sábado, 9 de mayo de 2015

Rusia y China: los colosos se respaldan

Los mandatarios acordaron aprovechar el potencial de cooperación de sus países y ampliar la colaboración bilateral en energía, agricultura, trenes de alta velocidad y construcción de infraestructura, entre muchos otros ámbitos

En medio de las celebraciones por los 70 años de la victoria sobre el fascismo, Moscú y Beijing fortalecen sus vínculos. Autor: Reuter

Juventud Rebelde 
digital@juventudrebelde.cu
8 de Mayo del 2015 22:49:47 CDT

MOSCÚ, mayo 8.— China y Rusia prometieron este viernes profundizar la cooperación bilateral en diversos ámbitos, en particular en la   vinculación de la iniciativa china de la Franja Económica de la Ruta de la Seda.

Tal propósito fue expuesto durante las conversaciones entabladas por el presidente chino Xi Jinping, de visita en Moscú, y su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante la novena reunión de ambos mandatarios en dos años, reporta Xinhua.

Los presidentes acordaron ampliar y profundizar la colaboración China-Rusia desde una perspectiva estratégica y más amplia, lograr una mayor apertura de los dos países y fortalecer los intereses compartidos. Con esto, afirmaron, las dos naciones promoverán mejor su desarrollo, ampliarán el espacio económico común y ayudarán a todo el continente euroasiático a mantener el desarrollo y la estabilidad.

Los mandatarios acordaron aprovechar el potencial de cooperación de sus países y ampliar la colaboración bilateral en energía, agricultura, trenes de alta velocidad y construcción de infraestructura, entre muchos otros ámbitos.

También prometieron más intercambios juveniles y fortalecer la interacción militar, así como impulsar la cooperación bilateral en el marco de la Organización de Cooperación de Shanghai, el Brics (bloque integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y el G20.

Putin y Xi intercambiaron sobre temas regionales y mundiales de interés común, incluyendo la situación en la península de Corea y el tema nuclear de Irán, y acordaron mantener una estrecha coordinación en estos temas.

Después de las conversaciones, firmaron dos declaraciones conjuntas. En una reiteraron su compromiso de integrar la iniciativa de la Franja con la construcción de la UEE (Unión Económica Euroasiática) y en la otra prometieron fortalecer aún más la asociación estratégica integral de coordinación China-Rusia.

Además, fueron testigos de la firma de una serie de acuerdos de cooperación sobre energía, transporte, espacio, finanzas e intercambio de medios.

Xi llegó a Moscú este viernes y asistirá a una serie de eventos con motivo del aniversario 70 de la victoria en la Gran Guerra Patriota, agrega Xinhua.

Un despacho de DPA sobre el tema informa además que Putin y Xi acordaron este viernes estrechar la cooperación bilateral en materia de aviación civil. «Nuestras relaciones están basadas en mucha confianza y se desarrollan a un nivel muy alto», dijo el Presidente ruso durante el encuentro.

El jefe del Kremlin mencionó como ejemplo de las estrechas relaciones entre los dos países la realización, a partir del lunes, de grandes maniobras navales conjuntas en el Mediterráneo.

Los primeros buques chinos que participarán en los ejercicios ya han llegado al puerto ruso de Novorossiysk, a orillas del mar Negro, informó el portavoz de la Marina rusa, Igor Dygalo, citado por la agencia de noticias Interfax.

Las delegaciones de Rusia y China también firmaron un convenio para la venta de hasta cien aviones rusos del tipo Sujoi Superjet-100 a una joint venture, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Además, Rusia concedió a una empresa china el encargo de construir un ferrocarril de alta velocidad en la ciudad de Kazán, a orillas del Volga, agregó Peskov. El Kremlin informó que Putin viajará a Beijing el 3 de septiembre para asistir a los festejos por el fin de la Segunda Guerra Mundial, concluye DPA.


Vaticano reivindica la Teología de la Liberación

Verdad Digital  - Agencias  - 08 Mayo 2015

Papa Francisco quiere una iglesia pobre para los pobres. El Vaticano prosigue con la reivindicación de la Teología de la Liberación bajo el papado de Francisco, ya que el fundador de ese movimiento asistirá a una reunión oficial, prevista para la semana entrante, en la que hablará de "una iglesia pobre para los pobres".

