lunes, 13 de abril de 2015

PANAMA Y OTRAS HIERBAS: Fracasa el plan de humillar a Cuba

Tomado de Granma - Autor: Sergio Alejandro Gómez, enviado especial | internacionales@granma.cu
11 de abril de 2015 02:04:30  - Versión de Documento resumido por ADRIANA VEGA

Cuba se retira del encuentro con los Jefes de Estado que cierra Foro de la Sociedad

PANAMÁ, 11 de abril de 2015.- El plan estaba claro desde un inicio. Quienes han lucrado con el odio por más de medio siglo, no podían aceptar la presencia de Cuba en la VII Cumbre de las Américas de Panamá.  

Ante la imposibilidad de revertir el hecho de que nuestro país asistiría a la cita hemisférica como resultado de una demanda colectiva de América Latina y el Caribe, la idea fue utilizar un enlace para humillar a la delegación cubana en el Foro de la Sociedad Civil, uno de los cuatro eventos análogos a la Cumbre de Jefes de Estado.

Los representantes de Cuba dejaron sentado que, por cuestión de principios, no  legitimarían  en el evento de mercenarios al servicio de potencias extranjeras, ni establecer  “diálogos civilizados”  que defienden ideas y comparten valores de terroristas confesos como Luis Posada Carriles y Félix Rodríguez Mendigutía, el asesino del Che, presente también en Panamá, villano y criminal  de un ser maravilloso que dio su vida por la liberación de Latinoamérica y el  Caribe.

El miércoles, la delegación cubana abandonó la inauguración oficial del evento por respeto a las autoridades panameñas. Recibieron el respaldo de diversas organizaciones sociales de nuestro continente y de organizaciones gremiales y sindicales del país anfitrión.  

El jueves, regresaron a la conformación de los grupos de trabajo bajo las mismas condiciones. La contrarrevolución se había instalado en las mesas de Gobernabilidad democrática y Participación ciudadana, pero había dado por perdida la batalla en las de Educación, Salud, Energía, Medio Ambiente y Mi­gración, quizá porque los temas trascendentales del desarrollo de nuestra región nunca han estado en su agenda. Las  mesas donde estuvieron los mercenarios se fracturaron, y una parte minoritaria los acompañó en retirada.  

Gobernabilidad siguió sesionando y se discutieron las propuestas de las comitivas de Panamá, Venezuela, México, Co­lombia, Ecuador, Nicaragua y Cuba. La de Participación, entretanto, emitió un comunicado con una denuncia clara: “No hubo mesa, hubo denuncia”.  

Los contrarrevolucionarios y sus acompañantes hicieron campamento en el sótano del hotel El Panamá para elaborar en secreto sus propias relatorías.

Una de las coordinadoras de la mesa de Gobernabilidad apareció en una foto de una red social bajo un cartel de la USAID, en caso de que alguien tuviera duda de su vinculación con la pantalla que ha utilizado Washington para la subversión en nuestro continente.  

De forma cívica pero contundente nuestra delegación exigió la expulsión de los mercenarios.

LA ESTRATEGIA FINAL

Tras leer la declaración de principios, la delegación cubana se marchó del hotel con la bandera al frente. Foto: Juvenal Balán, enviado especial

Para el viernes quedó pactado el plenario donde se debatirían los documentos finales que serían presentados a los jefes de Estado y de Gobierno asistentes a la VII Cumbre de las Américas. Los contrarrevolucionarios se concentraron en la mañana en el interior del lobby del hotel El Panamá. La delegación cubana estaba afuera, denunciando la manipulación que se intentaba hacer con los documentos y presentando los textos legítimos que habían surgido de los debates del jueves.  

La provocación de sacar carteles ofensivos contra nuestro país fue respondida de manera cívica pero contundente por pocas decenas de nuestros delegados a los que se fueron sumando otros representantes de la región.  

Con banderas cubanas en las manos, coreando “Fuera los asesinos”, “Fuera los mercenarios” y cantando la Marcha del 26 de Julio, los mercenarios fueron obligados a replegarse una vez más al interior del hotel.  

