lunes, 5 de enero de 2015

Ríos Montt es llevado en sábanas a juicio por genocidio

El juez a cargo del caso ordenó que se fuera a traer a su casa al expresidente quien había pedido que el proceso por genocidio fuera aplazado alegando problemas de salud.

LA PÁGINA -  05 DE ENERO DE 2015 15:18 | POR DPA

Foto: Emisoras Unidas.

El ex dictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, de 88 años, debió comparecer hoy en camilla al reinicio del juicio en su contra por genocidio y falta de deberes a la humanidad.

La reactivación del juicio, que podría durar al menos dos meses, fue cumplida por el Tribunal Primero B de Mayor Riesgo, que ordenó la comparecencia del acusado tras rechazar una excusa médica planteada más temprano por la defensa para que Ríos Montt no acudiera a la corte.

A su vez, la jueza presidenta del tribunal, Jeaneth Valdez, rechazó la recusación en su contra planteada por la defensa, que adujo que la magistrada había adelantado opinión sobre los hechos que competen al caso en su tesis doctoral en materia penal.

La fiscalía y los abogados que representan a los querellantes adhesivos respaldaron la posición de Valdez y advirtieron que la recusación en su contra pretendía "retrasar el proceso".

En un traslado espectacular, a bordo de una ambulancia y vehículos con insignias policíacas con sonido abierto de sirenas, Ríos Montt fue llevado de su casa a la Torre de Tribunales luego de que el tribunal fijara un plazo de 120 minutos de espera. De lo contrario sería declarado en rebeldía.

Ríos Montt fue acompañado en la ambulancia por su hija, la ex diputada guatemalteca Zury Ríos, quien se encuentra en plena campaña política de cara a los comicios generales de septiembre próximo.

El ex dictador guatemalteco (1982-1983) llegó al edificio con el rostro cubierto por la sábana de la camilla que también cubría su cuerpo. Ya en la audiencia su rostro fue descubierto, pero permaneció acostado en la camilla.

El reinicio del juicio estaba programado para primera hora de la mañana de este lunes, pero la falta del expediente original impidió su activación inmediata.

A la hora establecida habían acudido las partes procesales, así como el otro acusado en el mismo proceso, el también general retirado Mauricio López Sánchez, ex jefe de Inteligencia del gobierno de facto de Ríos Montt.

Ríos Montt es juzgado por la muerte a manos de militares durante su gobierno de facto -en el que también fue jefe supremo de las Fuerzas Armadas- de 1.771 indígenas de la etnia maya Ixil, en las montañas del conflictivo departamento de Quiché, en el norte de Guatemala.

El 10 de mayo de 2013 Ríos Montt fue sentenciado a 80 años de prisión por genocidio por el Tribunal Primero A de Mayor Riesgo. No obstante, diez días después, la Corte de Constitucionalidad (CC) anuló parte del juicio ante una acción de la defensa, por lo que la sentencia emitida quedó anulada y se debe repetir el proceso. Eso permitió que el militar regresara a su casa, donde se mantiene bajo arresto domiciliario.

El otro juzgado, Rodríguez Sánchez, fue absuelto, pero ante la anulación de la sentencia se encuentra nuevamente en el banquillo. 


Secretos públicos del #YoTambienExijo diseñado para #Cuba. (Parte I)

Norelys Morales Aguilera - Publicado en LAS RAZONES DE CUBA - 5 enero 2015

En la presentación de su libro ‘El lado frío de la almohada’ (2004), la escritora española Belén Gopegui comentó que “si tuviera que elegir un objetivo para conseguir con esta novela sería que las personas interesadas por lo que ocurre en Cuba dejaran de conformarse con lo que dicen los medios de comunicación de masas y buscaran sus propias fuentes de documentación”, mientras ella confiaba que aún pueden existir personas que logren acercarse a la verdad de su pueblo en medio del bombardeo mediático, que aún no cesa. [1]

Este 30 de diciembre se dio el testimonio inequívoco de por qué no hay que conformarse con esos medios agendados fuera de Cuba. Lo dice todo la imagen lamentable y frustrante no noticiada de los corresponsales extranjeros en La Habana esperando que algo sucediese en la Plaza de la Revolución a las 3:00 p.m., a propósito de la convocatoria de un performance de la artista Tania Bruguera. No sucedió. Se llevaron la migaja noticiosa de amplificar “la ola de arrestos” no documentados que se habrían producido en La Habana.


