viernes, 10 de abril de 2015

Cuba no participará en diálogo de Actores Sociales con Gobiernos

Radio Rebelde  -  2015.04.10 - 17:35:46 / web@radiorebelde.icrt.cu


“Nuestra delegación ha resuelto no participar en el diálogo de la sociedad civil y los actores sociales con los gobiernos previsto para la tarde de hoy”, afirma la declaración de la delegación cubana presentada por Rosa María Pérez Gutiérrez, presidenta de la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, en el hotel El Panamá.

Declaración de la delegación cubana al Foro de la Sociedad Civil y Actores Sociales de la VII Cumbre de las Américas

Nuestra delegación ha resuelto no participar en el diálogo de la sociedad civil y los actores sociales con los gobiernos previsto para la tarde de hoy.

Hemos tomado esta decisión después de reflexionar colectivamente acerca del escenario que se ha diseñado en el Foro de la Sociedad Civil para forzarnos a compartir con mercenarios pagados desde el exterior con el propósito de subvertir el sistema político y social del país.

Ha sido particularmente ofensiva la presencia de individuos vinculados a terroristas tan viles como Luis Posada Carriles y Félix Rodríguez Mendigutía. Desde nuestra llegada a Panamá, hemos denunciado reiteradamente, con pruebas documentadas, la verdadera identidad de estos supuestos representantes del pueblo cubano. Rechazamos la manipulación que ha hecho la prensa de nuestra actuación consecuente y su intencionada omisión de los testimonios que hemos presentado.

Los mercenarios han recibido la invitación oficial para acceder al plenario de esta tarde. Por respeto al Presidente anfitrión y a los demás mandatarios, incluido el Presidente Obama, la delegación de la auténtica sociedad civil cubana ha preferido no participar en el encuentro referido.

Queremos también dejar constancia de nuestro rechazo a cualquier documento que pueda presentarse sin haber sido resultado de los debates que tuvieron lugar ayer en las Mesas de Participación Ciudadana y Gobernabilidad Democrática en los Salones Cristal y Bella Vista.

DELEGACIÓN CUBANA AL FORO DE LA SOCIEDAD CIVIL Y ACTORES SOCIALES DE LA VII CUMBRE DE LAS AMÉRICAS


Raúl y Obama se reúnen este sábado en Panamá

Cubasí  -  BBC Mundo  -  Viernes, 10 Abril 2015 17:56

La Casa Blanca anunció este viernes que anticipa una reunión entre el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y su homólogo cubano, Raúl Castro, en la Cumbre de las Américas.

Así lo confirmó el asesor adjunto de Seguridad Nacional de Estados Unidos Ben Rhodes, quien dijo que la reunión se realizará el sábado.

"Ciertamente anticipamos que ellos tendrán la oportunidad de verse en la cumbre mañana para tener una discusión", dijo Rhodes.

"No tenemos una reunión formal pactada para una hora específica", agregó. "Pero ciertamente anticipamos que tendrán una discusión mañana en el contexto de la cumbre o en los márgenes de ella".

Esta reunión tiene un carácter histórico, pues ningún presidente en ejercicio ha tenido una reunión formal con uno cubano desde que el presidente Dwight Eisenhower se sentó con el líder cubano Fulgencio Batista en 1958.

Fidel Castro y Bill Clinton se vieron brevemente en Naciones Unidas en 2000, pero apenas se dieron la mano.

Y en el funeral del líder sudafricano Nelson Mandela, en 2013, Obama y Castro también se saludaron.

Previo al encuentro de este sábado y también en Panamá, el secretario de Estado John Kerry sostuvo una reunión con el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, en lo que ha sido descrito como el encuentro de más alto nivel entre los dos países en más de medio siglo.

Además, el Departamento de Estado envió sus recomendaciones a la Casa Blanca sobre el retiro de Cuba de su lista de estados patrocinadores del terrorismo, un paso clave en el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.


Celebran en Hanoi aniversario de la victoria cubana de Girón

por Pedro Pablo Figueredo

Acto en Hanoi por 54 aniversario de Girón.

Un encuentro amistoso se realizó hoy en Hanói para rememorar el  aniversario 54 de la victoria cubana de Playa Girón (19 de abril) y 55 del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre Vietnam y Cuba (2 de diciembre).