Cerca de las 11 de la mañana,  comenzó a sesionar el plenario cuando las autoridades permitieron el ingreso de la delegación de nuestro país y los contrarrevolucionarios habían desaparecido de la sala.  

Granma presenció toda la sesión. No había problema alguno con Educación, Salud, Energía, Medio Ambiente y Migración.  

En el caso de las dos mesas conflictivas, Magaly Castillo, coordinadora de la Red de Derechos Humanos de Panamá y una de las organizadoras del Foro, apareció con una solución salomónica.  

Presentarían las dos versiones de documentos de la Mesa de Gobernabilidad Democrática y en la de Participación utilizarían la versión fantasma de quienes abandonaron la sala y solo adjuntarían la denuncia hecha el jueves por la mayoría de la mesa de trabajo.  

Soraya Álvarez, de la Asociación Cubana de Naciones Unidas, pidió la palabra. Primero agradeció los esfuerzos de los organizadores panameños, explicó las razones de nuestro país para no aceptar un diálogo con  personas  acreditadas como supuestos luchadores de los derechos humanos y defendió con firmeza la ilegitimidad  de presentar dos versiones de documentos de  mesas que no sesionaron en realidad. Hubo aplausos en la sala.

La delegada brasileña María do Socorro Gomes Coelho, de la mesa de Gobernabilidad, solicitó intervenir. Afirmó que el Foro de la Sociedad Civil incluía a delegados de todo el continente y deberían ser ellos quienes tomaran por consenso las decisiones. De nuevo apoyo en la sala.  

Pide el micrófono un hombre de la primera fila y no dice su nombre. Después averiguamos que es un argentino Gabriel C. Salvia, del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina, (CADAL), una de esas ONG de derecha que pululan en la región latinoamericana. Su intervención hizo saltar la sala: “No pueden pretender que la OEA se adapte a ustedes (los pueblos), ustedes (los pueblos) tienen que adaptarse a la OEA”. Gusana exposición yanquilófica.

En ese momento ingresó al plenario un grupo de contrarrevolucionarios. La respuesta de la delegación cubana fue inmediata y los  panameños dieron por concluido el espacio. “Que se vayan”, “Cuánto cobran, quién les paga” y otras denuncias retumbaron en el hotel mientras se coreaba: “Pa’ lo que sea Raúl, pa’ lo que sea; no nos importa la OEA” y “Celac sí, OEA no”.  

El viernes estaba  el encuentro con los presidentes y la contrarrevolución no podía perderse el convite. Nuestra delegación emitió una fuerte declaración. El interés no era irrespetar a presidente alguno, incluido el de Estados Unidos. Decidieron ausentarse una vez más al plenario y se marcharon del hotel Panamá con la bandera cubana al frente.

DONDE HUBO RESPETO, HUBO DIÁLOGO

La principal muestra de que Cuba llegó a estos foros a presentar propuestas y contribuir a la agenda, fue el trabajo de las mesas que no sufrieron provocaciones. La doctora Beatriz Marcheco Teruel, presidenta de la So­ciedad Cubana de Genética Humana, incluso co presidió la mesa de Salud, que emitió un sólido informe que exige la responsabilidad del Estado en ofrecer servicios médicos de manera universal, gratuita y equitativa.  

Alguien comentó que el texto era izquierdista y uno de los miembros de nuestra delegación respondió: “no sabía que la salud tenía izquierda y derecha”.  

Marcheco dijo que las posiciones de los 16 países representados no siempre coincidieron, pero se escucharon todas y se llevaron los temas a votación. Añadió que la co facilitación cubana fue respetada y reconocida por los asistentes.  

Por su parte, Ileana Sorolla, directora del Centro de Estudios de Migraciones Internacionales en Cuba, quien participó en la Mesa de Migración y Seguridad, nos aseguró que en su mesa hubo “un debate con un nivel técnico muy alto”, y primó el reclamo a Estados Unidos por sus políticas migratorias selectivas en cuanto a la nacionalidad y a la capacitación profesional, y se mencionó específicamente la Ley de Ajuste Cubano, como un ejemplo de una legislación que ejerce una influencia desestabilizadora y reproduce condiciones para el tráfico de personas.

