lunes, 20 de abril de 2015

Los gobiernos corruptos no bajan del cielo

Ollantay Itzamná

En estos últimos días, nos enteramos de capturas o enjuiciamientos de diferentes pulcros funcionarios públicos de alta jerarquía por fraude fiscal (desvío de fondos públicos) en diferentes países.

Lo que quizás sacudió más, en especial a los sectores hispanófilos, fue la detención de Rodrigo Rato, ex vicepresidente de España, ex jefe del Fondo Monetario Internacional, ex presidente de Bankia, por un multimillonario fraude fiscal. Esto se suma al caso de la organización criminal (“desarticulada”) denominada Red Correa, dirigida y ejecutada por varias decenas de funcionarios y políticos del Partido Popular, que operaba desde los engranajes claves del Estado español. Ni mencionar los casos de corrupción en las que estuvo vinculada nada menos que la familia real española recientemente.

En Guatemala, el Gobierno del ex militar Otto Pérez, no pudo evitar por más tiempo el desenmascaramiento (quizás no la desarticulación) y la detención de integrantes de la Red La Línea, encabezada y conformada nada menos que por las máximas autoridades de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), incluyendo al Secretario Privado de la actual vice Presidenta de la República, y empresarios privados. Esta banda criminal, al igual que la española Red Correa, operaba desde el interior del propio Estado, desviando fondos fiscales en un país que ocupa el quinto lugar a nivel mundial en desnutrición infantil.

Colombia hizo también noticia porque la Corte Suprema de Justicia de dicho país condenó a varios años de prisión a dos ex ministros del gobierno de Álvaro Uribe (éste y otros de sus ex ministros también están relacionados en procesos judiciales) por actos de corrupción. En Brasil y Bolivia también los actos de corrupción descubiertas remecieron a sus gobiernos progresistas en los últimos días.

En estos y otros países, la opinión pública tiende a satanizar a las y los funcionarios o gobernantes corruptos como si fuesen los únicos corruptos. En algunos casos el repudio social también se extiende al sector empresarial por “no castigar a sus agentes corruptos”. Casi todos repudiamos a “estos” gobiernos corruptos. Pero, los corroídos no son los gobiernos (son la consecuencia), sino los propios estados débiles o fallidos que hace rato perdieron su monopolio fiscal/administrativo al ser infiltrados por organizaciones criminales, y que para operar estos estados necesitan de funcionarios corruptos.

El problema está en las sociedades que practicamos el divorcio entre la moral pública (idealiza al ladrón ejecutivo) y la moral privada (idealiza a la virgen piadosa). El problema está en nuestra indiferencia con los bienes públicos (que lo asumimos como bienes de nadie).

Estos y otros estridentes casos de robos de fondos públicos nos obligan a reflexionar sobre las causas de estas conductas criminales “normalizadas” en la función pública (la corrupción asesina/mata a millones de personas por hambre y enfermedades). Este mal endémico no es problema de un gobierno, ni de los estados únicamente. Es un mal estructural de las sociedades que a su vez configura el perfil psicológico de la gran mayoría de las y los aspirantes a la función pública. ¿Cuántos de nosotros/as no soñamos con la función pública para resolver o alcanzar nuestras metas económicas?

La corrupción pública, no es un acto aislado, ni en el tiempo, ni en el espacio, sino un proceso conductual afianzado por culturas que practicamos. Sí, las y los corruptos, así como no vienen del cielo, tampoco nacen moralmente deformados. Nosotros/as como sociedad hacemos a los corruptos, y elegimos a los corruptos para que nos gobiernen.

Ellos/as practican los “valores éticos” que como sociedad promovemos y normalizamos. Las y los corruptos van a misa y a cultos religiosos casi todos los fines de semana. Tienen títulos académicos y viste traje y corbata, por lo regular. Los funcionarios/gobernantes más corruptos, generalmente, viven más honrados y venerados por sus pueblos.

La corrupción pública como práctica cultural no es sólo el lubricante que hace funcionar a la maquinaria del sistema neoliberal (para despojar los bienes y servicios públicos), sino es la consecuencia inevitable del sistema-mundo-individualista que nos obliga a competir entre nosotros/as para intentar tener siempre más que los demás, pero casi siempre por la vía más fácil.