Al intervenir en el acto, el director general de la Voz de Vietnam, Nguyen Dang Tien, enfatizó que ese triunfo tiene gran importancia en la lucha por la independencia del pueblo cubano, en particular, y América Latina en general, y constituyó una fuente de estímulo para el movimiento de liberación nacional internacionalmente, incluida la nación  indochina.

Destacó la solidaridad y la cooperación de la pequeña isla caribeña expresada en las emisiones de la Voz de Vietnam por las ondas internacionales de Radio Habana Cuba. Rememoró que durante nueve años en seis emisiones diarias el mundo y la sociedad norteamericana conocieron de la realidad de la lucha heroica y el genocidio que se cometía en su patria por la ayuda solidaria confirmada en la frase del Comandante en Jefe, Fidel Castro, “Por Vietnam nosotros estamos dispuestos a dar hasta nuestra propia sangre”.

También extendió su felicitación al colectivo de la emisora internacional cubana y recordó que en ocasión de trabajo en el 2013 visitó el centro y constató el orgullo de sus trabajadores,  algunos fundadores que aún permanecen,  por la misión cumplida.

Por su parte, el embajador de La Habana en Hanoi, Herminio López Díaz, recordó que Girón es una de las páginas históricas más extraordinarias del pueblo cubano en la protección de los logros de la revolución en las últimas cinco décadas.

Al abordar la normalización de los vínculos La Habana- Washington, informó que ambas partes realizaron varias rondas de diálogo al respecto, pero aún existen diferencias en diversos temas.

Sobre el 55 aniversario del establecimiento de los lazos diplomáticos Vietnam- Cuba a fines de 2015, López Díaz expresó su impresión ante los éxitos locales en el desarrollo socioeconómico y destacó que las experiencias vietnamitas en la renovación son conceptos  referenciales necesarios para Cuba.


Denuncia Cuba nueva manipulación en el Foro de la Sociedad Civil: “Pretenden humillarnos”, dice Barnet

Publicado en Cubadebate  -  10 abril 2015 

Barnet: llevamos días trabajando y ahora hay un anuncio de que hay que reacreditarse. Nos parece humillante. Foto Pensando Américas ‏@PensarAmericas 

“Están anunciando que nos tenemos que reacreditar para poder asistir a la clausura del Foro donde asistirán los mantarios”, aseguró Miguel Barnet, Presidente la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, en declaraciones a la prensa en nombre de los participantes cubanos al Foro de la Sociedad Civil, una reunión caracterizada por las dilaciones en la entrega de documentos a la delegación cubana, y en por lo cual se han producido varias protestas desde el pasado 8 de abril.

“Hemos trabajado con mucha seriedad en las Mesas de Gobernabilidad Democrática y Participación Ciudadana, y tenemos un documento para presentar a los Jefes de Estado. Y ahora hay un anuncio de que hay que reacreditarse, lo cual nos parece humillante a la delegación cubana, porque estamos perfectamente acreditados”, añadió.

“Pretenden humillarnos y no vamos a permitir eso”, aseguró.  “Hay un anuncio de que hay que reacreditarse. Ya tenemos credencial”, afirmó.

Una periodista despistada le pregunta de qué Cuba él es representante, si es de la de Raúl Castro. “Yo soy un cubano orgulloso de su país, no un cubano vergonzoso. Yo soy de la Cuba de Raúl y Fidel”, respondió.

(Noticia en construcción)


Panamá aguarda un encuentro histórico de Obama y Castro

La reunión debería certificar el acercamiento bilateral iniciado en diciembre. El líder de EEUU insta a los dirigentes del continente a reaccionar ante Venezuela

EL PERIÓDICO - TONI CANO / MÉXICO - VIERNES, 10 DE ABRIL DEL 2015


Todo el mundo espera la foto: la imagen del encuentro entre el presidente estadounidense, Barack Obama, y al presidente cubano, Raúl Castro, que certificará el acercamiento iniciado en diciembre pasado y presagiado con aquel primer apretón de manos que se dieron hoy hace 16 meses en el funeral de Nelson Mandela. El marco será una histórica VII Cumbre de las Américas, que se iniciará esta noche en Panamá, por primera vez con la asistencia de Cuba, pero en medio de una creciente tensión entre Venezuela y EEUU.

