viernes, 7 de agosto de 2015

LA VARIABLE: AGRESIVIDAD MEDIATICA EN EL CONFLICTO CUBA-ESTADOS UNIDOS

Dr. Esteban Morales y  Mercedes L. Cruzata

UNEAC

INTRODUCCION

Desde 1941, el Presidente Roosevelt había implementado el Servicio de Información para el Exterior de Estados Unidos; lo cual se encontraba en armonía con las necesidades de la potencia hegemónica en formación, con el fin de difundir noticias hacia el continente europeo.

Ya en 1942, coincidiendo  con la entrada de ese país en el conflicto armado, aparece la Voz de las Américas (VOA), la cual puede considerarse como el primer paso en la construcción de todo un sistema de transmisiones controlado por el propio gobierno.

La VOA, comenzó a transmitir  a través de los transmisores de la BBC[1] , puesto que los Estados Unidos no contaban hasta ese momento con este servicio; como si lo tenía organizado el gobierno inglés, desde la I Guerra Mundial.

Durante 1942, se conformó también  la Oficina de Información de Guerra (OWI), por Orden Ejecutiva del Presidente y que funcionaba en coordinación con los Departamentos de Guerra y de la Marina de Guerra de los Estados Unidos.

La VOA, transmitió en estas condiciones hasta 1945, momento  en que fue transferida al Departamento de Estado, donde fue languideciendo hasta 1947, fecha en la cual el Congreso, ya le negaba los fondos prácticamente.

Sin embargo, el inicio de la Guerra Fría y la aprobación de la Ley de Información e Intercambio Educacional de los Estados Unidos(también conocida como Smith-Mundt Act.); que a partir de 1948 ubicó las actividades de transmisión internacional del gobierno bajo el control del Departamento de Estado;  autorizaba al  Secretario de Estado a:

“..Diseminar en el exterior información sobre Estados Unidos, su gente y sus políticas a través de la prensa, publicaciones, la radio, el cine y cualquier otro medio de información…[2]

Y aunque la VOA, en los años posteriores, agregó nuevos servicios y programas en 45 idiomas con 400 horas semanales en el aire; durante el periodo del macartismo se vio grandemente afectada; por lo que  el presidente Eisenhower creó una Comisión,  para investigar las actividades de información hacia el exterior que se llevaban a cabo por  el gobierno, bajo la dirección de Herbert Clark Hoover  y ésta llegó a  la conclusión de que  sus programas deben  ser separados del Departamento de Estado, surgiendo así, la Agencia de Información de los Estados Unidos (USIA)[3], con la VOA como su mayor aparato independiente, en 1953.

Ya  en ese momento,  funcionaban otras emisoras dirigidas hacia Europa del Este y la antigua Unión Soviética: Radio Europa Libre y Radio Libertad, las cuales reforzaban el trabajo de la VOA y recibían apoyo directo de la Agencia Central de Inteligencia.

La radio, es utilizada como el soporte fundamental de toda la actividad propagandística y persuatoria que se efectúa en esos momentos, y según David Wise y Thomas B. Rose:

“La aparición de la radio con transistores en la década de los cincuenta, intensificó uno de los aspectos más sombríos, evasivos y menos conocidos del empleo de la electrónica en la Guerra Fría .Esta es la guerra de la palabra, que se desarrolla en las ondas aéreas por combatientes que se encuentran a miles de millas de distancia y que jamás se encontraran (…) el transistor a bajo costo ha dado a esta guerra oculta una nueva importancia. Millones de personas en el Oriente Medio, la América Latina y Asia que no saben leer , pueden a pesar de ello ,ser alcanzados por este medio , por la propaganda de ambas partes( … ) las actividades de radio de los Estados Unidos han corrido toda la gama de programas públicos, abiertos ,reconocidos y anunciados de la Voz de las Américas, hasta las transmisiones de máximo secreto de la CIA en el Oriente Medio y otras áreas del mundo .Entre ambos hay una serie de operaciones  de radio negra, gris, secreta y semisecreta .La radio Swan de la CIA , debido a que se mezcló en las operaciones de Bahía de Cochinos ,nunca trató de disfrazarse mucho… [4]

De esta manera, puede decirse que se iniciaba  la conformación de  un sistema de transmisiones que ha venido desarrollándose progresivamente y que ha sido utilizado sucesivamente por cada una de las administraciones de la Casa Blanca con fines muy específicos.

