sábado, 20 de junio de 2015

Reclaman expertos de la ONU a Estados Unidos medidas contra crímenes raciales

Radio Rebelde  -  2015-06-20 12:50:45 / web@radiorebelde.icrt.cu


El Grupo de Trabajo de la ONU sobre Personas Afrodescendientes instó al gobierno de Estados Unidos a tomar medidas que frenen crímenes raciales como el de Charleston, Carolina del Sur.

En un comunicado, los expertos encabezados por Mireille Fanon Mendes-France condenaron de manera enérgica el asesinato de nueve personas en una de las congregaciones negras más antiguas de la nación.

Advirtieron que urgen acciones para prevenir la violencia con armas de fuego y los crímenes motivados por prejuicios que afectan la seguridad de los afroamericanos, sus comunidades y la sociedad en general.

Esta semana, un joven blanco disparó indiscriminadamente contra los feligreses presentes en la iglesia de Charleston, en Carolina del Sur, acción por la cual las autoridades capturaron a Dylann Roof, quien compareció este viernes ante un tribunal.

El grupo de Naciones Unidas celebró la rápida respuesta de las fuerzas de seguridad encargadas de investigar la masacre.

El llamado de los expertos a hacer valer el rigor de las leyes sobre el responsable del calificado de crimen racial se enmarca en un contexto de malestar por los casos en los cuales agresores de ciudadanos negros no han recibido las sanciones esperadas en territorio estadounidense.

El Grupo de Trabajo de la ONU sobre Personas Afrodescendientes fue establecido en abril del 2012 por la extinta Comisión de Derechos Humanos, a partir de la Conferencia contra el Racismo celebrada un año antes en la ciudad sudafricana de Durban. (Granma)

(Haciendo Radio)


Suecia violó los derechos humanos de Julian Assange, afirma Ecuador

El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, emitió la acusación en rueda de prensa con medios locales e internacionales, y fustigó a la justicia sueca por tardar tres años en aceptar la propuesta del país sudamericano de interrogarlo en su embajada en Londres

Julian Assange se encuentra desde agosto de 2012 refugiado en la embajada ecuatoriana en Londres. Autor: www.liquida.it

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
19 de Junio del 2015 11:02:03 CDT

QUITO, junio 19. — Ecuador acusó a Suecia de violar los derechos humanos del fundador de la organización de investigación WikiLeaks, Julian Assange, por tardar tres años en aceptar la propuesta del país sudamericano de interrogarlo en su embajada en Londres, refiere Telesur.

El canciller, Ricardo Patiño, emitió la acusación en rueda de prensa con medios locales e internacionales, en la que además fustigó a la justicia sueca por vulnerar el derecho de Assange tanto tiempo. «Alguien tendrá que responder alguna vez por estos tres años de violación de los derechos humanos de un ciudadano», remarcó Patiño.

El pasado 12 de junio, Quito recibió una comunicación oficial de las autoridades del Reino de Suecia, en la que solicitan asistencia en materia penal, como paso previo para realizar diligencias de orden judicial contra el fundador de WikiLeaks. Patiño respondió a Suecia, asegurando que evaluaría dicha solicitud, aunque subrayó que el pedido obedece al temor de que prescriban algunos delitos imputados a Assange.

El periodista australiano se encuentra en la embajada de Ecuador desde hace tres años bajo asilo político, tras divulgar miles de documentos secretos de Estados Unidos y  ser solicitado en Suecia por presuntos delitos sexuales. Assange teme que Estados Unidos lo condene incluso a la pena de muerte por divulgar información clasificada.

Patiño dijo que a su debido tiempo responderá a la Fiscalía sueca a fin de firmar «algún acuerdo de asistencia penal entre los dos países, a lo que las autoridades suecas han mostrado su disposición ahora sí, también muy rápido».

Aclaró que la respuesta a la Fiscalía del país europeo se dará en beneficio de los intereses políticos que se deben proteger, como el respeto al debido proceso, los derechos humanos de Assange, su derecho a la defensa y el de acceder a documentos sobre el caso.

Por supuesto, tampoco vamos a ir corriendo a decirles sí sin ninguna condición. Vamos a decirles sí, con el respeto a la jurisdicción ecuatoriana, con el respeto a la soberanía de nuestro país, con el respeto a la decisión del Gobierno de Ecuador de haber ofrecido asilo diplomático a Julian Assange, expresó Patiño.