Ninguno, absolutamente ninguno, de esos profesionales de la comunicación sin dudas capaces, por indicaciones precisas de sus redacciones centrales, las cuales disponen de todo lo necesario para trabajar con eficacia, buscaron para informar quiénes han sido los creadores de la que llamaron “una tribuna de expresión libre en la Plaza”, que tomó en Twitter y Facebook el hashtag #YoTambienExijo originado en México, enmarañando un performance de Bruguera con gruesos matices políticos, manipulativos y provocadores. [2]

Tania Bruguera muestra esos matices en su accionar en Internet y con ello levanta justificada desconfianza, pero antes de exponer su bregar mediático, que si se busca se encuentra, señalo dos antecedentes que “iluminaron” a los organizadores, para que ella fuese una vocera muy apetecible de una operación propagandística contrarrevolucionaria diseñada con los principios de Gene Sharp para los llamados golpes suaves.[3]

Uno fue durante la décima Bienal de La Habana en el 2009, cuando armó un performance, ‘El susurro de Tatlin’, mediante una tarima con un telón marrón en el Centro de Arte Contemporáneo Wilfredo Lam, e invitó al público a que dijeran lo que quisieran en un minuto. Cualquiera votaría con las dos manos por el anuncio.

Al margen de las valoraciones artísticas de la Bruguera con el trabajo en la conducta, quizás esta presentación habría sido significativa estéticamente en aquel contexto de un evento artístico de alto vuelo, pero fue relegada mediáticamente al secuestrar el performance personajes como Yoani Sánchez que en esos momentos estaba siendo lanzada al estrellato mediático por publicaciones del capital transnacional como El País de España con su agente en La Habana, Mauricio Vicent. [4]

Yoani y su esposo Reinaldo Escobar luego emplearon el video grabado para varias manipulaciones – “itinerario blogger” lo llamaron– como una realizada en Santiago de Cuba y otra en el poblado de Taguayabón en la provincia de Villa Clara.[5]

El segundo antecedente, fue que Bruguera estuvo presente durante el Occupy Wall Street, pero no hay testimonio de que se uniese a las demandas básicas de aquellos indignados: trabajo, justicia y educación, resueltas en Cuba e insatisfechas hasta hoy por “la democracia” de EE.UU. que asesina y reprime afroamericanos, entre otras violaciones. Menos se le vio en medio de la represión que acabó con el Movimiento, ni enfrentada a la brutalidad represora en el parque “Zucotti” (allí sí estuvieron otros connotados artistas). La mujer puso pie en polvorosa, pero sacó dividendos mediáticos capitalizados para una supuesta indignación cubana.

Así, la artista que se define como política, no tuvo ocurrencia artística alguna de ese corte en 2011, pero ahora sí, cuando los gobiernos de Estados Unidos y Cuba han decidido el restablecimiento de relaciones diplomáticas que podría poner en peligro a la floreciente y senil industria de la contrarrevolución sustentadora de la “disidencia” mercenaria cubana.

Tampoco se puede borrar de un plumazo que el gobierno de Estados Unidos junto con el acrecentamiento del bloqueo (también Bruguera le llama embargo) invirtió cuantiosos fondos –1997 y 2012 más de 200 millones de dólares– mediante la USAID, la NED, el IRI y otras entidades con fachada de no gubernamentales, para subvertir y derrocar “al régimen” de La Habana, sin faltar a la estrategia la formación de líderes para el cambio, gremios profesionales, periodistas independientes, emisoras provocadoras y subversivas, campañas de envíos masivos de spam y otras operaciones de las cuales se ha nutrido la señalada industria de la contrarrevolución miamense y terroristas, así como sus asalariados en la Isla, muchos de los cuales han promovido profusamente la plataforma #YoTambienExijo y rasgándose las vestiduras por su cofradía y Bruguera, vocera de una plataforma “sin filiación política” que tiene como representante a una artista autodefinida como política.

No dispongo de otras fuentes que no sean los rastros de Tania Bruguera en Internet al igual que cualquier internauta. Veamos desde cuándo participa públicamente en el asunto y quiénes la acompañan o dirigen.