Podemos destituir gobiernos corruptos y/o encarcelarlos. Podemos incluso cambiar a la élite política y económica de los países. Pero, eso no sirve de mucho sino transitamos del sistema-mundo-individualista hacia un sistema-mundo-comunitario de la sobriedad. El legendario Pepe Mujica, entre muchas lecciones, nos dice que: “No necesitamos mucho para ser felices”.

Tenemos que reeducarnos para ser felices, no para perseguir el sueño de llegar a ser ricos. Debemos reconstruir el sentido y la primacía del bien común sobre el bienestar/interés individual. Reconciliar la moral pública con la moral privada. El problema está en nosotros/as, no sólo en nuestros gobernantes corruptos.


EN LAS PROPIAS NARICES: Marines de EE.UU. llegan al Triángulo Norte para combatir el narcotráfico

Una publicación del Marines Corp Times asegura que los militares estadounidenses tendrán su base en Honduras. La noticia también fue difundida por periódicos hondureños.

REDACCIÓN DIARIO LA PÁGINA - 20 DE ABRIL DE 2015

La fuerza militar más entrenada de Estados Unidos ha iniciado tareas de combate al narcotráfico que afecta a la región del Triángulo del Norte, formada por Honduras, Guatemala y El Salvador. La noticia de la llegada de los Marines fue confirmada la semana pasada por el presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, y por el periódico oficial Marines Corp Times.

Los marines tendrán su base de operaciones en los ciudades caribeñas de La Mosquita y Puerto El Trujillo y según los informes oficiales publicados en el sitio web de la fuerza militar, de ahí dirigirán operaciones de entrenamiento y ayuda a comunidades en casos de desastres naturales.

Este sería el segundo grupo militar de Estados Unidos. En marzo pasado llegó a El Salvador un contingente que se encargará de ejecutar el programa “Más allá de los Horizontes”, el cual desarrollará con acciones humanitarias y médicas en zonas rurales del país.

El presidente de Honduras explicó la semana pasada que Estados Unidos está estructurando un plan de apoyo para contrarrestar las “secuelas y la prevención de todos los problemas que deja el narcotráfico”, pero además los militares ayudarán en la construcción de escuelas y centros de salud.

La publicación de Marines Corp Times indica que son 250 militares de las fuerzas especiales. El grupo incluye a 100 infantes de la Octava Ingeniero Campo Lejeune, que es un batallón especial de apoyo, así como miembros de la Segunda Fuerza Expedicionaria y de la segunda marina Aircraft Wing.

El capitán Armando David, portavoz de la Infantería de Marina, Fuerzas del Sur, explicó que la base de los marinos estará en Honduras, pero de ahí algunos equipos harán trabajos en Guatemala, El Salvador y Belice, durante seis meses. Algunos medios hondureños confirman la llegada del primer contingente a su país y se prevé que los ejercicios militares empiecen después de junio.

Esta será la primera vez que un grupo de Infantes de Marina de Estados Unidos llegue y permanezca en la región centroamericana y en la basa que fue construida en Honduras entre 1984 y 1985 para apoyar a los rebeldes de la contrainsurgencia de Nicaragua que intentó derrocar el gobierno sandinista.

Además del trabajo que realizarán los marines, la idea es reforzar las alianzas que tiene las fuerzas armadas de la región con estas fuerzas militares estadounidenses y se ha tomado especial atención en la seguridad de este grupo.

La unidad militar estadounidense se encargará del entrenamiento de grupos militares de la región centroamericana que están en las líneas de frente a la guerra contra las drogas en las selvas, en las costas y ríos para contrarrestar el tráfico ilícito de cocaína, armas, dinero e incluso personas.

Aunque la información está confirmada por los medios de comunicación hondureños y el sitio web oficial de los marinos, las autoridades en El Salvador no han informado al respecto.


