jueves, 2 de abril de 2015

Pronunciamiento de la comunidad cubana residente en El Salvador

Agrupados en ACRES Caguairán, con motivo de la participación de Cuba en la VII Cumbre de las Américas

Tomado de Embajada de Cuba en El Salvador  - abril 02, 2015

La comunidad cubana residente en El Salvador, con motivo de la participación de Cuba en la VII Cumbre de las Américas, a celebrarse en Panamá los días 10 y 11 de abril del presente año, queremos manifestar nuestra satisfacción y beneplácito por tal medida.

Nosotros, cubanos y cubanas, sabemos mejor que nadie sobre las plenas garantías que tienen nuestros ciudadanos en cuanto a derechos humanos, como son el acceso universal y gratuito a la educación y la salud, al empleo, a la información, a la protección y a la igualdad racial y de género, así como a la aprehensión por parte de los jóvenes de conocimientos que les permiten salvaguardar sus derechos y deberes.

En términos de seguridad ciudadana, conocida esta como un estado ideal de ausencia de todo daño a los derechos humanos, podemos decir que en Cuba existen instituciones jurídicas con la misión de garantizar el cumplimiento de los derechos del hombre y que la seguridad ciudadana tiene plenas garantías.

En otros temas como los Objetivos de desarrollo del Milenio, podemos decir que nuestra nación tiene cubiertos en gran medida desde hace tiempo, sobre todo los referidos a terminar con la pobreza extrema y el analfabetismo. Hemos apoyado y apoyaremos todas esas acciones de mecanismos regionales como la Alianza Boli­va­riana para los Pueblos de Nuestra América-Tra­tado de Comercio con los Pueblos (ALBA-TCP) en busca de mayor equidad, accesibilidad y de­sarrollo, en especial para intentar erradicar el hambre del panorama latinoamericano y caribeño.

Nuestro pueblo tiene mucho que compartir con nuestros hermanos latinoamericanos, el bloqueo y el aislamiento económico al que injustamente hemos estado sometidos durante décadas nos ha obligado a sacar lo mejor de este pueblo y en aspectos como el MEDIO AMBIENTE Y ENERGÍA, MOTORES DEL DESARROLLO SOSTENIBLE, tenemos mucho que compartir, las experiencias en el uso de la energía renovable en Cuba, las consecuencias de la acción del hombre y las políticas y estrategias que deberían asumirse desde la región para enfrentar el impacto del cambio climático y las metas hacia el año 2030, entre las que se encuentran el cambio en la matriz energética, que llevaran a Cuba a la transición a un mundo más sostenible, en el cual se deben buscar respuestas en el ámbito local, nacional e internacional.

Nuestro Comandante Fidel Castro en la Cumbre de la Tierra (1992), en Río de Janeiro, dijo: “Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre”. Es por ello que constantemente nuestro país está buscando e implementando medidas para revertir estos patrones y creemos que un primer paso sería incluir en los planes y programas de estudio de la región desde edades tempranas el conocimiento y cuidado del medio ambiente, como una ma­nera de contribuir en la protección de nuestra casa común.

Otro de los pilares de nuestra revolución ha sido, es y seguirá siendo la EDUCACIÓN Y SALUD, PILARES DE LA SOCIEDAD, Los retos para el perfeccionamiento de los sistemas de enseñanza básica, media y universitaria, así como del sistema sanitario cubano y de las Américas es otra experiencia para compartir con nuestros hermanos latinoamericanos. Es importante hacerle saber al mundo la voluntad política del Gobierno revolucionario que ha permitido que nuestro país ostente indicadores de educación tan altos como los de muchos países desarrollados. Existe una tendencia en el contexto de las Américas a querer mercantilizar la educación cuando este derecho debería ser asequible para todas las personas. En Cuba el 9,1 % del Producto Interno Bruto se dedica a la formación de recursos humanos porque se entiende que esto es esencial para el desarrollo, la calidad de la enseñanza pasa por la adecuación de los programas de estudio a las necesidades concretas de la sociedad y la economía, y por el entendimiento de que las universidades son centros formadores de cultura.