Continuará…

Notas

Tomado del Blog Isla Mía
http://islamiacu.blogspot.com/2015/01/secretos-publicos-del-yotambienexijo.html


Cuba implementa Plan Nacional de Prevención y Enfrentamiento al Ébola

Publicado en Cubadebate el 4 enero 2015


Médicos cubanos se entrenan en el IPK para combatir el Ébola. Foto: Ladyrene Pérez/ Cubadebate.

Cuba implementó un Plan Nacional de Pre­vención y Enfrentamiento al virus del Ébo­la, con el objetivo de evitar su introducción y diseminación en el territorio nacional, aseguraron hoy autoridades sanitarias al diario Granma.

Como parte de estas medidas, según explicó el Dr. Francisco Durán García, director na­cional de Epidemiología, se constituyó un Gru­po de Trabajo para coordinar técnicamente el Plan Nacional de Prevención y En­fren­ta­miento al Ébola de conjunto con el Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil, auxiliado por el Centro de Dirección del Ministerio de Salud Pública (Minsap), el cual monitorea y evalúa la situación nacional e in­ternacional las 24 horas del día.

Adicionalmente fue organizada la atención médica para los diferentes niveles del sistema, desde el estado de sospechoso hasta la conclusión de la vigilancia epidemiológica. Al mismo tiempo las instituciones médicas se acondicionaron para la vigilancia de los casos expuestos a riesgo, así como para la atención de algún paciente sospechoso de la enfermedad.

Las condiciones de nuestro país, explicó el directivo, fueron adecuadas en correspondencia con los protocolos de la Or­ganización Mundial de la Salud para la vigilancia y atención del ébola.

En este sentido se identificaron las necesidades que contribuyeran a incrementar las capacidades diagnósticas en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, para el procesamiento de las muestras de casos sospechosos de fiebres hemorrágicas, y se preparó a nuestros especialistas en la­boratorios de países desarrollados.

Fue creado el Centro de Entrenamiento en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí para el cumplimiento de estos procesos de formación, que incluyó las actividades de tratamiento y control de la enfermedad; al propio tiempo se incrementaron las medidas de control sanitario internacional y vigilancia epidemiológica en los puntos de entrada al territorio nacional.

Cada Organismo de la Administración Cen­­tral del Estado y los consejos de Ad­mi­nis­tra­ción Provincial contribuyeron al plan con ac­ciones específicas para la prevención y control de la enfermedad, además fue elaborado un programa integral de comunicación social con el objetivo de orientar oportunamente a la po­blación en este tema, concluyó.

Cuba contra el Ébola en África

La respuesta de Cuba estuvo encaminada fundamentalmente a mantener las 32 brigadas médicas cubanas en África, con 4 048 colaboradores, de ellos 2 269 médicos, incluida Sierra Leona con 23 y Guinea Conakry con 16 cooperantes, países donde existe trans­misión.

También fueron enviados 256 profe­sionales de la salud del Contingente Inter­nacio­nal de Médicos Especializados en el Enfren­tamiento a Desastres y Grandes Epi­demias Henry Reeve, a los países afectados por el ébola; de los cuales 165 se encuentran en Sierra Leona, 53 en Liberia y 38 en Guinea Conakry.

En Sierra Leona, la brigada médica está pres­tando sus servicios en el Centro de Tra­tamiento de Ébola (CTE) de Kerry Town, con 62 colaboradores, 41 en el CTE Maforki de Port Loko, 21 en el Centro de Observación de Ébola en el hospital pediátrico Ola During y 35 en el CTE de Waterloo/Addra. Mantienen un trabajo estable y se reduce la mortalidad en pacientes atendidos por nuestros colaboradores.

En Liberia la brigada trabaja en la Unidad de Tratamiento de Ébola MoD1-ETU, con una letalidad del 20 % y una sobrevida del 80 % de los pacientes atendidos.

En Guinea Conakry, la brigada comenzó a laborar el 31 de diciembre en el Centro de Tra­tamiento de Ébola de Coyah, el que fue inau­gurado el 19 de este propio mes.

