domingo, 8 de febrero de 2015

Preparación psicológica y física dió la victoria a Cuba, Urquiola

Por Alejandro Gómez, enviado especial


Equipo Cubano a la final de la Serie del Caribe. Foto PL

San Juan, 8 feb (PL) El director del equipo cubano Vegueros de Pinar del Río, Alfonso Urquiola, afirmó hoy aquí que la preparación psicológica y física resultó fundamental para derrotar a Venezuela y pasar a la final de la Serie del Caribe de Béisbol.

Reconozco que no tuvimos una buena etapa clasificatoria, pero hicimos un gran ajuste desde el punto de vista mental con los jugadores, porque sabíamos el significado de este partido ante los venezolanos, sostuvo Urquiola en conferencia de prensa posterior al desafío que los cubanos ganaron ocho carreras por cuatro.

En este juego ante Caribes de Anzoátegui, campeones de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, se hicieron las cosas mejor desde el punto de vista físico y se logro un trabajo de grupo que fue pieza fundamental para alcanzar el éxito.

Vegueros, que había concluido la etapa clasificatoria con un triunfo y tres fracasos, dejó fuera hoy a Caribes, que estaban invictos en cuatro salidas en este certamen. El sexto bate cubano Frederich Cepeda fue el héroe del encuentro al conectar de 5-4 e impulsar cinco de las ocho anotaciones de su equipo.

"No pensé en ser el héroe, sino hacer lo debido en cada turno al bate", indicó Cepeda a los periodistas y añadió que "tuvimos la oportunidad de hacerlo bien, remontar un marcador de cuatro carreras y la victoria es colectiva. Estamos en la final de la Serie del Caribe", subrayó.

Fundadora de estos certámenes en 1949, Cuba dejó de participar en 1961 y regresó el año pasado como país invitado. Naranjas de Villa Clara tuvo un pobre desempeño en la versión anterior al quedar en quinto y último lugar.

Por su parte, el lanzador Norge Luis Ruiz, ganador del partido en función de relevista, señaló que fue un juego tenso, pero nuestro equipo salió a darlo todo y pudimos descontar esa ventaja de cuatro carreras.

Asimismo, el cerrador Héctor Mendoza, quien lo hizo de manera impecable al sacar los últimos tres outs, dos de ellos por la vía del ponche, felicitó a Venezuela por el excelente desafío.

Consideró clave para obtener el éxito que "nunca nos dimos por vencidos, nos esforzamos, nos entregamos. Dimos todo por el pueblo cubano y por nuestro director. Estamos muy contentos y mañana contra México vamos a darlo todo como hoy y esperamos obtener la victoria".

De su lado, el director del conjunto venezolano, Omar López, apuntó que "Cuba vino hoy, aprovecho las brechas que le dimos, aprovecho las oportunidades que le dimos, dio los batazos necesarios. Busqué la forma de parar a Cepeda, poniéndole un zurdo, un derecho e igual no pudimos".

Urquiola adelantó que hasta ahora el diestro Yosvani Torres será el abridor ante México, en el partido por el título de la 57 Serie del Caribe, que se desarrolla en el capitalino estadio Hiram Bithorn.

rc/ale


Berlín anuncia una cumbre en Minsk el miércoles para buscar la paz en Ucrania - Putin responde

La apuesta diplomática parece imponerse ante los temores a un recrudecimiento del conflicto entre la OTAN y Rusia

EL PERIÓDICO - AGENCIAS / BERLÍN
DOMINGO, 8 DE FEBRERO DEL 2015 - 14.26 H

El presidente francés, François Hollande, y la cancillera alemana, Angela Merkel, reunidos con el presidente ruso, Vladimir Putin, en el Kremlin, ayer. AP / ALEXANDER ZEMLIANICHENKO

La cancillera Angela Merkel y el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, se saludan en Múnich.

El Gobierno alemán anunció este domingo la celebración de una cumbre en Minsk(Bielorrusia) el próximo miércoles con participación de Rusia, Ucrania, Alemania y Francia para abordar un paquete de medidas que pongan freno a la violencia en el este de Ucrania. Berlín ha anunciado la reunión después de una conversación por teléfono entre la cancillera, AngelaMerkel, y los presidentes de Francia, François Hollande; Rusia, Vladimir Putin; y Ucrania, Petro Poroshenko.

