domingo, 14 de diciembre de 2014

Trabaja Cuba por dar al mundo una efectiva vacuna contra el dengue

por María Josefina Arce

RHC  -  14 de diciembre de 2014

En sus estadísticas sanitarias mundiales 2014, la OMS, Organización Mundial de la Salud, advierte que 2 500 millones de personas en todo el planeta están en riesgo de ser infectadas por el virus del dengue, una enfermedad trasmitida por el mosquito Aedes Aegypti.

La realidad es que en los últimos años ha aumentado de manera rápida la incidencia de ese mal a nivel mundial, sobre todo en zonas urbanas y semiurbanas y se ha convertido en un importante problema de salud pública.

En el año 2013 el dengue tuvo un comportamiento francamente epidémico en la región de las Américas, con el mayor reporte histórico de casos.

De ahí que se trabaje en la búsqueda de una vacuna que inmunice contra las cuatro manifestaciones de este mal, sobre todo de la más peligrosa: la grave o hemorrágica. En Cuba se han unidos dos prestigiosas instituciones científicas para lograr un eficiente inmunógeno tetravalente. 

Uno de los implicados en la investigación es el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología, que desde su fundación en julio de 1986 ha creado novedosos medicamentos y vacunas contra diversas enfermedades.

Grande ha sido su impacto social con vacunas contra la meningitis B y C y la hepatitis B, además de tecnologías para el diagnóstico de cáncer y fármacos dedicados a combatir enfermedades virales y rechazo de trasplante de órganos.

A este centro insignia de la biotecnología cubana se ha sumado en el esfuerzo de lograr una vacuna el también prestigioso Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí, abanderado ahora en la lucha mundial contra el ébola que afecta con fuerza a África Occidental y que de acuerdo con el último balance de la OMS ha provocado 6 400 muertos y el contagio de 18 000 personas. 

En el también llamado IPK se efectuó el Primer Curso Internacional para la Prevención y el enfrentamiento al virus, en cumplimiento de uno de los acuerdos de la Reunión Técnica de Especialistas y Directivos para la Prevención y Enfrentamiento a esa enfermedad, celebrada también en La Habana en octubre pasado y que contó con la asistencia de 34 países de las Américas.

Igualmente en áreas de ese instituto se ha entrenado al personal de la salud que actualmente libra una heroica batalla contra el ébola en Sierra Leona, Liberia y la República de Guinea. 

En cuanto al dengue el trabajo investigativo del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí posibilitó una nueva clasificación que en 2009-2010 aceptó la OMS para esta enfermedad: la de dengue y dengue grave, esta última conocida antes como hemorrágico.

Este cambio permitió, de acuerdo con los expertos, un mejor manejo del paciente y la identificación de cuándo un caso puede evolucionar a la gravedad.

Ahora del trabajo conjunto de las dos destacadas instituciones cubanas se ha logrado una vacuna que se halla en proceso de desarrollo preclínico y que se espera resulte eficaz para luchar contra el dengue.


CONGRESO DE EEUU DECLARA LA GUERRA A RUSIA

Por Manuel E. Yepe

La Cámara de Representantes estadounidense aprobó el 6 de diciembre, con sólo diez votos en contra, lo que el ex congresista republicano Ron Paul valora como uno de los peores documentos legislativos que haya pasado alguna vez por el Congreso de esa nación: una resolución que "condena enérgicamente las acciones de la Federación de Rusia, por llevar a cabo una política de agresión destinada a someter a países vecinos a su dominación política y económica”.

El Dr. Ron Paul es un controvertido político de Texas que se define como conservador, fue nominado por el insólito partido Libertario en las elecciones de 1988 y, en 2008 y 2012, fue precandidato en las primarias republicanas. También ha sido caracterizado como “padrino intelectual” del Movimiento Tea Party.

Rand Paul, uno de sus cuatro hijos, es Senador por el estado de Kentucky desde 2010 y se considera como un fuerte optante a la boleta presidencial de 2015 por el partido republicano.

 En su página de Facebook, Ron Paul recuerda que en 1988 “cuando discutíamos fuertemente la intervención en Irak, sabía que nos llevaría a una guerra. No me opuse a ello porque fuera admirador de Saddam Hussein –al igual que ahora no soy gran admirador de Putin- sino porque yo sabía que otra guerra contra Irak no resolvería el problema y en cambio empeoraría las cosas. Todos sabemos lo que después pasó”.

Paul considera que, esta vez, los peligros son aún mayores: “provocar una guerra con Rusia podría resultar en la destrucción total”. Analiza seguidamente, párrafo por párrafo, el absurdo documento legislativo aprobado por la Cámara.

Advierte que la resolución condena la violación por Rusia de la soberanía ucraniana sin ofrecer prueba alguna al respecto y recuerda que Estados Unidos sí violó la soberanía de Ucrania participando en el derrocamiento del gobierno electo de ese país en febrero último.

La resolución rechaza los resultados de las elecciones de noviembre.

“¿Por qué cada vez que hay elecciones que no producen los resultados deseados por el gobierno de Estados Unidos éstas se califican de ilegales y fraudulentas? ¿Por qué no se permite a los pueblos de Ucrania oriental la libre determinación? ¿No es ese un derecho humano básico?”

La resolución exige la retirada de las fuerzas rusas de Ucrania sin que Washington haya proporcionado evidencia alguna de que el ejército ruso esté allí, e insta al gobierno de Kiev a reanudar las operaciones militares contra las regiones orientales que buscan la independencia.

También da por cierto que el vuelo de Malaysia Airlines que se estrelló en el este de Ucrania fue derribado por un misil disparado por las fuerzas separatistas aunque el informe final sobre la tragedia no estará listo hasta el próximo año y el informe preliminar no indica que fuera un misil el que derribó el avión, ni precisa el culpable.

Así mismo condena a Rusia por vender armas al gobierno de Assad en Siria sin mencionar que esas armas son para luchar contra el terrorista Estado Islámico, que recibe armas suministradas por Estados Unidos a los rebeldes en Siria.

Condena a Rusia por imponer sanciones económicas contra Ucrania, pese a que es Estados Unidos quien ha impuesto a Rusia sanciones económicas y está considerando incrementarlas.

La resolución declara que Rusia invadió a Georgia en 2008 cuando incluso la Unión Europea concluyó en su investigación de los eventos en 2008 que fue Georgia la que injustificadamente había lanzado una guerra contra Rusia, no al revés. ¿Cómo puede el Congreso aprobar tan flagrantes falsedades?

Paul estima que la resolución llega a ser cómica cuando condena a los rusos por atacar las redes informáticas de Estados Unidos y la "adquisición ilícita de información" estadounidense. “¿Con qué autoridad moral puede Estados Unidos condenar estas acciones de otros luego de las revelaciones de Edward Snowden acerca de nuestro nivel de espionaje sobre el resto del mundo?”.

Lo más escalofriante, dice Ron Paul, es que la resolución exige a Rusia que deje de subvencionar a los medios que "distorsionan la opinión pública" cuando el gobierno de Estados Unidos gasta miles de millones de dólares con este fin en todo el mundo.

La resolución da luz verde a que el régimen de Poroshenko continúe su asalto militar en las provincias orientales que buscan la independencia, instando al "desarme de las fuerzas separatistas y paramilitares en el este de Ucrania". Además, llama al Presidente de Estados Unidos a proporcionar al gobierno de Ucrania materiales letales y no letales de defensa, artículos, servicios y entrenamiento requerido para defender eficazmente su territorio y soberanía, medida que significará muchos miles de civiles muertos más.

La Habana, diciembre 13 de 2014