En estos países los colaboradores cubanos han trabajado de conjunto con personal de salud de Gran Bretaña, Estados Unidos de Améri­ca, Alemania, Italia, Suecia, Unión Africana (Uganda, Ruanda, Congo y Etiopía) así como de Sierra Leona, Guinea Conakry y Liberia, en estos tres últimos fundamentalmente formados en Cuba, lo que ha constituido una experiencia positiva de cooperación y respeto mutuo.

Anticiparse al riesgo

A la par de la asistencia sanitaria, explicó la doctora Regla Angulo Pardo, directora de la Unidad Central de Cooperación Médica, Cu­ba implementó un programa de capacitación y prevención en los países de África, América Latina y el Caribe no afectados con la epidemia y con presencia de brigadas médicas cu­banas.

Para ello, puntualizó la especialista, se trazaron acciones destinadas a capacitar a nuestros colaboradores sobre las fiebres hemorrágicas virales, específicamente en el ébola, que les permitiera un adecuado desempeño en las acciones preventivas, de vigilancia, diagnóstico y manejo de casos sospechosos y confirmados, así como en las medidas de protección personal; capacitación que se hizo extensiva a otros sectores.

Se identificaron facilitadores dentro de los colaboradores cubanos, los que a partir de ma­te­ria­les educativos enviados desde Cuba capacitaron al resto de los colaboradores de salud, a los de otros sectores y a cubanos residentes en esos países.

En los países con brigadas médicas pequeñas, donde no se identificaron facilitadores, se enviaron especialistas para la preparación del personal. Para el caso de Angola, por el número de colaboradores de salud y de otros sectores, se previó una preparación diferenciada con la participación de especialistas, que desa­rrollaron el proceso de capacitación por regiones.

Adicionalmente, a partir de solicitudes de sus gobiernos se enviaron especialistas a Gui­nea Ecuatorial, Nicaragua, Jamaica y San Vi­cente y las Granadinas, donde se desempeñaron como asesores.

Asimismo, dijo la doctora Regla Angulo Par­do, se identificaron facilitadores y se priorizó el entrenamiento en países fronterizos con las naciones más afectadas y añadió que “con relación a la preparación se han capacitado hasta el momento en África 12 957 personas, América Latina 66 746 y el Caribe 628, lo que hace un total de 80 331 recursos humanos entrenados”.

Los especialistas señalaron además entre las medidas vinculadas a la preparación del Sistema Nacional de Salud para la prevención y enfrentamiento a la enfermedad, el desarrollo de dos cursos nacionales y uno de carácter internacional, junto a diversas actividades do­centes en las provincias.

Como parte de esta preparación fueron capacitados en el país en una primera etapa, 240 332 trabajadores y estudiantes del sector de la salud en la prevención, diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad, para su desempeño en el Sistema Nacional de Salud o en el cumplimiento de misiones en el exterior; así como 19 810 funcionarios y personal de otros sectores de la economía. En la segunda etapa, se han preparado 63 697 recursos humanos: 54 124 de salud y 9 573 de otros sectores, en resumen en ambas etapas se han logrado calificar un total de 384 360 personas.

A partir de la oportunidad que significó la celebración de la Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP realizada a propuesta del Pre­si­dente Nicolás Maduro Moro, con el objetivo de analizar cómo prevenir y enfrentar este gra­ve problema sanitario, se concertó la realización de una Reunión Técnica de especialistas y directivos, para intercambiar conocimientos y concretar estrategias de prevención y enfrentamiento donde participaron 278 especialistas y directivos de 34 países de la re­gión de las Américas.

Este virus se incluye en la lista de enfermedades muy peligrosas, ubicado en el grupo de mayor riesgo (IV), alcanzando una letalidad de hasta un 90 %. Se detectó por primera vez en 1976 en dos brotes simultáneos en Nzara (Sudán) y Yambuku (República Democrática del Congo). El actual brote comenzó en Gui­nea Conakry, en diciembre del 2013.

La enfermedad tiene un periodo de incubación de dos a 21 días y el cuadro clínico se caracteriza por fiebre elevada de aparición brusca, debilidad intensa, dolor muscular, ce­falea y dolor de garganta, seguido por vómitos, diarreas, erupción cutánea, deterioro de la función renal, hepática y en algunos casos, he­morragias internas y externas.

