiva relativo a la defensa de los derechos de la Madre Tierra y de los pueblos indígenas. Y, circunstancialmente asumen la disminución del crecimiento de las economías de ambos países como una evidencia económica del fin del ciclo latinoamericano.

De esta manera analistas “progresistas” y conservadores confunden la América Latina emergente (pueblos) con individuos/personas en función de gobierno. No diferencian entre la indeterminación de las esperanzas y sueños por realizar aún y el determinismos dialéctico.

Consultores neoliberales y trabajadores de las ONGs fustigan a los gobiernos

Coincidentemente los consultores y trabajadores de las ONGs intentan instalar en el cerebro de “sus desinformados” el pregón del fin de ciclo latinoamericano luego del atrevimiento de los gobiernos de Bolivia y de Ecuador de controlar el funcionamiento de las ONGs en dichos países. ¿Una feliz coincidencia? ¿Acaso gobiernos dignos y soberanos no tienen la potestad de controlar las conductas de los agentes o actores propios o extraños en sus territorios? ¿Será que los gobiernos de Europa o de Norteamérica se quedarían quietos si gobiernos de países latinoamericanos financiasen a ONGs para que los desacreditasen dentro y fuera?

Para cualquier lector con elemental información, las ONGs nacieron promovidas por las corporaciones financieras (de los países del Norte) con la finalidad de hacer sostenible la aplicación de los Programas de Ajuste Estructural en los países empobrecidos. En la cooperación internacional hay más intereses políticos que cándida solidaridad. Aunque, hay cooperación y ONGs que apuestan también a la liberación de los pueblos.

Las clases medias tradicionales se incomodan con sus nuevos vecinos

Las clases medias “graduadas o universitarias” están enfadados con Evo y Correa porque les redujeron los privilegios laborales en los estados. En los últimos años, en Bolivia y Ecuador, cerca de dos millones de personas ascendieron de las clases populares a las clases medias, y en muchos casos son éstos últimos que ejercen función pública (rol de la clase media tradicional).
En el caso boliviano, “molesta” tener de autoridad a “indios” que hablan mal el castellano, mucho más si ni poseen los títulos universitarios. ¿Será otra coincidencia que “progresistas” de la clase media tradicional, ahora, nos anuncien el final del ciclo latinoamericano?

Creen que derribando a Correa o a Morales derribarán los procesos emancipatorios

Quienes nos anuncian el fin del ciclo latinoamericano quieren hacernos creer que los “indios” y “progresistas” en función de gobierno no pueden hacer más de lo que ya hicieron. Por tanto, luego del “fin del ciclo” deviene el retorno al “establo” neoliberal. Nos quieren robar nuestro derecho a la esperanza. Nuestro derecho a soñar. Aduciendo que no hay más de lo ya vimos, hicimos, celebramos. Claro, como ya no pueden hacer nada para quitarnos lo que ya logramos, entonces, ahora, van por nuestra esperanza (por lo que aún somos capaces de hacer).

Pero, olvidan que los procesos de cambio en Bolivia o en Ecuador, u otros países, no es de Evo Morales, ni de Rafael Correa. Somos pueblos, ayllus, marcas, runas/jaques que estamos haciendo el camino libertario desde nuestros lugares.

Es más, los procesos de cambio para nosotros/as no son sólo a nivel de la gestión del Estado o de la economía (si acaso cabe), ni tampoco a nivel sólo de cambios de leyes o de instituciones. Trabajamos, soñamos, actuamos, conspiramos, sospechamos de manera diferente. Nos negamos a volver al corral neoliberal. Muchos/as hemos cambiado nuestros propios proyectos de vida. ¿Vendrán por cada uno/a de nosotros/as?

Encorsetan la inédita realidad latinoamericana a sus añejas categorías de análisis/comprensión

Aunque ya transcurrieron varios años desde el inicio de los procesos de cambio en la región, sin embargo los “revolucionarios del todo o nada” y los “ecoindigenistas” se niegan a desprender sus mapas mentales preconcebidas, y transitar por las emergentes rutas de aprendizajes y conocimientos diferentes.

Para ellos, formados sólo y únicamente en y para la democracia representativa (que los privilegiaba), las democracias participativas emergentes no pasan de ser “populismos” de Evo y/o Correa, aunque callan de las dictaduras sangrientas y corruptas neoliberales en la región.

El aprovechamiento estatal de los bienes que la Madre Tierra nos provee es censurado como “neo extractivismo” antiecológico, pero guardan silencio del “silencioso” apropiamiento (internacionalización) que el gobierno de los EEUU. realiza de La Amazonía.

