jueves, 18 de diciembre de 2014

OBAMA SE REINVENTA

Jorge Gómez Barata

Anoche tres cubanos que no lo hacían desde hace 16 años y un norteamericano ausente desde hace cinco, durmieron en sus hogares, y otros once millones despertaron con una sensación nueva.

La lucidez de sus líderes y la valiente tenacidad del pueblo cubano, unida a la sensatez de un presidente norteamericano que, a pesar de heredar dos guerras, una crisis económica y un ambiente internacional envenenado, que incluía un terrorismo desenfrenado y una absurda agresividad hacia Cuba, logra probar que en muchos aspectos es diferente.

Los sobrios y trascendentales anuncios del presidente Barack Obama desde Washington y de Raúl Castro en La Habana, inscribieron el 17 de diciembre de 2014 en la historia de Cuba como el suceso político más trascendental desde el triunfo de la Revolución en 1959. El anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas adquirió mayor relevancia al coincidir con la liberación de los tres anti terroristas cubanos condenados en Estados Unidos.

Aunque se desconocen los detalles y los protagonistas de las negociaciones de alto nivel que condujeron a este momento y que también permitieron la liberación del contratista de la USAID Alan Gross, condenado en Cuba por realizar acciones anti gubernamentales, obviamente se trata de una compleja operación diplomática bordada a mano y que, asistida por los buenos oficios de su santidad el Papa Francisco, ha puesto fin a una situación de incomunicación que había durado demasiado tiempo.

Según un mensaje emitido por la Casa Blanca, los efectos inmediatos de los anuncios realizados por el presidente Obama significan un descongelamiento y una revisión de la política estadounidense, que en conjunto, ha sido calificada por el ejecutivo norteamericano como “Un Nuevo Rumbo para Cuba”.

Al restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba, incluyendo la apertura de una embajada en La Habana, se suman decisiones asociadas al inicio de un proceso de normalización, que por ir a la raíz, según el profesor Jesús Arboleya: “No tiene marcha atrás ni puede ser cooptado por la burocracia”.

Por primera vez en más de medio siglo, en un discurso presidencial que alude a Cuba, aparece la palabra “colaboración” en temas de interés mutuo como migración, operaciones anti droga, protección medioambiental y tráfico de personas, entre otros, y la actualización de las políticas en materia de viajes en 12 categorías que abarcan un amplio espectro, incluyendo comercio, finanzas, comunicaciones, etc..

John Kerry renueva el consabido deseo de ser: “El primer secretario de estado que en 60 años visita La Habana”, pero es el primero que quiere hacerlo no posterior a la derrota de la Revolución, sino conviviendo con ella. Será bienvenido.

En La Habana el presidente cubano Raúl Castro no tuvo dificultad para aparecer en su perfil natural, y con la brevedad y la sobriedad que lo caracteriza,  realizar un anuncio histórico, mientras que en Washington Obama parecía recobrar la imagen que hicieron de él una esperanza de que se podía cambiar, no la naturaleza del imperio americano, pero sí la orientación de su administración.

Con el inicio del desmantelamiento de la política hostil hacia Cuba, y la búsqueda de soluciones para alrededor de cinco millones de emigrantes indocumentados, Obama se reinventa y vuelve a ser la esperanza, que venciendo enormes prejuicios, lo llevó a la presidencia.

 Confieso que no creí vivir para disfrutar este momento, que en magnifica concordancia de hechos humanos y políticos de la mayor relevancia, en lugar de sumar agravios, aproximan a Cuba y Estados Unidos. Es bueno saber que hay en la Casa Blanca un estadista al que de corazón se le puede desear éxitos y buena suerte. Allá nos vemos.

La Habana, 18 de diciembre de 2014


UN DÍA DE REAFIRMACION REVOLUCIONARIA

Por Manuel E. Yepe

El 17 de diciembre de 2014 pasará a la historia de América Latina como la fecha en que la revolución cubana, triunfante en 1959, fue finalmente aceptada por el gobierno de Estados Unidos como un hecho irreversible, reconociendo con ello la legitimidad del camino abierto por Cuba  para que todos los pueblos de America Latina transitaran hacia la afirmación de su independencia política.

