domingo, 10 de agosto de 2014

Aumenta cooperación de médicos cubanos en Ecuador

Unos 200 médicos cubanos parten este viernes hacia diversas regiones de Ecuador, con el fin de contribuir al objetivo gubernamental garantizar servicios de salud para toda la población


8 de agosto de 2014 13:08:08

Foto: Archivo

Unos 200 médicos cubanos parten este viernes hacia diversas regiones de Ecuador para prestar atención en zonas vulnerables y de difícil acceso, con el fin de contribuir al objetivo gubernamental garantizar servicios de salud para toda la población.

De acuerdo con un reporte del sitio web El Ciudadano, la misión de los galenos, especialistas en Medicina Familiar y Atención Primaria, se centrará en dos propósitos: la asistencia a los pacientes y la asesoría técnica para capacitación.

En este sentido, además de atender a los ciudadanos, los médicos ayudarán a fortalecer los equipos de salud de los diferentes territorios.

La víspera, el viceministro ecuatoriano de Gobernanza de la Salud, David Acurio, dio la bienvenida a los cubanos y les explicó que uno de los pilares fundamentales de la Revolución Ciudadana ha sido la universalización de la salud.

Por su parte, el jefe de la misión médica cubana aquí, Jorge Jiménez, resaltó que la postura de ambas naciones se basa en el respeto absoluto a la vida y en el derecho fundamental a vivir con plenitud.

Los 200 nuevos especialistas se sumarán a otros cientos de galenos de la isla caribeña que ya laboran en esta nación suramericana, como parte de un convenio entre Quito y La Habana.


Educando a Psaki: EE.UU. destinará medio millón a cursos de oratoria

RT  -  10 ago 2014 | 15:42 GMT

© AFP NICHOLAS KAMM

El Departamento de Estado de EE.UU. ha contratado una empresa especializada en formación para educar a los funcionarios en los secretos de las intervenciones en público y ante el Congreso. El precio de sus servicios se estima en 545.000 dólares.

El periódico 'The Washington Times' especifica que la compañía en cuestión es AMTIS Inc., que tiene su sede en Orlando, Florida. De acuerdo con el contrato, profesionales de esta firma impartirán un curso titulado 'Comunicación con el Congreso, sesiones informativas y declaraciones testimoniales', que incluirá juegos de interpretación y en el entrenamiento cara a cara.

En particular, los diplomáticos serán sometidos a simulacros de audiencias de preguntas y respuestas en los que se les plantearán cuestiones incómodas relacionadas con la política exterior de EE.UU. De esta manera se busca combatir la incapacidad de algunos funcionarios del servicio diplomático de expresar con fluidez la postura oficial sobre cada asunto particular.

El periódico estadounidense destaca tres casos de deslices graves cometidos por los portavoces en los recientes dos años que hicieron reír al mundo: las declaraciones sobre el ataque al Consulado de EE.UU. en Bengazi (Libia) en 2012, sobre los fundamentos jurídicos para la lucha internacional contra el terrorismo y sobre los motivos que llevaron a designar como embajador en Argentina a un funcionario que nunca había puesto el pie en el país latinoamericano.

El contrato con AMTIS ya está siendo objeto de críticas por parte de algunos organismos no gubernamentales de EE.UU. La portavoz del grupo Ciudadanos contra el Despilfarro en el Gobierno, Leslie Paige, dijo al rotativo que no hace falta gastar fondos para que los funcionarios hagan mejor su trabajo.

"Lo único que tienen que hacer es colocarse frente al micrófono, leer su comunicado y responder a las preguntas con sinceridad, franqueza y profundidad, y explicar a la sociedad estadounidense qué es lo que hacen", afirmó. Sostiene que lo que el pueblo necesita de estos funcionarios no es que representen un espectáculo, sino que simplemente "cuenten la realidad".

No está claro si las personas designadas como embajadores reciben formación especial para saber hablar ante los congresistas y la prensa, añade el periódico, pero unas cláusulas del contrato evidencian que ya hubo una organización que proporcionó servicios semejantes al Departamento de Estado anteriormente.

Esto no evitó, sin embargo, que los diplomáticos y sus portavoces protagonizaran deslices curiosos, como los que han hecho célebre a Jen Psaki, una de los representantes del departamento. Algunas de sus respuestas absurdas y poco informativas, así como el rechazo a contestar las preguntas que esperan una respuesta clara, han dado origen a múltiples bromas en las redes sociales.

El famoso estilo de respuestas 'a lo Psaki' permite improvisar dentro de un marco bastante limitado, como muestra este ejemplo: "Hemos visto esta mañana el informe, con el cual seguramente está relacionada su pregunta. Y para empezar, déjeme aclarar que no tenemos ningún comentario específico al respecto". De esta manera la funcionaria reaccionó en julio pasado ante una pregunta sobre el espionaje a la canciller alemana, Angela Merkel. 


ESPAÑA: Llega al Hospital Carlos III el medicamento para el sacerdote infectado de ébola

El fármaco, que se está utilizando en dos pacientes en EEUU, se encuentra en la fase inicial de investigación

EL PERIÓDICO - EFE / Madrid
SÁBADO, 9 DE AGOSTO DEL 2014 - 19.24 H


Plantación de tabaco usada para la elaboración del medicamento experimental ZMapp. EFE

Los médicos que atienden en el Hospital Carlos III de Madrid al sacerdote Miguel Pajares, infectado por el virus del Ébola en Monrovia (Liberia), ya disponen del medicamento ZMapp utilizado en Estados Unidos para el tratamiento de la enfermedad, según un comunicado del Ministerio de Sanidad.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del departamento que dirige Ana Mato, ha autorizado la importación excepcional del citado producto, según Sanidad.

El medicamento, que se está utilizando en dos pacientes en Estados Unidos, se encuentra en la fase inicial de investigación y se ha importado al amparo de la legislación que permite el uso de medicamentos no autorizados en pacientes que padecen una enfermedad que pone en peligro su vida y que no pueden ser tratados satisfactoriamente con un medicamento autorizado.

Este procedimiento se inicia a solicitud del médico responsable del paciente, contando con su consentimiento informado, a través de su centro hospitalario y con el visto bueno de la dirección del mismo.