MAYORIAS Y MINORIAS. LA UNIVERSALIDAD

Jorge Gómez Barata

Creo en las minorías, y me parece que aceptarlas y escucharlas es una buena idea, porque con frecuencia de ellas provienen las innovaciones. Todos los grandes hombres y proyectos comenzaron apartándose, y no pocas veces retando al status quo, o poniendo en dudas criterios establecidos. Nada hace creer que eso ha cambiado.

Lo nuevo es que como resultados de los procesos civilizatorios, la profundización de la cultura, y la generalización de la democracia en todos los ámbitos, la humanidad se ha vuelto más tolerante, acepta mejor lo diferente y es más receptiva a las innovaciones.        

Del mismo modo que ser minoría no necesariamente significa ser innovador, tampoco estar en mayoría garantiza que se tiene la razón. Enrique Ubieta, un pensador cubano de última generación, utiliza un argumento que convence: “…Los consensos no son verdades sino construcciones colectivas…”

Tales acuerdos a escala social alcanzan relevancia en la medida en que son compartidos por un mayor número de personas, y se transforman en valores cuando son asumidos por la mayor parte de la humanidad. Estos consensos asociados a la economía, la institucionalidad, la moral y la ética, así como a la fe, la política y a otras esferas, suelen ser ideas justas, atinadas y pertinentes, en torno a las cuales se cohesionan cientos y miles de millones de personas.

No es justo ni inteligente descartar, excluir, y muchos menos perseguir los pensamientos y juicios minoritarios, y es correcto permitir que en ambientes ordenados y protegidos, en tiempo, lugar, y forma,  se expresen, especialmente cuando su mensaje y su convocatoria no agreden, no causan daño a las comunidades, ni su contenido está socialmente descartado.

Los racistas,  los fascistas y  los xenófobos no son minorías legítimas, sino aberraciones que no merecen consideración ni oportunidades. Contra ellos existe un consenso universal.

En esa dialéctica no es extraño que, debido a manipulaciones intencionadas y al poder mediático de que disfrutan determinados sectores, se rechacen e incluso se demonicen ideas correctas, o se formen consensos en torno a programas erróneos, que no obstante atraen a grandes números de personas, y están vigentes hasta que surgen evidencias de que se trata de equívocos y son abandonadas por sus adeptos.    

Aunque con menos frecuencia ocurre también que algunas ideas o descubrimientos son excesivamente avanzados. Cuando surge esa evidencia, más que insistir como quien machaca hierro frío, es estratégicamente conveniente asumir el antológico: “Por ahora no es posible…”

Entre los errores del socialismo real basado en ideas minoritarias, aunque muchas de ellas justas, fue descartar y excluir juicios, valores e instituciones sustentados o acatados por pensadores avanzados, y compartidos por millones de personas. La práctica del ateísmo, la exclusividad ideológica, la crítica nihilista al pensamiento liberal y a la socialdemocracia clásica, fueron costosos errores. La exclusión de la crítica y la oposición legítima restaron posibilidades.

La rectificación de estas confusiones, que dañaron procesos que disfrutaron grandes apoyos de las masas, ha dado nuevas fuerzas a las luchas por la justicia social, la igualdad de oportunidades y la inclusión, y ha incorporado la tolerancia y la pluralidad. Los avances del socialismo democrático en América Latina son evidencias. Allá nos vemos.

La Habana, 20 de abril de 2015


"Fondos buitre ayudaron a Nisman en su intento de obstruir el acuerdo argentino-iraní"

RT  -  19 abr 2015 12:43 GMT

REUTERS / Marcos Brindicci

El multimillonario estadounidense Paul Singer, representante de los fondos buitre, apoyó la denuncia del fiscal federal Alberto Nisman contra la mandataria argentina Cristina Fernández de Kirchner. Su meta era boicotear el acuerdo suscrito entre Argentina e Irán en 2013 y tergiversarlo divulgando la idea de que Buenos Aires tiene "aliados vergonzosos", ha revelado el exdirector ejecutivo de la DAIA, Jorge Elbaum.