Pocos, si alguien, podían imaginar que pudiera llevar a tan dramático corolario el heroico sacrificio de un reducido grupo de valientes y talentosos patriotas cubanos  que, al riesgo de sus vidas, fueron capaces de infiltrar, desarmados, las  bandas criminales de cubanos al servicio de organizaciones del gobierno estadounidense que, desde el sur del estado de la Florida y con total impunidad agredían sistemáticamente a su país.

Aquellos jóvenes patriotas fueron apresados a raíz de que los resultados de sus indagaciones fueron puestas en manos de las autoridades  estadounidenses por el gobierno cubano. Siguió un procedimiento judicial plagado de manipulaciones y falsificaciones que resultó en extensas condenas que acaban de ser interrumpidas a raíz de un acuerdo al máximo nivel político entre los presidentes Raúl Castro y Barack Obama.

Se necesitó, es indudable, de una buena dosis de valentía política por parte del Presidente Obama, quien contradictoriamente se ha caracterizado por debilidades que le han situado como exponente de una derecha política que lidia difícilmente con la ultraderecha neo-conservadora a base de repliegues y concesiones.

Se recuerda que fue un conjunto de excepcionales situaciones las que contribuyeron al insólito hecho de que EEUU eligiera a un Presidente no-blanco. El desprestigio en que se había sumido la extrema derecha estadounidense bajo la inepta presidencia de George W. Bush era identificado por muchos como principal culpable de la debacle económica nacional que ya llegaba hasta el ciudadano común.

Muchos pensaron que se trató apenas de una táctica para descargar en el primer presidente negro en la historia de los Estados Unidos una situación que habían provocado las grandes corporaciones  y el complejo militar-industrial con su sórdida conducción del país. Sacar así las castañas del fuego al verdadero culpable -el sistema imperialista- es, cuando menos, cínico.

El camino de la negociación a pie de igualdad ha dado los frutos que siempre deben esperarse de su aporte a la solución de los conflictos internacionales como alternativa a la confrontación de las armas.

El 75% de la población cubana, nacida después de 1959, no ha conocido más que tensiones entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba.

Nunca antes los cubanos habían estado tan cerca de lograr los objetivos esenciales de su revolución, la que se iniciara en 1868 por alcanzar la independencia, la identidad nacional y toda la justicia, que tantas veces han debido posponerse pero que nunca los cubanos han abandonado.

El triunfo de los cubanos contra la tiranía el primero de enero de 1959 constituyó un paso esencial que debió ser conclusivo de las metas revolucionarias cubanas. Pero, bien temprano, Estados Unidos se mostró opuesto a aceptar un vecino al que debía tratar en pie de igualdad, aparentemente por el peligro de que su ejemplo se extendiera por el continente. El enfrentamiento desigual siguió a lo largo de otro medio siglo.

Gradualmente, casi toda América Latina ha pasado a apoyar la voluntad independentista de Cuba, y ha desarrollado la suya propia respecto a Estados Unidos.

Los cubanos han tenido enormes éxitos en materia de salud, educación, cultura, ciencias, tecnología, deportes y otros campos,  pero las condiciones de hostilidad y bloqueo en que han tenido que desarrollar su economía le han impedido alcanzar muchas metas de los programas de su revolución. El bloqueo económico, financiero y comercial ha provocado a Cuba enormes pérdidas que los cubanos tendrán que recuperar a base de sacrificios por algunos años más.

Pero, ahora, los acuerdos anunciados el 17 de diciembre de 2014 han sentado las bases para que Cuba pueda avanzar hacia el completamiento de los grandes objetivos sociales de su programa socialista y los cubanos esperan hacerlo en armonía y amistad con sus vecinos estadounidenses.

Una inmensa alegría anima en estos días a los cubanos, tanto los que habitan la isla como los que la sienten propia residiendo en otras partes del mundo. Los cinco héroes antiterroristas por cuyo regreso tanto han luchado ya están en Cuba. Su sacrificio ha sido un extraordinario aporte a la causa de la independencia de la Isla y, de alguna manera en favor del derecho de todos los pueblos de América Latina y del mundo a que se respete la soberanía de sus naciones.