En los foros de Jóvenes, Rectores y Empresarios, el ambiente fue de regocijo por la inédita presencia de Cuba. Aunque este tipo de Cumbre arrastra un legado neoliberal, llevaron las propuestas e ideas de nuestro país sobre los problemas que enfrenta la región. A eso habían venido. El intento de humillar a Cuba fracasó.

ESPAÑA: Pablo Iglesias responde a Felipe González que es él quien se parece a Aznar

El líder de Podemos presenta en el Ritz al candidato por Madrid para las autonómicas del 24 de mayo

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, en Madrid. AGUSTÍN CATALÁN

EL PERIÓDICO  -  IOLANDA MÁRMOL / MADRID
LUNES, 13 DE ABRIL DEL 2015 - 13.24 H

Es la segunda vez que Pablo Iglesias pisa el Hotel Ritz de Madrid para participar en un desayuno informativo. Este lunes, aunque lo ha hecho para presentar al candidato de Podemos por la Comunidad de Madrid cara a las elecciones autonómicas del 24 de mayo, José Manuel López, los focos se han centrado en su respuesta a las críticas del expresidente Felipe González, que anoche, en el programa de Cuatro 'Viajando con Chester', le acusó de parecerse a José María Aznar.

Inquirido por los periodistas, Iglesias ha respondido que los puntos de encuentro están en ambos exmandatarios. "Los dos se parecen más que nadie en este país porque están en los consejos de administración y hacen políticas contrarias a los intereses de la gente", ha contestado el líder del partido lila.

En su intervención inicial, el secretario general de Podemos ha destacado que los candidatos autonómicos de su partido son "ciudadanos" y ha lanzado un dardo contra el PP: "Mariano Rajoy está muy preocupado porque buscamos candidatos en las cafeterías, pero en las cafeterías hay gente decente, en los equipos de financiación del PP quizá no tanto", ha ironizado.

El dirigente ha insistido en que "lo fundamental no es tener amigos poderosos ni redes clientelares, sino que lo fundamental en Madrid son sus gentes" y ha presentado a José Manuel López como el próximo presidente de la Comunidad de Madrid, un territorio en el que Podemos confía dar el vuelco en las elecciones del 24 de mayo.


Eduardo Galeano: defensor de la cultura latinoamericana

Por Jorge Luna


Montevideo, 13 abr (PL) Eduardo Galeano, quien murió hoy debido a un prolongado cáncer de pulmón, no interrumpió nunca su pasión por la escritura y la defensa de la identidad y la cultura latinoamericanas.

Dedicó sus últimas semanas a escribir sobre esos temas, cuya última expresión, probablemente, fue su apoyo, en febrero pasado, a la causa marítima boliviana.

Fue en un desayuno en su residencia montevideana que recibió al presidente Evo Morales, con quien ya mantenía una fluida amistad.

En la ocasión, Morales le obsequió el "Libro del Mar", un texto de 130 páginas de argumentos con el que Bolivia defiende su reclamo de salida soberana al océano Pacífico y que Galeano de inmediato rebautizó como el "Libro del mar robado".

Sobre ese encuentro, el mandatario boliviano dijo a Prensa Latina: "Fue muy interesante. Le regalé el Libro del Mar y me dijo que se debe llamar el Libro del mar robado".

Con introducción de Morales, el libro fue preparado por el expresidente Carlos Mesa y la Dirección de Estrategia de Reivindicación Marítima de Bolivia y documenta 20 episodios de la historia de las relaciones con Chile.

Galeano, de 74 años de edad, tiene obras, como Las venas abiertas de América Latina, Memorias del fuego, El libro de los abrazos y Los hijos de los días, traducidas a más de 20 idiomas.

El primero de estos, quizás su obra más emblemática, fue obsequiada al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, por el entonces mandatario venezolano, Hugo Chávez, en 2009 en la V Cumbre de las Américas en Trinidad y Tobago.