Obama dijo ayer que los «cambios históricos» en la política hacia Cuba ya están dando «resultados» y consideró que ni su país ni el resto del continente deben «mantener silencio sobre la situación en Venezuela». Lo que hable con Castro en su reunión fuera de las sesiones oficiales quedará en el secreto de la urdimbre de la nueva relación que vienen tejiendo desde aquel primer saludo.

Obama recordó: «Continuamos teniendo diferencias significativas, incluidos temas relacionados con los derechos humanos». Pero basta que por primera vez la isla caribeña pueda asistir a la cita continental iniciada en 1994 para que la cumbre se considere ante todo una «celebración».

El presidente panameño, Juan Varela, predijo «una cumbre histórica que va a encontrar un continente unido y buscándose a sí mismo». Ese clima de festejo al reunir por primera vez a los 35 mandatarios del continente se ha visto opacado por los presagios de enfrentamiento desde que hace un mes Obama amplió las sanciones a Venezuela y consideró a ese país una «amenaza extraordinaria» para la seguridad de EEUU. «Esto va a ser el eje bolivariano contra el imperio», comentaba con sorna un panameño.

La condena fue general y vino a dar nuevo aires al criticado presidente venezolano, Nicolás Maduro. Cuando menos se habló de «amenaza injerencista», y los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (Alba) exigieron que Obama derogara la declaración y pidiera perdón a Venezuela si no quería encontrarse en Panamá frente a los «antiimperialistas», o «con la horma de sus zapatos».

«MAFIA DE MIAMI»

Castro adelantó que no solo exigirá a Obama el «definitivo cese del bloqueo» a la isla, sino que también rechazará «toda tentativa de aislar y amenazar a Venezuela». Como señalaba el panameño, «van a pelearse hasta esos pájaros del emblema de la cumbre»: uno azul y otro rojo que parecen disputarse el ramo de olivo. Y lo decía a la vista de que los primeros enfrentamientos -entre cubanos- salieron ayer de los foros y alteraron las calles de la blindada ciudad de Panamá. Los opositores, tanto de Cuba como de Venezuela, llegaron antes que los jefes de Estado, dispuestos a ser coprotagonistas de la cumbre.

La delegación cubana se retiró del Foro de la Sociedad Civil, como rechazo a la «presencia en Panamá de Félix Rodríguez, asesino confeso del Che Guevara y de mercenarios que se jactan de su amistad con terroristas». Además de esa «mafia de Miami», viajaron a Panamá al menos una docena de disidentes; la policía advirtió a la primera en llegar, Rosa Payá, hija de Osvaldo Payá, el opositor muerto en accidente de tráfico en el 2012: «Vas a ser deportada si causas disturbios, llevas una pancarta».

PROFUNDIZAR LA DEMOCRACIA

Y también llegaron los opositores venezolanos, cargados de pancartas y documentos, para participar en foros paralelos y sentar su protesta contra Maduro en el parque Urracá. Tras simulacros antiterroristas y bajo la vigilancia de al menos 6.000 policías adiestrados por fuerzas especiales estadounidenses, todo está listo para que esta noche inicie el histórico encuentro. Tras la foto e intramuros, todos confían en que se conserve el propósito original de «profundizar la democracia». Aunque lo esgrimirán desde los distintos colores.

Promotor de esta cumbre, el embajador panameño Guillermo Cochez limó asperezas al prever: «La VII Cumbre de las Américas reafirmará ese compromiso original, más allá de los temas específicos que se tratarán —el desarrollo sostenible y la justicia social en todas las Américas— y a pesar de todas las actuales diferencias políticas entre los países». Y Barack Obama remarcó que la relación actual entre EEUU y las Américas es «la mejor en muchas décadas».


No hubo Mesa con mercenarios, sí denuncia

Se instalaron las mesas que bien pueden llamarse de los pueblos, de las verdaderas sociedades civiles y protagonistas de esta América Nuestra. Sesionaron también hoy los foros de Rectores y Empresarios y cerró sus puertas el de Juventud

En Panamá sí sesionaron las mesas de los pueblos, de las verdaderas sociedades civiles y protagonistas de esta América Nuestra. Autor: Ismael Francisco

Juana Carrasco Martín
juana@juventudrebelde.cu
10 de Abril del 2015 1:06:30 CDT

CIUDAD DE PANAMÁ.— Estas sí fueron las Mesas de la Sociedad Civil. La presentación de las declaraciones llegó en voz del padre Enrique Vidal Atencio, de Venezuela, quien le dio la palabra a su coterránea Luisa Araujo y a la brasileña Socorro Gomes para que leyeran las decisiones, en la rueda de prensa convocada en el lobby del hotel El Panamá, al filo de las cuatro de la tarde de este jueves, hora local.