La apuesta diplomática parece imponerse en un conflicto que se ve como una seria amenaza para la estabilidad en Europa. El 49% de los alemanes teme que la crisis en el este de Ucrania derive finalmente en una guerra entre Rusia y la OTAN, según una encuesta realizada por el instituto demoscópico Emnid para la edición dominical del popular diario 'Bild'. Un elemento más a tener en cuenta en un conflicto que ha costado ya cientos de víctimas en la zona.

Los cuatro frentes han trabajado sobre un "amplio paquete de medidas" dentro de los esfuerzos que se realizan para lograr una "solución global" al conflicto en el este de Ucrania. El miércoles se celebrará la cumbre en Minsk en 'formato Normandía', en alusión a la reunión mantenida en junio pasado durante el aniversario del desembarco aliado en la II guerra mundial. Los firmantes de los acuerdos de Minsk son el grupo de contacto formado por representantes de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), Rusia, Ucrania y los separatistas prorrusos.

La cumbre de Minsk será la culminación de los esfuerzos diplomáticos de Merkel y Hollande, que la pasada semana decidieron volar a Kiev y a Moscú para reunirse personalmente con Poroshenko y Putin e intentar buscar una solución política a la crisis. Merkel reconoció el sábado que el éxito de sus negociaciones no estaba garantizado, pero se mostró convencida de que el esfuerzo merece la pena ante el derramamiento de sangre en Ucrania.

SONDEO DE 'BILD'

El sondeo muestra además que la gran mayoría de los alemanes (81%) está en contra de suministrar armamento al Gobierno de Kiev, una medida que ha rechazado públicamente la cancillera, Angela Merkel, ante el debate abierto en EEUU y las peticiones del presidente ucraniano, Petró Poroshenko.

Según este sondeo, los alemanes se alinean con la apuesta diplomática de Merkel, que se comprometió junto al presidente francés, Fraçois Hollande, a presentar un nuevo plan de paz a Poroshenko y al presidente ruso, Vladimir Putin, para intentar frenar los enfrentamientos en Ucrania. Esa cumbre del miércoles forma parte de ese plan.

Según la encuesta, la mayoría de los alemanes (79%) también rechaza el objetivo de su ministra de Defensa, Ursula von der Leyen, de impulsar el papel del ejército germano en la resolución de conflictos internacionales.



Putin responde que la cumbre de Minsk se celebrará si hay consenso sobre Ucrania

El presidente ruso ha mantenido este fin de semana conversaciones telefónicas con los líderes de Ucrania, Alemania y Francia

EL PERIÓDICO  - EFE / MOSCÚ
DOMINGO, 8 DE FEBRERO DEL 2015 - 15.06 H

Vladímir Putin (i), a su llegada a una cumbre política para líderes de estado celebrada en Minsk EFE / Sergei Bondarenko

El presidente ruso, Vladimir Putin, matizó este domingo que la cumbre a cuatro bandas en Minsk (Bielorrusia) entre Rusia, Ucrania, Alemania y Francia se celebrará si hay consenso sobre el arreglo del conflicto ucraniano.

"Hemos acordado que intentaremos organizar la reunión (...) en Minsk en torno al miércoles si para entonces logramos consensuar la serie de puntos que hemos estado discutiendo intensamente", dijo Putin, citado por las agencias locales.

El jefe del Kremlin hizo estas afirmaciones en Sochi (Mar Negro) al reunirse con el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, anfitrión de dicha cumbre y de las anteriores rondas de negociación entre Kiev y los separatistas prorrusos.

CONSULTAS TELEFÓNICAS

Putin informó a Lukashenko sobre las consultas telefónicas mantenidas con los líderes de Ucrania, Petro Poroshenko; Alemania, Ángela Merkel, y Francia, Francois Hollande.