La Habana, Diciembre 18 de 2014



REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 19 DE DICIEMBRE DE 2014


También en El Salvador la noticia de la liberación de los tres héroes cubanos antiterroristas que aún se encontraban presos injustamente en los Estados Unidos, ha colmado de reacciones de optimismo y satisfacción de autoridades del gobierno, políticos, parlamentarios, organizaciones sociales, ciudadanos y amigos de Cuba, que también han celebrado tan esperado acontecimiento.

Unido a ello, el anuncio de los presidentes de la República de Cuba, general de ejército, Raúl Castro, y el presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, de que ambas naciones habían acordado reanudar las relaciones diplomáticas, suspendidas unilateralmente por la potencia del norte desde 1961, y el inicio del desmontaje parcial del intrincado grupo de medidas, resultado del bloqueo contra la Mayor de las Antillas, han superado todas las expectativas que había causado, por sí solo, el anuncio de los medios de comunicación cubanos sobre la comparecencia de Raúl Castro al mediodía de Cuba.

Entre el asombro, alegría y emoción compartida, han sido las reacciones de quienes han apoyado también en el Pulgarcito de América por más de 16 años la lucha por la liberación de los Cinco, y que en este 17 de diciembre histórico han podido al fin ver concluida felizmente su solidaria participación, junto a sus familias y compatriotas, la llegada a su Patria a Gerardo, Ramón y Antonio, luego de tan cruel encierro, y ser recibidos con tanto amor y entusiasmo, como verdaderos héroes e hijos ejemplares de Cuba.

Desde temprano por la mañana, la Embajada de Cuba en el país había convocado a través de las redes sociales a los amigos y ciudadanos solidarios, a congregarse en dicha legación diplomática para compartir ahí la alocución del presidente Raúl Castro, ocasión a la que asistieron dirigentes del FMLN, entre ellos su Secretario General, algunos diputados, así como miembros de la Coordinadora de la Solidaridad por Cuba, y ciudadanos cubanos, entre otros más.

Radio Nacional de El Salvador transmitió en directo el mensaje del mandatario Cubano, y luego algunas emisoras compartieron  el micrófono con oyentes, quienes saludaban las estupendas noticias escuchadas, como es el caso de Radio Maya Visión.

El Presidente en funciones, Oscar Ortiz, durante una conferencia de prensa programada previamente para revisar asuntos relacionados con el gobierno salvadoreño y coincidiendo con la misma hora, celebró el anuncio realizado por los gobiernos de Cuba y Estados Unidos de la reapertura de relaciones diplomáticas, rotas desde 1961.

En tal sentido abogó por un mayor acercamiento e intensidad de las relaciones entre ambos países y recordó la posición de El Salvador sobre la petición de que Estados Unidos levante el bloqueo económico que mantiene contra Cuba.

Por su lado, en un comunicado oficial, el Ministerio de Relaciones Exteriores se expresó en la misma sintonía del presidente en funciones, al afirmar que El Salvador  celebra y recibe con profundo optimismo el anuncio hecho ese día por los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de los Estados Unidos de América, Barack Obama, sobre el inicio de un diálogo bilateral con miras al pleno restablecimiento de sus relaciones diplomáticas.

Además agrega el comunicado que, como se ha expresado en diferentes foros internacionales, esta nación centroamericana considera necesario avanzar en el mundo hacia unas relaciones entre Estados, basadas en el bien común de los pueblos, la solidaridad, la autodeterminación y el respeto mutuo, por encima de cualquier diferencia de carácter ideológico.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Nueva América en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Tilsama en la ciudad de Vejue, al sur de Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.


Hillary Clinton respalda decisión de Obama sobre vínculos con Cuba

EDITADO POR JULIO PÉREZ

Washington, 18 dic (RHC) La ex secretaria de Estado de Estados Unidos Hillary Clinton, potencial candidata demócrata a la presidencia en 2016, dijo  que respalda la decisión de Barack Obama de establecer lazos diplomáticos con Cuba tras más de medio siglo de relaciones hostiles.

 Estados Unidos y Cuba acordaron este miércoles restablecer las relaciones diplomáticas más de medio siglo después de su ruptura y el presidente Obama llamó a acabar con el largo embargo o bloqueo económico a Cuba.