Hoy presentamos nuestra palabra porque no hemos recibido el trato que esperábamos de este evento, por no tener las acreditaciones. Era la referencia obligada a un hecho que se denunciaba por Cuba y otros desde el primer día. Habían acudido a Panamá porque los organizadores les comunicaron su aceptación a los Foros y no pocos de ellos todavía carecían de las credenciales correspondientes.

Además, estaba la medida de la indignidad, la presencia de «actores sociales» que en realidad solo podían representar al mercenarismo e incluso al terrorismo internacional.

Yoerky Sánchez, representante en ese Foro de la Unión de Periodistas de Cuba, lo dejó claro ante informaciones que circulaban en la prensa local e internacional: la delegación cubana no se ha ido del Foro de la Sociedad Civil. «No nos sentamos a dialogar con mercenarios». Una posición de principios reiterada una y otra vez.

«Cuba no se ha ido del Foro de la Sociedad Civil; Cuba ha estado discutiendo y haciendo aportes. Donde han estado los mercenarios los hemos sacado; donde no han estado, ha habido debate, ha habido respeto», subrayó el joven periodista de Juventud Rebelde, quien destacó que tenían el mandato de más de 2 000 organizaciones de la sociedad civil cubana, y lo han cumplido.

Un mandato, agregó, «que no íbamos a discutir con mercenarios pagados. Nosotros no nos sentamos a dialogar con mercenarios».

Luisa Araujo leyó el comunicado de la Mesa de Participación Ciudadana que se instaló sin la presencia de los mercenarios, con los representantes de la sociedad civil y actores sociales de Ecuador, Nicaragua, El Salvador, Panamá, México, Colombia, Venezuela, Cuba y Chile, quienes se reunían en la Sala Cristal en la Mesa de Participación Ciudadana de la Sociedad Civil y Actores Sociales. Y en la presencia de los facilitadores designados por el Comité Organizador Maribel Jae, de Panamá y Jorge Arguindegui, de Argentina, llevaban a cabo un debate en armonía.

En los puntos acordados condenaron «la complicidad del Comité Organizador para facilitar la reunión de sujetos no legitimados, enemigos históricos de las causas populares que pretenden erigirse como representantes de una  sociedad civil que los repudia y que abandonaron el espacio oficial de la mesa, y no permitieron esperar a que se acreditaran todos los representantes de la sociedad civil aplicados al mismo. Ellos no representan a nuestros pueblos». Esos ilegítimos también ejecutaron la ofensa de armar un foro paralelo.

Se rechazó en la declaración «el intento de agresión a los compañeros de la delegación de Ecuador por parte de César Ricaurte, de Funda Medios, ONG financiada por la Usaid, que promueve el Golpe de Estado en Ecuador», y se exigió a los organizadores del evento «declarar ilegítima a la Mesa paralela que se ha intentado construir para desconocer la verdadera representación de la sociedad civil y actores sociales de nuestra América».

La proclama puntualiza la firme decisión de construir nuestra América unida, independiente y soberana, con mecanismos de integración tan potentes como la Celac.

A pesar de la OEA y los mercenarios

La brasileña Socorro Gomes dio lectura, a su vez, a la Declaración firmada por varias decenas de delegados a la Mesa de Gobernabilidad Democrática del Foro de la Sociedad Civil, provenientes de Argentina, Barbados, Brasil, Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Perú, Uruguay y Venezuela, quienes denunciaron que la instalación de la Mesa prevista para las nueve de la mañana no se produjo formalmente a causa de que se les negó el acceso al local a numerosos representantes de la sociedad civil de Cuba, Venezuela, Panamá, Ecuador y otros países por no haber recibido las credenciales a tiempo.

«Contradictoriamente, los organizadores acreditaron y facilitaron la presencia en el Salón Bella Vista de personas promovidas y financiadas por potencias extranjeras que se codean con terroristas confesos, algo incompatible con el más elemental respeto a los derechos humanos», denunciaron y agregaron que: «ante esta situación y en respuesta a la protesta legítima de delegados de distintos países, los facilitadores y el relator de la Mesa designados por la Red de Derechos Humanos de Panamá abandonaron el local junto a otros participantes y los mercenarios denunciados».