En términos de Salud, Cuba constituye un ejemplo para el mundo, no solo por los logros internos en esta materia, sino también por sus contribuciones solidarias en más de 60 países. Hemos tenido muchas experiencias positivas de cooperación regional como la Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP sobre el ébola que se realizó el pasado año en La Habana y permitió coordinar una respuesta regional al desafío que representaba el virus. Es por ello que creemos necesario promover el intercambio científico y la transferencia tecnológica sobre la base de la defensa de la soberanía de nuestros pueblos.

Los indicadores de nuestro país en mu­chos aspectos sanitarios solo se explican por el carácter humanista de la medicina cubana, que por Constitución y práctica es universal, accesible, gratuita, integral e internacionalista. No puede haber salud al nivel que deseamos en las Américas si no se forman suficientes recursos humanos, así como la educación se ha convertido en negocio muy lucrativo en muchos países del área, lamentablemente la salud también lo es.

Proponemos que de cara a la VII Cumbre de las Américas, se logre analizar las posibilidades económicas, el género, origen étnico, preferencia sexual o religión dejen de ser condicionantes en el acceso a derechos ciudadanos y a condiciones básicas de vida, especialmente para la juventud.

Promover la cooperación y la alianza entre las sociedades civiles y los estados, apoyando la creación de una Red de la Sociedad Civil Humanística, de la cual la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE) forme parte de manera activa; así como que la juventud debe luchar porque se haga permanente la existencia de espacios de debate a todos los niveles (local, nacional y regional) y usar estos para defender, entre otros, la identidad y la historia de nuestros pueblos fueron también propuestas realizadas durante la jornada.

Declaración Final

La comunidad cubana queremos reclamar para las Américas sociedades más justas, equitativas y prósperas, que contemplen las demandas autóctonas de nuestros pueblos y garanticen todos los derechos humanos para todas y todos, incluido el acceso universal y gratuito a una educación y salud de calidad.

Reafirmar la trascendencia histórica de la Proclamación de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, que fuera acordada en la II Cumbre de la Celac en La Habana, junto a la convicción profunda de que sin paz, cooperación y respeto mutuo entre las naciones, será imposible avanzar hacia el desarrollo sostenible.

Defender la soberanía e independencia de nuestro país, y reclamar respeto al derecho de autodeterminación ejercido por nuestro pueblo y al sistema político, social y económico que libremente ha decidido construir.

Exigir el cese del criminal bloqueo económico, financiero y comercial im­puesto por Estados Unidos a Cuba por más de cinco décadas, que constituye el principal obstáculo al desarrollo del país y que afecta directamente a la juventud cubana.

Condenar la absurda inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Expresar nuestra solidaridad con las causas progresistas de los pueblos de las Américas y rechazar las acciones injerencistas y campañas de manipulación mediática que se orquestan contra varios go­biernos democráticos de nuestra región, en particular contra nuestra hermana Re­pú­blica Bolivariana de Venezuela.

Defender la legitimidad de nuestra so­ciedad civil y juventud revolucionarias, participativas y representativas de la in­mensa mayoría de nuestro pueblo, comprometidas con edificar un país donde la ley primera sea el culto a la dignidad plena del hombre.

Contribuir al Foro de los Jóvenes que sucederá en Panamá, en abril próximo, co­mo parte de la VII Cumbre de las Amé­ricas, a través de nuestras experiencias, realidades y resultados de los debates del Foro Juvenil Cubano.


Washington: Otro brutal colapso de una campaña contra Cuba

EDITADO POR MARIA CALVO  -  RHC  -  02 de abril de 2015

En la foto Bob Menéndez

Por  Nicanor León Cotayo

Revelaciones del Departamento de Justicia sobre Bob Menéndez propinan un golpe demoledor  a otra cruzada contra La Habana.

El anuncio de que esa dependencia le presentará graves cargos por corrupción hace recordar lo sucedido semanas atrás.

La situación para él ya se había tornado muy embarazosa después que estuvo mezclado en delicadas cuestiones, entre ellas las siguientes:

En 2010, cuando le descubrieron que en República Dominicana sostuvo relaciones con prostitutas menores de edad, a una de las cuales más tarde “desaparecieron”.

Hace poco la agencia noticiosa británica Reuters afirmó que el FBI lo ha estado investigando “por corrupción”.

En enero de 2014 le seguían los pasos por estar involucrado en la concesión de asilo a dos  ecuatorianos, los hermanos Isaías, a quienes refugiaron en Miami luego de malversar millones de dólares.