Se reportan hasta el momento, un total de 19 931 casos de ébola, de ellos 12 772 confirmados. Han ocurrido 7 813 defunciones para un 39,2 % de letalidad, siendo los países de más alta transmisión Sierra Leona con 9 339 casos, Liberia con 7 862 y Guinea Conakry con 2 630.



El Presidente Correa es recibido con honores de Estado en Beijing

El Ciudadano - enero 04 2015


Beijing (China).- El Presidente de la República, Rafael Correa, llegó a Beijing o también llamada Pekín, su nombre histórico. En su cuenta de Twitter, el Mandatario dijo “Aterrizamos en Pekín. Estamos ya en la China milenaria, una civilización e historia que despiertan admiración a quienes las conocen”.

Cerca de las 9 de la mañana de lunes (hora local) arribó el Mandatario ecuatoriano Rafael Correa a la capital china, para iniciar -desde mañana- una visita de Estado, en compañía de varios ministros y colaboradores. A su arribo fue recibido con honores de Estado por las autoridades de esta nación.

El Jefe de Estado realizará una visita oficial, que es la primera de un Presidente ecuatoriano al país asiático, en respuesta de una invitación de su homólogo chino, Xi Jinping, gira que permitirá fortalecer las relaciones comerciales y políticas que el País mantiene con China y para ser parte del Foro Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) con China que se realiza el 8 y 9 de enero, según informó la Cancillería ecuatoriana.

Además, el Mandatario nacional se reunirá con empresarios chinos y dará conferencias en centros de estudios superiores de esta ciudad.

SD / El Ciudadano


LAS GUERRAS ESTADOUNIDENSES DEL SIGLO XXI

Por Manuel E. Yepe

“Las guerras estadounidenses del siglo XXI acaban sin desfiles triunfales ni lluvias de confeti. Estados Unidos se retiró hace 3 años de Irak sin cumplir los objetivos que se propuso con la invasión de 2003. Y recién ha concluido la misión de combate en Afganistán —la guerra más larga de la historia de EE UU, más que la Segunda Guerra Mundial y que Vietnam— con una ceremonia discreta en Kabul, un comunicado del presidente Barack Obama y los talibanes celebrando la derrota de los aliados. La era de las victorias de la primera potencia ha terminado”.

Así lo observa, en artículo publicado en el madrileño El País, el periodista estadounidense Marc Bassets.

“La guerra en Afganistán ha terminado en el mismo sentido en que terminó la guerra de Irak en 2011. Es decir, en realidad no ha terminado. Los norteamericanos se marchan pero la guerra sigue”.

Desde el 1º de enero de 2015, no serán EEUU y sus aliados de la OTAN los que combatirán a los talibanes en Afganistán porque éstos serán enfrentados por las fuerzas armadas afganas, aunque  una misión de 11.000 militares estadounidenses permanecerá allí entrenando a los afganos y participando en operaciones contra terroristas.

“El temor a que una brusca retirada permita a los talibanes recuperar la capital, Kabul, luego de 13 años de la intervención de EEUU, ha llevado a Obama a posponer la fecha de retirada hasta 2016. Mil soldados más que los previstos seguirán en Afganistán y el contingente norteamericano dispondrá de un margen mayor de tiempo para preparar la lucha contra los talibanes y Al Qaeda”, explica Bassets.

Pero el Afganistán que EEUU empieza a abandonar no es un país estable.

Allí murieron en 2014 unos 5.400 soldados y policías afganos -la cifra más elevada desde que comenzó la guerra- y más de tres mil civiles afganos, la mayor cantidad desde 2008, cuando la ONU comenzó el recuento de las bajas civiles.

“EEUU empieza entonces a digerir una década bélica con el regreso de los veteranos y el debate sobre la incapacidad para ganar que padece el ejército más potente del mundo”. Desde 2001, en Afganistán han dejado la vida 2.224 militares norteamericanos y 19.945 fueron heridos. En Irak murieron, entre 2003 y 2011, 4.491 norteamericanos y 32.244 resultaron heridos.

“Depresión, ansiedad, pesadillas, problemas de memoria, cambios de personalidad, pensamientos suicidas: cada guerra tiene su posguerra, y así ocurrió con las guerras de Irak y Afganistán, que dejaron quinientos mil veteranos norteamericanos mentalmente heridos”, consigna el periodista David Finkel en su libro ‘Gracias por sus servicios’, citado por Bassets.