Los firmantes permanecieron en el Salón, eligieron sus coordinadores y vocero, y exigen que se reconozca como legítima la Mesa de Trabajo que permaneció en el Salón oficial y propició un debate amplio y riguroso, inspirado en las auténticas necesidades de nuestros pueblos.

Reclamos y solidaridad

Al tiempo que se abrían los foros de Rectores y el de Empresarios, en el de Sociedad Civil todavía había un buen grupo de los representantes de la Isla sin acreditar: credenciales provisionales, sin fotos identificadoras, se les habían entregado a solo 15 de los 28 delegados cubanos al empezar el día, mientras para los otros 13 delegados se mantenía la anomalía —que los organizadores atribuyeron y justificaron con fallas de la empresa privada contratada para ese servicio—.

Sin embargo, no ha faltado el apoyo de organizaciones sociales panameñas que se unían más tarde a la denuncia por la presencia aquí de personas vinculadas al terrorismo internacional, quienes han intentado aprovechar el Foro de la Sociedad Civil de la VII Cumbre de las Américas para generar provocación, lo que habían estado advirtiendo desde hace días, y ahora lo patentizaban en un Comunicado al país.

Edgardo Voitier, del Frente Amplio Colonense y uno de los firmantes de la denuncia hecha por un grupo de personalidades y organizaciones panameñas, rubricó con perfecto conocimiento de causa esa declaración, porque fue uno de los panameños que estuvo a punto de perder la vida en el atentado que en el año 2000 organizara Luis Posada Carriles contra el Comandante en Jefe Fidel Castro y los panameños que colmaban el Paraninfo de la Universidad de Panamá, donde sesionará, precisamente, la Cumbre de los Pueblos.

El desacuerdo en compartir el evento con personas vinculadas al terrorismo quedó explicitado abiertamente, al tiempo que expresaron que esa presencia «no contribuye a los nobles propósitos de prosperidad con equidad con el que ha sido concebido y creado el Foro».

El reclamo es una de las acciones que unen a los panameños con las denuncias hechas por Cuba.

En horas del mediodía, en tanto, se conocía que un centenar de istmeños solidarios habían creado un cordón frente a la Embajada de Cuba, ante los rumores de que los mercenarios organizaban un ultraje a la sede diplomática.

La intentona también se denunciaba en las redes sociales, que han estado muy activas aquí y en la región, acompañando la posición de principios de la delegación cubana a los Foros, al punto que en el debate generado en Twitter la etiqueta #Cuba alcanzaba cinco millones de tuits en 24 horas.

Coincidiendo con el gesto solidario circulaba también ya la carta enviada por el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y el reverendo cubano Raúl Suárez, al Comité Organizador del Foro de la Sociedad Civil, en la que demandaron la expulsión de personas que empañan el objetivo del evento y afiliadas a la contrarrevolución cubana y venezolana, señalaron.

Este Foro fue convocado por la Red de Derechos Humanos de Panamá, por eso no entendemos cómo pueden incluir y conceder acreditación a quienes hacen apología del asesinato, trabajan a sueldo de potencias extranjeras y mantienen estrechos vínculos con terroristas internacionales como Luis Posada Carriles y Félix Rodríguez Mendigutía, uno de los implicados en el asesinato de Ernesto Che Guevara.

Cuba recibió, una vez más, la cosecha de la solidaridad que ha sembrado en 56 años de Revolución Cubana.

Solicitamos al Comité Organizador del Foro de la Sociedad Civil de la VII Cumbre de las Américas que adopte las correcciones pertinentes y expulse del evento a esas personas, señalaron.

Condena a guarimberos

Este jueves, delegados venezolanos del Comité de Víctimas de las Guarimbas también denunciaron en el lobby de los salones del Hotel El Panamá, sede del Foro de la Sociedad Civil y también del Foro de Las Juventudes de las Américas, que no habían recibido sus credenciales.

Sin embargo, afirmaban los bolivarianos, los organizadores del evento de las Américas auparon la presencia de los responsables de las 43 muertes provocadas en los hechos violentos de 2014 en sus intentos de desestabilizar y derrocar el Gobierno legítimo de Nicolás Maduro.