Una vez recabada la conformidad del laboratorio que está desarrollando el medicamento, se importa desde su origen. En este caso, se ha importado desde Ginebra, donde existía disponibilidad de una dosis en el contexto de un acuerdo entre el laboratorio que desarrolla el medicamento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Médicos sin Fronteras.


Anuncian desde Egipto nuevo cese el fuego en Gaza

Foto de internet

El Cairo, 10 ago (PL) Palestina rechazará cualquier imposición de condiciones previas por parte de Israel, se informó hoy aquí tras una reunión negociadora sobre un cese el fuego de 72 horas a iniciar este domingo.

Fuentes oficiales egipcias confirmaron que esperan el inicio de un alto el fuego para la tarde, sin precisar hora exacta, como paso previo al reinicio de próximas conversaciones oficiales con ambas partes por separado.

Aseguramos a los funcionarios egipcios nuestra voluntad de rechazo hacia cualquier intento de Israel para imponer condiciones previas, dijo el jefe de la delegación palestina, Azzam al-Ahmad.

Agregó que su equipo está en disposición de cooperar con los movimientos egipcios que coordinan este diálogo a fin de evitar el colapso de las negociaciones debido a la intransigencia de Israel, precisó al-Ahmad.

La delegación palestina había realizado el anuncio de permanecer en Egipto hasta conseguir un resultado, luego de conocida la voluntad de El Cairo, sin embargo, hoy emitieron declaraciones de que darían por terminada su presencia aquí.

Su retirada no fue confirmada por al-Ahmad sino todo lo contrario remarcó el interés de continuar las negociaciones indirectas con Israel, más cuando la Liga Árabe cursó un anuncio de reunión de emergencia para este lunes.

En opinión del líder palestino la intención de los diálogos es llegar a un acuerdo de tregua que conduzca a un alto el fuego permanente y facilite el rápido flujo de la ayuda al pueblo palestino y la reconstrucción de Gaza.

Todas las prácticas de Israel y su intransigencia no detendrán la resistencia de nuestro pueblo ante las adversidades, seguiremos nuestro sacrificio para lograr sus objetivos para el levantamiento total del bloqueo y avanzar hacia el fin de la ocupación, remarcó al-Ahmad.

acl/ynr


Navegando por el Gran Canal de Nicaragua

La ruta fluvial cruzará todo el territorio nicaragüense de este a oeste por el sur, con una longitud total de 278 kilómetros. Dará acceso del Pacífico al Atlántico, y viceversa, a megabarcos que no podrán pasar por el Canal de Panamá aun después de su ampliación


El presidente Daniel Ortega y el empresario Wang Jing se saludan en Managua. Autor: AFP

René Tamayo
internac@juventudrebelde.cu
9 de Agosto del 2014 23:18:04 CDT

«Más largo, más ancho, más profundo». Al estilo de un certamen olímpico —esta vez sobre rutas marítimas— pudiera presentarse el proyectado Gran Canal de Nicaragua frente al legendario de Panamá, a unos 800 kilómetros al sur de aquel y que actualmente está en un proceso de ampliación que deberá concluir el próximo año, aunque tal vez ya sea para 2016.

¿Pero estamos en medio de una lidia? Más que una «competencia», asistimos a un proceso de complementariedad regional del que todos saldrán beneficiados, especialmente Centroamérica y el Caribe. Será a pesar de las lógicas fricciones e incomprensiones localistas que permean al ser humano y que algunos quisieran exacerbar.

Cuando ambos canales estén en apogeo en la próxima década, el incremento en el flujo de los grandes navíos Pospanamax y los monumentales Triple E Class por la doble vía Asia-América atlántica-Europa, por «ley de vida» producirá un cambio radical en la estructura económica de la cuenca caribeña.

Y no será solo en el giro de los puertos y el transporte aéreo y terrestre, sino también en el de las manufacturas para la exportación y la sustitución de importaciones, la agricultura, el turismo, las nuevas tecnologías...

Países como Cuba, con la Zona Especial de Desarrollo Mariel y el reciente acuerdo con China para el proyecto de construcción de la terminal multipropósito en el Puerto de Santiago de Cuba, se están preparando firmemente para el nuevo escenario.

Lo mismo ocurre, en mayor o menor medida, en los alrededores y los patios de la media docena de megapuertos que existen en el Caribe y el Golfo de México. Aunque las dársenas cubanas estarán entre las punteras, no por chovinismo, sino porque son las más nuevas, a lo que debemos agregar un nicho exclusivo en el área geográfica: el ser una potencia regional y mundial en la biotecnología y la industria médico-farmacéutica.

Pero no solo de barcos y puertos va la cosa. Todos los países centroamericanos, además de México y Colombia, también tienen proyectados o en desarrollo canales secos para unir por ferrocarril y autopistas los océanos Pacífico y Atlántico.

Hasta dónde va llegar cada uno está por ver. Las infalibles balanzas de la racionalidad económica y del tiempo decidirán. Sin embargo, todos estos canales —fluviales y terrestres—, desde el río Truando colombiano hasta el canal seco mexicano de Tehuantepec, tienen capacidad de generar a escala regional una sinergia industrial, agrícola y de servicios de la que pueden salir ganando economía y pueblos.

Panorama esperanzador. Claro, si hay voluntad política; y si medioambiente y personas son el fin del capital, no el medio.

***

La empresa a la cual el Gobierno nicaragüense encargó la construcción del Gran Canal —en términos técnicos la concesionaria de la obra—, la china Nicaragua Canal Development Investment Co. (HKND Group), con sede en Hong Kong, presentó a inicios de julio sendos informes ejecutivos sobre el proyecto a las autoridades y los expertos del país latinoamericano.

Antes de llegar a esa «meta volante» para finiquitar la idea y recibir el pitazo de salida para la obra en sí, que consistió —entre otros trámites— en la aprobación de la ruta definitiva de la vía fluvial, el inversionista asiático había gastado más de cien millones de dólares estadounidenses en proyectos e investigaciones. Cuando se gasta tanto dinero, difícilmente hay marcha atrás. La obra va. Es viable.