Seguidamente, el Kremlin precisó en un comunicado que los preparativos de la cumbre se celebrarán el lunes a nivel de expertos en Berlín, adonde acudirá el viceministro ruso de Exteriores, Grigori Karasin.

Además, agregó que en víspera de la cumbre, el martes, habrá que convocar una nueva reunión del Grupo de Contacto, formato de negociaciones entre Kiev y los separatistas prorrusos con la mediación de Rusia y de la OSCE.

En esa reunión se abordarían asuntos como el alto el fuego y un mecanismo para supervisar el cumplimiento de los acuerdos de paz de Minsk de septiembre del 2014, señaló otra fuente diplomática.

PLAN DE PAZ

En relación con la iniciativa de paz franco-alemana, Poroshenko advirtió el viernes en Múnich (Alemania) de que el Este de Ucrania no necesita fuerzas de pacificación ni una congelación del conflicto, ya que eso impediría el arreglo político de la crisis.

Según las fuentes oficiales citadas por la prensa, el plan incluye una hoja de ruta con plazos para el cumplimiento de los acuerdos de paz.

Pero estos han sido modificados en lo que se refiere a la zona desmilitarizada, que tendría más de los 30 kilómetros fijados entonces, ya que las milicias separatistas han tomado cientos de kilómetros cuadrados en su última ofensiva.

Merkel acudirá a la cumbre de Minsk a su regreso de Estados Unidos, donde se reunirá con el presidente norteamericano, Barack Obama, quien respaldó la iniciativa europea, pero no ha descartado el suministro de armamento defensivo a Kiev.


La “disidencia” no estará jamás en la mesa de las negociaciones Cuba-EEUU

Percy Francisco Alvarado Godoy

Descubriendo Verdades - Domingo, 8 de febrero de 2015


Cuba ha dejado bien claro a su contraparte que nunca negociará sobre la base de cuestionar sus asuntos internos y su soberanía. Eso incluye, por supuesto, el desconocimiento a la impostada y falsa “sociedad civil” apadrinada por los Estados Unidos, lo que entraña que nunca este tema será aceptado en cualquier negociación.

Creer que Cuba cederá en este aspecto a cambio de supuestos beneficios económicos generados por un comercio justo con EEUU es realmente un error de apreciación de quienes así lo esperan. 

Las recientes audiencias en el Congreso de EE.UU. sobre el acercamiento con Cuba, realizadas en días anteriores, pusieron sobre el tapete varias cuestiones que desnudan el trasfondo de la política del poderoso vecino del Norte con respecto a la Isla. Política de acercamiento contradictoria, limitada y llena de malsanas intenciones, donde la transparencia queda sumida en un oscuro closet.

En primer lugar, aupados por la derecha intolerante dentro del Congreso, varios mercenarios expusieron su oposición al levantamiento del criminal bloqueo a la que llaman su “patria”, como fueron los casos de los contrarrevolucionarios Berta Soler, Jorge Luis García Pérez y otros, tratando de legitimar las posiciones de esa propia derecha reaccionaria. Otros abogaron por el acercamiento diplomático, pero poniendo inaceptables condiciones para la parte cubana.

Dentro de esta aparente confrontación de puntos de vista –reflejo mismo de las contradicciones existentes entre la derecha reaccionaria y la derecha moderada en EEUU-, existe oculta la intención común de estos títeres de ser tenidos en cuenta en el proceso de diálogo, arguyendo una inmerecida representatividad dentro de la sociedad cubana.

La sobredimensionada “disidencia” es solo un reducido grupo de grupúsculos cuya incidencia en la sociedad cubana actual apenas tiene incidencia alguna. Además, pesa sobre ella la perniciosa percepción para el cubano común de que la misma ha sido impostada artificialmente para servir los propósitos desestabilizadores del tradicional enemigo de Cuba, quien la financia y la usa a su antojo.

El argumento de que el establecimiento de relaciones entre los dos países servirá como “balón de oxígeno” para el gobierno cubano, manido de por sí, ha sido uno de los más sostenidos por la contrarrevolución interna y externa. 

