viernes, 2 de enero de 2015

La Doble Moral de Obama en América Latina: Cuba y las sanciones contra Venezuela

RT  -  2 ene 2015 21:29 GMT

Por Eva Golinger

El anuncio fue una grata sorpresa para millones de personas de todo el mundo que han esperado durante mucho tiempo un cambio importante en la política de Estados Unidos hacia Cuba.

El anuncio fue una grata sorpresa para millones de personas de todo el mundo que han esperado durante mucho tiempo un cambio importante en la política de Estados Unidos hacia Cuba. En transmisiones simultáneas, los presidentes Raúl Castro y Barack Obama abrieron paso para acabar con la dolorosa política injustificada y bien anticuada de Washington que ha atormentado a ambas naciones durante más de medio siglo. Con sus palabras, el alivio llegó a muchos cubanos, en casa y en el extranjero, latinoamericanos en toda la región, y personas en EE.UU., y en el mundo, que aplaudieron al deshielo declarado de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Después de más de 50 años, los jefes de Estado de ambos países hablaron por teléfono y acordaron restablecer relaciones diplomáticas. Estados Unidos abriría su Embajada en La Habana, y Cuba haría lo mismo en Washington. Fue un gran avance, por decir lo menos.

Fue Castro quien recordó a sus compatriotas que, aunque aplaude la decisión del presidente de Estados Unidos para mejorar relaciones con Cuba, el bloqueo vicioso impuesto contra su país por parte de Washington sigue existiendo Obama también fue cauteloso en mencionar que, aunque habían acciones concretas que podría tomar hacia la normalización de las relaciones con Cuba, era el Congreso que tenía la única autoridad para poner fin al bloqueo. Instó al Congreso a dar ese paso, mientras soltó unas admoniciones condescendientes contra Castro con respecto a la democracia y los derechos humanos.

Sin lugar a dudas, una de las victorias más importantes del acuerdo fue la liberación de los tres ciudadanos cubanos, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, injustamente presos en Estados Unidos desde hace 16 años por cargos de espionaje y otros delitos. Incluso la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas había condenado al juicio contra ellos como arbitrario e injusto, su debido proceso y sus derechos fundamentales gravemente violados. Estos hombres finalmente volvieron a casa con una bienvenida de héroes, después de un acuerdo que fue negociado entre los dos gobiernos, que también vio el regreso de un subcontratista de USAID condenado por cargos de subversión en Cuba, Alan Gross, y un ciudadano cubano y ex oficial de inteligencia, Rolando Sarraff Trujillo, encarcelado por trabajar como agente doble para la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos.

No hay duda de que este evento marca un cambio profundo en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba y las relaciones de Estados Unidos con América Latina. Y es una gran victoria para la Revolución Cubana, Fidel y Raúl Castro y el pueblo cubano. Durante los últimos quince años, Washington ha perdido su influencia en América Latina y la región se ha desplazado significativamente hacia la izquierda con una mayoría de presidentes socialistas y nuevas organizaciones regionales que excluyen a Estados Unidos y Canadá. Con la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), América Latina está más integrada, soberana, independiente y poderosa que nunca antes. La región ha forjado nuevas relaciones con China, Rusia, Irán y otros estados soberanos con mercados fuertes y know-how tecnológico. El nivel de desarrollo ha aumentado, y con pocas excepciones, las economías latinoamericanas están en aumento. Todo esto se ha conseguido sin los Estados Unidos. 

En respuesta, Washington ha amplificado su injerencia en la región, apoyando a golpes de Estado e intentos de golpes de Estado contra presidentes elegidos democráticamente en Venezuela, Haití, Bolivia, Honduras, Ecuador y Paraguay, aumentando su presencia militar en el hemisferio e intensificando los esfuerzos subversivos para socavar gobiernos latinoamericanos a través de la financiación multimillonaria de movimientos de oposición. Esas acciones han aislado a Washington aún más en la región y han sido rechazadas por unanimidad por todos los gobiernos de América Latina, incluso los de la derecha. Un creciente sentimiento de "Patria Grande" ha sido sembrado en la región, y solo se hace más fuerte cada año.

Cuando Obama fue elegido presidente y asistió a una primera Cumbre de las Américas en Trinidad en 2009, prometió una nueva relación con América Latina, basada en la recuperación de la influencia estadounidense en la región. Él ignoró, o ignorantemente malinterpretó, los cambios que habían tenido lugar en toda América Latina y tuvo el descaro de presentarse ante los jefes de Estado y representantes de alto nivel de los gobiernos regionales y decirles que debían de "olvidar el pasado" y avanzar juntos con los Estados Unidos hacia nuevas relaciones. Su retórica arrogante recordó a los pueblos de América Latina la importancia de consolidar y avanzar su soberanía e integración bajo sus propios términos. En esa cumbre, la mayoría de las naciones, con la excepción de los EE.UU. y Canadá, condenó el hecho de que Cuba seguía siendo excluido de la Organización de los Estados Americanos, únicamente por la influencia de Washington. En 2012, en la siguiente Cumbre de las Américas, el presidente Rafael Correa de Ecuador se negó a asistir, en solidaridad con Cuba. "Ecuador no va a ser parte de estas cumbres hasta que Cuba esté incluido", aclaró.

Hace unos meses, mucho antes de que Obama y Castro anunciaron esfuerzos para normalizar sus relaciones, el gobierno de Panamá había hecho público que Cuba sería invitado a la Cumbre de las Américas 2015. Cuba ha indicado que asistiría. Esta decisión fue una clara señal de que la influencia de Washington ya no reinaba en América Latina - incluso la organización regional creada por Washington para dominar y controlar la región ahora se ha hecho irrelevante.