Al radicar allí de manera no permanente, carecían de respaldo legal para hacer donaciones a candidatos electorales, pero trascendió que sus familiares entregaron 10 000 dólares a Bob, según observadores, “por agradecimiento”.

El 29 de enero de 2013, junto al Departamento de Salud Federal, el FBI llevó a cabo una redada en las oficinas del médico Salomón Melgen en Miami.

¿Qué buscaban? Archivos y documentos que probaran sus malversaciones al Medicare (plan de salud para ancianos y discapacitados)

¿Quién es Melgen? Dueño de una clínica privada de oftamología, millonario, principal “donante” de las cruzadas electorales de Bob Menéndez.

También lo acusan de haber  presionado a las autoridades dominicanas a favor de un tratado con una empresa de su médico amigo especializada en seguridad portuaria.

Como el ambiente se tornó particularmente incómodo para el senador de Nueva Jersey, trataron de salvarlo.

La CIA montó una versión donde, con absoluta frivolidad aseveraron que Cuba –por venganza- fabricó la historia de las prostitutas dominicanas para desprestigiarlo.

The Washington Post se prestó a calzarlo escribiendo que esa agencia de espionaje “tiene documentos probatorios” al respecto.

Bob llegó a escribir una carta al Departamento de Justicia donde exhortó a indagar si Cuba estaba detrás de quienes lo imputaban.

Según el Post, hace un año apareció en un informe de Inteligencia “el complot cubano” contra el senador porque es enemigo de la isla.

Varias ediciones después, con absoluta tranquilidad, la publicación aceptó no poder demostrar lo escrito sobre el caso La Habana-Bob Menéndez.

Algo demasiado parecido a la más reciente acusación lanzada en Washington contra Venezuela porque “amenaza la seguridad nacional de los Estados Unidos.

Y también nada más parecido con el caso Bob Menéndez que un  brutal colapso de otra cruzada contra Cuba.


EN CUBA: La formación de recursos humanos es hoy una prioridad en el sector salud

Radio Rebelde - 2015.04.02 - 11:14:49 / web@radiorebelde.icrt.cu


Jorge González, rector de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana dijo que la formación de recursos humanos es hoy una prioridad en el sector salud como una manera de dar respuesta a la cobertura universal de este sistema y a los compromisos internacionales de colaboración médica.

El directivo señaló que la institución que dirige tiene como misión la educación y preparación de estudiantes cubanos y extranjeros en las diversas especialidades sanitarias.

En un encuentro con la prensa, el doctor González señaló que esta casa de altos estudios ha incrementado la matrícula notablemente.

Explicó que para el curso 2015–2016 la institución oferta 1 700 plazas para estudios de medicina, 250 de estomatología, 147 para licenciatura en enfermería y 494 en siete especialidades de tecnología de la salud.

El rector de la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana destacó que actualmente se forman casi 5 000 residentes en diversas especialidades médicas, una cifra récord, hace muchos años no había en la Universidad un número tan alto de residentes, aseveró.

El doctor Jorge González consideró que ya existe una escuela cubana de medicina, con libros y condiciones propias, metodología, guías, y una historia de formación, desde 1728, más de cien años enseñando en enfermería y estomatología.


(Haciendo Radio)

Ya están en Cuba todos los médicos y enfermeros que combatieron el virus del Ébola en Sierra Leona

Publicado en Cubadebate el 2 abril 2015

Foto: AIN

Con la llegada este miércoles a Cuba de 64 colaboradores de la salud provenientes de Sierra Leona, se encuentra en la Patria la totalidad de los médicos y enfermeros que combatieron el virus del Ébola en ese país de África Occidental.

Este segundo grupo de integrantes del contingente Henry Reeve también arribó por el aeropuerto internacional Juan Gualberto Gómez, de Varadero, tras haber permanecido seis meses en la riesgosa misión, para salvar la vida de aquellas personas aquejadas con la dolencia.

Un avión A 310-300, de la aerolínea portuguesa Whyte, aterrizó a las 10:12 de la noche con tan preciada carga humana, en la que la alegría y satisfacción por el deber cumplido se evidenció en el rostro de cada colaborador.