El objetivo de este trabajo es el de analizar si podemos expresar una relación entre los objetivos fundamentales que se han trazado las administraciones y el papel que se le ha asignado a los medios de comunicación.

La literatura utilizada para este trabajo es la recomendada para el curso así como otros artículos relacionados con el tema que están disponibles en la red.

LA AGRESIVIDAD MEDIATICA EN EL CONFLICTO

Los medios de comunicación declararon la guerra a Cuba mucho antes de que triunfara una revolución.

De sobra es conocido en los medios académicos y en los manuales de comunicación lo que se cuenta en forma de anécdota, que el gran magnate Randolph Hearst, propietario del New York Journal, antes de que estallara la guerra hispanocubana, envió un corresponsal a Cuba y cuando éste solicitó volver a casa porque no había guerra el empresario le contestó:

“… ruégole se quede. Proporcione ilustraciones, yo proporcionaré la guerra [5]...”

La propaganda anticubana, por lo tanto,  no se inició el 1ro de enero de 1959, sino que desde mucho antes, importantes medios de prensa como las revistas Life y Time, calificaron el proceso de insurrección armada como un movimiento inspirado y controlado por el comunismo internacional, utilizando los ecos del escenario de la Guerra Fría.

La campaña contra Cuba, señalaba Ricardo Alarcón de Quesada:

“Se trata, en realidad, de una colosal operación de engaño, la más prolongada, costosa y sucia que registra la historia”

Añadía que una parte del plan puede leerse en algunos documentos oficiales del gobierno norteamericano, parcialmente desclasificados, en los que consta que la esencia de su política para destruir a la Revolución cubana, conjuntamente a la guerra económica y el terrorismo ha sido:

“… fabricar una oposición, financiarla, dirigirla y apoyarla… ” Con “…una poderosa ofensiva propagandística[6]…”

Lo concibieron y acordaron al más alto nivel en Washington, y a ello han dedicado  fabulosas cifras monetarias,  todos los gobernantes de Estados Unidos sin excepción.

Alarcón recordaba , que el 17 de marzo de 1960, reunido en la Casa Blanca, el Consejo Nacional de Seguridad, aprobó el Programa de Acción Encubierta[7] contra Cuba,  que había propuesto por  el Director de la CIA: Allen Dulles.

En ellos se señalan cuatro cursos de acción principales, siendo los dos primeros, precisamente, “…la creación de la oposición…”  ,  algo que se  califica como  de primera necesidad  de todo el plan y la de una poderosa ofensiva de propaganda para hacerla creíble[8].

En  este programa, se incluía la propaganda radial con un  rol fundamental y  se definía como se habría de utilizar  contra Cuba:

ü  La creación y empleo de una estación radial de alta potencia de onda corta y media.

ü  La Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos era responsable de preparar la estación fuera de los límites del territorio de ese país y tenerla lisa para operar en sesenta días.

La isla Swan, en el Caribe, se seleccionó para establecer la estación, que en un principio debió ser revelada como clandestina, pero que antes del inicio de las transmisiones tuvo  la cobertura de una emisora comercial.

Con el apoyo de la Marina de Guerra de Estados Unidos, se construyó  un aeropuerto en esa isla, se trajeron los equipos de transmisiones y demás materiales para montar la estación.

El 17 de mayo de 1960, comenzaron las transmisiones radiales de radio Swan  dirigidas a Cuba y como quiera que su fachada era de una emisora comercial, vendió espacios a organizaciones contrarrevolucionarias, a publicaciones de la emigración y a estaciones radiales de grupos contrarrevolucionarios.

Los programas radiales transmitidos eran grabados en Estados Unidos y con posterioridad, enviados a la emisora.

En la medida que  se producía el desembarco de la Brigada de Asalto 2506, según el plan de la Operación Pluto, la CIA asumió el control de la emisora para proveer apoyo táctico a las fuerzas invasoras.

A partir del 27 de Marzo de 1961, por radio Swan solo se radiaba información en  función de la Operación Pluto y de la Guerra sicológica.

Durante el desembarco, ésta se ocupó de crear estados de opinión en torno a los acontecimientos y al percibir la inminencia de la derrota,  modificó su programación hacia noticias y programas comerciales, aunque continuó en sus funciones de garantizar las transmisiones contra Cuba[9].

En 1962, luego de la derrota de Bahía de Cochinos, cuando Kennedy estructura la Operación Mangosta, el papel asignado a los medios está encaminado a:

ü  Influir en la opinión publica latinoamericana y mundial, condenándola por su afiliación al comunismo.

