viernes, 28 de noviembre de 2014

"Se me fue un gran amigo", dice el 'Profesor Jirafales' tras la muerte de 'El Chavo del 8'

Fallece Roberto Gómez Bolaños 'Chespirito'

RT  -  28 nov 2014 | 20:43 GMT

© REUTERS Mariana Bazo

El actor y comediante Roberto Gómez Bolaños ‘Chespirito’ ha muerto este viernes a sus 85 años de edad, informan medios mexicanos.

Fue popularmente conocido por sus personajes televisivos, entre los que destacan 'El Chavo del 8', 'El Chapulín colorado' y 'El doctor Chapatín', entre otros.

Según medios locales, por el momento no se ha precisado la causa específica de la muerte del célebre comediante mexicano, quien vivía en Cancún y que últimamente con frecuencia tenía problemas de salud.

'Chespirito' comenzó su carrera entre 1960 y 1965 escribiendo guiones para programas de cómicos en la cadena Televisa Mexicana, actualmente Televisa. Pero fue en 1968 cuando inició su carrera como actor.

Para 1970 ya contaba con un programa de una hora y fue en ese momento donde el mismo se denominó 'Chespirito' y nació el personaje del 'Chapulín Colorado'. Un año más tarde, apareció 'El Chavo'.

Otros de los personajes que creó fueron el 'Chompiras' y 'Chaparrón Bonaparte', pese a que sus guiones eran redundantes cosechó un amplio éxito en toda América Latina, España y EE.UU.

En noviembre del 2013, Gómez Bolaños recibió el Premio Ondas Iberoamericana a la trayectoria más destacada en televisión.

Más de cuatro décadas después de haber sido estrenados, los programas de ‘Chespirito’ continúan teniendo el mismo éxito en las pantallas de Latinoamérica.
  

© REUTERS Jose Miguel Gomez


El Salvador no debe rendir homenaje a responsables de asesinato de Mons. Romero: PDDH

RNES  - Maricela Núñez  - Viernes 28/11/14 | 02:11:54

El procurador de los derechos humanos David Morales dijo hoy que activará los procedimientos necesarios para que la calle San Antonio Abad, no lleve el nombre del responsable del asesinato de Monseñor Romero, al tiempo que aseguró que en el tema de desapariciones forzadas en la ruta hacia los Estados Unidos de manera ilegal, los gobiernos tienen la obligación de proteger y asistir a las personas sin importar su condición.

En el tema de las desapariciones forzadas el funcionario dijo que este es un problema real que afecta a toda la región centroamericana. Aseguró que los Estados tienen obligación de proteger y asistir a los migrantes y las víctimas, y por ello es que se condena este tipo de hechos.
En el caso del nombramiento de la calle mayor Roberto d’Aubuisson, el procurador aseguró que activará cualquier proceso administrativo tendiente a eliminar la denominación ya que esto agravia a la familia de Monseñor Romero y a la sociedad salvadoreña.

El proceso interno judicial de El Salvador comprobó que el fundador del partido de derecha fue el responsable del magnicidio del arzobispo mártir, y este fue solamente uno de los tribunales que comprobó la participación.

Aseguró además, que El salvador firmó un proceso de reparación a las víctimas para no rendir homenaje a responsables del magnicidio de Monseñor Romero.

Así como estoy impulsando el retiro del nombre de conocidos represores como Domingo Monterrosa de instalaciones militares, también apoyaré que sea retirado ese nombre que ha confirmado el alcalde Norman Quijano, que le pondría a la calle San Antonio Abad por acuerdo municipal, dijo el procurador.

Procurador lamenta posición Sala de lo Constitucional

David Morales, también lamentó la actitud de la Sala de lo Constitucional que busca evitar la vigilancia de la procuraduría, asegurando que continuará con su labor pese a la negativa de algunas instituciones.

“Estas son expresiones de intolerancia, ya que las resoluciones de la PDDH, se deben, estrictamente, al debido proceso, y no influyen en la sentencia”, dijo el procurador, aclarando que lo que buscan es que los casos no se repitan.

Consideró que la Sala ha sido irrespetuosa y aclaro que seguirá ejerciendo su labor, aunque esto incomode a algunas instituciones.