A los pueblos indígenas nos asumen como si fuésemos piezas de eco museo inconmensurables e intangibles, sin derecho a transformar nuestros modos de vida, pero ellos/as sí pueden “disfrutar” de las “comodidades” de la modernidad haciendo abogacía para que muchos de nosotros nos mantengamos en la pre modernidad.

Están tan encorsetados en las mentiras académicas enseñadas como verdades científicas en las universidades que no se dan cuenta que estos tiempos de América Latina no responden a “ciclos de cambio” aprendidos en sociología.

Los procesos de cambios emergentes en Bolivia y Ecuador no se pueden valorar o predecir con categorías analíticas que en su momento negaron o callaron sobre su posibilidad social. Estos procesos de cambio emergieron sin manuales, ni libretos a seguir. Por tanto, los criterios de valoración sobre estos procesos tienen que ser desde el paradigma de la complejidad y de la permanente posibilidad. ¡Son sueños, esperanzas e ideas postergados de los pueblos que se materializan simultánea y progresivamente!.

Sabemos cuándo y cómo iniciamos, pero no sabemos cuándo concluiremos

Desde la dinámica de la materialización o monetización de los procesos de cambios políticos, éstos se deben observar/valorar en un período más largo. Las determinaciones asumidas por los gobiernos de Correa y Morales tendrán sus impactos sociales y cultural no sólo por la distribución del excedente económico (ahora disminuido), sino también por la redistribución cultural (se está invirtiendo en la universalización de la educación como nunca antes), envidia para habitantes de países vecinos. El proceso de cambio boliviano quizás se cierre cuando las y los indígenas volvamos a avergonzarnos de nuestra identidad y nos arrodillemos ante el extraño. Pero, esto está lejos de ocurrir aún.

Desconocemos aún el legado que para humanidad continuará abonando nuestra Latinoamérica “atrevida”. Sabemos de lo que ya hicimos, lo que no hicimos, y de lo que somos capaces ser. Sabemos que no somos “un ciclo” que cierra. Sabemos que libramos, en condiciones adversas y desiguales, una guerra sin cuartel contra la civilización del desastre (muerte) hegemónico. Pero, también somos conscientes que somos una gota de agua que caen en el inmenso Océano formando interminables círculos concéntricos contagiosos hasta el infinito.


Papa dice al Congreso de EE.UU. que su deber es construir puentes

Editado por Pedro Manuel Otero

Papa Francisco habla en el Congreso de Estados Unidos

Washington, 24 sep (rhc/agencias).- El papa Francisco afirmó hoy ante el Congreso de los Estados Unidos que su "deber es construir puentes" y reconoció los "esfuerzos que se han realizado en los últimos meses" para superar lo que denominó "diferencias históricas".

"Cuando países que han estado en conflicto retoman el camino del diálogo (...) se abren nuevos horizontes para todos", dijo el pontífice, que esta semana visitó Cuba tras la reanudación de relaciones de ese país con Estados Unidos, en la que el Vaticano ha contribuido decisivamente.

Se refirió igualmente a la importancia de la familia, y dijo que esta ha sido siempre el nùcleo fundacional que construyó e hizo crecer a Estados Unidos.

Francisco, el primer papa que interviene ante el Congreso de Estados Unidos, reunido  en solemne sesión conjunta, valoró que estos acercamientos entre países han requerido y requieren "coraje, audacia, lo cual no significa falta de responsabilidad".

"Un buen político es aquel que, teniendo en mente los intereses de todos, toma el momento con un espíritu abierto y pragmático. Un buen político opta siempre por generar procesos más que por ocupar espacios", añadió Bergoglio, quien tomó una cita de su exhortación apostólica "Evangelii gaudium".

El papa consideró en su discurso, pronunciado en inglés, que "ser un agente de diálogo y de paz significa estar verdaderamente determinado a atenuar y, en último término, a acabar con los muchos conflictos armados que afligen nuestro mundo".

Y a continuación se preguntó: "íPor qué las armas letales son vendidas a aquellos que pretenden infligir un sufrimiento indecible sobre los individuos y la sociedad? Tristemente, la respuesta, que todos conocemos, es simplemente por dinero".

Denunció que se trata de "un dinero impregnado de sangre, y muchas veces de sangre inocente. Frente al silencio vergonzoso y cómplice, es nuestro deber afrontar el problema y acabar con el tráfico de armas", pidió el pontífice.
El papa Francisco tendrá el viernes la oportunidad de expresar en la ONU sus ideas sobre el ser humano y su entorno, ante una audiencia que nunca había sido tan numerosa y selecta, en un momento de grandes desafíos para Naciones Unidas.