Yendry Velásquez, viuda del capitán de la Guardia Nacional Bolivariana, Ramzor Ernesto Bracho, asesinado en las guarimbas por grupos violentos vinculados a la derecha venezolana, se había enfrentado antes, en ese mismo lobby, a Lilian Tintori, esposa del opositor e incitador a la violencia Leopoldo López, con esta dolorosa verdad: «Tu esposo está vivo, el mío está muerto gracias al tuyo; tú vas y lo ves, yo simplemente llevo flores a una tumba todos los domingos. Eso no es igual, no es justo que haya una parcialidad hacia tu lado y hacia el mío no. Eso jamás lo vas a poder cambiar».

La confabulación contra las delegaciones y los países soberanos e independientes de la América Nuestra es evidente en este entorno de la Cumbre de las Américas, instancia creada hace 20 años por el entonces presidente de EE.UU. Bill Clinton, quien el miércoles hizo un largo discurso durante la jornada inaugural del IV Foro de la Sociedad Civil. Quería Estados Unidos instaurar el ALCA, pero no pudieron con los que apostamos por la unidad latinoamericana y caribeña.

Hoy en la agenda

La Cumbre de los Pueblos comenzará sus sesiones durante la jornada de este  viernes, en tanto en los Foros paralelos se clausurarán los de Empresarios y de Rectores en horas del mediodía de Panamá. Según el programa,  luego de la clausura habrá, hasta las cuatro de la tarde, un espacio que los organizadores han llamado «interacción con la Cumbre», en el que se ha anunciado que los participantes intercambiarán con mandatarios que ya están presentes en Panamá para la VII Cumbre de las Américas.


Evo Morales acompaña a Maduro en acto de entrega de los más de 10 millones contra decreto de Obama

Publicado en Cubadebate el 9 abril 2015

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, felicitó al pueblo venezolano por la unidad demostrada ante la agresión imperial de Estados Unidos.

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, llegó hoy a esta capital, en breve escala hacia Panamá donde asistirá a la VII Cumbre de las Américas.

Morales acompañó al jefe de Estado venezolano, Nicolás Maduro en un acto multitudinario en Palacio de Miraflores( sede del Gobierno) , para la entrega de más de 10 millones de firmas recolectadas contra el decreto ejecutivo estadounidense que señala a este país suramericano como una amenaza.

En el acto previo a la partida hacia Miraflores, el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, resaltó el éxito de la campaña y confirmó que las firmas colectadas serán presentadas en la Cumbre de las Américas en Panamá.

Morales, quien ha sido uno de los dignatarios de la región que ha abogado por esa solidaridad con Venezuela, desarrollará una intensa agenda en el país istmeño, que incluye encuentros con los movimientos sociales presentes y hasta un partido de fútbol con representantes indígenas de la nación sede de la reunión continental.

También ofrecerá una conferencia magistral a los participantes en la Cumbre de los pueblos, organizada por sectores sociales y organizaciones sindicales en el Paraninfo de la Universidad de Panamá.

Entre otras actividades paralelas a su participación en la Cumbre de las Américas, el líder indígena visitará la escuela República de Bolivia, en la ciudad de Colón, en la cual estudian unos mil 200 alumnos, según fuentes oficiales bolivianas.

El jefe de Estado boliviano ofrecerá también otra conferencia magistral en la Universidad de Panamá, la cual le otorgó en el pasado el título de Doctor Honoris Causa.


El gran ausente-presente en Panamá

Ángel Guerra Cabrera

Las Cumbres de las Américas(CA) comenzaron en 1994,  en Miami,  como mecanismo de sujeción de América Latina y el Caribe(ALC) a Estados Unidos.  Entrado en vigor el TLCAN en México ese mismo año, su objetivo era extender del río Bravo a la Patagonia la anexión y recolonización por Washington de nuestras naciones a través el Área de Libre Comercio de las Américas(Alca).

El Alca se suponía que fuera aprobado como una mero trámite en la CA de Mar del Plata(2005). Pero ya en la de Quebec, en 2001, ocurrió  lo que nadie imaginaba.

Ante la incredulidad de una mayoría de gobernantes serviles, Hugo Chávez, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, dejó plasmado de su puño y letra y calzado con su firma en el documento final su rechazo al engendro anexionista. Hay que remontarse a aquella época para calibrar la dimensión histórica de la actitud asumida por Chávez en medio del ambiente triunfalista predominante en la derecha internacional, con la Unión Soviética desintegrada, el socialismo presuntamente muerto y el anuncio por los ideólogos del imperio estadunidense de un mundo de eternos libre mercado y democracia liberal. Pero el venezolano solo estaba avisando de una rebelión mucho mayor.