Según declaró equivocadamente a EFE Sebastián Arcos, director adjunto del Instituto de Investigación Cubana de la Universidad Internacional de Florida, de que: "Los disidentes cubanos juegan un papel importante para ambas partes", aferrándose a la incomprensión sobre el rol de la contrarrevolución en este nuevo contexto político. 

Sí, es cierto que EEUU trata de mantenerla a toda costa, por ahora, al menos hasta que encuentre a otros sujetos para su pretendido “cambio” en Cuba, como factor de desestabilización interna en la nación caribeña. Por ahora a Obama le son útiles no solo para implementar su guerra ideológica anticubana –la cual sería iluso pensar que cesaría al reestablecerse las relaciones diplomáticas-, sino para convencer a la ultraderecha de su preocupación por el controvertido tema de los derechos humanos y la democracia.

Sin embargo, para la parte cubana poco importa un reducido grupo de provocadores a los que se sabrá enfrentar con más eficacia y transparencia legal en la medida en que las reformas necesarias en nuestro Código Penal salgan a la luz. Aún más, la misma acompaña su desprestigio y es menos nociva cuando se encuentra dividida –más por razones de ambiciones y lucro desmedido que por disensiones políticas entre sí-.

Cuba ha dejado bien claro a su contraparte que nunca negociará sobre la base de cuestionar sus asuntos internos y su soberanía. Eso incluye, por supuesto, el desconocimiento a la impostada y falsa “sociedad civil” apadrinada por los Estados Unidos, lo que entraña que nunca este tema será aceptado en cualquier negociación.

Creer que Cuba cederá en este aspecto a cambio de supuestos beneficios económicos generados por un comercio justo con EEUU es realmente un error de apreciación de quienes así lo esperan.

Por su parte, Ted Piccone, investigador del Centro de Estudios Brookings sobre asuntos de América Latina, comete otro error de esencia cuando generaliza indebidamente el impacto de la contrarrevolución interna sobre la comunidad cubana en el exterior. Su declaración de que: "Para muchos estadounidenses, especialmente los exiliados, la pequeña comunidad de disidentes en la isla son los héroes que han tomado grandes riesgos personales y profesionales para exigir el respeto de los derechos humanos", es absurda. Cada día aumenta la falta de credibilidad de estos grupúsculos provocadores, los que solo son manipulados descaradamente por organizaciones contrarrevolucionarias radicadas fuera de Cuba, en beneficio de sus exclusivos proyectos y de sus arcas personales, al ser intermediarios de la ayuda financiera de la USAID y otros organismos.

El propio Piccone agrega: "… hay que reconocer que hay una gran variedad de voces de la sociedad civil en Cuba -artistas, religiosos, pequeños empresarios, académicos, afrocubanos, líderes de la comunidad LGBT, etcétera- que también deberían ser oídas". Por supuesto, nunca pensó en aceptar en esa consideración a la única y verdadera sociedad civil cubana, la que apoya su Revolución y el proceso de transformaciones que se lleva a cabo en Cuba.

De tal manera, amigos lectores, el tema de la contrarrevolución interna nunca será un escollo para Cuba pues la misma no se dejará presionar para reconocerla, ni le dará el protagonismo que sus amos tratan de ofrecerle.

Referencia:


Newsday: EEUU necesita mantener el pasado en mente cuando trata a Cuba

Publicado en Cubadebate el 8 febrero 2015

Las banderas de Cuba y EEUU en la sala del Palacio de las Convenciones, donde se produjeron las conferencias de prensa de las delegaciones oficiales a la Ronda de conversaciones entre Cuba y EEUU, en enero de 2015. Foto: Ramón Espinosa/ AP

Por Louis A. Perez Jr.

Gran parte del debate en los Estados Unidos en las últimas semanas se ha centrado en deshacer los efectos de más de 50 años con Cuba, a la vez que The Wall Street Journal ha caracterizado este período entre ambos países de “largas tensiones en sus relaciones”.