JR ofrece a continuación un resumen de los datos y valoraciones presentados por la corporación asiática al Gobierno y la opinión pública nicaragüense. Están contenidos en los informes Gran Canal de Nicaragua y Proyecto de desarrollo integral del Gran Canal de Nicaragua, documentos divulgativos de la firma HKND Group colocados en el sitio digital http://www.el19digital.com.

Dice uno de los documentos oficiales de HKND Group: «El Canal de Nicaragua dará servicio a los barcos más grandes y será la ruta más corta entre Asia y los puertos modernos en la costa este de Estados Unidos y Europa.

«Se espera que en los próximos años el comercio mundial crecerá a más del triple de la tasa reciente de crecimiento, lo cual creará una mayor demanda de capacidad naviera y congestionamiento en el Canal de Panamá en los próximos diez años.

«El incremento en el tamaño de los buques ya ha sobrepasado la capacidad de los canales existentes —los buques de contenedores más grandes y eficientes no pasan por el Canal de Panamá». Y continúa: «Un segundo canal por América Central ayudará a satisfacer la demanda global con una nueva ruta de transporte comercial de menor costo».

Gigantes del mar

De hecho la naviera Maersk Line, entre las mayores operadoras de contenedores a nivel mundial, que maneja varios megabarcos Triple E Class —mucho más grandes y eficientes que los Pospanamax— y mandó a construir otros, se ha pronunciado positivamente sobre el Gran Canal de Nicaragua.

Keith Svendsen, su jefe de operaciones diarias, declaró a la revista especializada Shippingwatch (http://shippingwatch.com) que «hace 20 años, cuando construimos buques portacontenedores (tipo Panamax), estos fueron de dimensiones de acuerdo con la capacidad del Canal de Panamá 4 500 (contenedores —TEU’s). Los buques de hoy en día superan esa capacidad.

«La nueva expansión del Canal de Panamá permitirá buques de hasta 336 metros de largo y capacidad de 12 000 TEU’s (Pospanamax). La nueva generación es de mayor tamaño (Triple E Class) lo que significa que, aun después de la expansión, los barcos más grandes no podrán pasar por el nuevo Canal de Panamá», agregó el ejecutivo de la compañía multinacional.

La Maersk Line fue firme así al declarar su general apoyo a «las mejoras en infraestructuras que brindan mayores oportunidades para el transporte y, por ende, para el comercio mundial».
Los Triple E alcanzan los 400 metros de largo y una capacidad de carga de 25 000 TEU’s, lo cual apuntala el criterio, mantenido por la revista especializada Shippingwatch y otros expertos, de que la tendencia mundial en la construcción de buques es hacia ingenios más grandes.

Y ya se sabe que China tiene capacidad para desarrollar esa ingeniería; que China ya es hoy el primer exportador mundial; que China será en breve la primera economía mundial… Quizá en estas afirmaciones —además de la dimensión geopolítica— estén algunas de las claves para comprender el interés de los inversionistas del país asiático en el Gran Canal.

Para los nicas el beneficio previsto también es mayúsculo. Los informes de la compañía HKND Group señalan que el proyecto de Desarrollo Integral del Gran Canal, al «reducir en gran medida la distancia desde los países de Asia a Norteamérica, a la costa este de Sudamérica y a los países de Europa», le permitirá asumir «el cinco por ciento del transporte de la totalidad del comercio mundial, lo cual representará enormes beneficios económicos» para el país.

Según HKND, la construcción y operación de la vía fluvial duplicará el producto interno bruto (PIB) de Nicaragua, por lo que «se convertirá en uno de los países más ricos de América Central. Asimismo, van a participar de forma directa en la construcción de este proyecto más de 50 000 trabajadores. En la etapa de operación, se van a generar más de 200 000 empleos».

¿Desarrollo VS. naturaleza?

Según la descripción ejecutiva del Gran Canal, cruzará todo el territorio nicaragüense de este a oeste por el sur, con una longitud total de 278 kilómetros, de ellos unos 105 km por el lago de Nicaragua, el más grande e importante reservorio de agua dulce de Centroamérica.

Además de navíos de menor porte relativo, como los Panamax y los Pospanamax, podrán atravesarlo buques de diseño de 25 000 contenedores o supertanqueros y graneleros de 400 000 toneladas (dwt). La profundidad de diseño será de entre 27,6 y 30 metros. El ancho de diseño alcanzará los 230 metros, con bahías laterales de paso de 520 metros. En su parte más alta alcanzará los 200 metros sobre el nivel del mar.

La obra ingeniera lleva dos esclusas, una en el océano Pacífico y otra en el mar Caribe. El plan inversionista, que comenzará por el Pacífico, incluye la construcción de un puerto en cada lado del canal. También poseerá una zona de libre comercio, complejos turísticos, un aeropuerto y una vasta red vial en el entorno del megaproyecto.

Al mismo tiempo, la construcción de los diferentes objetos de obra generará una fuerte dinámica de apoyo en el sector industrial y constructivo, como plantas de electricidad, de cemento, de acero y muchas más.

Pero no todo será color de rosa. Constituye una obra extremadamente invasiva para el medio ambiente, incluido espacios casi vírgenes —algunos prístinos— que aún se preservan en la naturaleza nicaragüense. El Gran Canal impactará negativamente sobre la biodiversidad local y las especies migratorias.

A juzgar por los estudios de impacto ambiental y mitigación presentados, Nicaragua Canal Development Investment Co. ha invertido una cuantiosa suma de dinero en este delicado asunto, además de contratar a prestigiosas instituciones internacionales y nicaragüenses para realizar las evaluaciones.

El proyecto inicial contemplaba seis posibles alternativas para la vía acuática. La mayoría de ellas fueron descartadas, en primer lugar, por el daño ambiental que suponían.

La vía escogida, la alternativa No. 4, es la menos perjudicial, aunque no la más barata. El proyecto integral, que se extenderá desde la localidad de Rivas y el río Tule, en el oeste, a Punta Gorda, en el Caribe, tiene un costo planificado de 40 000 millones de dólares y un tiempo de ejecución —siempre según la idea— de unos cinco años, a terminar en 2019.

Entre los temas sensibles para la obra reconocidos por HKND Group, está el tratarse de una zona de gran biodiversidad, con territorios indígenas y áreas protegidas de relevancia internacional, lo cual empeora al tener el espacio de interés una economía débil y un flujo de inmigración de supervivencia.