Considerado uno de los más prominentes intelectuales latinoamericanos, Galeano tiene ancestros galeses, alemanes, españoles e italianos.

Desde muy joven escribió artículos periodísticos y llegó a ser editor del semanario Marcha y director del diario Época, ambos destacados por sus posiciones antidictatoriales.

Tras el golpe de Estado de 1973 en Uruguay, Galeano tuvo que exiliarse en Argentina, donde fundó y dirigió la revista Crisis.

En 1976, tras un golpe de Estado en Argentina, Galeano debió nuevamente exiliarse, esta vez en España. El escritor regresó a Montevideo, tras el fin de la dictadura uruguaya, en 1985.

Ostenta numerosos galardones, como el premio Stig Dagerman, de Suecia, y el de Casa de las Américas, de Cuba.

mgt/jl


EL SALVADOR.- David Morales: Vides Casanova lideró el terrorismo de Estado desde la Guardia Nacional

El titular de Derechos Humanos aseguró que ya es tiempo que la justicia alcance a los responsables de liderar masacres y crímenes de lesa humanidad cometidos durante el conflicto armado.

LA PÁGINA  -  12 DE ABRIL DE 2015 22:42 | POR ISRAEL SERRANO

El procurador de los Derechos Humanos, David Morales, no vaciló en señalar al general Vides Casanova como el principal responsables de crímenes de lesa humanidad cometidos por la extinta Guardia Nacional contra la población salvadoreña.

El funcionario fue enfático en solicitar a la Fiscalía que se abra un juicio contra el militar en respeto al sufrimiento de las víctimas de desapariciones forzadas en el conflicto Armado.

Además vio con buenos ojos que la justicia internacional esté actuando en contra del coronel Inocente Orlando Montano, supuesto responsable del asesinato de los padres jesuitas y dos de sus colaboradoras.

¿Cuál fue el rol del general Carlos Eugenio Vides Casanova en la época del coflicto armado?

Fue el director de la Guardia Nacional entre 1979 a 1983 y luego fue el ministro de Defensa desde ese último año hasta 1989. Fue uno de los más poderosos militares durante el conflicto armado en El Salvador y se decía que era uno de los militares con tal nivel de poder que en su decisión estaba la posibilidad de detener la profunda represión política de aquel momento.

El general toleró, protegió y promovió a los que eran perpetradores de los crímenes. Toleró la Guardia Nacional en sus batallones y el famoso sanguinario Escuadrón de la Muerte que funcionó en la Sección 2 de dicho cuerpo represivo, el cual estaba al mando del Mayor Mario Denis Durán, quien fue denunciado por la Comisión de la Verdad, formada tras los Acuerdos de Paz.

La políticas de violaciones a los derechos humanos de aquel momento no se produjo por actos aislados, fue toda una estrategia dirigida por lo altos mandos de la Fuerza Armada. Los juicios contra esos militares en Estados Unidos lo han demostrado.

¿Qué representa para El Salvador la llegada del general Carlos Eugenio Vides Casanova tras ser extraditado de Estados Unidos?

La deportación del General Vides Casanova de Estados Unidos a El Salvador representa la reivindicación a la justicia que han exigido las víctimas desde la guerra civil y penosamente el sistema de justicia estadounidense da una lección a nuestro país.

Los Estados Unidos han juzgado civilmente a violadores de derechos humanos de El Salvador y que residen en ese territorio. Este personaje fue condenado en dicha nación por masacres, torturas, desapariciones, ejecuciones extralegales mientras fungió como director de la Guardia Nacional y ministro de Defensa.

Ahora debemos movernos a pedir y a exigir que se active la justicia en El Salvador, ya que estamos hablando de crímenes atroces que tropas bajo el mando Vides Casanova perpetraron, como la masacre del río Sumpul donde 600 civiles en su mayoría mujeres y niños fueron asesinados por efectivos de la Guardia Nacional.