El pontífice hablará en una cumbre a la que asistirán 148 jefes de Estado y de Gobierno, en la Asamblea General de la ONU, en un acto que servirá como prólogo para una conferencia sobre desarrollo que impulsará una ambiciosa meta de la comunidad internacional.

El significado histórico de ese discurso es algo en lo que coinciden tanto representantes del Vaticano como de la ONU.

 "Es histórico, no creo que en ningún otro momento en la historia un papa se haya dirigido a un número tan alto de líderes", afirmó, al referirse a esa visita Stpéhane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU.

 El primer papa que llegó a Naciones Unidas fue Pablo VI, en 1965, y el anterior fue, en 2008, Benedicto XVI. El Vaticano es un observador con misión permanente en la ONU desde 1964, y prefiere mantener ese papel para guardar distancias políticas.

 Aunque histórica, la visita de Francisco a la ONU será breve, la más corta de todas las que han realizado los pontífices, y formará parte de una apretada agenda del papa que desarrollará desde hoy y hasta que el sábado por la mañana viaje a Filadelfia.

 El papa llegará a la sede de la ONU a las 8:30 hora local (12.30 GMT), y permanecerá en el edificio dos horas y media, porque después se desplazará al monumento que recuerda el atentado terrorista contra el World Trade Center del 11 de septiembre de 2001.

 En la ONU, Francisco se reunirá con una representación del personal de Naciones Unidas y mantendrá cuatro reuniones privadas, con autoridades de la organización.

 Se entrevistará con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y con los presidentes del anterior período de sesiones de la Asamblea General, el ugandés San Kutesa, y del actual, el danés Mogens Lykketof.

 En principio se informó de la posibilidad de que se reuniera también con el presidente ruso, Vladimir Putin, cuyo país preside este mes el Consejo de Seguridad de la ONU, pero el gobernante no habrá llegado aún a Nueva York, y el encuentro será con otra personalidad rusa.

 Francisco hablará ante una organización que tiene que hacer frente a un incremento de conflictos por todo el mundo y que afronta el reto de asistir a decenas de millones de personas desplazadas, refugiadas o perseguidas por sus ideas políticas.

 Y será al conmemorarse el 70 aniversario de la creación de Naciones Unidas, que coincide, en palabras de Ban, con una época de "agitaciones" porque los conflictos se han profundizado en muchos lugares y "los civiles están pagando el precio".

 En la sala de la Asamblea General, donde se llevará a cabo la parte más importante de la Cumbre de Desarrollo Sostenible, el papa hablará de la lucha contra el hambre y contra el rezago social, y en favor del acceso a sistemas de salud, entre otros temas.

 Según la misión del Vaticano ante la ONU, se espera que el mensaje del papa incluya un principio en el que viene insistiendo desde que se puso al frente de la Santa Sede, el 13 de marzo de 2013: la solidaridad global como antídoto de la indiferencia global.

 El nuncio apostólico, el filipino Bernardito Auza, ha insistido en que Francisco no hablará como político ni como técnico, sino como "líder religioso" y "padre" espiritual, un papel al que la ONU siempre da la bienvenida.

 "Todo involucramiento de líderes de los distintos cultos religiosos es siempre bienvenido", sostiene el portavoz de Ban.

 Se espera que hable de temas diversos, como los propios desafíos de la ONU para garantizar la paz, o los retos que tiene la comunidad internacional para combatir el cambio climático.

 Será un discurso de cerca de media hora, en español, uno de los idiomas oficiales de la ONU y la lengua del papa argentino.

 Y lo dará poco después de que, por primera vez, la bandera del Vaticano sea izada en la sede central de la ONU, de acuerdo con un cambio en las normas aprobado el pasado 10 de septiembre por la Asamblea General para que los observadores permanentes puedan colocar también su bandera a la entrada del edificio.


Otra vez sobre “el fin del ciclo progresista” (con una tesis sobre el Papa Francisco) - II y final

Ángel Guerra Cabrera
                                            
La reunión en tierras cubanas entre el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y el comandante Timoleón Jiménez, jefe de las FARC es la mejor prueba de que “el cambio de época”, como lo llama Rafael Correa, no se ha agotado y continúa vivo en América Latina y el Caribe(ALC) pues el impulso que ha dado este encuentro al proceso de paz coadyuva como pocas cosas al rumbo nuestroamericano.

Igualmente lo es la iniciativa del propio presidente ecuatoriano y de su par uruguayo Tabaré Vázquez, de convocar a sus homólogos Santos y Maduro para acordar y acompañar medidas que conduzcan a la solución del conflicto en la frontera colombo-venezolana, las que ya se están implementando con el regreso de los embajadores de Venezuela y Colombia a Bogotá y Caracas y la reunión ministerial binacional celebrada el miércoles 23. Al promover este proceso, Correa y Vázquez, actúan como presidentes pro témpore de la CELAC y la UNASUR respectivamente, organismos que ni siquiera existían antes del giro iniciado en la región con la llegada de Hugo Chávez(1999) y, posteriormente otros líderes,  al gobierno de sus países, en la cresta de la gran ola de luchas populares latino-caribeñas contra el neoliberalismo.