Para cada una de las vulnerabilidades, la compañía china ha preparado un plan de contingencia y mitigación; no obstante, habrá daños inevitables.

Las políticas de diseño contemplan, por ejemplo, esclusas con instalaciones para el ahorro de los recursos hídricos. El concesionario también defiende que la «operación del canal no causará cambios significativos del nivel del Lago de Nicaragua, que básicamente mantendrá la condición actual, ni afectará la oferta de agua para uso productivo o doméstico de los habitantes de la cuenca».

Especifica que «el canal aprovechará principalmente el agua captada de la cuenca del río Punta Gorda (en el este), la oferta de la cual es suficiente para la operación del canal».

Además, con «la construcción del Gran Canal, se formará cerca del lado Caribe un lago artificial, similar al lago Gatún de Panamá, cerca de Atlanta (se denominará lago Atlanta) con una superficie de 395 km, cuyo nivel de agua se mantendrá igual que el del lago de Nicaragua» y se «desarrollará como centro de ecología, turismo y acuicultura».

Al mismo tiempo, durante «la ejecución del proyecto, se instalarán 41 depósitos de material excavado a lo largo del canal, que ocuparán un área territorial total de 158 km2. La superficie de estas zonas será aplanada, y podrá ser utilizada como tierras agrícolas de alta calidad o para otros propósitos después de tomar medidas de restauración».

El chino que está detrás

Hasta «ayer», Wang Jing era un personaje totalmente desconocido. Falta poco para que su rostro empiece a aparecer hasta el cansancio en las portadas de las grandes revistas internacionales, incluso para que Forbes lo «corone» como uno de los hombres «más poderosos del mundo».

Es el presidente de Nicaragua Canal Development Investment Co., con sede en Hong Kong, la empresa que liderará la obra y su operación, para lo cual se le otorgó una concesión por 50 años, con posibilidad de prórroga por igual período.

De él se conoce poco, apenas sobre su participación en la empresa de dispositivos inalámbricos Xinwei Telecom Technology Inc, y en HKND Group.

La agencia Reuters lo califica como «el enigmático hombre de negocios tras el proyecto del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua», que «le resta importancia a las dudas que despierta el hecho de que un poco conocido empresario sea capaz de impulsar una obra de ese tamaño».

Reuters, líder del periodismo económico occidental (muy objetivo cuando se trata de temas de dinero), logró sacarle declaraciones en Beijing.

En el reporte «El millonario “común” tras el plan del gran canal de Nicaragua», firmado por Matthew Miller, se señala que «no ha hecho más fáciles las cosas por su negativa a referirse a detalles sobre sí mismo o períodos de su carrera».

«“Nací en diciembre de 1972 en Beijing”, dice Wang. “Y todos estos años he tenido una vida muy normal”».

Según Reuters, «Wang estudió medicina tradicional china en la Universidad de Jiangxi, pero se retiró antes de graduarse, para volver años después a organizar la Escuela Tradicional de Salud y Cultura Beijing Changping».

Dijo «que a fines de la década de 1990 viajó a Hong Kong para aprender de finanzas internacionales e inversión. Luego tuvo operaciones mineras de oro y piedras preciosas en Cambodia y creó Yingxi Construction and Engineering Co, un contratista pequeño que participó en proyectos en Pekín, Tianjín y Cantón.

«Wang —continúa el reporte de la agencia británica— no quiso elaborar sobre el origen de su riqueza. “China tiene un dicho: ‘los más delgados pedazos de la piel de un zorro, si son cosidos, harán un abrigo’”. «”Es muy simple. Soy muy común”», dijo Wang.

Geoestrategia

Los hilos de la geopolítica se han estado moviendo y sacudiendo continuamente por la prensa internacional desde que hace alrededor de un año la construcción del Gran Canal de Nicaragua se hizo evidente de forma clara y rotunda. Tras bambalinas también ha debido ocurrir lo mismo.

Sería ingenuo desdeñar que una obra de tal magnitud no tendrá profundas implicaciones en la dimensión geoestratégica. Sin embargo, considero que algunas interpretaciones son manipuladoras, tendientes a despertar viejos fantasmas o a exacerbar la pulseada entre los actuales poderes hegemónicos y emergentes. Sin embargo, el potencial económico de esta vía absorberá la mayoría de las fricciones que se generen.

China es el principal inversor, Rusia participará, pero Estados Unidos también está interesado. Creo que los tres países, en su momento, dirán que «no hay nada personal; son negocios». Los alarmistas deberían tener eso en cuenta.

Sin dudas China reforzará con esta inversión —el principal ejecutivo de HKND Group ha mantenido un bajo perfil sobre su relación directa o no con el Gobierno asiático— su presencia en América Latina y el Caribe. También le garantizará un paso corto, económico y seguro para sus exportaciones hacia Europa, la costa este de Estados Unidos y los demás países atlánticos de América. Y viceversa.

Personalmente considero que, además de todo eso, estamos asistiendo a otra evidencia de la tradicional paciencia, sabiduría y luz larga de la cultura china. Cuando se inaugure, el Gran Canal de Nicaragua podrá absorber el cinco por ciento del tráfico marítimo mundial.

La duda mía está más bien en el tiempo de construcción ideal que tiene el proyecto: cinco años, a inaugurar en 2019. Es pública y notoria la capacidad de los chinos para en breve tiempo hacer obras monumentales, como es el caso. Y las otras empresas que pudieran participar, sean occidentales o de otros lares, también. Pero viendo cómo se ha desarrollado la ampliación del Canal de Panamá, me acojo a la incertidumbre.

En el juego mediático transnacional sobre las implicaciones geopolíticas de esta obra se elude, sin embargo, al principal actor: Nicaragua, su Gobierno, sus instituciones y su pueblo.

Como siempre, a los pobres del sur se nos desdeña. La nación nicaragüense, empero, tiene muy claro cuál es su rol, para lo que estableció la Ley 800 de julio de 2012, Ley del régimen jurídico del canal interoceánico de Nicaragua, y una Autoridad del Gran Canal conocedora y proba.