Sin embargo, la movida de Obama con Cuba no fue sin consecuencias inmediatas. Si bien no hay duda de que la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas, junto con la liberación de los tres cubanos injustamente detenidos, es una victoria enorme e histórica de la Revolución Cubana, y un homenaje a la resistencia, la dignidad y la solidaridad del pueblo cubano, los motivos de Obama no son puros.

El día después de un discurso presidencial bien elaborado sobre cómo la política de Estados Unidos había fracasado en Cuba, que reconocía que el bloqueo y el embargo económico contra Cuba había sido un fiasco, Obama firmó leyes para imponer sanciones contra Venezuela y Rusia. Hay pocas dudas de que el proyecto de ley de sanciones contra Venezuela, una ley absurda titula la Ley de Defensa de los Derechos Humanos y la Sociedad Civil en Venezuela 2014, fue firmado por Obama para complacer al pequeño, pero influyente grupo rabiosamente anticastrista, anti-chavista y anti-Maduro en Miami que estaba lleno de rabia desde el cambio anunciado con Cuba.

La ley de sanciones contra Venezuela es bastante ridícula. Se pretende castigar a los funcionarios en Venezuela que presuntamente violaron los derechos humanos de los manifestantes antigubernamentales en las protestas que tuvieron lugar en febrero de 2014. Teniendo en cuenta que la mayoría de esas protestas eran extremadamente violentas y los manifestantes causaron directamente la muerte de más de 40 personas, la mayoría seguidores del gobierno, víctimas inocentes, y fuerzas de seguridad del Estado, la imposición de sanciones a los funcionarios del Estado que ejercieron su deber de proteger a los civiles es ilógico. Aún más irónico es la aprobación de esta ley, mientras que cientos de manifestantes contra la brutalidad policial y el racismo están detenidos y sus derechos violados en los Estados Unidos, a manos de las autoridades estadounidenses. Y el mismo Senado que promovió esta ley contra Venezuela acaba de publicar un informe detallado sobre la tortura y graves violaciónes de derechos humanos cometidas por la CIA y otros oficiales de Estados Unidos.

La ley de sanciones contra Venezuela va más allá de la congelación de los activos de unos pocos funcionarios del gobierno venezolano y la revocación de sus visas. Reafirma el compromiso del gobierno de Estados Unidos para apoyar – de manera financiera y política - el movimiento contra el gobierno en Venezuela que actúa fuera del marco democrático, y autoriza la elaboración de una estrategia de propaganda contra el gobierno venezolano. Todo esto parece a la misma política fracasada contra Cuba que el propio Obama denunció. Entonces, ¿por qué imponer la misma contra Venezuela?

Complacer a la comunidad en Miami es una de las principales razones. Obama necesita el cambio en la política hacia Cuba para salvar a su débil legado. Como el primer presidente negro de Estados Unidos, Obama esperaba que su legado iba a ser el fin de las tensiones raciales y el racismo institucionalizado en el país. Sin embargo, ha ocurrido lo contrario durante su administración. Las tensiones raciales se encuentran en un máximo histórico. Masivas protestas han estallado en todo el país contra la brutalidad policial en las comunidades negras y las injusticias que sufren en el sistema legal de Estados Unidos. Crímenes raciales han aumentado y la gente está enojada. El "cambio" que Obama prometió no ha llegado y no se le perdonará por su falta de cumplir.

La reforma de salud de Obama ha hecho un impacto mediocre y todavía se enfrenta serias amenazas del Congreso republicano, que ha vuelto al poder en toda su fuerza, ganando la mayoría en ambas cámaras gracias a una base demócrata descontenta. Mientras que haya tomado algunas decisiones ejecutivas en materia de inmigración, Obama no ha logrado aprobar una reforma migratoria profunda y probablemente nunca lo hará después de perder la mayoría demócrata en la legislatura. Aunque retiró las tropas estadounidenses de Irak como había prometido, otro grupo terrorista ha tomado control de una parte significativa de ese país, lo que ha vuelto prácticamente inútil la inversión multi-billonaria para llevar la democracia a Irak. En cuanto a Afganistán, Obama aumentó la presencia militar estadounidense e incrementó el presupuesto a más de mil millones de dólares, convirtiéndolo en el conflicto militar más largo de la historia estadounidense, y uno de los más costosos. Ha traído más guerra a Pakistán, Yemen y África, y destruyó Libia, mientras ha financiado y armado terroristas en Siria para demoler ese país también. Y para no faltar, Obama ha reactivado la Guerra Fría con Rusia.

En general, el legado de Obama no deja nada que desear. Él falló en casa y creó caos en el extranjero, y Cuba es su salvador. Ahora Obama será recordado en la historia como el presidente que puso fin a la política exterior de Estados Unidos más disfuncional, perjudicial y sin sentido. Él será recordado por no solamente construir puentes con Cuba, sino también con toda América Latina, lo que sería un legado muy noble y digno si fuera cierto.

Cuba no ha sido una verdadera amenaza para los Estados Unidos - si alguna vez lo fue - por un tiempo muy largo. Pero Venezuela, debido a sus grandes reservas de petróleo, lo es. Los EE.UU. tiene que controlar a los 300 mil millones de barriles de petróleo de Venezuela con el fin de garantizar su supervivencia a largo plazo, y sin un gobierno servil en el poder, eso no es posible. La política de Estados Unidos hacia Venezuela ha sido la misma desde que Hugo Chávez fue elegido por primera vez en 1998 y se negó a ceder a los intereses de EEUU: destruir a la Revolución Bolivariana y sacarlo del poder. La misma política existe, en efecto, contra el gobierno de Nicolás Maduro.