ü  Denunciar ante la opinión pública mundial, la subordinación de la isla a una potencia extranjera.

ü  Crear las condiciones para la rebelión popular.

ü  Realizar labor de influencia entre políticos, intelectuales y grupos poblacionales de relevancia, comprometiendo a dirigentes sindicales, juveniles y religiosos en la causa de la lucha contra el comunismo en Cuba.

Los mensajes utilizados eran fundamentalmente: declaraciones de Jefes de Estado y gobiernos que critican los programas de desarrollo económico y social cubanos, informaciones fabricadas con la intención de que las comisiones de la ONU  realicen investigaciones, relatos de la emigración en relación con la situación en la Isla, redacción de mensajes de connotación ideológica, utilización de figuras como José Martí y utilización de estadísticas para demostrar el éxodo de cubanos.

El 20 de Julio de 1962, la USIA, realiza un balance de sus actividades, enfatizando que sus objetivos consisten en utilizar todos los medios de comunicación en movilizar la opinión publica de América Latina contra el Gobierno Revolucionario Cubano mediante la demostración del fracaso económico, debido a su naturaleza totalitaria y su dependencia de la URSS y China[10].

Durante la crisis de Octubre, el Gobierno de Kennedy dio instrucciones para un plan especial de transmisiones radiales;  o sea, una vez pronunciado el discurso del 22 de octubre de 1962, en que el presidente  Kennedy informaba sobre la presencia de los cohetes nucleares en Cuba, la USIA desencadenaría el plan de saturación informativa mediante transmisiones durante las 24 horas del día.

Y para evitar lo sucedido en Hungría en 1956 y en Girón  en 1961 , se le asigna a la USIA el control , la dirección y la centralización de todo el sistema de transmisiones, unificando ocho emisoras de la red: cinco comerciales, la WGBS, la WMIE y  la WKWF; estas últimas insertadas en el programa de refugiados de Miami  y supuestamente controladas por la CIA; además están la WRUL que transmite desde Nueva York y que después de la VOA es la que más audiencia tiene en  Cuba, la Radio de las Fuerzas Armadas en Guantánamo y Radio Américas[11].

En 1963, en una sesión del Congreso de Estados Unidos sobre la Ofensiva  Ideológica de Estados Unidos contra el comunismo internacional, se reveló la existencia del Comité por la Libertad de Cuba, que según declaraciones, fue:

“… organizado a finales de los 60 por ciudadanos norteamericanos alarmados por la influencia comunista y la dirección  entonces evidente de los comunistas en el gobierno de Cuba…[12]

Este Comité operaba Radio Cuba Libre; la cual según especialistas no era más que una organización pantalla creada por la CIA  antes de Playa Girón, y que   según Mariada Arensberg, militante de dicho Comité:

“…El Comité por la Libertad de Cuba está convencido que la radio es la más potente arma de la propaganda disponible en los tiempos de guerra fría…[13]

Otra de las manifestaciones radiales son las emisoras piratas o  negras, simulando transmitir desde el Escambray y desde Oriente.

Entre 1960 y 1970, se registraron ocho emisoras que transmitían desde la Florida en bandas de radioaficionados, en los 80[14] ,se incrementaron a catorce y a partir de 1985 se recrudece su actividad, coincidiendo con la aparición de Radio Martí.

Durante las administraciones de Lyndon B. Johnson y James Carter,  la actividad de propaganda radial comienza una recesión que se prolonga  hasta el resurgir de  nuevas tendencias agresivas en los 80, con la entrada de Ronald Reagan en la Presidencia de la nación, quien comenzó a desarrollar una política exterior que expresaba un retroceso en el proceso de distensión internacional que se había producido en la década de los 70[15].

Los reiterados fracasos de los planes de la CIA contra Cuba y el conflicto de Viet Nam, dan como resultado la necesidad de reorganizar este sector:

“ Como parte de este proceso se origina una reorganización de las emisoras: se desmantelan Radio Swan (…) quedando dos programaciones oficiales :Cita con Cuba en la Voz de los Estados Unidos  y Radio Periódico Dominical en Radio New York, cuyas programaciones son de carácter ideológico, asumiendo posiciones de informadores objetivos ,abandonando los argumentos burdos y agresivos de los años anteriores…[16]