El teólogo peruano, reverendo Gustavo Gutiérrez, será uno de los oradores principales durante la conferencia de la organización humanitaria del Vaticano, Cáritas Internacionalis, y participará el martes en la sesión de prensa del Vaticano, con la que se dará inicio a la reunión.

La Teología de la Liberación es un pensamiento que aboga por los pobres y fue impulsado por un sector de la Iglesia Católica en América Latina.

El movimiento tomó fuerza en las décadas de 1960 y 1970 entre los latinoamericanos que crecieron como católicos, tuvieron maestros con influencias marxistas y les indignaba la desigualdad y represión sangrienta de su entorno.

El entonces cardenal Joseph Ratzinger —que después se convirtió en el Papa Benedicto XVI— dedicó gran parte del cuarto de siglo en el que presidió la Congregación para la Doctrina de la Fe, al combate de la Teología de la Liberación y disciplinando a algunos de los defensores más famosos de ese movimiento.

Ratzinger arguyó que esos religiosos habían hecho una interpretación equivocada de la preferencia de Jesús por los pobres, con un llamado "marxista" a la insurrección armada.

Gutiérrez nunca fue sancionado por el Vaticano.

Desde que Francisco sucedió a Benedicto XVI como Papa, la Teología de la Liberación ha salido de la oscuridad ante el deseo mismo del pontífice, de "una iglesia pobre al servicio de los pobres".

El año pasado, Gutiérrez fue el invitado sorpresa durante la presentación del libro de su amigo, el cardenal Gerhard Mueller, actual prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Gutiérrez y sus simpatizantes insisten en que la verdadera Teología de la Liberación siempre coincidió perfectamente con las enseñanzas sociales de la iglesia sobre los pobres.

La reunión de Cáritas también abordará otro tema prioritario de Francisco: el cambio climático y sus secuelas entre los más vulnerables.

El cardenal Peter Turkson, que escribió un borrador inicial sobre sobre la encíclica ambiental de Francisco, que ha suscitado gran expectación, hará una presentación de las posturas.


OMS confirma que Liberia deja atrás el ébola luego de ser el país con más muertos por el virus

Publicado en Cubadebate el 9 mayo 2015

Cartel en Liberia. Foto: AFP

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado hoy por terminada la epidemia de ébola en Liberia, 42 días después de que la última persona infectada muriera y de que no se hayan detectado nuevos casos.

Según datos de la OMS, el virus ha contagiado en este país africano a 10.322 personas, de las cuales 4.608 han muerto. Liberia es el país en el que se han registrado más muertes por ébola desde que se originó el virus en diciembre de 2013, alcanzando su peor momento entre julio y octubre del año pasado. El brote golpeó duramente a las infraestructuras del país, destrozó su ya precario sistema de salud y mantuvo las escuelas cerradas durante los meses más críticos. En total, la letal enfermedad se ha cobrado la vida de más de 11.000 personas en Liberia, Sierra Leona y Guinea.

Sin embargo, la lucha contra la mayor y más duradera epidemia de ébola en la historia aún no ha concluido. Liberia y los demás países afectados de la región siguen teniendo como prioridad la seguridad nacional. El Plan Internacional en Liberia seguirá trabajando para prevenir la enfermedad hasta que todos los nuevos casos en Guinea y Sierra Leona se hayan frenado contenidos y se alcancen los cero casos.

Liberia es hoy más feliz y todos los ciudadanos celebran que han ganado la batalla contra el ébola, aunque con cautela porque el riesgo aún no ha desaparecido. Los desafíos a los que se enfrenta el país aún siguen siendo mayúsculos. De momento, los liberianos han recuperado la calma tras vivir la peor de sus pesadillas y poco a poco van recuperando su vida normal: las escuelas han vuelto a recibir alumnos, los negocios han comenzado a trabajar de nuevo y todos esperan que la situación se mantenga estable. 

El impacto de la enfermedad en los niños y las comunidades perdurará mucho tiempo pese a haber vencido a la epidemia. Se necesitan movilizar los recursos adecuados para apoyar la estrategia de recuperación y seguir estando alertas. Incluso cuando se alcancen los cero casos en los tres países afectados, las prácticas de seguridad deberán continuar.