Los trabajadores de la terminal aérea les dieron un entusiasta recibimiento en nombre de todos los cubanos y de inmediato fueron trasladados hacia el centro asistencial donde pasarán el proceso de vigilancia epidemiológica y de control, establecido para todos los que lleguen de las naciones afectadas con el Ébola.


Más de 250 médicos y enfermeros cubanos forman parte del contingente Henry Reeve, el cual ante el llamado del Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki moon, y de la Organización Mundial de la Salud, viajó, en octubre de 2014, a enfrentar el virus también en Guinea Conakry.

En esos tres países de África Occidental, los más afectados por la enfermedad, el personal sanitario de la mayor de las Antillas no solo tuvo un rol preponderante en la cura del Ébola, sino en la prevención, como han reconocido las autoridades de las propias naciones socorridas y de organismos internacionales.

(Con información de la AIN)


Yemen: otra guerra de Obama

Ángel Guerra Cabrera

En el discurso inaugural de su segundo mandato el presidente Barack Obama afirmó: “una década de guerra se está terminando ahora”. Sin embargo, el Nobel de la Paz ha realizado operaciones militares contra Libia, de nuevo en Irak(donde supuestamente había culminado la guerra) y en Siria, además de ampliar la invasión en Afganistán. Paquistán, Somalia y Yemen han sido escenario de incesantes ataques con drones ordenados personalmente por el inquilino de la Casa Blanca, que han ocasionado miles de muertos y heridos, la mayoría civiles, incluyendo muchos niños, según la Oficina de Periodismo de Investigación con sede en Londres.

Hace unos días, sin pedir permiso al Congreso ni apenas informar a la opinión pública, Obama decidió apoyar “con logística e inteligencia” la agresión al empobrecido Yemen de diez países árabes y musulmanes encabezados por su adinerado vecino Arabia Saudita. Entre ellos, Egipto y Paquistán, que cuentan con poderosas fuerzas armadas. La coalición actúa bajo bandera de la Liga Árabe, que en cambio se ha desentendido de la liberación de Palestina.

Los drones de Estados Unidos proveen de videos para que los sauditas seleccionen los blancos de su aviación. Al parecer, es guiándose por esos videos que se han producido las masacres de civiles desde que la coalición inició los ataques aéreos. El jefe saudita de la operación ha dicho que una invasión terrestre seguirá a los bombardeos.

La agresión a Yemen se ha querido presentar como una acción para proteger de la supuesta intervención de Irán al pueblo yemenita, un pretexto como las armas de destrucción masiva en Irak. Es ilegal atacar a cualquier país salvo que lo decida el Consejo de  Seguridad de la ONU, de modo que jurídicamente no cabe esa justificación.

El hecho de que los yemenitas zaidíes pertenezcan a una rama chiíta del islam, por cierto heterodoxa y la más cercana al sunismo, no significa, ni mucho menos, que sean marionetas de Teherán, aunque este condene la agresión de su enemigo saudita y mantenga buenas relaciones con ellos. Los zaidíes, ahora llamados también hutíes, deben este nombre al apellido de Hussein Badr al-Din al-Houthi, líder religioso muerto en combate cuando encabezó la rebelión armada de su pueblo contra el gobierno de Saná en 2004. También al hecho de que los tres hermanos de aquel forman parte del liderazgo actual de la insurgencia. Los zaidíes, que constituyen la tercera parte de la población de Yemen pedían autonomía política para la gobernación de Sa'dah, donde residen mayoritariamente, así como respeto a sus creencias religiosas y cultura ancestrales. Este pueblo gobernó Yemen del Norte durante casi mil años hasta 1962.

En febrero de 2010, durante la llamada primavera árabe, el Gobierno y los rebeldes hutíes acordaron un cese el fuego. En 2011, los hutíes se unieron a las protestas contra el posteriormente depuesto presidente Saleh y expandieron su control territorial en Sa'dah  y la provincia vecina de Amran. Posteriormente, participaron en la Conferencia para el Diálogo Nacional, celebrada desde marzo de 2013 hasta enero de 2014. El presidente Hadi, sucesor de Saleh, anunció un plan para febrero de 2014, de convertir a Yemen en una federación de seis regiones, que los hutíes rechazaron categóricamente, por lo que retomaron la lucha armada contra el gobierno apoyado por Arabia Saudita.