Según análisis de funcionarios de la USICA[17], los Estados Unidos no han tenido éxito en promover la disidencia política en la isla, lo cual no significaba que se desistiera de tal propósito y por lo tanto, las campañas mediáticas están encaminadas a moldear la opinión pública mundial y a apoyar las medidas de agresión económica y posibles acciones militares que se pudieran desencadenar contra Cuba, se afirma:

“…A Cuba entran aproximadamente en onda corta y larga, las emisoras de ochenta países…[18]

En 1981, el director de la USICA, Charles Wick, anuncio el inicio del Proyecto Verdad, el cual era una operación de guerra sicológica dirigida desde las mas altas instancias del Gobierno, participaban el Ejecutivo, el Consejo de Seguridad Nacional, la Secretaria de Estado, la Agencia para el Control de Armas y el Desarme, la CIA, la Secretaria de Defensa y los jefes del Estado Mayor Conjunto; como director asociado se designó a John Hughes.

El 22 de Septiembre de 1981, Reagan firmo la Orden Ejecutiva 1323 que establecía la Comisión Presidencial para Radioemisiones e Ideas hacia Cuba y el 20 de enero se designaron diez integrantes para su conformación , seleccionados entre hombres de negocios vinculados a la extrema derecha del Partido Republicano, expertos en guerra sicológica y representantes de la Fundación Nacional Cubano-Americana(FNCA).

La intención, expresada por Thomas Enders, Subsecretario de Estado para América Latina, en el Congreso era que Radio Martí formara parte del accionar de Radio Europa Libre y Radio Libertad, aunque a diferencia de estas, la primera fue incluida en la estructura de la USICA.

Desde ese momento y a través de las administraciones de George Bush (padre) y William Clinton, Radio Martí ha operado bajo la hegemonía  de la FNCA, sin que la USIA tomara ninguna medida al respecto, y así en 1997, el Archivo de Seguridad Nacional, mediante el Acta de Libertad de Información desclasifico documentos que demostraban como la dirección de la FNCA había manipulado la programación, el personal y la política informativa.

En febrero de 1999, se inauguran las nuevas instalaciones de Radio Martí y Televisión Martí en la Florida, donde Madeleine Albright, Secretaria de Estado, afirmo:

“…Estoy aquí para decirles que la administración Clinton apoya sus esfuerzos. Lucharemos por su presupuesto. Defenderemos su misión. Continuaremos trabajando para eliminar la interferencia de sus programas…[19]

En esos días, el Miami Herald informa:

“…Radio Martí empezara próximamente a buscar lugares en el Caribe, desde donde reforzar sus transmisiones a Cuba, las cuales el Gobierno de la Habana ha interferido tenazmente en los últimos meses (…pero admitió que…) las audiencias han decaído en los últimos meses…”

El 30 de septiembre de 1999, en un cable de la agencia EFE se informa:

“ …La Agencia de Información de EE.UU., que incluye servicios como la Voz de las Américas ,quedara integrada ,desde el primero de octubre en el Departamento de Estado, en una fusión que acercara más a los estadounidenses a la política exterior de su gobierno, se informó hoy .La USIA ha funcionado como una agencia federal independiente desde 1953 con su actividad dirigida, fundamentalmente al exterior  de Estados Unidos ,desde  las embajadas de este país ,y su actividad se ha definido como diplomacia pública… Los servicios de la USIA son la VOA, Worldnet Televisión and Film Service ( a excepción de los programas de política interactiva) ,Radio Martí y Televisión Martí ,una dirección de ingeniería que se encarga del mantenimiento de las instalaciones y de la radiodifusión .También forman parte de esa agencia federal las corporaciones sin ánimo de lucro Radio Free Europe/Radio Liberty (RFL/RF) y Radio Free…[20]

Hurgando en los archivos que se desclasifican en Estados Unidos, Eva Golinger[21] ha descubierto documentos que evidencian como la USAID ha invertido más de $ 2.3 millones de dólares para diseminar propaganda sucia contra Cuba y financiar periodistas dentro de la isla desde el año 1999.

Las Nuevas Tecnologías impusieron nuevos recursos y así aparecen medios como CubaNet, que radica en Miami, y fue una de las primeras páginas web construidas con el fin de mentir sobre la Revolución Cubana en Internet.

Cada año la USAID, y la National Endowment for Democracy (NED) que  actúan  con dinero del presupuesto estatal, incrementan  el pago a la organización CubaNet, tal y como lo demuestran los contratos desclasificados; el propósito de ese pago es emitir información distorsionada sobre la Isla.