 Clinton también celebró la liberación de Alan Gross, de 65 años y quien estuvo preso cinco años por actividades subversivas en Cuba.

 Clinton, quien destacó que ella luchó por la liberación de Gross cuando estuvo al frente del Departamento de Estado durante el primer mandato de Obama, sostuvo: "Es genial que Alan finalmente esté en casa con su familia, que es donde pertenece". 


La Habana canta victoria

La liberación de Los Cinco y la dimisión del jefe de la USAID, dos triunfos para el régimen | El caso del terrorista Posada Carriles sigue pendiente entre EE.UU. y Cuba

LA VANGUARDIA | 18/12/2014 - 12:43h | Última actualización: 18/12/2014 - 13:27h


Una pareja celebra desde su vehículo en La Habana (Cuba) la liberación de los tres espías cubanos que permanecían presos en EE.UU. EFE

Félix Flores - Barcelona

Los medios cubanos presentan el acuerdo con Washington como una gran victoria, no tanto por el restablecimiento de relaciones diplomáticas como porque, al fin, ya están en La Habana los Cinco de Cuba, los agentes encarcelados en Estados Unidos que han estado presentes en carteles y pancartas colgadas por toda la isla, en la prensa, en los discursos y en las aulas de las escuelas, siempre presentados como héroes.

Sin embargo, aún quedan asuntos pendientes entre ambos gobiernos.

Los Cinco, acusados y juzgados por espionaje, han sido durante años una especie de mascarón de proa de la resistencia frente a Washington, una manera de recordar a todo el mundo que había alguna cosa más que el bloqueo económico y por lo cual el Gobierno de Cuba no podía ceder.

Algo parecido ocurre con el recuerdo del atentado contra el avión de Cubana de Aviación en 1972. En La Habana, justo al lado de la oficina de intereses de Estados Unidos (la no embajada hasta el momento), está la Tribuna Abierta dela Revolución o “protestódromo”, una explanada con 73 banderas negras con una estrella blanca en el centro sobre altos mástiles, tantas como víctimas hubo en aquel sabotaje perpetrado presuntamente por Orlando Bosch y Luis Posada Carriles.

Orlando Bosch falleció en el2011, a los 84 años en Miami. En cuanto al ex agente dela CIA Posada Carriles, entró ilegalmente en EE.UU. en el 2005 y en el 2007 fue puesto en libertad bajo fianza. Al no tener relaciones directas Washington y La Habana, el Gobierno de Venezuela se hizo cargo de pedir la extradición, asunto del que se ocupa el abogado José Pertierra.

Precisamente, en un artículo recién publicado en Cubadebate, Pertierra sostiene que “la Constitución de los Estados Unidos ofrece al presidente potestad jurídica independiente para decidir asuntos de relaciones exteriores del país”, y que si bien se argumentaba que Obama no podía amparar a los inmigrantes indocumentados, al final lo ha hecho, y de la misma manera, no podía liberar a los Cinco, pero también ha acabado haciéndolo…

La explosión del avión de Cubana sobre aguas de Barbados constituyó un referente en la investigación de este tipo de atentados, según explicó a este diario un ex responsable cubano de seguridad aérea. Un año antes, en 1971, se había firmado el Convenio de Montreal sobre seguridad en aviación civil, que obliga a extraditar o, si no, a procesar a los delincuentes aéreos en cualquier país firmante del acuerdo. Sin embargo el presidente George W. Bush se negó a cumplir con esta responsabilidad legal. Habrá que ver qué ocurre a partir de ahora con Posada Carriles, que tiene 86 años.

En cuanto a Los Cinco, detenidos en 1998 y condenados en el 2001, su caso estuvo condicionado por los exiliados de Miami, según reconocieron un tribunal de apelaciones de Atlanta y asociaciones legales estadounidenses como un René González y Fernando González fueron puestos en libertad, tras cumplir condena, en el 2013 y el pasado mes de febrero, respectivamente. Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero son los tres que regresaron ayer a Cuba, siendo recibidos por Raúl Castro.

