viernes, 28 de agosto de 2015

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 28 DE AGOSTO DE 2015


Luego de semanas de confrontativas posiciones de los sectores de la extrema derecha salvadoreña con relación a la situación del país, poniendo en práctica la estrategia mediática y política de hacer parecer al gobierno del FMLN como responsable por la escalada de violencia que abate al pueblo salvadoreño, los últimos días no han sido muy buenos para la imagen de su partido, Arena, quien se ha visto involucrado en una cadena de hechos que han dañado su imagen ante la población.

Aunque algunos de esas situaciones no han sido debidamente abordadas por los principales medios de comunicación que, indiscutiblemente, han intentado ocultarlas o reducirlas al máximo, otros medios alternativos y las redes sociales se han encargado de difundirlas profusamente como respuesta a dicha actitud, especialmente de los dos periódicos de más difusión y el monopolio televisivo que igualmente representa a esos sectores de la derecha oligárquica.

La captura hace unas semanas de una concejal suplente perteneciente al partido Arena, de un municipio de la zona central del país, por integrar una banda de extorsionistas miembros de una de las pandillas, cuya figura había aparecido en imágenes previamente junto a destacadas figuras de dicho partido, con el agravante de que una de sus víctimas habría sido un diputado de dicha fracción legislativa, inició esta cadena de descubrimientos para la opinión pública.

Por supuesto dicho acontecimiento fue calificado por la dirigencia del partido de extrema derecha como casual y fuera del control del partido, por lo que se desligaban totalmente de él; sin embargo, a pocos días se conoce la captura por la Policía Nacional Civil de un miembro destacado de la seguridad del jefe de la bancada de Arena en la Asamblea Legislativa, Alberto Romero, por también integrar una de las pandillas. De inmediato, dicho funcionario tuvo que salir a declarar que igualmente se desligaba de la situación de su seguridad, detenido cuando acompañaba a otros miembros de la agrupación delincuencial.

El fin de semana pasado el país se conmovió con la noticia del asesinato de al menos 14 miembros de pandillas que se encontraban detenidos en el centro penal de Quezaltepeque, al centro del país, ejecutados por miembros de la misma agrupación, en lo que se calificó por las autoridades como una purga entre ellos. Lo sorprendente fue conocer al día siguiente que tres de los asesinados fueron velados sus restos en el local de Arena de la ciudad de Apopa, del departamento de San Salvador, reflejando una incomprensible actitud de los dirigentes de dicho partido tomando en cuenta la situación que enfrenta el país.

Sumado a eso, a inicios de esta semana la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia ha ratificado la calidad de terroristas a los integrantes de las pandillas, sus colaboradores y patrocinadores, luego de analizar el efecto que en la sociedad tienen sus acciones al atacar a miembros de la población y las instituciones del estado.

Para el caso, el presidente del Coena, es decir de la cúpula del partido, Jorge Velado, tuvo que dar declaraciones a la prensa aduciendo desconocer lo que había ocurrido en Apopa, y que de ser cierto, tomarían decisiones fuertes. A la fecha no hay resultados que se conozcan de dichas medidas.

Como si fuera poco, aunque el hecho ocurrió la pasada semana, a inicios de la actual se informó, por un medio digital alternativo de mucha difusión, que agentes de la División Antinarcotráfico de la PNC habían confirmado la captura de Juan Ramón Duch, hijo del expresidente de la Asamblea Legislativa Juan Duch Martínez en el período 1998-2000, por el partido Arena, y a quien le fueron decomisadas varias porciones de droga, así como varias armas.

Habría que decir que Juan Duch es destacado militante del partido Arena y se ha desempeñado como asesor de la Asamblea Legislativa. Como era de esperarse, el silencio reinó en los grandes medios, no habiéndose conocido mayores reacciones. Sin embargo, toda esta cadena de acontecimientos ha venido a sumarse en contra del partido, embarrando la cara de quienes unos días antes se auspiciaban como críticos del gobierno actual y portadores de entereza moral para solicitar su renuncia por no satisfacerles su desempeño.

Semanas previas, el presidente Salvador Sánchez Cerén, funcionarios de su gobierno, así como dirigentes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, FMLN, habían acusado a sectores de la derecha de sustentar las acciones violentas y criminales de las pandillas y el crimen organizado para justificar su oposición férrea a la actual administración, y ser parte del esquema de desestabilización de la derecha internacional ya denunciada en diversos países de Nuestra América.

En respuesta, Arena se rasgaba las vestiduras y contraatacaba, pero hoy con esta suma de hechos, y de otros que seguramente aún están ocultos, su fuerza moral y crítica está por los suelos, aunque como especialistas, intentarán desviar la atención hacia otro lado.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Nueva América en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Sur, desde Gotemburgo, en Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.