La estrategia de subversión contra Cuba mediante el uso de las nuevas tecnologías de la información, se puede apreciar mejor, cuando el 19 de abril, en el Aniversario de la Victoria de Girón y del bicentenario de la independencia en Venezuela,  se organiza; con el patrocinio de Freedom House, el evento: Ciberdisidentes: Éxitos y desafíos, dirigido por el expresidente George W. Bush en la fundación que lleva su nombre[22] y que tenía como objetivo declarado:

 “…implementar ciertas ideas sobre internet y la tecnología móvil  en lo que sería un primer paso para crear un plan de acción contra los gobiernos de[23] ...”

La intención de utilizar la Internet y la promoción de redes sociales como vías para la desestabilización interna en Cuba, representan la continuidad de la política agresiva de la administración Bush.

Este gobierno fue el que la diseñó y los rasgos actuales ratifican su aplicación en la práctica;   se confirma con algunas ideas expuestas en el llamado plan Bush, que constituyó el principal programa de ese gobierno para destruir a la Revolución cubana:

 “…Es muy importante que los grupos de la sociedad civil cubana independiente continúen obteniendo mayor acceso al equipamiento moderno básico para ayudar a expandir la distribución de información independiente y facilitar las actividades en favor de la democracia(….) el acceso continuo a esos tipos de equipamientos ayuda a que la sociedad civil en CUBA disemine la información al pueblo cubano y contrarreste las gestiones del régimen para mantener su garra sobre el pueblo cubano mediante el control exclusivo de todas las formas de comunicación…”

Estos proyectos expuestos en el año 2006, constituían la actualización de un programa publicado en el 2004, algunas de cuyas líneas se venían desarrollando desde hacía varios años, entre otras acciones, con la inauguración de un centro de Internet  en la Oficina de Intereses norteamericanos en La Habana (SINA), lugar donde reciben clases e instrucciones los denominados periodistas independientes cubanos.

Otra de las tareas desarrolladas en ese período, fue el acelerado repunte de una bloguera artificialmente fabricada.

El 29 de Marzo del 2008, en un artículo del Miami Herald titulado: EE.UU.  Dará menos ayuda a los grupos de Miami, se  señalaba que:

 “….Los fondos ahora se concederán mediante licitación competitiva, y los funcionarios están instando a grupos de Latinoamérica y Europa Oriental. El ejecutivo de EE.UU. está especialmente ansioso de recibir propuestas que sirvan para suministrarles tecnologías de comunicación a activistas en Cuba…”

El 7 de mayo de 2008, Los Angeles Times, publicó bajo la firma de Paul Richter:

“…La USAID, a cargo de supervisar el programa para promover la democracia en Cuba, está tratando de convencer a grupos no gubernamentales en Europa central y América Latina de que se unan a organizaciones estadounidenses para solicitar subvenciones… El objetivo es utilizar la mayor parte del presupuesto de 45 millones de dólares para comprar equipos de telecomunicaciones como teléfonos celulares y medios para acceder a la Internet….”

En ese escenario del gobierno de Bush intentando promover la Internet y la cibersubversión en Cuba, asume la presidencia de Estados Unidos: Barack Obama.

A pesar de que en ninguno de sus discursos electorales, éste incluyó el tema de Internet y las comunicaciones, en una revisión de las decisiones anunciadas por el presidente norteamericano en fecha tan temprana como el 13 de abril del 2009, se puede ver que la mayoría de su políticas con relación a la isla, se orientaban a temas de conectividad y comunicaciones; aspectos que no había mencionado en su campaña.

De las siete medidas, cuatro se refieren a temas de telecomunicaciones y su conectividad:

1. Autorizar a los proveedores de telecomunicaciones estadounidenses a realizar acuerdos para establecer instalaciones de telecomunicaciones de fibra óptica y satélite entre Estados Unidos y Cuba.

2. Otorgar licencias a proveedores de telecomunicaciones estadounidenses para realizar acuerdos de servicios de conectividad con
proveedores de telecomunicaciones en Cuba.

3. Otorgar licencias a proveedores de radio y televisión por satélite estadounidenses para que establezcan las transacciones necesarias para ofrecer servicios a clientes en Cuba.

4. Otorgar licencias a personas sujetas a la jurisdicción de Estados Unidos para activar y pagar a proveedores estadounidenses y de terceros países por servicios de telecomunicaciones, radio y televisión por satélite, proporcionados a individuos en Cuba. Autorizar la donación de cierto número de aparatos de telecomunicación para el consumidor, sin que sea necesaria licencia.