Putin: "Los intentos de hablar con Rusia en el lenguaje de los ultimátums son estériles"

RT  -  28 nov 2014 | 12:12 GMT


Las medidas restrictivas unilaterales impuestas contra Rusia por EE.UU., la UE, Japón, Australia y otros países son ilegítimas y no tienen futuro, afirmó el presidente ruso, Vladímir Putin, en una entrevista con la agencia de noticias turca Anadolu.

Este tipo de presión no solo perjudica directamente la economía, sino que también amenaza la estabilidad internacional, afirmó Putin en una entrevista concedida poco antes de que efectuar su próxima visita oficial a Turquía, donde participará en la quinta reunión del Consejo de Cooperación de Alto Nivel ruso-turco.

"Los intentos de hablar con Rusia en el lenguaje de los ultimátums y las sanciones son absolutamente inaceptables y no tienen ninguna perspectiva. Con ello, nuestra respuesta siempre ha sido y será equilibrada y va a tener en cuenta los derechos y obligaciones de Rusia en virtud de los tratados internacionales, incluso en el marco de la Organización Mundial del Comercio", declaró el mandatario ruso.

Asimismo, Putin señaló que los directivos de las principales empresas occidentales que operan en Rusia no ocultan su preocupación por las sanciones y confirman su disposición a seguir cooperando con sus socios rusos. "Esperamos que prevalezca el sentido común. Hacemos un llamamiento a superar esta lógica viciosa de restricciones y amenazas,  a cambiar el rumbo para buscar soluciones mutuamente aceptables a los problemas acumulados", agregó Putin.

Además, el presidente manifestó que Rusia considera que la lucha contra los terroristas y extremistas en el Norte de África y Oriente Medio, incluida Siria, es una de las prioridades de la comunidad internacional. "Estamos convencidos de que los esfuerzos para contener esta amenaza deben ser aplicados sobre la base de las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU, en el marco de un estricto cumplimiento del derecho internacional, en particular de los principios de la soberanía estatal y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados, y que eso debe hacerse de forma transparente y sin ninguna agenda 'oculta'", concluyó Putin.


Rusia lanza con éxito un misil intercontinental Bulavá desde un submarino nuclear

RT  -  28 nov 2014 | 16:15 GMT

© Servicio de prensa de la Flota del Norte de la Marina de Rusia

Las pruebas del misil balístico intercontinental Bulavá se han saldado con éxito, informa este viernes el Ministerio de Defensa de Rusia. El misil ha sido lanzado exitosamente desde el submarino nuclear de crucero Alexandr Nevski.

Según detalla el Ministerio, las pruebas han sido llevadas a cabo en aguas del mar de Barents. Durante el lanzamiento, el submarino estaba en posición sumergida.

"La trayectoria del misil balístico intercontinental Bulavá fue la planeada y los datos del control objetivo confirmaron que las ojivas del misil llegaron con éxito al campo de tiro de Kurá, en Kamchatka", ha comunicado el portavoz del Ministerio, Ígor Konashénkov.

Ha sido la primera vez que el Alexandr Nevski participó en las pruebas del Bulavá, un misil de un alcance estimado de 8.000 kilómetros que es capaz de dividirse en entre 6 y 10 ojivas hipersónicas independientes de alta maniobrabilidad. El submarino nuclear estratégico entró en servicio en 2013 y forma parte del proyecto Boréi. Cada submarino de esta clase cuenta con 16 lanzadores de misiles. Su armamento incluye también sistemas de defensa aérea portátil y torpedos. Pueden operar a una profundidad de entre 400 y 480 metros y alcanzar una velocidad de 15 nudos en la superficie y de 29 nudos bajo el agua.


Sentencias en Chile a 11 ex agentes de Pinochet por secuestros


Santiago de Chile, 28 nov (PL) La justicia chilena sentenció a 11 exagentes del régimen militar del dictador Augusto Pinochet por el secuestro y desaparición de los uruguayos Nelsa Gadea Galán y Julio César Fernández en 1973.