Sin embargo, Cuba ha experimentado estos años de “largas tensiones en sus relaciones” de un modo muy diferente al de Estados Unidos. En Cuba, este período de “largas tensiones en sus relaciones” ha significado medio siglo de esfuerzos sostenidos por parte de los estadounidenses para el cambio de régimen en la Isla, incluidas punitivas sanciones económicas y aislamiento político, una invasión, decenas de planes de asesinato contra los líderes cubanos y años de actividades encubiertas, incluyendo el sabotaje a la agricultura, la industria y el transporte cubanos.

Pero eso es solo una somera aproximación. De hecho, la memoria cubana tiene más largo alcance en el pasado, son 150 años de la política de Estados Unidos dedicados a obstruir la soberanía nacional cubana y la autodeterminación. La injerencia de Estados Unidos en los asuntos cubanos ha chamuscado un camino que está en la memoria de Cuba, y que debe tenerse en cuenta como contexto en el que Cuba se acerca al diálogo con los Estados Unidos.

Es por eso que los cubanos se acercan a los Estados Unidos con cautela. Esta es la razón por la que el presidente Raúl Castro habló el 17 de diciembre del compromiso de Cuba “de ser fiel a nuestros ideales de independencia”. Los defensores estadounidenses que han dado la bienvenida a iniciativas para renovar el diálogo diplomático con Cuba y las relaciones normales en el contexto de décadas de aislamiento político y sanciones económicas, no han podido producir los resultados deseados.

La nueva política, de acuerdo con el presidente Barack Obama, servirá para “poner fin a un enfoque obsoleto.” Hizo hincapié en la necesidad de “probar algo diferente.” La vieja política, dijo, “no ha funcionado”. Por supuesto, la política no ha “funcionado”. Por supuesto, una nueva política está muy justificada. Pero también es cierto que los defensores de un cambio de “enfoque obsoleto” deberían andar con cautela, porque en Cuba no se requiere de mucha imaginación política para inferir ominosamente el significado más amplio de los pronunciamientos que justifican el abandono de una política que “no ha funcionado” – ¿no ha funcionado para qué?- y que necesita “algo diferente” -¿para el cambio de régimen?- ¿Se deduce que lo que ha cambiado es el medio y no los fines? De hecho, la razón de cambio de la política ha avanzado con el argumento de que las relaciones diplomáticas normales proporcionarán a los Estados Unidos “la oportunidad de influir en el curso de los acontecimientos”, como ha dicho Obama.

Tampoco estas sospechas de las autoridades cubanas se calmarán con reuniones muy publicitadas y aparentemente obligatorias entre las delegaciones visitantes estadounidenses y los disidentes. Solo habría que imaginar los gritos de indignación en Estados Unidos si una delegación oficial cubana se reúne con representantes de Occupy Wall Street.

*El doctor en Ciencias Louis A. Pérez Jr., es profesor de Historia de Cuba en la universidad estadounidense de Carolina del Norte, en Chapel Hill.

(Tomado de Newsday. Traducido por Cubadebate)


Rusia, Alemania, Francia y Ucrania se encaminan a un acuerdo de paz

Publicado en Cubadebate el 8 febrero 2015

De izquierda a derecha, Merkel, Poroshenko y Putin.

El presidente ruso, Vladimir Putin, analiza hoy con sus pares de Alemania, Francia y Ucrania el contenido de un posible acuerdo de cara a una solución negociada al conflicto en el sureste de ese país.

Putin evaluará el texto en conversación telefónica este domingo con la canciller Angela Merkel, y los mandatarios Francois Hollande y Petro Poroshenko, en el denominado formato de Normandía.

Tras más de cinco horas de pláticas en el Kremlin, el viernes último, los líderes de la gran troika acordaron conciliar el contenido del documento, el cual será presentado a todas las partes del conflicto, notificó el asesor presidencial Dmitri Peskov.

Comentó Peskov a la prensa que el posible acuerdo deberá contener las tesis formuladas por Poroshenko, las propuestas de Merkel y Hollande durante el encuentro moscovita, así como las iniciativas de paz de Putin, enfilado a una implementación del memorando de Minsk, adoptado en septiembre de 2014.

El trabajo preliminar deberá concluir este domingo en el formato de alto nivel, agregó Peskov en referencia al intercambio telefónico que sostendrán los cuatro presidentes.