Hablamos de los homicidios de los dirigentes del Frente Democrático Revolucionario (FDR) que fueron torturados salvajemente y ejecutados de forma ilegal. Del asesinato atroz de cuatro religiosas norteamericanas y de la tortura de miles de salvadoreños.

¿Considera que negligente la justicia salvadoreña en estos casos?

El alto mando de la Fuerza Armada reducía los crímenes de lesa humanidad para pedir ayuda económica al congreso de los Estados Unidos, pero una vez era aprobada, nuevamente se ordenaban las violaciones a los derechos humanos contra la población civil.

Vides Casanova fue un líder del terrorismo de Estado en El Salvador y fue de los militares más poderosos. Nunca funcionó la justicia salvadoreña en estos casos.

El Salvador mantiene vigente la ley de amnistía por los crímenes cometidos en el pasado conflicto armado ¿Cree que esa ley podría favorecer a Vides Casanova en el país?

La ley de amnistía no aplica en este tipo de crímenes contra la humanidad y no están sometidos ni a la prescripción o algunos excluyentes de responsabilidad. El Salvador es firmante de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y reiteradamente la Corte Interamericana de los Derechos Humanos en sus sentencias han determinado que dicha ley no se puede aplicar.

Desde el año 2000, la Sala de lo Constitucional de aquel entonces, por jurisprudencia, dijo que la ley de amnistía no aplicaba en violaciones a los derechos humanos; sin embargo, lamentamos que en El Salvador todos los jueces y fiscales que han conocido estos casos se han negado a aplicarla.

¿Debe iniciar la Fiscalía una acción penal contra Vides Casanova?

Estoy exhortando al señor fiscal general de la república, Luis Martínez, a que reactive diversas denuncias que no han sido tramitadas en estos años y que se refieren a la época de cuando el general Vides Casanova tuvo estos grandes cargos y que investigue su probable responsabilidad.

También se encuentra abierto en un juzgado de Chalatenango el proceso judicial por la masacre del río Sumpul y hay una obligación de la Fiscalía de profundizar y establecer la responsabilidad.

La Sala de lo Constitucional actual también tiene la responsabilidad de no seguir retardando una nueva demanda que se encuentra desde hace muchos meses en estudio para sentencia. Esta nueva sentencia de la Sala podría ampliar el mecanismo de la sentencia del año 2000 de brindar más posibilidades de justicia a las víctimas

¿Se ha reparado el daño cometido a las víctimas?

La desaparición formada es uno de los peores crímenes que pueden cometerse. Los familiares ni siquiera tienen la posibilidad de tener certeza de la muerte de sus seres queridos, no hay cuerpos, no pueden completar el duelo; entonces, se experimenta una incertidumbre y un sentimiento muy grande que se vuelve permanente.

Este sufrimiento se vuelve difícil y en derechos humanos se determina que es casi a una condición de tortura.

En la medida que el Estado no busca a los desaparecidos prolonga el estado de tortura y se vuelve responsable de ese sufrimiento.

Hay miles de madres que siguen sufriendo el dolor de la desaparición y sigue sufriendo porque ven que el Estado protege a los violadores de los derechos humanos. Esto es revictimizador; profundiza el sufrimiento, las madres suben a los buses y ven personas que imaginan que son sus hijos, tienen pesadillas, enfrentan enfermedades como diabetes, cáncer y otros padecimientos que se han desarrollado con los años.

Otro de los casos que está tomando relevancia a nivel internacional es la posible extradición a España del coronel Inocente Orlando Montano, supuesto responsable del asesinato de los padres Jesuitas y sus colaboradoras ¿La justicia está llegando en estos casos?

Vemos con satisfacción la noticia que el departamento de justicia de los Estados Unidos ha solicitado la deportación a España del coronel Montano. Recordemos que la comisión de la verdad estableció la participación de dicho personaje y otros altos jefes militares de la denominada “Tandona”, quienes fueron los que dieron la orden de asesinar a los padres Jesuitas y sus colaboradoras.