Assange fue arrestado en Londres el 7 de diciembre del 2010, tras el pedido de Suecia para su extradición, por cargos sexuales en su contra. Su arresto y posterior liberación tras el pago de fianza ocurrió 10 días después de que Wikileaks filtró unos 251 287 documentos a través de su sitio en Internet, en los que el gobierno estadounidense daba instrucciones a sus diplomáticos para que espiasen a políticos extranjeros y altos funcionarios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).


BATALLAS POLITICAS EN AMERICA LATINA

Jorge Gómez Barata

El desigual desarrollo es una regla, según la cual, los procesos económicos, sociales, políticos, culturales e ideológicos no evolucionan de modo parejo, integrales y equilibrados. Lo usual es que en unas áreas se avance más que en otras, en algunas se produzcan estancamientos, incluso retrocesos. América Latina no es una excepción.  

En un subcontinente plagado asimetrías económicas, hay también elementos comunes, entre ellos el sistema político basado en la democracia liberal, republicana y presidencialista que es la base sobre la cual, en las últimas décadas han emergido proyectos políticos conducidos por una nueva izquierda que ha llegado al poder con el apoyo electoral de partes del electorado de sus respectivos países.

Se trata de gobernantes que han conquistado posiciones mediante  campañas políticas tradicionales y programas en los cuales exponían la intención de entronizar medidas de beneficio popular, rescate de los recursos nacionales, justicia social sobre la base de mayor equidad en la redistribución de la riqueza, la introducción de políticas sociales avanzadas y protección a los sectores vulnerables, las minorías, los pobres y los pueblos originarios y que afrontan constante oposición.

Derrotadas en las urnas, las clases políticas tradicionales, representativas sus propios intereses y los de las oligarquías y burguesías nativas, los jerarcas de los medios de difusión, el clero reaccionario, parte de los estratos medios, el empresariado, incluso sectores populares, promueven la restauración conservadora y contrarrevolucionaria, empeños que cuentan con apoyo exterior.

Por una curiosa paradoja, la izquierda en el poder, apoyada por mayorías electorales, apelan a los procedimientos electorales y legales que hasta no hace mucho aseguraban el poder de las oligarquías y las burguesías nativas que, al perder electoralmente en todos los países, especialmente en Venezuela y recientemente en Ecuador, acuden a prácticas violentas que la izquierda ha abandonado completamente.

En Venezuela, el chavismo ha ganado 14 elecciones, se ha hecho fuerte en la Asamblea Nacional, el poder electoral y el sistema judicial, disfruta de la lealtad de las fuerzas armadas y está en condiciones de retar electoralmente a la derecha. Su talón de Aquiles es la economía, que funciona bajo otras reglas y cuyo impacto es decisivo.

Con matices y peculiaridades nacionales y las derivadas de las personalidades y movimientos con roles protagónicos, esa manera de funcionar se repite en todos los países donde los gobiernos progresistas funcionan mejor cuando logran operar dentro del orden e introducir sus reformas gradualmente, tratando de evadir los estrés y utilizando procedimientos institucionales.

En la práctica, difícilmente alguno de esos procesos pierda las elecciones nacionales, por la sencilla razón de que los pobres y los beneficiados por las transformaciones realizadas, son más y mientras se aplique la regla de “una persona un voto”, logran mayorías. Seguros de ese respaldo los líderes de la nueva izquierda latinoamericana, en lugar de evadirlas, promuevan consultas electorales.

En Ecuador la derecha puede promover el desorden pero no aceptar el reto lanzado por el presidente Rafael Correa de dirimir el diferendo en las urnas, incluso mediante un referendo revocatorio. En América Latina la burguesía ha dejado de temer que la pasen por las armas pero ahora siente pánico porque pueden ser pasadas por las urnas. 

Sin embargo, también es característico del proceso político latinoamericano que el hecho de contar con la mayoría de los pobres que se expresan mediante votos, no es seguro de gobernabilidad porque no son las masas sino las clases medias, las burguesías y las oligarquías quienes manejan la economía, las finanzas, el comercio y sobre todo los medios de difusión.

Esta última peculiaridad plantea otros problemas que se asocian no solo a la razón, a la justeza y la legitimidad de los procesos revolucionarios y progresistas, sino a la entidad de las vanguardias, la claridad de sus estrategias y a la eficiencia de sus tácticas. En una próxima entrega hablaré del asunto. Allá nos vemos.

La Habana, 20 de junio de 2015