La OEA, símbolo e instrumento de la época anterior en que predominaba el monroísmo, carece de autoridad y de la confianza de los gobiernos, necesaria para iniciar procesos de esa envergadura, y ha quedado como un relicto del servilismo ante Washington.

La inédita elección de un pontífice latinoamericano cercano a los anhelos de los pueblos de nuestra América como es el Papa Francisco y su fructífera visita a Cuba, no puede desligarse de los profundos cambios ocurridos en ALC desde 1999. Ese es el contexto histórico de la censura del jefe de la iglesia Católica al sistema actual de explotación, ligada a su concepción integral sobre la defensa de la naturaleza y los seres vivos de la extinción con que los amenaza el culto al dios dinero, el consumismo y el derroche. También el apoyo resuelto que ha reiterado a la negociación de la paz en Colombia, que desde 2012 se lleva a cabo en La Habana y su decidida intercesión en el logro y desarrollo de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos. Hechos que abonan a la declaración de América Latina y el Caribe como zona de paz, proclamada en la Cumbre de la Celac también celebrada en la capital de Cuba.

Sintetizo ideas de algunos de los ya numerosos autores que han rechazado el vaticinio falaz del “fin del ciclo progresista”(FCP). Emir Sader nos dice que la misma ultraizquierda que calificaba a los gobiernos de Chávez, Lula, los Kirchner, del Frente Amplio de Uruguay, de Evo y Correa, como continuadores de los gobiernos conservadores anteriores, ahora “descubre” afligida el FCP. Razona que lo que llegó a su fin en esos países fue el ciclo neoliberal, aunque tengan que enfrentarse a dificultades relacionadas con la crisis del capitalismo y, puntualiza, además, otras que, como la reprimarización o la desindustrialización, son herencia directa de las políticas neoliberales; o incluso, la hegemonía que conservan el capital especulativo y el neoliberalismo en la economía capitalista mundial. Sader solo ve dos alternativas posibles en las sociedades “posneoliberales”: o un regreso al neoliberalismo o avanzar hacia una sociedad poscapitalista. Añade otras dificultades que algunos de esos gobiernos no han sabido superar hasta ahora como el peso de los monopolios privados de los medios de comunicación, el rol del dinero en las campañas electorales y el estilo de vida y de consumo norteamericanos. Afirma que lo que finaliza es una primera etapa del ciclo “posneoliberal” y sugiere tareas de la próxima etapa. Aparte de aliarse con la derecha –dice-, la ultraizquierda no tiene realizaciones ni proyecto.

Por su parte, Aaron Aaronian califica de “diagnosticadores de la capitulación” a los heraldos del FCP y plantea que desde la derecha y sectores de la izquierda pretenden imponer esta idea en el imaginario colectivo aprovechando los obstáculos que tanto él, como Sader, el autor de esta líneas y otros hemos enumerado en trabajos recientes. La derecha –añade-, que algunos pensaron derrotada y otros dormida, comenzó a construir un discurso que intenta deslegitimar la década ganada para las mayorías sociales y populares, con la construcción de nuevas democracias –cada país con su modelo propio–, muchísimo más equitativas, justas, donde el ciudadano pasó a ser sujeto de políticas y no mero objeto de las mismas.  Señala que en varios sectores de la llamada izquierda se viene construyendo la tesis del fin del ciclo que tiende a complementar el discurso de la derecha contra los gobiernos de izquierda, progresistas y nacional-populares.

Alfredo Serrano Mancilla afirma que lo que se atisba es el intento desesperado de algunos sectores de acabar con aquello que se iniciara con el siglo XXI a lo largo y ancho de la región. Añade que con gran voluntad, estos actores se empeñan en ir reduciendo paulatinamente el universo de las esperanzas e ilusiones fraguadas precisamente en este cambio de época. La estrategia(de la derecha y el imperialismo) –afirma- no está en discutir hacia atrás. Lo hecho, hecho está, y por mucho que no les guste es incuestionable el resultado objetivo y subjetivo a favor de las mayorías. Más bien, de lo que se trata es de acabar con la idea de que todavía resta mucho por lograr, por mejorar. Alrededor de este propósito, reside hoy en día el verdadero tira y afloja de la geopolítica latinoamericana. La nueva derecha regional, aquella que ya es mayor de edad, ha aprendido que no se puede ganar con titulares de prensa alejados de la realidad que vive actualmente la mayoría latinoamericana, mucho más incluida, con más derechos sociales, con niveles de consumo más democratizados.