Al tratar de aislar a Venezuela y Rusia con sanciones y paralizar sus economías, Washington cree que puede asfixiar las crecientes relaciones de Rusia con América Latina y neutralizar la influencia regional de Venezuela. El plan consiste en intervenir y llenar el vacío con la influencia financiera y política de Estados Unidos. Y Washington piensa que al extender la mano a Cuba, el resto de América Latina será seducido suficientemente para dar la bienvenida a la dominación estadounidense.

Cuba puede ser salvavidas de Obama, pero el barco se ha ido. Las naciones latinoamericanas han condenado abrumadoramente las sanciones de Estados Unidos contra Venezuela y han pedido que se derroguen. Obama puede pensar que él puede sacrificar a Venezuela con el fin de salvar su legado mediante la relación con Cuba, pero está equivocado. La misma solidaridad que las naciones de América Latina expresaron a Cuba por más de 50 años, también está presente con Venezuela. La Patria Grande no se deja engañar por los dobles estándares de los Estados Unidos. Desde hace tiempo América Latina ha expresado su deseo de tener una relación madura y respetuosa con Washington. ¿EE.UU. nunca será capaz de lo mismo?


A 54 años de una ruptura

Por Pedro Martínez Pírez

En los días en que el gobierno de los Estados Unidos decide romper sus relaciones diplomáticas con Cuba, el 3 de enero de 1961, estaba yo entregando a la madre del ahijado ecuatoriano de Fidel Castro un jarrito con la firma del líder de la Revolución enviado por la heroína de la Sierra Maestra Celia Sánchez Manduley.

Yo no había cumplido los 24 años de edad, era funcionario diplomático en Quito, y había estado pocos meses antes en una iglesia de la capital ecuatoriana con el entonces Embajador de Cuba, Mariano Rodríguez Solveira, bautizando -- en representación del jefe de la Revolución Cubana - a Fidel Oswaldo Nieves, porque así lo habían solicitado al Comandante  los muy humildes padres del niño ecuatoriano, María Enriqueta Navarro y Virgilio Nieves, naturales del Cantón Otavalo, de la provincia de Imbabura.

Eran tiempos difíciles. El gobierno de Estados Unidos desarrollaba una escalada de acciones económicas, diplomáticas y políticas contra Cuba y pronto se produciría el desembarco mercenario por Playa Girón. Washington había logrado que varios gobiernos latinoamericanos rompieran sus relaciones con Cuba, y la Agencia Central de Inteligencia, que en Ecuador estaba representada por el oficial Philip Agee, hacía todo lo posible para lograr la ruptura de los vínculos diplomáticos entre las patrias de Eloy Alfaro y José Martí.

Yo había tenido meses antes de la ruptura de relaciones diplomáticas de Estados Unidos con Cuba una experiencia bien desagradable durante mi tránsito hacia Quito por la ciudad de Miami. Y es que en esa época la vía más económica para viajar a Ecuador era hacerlo por Cubana de Aviación desde La Habana hasta Miami, y de allí hasta Quito por Ecuatoriana de Aviación.

Tenía la visa de Estados Unidos estampada en mi pasaporte diplomático. Había sido otorgada en la misma sede que próximamente volverá a ser la Embajada norteamericana en el edificio ubicado frente al famoso malecón de La Habana. Pero los funcionarios de Inmigración en Miami me advirtieron, sin yo preguntarlo, que no podía salir del aeropuerto. Yo no tenía pensado hacerlo por razones económicas, aunque había tiempo suficiente entre la llegada del avión de Cubana y la salida del aparato de la empresa ecuatoriana. Y tuve la curiosidad de preguntar a uno de los funcionarios de Inmigración que hablaba español cuáles eran las causas de la prohibición: "Mira, me dijo con aires de prepotencia, pensamos que tú puedes ser uno de los tantos rusos que están tratando de infiltrarse en América Latina con pasaportes diplomáticos cubanos".

Nunca he olvidado aquel hecho que viene ahora a mi memoria luego de los acuerdos anunciados el pasado 17 de diciembre por los presidentes de Cuba, Raúl Castro,  y Barack Obama, de Estados Unidos, encaminados a restablecer las relaciones diplomáticas entre las dos naciones vecinas.

Pienso que algo de lo mucho que debe ocurrir en el proceso de normalización de vínculos entre los dos países es que cesen las restricciones que impiden a los ciudadanos estadounidenses viajar libremente a Cuba, como lo hacen los canadienses que tanto influyeron en el récord de turismo que acaba de implantar la Mayor de las Antillas. Y que nunca más un funcionario de Inmigración en Miami confunda la nacionalidad de un cubano, que 54 años después vive para poder contarlo.

La Habana, 3 de enero de 2015


Encuesta Gallup: La política del Gobierno fue en 2014 la mayor preocupación en EE.UU.

RT  -  2 ene 2015 21:40 GMT

Reuters / Mike Blake

La política del Gobierno, la economía, el desempleo y los problemas del sistema sanitario fueron los asuntos que más preocuparon a los estadounidenses en 2014, según la última encuesta de Gallup.

El presidente Obama, la presencia de los republicanos en el Congreso y la política en general fueron los asuntos que preocuparon más a los estadounidenses en 2014, en concreto a un 18% de la población, según la encuesta de Gallup Media. Entre los demás asuntos que más inquietan a la opinión pública figuran la economía (17%), el desempleo (15%) y el sistema de sanidad (10%).