Detrás de aquel gesto estaban el caracazo, el alzamiento indio de Chiapas, las puebladas que ya anunciaban el advenimiento de gobiernos nacional-populares en Argentina, Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Brasil, Uruguay.

Fue en la CA de Mar del Plata, en 2005, cuando en la cresta de una gran ola de rebeldía de los pueblos de nuestra América contra el neoliberalismo, la acción mancomunada de Fidel, Chávez, Kirchner, Lula y Evo - desde la calle, aun no era presidente-  hundió el Alca para siempre y marcó un punto de giro sin retorno en la historia de la Patria Grande.

Después nada fue igual en nuestras tierras. Con Chávez y Fidel había nacido el ALBA en La Habana en 2004 que luego sumaría, además de Venezuela y Cuba a 9 países más,  y surgieron la Unasur en 2007 y la Celac en 2011.

En la siguiente cumbre de Puerto España(2009) ALC exigieron la presencia de Cuba y el levantamiento del bloqueo que hoy la sigue asfixiando. En la que se celebró después en Cartagena(2012) todos los mandatarios expresaron categóricamente su negativa a concurrir a otra Cumbre donde no estuviera La Habana invitada.

Ello explica en parte el acuerdo al que arribó el presidente Barack Obama con su homólogo de Cuba Raúl Castro de anunciar el 17 de diciembre del año pasado el inicio del proceso hacia el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Y es que Washington no podía llegar a esta CA sin algún cambio positivo hacia Cuba que presentar ante los mandatarios de la región. No pudo lograr el inquilino de la Casa Blanca tener una embajada en la capital cubana al llegar a la Cumbre de las Américas como era su deseo.

La razón es que Cuba no acepta que puedan restablecerse las relaciones sin que Obama ordene sacarla de la espuria lista de patrocinadores del terrorismo, aunque algo parecería moverse rápidamente en esa dirección.

De la misma manera, ya un alto vocero de la Casa Blanca se vio obligado a moderar la retórica pues la protesta internacional y del pueblo de Venezuela, que ha firmado por millones  contra el arrogante decreto de Obama es creciente. Señal del cambio de época liderado por Chávez, el Alba, Unasur y la Celac han pedido su revocación.

Por eso, según el vocero, Caracas no es amenaza sino que así dice el formato de todos los decretos presidenciales para sancionar a otros países. Pero nadie en Washington habla de derogarlo ni hasta este minuto de establecer un diálogo  con el gobierno bolivariano, que es lo que exigen los pueblos y gobiernos de ALC. Es hora de que la gran potencia ponga fin a la guerra no declarada contra Venezuela que ya dura casi 15 años e inicie un proceso de normalización de relaciones con ella. Es hora de que terminen ridículas declaraciones injerencistas como la reciente contra Argentina.

Estados Unidos no puede ser ajeno a la grotesca presencia en los foros paralelos de la CA de sus mercenarios y contrarrevolucionarios diciéndose representantes de las sociedades civiles de Cuba y Venezuela. Como tampoco del miserable asesino de Che Guevara.

¿Qué habría dicho Chávez, que siempre fue un ardiente defensor de Cuba? Puede uno imaginar al gran ausente-presente en la CA esgrimiendo su recia voz y su dedo acusador contra el imperio. Otros lo harán por él. Allí estará, como en la Cumbre de los Pueblos.

Twitter: @aguerraguerra


Se reunieron en Panamá el canciller cubano y el Secretario norteamericano de Estado

EDITADO POR JULIO PÉREZ

Bruno Rodríguez y John Kerry se reúnen en Panamá

Panamá, 10 abr (RHC) El canciller cubano, Bruno Rodríguez y el Secretario norteamericano de Estado John Kerry se reunieron durante varias horas en la capital panameña, previo al comienzo de la VII Cumbre de las Américas..

El departamento de Estado colgó en su cuenta oficial de la red social Twitter una foto en la que se ve a ambos diplomáticos estrechándose la mano.

El encuentro de Rodríguez y Kerry es el de más alto nivel diplomático en más de me­dio siglo.