Katu Arkonada propone 7 tesis para abordar lo que Sader  y Serrano consideran nueva etapa de los procesos de cambio:  1) la crisis del capitalismo ha venido para quedarse y es necesario avanzar hacia un nuevo modelo productivo que abata la pobreza,  sea amable con la madre naturaleza  y se esfuerce por alcanzar  una nueva matriz energética, dejando progresivamente atrás el extractivismo; 2) el mundo multipolar ya está aquí y es necesario reforzar nuestra participación en él; 3) es una necesidad imperiosa profundizar la integración latino-caribeña y 4)  desactivar los instrumentos para su desintegración; 5) enfrentar la derecha recargada o “nueva derecha” y elaborar un proyecto político que seduzca de los jóvenes; 6) ante la necesidad transitoria de liderazgos brillantes e históricos, es indispensable  formar cuadros nuevos que nutrirán las direcciones eminentemente colectivas del futuro; 7) hay que ganar las batallas electorales como condición de la irreversibilidad de los procesos de cambio y ello requiere de estilos de trabajo y métodos novedosos de educación popular.

Recientes trabajos de Roger Landa y el intelectual quechua Itzamná Ollantay, también refutan a los agoreros del FCP. Volveré sobre el tema. Creo que, entre otros conceptos, es necesario esclarecer con más precisión el significado, el alcance y la manera de encarar los flujos y los reflujos en los procesos sociales.

Twitter:@aguerraguerra


AVANCE HISTÓRICO HACIA LA PAZ EN COLOMBIA

Por Pedro Martínez Pírez

Un significativo paso en el proceso hacia la paz en Colombia acaba de sellarse en La Habana en presencia del presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y el Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias-Ejército del Pueblo, Timoleón Jiménez, conocido como Timochenko.

En lo que se considera la antesala del acuerdo definitivo de paz, que debe firmarse en el término de seis meses, las delegaciones encabezadas por Humberto de la Calle, en representación del gobierno de Colombia, e Iván Márquez, por la organización guerrillera, rubricaron un comunicado conjunto que establece una Jurisdicción Especial de Justicia para garantizar que los crímenes de la guerra no queden impunes.

No vamos a fracasar, ha llegado la hora de la paz, dijo el presidente Santos, mientras que el líder guerrillero Timochenko mostró gran satisfacción por el importante paso dado hacia la solución definitiva de un conflicto que se ha prolongado por casi seis décadas.

Santos y Timochenko, en presencia del presidente de Cuba, Raúl Castro, se dieron un histórico apretón de manos luego de reconocer el papel desempeñado por Cuba y Noruega, como países garantes y Venezuela y Chile como acompañantes de unas conversaciones iniciadas hace tres años en La Habana.

Tanto el presidente Santos como el jefe guerrillero recordaron el llamado a la paz en Colombia formulado el pasado domingo en La Habana por el Papa Francisco, a quien, por cierto, el presidente Barack Obama agradeció en Washington el papel desempeñado en el proceso de normalización de las relaciones de Estados Unidos con Cuba.

El Jefe de Estado de Cuba, Raúl Castro, dijo en la ceremonia realizada en el Salón de Protocolo de El Laguito, en el oeste de La Habana, que la paz en Colombia no sólo es posible, sino también indispensable para que se cumpla cabalmente la declaración de América Latina y el Caribe como zona de paz, proclamada durante la Segunda Cumbre de la CELAC, la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, realizada en la capital cubana.

Minutos después de la firma de este importante acuerdo entre el gobierno y la guerrilla de Colombia, el Secretario estadounidense de Estado, John Kerry, lo calificó de avance histórico hacia la paz, mientras que en La Habana algunos analistas políticos lo consideraron también como un nuevo y significativo éxito de la diplomacia cubana.

La Habana, 24 de septiembre de 2015


Gobierno venezolano rechaza declaraciones injerencistas del ex presidente colombiano César Gaviria

AVN / Prensa Presidencial  (Jueves 24/09/2015)

Caracas.- El Gobierno venezolano rechaza las declaraciones del ex presidente colombiano, César Gaviria, quien ayer miércoles participó en una reunión con 34 ex gobernantes hispanoamericanos de la derecha para atacar al proceso bolivariano, afirmó el gobernador del nororiental y costero estado Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz.

"En el marco de esa discusión de la frontera fuimos sorprendidos por una especie de Caballo de Troya convocado por una llamada cumbre de presidentes antichavistas, presidida por el ex presidente Gaviria, quien dio unas declaraciones fuera de tono que tenemos la obligación de condenar y rechazar", afirmó desde el Puesto de Comando Presidencial, en Caracas.