Todos ellos formaban la llamada Red Avispa, dedicada, según la versión cubana, a infiltrarse entre los exiliados de Miami durante los años noventa para desenmascarar a los sospechosos de una serie de atentados en la isla. Los fiscales estadounidenses afirmaron, sin embargo, que trataron de espiar en bases militares

El caso personal de Gerardo Hernández es más significativo. Fue condenado a dos cadenas perpetuas más quince años por complicidad en el derribo de dos aviones de Hermanos al Rescate por cazas cubanos en 1996. Hernández habría suministrado, según la acusación, información a La Habana sobre los vuelos organizados por el exilio de Miami para asistir a los balseros.

La Habana aun tiene otro motivo de celebración. Horas antes del anuncio de Barak Obama, dimitía el director de la agencia de cooperación estadounidense, la siempre polémica USAID. Rajiv Sha (de 42 años y de origen indio, aunque nacido en Detroit) dejará el cargo a finales de enero, después de casi cinco años.

La gestión de Rajiv Sha al frente dela USAID ha quedado marcada, en lo que respecta a Cuba, por el intento de apoyar a la oposición a través de las redes sociales y de la financiación de músicos y artistas del hip-hop cubano, durante más de dos años, algo que el senador Patrick Leahy, que preside el subcomité del Senado encargado de supervisar a al USAID ha calificado de “tonto, tonto, tonto”, según publica Foreign Policy.

Según Cubadebate, “la institución estadounidense había elegido al grupo Los Aldeanos y a otros artistas locales para financiarlos, en algunas ocasiones sin que los músicos lo supieran, con el fin de incitar movimientos sociales antigubernamentales que provocasen la respuesta de la policía cubana”.

Precisamente, el estadounidense Alan Gross, liberado al mismo tiempo que Los Cinco, era un subcontratista de USAID condenado en Cuba a quince años de cárcel por introducir tecnología de internet por satélite.

La Habana no ha hecho sangre por la dimisión de Rajiv Sha, la cual fácilmente se vincula al caso de Alan Gross. Pero, entre un asunto y otro, parece evidente que Washington y La Habana son muy capaces de dialogar.


Ayotzinapa en la Red En Defensa de la Humanidad

Ángel Guerra Cabrera

Caracas. Volamos hacia Venezuela desde La Habana en la nave que utilizara Hugo Chávez durante su primer periodo presidencial. El camastrón, así bautizado por el comandante, es un Boeing de pasajeros 737-200 sin más lujo que un modesto espacio privado.

Viajar en él es tocar con las manos un lugar donde se hizo historia con mayúscula y sentir el alma inundarse de emoción porque trae al recuerdo los  intensos desplazamientos de Chávez por el mundo, impulsores de fundamentales acontecimientos que en quince años cambiaron, por el camino bolivariano y martiano, el destino de Nuestra América y la geopolítica del mundo.  Me limito a mencionar la resurrección de la OPEP(1999-2000), el surgimiento del Alba(2004) hasta llegar a la Celac pasando por Unasur, el entierro del ALCA en Mar del Plata(2005) y el establecimiento de las alianzas estratégicas de Caracas con Moscú, Pekín y Teherán,  hechos inconcebibles sin el liderazgo de Chávez, que marcaron a fuego el siglo XXI.

El camastrón penetra raudo los bancos de nubes que se erigen entre sus pasajeros y la capital de Venezuela. Es parte de una flotilla de aviones dispuestos por el gobierno venezolano en varios puntos del planeta para eludir el bloqueo aéreo, una de las armas de la inmisericorde guerra económica contra la Revolución Bolivariana, y conduce  a mexicanos, cubanos y a un vasco- boliviano al Encuentro por el Décimo Aniversario de la Instalación de la Red En Defensa de la Humanidad.

Los objetivos de los 130 intelectuales de 35 países que deliberamos durante tres días son hacer un balance de los logros y deficiencias de la Red en la década, renovar nuestras formas de trabajo y adaptarlas a la nueva coyuntura internacional de violencia e ilegalidad imperialista sin límites, tránsito de la hegemonía estadunidense  a la pluripolaridad y aparición de nuevas tecnologías de la comunicación, útiles en la lucha por las ideas transformadoras pese a los fines bélicos y consumistas con que fueron concebidas y se abusa de ellas.