Según una síntesis presentada en estudios académicos, la normativa establece que este emprendimiento debe regirse por relaciones de mutuo respeto que permitan la salvaguarda de la soberanía e independencia nacional dentro del marco de los tratados y convenios internacionales y la legislación nacional; la cooperación con los inversionistas para la bienandanza del tránsito del comercio global, continuo, eficiente, seguro y la generación de empleo; el declarar como zona de paz, seguridad y desarrollo económico sostenible el área de influencia del canal, previendo todas las medidas medioambientales que garanticen la protección del mismo.

Como piensan la mayoría de los analistas de izquierda de Latinoamérica con un discurso y una metodología sosegada, responsable y plural, ajenos a alarmismos y extremismos, el Gran Canal no generará ninguna dependencia de Nicaragua hacia ninguna potencia. Todo lo contrario: fortalecerá su economía y su rol internacional, y, junto a esa nación, a Centroamérica, el Caribe y América Latina completa.


EL GENOCIDIO ES SIEMPRE PUNIBLE E INMORAL

Por Manuel E. Yepe

El Mayor General (retirado) israelí Giora Eiland, exjefe del Consejo Nacional de Seguridad de Tel Aviv, consideró en un artículo que publicó en el periódico Ynet News que en Gaza no hay civiles inocentes, “todos allí son tan responsables de la violencia actual como el movimiento islámico Hamas”.

El alto oficial sionista en retiro comparó a Gaza con la Alemania Nazi porque “la población de Gaza es responsable de la situación actual igual que en Alemania toda la población era culpable del nazismo por haber elegido a Hitler como su líder y por ello tuvieron que pagar un alto y merecido precio”.

Eiland consideró que la distinción entre Hamas y los residentes de Gaza es inexistente. Recomendó la exclusión total de Gaza y el cierre de todos los accesos a la Franja, incluyendo el paso de personas y el suministro de gas y electricidad.

Unos días antes, el periódico Times de Israel, se vio obligado a retirar de su blog el título “Cuando el Genocidio es Permisible” de un artículo por protestas de sus lectores. Anteriormente, un miembro derechista del Knesset (parlamento) de Israel calificó a los niños palestinos como “pequeñas serpientes”.

Informaciones como éstas dan la medida del grado de odio que ha promovido un conflicto de larga duración entre dos pueblos que irremediablemente están llamados por la geografía, la historia y la razón a vivir como buenos vecinos.

En una “carta al editor” publicada por el New York Times el dos  de diciembre de 1948, un grupo de destacadas personalidades judías radicadas en Estados Unidos en esa época, entre las cuales sobresalía el físico Albert Einstein, alertaba al gobierno y la opinión pública de que “en el recientemente creado Estado de Israel, se ha formado, con el nombre de Tnuat Hajeirut, un partido político estrechamente emparentado, por su organización, sus métodos, su filosofía política y su llamado social, a los partidos nazis y fascistas”. Denunciaba que estaba integrado por miembros y partidarios de la organización terrorista Igun Zvai, de extrema derecha nacionalista.

El jefe de aquel partido -entonces de visita en Estados Unidos promoviendo apoyo de Washington a su organización en las elecciones próximas a celebrarse en Israel y cimentando los lazos políticos con elementos sionistas conservadores en Norteamérica- era Menajem Begin quien llegaría a ser primer ministro de Israel y logró imponer su ideología en la nación judía.

“Antes de que surjan perjuicios irreparables a causa de las contribuciones financieras y manifestaciones públicas en apoyo a Begin que puedan dar la impresión en Palestina de que una gran parte de los Estados Unidos sostiene a elementos fascistas en Israel, el público estadounidense debe de ser informado sobre el pasado y los objetivos de M. Begin y de su movimiento” decía el documento.

Los firmantes de aquella carta al editor del NYT pretendían dar a conocer algunos datos esclarecedores acerca de Begin y su partido para  advertir del peligro fascista que su ideología representaba.

Seguidores de la estirpe de aquellos denunciantes son los judíos estadounidenses que hoy están movilizándose contra la mentira en organizaciones como la Voz Judía por la Paz (JVP), cuyo número y prestigio aumenta aceleradamente ante atrocidades como la que lleva a cabo Tel Aviv en la Franja de Gaza.

Ellos se empeñan en lograr que los líderes de las comunidades judías estadounidenses condenen, como ya lo hacen miles de judíos en todo el mundo, “la inmoral, intolerable y desproporcionada violencia, los crímenes y la destrucción que el gobierno de Israel está infligiendo al pueblo de Gaza”.

Les reclaman que reconozcan que Israel es culpable de la ocupación y el bloqueo de Gaza, que afirmen la igualdad humanitaria de todos los pueblos, que se unan para denunciar los asesinatos de inocentes en vez de justificarlos, que se opongan a la política de castigos colectivos en vez de financiarlos, que se unan para rechazar la cínica propaganda (hasbara) de Israel, en vez de hacerse eco de ella.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha declarado que Israel se prepara para una operación militar prolongada en la Franja de Gaza y que “actuará de forma agresiva y responsable” para cumplir su misión.

Se conoce que ahora está solicitando oficios de Washington para evitar ser llevado ante la Corte Penal Internacional (CPI) por cargos de crímenes de guerra que inevitablemente pesarán sobre él a partir de su concepción de que toda la población de Gaza es culpable y tendrá que pagar por la rebeldía de Hamas por haber elegido democráticamente a líderes de ese movimiento islámico como sus gobernantes.

La Habana, Agosto 9 de 2014


EE.UU.: Despiden a un profesor por criticar a Israel en Twitter

RT  - 10 ago 2014 | 12:36 GMT

Steven Salaita. Foto en CNN en español.

Un profesor estadounidense llamado Steven Salaita ha perdido su trabajo en la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign después de criticar públicamente los ataques de Israel contra Gaza, informa el portal democracynow.org.

Más de 10.000 personas han firmado una petición para la readmisión del profesor Salaita, autor del libro 'El alma muerta de Israel'.    

Es hora de prestar más atención a las críticas

Esteban Morales

UNEAC

Los comunistas llegamos  por  primera vez al poder en Rusia  en 1917. Desde  entonces, arrastramos los efectos de una enfermedad, de la cual, solo en cuba, recientemente, hemos comenzado a librarnos de ella. Se trata de la negativa actitud ante la crítica. La absurda comprensión de la crítica como algo que solo te puede hacer daño. Muy grave, cuando esa forma de comprensión se da la mano con la autosuficiencia, la prepotencia, el ordeno y mando  y el nunca aceptar decir, yo no sé.