Gaviria encabezó una reunión de líderes de derecha en la que aseguraron que el paramilitarismo colombiano no es culpable de la desestabilización que mantiene azotada a la frontera con Venezuela.

En este sentido, el gobernador Istúriz refirió que la gestión de Gaviria y de todos los gobiernos de derecha colombianos sólo han respondido a intereses oligárquicos, aumentando más la pobreza y miseria del pueblo de ese país.

"Estos gobiernos oligárquicos y el gobierno de Cesar Gaviria sólo dejaron guerra, pobreza, exclusión social, y dejaron la institución despreciable del desplazado, donde millones de colombianos tienen que abandonar sus tierras por el terror el paramilitarismo, a la guerra, a la pobreza, buscando la paz, buscando la vida", agregó.

Recordó que esos ex mandatarios colombianos llenaron el territorio de su país de bases militares, en las que fuerzas internacionales pretenden frenar los procesos de emancipación de América Latina, y llamó a Gaviria a asumir la responsabilidad por el caos generado por las políticas neoliberales aplicadas por su gobierno.

El pueblo colombiano "es un pueblo hermano, hijo de un mismo padre, El Libertador Simón Bolívar y este pueblo es acogido en Venezuela con cariño como si fuese nuestro propio pueblo".

En Venezuela viven 5.6 millones de colombianos que son atendidos por todas las Misiones sociales y demás programas de atención social gratuitos del Gobierno nacional, como salud, vivienda y educación.

Para Istúriz la reunión, en la que Gaviria y los también ex presidentes colombiano, Andrés Pastrana, y boliviano Jorge Quiroga, presentaron un documento en el que expresan que es inaceptable “la expulsión indiscriminada” de ciudadanos colombianos de Venezuela, no fue casual, pues en paralelo se reunieron en Caraca ministros de Venezuela y Colombia para procurar llegar a un acuerdo para la construcción de nuevas relaciones fronterizas.

Aseguró que Venezuela tiene muy claro quién es la oligarquía y quién es el pueblo colombiano, que son dos cosas distintas, y subrayó que Gaviria no tiene ninguna autoridad moral para calificar al presidente Nicolás Maduro y mucho menos al Gobierno nacional.

Gaviria, según el Gobernador, lejos de ser juez de gobiernos de países hermanos debe asumir su responsabilidad frente a los millones de colombianos desplazados.

Rememoró que desde el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán la Unión Patriótica es la muestra más clara de la imposición de una hegemonía política basada en el terror, el crimen, la muerte de las mayorías, pues miles de dirigentes populares en Colombia han sido asesinados por mercenarios criminales inhumanos producto de una obra creada por la oligarquía.

“No hay que olvidar que Colombia y sus gobiernos oligárquicos han sido, además, una base política para frenar los procesos de emancipación de los pueblos en América Latina –dijo. Hay que recordar que el ex presidente Gaviria fracasó en su intento de derrocar al presidente Chávez cuando fue utilizado desde la Organización de Estados Americanos (OEA, de la que fue secretario entre 1996 y 2005) para frenar el proceso revolucionario de Venezuela, el pueblo venezolano no lo olvida”, concluyó.



Conoce las actividades culturales de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en El Salvador en su fanpage de Facebook "Cultura de Venezuela en El Salvador" y síguenos en nuestro Twitter: @embavenezSV
----------------------------------------------
Antonio Núñez Aldazoro
Consejero (Educación, Cultura y Comunicación)
Embajada de la República Bolivariana de Venezuela
+503-22633981 (telf.) +503-22110027 (fax)
Calle Maquilishuat. No. 28. Colonia Maquilishuat, San Salvador.


EL BLOQUEO A CUBA OBSTACULIZA EL DIÁLOGO

Por Manuel E. Yepe

Tardó casi medio siglo el gobierno de Estados Unidos en reconocer públicamente la improcedencia del bloqueo económico, financiero y comercial que la élite del poder estadounidense aplicó contra los cubanos como castigo por la osadía independentista de haber depuesto el sistema neocolonial impuesto a Cuba tras la ocupación militar de 1898 como modelo alternativo al directamente colonial que impuso en Puerto Rico, la otra nación americana que cayó en su férula tras la guerra que libró contra España en pos de los restos de su imperio colonial.

El 17 de diciembre de 2014, simultáneos anuncios paralelos de  los presidentes de Cuba y Estados Unidos informaron de su decisión de iniciar un proceso hacia la normalización de los nexos entre los dos países, comenzando por el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.