Ratificadas en algunos casos y con aumentos en otros, las condenadas fueron confirmadas hoy por la Corte de Apelaciones de Santiago ante las pruebas concluyentes sobre el plagio y desaparición de Gades Galán, de 29 años; y Fernández, de 24. Estos dos ciudadanos, según testigos, fueron vistos por última vez en el campo de prisioneros de Tejas Verdes, en la costa central de Chile. La XII Sala del tribunal incrementó la lista de imputados en su dictamen unánime.

El exgeneral Manuel Contreras, antiguo jefe de la tenebrosa Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), elevó sus sentencias a 426 años de prisión, luego de ratificarse la de 10 años y un día en el expediente de Gades Galán y Fernández.

De acuerdo con fuentes judiciales, el tribunal subió de seis a 10 años y un día de presidio las condenas a Vittorio Orvietto Tiplitky, Raúl Quintana Salazar, Valentín Escobedo Azúa y Nelson Valdés Cornejo, este último exento por enajenación mental.

Asimismo, se impusieron penas a Jorge Núñez Magallanes, Klaudio Kosiel, Ricardo Soto Jerez, Gladys Calderón Carreño, Ramón Carriel Espinoza y Rodolfo Vargas, de 10 años y un día, un cambio radical de quienes habían sido absueltos.

Vibrantes testimonios aseguraron que Nelsa Gadea Galán, secretaria ejecutiva de la estatal Corporación de la Vivienda, fue detenida por militares el 18 de diciembre de 1973.

Ana María Moreira, quien estuvo presa en Tejas Verdes, indicó que logró verla agonizando en el mismo lugar, como consecuencia de las torturas.

Julio César Fernández, que residía en Chile desde 1972 fue sorprendido con un plan de fuga en la cárcel, pero luego de esto nunca más se supo de su paradero.

Se inscriben entre los alrededor de mil 200 expedientes de personas detenidas-desaparecidas durante la dictadura de Pinochet (1973-1990).

mgt/ft


“Tú no eres uno de nosotros, hijo de puta”: Ana Colchero critica anuncio de Peña

REVOLUCIÓNtrespuntocero -  Carlos Portillo / 27 noviembre, 2014


México - 27 de noviembre, 2014.- La actriz y economista Ana Colchero manifestó, desde su cuenta de Facebook, una crítica contra las recientes declaraciones de Enrique Peña Nieto, titulando su escrito como “Resumen del anuncio del delincuente EPN” en el que le aclara: “tú no eres uno de nosotros, hijo de puta”, luego de que el priista usara la consigna de miles de manifestantes: “Todos somos Ayotzinapa”.

Colchero calificó las medidas anunciadas por Peña Nieto, como una segunda guerra contra el narco, en la que además se iniciarán los “estados de excepción” en el país, se creará “policía represiva” controlada desde la Federación, se legalizará el “control ciudadano por cédula de identidad”, se entregarán zonas estratégicas económicas a las corporaciones, y se incrementará la inflación.

De igual forma, la también escritora, originaria de Veracruz, enlistó varios “errores” del discurso del priista: “no fue el crimen organizado, fue la policía de Iguala, frente a la policía federal y los militares, quien asesinó y desapareció a los normalistas”; “79 probables responsables (detenidos) que nadie sabe quiénes son y los ‘autores intelectuales’, todos siguen en ‘proceso’”; “nadie violó la ley en manifestaciones más que el Estado, de manera cobarde, oculto bajo disfraces y de frente con represión abierta”; “nos manifestábamos contra este pinche ESTADO CRIMINAL, no contra tu narco”; y “el gobierno es el crimen organizado”.


Un hombre dispara contra el Consulado mexicano en EE.UU.

RT  -  28 nov 2014 | 16:08 GMT

© YouTube

El consulado de México en Austin (Texas), como así también una serie de edificios gubernamentales de EE.UU., han sido atacados la madrugada de este viernes por un hombre que posteriormente fue abatido por agentes de la Policía.

Agentes de la Policía han matado al agresor a tiros, informa 'El Universal'. Como resultado del incidente hay heridos, explicó el subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Sergio Alcocer.

El agresor, un hombre blanco de unos 50 años que llevaba casco y chaleco antibalas, antes de ser abatido por los policías lanzó una serie de ráfagas contra el Consulado de México, edificios de la Policía y un tribunal estadounidense, explicó el funcionario. Además, el atacante llevaba casco y chaleco antibalas.