Además, el 8% de los encuestados mencionó la inmigración como el problema más importante, mientras que para el 6% lo es el presupuesto federal y la deuda, y para un 5% el declive cultural y ético.

Cabe mencionar que las relaciones raciales rara vez fueron mencionadas (solo lo hizo el 2% de los encuestados), mientras que en diciembre este asunto preocupaba al 13% de la población. El 2014 fue el primer año en que la economía no encabezó la lista de los problemas populares, desbancada por la insatisfacción por el Gobierno.


En los pueblos mayas, ¿se casan las personas o las familias?

Ollantay Itzamná

De los rituales matrimoniales mayas precristiana casi no contamos con literatura. Algunos cronistas, huestes de los invasores, dejaron fluir entre sus narrativas descriptivas algunas referencias sobre los rituales “paganos” practicados en dichos pueblos.

Sin embargo, en la actualidad, observando los procesos matrimoniales comunitarios “clandestinos” en algunas comunidades indígenas, podemos trazar algunas características peculiares de los procesos matrimoniales mayas.

Lo que describiré a continuación es lo que presencié, a finales del 2014, en la costa sur de Guatemala, entre dos familias extensas de origen maya quiché.

Con canastos de panes y chocolates se realiza la invitación para el emplazo

Él y Ella se conocieron y se encantaron mutuamente. Luego de un tiempo de frecuentarse, Él pidió a sus padres que visitasen a la familia de Ella a “pedir a la chica”. Los padres del muchacho visitan a la familia de la muchacha, por la tarde/noche, con previo aviso, llevando consigo suficientes bebidas. Los padres de la joven aceptan la petición, y en la misma visita consensuan la fecha para el segundo acto del proceso del matrimonio, el emplazamiento.

Antes del acto del emplazamiento, que regularmente se celebra en el plazo de un mes, a partir del “pedido de la chica”, los padres del joven preparar varios canastos de panes y chocolates (6, 12 o más canastos, dependiendo de la capacidad económica), y las tías y hermanas mayores del muchacho llevan dichos regalos a los padres de la muchacha. Quienes, a su vez, distribuyen dichos presentes a sus parientes más cercanos anunciando e invitándoles al acto del emplazamientos. Simultáneamente, las hermanas del joven distribuyen panes y chocolates a sus parientes más cercanos invitándoles  a dicho acto.

No son los novios quienes se casan, sino son las familias quienes se comprometen

El emplazamiento consiste en una reunión de las dos familias en la casa de los padres de la joven para formalizar la relación de los novios y la afinidad entre ambas familias. Lo realizan por la noche (en otras comunidades, por la madrugada).

Llegada la fecha fijada, los parientes más próximos del joven, se congregan, al atardecer, en la casa de los padres de éste para consensuar las propuestas que el testigo planteará a los padres de la joven en el acto del emplazamiento. Los puntos a consensuar en el emplazamiento son: ratificación de la relación de noviazgo de los jóvenes, la fecha para la celebración del matrimonio civil y religioso, el tipo de relación o trato entre ambas familias, y la frecuencia/modalidad de la visita del novio a la novia hasta el día del acto del matrimonio civil y religioso.

Así, precedidos por un anciano como testigo, los padres y parientes del joven visitan nuevamente a la familia de la joven, llevando consigo flores, candelas (velas) y abundante bebidas.

Ambas familias (abuelos, padres, tíos y hermanos/as mayores de los novios), alrededor de una mesa principal, adornada con flores e iluminada con candelas, representadas cada una por sus respectivos testigos, exponen y consensuan los acuerdos.

El diálogo es prácticamente una negociación diplomática entre los dos testigos sentados frente a frente, en presencia de toda la asamblea presente. Los parientes intervienen salvo cuando los testigos no logran ponerse de acuerdo. Los novios casi no intervienen porque ya expresaron sus voluntades en las reuniones familiares previas al acto del emplazamiento.

En el caso observado, el diálogo del emplazamiento se realizó en el idioma castellano porque los padres de la novia, también de origen maya quiché, no habla el idioma quiché. Lograron consensuar la fecha para la celebración del matrimonio en un plazo de 6 meses. Los padres y abuelos de los novios acordaron denominarse mutuamente como consuegros/as. También se acordó que el novio visitará a la novia todos los domingos temprano para llevarla a la misa dominical.

Si hay consenso favorable en la reunión del emplazamiento, entonces, los padres del novio, en el acto, invitan abundante cerveza, ron y refrescos a todos los presentes. Dejando en la mesa principal 12 o múltiplos de éste de todas las bebidas sin destapar para los padres de la novia. Simultáneamente los padres de la novia invitan comida a todos los presentes. Así, el emplazamiento se vuelve una fiesta alegre. Pero, los padres del novio, y su testigo, se retiran tan pronto como pueden de la fiesta, no sólo para cuidar su imagen de huéspedes concedidos, sino porque serán ellos los anfitriones en la fiesta central, el matrimonio.

El acto del matrimonio civil y religioso/católico es el tercer acto del proceso matrimonial en el mundo indomestizo maya. Transcurrido el plazo establecido en el emplazo, los padres del novio preparan una fiesta grande invitando a toda la familia ampliada. Luego del acto contractual y sacramental, la celebración matrimonial se convierte en una “demostración” del poder económico por parte de ambas familias. Regalos, comidas, bebidas y bailes se van turnando al ritmo de la marimba u orquesta. Este acto comunitario no dura semanas, como ocurre en algunas comunidades andinas, pero sí es una fiesta que otorga o fija estatus socioeconómico en las comunidades.