El presidente estadounidense anunció que solicitaría el levantamiento del bloqueo al Congreso por cuanto no estaba entre sus prerrogativas la facultad de hacerlo, pero declaró así mismo que estaba dispuesto a adoptar medidas modificativas de aquellos aspectos del asedio que estaban legalmente a su alcance.

Era de suponer, no solo por los cubanos sino por todos los pueblos y gobiernos del mundo que cada año se han venido identificando con el clamor global contra el injustificable crimen de lesa humanidad que representa el asedio a la isla, que a partir de tales compromisos todo marcharía en la dirección correcta.

 Sin embargo, el día 16 de septiembre el canciller cubano declaró que las enmiendas que estaban siendo adoptadas por Estados Unidos eran absolutamente insuficientes, no solo por su magnitud y su alcance, sino también respecto a todo lo que pudiera lograrse si el Presidente hiciera uso de las facultades ejecutivas que posee.

Después del 17 de diciembre de 2014 se han mantenido medidas recrudecedoras del bloqueo; las multas millonarias contra bancos y otras entidades supuestamente involucradas en transacciones financieras internacionales cubanas; la prohibición que sufre Cuba  de exportar e importar productos y servicios hacia o desde Estados Unidos o de usar el dólar estadounidense en su actividad comercial ni tener cuentas en esa moneda en bancos de terceros países. Medidas estas, junto a otras vigentes, que siguen causando graves perjuicios a la economía cubana, limitan su desarrollo y  causan privaciones que influyen en la salud y el nivel de vida de la población.

Cuba presentará ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, como lo ha hecho en los últimos 23 años, la Resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba”.

A tal efecto el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba elaboró un informe a la comunidad internacional en el que refleja en apretada síntesis las afectaciones resultantes de la aplicación de la política de bloqueo desde abril de 2014 hasta abril de 2015, período en el que, a pesar de los anuncios del 17 de diciembre, se observa claramente cómo la injusta y cruel política de bloqueo persiste.

A pesar del nuevo escenario, en el período se ha mantenido el recrudecimiento del bloqueo en su dimensión financiera y extraterritorial, lo cual se evidencia en la imposición de multas millonarias contra bancos e instituciones financieras, como resultado de la persecución de las transacciones financieras internacionales cubanas. La exclusión de Cuba de la espuria lista de Estados patrocinadores del terrorismo internacional, el 29 de mayo de 2015, a la que nunca debió pertenecer, no afecta al resto de las leyes y regulaciones que componen el bloqueo, continuando el asedio financiero a Cuba.

Cuba todavía está impedida de exportar e importar libremente productos y servicios hacia o desde EE.UU., no puede utilizar el dólar estadounidense en sus transacciones financieras internacionales o tener cuentas en esa moneda en bancos de terceros países. Tampoco se permite a la isla acceder a créditos de bancos en Estados Unidos, de sus filiales en terceros países y de las instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

En consecuencia, puede afirmarse que el bloqueo es el principal obstáculo que persiste para el normal desarrollo de Cuba en todas las esferas de la vida económica, social y cultural, así como para el normal desempeño de sus relaciones internacionales.

La Habana, Septiembre 23 de 2015



Evo Morales invita a Chile a dialogar sobre diferendo marítimo

Morales reiteró su invitación a Chile para sostener conversaciones, y no acudir a organismos internacionales. | Foto: Reuters

Telesur  -  24 septiembre 2015 (Hace 42 minutos)

El presidente de Bolivia consideró que hoy es un día inolvidable para su país, tras conocerse el fallo de la CIJ.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, convocó al Gobierno de Chile a utilizar la vía del diálogo para resolver el diferendo que se mantiene con ese país en torno a una salida soberana al mar. 

Durante una conferencia de prensa, Morales aseguró que “hoy es un día inolvidable para los bolivianos”, a propósito de conocerse el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la demanda presentada por la nación suramericana hace dos años. 

"Somos un país de paz. Somos un Estado de diálogo y convoco al gobierno de Chile a acompañar este proceso mediante el diálogo. La CIJ ya dio un camino a seguir, porque estábamos convencidos de su competencia", comentó en conferencia de prensa desde el Palacio Quemado, sede del Ejecutivo.

El mandatario boliviano señaló que “tarde o temprano se haría justicia”, en relación a la solicitud que hizo su país de que Chile negocie de buena fe una salida soberana al mar.

Morales expresó su agradecimiento con el pueblo boliviano, que ha acompañado las iniciativas legales sobre el tema. “Todos y todas estamos unidos, esta firmeza plantea volver al océano Pacífico” agregó el presidente de Bolivia. 