Los policías decidieron a matar al atacante después de sospechar que dentro de su vehículo se encontraba un supuesto artefacto explosivo, declaró el subdirector de la Policía Raúl Munguia. 

Cuando los agentes se acercaron, vieron el dispositivo en el interior del vehículo y trataron de sacar el cadáver del sospechoso fuera del vehículo. Sin embargo, se dieron cuenta de que llevaba un chaleco que podría haber sido manipulado para detonar el artefacto. Entonces, los policías dejaron el cuerpo y se pusieron a cubierto. Una brigada antiexplosivos fue llamada al escenario del crimen.

La Policía está tratando de determinar el motivo del tiroteo. El domicilio del sospechoso también fue registrado para verificar si hay artefactos explosivos. Hasta el momento los agentes no confirmaron su existencia ni en la residencia del sospechoso ni en el escenario.


México, Guatemala y Honduras son estados fallidos

Ollantay Itzamná

Las sociedades occidentales (y sus imitaciones) se forjaron y se sustentan sobre varios mitos. Uno de esos mitos es el Estado como un ente supremo garante de la integración y estabilidad de la nación. En el medioevo, el ente supremo que inyectaba sensación y sentido de seguridad y estabilidad para los reinos era el mítico Dios desconocido del lejano cielo. Para la gran mayoría de los habitantes de aquellos reinos, Dios era tan desconocido y ausente, como lo es el Estado moderno para la gran mayoría de nosotros/as. La duda y la sospecha sobre el origen y la existencia de Dios se castigaban con la pena de muerte (por herejía). Hoy, preguntarse o dudar sobre el origen del Estado o adjetivarlo como fallido, se castiga con la pena máxima (por subversivo y por traición a la patria).

Como estos mitos dan sensación y sentido de seguridad, los humanos los asumimos como acto de fe. Sólo creemos que Dios y Estado existen, pero casi nadie se pregunta sobre el origen o pone en duda la existencia de éstos. Mucho menos se atreven a ejercer el derecho humano de la desobediencia civil. Por eso, cuantos vivimos bajo estados fallidos o estados aparentes, no nos atrevemos a denunciarlos como tales, salvo cuando el dolor que nos infringen los canallas tiranos es demasiado agudo, y nos empujan de la condición de creyentes a la situación de seres pensantes.

En estos tiempos violentos y nebulosos de la tiranía neoliberal, los predadores de derechos y cazadores de defensores/as de derechos evidencian la condición de estados fallidos para algunos países. Los estados aparentes ya no sólo se desentienden de su rol esencial, garantizar el cumplimiento de derechos y construir el bien común, sino que se vuelven enemigos de todos cuantos se atreven a proclamar y defender derechos. Cuando los estados se convierten en acechadores furtivos de defensores de derechos, estamos ante un Estado fallido.

¿Por qué surgen las y los defensores comunitarios de derechos?

En nuestras sociedades medievales, adictas a los títulos y grados académicos, cuando se hace referencia a defensores/as de derechos, casi automáticamente se piensa en sujetos “profesionales” de traje y corbata. Pero, para ser defensor comunitario de derechos es suficiente tener conciencia clara de que cada ser (material o espiritual) que cohabita en la comunidad cósmica es portador de derechos. Asumir que el ejercicio de los derechos es consustancial a la dignidad. Ser conscientes que la violación de los derechos de los demás es un atentado contra la dignidad de uno mismo. Y, en consecuencia, ejercer el arte de la defensa de manera pacífica, sea mediante la desobediencia civil (resistencia) creativa u otros medios, es un imperativo categórico ineludible.

El o la defensora comunitaria es un profeta profundamente humano que aguijonea a la bestia predadora de derechos, en todas partes y por todas partes. Es consciente que gasta su vida para que florezcan los derechos para todos/as. Sabe que su horizonte está empedrado de difamaciones, cárceles, destierros, finalmente el asesinato. Pero, también está convencido que en esa apuesta inmortaliza a la dignidad humana.