Merkel a la sazón se mostró contraria a una solución militar del conflicto ucraniano y descartó de momento un suministro de armamentos a Kiev, en franca oposición a las manifiestas intenciones de Estados Unidos en esa dirección.

Estoy totalmente convencida de que el conflicto no puede ser resuelto a través de medios militares. Por esta razón hemos decidido concentrarnos en una solución diplomática, esbozó Merkel su tesis al intervenir en la edición 51 de la Conferencia Internacional de Seguridad, en Múnich.

En París, el presidente francés, Francois Hollande, opinó que las negociaciones de la gran troika en procura de un acuerdo de paz en Ucrania representan prácticamente una última oportunidad para evitar una guerra en ese país.

Alertó Hollande que mientras no se haya suscrito el citado acuerdo existe un riesgo potencial de fracaso, y lo que es lo mismo, el peligro de una guerra total.

Hollande y Merkel viajaron inicialmente el jueves a Kiev para reunirse con Poroshenko, pero se desconoce la versión oficial de las pláticas.

En Moscú, el titular del Comité de Relaciones Internacionales de la Duma estatal, Alexéi Pushkov, comentó que el diálogo celebrado entre Putin, Merkel y Hollande ofrece posibilidades de un arreglo de la crisis ucraniana, contrario al interés de Estados Unidos en la prolongación del conflicto, afirmó.

La situación actual originada en el sureste de Ucrania es extremadamente peligrosa, mucho más de lo que calificó Hollande de “guerra total”, de ahí que los intercambios sostenidos entre los líderes son absolutamente necesarios, apuntó Pushkov.

Dijo que, a su juicio, los europeos llegaron a la conclusión de que no esperarían iniciativas pacificadoras de parte de Kiev, mientras Estados Unidos hace tiempo tomó curso a usar el conflicto ucraniano contra Rusia, su aislamiento y contención, en la lógica de la guerra fría.

Poroshenko, de su lado, aseguró este sábado en Múnich, estar dispuesto a decretar en cualquier momento, sin previas condiciones, un alto el fuego, y presentar la cuestión sobre la federalización y una autonomía a determinadas regiones en un referendo nacional.

Estoy listo para someter a referendo los temas de la federalización y el idioma. Sé los resultados, expresó el mandatario, citado por la agencia nacional de noticias UNN.

(Con información de Prensa Latina)


Cuba vence a Venezuela y va a la final de la Serie del Caribe

Los cubanos se pelearán el título del clásico caribeño este domingo. | Foto: AFP

TELESUR  -  8 febrero 2015

El equipo cubano, Vegueros de Pinar del Río, se enfrentará este domingo a Tomateros de Culiacán, México para disputar el título del clásico caribeño.

La delegación cubana en la Serie del Caribe 2015, representada por Vegueros de Pinar del Río, venció este sábado en la noche al equipo Caribes de Anzoátegui, de Venezuela, por marcador de 8 carreras por 4.

De esta manera, Cuba pasa a la final y se enfrentará este domingo a México, equipo representado por Tomateros de Culiacán.

En el partido, el jugador Frederich Cepeda fue el héroe, tras marcar de 5-4 con 5 carreras empujadas. Por su parte, Norge Luis Ruiz resaltó con un relevo de cuatro entradas y un tercio.

Con este juego, los cubanos rompieron el invicto de Venezuela en el torneo y van por el primer título para la isla en el clásico caribeño desde 1960. 

Será este domingo cuando se enfrentarán por el título a Tomateros de Culiacán, quienes derrotaron a República Dominicana este viernes 5 carreras por 4.

“Cuba ganó su último título en la Serie del Caribe con los Elefantes de Cienfuegos, campeones con marca de 6-0, y sueñan con volver a coronarse tras 55 años, precisamente en la última edición que un equipo cubano participó en el clásico hasta la incursión de Villa Clara en Isla de Margarita-2014”, así lo reseñó Prensa Latina.

En el caso de los Tomateros de México, buscan “seguir la estela de los campeones mexicanos Yaquis de Ciudad Obregón y Naranjeros de Hermosillo”, ya que ellos fueron los campeones en las ediciones de 2013 y 2014, respectivamente.