Guerrilleros fogueados, los montañeses hutíes llevaron a cabo una campaña relámpago apoyados por unidades de las fuerzas armadas leales al ex presidente Saleh que los llevó a tomar Saná, la capital; Taíz, tercera ciudad del país y luego la segunda y estratégica Adén que domina el Golfo de igual nombre, de donde pusieron en fuga a Hadi, que intentaba hacerse fuerte allí.

Más que una disputa religiosa de la fanática versión del islam predominante en Riad contra los zaidíes, la enorme coalición creada por el ultrarreaccionario reino saudita contra la insurgencia hutí expresa su enorme temor por un movimiento popular armado que ha sido capaz de imponerse militarmente en un extenso territorio que la Casa de Saud siempre han intentado dominar.

También teme la presencia en el sur de Yemen de Al Quaeda y el Estado Islámico, ahora enemigo, pero de cuyo surgimiento son Washington y Riad los  máximos responsables.
Quién controle Yemen, controla el estrecho de Bab el-Mandeb que comunica el Canal de Suez y el mar Rojo con el Golfo de Adén, por donde pasan más de 3 millones de barriles de petróleo al día.

Twitter: @aguerraguerra


TERRORISMO CONTRA TERRORISMO

Jorge Gómez Barata

El Oriente Medio es un caos. Ya lo era cuando predicaron allí Jesucristo y Mahoma, luego Europa escenificó las Cruzadas y protagonizó el colonialismo. Aquel espacio, donde floreció la civilización urbana y se fomentaron los saberes más profundos es hoy una vasta región atrasada, políticamente primitiva y destrozada por guerras imperiales, fratricidas, confesionales y oligárquicas. Allí donde no florece ninguna democracia, la violencia y la intolerancia han tomado la palabra. 

La región del mundo donde, exceptuando algunos parajes africanos, más dinero y a más bajo costo se produce, se editan menos libros, se filman y se exhiben pocos filmes, escasean los teatros y las compañías de ballet (sobre todo femeninas), el deporte es pobre y casi exclusivamente masculino, apenas se registran patentes y proporcionalmente, menos jóvenes acceden a las universidades es un caótico campo de batalla.          

Con adeptos como los que le han surgido en los últimos 30 años, el Islam no necesita desafectos y con aliados como las potencias occidentales,  los árabes pueden prescindir de sus enemigos. Ningún adversario los ha desacreditado tanto como aquellos partidarios que han convertido la fe en herramienta, excepcionalmente letal de la política y el poder.

La creación de teocracias donde se aplica de modo extremista la sharia o Ley Islámica, las sangrientas confrontaciones entre chiitas y sunitas, el asesino desempeño del llamado Estado Islámico y otras decenas de entidades yihadista, se suman a una multitud de actos de terrorismo y barbarie que conllevan un repudio al cual ninguna ideología puede sobrevivir.

A ello se suma ahora “Tormenta Decisiva”, una operación militar en gran escala contra Yemen iniciada el pasado 25 de marzo, liderada por Arabia Saudita y que involucra a los emiratos y sultanatos del golfo, y se realiza mediante bombardeos masivos sobre blancos ubicados en áreas densamente pobladas, lo que ocasiona abundantes víctimas entre la población civil.

La operación de tiempo ilimitado y propósitos imprecisos, cuenta con la anuencia de los Estados Unidos y es festejada por Israel, beneficiario de la división y la confrontación entre árabes y el debilitamiento del Islam que, inevitablemente perderá adeptos entre los sectores ilustrados no sólo en occidente sino en las sociedades árabes y africanas y entre las personas de todas las condiciones que asumen la fe en su dimensión humanista y piadosa.

Yemen, en la antigüedad conocida como “La Arabia Feliz”, es el más atormentado de los países árabes. Nacido de la reunificación de dos repúblicas, que suman más de 20 millones habitantes, casi todos musulmanes, divididos en chiitas y sunitas, con un cincuenta por ciento de analfabetos y donde se cultiva menos del 4 por ciento de la tierra y prácticamente no existe el ferrocarril, es el más pobre, inestable y el menos gobernable todos los países árabes.