El matrimonio en las comunidades mayas no es un acto, sino un proceso comunitario

A diferencia del matrimonio romano (acto contractual entre novios) y cristiano (alianza con Dios), la unión de la pareja en el mundo maya es un proceso de convivencia y compromiso comunitario que involucra a las familias ampliadas de los novios, y a éstos entre sí. El éxito o el fracaso del proceso matrimonial no dependen sólo de los novios, sino de ambas familias ampliadas. Por eso los actores en los diferentes momentos del proceso matrimonial son los abuelos/as, los padres/madres, las tías/tíos, los hermanos/os mayores.

Al parecer, la finalidad del matrimonio no es la “realización” individual de las personas o la procreación, sino el afianzamiento de la cohesión comunitaria en base al consenso alcanzado y la palabra dada en comunidad. El proceso matrimonial maya no une o liga a personas, sino a familias. Dentro de este horizonte se concibe la plenitud de la vida en pareja y el proceso de la procreación.

El proceso matrimonial comunitario maya es pragmáticamente intercultural. Incorpora en dicho proceso ritos externos como el contrato romano (matrimonio civil) y la alianza cristiana (matrimonio religioso), ambos centrados en los individuos (novios), para resignificar el sentido comunitario de la vida de pareja. Tienen sentido el contrato y la alianza, pero dentro del horizonte del compromiso comunitario.

Este proceso matrimonial es tremendamente patriarcal, no sólo porque es el novio y su familia quienes toman la iniciativa de comenzar con el proceso, y “llevarse” consigo a la nueva esposa, sino porque actos como la “entrega de un chompipe (pavo) a los padres de la novia en ‘repuesto’ por la hija” evidencian que este proceso afianza la subalternización de la mujer en el mundo indígena maya.

Este proceso, especialmente en sus dos primeras etapas, aún continua siendo clandestino en el democrático Estado laico de Guatemala. Por eso se celebra de noche o en la madrugada. Pero, su “clandestinidad” también se debe a que muy poco o nada se ha escrito sobre este proceso matrimonial que podría no sólo resignificar, en los hechos, la esquizofrenia moral y cultural que cada vez más padecen los matrimonios romano-cristianos, sino también podría constituirse en un baluarte para cohesionar a las familias/sociedades guatemaltecas que, ahora, se desintegran violentamente ante la ausencia de un proyecto de vida comunitaria.

* Indígena quechua, abogado y antropólogo


Una mujer denuncia que fue forzada a tener relaciones sexuales con el duque de York

Príncipe Andrés. Duque de York es el título nobiliario que se le otorga al segundo hijo del Monarca Británico. Foto internet

RT  -  2 ene 2015 16:37 GMT

Una mujer ha denunciado que fue obligada en repetidas ocasiones a mantener relaciones sexuales con el príncipe Andrés, duque de York, cuando tenía 17 años, informa 'The Independent'.

La denuncia forma parte del pleito iniciado por la mujer, que asegura que un banquero de inversiones estadounidense, el multimillonario Jeffrey Epstein, la había hecho circular entre sus amigos ricos y poderosos como una "esclava sexual" cuando era menor de edad.

El Palacio de Buckingham rechaza la implicación del príncipe en el caso.


Celebra el mundo aniversario 56 de Revolución Cubana

Mensajes de felicitación llegados a la Isla resaltan labor de Cuba en la esfera internacional

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
1 de Enero del 2015 23:34:22 CDT

Foto: Omara García (AIN)

CARACAS, enero 1ro.— Desde diversos rincones del mundo, líderes de naciones amigas y destacadas personalidades internacionales, enviaron saludos a Cuba, que este 1ro. de Enero celebró otro aniversario del triunfo de la Revolución con el reto de alcanzar en 2015 nuevos logros.

Desde una de las naciones hermanas, Venezuela, el presidente Nicolás Maduro envió un mensaje de saludo al Gobierno y pueblo cubanos en el que expresa que 56 años después Cuba «ilumina a los pueblos del mundo con la llama de la dignidad».

El texto resalta el júbilo de los cubanos por celebrar su más gloriosa fecha en compañía de Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero, René González y Fernando González.

«Al felicitar al hermano pueblo cubano y en especial a su Presidente Raúl Castro, desde la tierra del mejor amigo que tuvo el pueblo cubano a lo largo de su historia, en palabras de Fidel (Castro), afirmamos que hoy más que nunca estamos llamados a profundizar los esfuerzos para la definitiva consolidación de la verdadera unión de todos los pueblos de América Latina y el Caribe, en un solo camino de solidaridad y hermandad», agrega el presidente Maduro en la misiva.

Desde Moscú, también el presidente ruso, Vladimir Putin, envió felicitaciones a su par cubano, Raúl Castro, en ocasión de celebrarse el triunfo de la Revolución y el nuevo año, con votos por la amistad y productivos vínculos bilaterales, reportó PL.

En el mensaje, difundido por el servicio de prensa del Kremlin, Putin destacó las históricas relaciones ruso-cubanas basadas en las tradiciones de amistad, solidaridad y ayuda mutua, y subrayó el ascendente desarrollo de los nexos, lo cual, a su juicio, corroboraron las conversaciones oficiales celebradas en julio pasado en La Habana, durante su visita a la Isla, como parte de una gira latinoamericana que incluyó a Nicaragua, Argentina y Brasil.

Expresó Putin el convencimiento de que los esfuerzos mancomunados entre Moscú y La Habana garantizarán el ulterior desarrollo de los vínculos productivos y la interacción como socios en los asuntos internacionales.