No se puede decir que los comunistas hayamos tenido la posición más inteligente ante la crítica; siempre la hemos visto más como algo de lo cual nos tenemos que defender a ultranza, que   como   un asunto  del  cual pudiéramos  sacar  provecho.

No nos percatamos con facilidad  de que quien de verdad  no aprecia lo que haces,  no te critica, sino deja que te estanques. Porque ante  esa actitud de que hablamos frente a la crítica,  solo es posible esperar represalias, como las que ya muchos hemos sufrido. Con el resultado de que cuando críticas, es porque te falta información, no entiendes el problema o en el peor de los casos quieres hacer daño al proceso. Que tire la primera piedra quien crea no haber estado de  ninguno  de los lados.

Por eso nuestro general presidente  ha dedicado una gran  parte de su precioso tiempo a tratar de educarnos, logrando   poner  la crítica en el lugar que le corresponde. Y creo que lo va logrando. No siendo posible  ignorar la importancia que ello tiene.

Los  daños de esa actitud dogmática, oportunista  y represiva ante la crítica han sido catastróficos.

Baste  recordar en la URSS, los casos  de Novozhilov y Katarovich, dos excelentes  economistas, que se percataron a tiempo de que la aplicación de las matemáticas a la economía, era el complemento que necesitaba el modelo marxista de reproducción social,  para serle funcional a la planificación de la economía soviética que entonces  nacía. Terminaron ambos  científicos acusados de  revisionistas  y  solo muchos años después,  vino la rectificación por la  que le entregaron  a  V. Novozhilov el título de héroe del trabajo socialista de la Unión Soviética. Poco tiempo después murió. Algunos hemos tenido más suerte que él.

Con el estalinismo se agudizo esa concepción,  hasta la llegar a la criminalidad, por  una  supuesta  defensa de la pureza del marxismo.   Y así  el  marxismo se perdió de integrar todo aquello que la ciencia burguesa logró aportar, hasta que terminamos de darnos cuenta que  la ciencia lo es, no importa del espectro ideológico del que venga,  y solo lo que hay  es que despojarla del marasmo en que la sumerge   la ideologización  y   la conveniencia  oportunista  con que la  aplica la política.

Pero antes de percatarnos  de ello perdimos mucho tiempo. Para solo mencionar algunos errores. En  la historia de  las doctrinas  económicas, J. M. Keynes aparecía como  un tonto, la sociología  como  mera respuesta al materialismo histórico;  el comunismo científico como  la vara mágica para construir el socialismo  y la aplicación de las matemáticas a la economía  solo para  confundir el subjetivismo de la economía  neoclásica  burguesa  con la objetividad de la economía política marxista. En política,  León Trotsky,  como un simple contrarrevolucionario oportunista. Por lo que si el socialismo entonces  no triunfo, en gran medida  ello lo debemos a los errores que cometimos en el campo de la ciencia, la  política  y de su aplicación.

Para bienestar nuestro,  un día Fidel castro dijo “…que el futuro de nuestro país debía ser un futuro de hombres de ciencia”.  Y aquí estamos, luchando, pues no vayan a creer que todos  entendimos  lo que dijo.

Para  ventura   nuestra, hace años nos venimos desembarazando de todos esos errores, que no poco de negativo dejaron   en nuestro comportamiento político, hasta el mismo día de hoy.
No obstante, ya   en cuba, tenemos una conciencia más clara de todo ello.  Aunque  todavía conservamos los prejuicios, de creernos que nos las sabemos todas y que no necesitamos ayuda de casi nadie. De lo cual  también nos venimos librando, pero más lentamente.

Existe  hoy mucha gente pensando en la economía cubana y  en el debate de otros asuntos  de nuestra realidad social actual. Y no todos con interés de llevarnos hacia donde no queremos  ir. Algunos,  con honestidad señalan nuestros errores y otros ponen de manifiesto  nuestras inconsecuencias, de lo cual deberíamos ser capaces de servirnos al máximo. Tal ocurre  con muchos dentro y fuera de Cuba.

En cuanto a la economía, que ha resultado siempre ser nuestro  “talón de Aquiles”,  creo que debemos tomar en consideración algunas observaciones que aparecen de manera repetida en las múltiples  críticas que se nos hacen. Entre ellas las siguientes:

-No será posible  avanzar  en nuestra economía, haciendo crecer el PIB, hasta que no logremos el nivel de inversiones requeridos.  Se dice que debe estar  entre el 20 y un 30%. Y ello no se va a lograr solo con las inversiones extranjeras, sino reuniendo internamente, aunque sea de a poquito,  toda la capacidad de capital que seamos capaces de  juntar para potenciar el proceso inversionista. Internamente  tendrán que ser considerados, todos los que puedan aportar,  por medio de los mecanismo ya descubiertos y que permiten reunir capital. Se conoce de gente que  posee  millones de dólares guardado, sin tener en que invertirlo.

-Se hace indispensable activar más el crédito bancario incentivándolo para contribuir al proceso inversionista interno. Mejorar las tasa de interés que se pagan por los depósitos .Ofreciendo mecanismos para mover el dinero con más facilidad. Baste saber que  en nuestro sistema bancario, un  cheque no lo es tal, porque no puede ser endosado. Realmente con un sistema bancario tan arcaico y tan poco automatizado, es difícil avanzar hacia ningún lugar.

-Hay que terminar de romper el círculo vicioso entre  salarios insuficientes, necesidades insatisfechas y poco o  nulo  estímulo al crecimiento de la productividad.

-Hay que  estimular multilateralmente el crecimiento de la demanda interna  de consumo masivo. Lo cual solo se logra haciendo crecer   la productividad, el PIB  y los ingresos de los trabajadores.

-mientras no crezcan el PIB y  la productividad, la unificación monetaria, ya a estas alturas,  es pura ilusión. Se dice que pudimos haberlo hecho antes. Lo cierto es que ya es tarde.

-Hay que terminar de concretar la reforma de la empresa socialista. Nos hemos demorado demasiado en  esto.