Al mismo tiempo, saludó a las organizaciones sociales de Chile, a los intelectuales, profesionales y artistas que expresaron su apoyo al reclamo boliviano. Aún llegan cartas, notas, mensajes del pueblo chileno, porque esta injusticia no fue provocada por el pueblo chileno, sino por intereses transnacionales, comentó en referencia a la invasión de 1879.

Según Morales, el fallo de la CIJ no solo da esperanzas para Bolivia, sino que, además, muestra la importancia del diálogo para resolver temas pendientes. En ese sentido, exhortó a la parte chilena a ir a las conversaciones, en lugar de acudir a organismos internacionales.

Lea también: Morales recomienda a Chile negociar antes que perder en La Haya 

En contexto

El 24 de abril de 2013, Bolivia presentó una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya (Holanda), por el incumplimiento de los distintos mandatarios en negociar una salida soberana al mar. 

El Gobierno boliviano exige que Chile reconozca de forma oficial los compromisos adquiridos por presidentes antecesores a Michelle Bachelet. 

Este jueves, La Haya dictaminó que el organismo tiene competencia para abordar el diferendo que mantienen Bolivia y Chile.

Colombia más cerca de la paz

Casi tres años después de instalada la mesa de negociaciones en La Habana, que busca ponerle fin a más muertes, desapariciones y sufrimiento, un ambiente de paz se vislumbra en Colombia

Un significativo paso de avance. Autor: Estudios Revolución

Yailé Balloqui Bonzón
yaile@juventudrebelde.cu
24 de Septiembre del 2015 1:41:00 CDT

Casi tres años después de instalada la mesa de negociaciones en La Habana, que busca ponerle fin a más  muertes, desapariciones y sufrimiento, un ambiente de paz se vislumbra en Colombia, aunque todavía falten acuerdos por alcanzar y no pocos obstáculos por vencer.

Si histórica fue la firma este lunes de un acuerdo que asegurará justicia para las víctimas —para muchos el más complejo de la agenda de cinco puntos en las conversaciones—, trascendental resultó también la presencia en la mesa, por primera vez,  del presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Timoleón Jiménez, acompañados por el Presidente cubano, Raúl Castro, quien los recibiera previamente en sendas reuniones privadas.

La ceremonia, efectuada en horas de la tarde de este miércoles, se inició con la lectura del comunicado conjunto, por parte de los representantes de los países garantes, Rodolfo Benítez, por Cuba y Dag Nylander, por Noruega. Ese documento recoge un resumen esencial del Acuerdo de creación de una Jurisdicción Especial para la Paz.

El texto acopia los beneficios de esta iniciativa que supone un punto irreversible y de no retorno en la búsqueda del fin del conflicto y que, reafirmando a las víctimas como parte más importante del acuerdo, establece los mecanismos para la aplicación de justicia y las garantías de la no repetición.

El documento fue firmado por Iván Márquez y Humberto de la Calle, jefes de las delegaciones de las FARC-EP y del Gobierno colombiano, respectivamente, en los Diálogos de Paz. También lo hicieron los representantes de los garantes y de los países acompañantes, Venezuela y Chile.

Los textos rubricados fueron entregados por el Presidente Raúl a Santos y Jiménez, tras lo cual se escucharon las declaraciones del Presidente colombiano y del máximo dirigente de las FARC-EP, quienes coincidieron en lo positivo de lo alcanzado hasta hoy.

Santos reconoció y valoró el paso dado por la insurgencia: «Estamos en orillas diferentes, pero hoy avanzamos en la misma dirección», mientras Timoleón Jiménez convocó a los colombianos a la unidad para lograr la paz definitiva y aunar esfuerzos en aras de neutralizar el odio.

Breve, como adelantó él mismo antes de comenzar, resultó la intervención del Presidente cubano, Raúl Castro. Luego de felicitar a las partes por lo alcanzado, reafirmó que, cuando se alcance la paz en Colombia, se hará realidad el compromiso de lo acordado en La Habana en enero de 2014 por los presidentes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que declaró a América Latina y el Caribe como zona de paz.

Ante una gran cantidad de periodistas cubanos y extranjeros, Santos anunció que «a más tardar el 23 de marzo de 2016» se firmará la paz en Colombia.

«Haremos todo lo que esté de nuestra parte», dijo Timoleón Jiménez, y agregó que si toda la sociedad se unifica alrededor de ese objetivo común, de seguro que «antes de los seis meses estaremos dando el anuncio al país de esta buena nueva», fue a su vez la promesa del jefe guerrillero.

Resaltado por las partes fue el estimable papel de Cuba, Noruega, Chile y Venezuela. Desde la guerrilla y desde el Gobierno se agradeció por la hospitalidad y el compromiso por la paz en Colombia.