Pero, ante todo, definimos como prioritarios el apego a las ideas de Fidel y Chávez que nos dieron origen en una pionera reunión de mexicanos y cubanos, la solidaridad con los gobiernos antineoliberales y movimientos populares de nuestra región, en particular con el gobierno chavista, y el apoyo irrestricto al presidente Nicolás Maduro y su dificilísimo pero fructífero esfuerzo por ponerse a la altura del reto que significa la desaparición física de Chávez.

El éxito de Maduro ante la feroz arremetida mediático-subversiva-financiera que sufre el pueblo venezolano es trabajar sin descanso por las ideas y objetivos del fundador del chavismo pero sin pretender sustituirlo sino multiplicarlo en el pueblo venezolano con una radicalización de la democracia participativa.

El encuentro de Caracas recuerda las palabras de Chávez hace diez años en la instalación de la Red con la proyección de fragmentos de su discurso de entonces, que conmueven a todos y en los que el comandante pormenoriza su concepto de humanidad y en qué consiste su defensa en una época en que está gravemente amenazada la vida sobre la tierra a consecuencia del cambio climático y del peligro de una conflagración nuclear que pondrían fin a nuestra especie. Chávez enfatiza que la defensa de la humanidad debe partir de una estrategia ofensiva. Constatamos en la discusión que aunque la Red se ha anotado éxitos importantes en la solidaridad con los pueblos, en la defensa de Cuba y Venezuela y otros procesos de cambio latino-caribeños o de luchas heroicas como la de Palestina, han respondido más a una táctica defensiva que a una actitud ofensiva.

Decidimos pasar a la ofensiva con estructuras horizontales, trasversales y un mínimo de centralidad indispensable, distribuyendo el trabajo de experimentados expertos en temas como guerra económica, comunicación, militarización, integración y otros.

Ratificamos nuestra voluntad de enfrentar y derrotar la ofensiva del capital contra los pueblos capitaneada por Washington y apreciamos que es nuestro deber evitarle a la humanidad los horrores con que el imperio desangra y se traga a  México.

Expresamos en la Declaración Política: “Ayotzinapa sintetiza los agravios cometidos por el imperio y la oligarquía local contra México, y es también el modelo de dominación impuesto por el neoliberalismo que no queremos para la humanidad. La voz del pueblo se alzó en las calles y se escuchó un grito acusador: ¡fue el Estado!”

Twitter: @aguerraguerra


Putin: Rusia no ataca, solo defiende sus intereses, a eso se debe el descontento de EE.UU.

RT  -  18 dic 2014 14:28 GMT

RT

Putin afirmó en la rueda de prensa que Rusia no ataca, sólo defiende sus intereses. Añadió que el descontento de los aliados, como por ejemplo EE.UU., tiene que ver con esto.

Putin contestó a la BBC sobre quién provoca a quién y quién tiene una política agresiva: "Usted dijo que en cierta manera Rusia contribuyó a las tensiones que ahora estamos viendo en el mundo. Rusia ha contribuido, pero sólo en el sentido de que [Rusia] defiende sus intereses nacionales de una manera más y más dura. No atacamos en el sentido político, no asaltamos a nadie, sólo defendemos nuestros intereses".

"Y la insatisfacción de nuestros socios occidentales, especialmente de EE.UU., se debe al hecho de que estamos haciendo justamente eso [defendiendo intereses nacionales], y no se debe al hecho de que en la esfera de seguridad hagamos algo para provocar tensiones", agregó.

El presidente añadió que Estados Unidos representa una amenaza para Rusia desplegando sus escudos antimisiles. Putin afirmó, además, que Rusia sólo tiene dos bases militares en el extranjero, y que en cambio "EE.UU. tiene bases por todo el planeta". El presidente dijo que EE.UU. está instalando sistemas antimisiles en Rumanía. "¿Me dice que somos nosotros los que realizamos una política agresiva?", dijo Putin.

"Hemos visto en Estados Unidos cómo después del 11 de septiembre se legalizó la tortura", añadió.

Rusia quiere desarrollar relaciones normales con Occidente en la esfera de la seguridad y la lucha contra el terrorismo, igual que en el área económica, dijo Putin.