Los estados modernos (democráticos) surgieron con la finalidad de reconocer y garantizar el cumplimiento de los derechos, en igualdad de condiciones, y así conseguir el bien común para todos/as. Por eso se asume que el Estado es el pueblo que hace sus propias reglas para preservar la vida, la seguridad y la propiedad privada de las personas. En eso consiste el bienestar común para el liberalismo.

Cuando un Estado no es capaz de garantizar la vida, seguridad y propiedad de las personas, entonces estamos ante un Estado débil. Si además, dicho Estado pierde el control sobre sus unidades territoriales o sectores de su población, y se instaura un confuso desorden violento persistente y creciente, entonces, estamos ante un Estado fallido con desintegración social.
Las y los defensores de derechos emergen, por lo regular, en situaciones de estados débiles o fallidos. La humanidad, por su instinto moral y su condición de “ser para y con los demás” tiende a preservar la convivencia. Por eso, ante el desorden y la ruptura del “pacto social”, y la ausencia estatal, los individuos asumen el rol de defensores de derechos. En otras palabras, las y los defensores comunitarios de derechos hacen lo que el Estado débil deja de hacer, y para contrarrestar la violencia que instaura las secuelas del Estado fallido.

¿Por qué un Estado criminaliza y persigue a defensores de derechos?

Cuando un Estado persigue y criminaliza justamente a aquellos que realizan la tarea que él deja de hacer, estamos ya no ante un Estado democrático, sino ante una tiranía criminal. El Estado predador de derechos y de defensores es un antisujeto al que ya no se le puede denominar Estado, en el sentido moderno del término. En dicha situación, el pueblo debe organizarse e impulsar un proceso constituyente amplio para crear un nuevo Estado, con nuevo ordenamiento jurídico y nuevas instituciones garantes de derechos.

Los estados democráticos, por lo regular, se pervierten y se vuelven monstruos contra la humanidad cuando son infiltrados por organizaciones criminales, o porque sus gestores y administradores padecen una crónica deficiencia intelectual y moral. En el caso de Guatemala y Honduras, las élites rectoras de las repúblicas no tuvieron la capacidad moral y mental para ampliar y consolidar el proyecto de Estado nación en los diminutos territorios. En el caso de México, el proyecto de Estado Federal que logró consolidarse casi en todo el territorio nacional, producto del debilitamiento moral y material que le ocasionó el sistema neoliberal, fue infiltrado por los narcogobiernos paralelos.

En cualquier caso, los estados fallidos se vuelven monstruos en contra de quienes fueron sus ciudadanos. Y mucho más, en contra de los defensores de derechos porque éstos, con sus acciones, se constituyen en la memoria viva y permanente del fracaso estatal.

¿Cuánto tiempo pueden subsistir los pueblos bajo estados fallidos?

Cuando en un país la violencia sangrienta se generaliza, los aparatos estatales se confunden con las estructuras del crimen organizado, el Estado pierde el legítimo monopolio de la violencia en su territorio, y emergen múltiples poderes locales paraestatales, estamos ante la evidencia que el Estado se diluye. O en el mejor de los casos, el Estado aparente está en retirada.

En esas condiciones no hay pueblo (por más estoico o creyente que éste fuera) que aguante por mucho tiempo su desintegración social violenta. El instinto de sobrevivencia en comunidad termina siempre impulsando procesos de articulación social para concertar nuevos “pactos sociales” para la refundación o creación de nuevos estados. El ser humano necesita convenir reglas de convivencia para preservar su vida, sus bienes y su seguridad.

Bolivia, Ecuador, Venezuela, Argentina, entre 1995-2005, vivieron procesos de disolución de estados aparentes, y esa década caótica aceleró los procesos colectivos para repensar o refundar a dichos estados. En todos estos casos, los desastrosos impactos socioeconómicos del sistema neoliberal abonaron, no sólo la disolución de los estados carcomidos, sino el ímpetu social por la urgente refundación de los mismos.

¿Están los pueblos obligados a obedecer a los estados fallidos?