-Hay que fortalecer los mecanismos del control obrero. Para lo que se necesita de verdad un movimiento sindical  que cumpla su función de contrapartida  de la burocracia  estatal y  empresarial.

-Hay que terminar de transformar la planificación en lo que realmente debe ser. Hablamos mucho de esta,  pero los mecanismos continúan siendo más o menos los mismos.

-Hay que prestar una atención prioritaria  y especial a las relaciones económicas externas, especialmente  con Rusia y China. Ambas naciones han puesto en manos cubanas muchos recursos y facilidades económicas que sin dudas son un “arma  de doble filo”; por una parte representan para la economía cubana una ayuda sin precedentes para avanzar, y por la otra, un marco de exigencia insoslayable hacia  la eficiencia con que nuestra economía debiera trabajar.

-Hay que terminar de liberar a la agricultura de las ataduras de la burocracia que la ahoga;  que  no reparte las tierras ociosas y que sigue  utilizando el mecanismo de acopiar, pagar  poco  y tarde  y dejar  que se pudran los productos en el mercado, sin bajarle los precios.

-La fuerza de trabajo  calificada tendrá que ser protegida sobre la base de contratos que consideren  una   sustancial  remuneración, que impida  la competencia con  las facilidades para su  emigración. Por suerte, parece que el renacer de  “Acorex”  murió y al menos para el proyecto Mariel hay más empresas que pueden contratar.

-Hay que crear con urgencia un mercado interno, al por mayor, o con facilidades de precios  de compra, para   los cuentapropistas. Permitiéndoles además importar los bienes mínimos que se necesitan para hacer crecer la actividad industrial mediana y pequeña. Lo contrario es cerrar  los ojos ante la corrupción. Hay que  garantizar  que el  cuentapropismo  logre generar la pequeña y mediana empresa.

-Nuestras regulaciones aduanales, deben flexibilizarse, con las medidas  correspondientes, permitiendo la posibilidad de un comercio interno que  ya existía y que no tiene que lograr sus posibilidades de crecer sobre la base de  esconderse o violar las regulaciones de importación que  fije  el  estado;  sino sobre la base de un realismo  de la aduana, más acorde con nuestras necesidades actuales. Lo cierto es que  ese   mercado estatal, de productos caros, con mala calidad y  de horrible  estética, nunca podrá competir con este  otro mercado que se ha tratado de eliminar. Pero que solo lo que ha hecho es pasar a la clandestinidad.

-Hay que dar facilidades a la industria agropecuaria  en general y de modo especial a la conectada al turismo,  de importar aquellos bienes que necesita para hacer crecer la actividad y abastecer  de manera más eficiente y con más calidad al turismo. Avanzando incluso hasta  crearse un mercado externo  e interno. Siendo esta una vía importante para sustituir importaciones. El turismo debe tener un efecto multiplicador hacia la economía interna, de lo contrario no vale la pena pagar los costos económicos,  sociales, culturales e ideológicos  que genera.

 -Hay que terminar de impulsar la actividad cooperativa, sobre todo industrial, permitiéndoles cuotas de importación de materias primas, cuando no puedan obtenerlas en el mercado nacional y  facilitándole  exportar cuando  logren un nivel aceptable de satisfacción del consumo nacional. Ofreciéndoles las facilidades bancarias para manejar ciertas cuotas de moneda extranjera que les permitan ir compitiendo en el mercado externo.

-Hay que terminar de distribuir las tierras ociosas, que son bastantes. Siendo esta una vía para sustituir importaciones de alimentos, factura que afecta seriamente a la economía del país. Y sobre todo,  para ofrecer empleo bien remunerado.

-Hay que flexibilizar el empleo, permitiendo que ciudadanos calificados  puedan tener más de uno. Existe una fuerza calificada que no tiene por qué limitarse a tener un solo empleo. Por ejemplo,  un profesor universitario, puede al mismo tiempo,  ser  asesor de una empresa cubana o extranjera.

-Hay que  ajustar el crecimiento de la capacidad   turística  estrictamente a la utilización  de su aprovechamiento. Evitando empantanar dinero que de manera inmediata no representa un crecimiento de los resultados del turismo. El turismo crece,  pero no de manera correspondiente  sus ganancias. 

-Hay que combinar adecuadamente la actividad del  alojamiento por cuenta propia  con las capacidades de alojamiento del turismo, lo cual permite dar empleo, utilizar capacidades de menor costo y aprovechar las capacidades del turismo  para el flujo  internacional,  sin tener que crear  muchos más habitaciones.

-Hay que terminar de formular  las carteras para la inversión extranjeras. Sobre todo,  una  reanimación de la actividad industrial   está en espera. Lo cual presenta un atraso insostenible.

-Hay que organizar detenidamente el flujo de cubanos procedentes del exterior,  ampliando su actividad más allá de venir a vacacionar con sus familiares. Ofreciéndoles  turismo de salud, educacional, cultural, entrenamiento laboral, intercambio científico y deportivo etc. Al mismo tiempo, hay que continuar  estudiando y ampliando las flexibilidades hacia los cubanos en el exterior en sus relaciones con el  país.

-hay que considerar la acción  de rebajar los precios del mercado en divisas, de algunos productos de primera necesidad, como jabón, aceites, pasta de dientes, etc. Algunos alimentos, ropas,  calzados. Y ciertos productos de equipamiento para el hogar,  indispensables, pero   que son demasiado caros  en el mercado nacional.  Ello permitiría  hacer  más competitivo el mercado interno  respecto a  la importación  personal. La tasa de ganancia de este comercio es demasiado alta, leonina y no beneficia en nada al ciudadano.

Si los precios de nuestro mercado interno en divisas fueran más racionales  y menos recaudadores, ello serviría para atraer más el dinero  que se gasta  afuera hacia adentro.   Lo que  aumentaría la confianza del consumidor en nuestro mercado nacional, hasta producir una situación en que el que viaje prácticamente no necesite importar nada.

Nuestros precios internos en divisas  son tan absurdos, que  yo  puedo  importar, vender a mitad de precios en Cuba y aun así se obtienen altas ganancias. Pero en esta  actividad comercial  hay mucho oportunismo de nuestra burocracia importadora, mucho beneficio de obtención de comisiones, para traer mercancías  de baja calidad y  mal gusto, que aquí hay que pagar a los más altos precios.