Por otra parte, la Cámara de Diputados de Bolivia felicitó igualmente a Cuba y destacó la dignidad, solidaridad y resistencia de ese país durante todos esos años.

El órgano parlamentario reconoció, en especial, la colaboración de ese Gobierno con el pueblo boliviano y consideró que de forma ejemplar sus profesionales brindan servicios de salud y asistencia social de calidad hasta en los rincones más inhóspitos del territorio nacional.

Para el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento nicaragüense, Jacinto Suárez, la influencia de la Revolución cubana es tan importante que, luego de más de medio siglo de su triunfo, impulsa hoy procesos de cambio en América Latina.

El 1ro. de Enero de 1959 es el comienzo de una nueva historia para Latinoamérica, afirmó Suárez en diálogo con PL.

El también Secretario de Relaciones Internacionales del Frente Sandinista de Liberación Nacional, envió un saludo a Cuba «en este año de victorias, de socialismo, de unidad, y a Fidel y Raúl, guías indudables de este proceso».

Por su parte, el Partido Comunista de Brasil (PCdoB) envió mensajes de salutación a Cuba y destacó la resistencia heroica de su pueblo. En una nota, el PCdoB señaló que los anuncios realizados el pasado día 17 de reanudar relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana, constituyeron una gran victoria de la resistencia y valentía de la nación cubana.

Esperamos que el cambio de postura de Washington hacia La Habana finalmente conduzca al levantamiento del bloqueo, indicó el documento.

La labor internacionalista de Cuba durante los 56 años de Revolución Cubana fue destacada durante una actividad político-cultural de la Misión Estatal de Cuba en Guatemala.

Junto a cooperantes de la salud cubanos que han salvado vidas guatemaltecas, el secretario de Relaciones Internacionales del Partido Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG), Juan Ramón Ruiz, acentuó el ejemplo de la Isla al brindar sus servicios a los pueblos más necesitados del mundo.

En la lejana Guinea Ecuatorial también se aplaudió el nuevo aniversario de Cuba y su Revolución. El Gobernador de Litoral Bata, Amado Nguema Owomoenviara, transmitió al Gobierno y pueblo cubanos felicitaciones, durante su intervención en una ceremonia política y cultural efectuada en Bata con motivo de la efeméride, precisó PL.


Palestina presenta la solicitud de ingreso a la Corte Penal Internacional

RT  -  2 ene 2015 16:48 GMT

REUTERS/Mohammed Salem

El embajador de Palestina en la ONU ha declarado que ha presentado oficialmente la solicitud para ingresar en la Corte Penal Internacional. Esta fue firmada por el presidente palestino Mahmoud Abbas hace dos días.

Los palestinos pretenden acusar a Israel ante la Corte de La Haya de haber cometido crímenes de guerra y acabar con la construcción de los asentamientos israelíes en los territorios palestinos, informa Al Jazeera. El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, ha celebrado una reunión urgente con sus ministros. 

Este viernes en un discurso pronunciado ante los representantes de la UE en Nueva York, el enviado de Palestina, Riyad Mansour, ha dicho que "la persecución del caso de los crímenes de guerra es una oportunidad para Palestina de buscar justicia para todas las víctimas de la ocupación israelí".

"Nos sentimos honrados de poder ser miembros de la Corte Penal Internacional", ha añadido Mansour.

El representante de Palestina comenta que "es un paso muy significativo. Es una oportunidad legal, pacífica, civilizada que ningún país que respete la ley debe temer".


Presidentes Maduro y Rousseff acuerdan dinamizar agenda en áreas estratégicas

MINCI - 02/01/2015 - Por José Manuel Blanco Díaz

FOTO: Miguel Angulo

Brasilia, República Federativa del Brasil. Estrechar relaciones en áreas de mutuo interés estratégico fue uno de los puntos acordados por los presidentes de Venezuela y Brasil este viernes.

Durante una reunión bilateral que sostuvieron en el Palacio de Planalto, Brasilia, los mandatarios Nicolás Maduro y Dilma Rousseff abordaron diversos puntos de la agenda binacional.

Dinamizar el trabajo conjunto en los sectores económico, comercial, agrícola y energético mediante la aplicación de fórmulas innovadoras de cooperación mutua fue otro tema conversado en el encuentro.

Los jefes de Estado de Brasil y Venezuela también destacaron la importancia de consolidar la integración de América Latina y el Caribe.

La reunión se desarrolló como parte de la agenda presidencial, luego de que este jueves primero de enero participaran en los actos de toma de posesión de la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, quien asumió el mando de su nación por segunda vez.


Mercado petrolero mantiene tendencia a la baja

02 de enero de 2015, 11:18Nueva York, 2 ene (PL) Tras el feriado de fin de año el petróleo de Texas para entrega en febrero abrió hoy en baja en la bolsa mercantil estadounidense, donde se vendió a 52,45 dólares el barril.

El crudo Brent se situó en 57,41 dólares el tonel, una tendencia que se mantiene debido a que un superávit de suministros petroleros redujo a la mitad los precios desde junio.

Ese tipo de petróleo, de referencia en Europa, ha tocado mínimos desde el 2009 debido a que el mayor productor Arabia Saudita y otros grandes productores del Golfo Pérsico rechazaron reducir la producción ante la creciente extracción de crudo de esquisto en Estados Unidos.

En medio de ese panorama este jueves Irán llamó a Arabia Saudita a adoptar medidas que refuercen los precios del crudo, al considerar que los productores en Oriente Medio se verán afectados a menos que se revierta la caída en los valores.

Durante las operaciones de hoy las cotizaciones también se vieron frenadas por informaciones sobre la desaceleración del sector industrial en China en diciembre, y el lento crecimiento de la actividad manufacturera de la Eurozona.