El énfasis en Internet también se explica observando la trayectoria de Obama., ya que es considerado el primer ciberpresidente de la historia y que verdaderamente logró movilizar a un importante segmento de la población de su país con el uso de tecnologías digitales de comunicación y movilización.

En la implementación de estas políticas, no se puede desconocer el papel protagónico que juegan las agencias de inteligencia del gobierno de Estados Unidos y sus entidades pantalla como la USAID, la NED y Freedom House, entre otras.

La blogosfera de Cuba está dividida en dos polos: el oficial y el disidente, que no sólo funcionan como tales por sus afinidades políticas, sino también porque organizan encuentros de concertación y de formación", explicó a IPS el periodista Boris Leonardo Caro, autor de Los Rumores, El Rumor del Elefante y El Rumor Pixelado.

Elaine Díaz[24], profesora de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, plantea que la zona más rica de esa blogosfera es la que está  hecha desde adentro porque   es: 

"…la que articula discursos auténticos, espontáneos, que reconstruyen una imagen más cercana del país que conocen y sienten los cubanos de a pie…"

El blog de Díaz, llamado La Polémica Digital, convive con Negra Cubana Tenía Que Ser, de la editora Sandra Álvarez y con Paquito el de Cuba, del periodista Francisco Rodríguez. No faltan en ese universo, aportes al debate sobre la política cultural de la isla como La Pupila Insomne, del crítico de cine Juan Antonio García Borrero.

En la actual ofensiva mediatica contra Cuba, Galeano ha aportado una metáfora de contenido irrebatible:

“contra Cuba se aplica una lupa inmensa que magnifica todo lo que allí ocurre cada vez que conviene a los intereses enemigos, llamando la atención sobre lo que pasa en la Revolución, mientras la lupa se distrae y no alcanza ver otras cosas importantes y que los medios de comunicación no hacen por informar”.

MODELACION DEL CONFLICTO

Según Esteban Morales [25], en las políticas desarrolladas por las diferentes administraciones, ha habido factores que deben considerarse como constantes en la realización del análisis :

1)        La agresividad, ha sido siempre la constante fundamental del conflicto entre ambos países.

2)        Cada administración norteamericana ha querido siempre imprimir su sello en la política hacia Cuba.

3)        El foco de la política (interno o externo) siempre ha sido un factor importante al momento de determinar el tipo de medidas e instrumentos utilizados dentro de la confrontación.

4)        Siempre que Estados Unidos ha tenido algo de su interés a negociar con Cuba, se rompe el bloqueo ideológico y ambos van a la mesa de negociaciones.

5) Siempre que la extrema derecha de la llamada Comunidad Cubana, considera o percibe que se está produciendo algún acercamiento entre ambos países, actúa para eliminar toda posibilidad de mejoramiento de las relaciones

Tomando en cuenta  estos factores que modelan todo el conflicto, y utilizando un modelo que nos permita establecer las relaciones adecuadas para lograr una visión perspectiva del mismo, deberemos ubicarnos primeramente en los escenarios posibles, ya que  la determinación del contexto  deviene en el punto de partida,  la variable primaria, que da el sentido histórico al modelo, y que es algo insoslayable  para su  valoración.

Según este autor, existen tres escenarios generales básicos del conflicto entre  Cuba y Estados Unidos, que son los siguientes:

·        La realidad interna cubana

·        La realidad interna norteamericana

·        Las  realidades   vinculadas al entorno  internacional

Dentro de estos tres escenarios,  en que se desenvuelven los fenómenos del conflicto entre Cuba y Estados Unidos, se han formado variables, las que constituyen subsistemas de contradicciones, como  expresiones  sintetizadas  de la esencia del conflicto dentro de cada uno de ellos.

Matemáticamente hablando,  la Hipótesis  Fundamental del Modelo, sería algo como lo siguiente:

Pc= f (Sí, Kc,  Le, Ac, Tb, Rtb, N, B)

Dentro de la realidad interna cubana, la variable:  

Dinámica de la  situación interna (Si) ,la cual  resulta ser la síntesis entre la marcha de la recuperación económica, junto a los retos provenientes del proceso de reformas económicas en Cuba y el entorno internacional dentro del cual la Isla  debe desarrollar su proceso de reinserción económica.