En los últimos tiempos, Yemen ha sido convertido en un santuario terrorista donde Al Qaeda, el Estado Islámico y otras organizaciones terroristas han creado bases, reclutan levas que operan en Siria, Irak y muchos países, es ahora blanco de los ataques aéreos masivos de una coalición que dice operar contra esas fuerzas.

La pregunta del momento es: ¿Puede el pueblo yemenita soportar la situación presente? ¿Qué vendrá después? ¿Puede Arabia Saudita ser una opción liberadora? ¿Pueden las bombas servir al progreso?

Shelila, una colega árabe de impresionante cultura, personalidad y militancia, con la cual conversé al respecto fue lapidaria: “Dios ampare a los yemenitas e ilumine al Islam”. Mirando al mar, continuó desgranando entre sus finos dedos el rosario islámico de 99 cuentas mientras musitaba cada uno de los 99 nombres de Alá… Allá nos vemos le dije.

La Habana, 02 de abril de 2015


Al menos 17 muertos por ataque a residencia estudiantil en Kenia

Al Shabaab reivindicó la autoría del ataque en la residencia estudiantil. | Foto: EFE

Telesur 2 abril 2015

El grupo Al Shabaab reivindicó la autoría del ataque en la Universidad de Garissa, que se encuentra rodeada por funcionarios policiales.

Al menos cinco hombres armados irrumpieron este jueves en una residencia estudiantil de la Universidad de Garissa, al este de Kenia, donde 17 personas han muerto y 60 han resultado heridas, según versiones de testigos.

De acuerdo con declaraciones de estudiantes que lograron escapar del cinco hombres ingresaron con armas a una de las residencias y tomaron como rehenes a varios de sus compañeros.

Al Shabaab reivindicó la autoría del ataque. La versión manejada por la fuente es que los sujetos ingresaron mientras los estudiantes se preparaban para sus oraciones matutinas.

Trascendió vía Twitter que sólo 280 de los estudiantes en la residencia han logrado salir del recinto. Mientras tanto el campus universitario se encuentra rodeado por funcionarios policiales y fuerzas de seguridad militares.

Usuarios de la red social Twitter precisan que la Universidad de Nairobi, ubicada en la capital keniana, habría sido blanco de amenaza de un posible ataque terrorista.


EL TIEMPO ESTÁ A FAVOR DE LOS PEQUEÑOS

Pedro Martínez Pírez

A menos de dos semanas de la VII Cumbre de las Américas en Panamá, donde deben encontrarse los 35 presidentes y primeros ministros del continente, siguen sin respuestas dos preguntas formuladas por Raúl Castro hace dos meses en Costa Rica.

En la Tercera Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, el pasado 28 de enero, el Jefe de Estado de Cuba, se interrogó: “Acaso podrían restablecerse las relaciones diplomáticas –entre Cuba y los Estados Unidos- sin reanudar los servicios financieros a la Sección de Intereses de Cuba y su Oficina Consular en Washington, cortados como consecuencia del bloqueo financiero?”.

Y en esa importante intervención en la Cumbre de la CELAC el presidente Raúl Castro formuló otra pregunta que, como la primera, aún está sin respuesta: “Como explicar el restablecimiento de relaciones diplomáticas sin que se retire a Cuba de la Lista de Estados Patrocinadores del Terrorismo Internacional?”.

A las muy elementales preguntas formuladas por Cuba, sobre asuntos vitales que no han tenido solución hasta el momento, se agrega el gravísimo decreto firmado por el presidente norteamericano calificando a Venezuela como una amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos, lo cual ha provocado una reacción muy desfavorable a Washington en la mayoría de los países que se darán cita en Panamá dentro de pocos días.

Y es que América Latina y el Caribe, mayoritariamente, no acepta que se le considere el patio trasero de la poderosa nación del Norte, como antaño, y rechaza con fuerza la vieja política de la zanahoria y el garrote, aplicada durante muchos años por Washington hacia sus vecinos del Sur.

América Latina y el Caribe llega a esta Cumbre de las Américas con varias instituciones consolidadas, con un proceso de integración en marcha, con muchos gobiernos que pueden mostrar el avance social de sus pueblos y que ya no creen en viejas promesas que tampoco se cumplirán.

En América Latina y el Caribe, como diría el cantautor cubano Silvio Rodríguez: “el tiempo está a favor de los pequeños”.

La Habana, 02 de abril de 2015