No. Históricamente son los pueblos que crean a los estados, y éstos tienen su razón de ser en la medida en que garantizan la convivencia pacífica, seguridad, libertad y bienestar. Cuando un Estado se diluye en su razón de ser y se vuelve tirano, quienes fueron sus ciudadanos no le deben ninguna obediencia. Más por el contrario les asiste el derecho de la desobediencia (resistencia) civil, el derecho de rebelión. Estos derechos son tan antiguos como el Estado moderno mismo. Suficiente revisar a tratadistas como Francisco Suarez (S. XVIII), Henry D. Thoreau (S.XIX). O los testimonios místicos de Gandhi, Luther King, Mandela, etc.

Pero, así como nos asiste el derecho de la desobediencia o de la rebelión, también nos desafía la obligación de pensar, plantear e impulsar proyectos participativos de nuevos estados, con sus ordenamientos jurídicos e instituciones propias. Sin propuestas de proyectos de nuevos estados, el anuncio de la situación de estados fallidos seguirá activando miedos atávicos e incertidumbres existenciales a amplios sectores conservadores de la sociedad que casi nada tienen para conservar.

* Indígena quechua, abogado y antropólogo


Con la fuerza y la virtud de los médicos internacionalistas cubanos

La peregrinación fue este año un homenaje a los médicos internacionalistas cubanos y en  especial a los colaboradores de la Isla que enfrentan la epidemia del Ébola en Sierra Leona, Liberia y Guinea-Conakri


Hasta el monumento de La Punta marcharon miles de jóvenes, en sublime tributo a los estudiantes asesinados por el colonialismo español en 1871. Autor: Roberto Suárez

Yuniel Labacena Romero
digital@juventudrebelde.cu
27 de Noviembre del 2014 23:40:10 CDT

Desde los balcones, decenas de madres con sus hijos en brazos salen al paso de la multitud, como quienes desean unirse a la algarabía. Por todos lados se observan miles de jóvenes con banderas, carteles y afiches, que recorren la capitalina calle San Lázaro en un largo viaje por la historia, por el internacionalismo, por Cuba.

Algunos quizá no aquilatan cuánta tradición hay en esa larga fila de rostros jóvenes que partió pasadas las cuatro de la tarde desde la Universidad de La Habana. Pero, como afirmó alguien muy cerca de este reportero, esta es la mejor forma de unir la familia a la historia gloriosa de nuestro país y de hacer que los más nuevos sientan el patriotismo.

Esa enorme multitud, encabezada por miles de estudiantes de Ciencias Médicas, protagonizaba la tradicional marcha que cada 27 de noviembre recuerda el fusilamiento de los ocho estudiantes de Medicina, cometido en 1871 por el colonialismo español. La peregrinación fue este año un homenaje a los médicos internacionalistas cubanos y en  especial a los colaboradores de la Isla que enfrentan la epidemia del Ébola en Sierra Leona, Liberia y Guinea-Conakri.

Marchemos con la fuerza, el espíritu y la virtud de esos compatriotas, a quienes este futuro ejército de galenos les ratificamos nuestra voluntad de trabajar a su lado si fuera necesario, afirmó Claudia Gutiérrez Figueroa, miembro del Secretariado Nacional de la FEU, para rendir así tributo a la vocación internacionalista de la Revolución y del pueblo cubanos, expresada en un inmenso grupo de colaboradores de la Salud que batallan por los destinos de la humanidad en más de 60 países.

En su alocución la dirigente estudiantil también ratificó la solidaridad de los estudiantes cubanos con el pueblo de México ante la tragedia de los 43 educandos desaparecidos en Ayotzinapa, y convocó a los jóvenes a marchar para honrar la Colina universitaria, la historia y la sangre derramada. «Marchemos por Cuba, por América y la Humanidad», dijo.

Minutos antes se escuchó al trovador Raúl Torres, quien interpretó su canción Ángeles de bata blanca. Entonces hasta la explanada de La Punta, donde se alza el monumento que marca el lugar en que fueron fusilados los estudiantes, llegó la multitud. Allí, ofrendas florales de Fidel y Raúl, de los Consejos de Estado y de Ministros, y de la juventud cubana, fueron depositadas en tributo a la sangre generosa que se derramó hace 143 años.