La   realidad interna norteamericana,   sintetizada  en cinco    variables fundamentales, que son:

la transnacionalizacion del bloqueo (Tb.); 
la correlación congresional en la política hacia Cuba ( Ki );
el Lobby económico (Le); 
el apoyo que recibe la política  norteamericana contra Cuba  de la extrema derecha cubano-americana( Ac);
el   Efecto Administración (B)[26].
La realidad internacional la  concretamos  tres   variables fundamentales, que expresan de manera sintética el conflicto Cuba-Estados Unidos visto en los marcos de las relaciones externas de ambos países.
la Transnacionalizacion del Bloqueo(Tb);
la Resistencia a la Transnacionalizacion del Bloqueo(Rtb) ;
la Negociación (N)[27].

Un análisis de las acciones realizadas por las sucesivas administraciones, nos lleva a pensar que el efecto de los medios de comunicación, el cual está orientado básicamente a lograr una opinión publica nucleada alrededor de las posiciones que los Estados Unidos consideran mas  apropiadas para  lograr sus propios objetivos en la visión del conflicto, se expresa a través de  los tres escenarios, ya que:

Está dirigida a crear un estado de opinión interno tanto en Cuba, como en los propios E.U., que permita aceptar las acciones que los sucesivos gobiernos han emprendido, de una forma valida y creíble.

Cada una de las administraciones la ha utilizado en mayor o menor grado, de acuerdo con su propia visión del conflicto y de la forma en que este debe ser enfocado.

Está dirigida a apoyar las decisiones que en el ámbito internacional, tratan de lograr un consenso político  en contra del gobierno de la isla.

Los medios de comunicación estarán directamente relacionados  a la agresividad que se impone cada administración , por lo que cuando aumenta el factor de agresividad , en la misma medida aumentara el factor mediático , a través de la asignación de presupuestos y la creación de aparatos administrativos ,cuya función principal es la realización de acciones propagandísticas encaminadas a la manipulación de la realidad, y la creación de héroes y personalidades;  tanto en la prensa escrita , como utilizando los recursos que brinda la red.

Todo lo anterior,  podría quedar expresado en  la  expresión:

Pcn =f [B (Emn)]

Donde       B: efecto administración
                   Em: efecto mediático
                   N: se refiere al momento histórico o a la administración.

De tal manera que, en cada momento, el factor mediático será un valor que magnifique la perspectiva del conflicto o viceversa, a través  del efecto administración.

El efecto mediático podrá ser una constante durante varias administraciones; tal como ocurrió con las administraciones Eisenhower-Kennedy, tomar valores inferiores a uno; tal como ocurrió en la administración de Carter o podrá tomar valores mayores que uno; tal como sucede en la presente administración.

La Habana, agosto de 2015


BIBLIOGRAFIA

Diez, Ángeles: El caso Zapata, nueva agresión mediática contra Cuba, www.Rebelión.org, 28 Febrero 2010.

Caño, Antonio: El odio político y los medios de comunicación en EE UU, El País, E27/04/2010.
Campaña  mediática  contra Cuba. Las trazas de una conspiración,  La Jiribilla,  revista digital de cultura cubana,  Marzo 16 de  2010 en Noticias. Tags: bloqueo, Cuba, Estados Unidos, Medios de comunicación.
González Martin, Olga Rosa: El sistema de transmisiones de los Estados Unidos hacia el exterior: cambios y tendencias actuales en Jorge Hernández Martínez (coordinador): Los E.U a la Luz del siglo XXI, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 2008.
Morales Domínguez, Esteban: Una alternativa de modelación del conflicto Cuba-Estados Unidos en los umbrales del siglo XXI, versión digital.
----: Modelación Política, versión digital.
----: El conflicto Cuba-Estados Unidos desde el umbral del siglo XXI, versión digital.
Pertierra,  José: La guerra contra Cuba: Nuevos presupuestos y la misma premisa, Abril 2010, versión digital.
El poder imperial y el poder mediático contra Cuba,   cubainformacion.tv, 22 de junio 2010.
Torres Rivera, Alejandro: La campaña mediática contra Cuba: lo que se dice, lo que se oculta, cubainformacion.tv,  26 de marzo de 2010.
Valdés-Dapena Vivanco, Jacinto: Piratas en el éter .La Guerra Radial contra Cuba 1959-1999, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 2006.