La avalancha de heridos engrosó las listas de espera en los hospitales de veteranos. El regreso, como ocurrió después de la guerra de Vietnam, no fue fácil. Cerca del 7,2% de veteranos de Irak y Afganistán carecen de empleo, proporción superior a la media nacional.

Según Bassets, la diferencia con la experiencia de Vietnam es que, contrariamente a aquella, los veteranos no encuentran hoy en su país una acogida fraternal, porque Vietnam marcó el fin del reclutamiento obligatorio y su carácter profesional desde 1973 abrió un abismo entre los militares y el resto de la sociedad.

EE UU inició la llamada “guerra contra el terrorismo” como respuesta a los atentados de 2001, pero durante estos años no ha vivido como un país en guerra. Menos del 1% de norteamericanos ha combatido en Irak y Afganistán.

Los combates se han sentido como algo lejano, exótico. Unos meses después del 11 de septiembre de 2001, “aunque el país en la práctica estaba en guerra, la nación empezó a comportarse como si estuviese en paz”.

“Hoy, antes del 11-S, los estadounidenses dicen preocuparse por los soldados, pero su preocupación no llega hasta el punto de impedir que el país se comprometa en guerras innecesarias e imposibles de ganar”.

La profesionalización de los ejércitos permite a los políticos embarcarse en guerras sin asumir su costo social porque las consecuencias las sufre una parte ínfima de la población.

“¿Por qué los mejores soldados del mundo siempre pierden?”, titula el periodista James Fallows un artículo publicado en el último número de la revista ‘The Atlantic’, donde lo atribuye a que EEUU se embarca en “guerras sin fin que no puede ganar” a causa de la distancia entre civiles y militares.

“El objetivo, en Irak y en Afganistán, ya no es ganar, sino evitar daños mayores. Y el plazo es flexible. En Afganistán es 2016. En Irak fue 2011, pero este verano los avances del Estado Islámico han forzado a EE UU a regresar. Si las guerras del siglo XXI acaban sin desfiles y confeti, es porque nunca concluyen totalmente”, finaliza Marc Bassets.

La Habana, Enero 4 de 2015



PROTAGONISMO DE LA MEDICINA CUBANA

Pedro Martínez Pírez

La Salud Pública cubana tuvo el pasado año un gran reconocimiento internacional que ahora se consolida al conocerse que en el 2014 Cuba mantuvo la mortalidad infantil más baja de su historia: 4,2 por cada mil niños nacidos vivos.

Y ese notable resultado no constituye algo novedoso porque se había logrado también el año anterior, a pesar de las dificultades económicas y del ilegal e injusto bloqueo de los Estados Unidos, el cual se ha prolongado durante más de medio siglo.

No es casual que en mayo del pasado año fuera Cuba el país invitado a presidir la 67 Asamblea Mundial de la Salud realizada en la ciudad suiza de Ginebra, ni que cuatro meses después la Mayor de las Antillas fuera la primera nación en responder de manera efectiva al llamado de la ONU y la Organización Mundial de la Salud para enfrentar la epidemia del ébola en Africa Occidental.

Todo ello en medio del reconocimiento internacional a Cuba por la formación de decenas de miles de médicos en la Escuela Latinoamericana de Medicina y su aporte, junto a Venezuela, al éxito de la llamada Operación Milagro que ha devuelto la visión a centenares de miles de latinoamericanos.

Muchos países del mundo han recibido y reconocen la colaboración de médicos cubanos, los cuales han contribuido a salvar vidas y a mejorar los indicadores de salud en varios continentes.
Y Cuba logró el pasado año no solamente mantener la mortalidad infantil más baja de su historia, sino también mejorar otros indicadores como el de la mortalidad materna, las defunciones de niños entre uno y cuatro años de edad, así como la mortalidad escolar, de niños y adolescentes de entre cuatro hasta quince años de edad.

Y todo ello gracias a un sistema nacional de Salud que constituye un derecho del pueblo, y se basa en el principio martiano de que la mejor medicina no es la que cura, sino la que precave.

La Habana, 05 de enero de 2015