El mercado de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) permanecerá cerrado hasta el próximo lunes.

rc/crc


DIGALE A WASHINTON QUE ESPERE…..

Jorge Gómez Barata

Un mandatario cubanos fue dos veces rechazado Estados Unidos que le negó reconocimiento diplomático. Se trató de Ramón Grau San Martin. Ello explica su reacción cuando, en 1933, siendo presidente del gobierno de los “100 Días”. Mientras hablaba en un mitin transmitido por radio, un asistente le informó: “Excelencia, lo llaman de Washington…”

—“Dígale a Washington que espere. Estoy hablando con el pueblo…”

La viril respuesta, con la cual el flamante estadista pareció desafiar al imperio, provocó el aplauso de los presentes y el orgullo del país. Luego se supo que quien llamaba desde Washington no era alguien asociado al gobierno de aquel país, sino el embajador de Cuba, Manuel Márquez Sterling.

Ramón Grau, fue el segundo de los presidentes cubanos que no era general, no peleó en las guerras por la independencia, y puede ser considerado un militante nacionalista. Fue además el primero en llegar al poder contra la voluntad del embajador americano. El otro fue Fidel Castro, ambos como parte de procesos revolucionarios ajustados al meridiano político de cada cual. 

EMBAJADOR / MEDIADOR 

El capítulo comenzó  en 1925 cuando Gerardo Machado, quinto presidente de Cuba y último de los generales mambises en ocupar al cargo, promovió una enmienda de la Constitución de 1901, que le permitía permanecer en el poder hasta 1935. El Congreso isleño endosó la componenda, y en la República se instaló una feroz dictadura, ante la cual los políticos tradicionales y las fuerzas progresistas, incluidos liberales y marxistas, promovieron la movilización popular.

La intensidad, masividad y proyección avanzada del movimiento anti machadista preocupó a Estados Unidos, que despachó a la Habana a un “mediador”, el embajador Benjamín Sumner Welles, con la tarea de mediar entre Machado y los opositores “moderados” para impedir la radicalización del proceso. Aunque fue acogida por los elementos vacilantes, la gestión concitó el rechazo de los factores auténticamente progresistas.

Empujado por la intransigencia de las fuerzas más avanzadas de la oposición y la movilización popular, el tirano y la mediación se tambaleaban, obligando al régimen a una mayor represión, lo que desató un movimiento huelguístico que en agosto de 1933 hizo colapsar la dictadura.

En aquel contexto, Welles pidió a Machado que renunciara, intentando una conocida maniobra para dejar el poder en manos de los militares. Así el general Alberto Herrera, jefe del ejército, asumió el poder que 24 horas después traspasó a Carlos Manuel de Céspedes, precisamente un elemento que obedecía las consignas de Welles.

En medio de un ambiente de caos, por reclamos más gremiales que políticos, entre los días 3 y 4 de septiembre se produjo la Rebelión de los Sargentos, capitalizada por Fulgencio Batista, que depuso al gobierno. En la coyuntura, la Junta Revolucionaria designó una presidencia colegiada denominada Pentarquía, que no fue reconocida por Estados Unidos, y que tampoco lo hizo con el próximo gobierno encabezado por Ramón Grau San Martin.

Batista fue ascendido a general, y de la mano de Welles entró en la política de alto estándar. La historia cubana siguió su curso, y Benjamín Sumner Welles el suyo, llegó a ser Subsecretario de Estado de Roosevelt y fue un destacado comentarista internacional aunque nunca olvidó el fracaso como mediador.

La Revolución del 30 “se fue a bolina” pero se constituyó en legado, Grau no cubrió las expectativas que un día alentó, y Batista, que sembró vientos, cosechó el turbión revolucionario que no es el plácido fluir de aguas mansas y cristalinas, sino un suceso histórico tremendo.   

Durante la “mediación”, si bien Roosevelt se comportó como un injerencista de la gorra a los zapatos, trató de evitar la violencia, se abstuvo de enviar a los marines, y poco después, en 1934 derogó la Enmienda Platt. Su gesto no se equipara al de Obama aunque no faltan puntos de contacto.  Allá nos vemos.

La Habana, 02 de enero de 2015


Identificado presunto responsable por caída de avión en Ucrania


Desde el pasado mes de julio el gobierno ucraniano y los federalistas de Donetsk y Lugansk se acusan de derribar el avión Boeing-777 de Malaysia Airlines | Foto: Archivo

Telesur  -  31 diciembre 2014

Un testigo se presentó ante medios rusos para ofrecer información sobre los hechos ocurridos el pasado mes de julio; cuando un avión modelo Boeing-777 colisionó en la región este de Ucrania y dejó cientos de muertos.

El diario ruso Komsomólskaya Pravda publicó este martes una entrevista con un presunto testigo que proporcionó información relevante sobre la caída del avión Boeing-777 de Malaysia Airlines, ocurrida el pasado 17 julio al este de Ucrania.

De acuerdo con las declaraciones del testigo "Aproximadamente una hora antes del derribo del Boeing, despegaron tres aviones de asalto (...) Uno de los aviones estaba equipado con ese tipo de misiles (aire-aire). Era el Su-25".

En ese sentido el declarante aseguró conocer al piloto ucraniano y presunto responsable del ataque, a quien identificó como Vladislav Volochin. "No puedo decirlo con seguridad. Es un capitán". Sobre este punto reconoció que presunto autor material del ataque se encontraba "muy asustado".