[1] Emisora inglesa fundada en 1938.
[2] VOA in the Post War Years en Olga Rosa González Martin: El sistema de transmisiones de los Estados Unidos hacia el exterior: cambios y tendencias actuales en Jorge Hernández Martínez (coordinador): Los E.U a la Luz del siglo XXI, Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 2008, p.p. 326-328.
[3]Según el plan de Reorganización no. 8 (Reorganización Plan number8-22USC 1461 note),las funciones conferidas al Secretario de Estado por el Smith-Mundt Act. Fueron transferidas a la USIA .
[4] Jacinto Valdés-Dapena Vivanco: Piratas en el éter .La Guerra Radial contra Cuba 1959-1999,Editorial Ciencias Sociales ,La Habana , 2006, p.34
[5] Ángeles Diez: El caso Zapata, nueva agresión mediática contra Cuba, www Rebelión. org, 28 Febrero 2010.
[6] El poder imperial y el poder mediático contra Cuba,22 de junio 2010, 7:00 en  cubainformacion.tv
[7] Al aprobarlo el Presidente Eisenhower, solemnemente, hizo jurar a todos los convocados que jamás dirían haber oído nada de este plan y les advirtió que había que “mantener oculta la mano de Estados Unidos”. El “Programa de Acción Encubierta”, fue publicado por el Departamento de Estado en 1991 (Foreign Relations of the United States, 1958-1960, Volumen VI, Cuba, págs. 850-851).
[8] A estos dos propósitos fundamentales se dedican dos párrafos con un total de diez líneas. Llama la atención que según el editor a continuación del primer párrafo venían diez líneas y al final del segundo otras cuatro, todas ellas aún secretas. El Programa incluye, desde luego, los otros dos “cursos de acción principales”, referidos a actividades de inteligencia y paramilitares. El texto cierra regresando al tema de la propaganda. A ella destina cinco párrafos pero sólo reproduce uno. Los otros cuatro permanecen ocultos.
[9] Informes sobre transmisiones radiales 1960-1961.Archivos del Centro de Investigaciones históricas de la Seguridad del Estado en Op. Cit. p.p. 40-41.
[10] Op. Cit. p. 63.
[11] Conocida antes de Girón como radio Swan.
[12] Op. Cit., p. 70.
[13] Psychological warfare, Op. Cit. p.71.
[14] Aparecen La Voz del Cid, La Voz de Alpha 66, Radio Cuba Libre, Radio Antorcha Martiana, Abdala, Radio Revolución y la Voz de la Juventud Progresista Cuba y en 1985, Radio Caimán que trasmitía desde Guatemala, Radio Clarín desde República Dominicana  y Ecos del Orbe desde Venezuela.
[15] Fidel Castro en la 68 Conferencia de la Unión Interparlamentaria  Mundial, 1968, La Habana, planteo: “…Desde los días anteriores al Pacto de Munich no se escuchaba en los foros internacionales palabras tan destempladas y amenazadoras como las que repiten hoy día los dirigentes norteamericanos.”en Op. Cit. p. 80.
[16] Informe presentado por el Ministerio del Interior en el Seminario sobre Diversionismo Ideológico, 1974, p. 29 en Op. Cit. p. 75
[17] La USIA asumió el nombre de Agencia Internacional de Comunicaciones de Estados Unidos, para luego modificarlo nuevamente.
[18] Informe del Ministerio del Interior, 1983 en Op. Cit. p.89.
[19] Op. Cit. p.115.
[20] Op. Cit. p.116.
[21] Rafael Cruz Ramos: Mucho dinero para la Guerra sucia, , http://turquinauta.blogspot.com ,   Martes, 25 de Mayo de 2010 16:35
[22] Carlos Fremez: El Plan Bush, Obama y cibercomando vs. Cuba 
[23] 19/04/2010 Guillermo Nova: La República, La Habana Posted on April 23rd, 2010 en  Noticias. Tags: CubaEstados UnidosMedios de comunicaciónyoani Sánchez.
[24] Periodistas.es.org La diversidad virtual, Dalia Acosta 3 jun 2010
[25] Esteban Morales Domínguez: Una alternativa de modelación del conflicto Cuba-Estados Unidos en los umbrales del siglo XXI, Versión digital.
[26]Esteban Morales: Es de suponer y como se ha podido comprobar, que cada administración  imprime su sello a la política hacia Cuba, con independencia de que ninguna, hasta ahora la ha cambiado, en lo esencial en Op. Cit.
[27] …en la búsqueda, por parte de Estados Unidos, de un consenso de política para subvertir a Cuba en Op. Cit.