(Con información de agencias)


FALSIFICACIONES HISTÓRICAS

Jorge Gómez Barata

Los hechos sociales y políticos, incluso biológicos, pueden interpretarse de maneras diversas, pero no alterar sus consecuencias. La vida inteligente puede ser obra del Creador, de la selección natural, o de una sucesión de causalidades. Nada de eso cambia el hecho de que el hombre es el forjador de todas las culturas y civilizaciones, y el actor de la historia universal, en la cual las guerras son el capítulo más extenso, y la II Guerra Mundial la guinda del pastel.

Los fascistas hitlerianos se propusieron cambiar la naturaleza humana, no por vía de la cultura o la ideología, sino por medio de la genética. La idea de la existencia de una raza superior que habría de dominar al mundo, y que el resto de la humanidad sería no solo esclavizada, sino literalmente exterminada, es el proyecto más perverso que se haya concebido nunca. El holocausto judío fue un anticipo de lo que podía ocurrir a todos los pueblos no arios.

El fascismo fue derrotado porque resultó tan brutal y sangriento que hizo peligrar a toda la humanidad, y concitó la unidad de las entidades más poderosas que jamás hayan existido. El error del eje nazi, el verdadero y único Eje del Mal, fue creer que podía desafiar a la vez a la Unión Soviética, a los Estados Unidos, y a China, y suprimir juntos a la democracia liberal y al comunismo.

En aquella excepcional coyuntura, los pueblos de la Unión Soviética, cuyo núcleo era Rusia, fueron convocados a librar una “Guerra Patria”, que más allá de las ideologías y de las circunstancias políticas, juntó a una colectividad humana que, a la devoción por sus tradiciones nacionales, sumó la cohesión alcanzada bajo el socialismo.

Duramente golpeados y ocupados por los nazis, los pueblos de Rusia, Ucrania, Bielorrusia, y otros, asimilaron los reveses, y comprimiéndose como un resorte que acumula fuerzas, aceptaron el reto nazi.

La historia quiso que los Estados Unidos, en la época no sólo el país más poderoso, sino el más protegido por las barreras de los océanos Atlántico y Pacifico, a miles de kilómetros de los teatros de operaciones europeos y asiáticos, fuera gobernado por un hombre profundamente anti fascista y un estadista fuera de serie como Franklin D. Roosevelt.

En su país Roosevelt enfrentó las fuerzas opuestas a la guerra porque temían sus costos humanos, los que hubieran preferido lucrar con el conflicto, y los que optaban por  una cómoda neutralidad y, en el ámbito internacional, promovió una alianza que encontró en Stalin a un interlocutor atento, un aliado confiable, y un estratega consumado.

Los Tres Grandes, como se les llamó, y que sumaron a China, trabajaron no sólo para derrotar a los fascistas y los militaristas japoneses, sino para rediseñar las relaciones internacionales, de modo que tales peligros fueran excluidos. De aquel empeño nació la ONU. 

Por razones geográficas y geopolíticas, y por la resistencia soviética, el grueso de la guerra en Europa se libró en territorio de la URSS, que pagando el altísimo precio de 27 millones de muertos, no sólo derrotó a los nazis y liberó a sus pueblos, sino que obligó a las arrogantes tropas fascistas a desandar el camino, y liberando naciones y pueblos llegó hasta Berlín, poniendo fin a la amenaza allí donde había comenzado su nefasta andadura.

La unidad lograda no sobrevivió a la victoria, y Roosevelt no vivió para disfrutarla. Otras fuerzas reaccionarias desataron la Guerra Fría, una de cuyas víctimas fue la verdad. El anticomunismo nubló las mentes y envenenó las almas, y el colosal aporte del Ejército Rojo y de los pueblos de la Unión Soviética, en especial del pueblo ruso, fueron  escamoteados.

Setenta años después, desde Moscú, la única capital de la Europa continental que los nazis no pudieron ocupar, se emite un mensaje que expresa una verdad incontrovertible: la guerra carece de futuro.

Hoy como ayer se precisa no de conquistadores, sino de hombres de estado como aquellos que, sin ser perfectos, se unieron para cambiar el aterrador destino que el fascismo reservaba a la humanidad. Los líderes de hoy tienen una oportunidad para brillar, no por las guerras que ganen sino por las que eviten. Allá nos vemos.

La Habana, 09 de mayo de 2015