LOS HECHOS Y LOS PROCESOS

Jorge Gómez Barata

Parafraseando al poeta: “Concordar no es mirarse unos a otros, sino hacerlo en la misma dirección”. La normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos es un proceso y no un hecho, un camino y no un destino; el resultado de una difícil negociación política y no un acto administrativo.

Para que el cometido tenga éxito, dos países que hasta la víspera eran adversarios deberán marchar en la misma dirección, procurando construir consensos sobre temas que los enfrentaban.

La normalización a la que durante años se ha aspirado y por la que se trabaja hoy, no procura llegar a un estado idílico ni a la solución de todos los problemas a la vez, sino lograr un modus vivendis en el cual, a pesar de diferencias, contradicciones, incluso confrontaciones, se pueda practicar la coexistencia pacífica. No se trata de cerrar los abismos sino de tender puentes sobre ellos. 

Los procesos políticos pudieran ser definidos como la suma de hechos conectados unos con otros que discurren en el tiempo. Algunos tienen comienzo definido pero no un final, mientras en otros no es posible precisar los extremos. El progreso y el desarrollo, por ejemplo, son procesos asintóticos.

Con razón la normalización de la relaciones entre Cuba y los Estados Unidos está siendo tratada como un proceso que estará formado por hechos y circunstancias diversas. Algunas serán favorables y otras desafortunadas, y habrá períodos de aceleración y de ralentización, pueden existir provocaciones y malos entendidos, y es preciso evitar los prejuicios y las reacciones emotivas. Lo importante es el conjunto.   

Aunque cuenta con amplios antecedentes, principalmente la disposición de las autoridades cubanas, el empeño actual comenzó con la negociación sostenida durante 18 meses por representantes de ambos países, avanzó con la liberación de los antiterroristas cubanos presos en Estados Unidos, y el retorno de Alan Gross, y dio un paso de excepcional importancia con la conversación entre los presidentes Raúl Castro y Barack Obama, que adelantó con el encuentro de Josefina Vidal y Roberta Jacobson en La Habana.

En ciertos procesos algunos hechos tienen una precedencia que no puede ser alterada. Este es uno de esos  casos. No hay manera de avanzar en la normalización de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos sin antes restablecer los vínculos diplomáticos, y no estará completo hasta tanto el bloqueo no sea levantado en su totalidad.

En cuanto al bloqueo, los planteamientos no pueden estar más claros. Usando sus prerrogativas ejecutivas el presidente ha decidido levantar algunos componentes, lo cual tendrá un efecto prácticamente inmediato.

El hecho de autorizar a los funcionarios norteamericanos a negociar con Cuba, abrir canales de comunicación con congresistas, senadores, empresarios y académicos, suprimir la práctica que obligaba a Cuba a pagar por adelantado sus compras en Estados Unidos, y permitir que los norteamericanos utilicen en la isla tarjetas de crédito y débito emitidas por agencias norteamericanas y que implican transacciones bancarias, son pasos en el desmontaje del bloqueo. 

Por otra parte, al levantar las objeciones para que Cuba participe en la Cumbre de las Américas y ordenar los estudios para borrar a la Isla de la lista de países patrocinadores del terrorismo, son acciones políticas que favorecerán la normalización y debilitarán el bloqueo.

Nadie ignora que los elementos sustanciales del bloqueo deberán ser desmontados mediante decisiones que competen al Congreso, al cual el presidente ha exhortado para realizar este año acciones al respecto. Debido a que en el legislativo no existe un consenso favorable, el trabajo tomará tiempo.

En cualquier caso, el 17D ha instalado un escenario inverso al que ha prevalecido en el último medio siglo, en el cual Estados Unidos ha tomado medidas agresivas contra Cuba que la isla ha respondido con las opciones a su alcance.

Ahora no se trata de crear obstáculos sino de removerlos, si es necesario uno a la vez. Quienes encaran las dificultades son los hombres y mujeres necesarios al proceso, aquellos que las solucionan, los  imprescindibles. Allá nos vemos.

La Habana, 08 de febrero de 2015