Pese a que no puede asegurar que Volochin haya realizado el ataque, el informante citado por el diario destaca que la nave que pilotaba partió con misiles y "regresó sin la munición".

Respecto a las irregularidades ocurridas ese día, el entrevistado aseguró que "Todos los intentos de comentarlo eran inmediatamente silenciados".

En contexto:

En julio pasado, un vuelo comercial de Malaysia Airlines con 295 personas a bordo se estrelló cerca de Donetsk, donde se registraban combates entre el Ejército ucraniano y federalistas.

El avión Boeing-777 que cubría la ruta Amsterdam-Kuala Lumpur se estrelló cerca de la frontera con Rusia. Desde entonces las investigaciones pertinentes han estado a cargo de expertos holandeses y observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).


NI POR LA FUERZA NI POR SEDUCCIÓN CAERÁ CUBA

Por Manuel E. Yepe

Tras 53 años sin relaciones diplomáticas, los gobiernos de Estados Unidos y Cuba anunciaron su disposición de reanudarlas e iniciar un proceso dirigido a la normalización de sus relaciones  bilaterales.

El efecto más inmediato de este acuerdo, movido técnicamente como un intercambio de prisioneros, permitió a Cuba recuperar a tres de los cinco heroicos combatientes contra el terrorismo que seguían presos luego que los otros dos cumplieron sus extensas e injustas condenas y ya estaban en su patria.

“Los Cinco” se infiltraron en las filas de las organizaciones de contrarrevolucionarios cubanos radicadas en el sur del estado de Florida, controladas por la CIA. Conscientes del riesgo que ello significaba para sus vidas, fueron a monitorear sus perniciosos planes terroristas para informarlos oficialmente al gobierno de Estados Unidos a través del gobierno cubano, dada la inacción de las autoridades policiales locales y federales.

Cuba liberó, por su parte, a un mercenario que había sido capturado en 2009 cuando, al servicio de una agencia contratista norteamericana para misiones de inteligencia y subversión, llevaba a cabo acciones delictivas que le merecieron una condena de 15 años de prisión y que ejecutaba mediante reiteradas infiltraciones en el territorio nacional cubano. Fue excarcelado  también un espía estadounidense que llevaba cerca de 20 años en prisión y otros delincuentes apresados en Cuba cuya liberación era de interés para Washington.

Obviamente los cubanos todos, incluyendo los muchos de la diáspora que aman a su patria, han recibido jubilosos una noticia que semejaba el fin de lo más agudo de la confrontación violenta entre la superpotencia y un pueblo rebelde que ha dado muestras de que jamás ha cedido ante amenazas o por represalias al exigir sus derechos soberanos.

Pero que nadie piense que los cubanos bajarán la guardia ante las nuevas formas sutiles de agresión que Estados Unidos y la OTAN han puesto en boga para ablandar a quienes no se someten a sus designios.

Para identificar el verdadero sentir de los cubanos hay que recordar las palabras de Fidel Castro el 26 de julio del año 2000 en la ciudad de Santa Clara que son aplicables momento en el que ahora se hallan las relaciones entre Cuba y Estados Unidos:

“Sueñan los teóricos y agoreros de la política imperial que la Revolución, que no pudo ser destruida con tan pérfidos y criminales procedimientos, podría serlo mediante métodos seductores como el que han dado en bautizar como ‘política de contactos pueblo a pueblo’.

Pues bien: estamos dispuestos a aceptar el reto, pero jueguen limpio, cesen en sus condicionamientos, eliminen la Ley asesina de Ajuste Cubano, la Ley Torricelli, la Ley Helms-Burton, las decenas de enmiendas legales aunque inmorales, injertadas oportunistamente en su legislación; pongan fin por completo al bloqueo genocida y la guerra económica; respeten el derecho constitucional de sus estudiantes, trabajadores, intelectuales, hombres de negocio y ciudadanos en general a visitar nuestro país, hacer negocios, comerciar e invertir, si lo desean, sin limitaciones ni miedos ridículos, del mismo modo que nosotros permitimos a nuestros ciudadanos viajar libremente e incluso residir en Estados Unidos, y veremos si por esas vías pueden destruir la Revolución cubana, que es en definitiva el objetivo que se proponen”.

En la alocución televisada de Barack Obama el 17 de diciembre de 2014, el Presidente de Estados Unidos informó al pueblo de Estados Unidos y a la opinión pública mundial de su decisión de reanudar sus relaciones diplomáticas con Cuba.

“Hoy, los Estados Unidos de América están cambiando su relación con el pueblo de Cuba, el más significativo cambio de nuestra política en los últimos más de 50 años. Pondremos fin a un anticuado enfoque que, por décadas, no ha servido para nada a nuestros intereses. Vamos a empezar a normalizar las relaciones entre nuestros dos países”.

Ese día el Presidente Obama reconoció que la hostilidad de Estados Unidos hacia Cuba había terminado por aislar en la escala internacional a Estados Unidos, seguramente recordando que dos meses antes, por vigésima tercera  ocasión en años sucesivos, en la Asamblea General de Naciones Unidas, 188 países votaron contra las sanciones impuestas por Estados Unidos a Cuba, un país que tiene relaciones diplomáticas y comerciales con todos los países del hemisferio con la única excepción de Estados Unidos.

Por supuesto que la proximidad de la Cumbre de las Américas de abril de 2015 en Panamá y el recuerdo del apoyo unánime de los países latinoamericanos a la participación de Cuba en la anterior, han de haber presionado la decisión de normalizar los nexos entre Washington y La Habana, pero muchos lo ven como un triunfo de la dignidad sobre la arrogancia.

La Habana, Diciembre 31 de 2014