En su artículo de opinión publicado en el diario 'Página/12', Jorge Elbaum ha explicado que el 11 de marzo de 2013 los miembros del Grupo de Tareas Estadounidense sobre Argentina (ATFA) decidieron incorporar el Memorándum de Entendimiento con Irán —firmado para investigar el atentado contra la asociación judía AMIA perpetrado en 1994 en Buenos Aires— "como un ariete más" para condicionar a Argentina "a negociar de forma más vulnerable frente a los fondos especulativos". La reunión del ATFA se celebró en Washington después de que el memorándum fuera aprobado por el Congreso argentino.

"Además de tomar la decisión de realizar una campaña negativa sobre los acuerdos alcanzados con Teherán, mediante solicitadas aparecidas en diferentes diarios, se resolvió contactar a dirigentes y políticos locales para solicitarles que se expidan rápidamente en forma crítica sobre el tratado en ciernes, ofreciendo todo tipo de 'colaboración' para defenestrar al Gobierno argentino", aseguró Elbaum en su columna al precisar que el ATFA es financiado mayoritariamente por Paul Singer.

En julio de 2013 el ATFA financió una publicación en 'The Washington Post', 'Politico', 'The Economist' y otras prestigiosas publicaciones norteamericanas para atacar al Gobierno argentino.

Asimismo, Elbaum afirma que en el marco de esta campaña de los fondos buitre contra Argentina "el fiscal Nisman inicia una serie de encuentros con los dirigentes de la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas) y de la AMIA donde se acuerdan los pasos a seguir para evitar la aplicación del memorándum". En las mencionadas citas, celebradas en un local de la calle Juana Manso 1601 de Puerto Madero, el fiscal Alberto Nisman "repitió enfervorizadamente que estaba dispuesto a aportar 'de sus propios recursos' para colaborar con la DAIA a destrozar el memorándum" y garantizó que de ser imprescindible Paul Singer los ayudaría, concluye el exdirector ejecutivo de la DAIA.


NUEVA YORK Y EL BLOQUEO CONTRA CUBA

Por Pedro Martínez Pírez

La visita oficial que este lunes y el martes realiza a Cuba el Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo,  es la primera de un funcionario de ese rango desde el triunfo de la Revolución, lo cual confirma la buena marcha del proceso hacia el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos.

El Gobernador del Estado de Nueva York está acompañado por el líder de la Asamblea de Representantes, el líder de la minoría del Senado y varios altos ejecutivos de importantes empresas estadounidenses.

El Gobernador Cuomo ha dicho que quiere que las empresas de Nueva York sean las primeras en construir relaciones comerciales con Cuba y establecer una fuerte posición en este nuevo mercado, del cual han estado alejados a causa del bloqueo económico, comercial y financiero de más de medio siglo.

En la ciudad de Nueva York, donde está la sede de la Organización de Naciones Unidas, tiene Cuba una Misión acreditada ante la ONU, situada en las calles Lexington y 38, cerca del edificio construido por el escultor brasileño Oscar Niemeyer.

Y la ONU es el foro que en los últimos 23 años consecutivos la casi totalidad de los países del mundo ha exigido a Estados Unidos terminar con el ilegal e injusto bloqueo contra Cuba.

Nueva York es la ciudad que ha visitado en varias ocasiones el líder histórico de la Revolución Cubana, el Comandante Fidel Castro, y a donde llegó José Martí el 3 de enero de 1880 para trabajar intensamente a favor de la independencia de Cuba y de toda Nuestra América.

Por coincidencia histórica fue también un 3 de enero, pero de 1961, cuando el gobierno de Estados Unidos rompió sus relaciones diplomáticas con Cuba, tres meses antes de la agresión imperialista por Playa Girón.

Ahora, y gracias a la resistencia del pueblo cubano y la solidaridad de las naciones de América Latina y el Caribe, el proceso marcha en dirección contraria, como se pudo apreciar recientemente en la VII Cumbre de las Américas en Panamá y se puede constatar ahora con la visita oficial del Gobernador de Nueva York y los empresarios que desean invertir en Cuba.

Bien lo señaló hace poco el teólogo brasileño Frei Betto: serán los propios empresarios estadounidenses los que, un día, levantarán el bloqueo a Cuba.

La Habana, 20 de abril de 2015