Recibimiento a los héroes

Intensa jornada de Gerardo, Ramón y Tony en su primer día en la Patria


Recibe Raúl a Gerardo Hernández, Antonio Guerrero y Ramón Labañino. Foto: Estudios Revolución

Nyliam Vázquez García
nyliam@juventudrebelde.cu
18 de Diciembre del 2014 3:08:42 CDT

Raúl recibió a los muchachos. Los tres que quedaban encarcelados en Estados Unidos descendieron del avión este miércoles; saludaron, abrazaron. El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros estrechó a Gerardo Hernández, Ramón Labañino y a Antonio Guerrero. Ellos agradecieron. Tony, por ejemplo, le pidió a Raúl: Dígale al Comandante que estamos aquí para lo que sea.

Las familias de Gerardo, Ramón y Tony se fundieron en abrazos que fueron transmitidos por la Televisión cubana. Los Cinco juntos compartieron algunas impresiones y se les veía gigantes. Los hijos, las esposas, y la familia toda les dio un caluroso recibimiento colmado de ese amor guardado durante 16 años.

Más adelante, en sus casas, cada quien vivió nuevas emociones en el reencuentro con sus vecinos, con amigos, con la gente que luchó por ellos, y ahora los aplaudió y saludó con cariño.

Un momento esencial… Gerardo y Ramón visitaron las tumbas de sus madres.

Fotos: Estudio Revolución.























NUEVA ETAPA EN LAS RELACIONES ENTRE CUBA Y ESTADOS UNIDOS

Pedro Martínez Pírez

El 17 de diciembre quedará en la historia como el día en que Cuba y los Estados Unidos iniciaron una nueva etapa en su diferendo histórico, que data de la intervención yanqui en 1898, en la guerra hispano-cubano, cuando las tropas norteamericanas ocuparon el archipiélago caribeño.

Durante los cuatro años que duró la ocupación militar estadounidense de Cuba,  se abrieron las primeras y profundas heridas que aún no se han cerrado, porque permanece en Guantánamo una base militar de Estados Unidos y para colmo fue convertida en los últimos años en una cárcel donde han sido sistemáticamente violados los derechos humanos de los prisioneros, traídos desde muy lejos.

Las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos fueron rotas el 3 de enero de 1961, tres meses antes de la invasión mercenaria por Playa Girón, que contó con el financiamiento y el apoyo militar y político de Washington.

A lo largo de más de cincuenta años los distintos gobiernos de Estados Unidos implantaron un férreo bloqueo económico, comercial y financiero que ha costado a Cuba más de un millón de millones de dólares, y alentaron agresiones de todo tipo, incluidas las transmisiones subversivas de radio y televisión.

De ahí la importancia de las comparecencias de los presidentes Raúl Castro y Barack Obama, el intercambio de prisioneros y el anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas, un proceso que comienza ahora, con la enconada oposición de la minoritaria mafia cubanoamericana de Miami, que dominó durante décadas la política de Washington hacia Cuba.

El reconocimiento por Estados Unidos del fracaso de su política hacia Cuba, significa que a Washington, en esta coyuntura y con una nueva correlación de fuerzas en América Latina, no le queda sino probar nuevas herramientas para buscar por otros medios lo que no pudo conseguir en más de medio siglo.

Ha sido muy alto el costo político para Estados Unidos del mantenimiento del bloqueo, como lo demuestran las últimas 23 votaciones en la Asamblea General de la ONU, y es ya incontrolable la posición de la mayoría de las naciones latinoamericanas y caribeñas a las puertas de una nueva Cumbre de las Américas en Panamá.

El proceso que ahora se inicia para un relanzamiento de las relaciones entre los dos países tiene otros dos importantes actores mencionados por el presidente Raúl Castro, El Vaticano con el Papa Francisco a la cabeza, y Canadá, el único país de América que junto a México nunca rompió sus relaciones con Cuba. Y a diferencia de Estados Unidos, cuyos ciudadanos necesitan un permiso para viajar a Cuba, más de un millón de canadienses vienen cada año al archipiélago cubano, uno de los destinos turísticos de mayor seguridad en América.

Por eso los cubanos celebraron este 17 de diciembre como el día en que triunfaron la resistencia y la solidaridad, y se impuso la lógica en la relación entre vecinos, aunque Washington y La Habana seguirán teniendo grandes diferencias.

La Habana. 18 de diciembre de 2014