Asimismo jóvenes de otras naciones que estudian en la Escuela Latinoamericana de Medicina se unieron al desfile, y en el puente del Hospital Hermanos Ameijeiras fueron colocadas banderas de los países con los que Cuba mantiene lazos de cooperación.

Encabezando el desfile estuvieron Yuniasky Crespo, primera secretaria del Comité Nacional de la UJC; Yosvany Montano, presidente de la FEU, junto a otros miembros de organizaciones políticas y del Ministerio de Salud Pública, quienes junto a los estudiantes cantaron el himno de la vida a esos ocho estudiantes inocentes que, como expresó el Apóstol, «tienen más que un mundo por sepultura».










APRENDER DE MISSOURI

Jorge Gómez Barata

Fuera de los 12 jurados que en Ferguson decidieron exonerar sin juicio al policía Darren Wilson, no aparece una sola persona o institución en todo el mundo que considere, ni siquiera razonable, una determinación que protege al homicida y deja indefensa a la víctima,  sin reparación a sus deudos, y pone en riesgo a la comunidad. 

El joven Michael Brown (EPD) no podía sospechar que alguna vez su nombre pudiera ligarse al destino de su país. Tampoco el policía Wilson, quien sin justificación creíble lo ultimó, podía intuir que su acción provocaría una reacción de la magnitud que se asume en Estados Unidos y en el mundo.

No se necesita ser excesivamente listo para percatarse de que simbólicamente, quienes hace unas semanas dieron a los republicanos la mayoría en ambas cámaras del Congreso de los Estados Unidos, son los mismos que, en calidad de Gran Jurado, paralizaron la acción de la justicia.

Así, fría y calculadamente, los decisores blancos han recordado a Barack Obama y al fiscal general, Erik Holder, también negro, los límites de su poder.

Por otra parte, el desafortunado evento revela algunas complejidades del estado norteamericano, evidencia las dificultades para gobernar a los Estados Unidos, sobre todo por un representante de las minorías, y de paso subraya la naturaleza visceralmente racista de la verdadera oposición a Barack Obama.

El lance puede significar un retroceso enorme en los esfuerzos por neutralizar el racismo, que constituye el más grave problema social de los Estados Unidos, y el único asunto doméstico con potencial para desestabilizar al país.

Sólo en Estados Unidos puede ocurrir que contraviniendo las intenciones del presidente y las instrucciones del Secretario de Justicia que deseaban una investigación exhaustiva e independiente, nueve hombres blancos impongan su voluntad, e irresponsablemente detengan la acción de la justicia y, de modo inapelable, impidan que el homicida sea ni siquiera presentado ante un juez.

El escrupuloso respeto por la ley que obliga al presidente a acatar un veredicto de matriz esencialmente política y obviamente racista, contrasta con la impunidad, que en nombre de las misma leyes, se concede a un “gatillo alegre” a quien no le bastó con neutralizar a un joven desarmado, sino que lo acribilló a balazos cuando la víctima no tenía la menor posibilidad de causar daño.

Por la acción del policía homicida y por la decisión de un Gran Jurado que tomó meses para meditar, los Estados Unidos pueden retroceder 60 años en la ejecución de una política difícilmente diseñada, y que mediante la supresión de la segregación racial y la lucha contra la discriminación, ha tratado de dejar atrás la más adversa herencia de la nación y el más grave problema social del país.

Los presuntos ganadores de esta lid definida por 12 individuos han obtenido una victoria pírrica, mientras que los perdedores, que son los negros, las minorías, especialmente los hispanos, los pobres de cualquier color y el proyecto de país impulsado por Martin Luther King y acogido por el presidente Kennedy y las administraciones que han trabajado por dejar atrás la división racial, hoy tienen razones para sentirse frustrados.

Tal vez sea el momento de precisar, para de algún modo tratar de contribuir a que no vuelva a ocurrir, que algunos de los que ahora perdieron la batalla contra el racismo estuvieron entre los que, al abstenerse de votar, facilitaron el éxito a los conservadores y los elementos de derecha, y deslegitimaron a la administración y al presidente que pudo haberlos apoyado.
Las calles y las protestas son un recurso y un instrumento de la democracia, pero también lo son las elecciones. Allá nos vemos.

La Habana, 28 de noviembre de 2014