La Habana y Washington avanzan en el proceso para el restablecimiento de relaciones diplomáticas desde que el pasado 17 de di­ciembre los presidentes Raúl Castro y Barack Obama anunciaran su intención de abrir un nuevo capítulo en la convulsa historia que une a los dos países.

Sin embargo, todavía persisten obstáculos como la injustificada inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo internacional y la ausencia de servicios bancarios para la misión diplomática en Washington.

El Departamento de Estado recomendó re­cientemente que Cuba debía salir de la lista, pero todavía el presidente no ha notificado su decisión al Congreso, que tiene 45 días para emitir una opinión pero carece de capacidad para revertirla.

Hasta el momento se han celebrado dos rondas de conversaciones para implementar el restablecimiento de los nexos, una en la capital cubana y otra en la estadounidense, y se han llevado a cabo otros encuentros bilaterales sobre temas específicos.


ENSEÑANZAS Y OPORTUNIDADES

Jorge Gómez Barata

En términos políticos, a largos plazos, el desarrollo de la sociedad es previsible. El progreso material, cultural, científico y técnico, así como el perfeccionamiento institucional dan lugar a una hoja de ruta más o menos compartida. La excepción es el Oriente Medio.

Con la entrada en acción de la coalición liderada por Arabia Saudita contra Yemen, toda la región y parte de África del Norte está en guerra. En lugar de resolverse, los conflictos en esa región agravan y multiplican

Técnicamente, el megaconflicto actual se inició en 1948 con la primera de cuatro guerras entre árabes e israelíes, (1948, 1956, 1967 y 1973), y la guerra de Liberación de Argelia que duró ocho años (1954-1962), en la cual tomaron parte 400 000 efectivos franceses.

A las constantes agresiones de Israel contra Palestina y las intifadas o rebeliones con la cual ese sufrido pueblo ha respondido a lo largo de más de 60 años, se han sumado las agresiones al Líbano, y la ocupación de territorios en Siria, Jordania y Egipto.

En 1978 con los acuerdos de Camp David y los entendimientos que otorgaron autonomía a Palestina, y condujeron a la formación de la Autoridad Nacional Palestina, surgió una expectativa de paz que se ha esfumado como agua entre los dedos.

En 1979, después de ser derrocado el sha de Irán, se constituyó en aquel importante país, el más occidentalizado del Oriente Medio, una teocracia, cuyo desempeño  ha matizado fuertemente el último tramo en la historia de una región, en la cual las manipulaciones en torno al petróleo han sido decisivas.  

Entre 1980 y 1990 se libró la guerra entre Irán e Irak, (1980-1990), saldada con un millón de muertos, y en agosto de 1990 Saddam Hussein emprendió la aventura de Kuwait, provocando la Guerra del Golfo Pérsico entre una coalición amparada por la ONU y liderada por Estados Unidos, que involucró a medio millón de efectivos y enfrentó al ejército de Irak, calculado en un número similar.

La guinda de esa torta la aportó el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York en 2001, que desató la llamada “guerra al terrorismo”, como parte de la cual Estados Unidos invadió a Afganistán y a Irak, se generó el insólito e interminable conflicto en Siria, se desató la Primavera Árabe que introdujo la crisis en espacios relativamente estables como Túnez, Egipto y Libia, y apareció el Estado o Califato Islámico, que ha acabado de caotizar a la región.

No existe hoy ningún país árabe con instituciones consolidadas, proyectos políticos avanzados, cohesión interna, ni programas de desarrollo plausibles. La única perspectiva cierta en la región es la guerra, y la agravación de los conflictos.

Estados Unidos, Europa, Rusia y China por separado no están en condiciones de influir positivamente en la región, y sus rivalidades y falta de visión les impide ponerse de acuerdo para encontrar soluciones que pasan por la paz y el establecimiento de instituciones y liderazgos que, aunque con características, propias, apunten a la democracia e incorporen a la región a las corrientes del progreso.

Por ahora esa perspectiva está más allá del horizonte. América Latina que ha alcanzado la paz y la bonanza que nadie tiene, debe cuidarla como a la niña de los ojos. Estados Unidos debería colaborar porque ese status lo beneficia. Ojalá la Cumbre de las Américas no sea otra oportunidad perdida con efectos imprevisibles y pronósticos reservados. Allá nos vemos.

La Habana, 10 de abril de 2015