Ante la justicia salvadoreña intentaron ser procesados por denuncia de la compañía de Jesús y la Universidad Centroamericana, pero en una forma perversa el sistema de justicia salvadoreño buscó subterfugios para liberarlos de responsabilidad y cuando se dictó la orden de captura internacional en España, la Corte Suprema de Justicia de El Salvador declaró que no podían ser extraditados y que no colaboraría con la justicia española.

La justicia en estos casos ha avanzado en Estados Unidos y España, pero nos deja la lección que el sistema salvadoreños sigue protegiendo la impunidad.

¿Esperan que esta vez sí sea juzgado el coronel Montano por los delitos cometidos?

Es un tema que nos revela y nos identifica a nivel internacional como un Estado que promueve la impunidad, un Estado que discrimina a las víctimas de violaciones a los derechos humanos y que protege a los responsables de crímenes atroces.

Esto nos denigra en nuestra imagen a nivel internacional a pesar que se han tenido logros democráticos, pero es contradictorio que los avances en el país se construyan sobre el dolor, la discriminación y la negación de derechos.

Hay esperanza que esto avance y la extradición del coronel Montano a España brinda la oportunidad que se reactive el juicio en su contra, pero hay que  esperar qué información da el imputado a los tribunales internacionales.


EL PRESIDENTE Y LA ÉPOCA (I)

Jorge Gómez Barata 

Refiriéndose al desempeño del presidente cubano en la VII Cumbre de las Américas, un lector me escribió: “…Quien no apoye a Raúl (Castro) no es cubano…” Aunque tal vez exagere, comparto el espíritu de la afirmación. Más allá de las militancias y simpatías políticas, el líder cubano representó el interés nacional. Lo que es bueno para el país, es bueno para todos sus habitantes.

Si bien la generación histórica que encabezó la lucha armada, proclamó el socialismo, y conduce la Revolución, no es responsable por el diferendo con Estados Unidos, entre sus cometidos históricos figura avanzar en su solución.

Las políticas coloniales, las coyunturas históricas determinaron, a la vez,  el desarrollo en Norteamérica de un poderoso imperialismo y el empoderamiento en Latinoamérica de oligarquías locales, dependientes del capital extranjero y opuestas a los intereses de sus pueblos que dieron origen al subdesarrollo y la dependencia política, favoreciendo el predominio  estadounidense que, siglo y medio después, en los años sesenta, comenzó a cambiar, y cuyos mejores frutos se cosechan ahora.

La Revolución Cubana concitó la visceral y violenta hostilidad de  Estados Unidos, abrió un proceso que, pasando por diferentes etapas y traumas como el bloqueo, la agresión y la exclusión de Cuba; así como la  promoción de la lucha armada y el auge reaccionario que llevó al poder a la última oleada de dictaduras militares en el cono sur, y a oligarquías antediluvianas en Centroamérica, condujo a la situación de hoy.

En esa andadura, en medio de la cual desapareció la Unión Soviética y la versión del socialismo que ella promovió, el aceleramiento del crecimiento económico de todos los países latinoamericanos permitió la llegada al poder de gobiernos progresistas, conducido por líderes ilustrados, electos democráticamente, comprometidos con sus pueblos que, a pesar de enormes dificultades, aproxima la región a una coyuntura inédita.

La corriente de avance latinoamericana había enfrentado el obstáculo de las políticas anacrónicas de los Estados Unidos, los cuales, en lugar de favorecer tendencias, que en otras partes quieren impulsar por la fuerza, las  hostiliza.

El momento de maduración latinoamericana coincide con una administración norteamericana que parece haber comprendido que es más rentable sumarse a las corrientes avanzadas que confrontarlas, y traza estrategias, en las cuales anacronismos como la política hacia Cuba, estorban. Obama y su administración no son iluminados ni arcángeles políticos, sino lideres pragmáticos que retoman tesis que Kennedy había comprendido 50 años atrás.

La posición del presidente Raúl Castro, patriótica, socialista y solidaria, aunque de un realismo esclarecido, ha permitido adelantos en la solución del diferendo con Estados Unidos, lo cual tributa a avances que pueden significar no sólo un cambio de época, sino la creación de nuevas realidades y alternativas que capaces de conducir a Latinoamérica a soluciones óptimas”. 