-Hay que hacer un esfuerzo multilateral  por  bajar los precios del mercado agropecuario. Eso se logra poniendo a producir las tierras ociosas, dándole más capacidad de competencia al mercado estatal, dándole mejores precios  a los productores y  evitando un poco los intermediarios innecesarios. Pues no se trata tampoco de hacerle la guerra a los intermediarios. No todos  los intermediarios son innecesarios. El que sustituye al campesino vendiendo, para que este permanezca en el campo es un intermediario necesario.

 -Hay que tratar de eliminar al máximo, que el ciudadano común tenga que erogar divisas para pagar  tramites burocráticos. La recientes regulaciones del ministerio de justicia son leoninas. Dan la impresión de un estado desesperado  sacándole  el dinero a todo el que puede.

-Hay que eliminar la cuota de Etecsa  de 5 dólares, cuando el tiempo vence, aunque se tenga dinero en el teléfono. Eso es un absurdo y lo único que hace es disgustar a la gente y que piensen  les  están robando su dinero. Etecsa jamás ha dado una explicación coherente de porque  eso tiene que ser así,  y además, solo existe en Cuba. Cada quien que recargue su teléfono cuando pueda y con la cantidad que quiera. Lo contario es una  imposición monopólica   que nadie entiende. Si existiera  otra empresa haciéndole la competencia a Etecsa,  seguro que tendríamos telefonía  celular  más barata. Todo monopolio no es negativo. A veces hace falta  para defensa del consumidor.

-Hay que eliminar la condescendencia de no mostrar el rostro  de los corruptos en la prensa, de  no mostrarlos en el barrio o  el centro de trabajo. El pueblo debe conocer quienes le roban. Pues mientras les perdonamos la vida,  ellos van organizando la nueva clase  que va  a desplazar al pueblo del poder. O acaso pensamos que se van a  arriesgar  por migajas. Esa gente, que son  muchos ya, lo quieren todo.

-Hay que terminar de eliminar la obligatoriedad de viajar a cuba con pasaporte cubano, aunque  ya se tenga otra nacionalidad. Bastaría con que en el pasaporte constara la nacionalidad originaria del que viaja. Eso respondía  más bien a un  mecanismo  de  control que ya no se justifica.

Entre las medidas de flexibilización que se pueden adoptar en la economía y la realdad de  que Cuba pueda devenir en una economía de mercado,  va un espacio   muy amplio, que justifica avanzar  bastante  sin cubrirlo.

Se trata simplemente de darle al mercado el lugar que merece y a la iniciativa individual, privada,  regulada también. Para ello basta tener un sistema de impuestos  acorde con cada actividad, agredir  a la corrupción entre los inspectores,  y una regulación laboral  que impida la violación de un conjunto de principios básicos que ya  establecidos: salario igual para la misma actividad; ningún tipo de  discriminación en el empleo; cumplir los impuestos de la contratación laboral; laborar dentro de una actividad legal.

-Hay que romper con esa mentalidad   que  vincula  la riqueza con la inmoralidad. La riqueza que provenga del trabajo nunca será inmoral.

Sin embargo, se observan  aun insuficiencias  en la participación que debe tener la sociedad civil en la solución de los problemas. Aún estamos atados a formas de institucionalidad que  ya no responden  a las realidades y necesidades del país. Nuestras organizaciones de masas, meras poleas trasmisoras de orientaciones,  ya resultan sumamente rígidas para movilizar a la sociedad civil en la solución de  sus problemas.

Son en todo caso los llamados  proyectos comunitarios  los que apuntan más en la dirección necesaria, pero la estructura política  los frena. Las organizaciones de masas en la base  y el partido, no están preparados, ni  tienen en sus agendas de  trabajo  funciones,  para entender que un proyecto comunitario es algo más que un  CDR, que una base de la FMC, que una organización sindical, que un núcleo de base del partido. Se trata de todo eso reunido,  pero traspasando sus propios límites. Resultando imposible  a veces, que muchos entiendan que un proyecto comunitario debe tener  una   base económica de sustentación. Que debe producir  algo,  un   huerto, un taller, una pequeña fábrica, organizados de  forma cooperativa.

No se acaba de poner en práctica y a veces ni de entender, que si se quiere que la economía avance, lo primero que hay que hacer es movilizar las fuerzas productivas. Y esas fuerzas están también  en la comunidad, en el barrio. No solo en los centros de trabajo  y en las empresas organizados oficialmente. Sobre todo si tomamos en cuenta el proceso de envejecimiento de la población.

Están en el huerto que puede organizar la comunidad,  el taller, la actividad de servicio, los jubilados que aún pueden trabajar, las amas de casa, fuerzas que organizadas,  trabajando dentro de su propia comunidad que  pueden solucionar múltiple problemas colectivos  y personales.

Tampoco se acaba de entender que en cuba hay personas que tiene dinero o forma de colectarlo y ponerlo en función de  algún tipo de inversión, que puede ser un taller, un hostal, una pequeña fábrica, un huerto productivo;  servicios,  que dan  empleo, producen  ingresos,  mejoran   la situación de los vecinos y aportan impuestos al estado. Algo que nuestra mentalidad burocrática,  aun  en exceso centralizadora, monopólica,  estatal, oficialista,  no nos permite todavía   apreciar con claridad.

La economía la  conforma  toda la sociedad, es cosa de todos,  horizontal y verticalmente, no solo una parte de ella. Se trata de procesos que se tienen que interrelacionar, complementar y traer como resultado la movilidad de las fuerzas productivas. Es así como debe funcionar el modelo económico, con todos los factores actuando al unísono, con las  iniciativas propias, privadas y  estatales,   cada cual en su espacio y complementándose  mutuamente. Ningún  nivel es más importante que el otro. O todos funcionan al unísono o no hay  modelo.

Son las limitaciones que nos impone aun la vieja mentalidad y no poco la rígida estructura institucional,  lo que no nos permite avanzar. Nos habituamos a formas de vivir que ya son muchas las que  tienen que ser cambiadas.

La Habana, Agosto 8  del 2014