El tema no se agota pero el espacio sí. Luego les cuento más. Allá nos vemos.

La Habana, 13 de abril de 2015


Murió Galeano

Publicado en Cubadebate el 13 abril 2015

Eduardo Galeano. Foto: Milenio.

El escritor uruguayo Eduardo Galeano (3 de septiembre de 1940) ha fallecido este lunes a las 8:20 en Montevideo, a los 74 años de edad. El también periodista ha sido una de las personalidades más destacadas de la cultura uruguaya y un referente en el mundo de habla hispana.

El pasado viernes ingresó en un hospital como consecuencia de un cáncer de pulmón. Desde su publicación en 1971, Las venas abiertas de América Latina se ha convertido en un clásico de la literatura política latinoamericana. Su obra, entre la que también destaca Memoria del fuego (1986), ha sido traducida a una veintena de idiomas.

A los 14 años, Galeano ya vendía sus primeras caricaturas a los diarios montevideanos. En los años sesenta comenzó su carrera periodística, trabajando como editor en el semanario Marcha y durante dos años en el diario Época. Tras el golpe de estado de 1973, Galeano tuvo que dejar Uruguay y marchó a vivir a Argentina, donde fundó un magacín cultural de nombre Crisis. Cuando volvió a Uruguay, ya en 1985, fundó un semanario llamado Brecha.

Estos días estaba a punto de editarse un nuevo libro del escritor llamado Mujeres, considerado un experimento editorial.

(Con información de agencias)


Con OEA o sin OEA, América Latina ganó la pelea

Por Pedro Martínez Pírez

Como un triunfo de América Latina y el Caribe se percibió en Cuba la VII Cumbre de las Américas efectuada en Panamá, donde brillaron los estadistas que en representación de los países del Sur dialogaron con las dos potencias americanas del Norte.

La presencia de Cuba por primera vez en estas Cumbres, el emotivo discurso del presidente Raúl Castro y su encuentro con Barack Obama, y las sólidas intervenciones de varios primeros mandatarios, entre ellos, Rafael Correa, Nicolás Maduro y Cristina Fernández, marcaron un nuevo momento en estos foros iniciados en la ciudad de Miami en 1994, bajo la tutela de Washington.

Pero un protagonista que en Cuba no se olvida es el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, quien antes incluso de su toma de posesión, hizo saber con determinación que invitaría a Cuba a la VII Cumbre, con plenos derechos e igualdad de condiciones, y así lo hizo.

Y Cuba, que no es miembro de la OEA, ni quiere serlo, aceptó la invitación, y el presidente Raúl Castro no solamente habló durante casi cincuenta minutos en la sesión plenaria del sábado, sino que fue uno de los líderes más aplaudidos por su histórico discurso en la Cumbre de Panamá.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien no asistió a la Cumbre anterior en Cartagena de Indias en protesta por la marginación de Cuba, intervino brillantemente en las dos Cumbres, la oficial y la de los Pueblos, para subrayar que no se trata de un favor la nueva política de Estados Unidos hacia la Mayor de las Antillas, sino de un derecho ganado por la resistencia y la dignidad del pueblo cubano.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, en su valiente intervención en la VII Cumbre de Panamá, enfatizó que “Cuba está aquí porque luchó por más de sesenta años, con una dignidad sin precedentes; con un pueblo que sufrió y sufre muchas penurias, y porque ese pueblo fue dirigido por líderes que no traicionaron su lucha”.

La VII Cumbre de Panamá demostró el cambio de época que vive Nuestra América, dotada ya de instituciones mucho más representativas que la OEA; donde sus pueblos reivindican su historia, su cultura, y del Río Bravo a la Patagonia, reclaman respeto a su soberanía y a sus legítimos derechos como naciones libres e independientes.

Parafraseando al cantautor cubano Carlos Puebla en Panamá, con OEA o sin OEA los pueblos ya ganaron la pelea.

La Habana, 13 de abril de 2015