sábado, 12 de julio de 2014

Recibió Fidel al Presidente Putin

En el fraternal encuentro fueron rememorados los lazos históricos entre ambos países y pueblos, los vínculos económicos y comerciales crecientes entre nuestras naciones e intercambiaron acerca de la situación internacional


El líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, recibió a las 11 y 30 de la mañana de este viernes al excelentísimo señor Vladímir Vladímirovich Putin, Presidente de la Federación de Rusia, quien realizó una visita oficial a Cuba. Autor: Alex Castro

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
12 de Julio del 2014 1:27:13 CDT

El líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz, recibió a las 11 y 30 de la mañana de este viernes al excelentísimo señor Vladímir Vladímirovich Putin, Presidente de la Federación de Rusia, quien realizó una visita oficial a Cuba.

En el transcurso de este fraternal encuentro fueron rememorados los lazos históricos entre ambos países y pueblos, los vínculos económicos y comerciales crecientes entre nuestras naciones e intercambiaron acerca de la situación internacional.

El compañero Fidel explicó al Presidente Putin los estudios que viene realizando acerca de la posibilidad real de la producción de alimentos en los países ubicados en las zonas tropicales y subtropicales de nuestro planeta, como única forma eficiente en la actualidad de enfrentar las graves amenazas derivadas del Cambio Climático y las consecuencias de la desigual distribución de los recursos naturales, utilizando los conocimientos y las tecnologías indispensables.

La reunión con el Presidente Putin, su Ministro de Relaciones Exteriores Serguei Lavrov, el embajador de ese hermano país, Mikhaíl Kamynin y otros acompañantes de la delegación rusa, fue cordial y amistosa. Sin duda alguna, la cooperación entre ambos pueblos, y con la mayoría de los países hermanos de América Latina marchará sobre bases sólidas.



Putin anuncia incremento de la colaboración con Cuba

Ratifica Rusia su apoyo contra el ilegal e ilegítimo bloqueo estadounidense


El recibimiento oficial y el saludo de la Guardia de Honor en el Palacio de la Revolución. Autor: Estudios Revolución

Juventud Rebelde
digital@juventudrebelde.cu
12 de Julio del 2014 1:51:28 CDT

El incremento de la colaboración rusa con Cuba a través de grandes proyectos fue anunciado por Vladímir V. Putin, Presidente de la Federación de Rusia, en presencia del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, luego de firmarse por ambos países diez instrumentos jurídicos de relevancia.

Putin resaltó que su país continuará prestando ayuda a la Isla en contra del ilegal e ilegítimo bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba desde hace más de 50 años, y agradeció a todos los amigos cubanos por el cordial recibimiento, la hospitalidad y la excelente atmósfera en la que pudieron trabajar conjuntamente, reportó PL.

Tenemos grandes proyectos para ampliar la cooperación con Cuba en esferas decisivas como la energía, la salud y otras, dijo el mandatario ruso este viernes en el Palacio de la Revolución.

Se refirió a la decisión de su Gobierno de condonar el 90 por ciento de la deuda que La Habana mantenía con Moscú desde los tiempos de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, ascendente a unos 35 000 millones de dólares, apuntó la AIN.

El otro diez por ciento se materializará en inversiones rusas en suelo cubano, añadió Putin, para seguidamente recordar que los nexos de colaboración entre su país y Cuba están programados hasta el año 2020.

Esa cooperación se adoptó en la X reunión de la Comisión Intergubernamental para la Colaboración Económico-Comercial y Científico-Técnica, efectuada en noviembre de 2012.

Por su parte, al hablar a la prensa tras la firma de los documentos, Raúl recordó que los adeudos cubanos con Rusia se acumularon por la «decisiva ayuda de la URSS», y agregó: «Fue una generosa ayuda, sin la cual podemos asegurar que no hubiera podido subsistir la Revolución».

«Al cabo de tantos años, que el actual Gobierno de Rusia condone el 90 por ciento de esa deuda y que el diez por ciento restante, alrededor de unos 3 500 millones de dólares, se invertirá en Cuba —afirmó— es una muestra más y nuevamente una gran generosidad palpable del pueblo ruso hacia Cuba», destacó PL.

Agradeció esa decisión «del pueblo y Gobierno rusos sobre la condonación de la mayor parte de la deuda cubana» y expresó su confianza en que los nexos entre ambos Estados se incrementen y fortalezcan en lo adelante.

A través de su Presidente «queremos expresar nuestra gratitud al pueblo y Gobierno de Rusia por todos estos acuerdos y decisiones que nos acaba de informar el presidente Vladímir Putin», enfatizó.

Raúl también señaló que los acontecimientos sucedidos en la Unión Soviética en la década del 90 del siglo pasado, evidentemente desequilibraron el poder mundial, las fuerzas que mantenían ese equilibrio, y destacó que a partir del año 2000 Rusia comenzó a recuperar fuerza en la arena internacional y sus efectos los estamos viendo en la actualidad, en primer lugar a escala mundial y en segundo en los resultados de estas relaciones de nuevo tipo que mantenemos con el Gobierno y pueblo rusos, indicó.

«Nos sentimos muy satisfechos de que en la arena internacional coincidimos con la actual política de firmeza y política inteligente que está llevando a cabo Rusia, según nuestra apreciación», apuntó el Presidente cubano.

Aspiramos a continuar coincidiendo con el gran pueblo ruso y su Gobierno, sostuvo Raúl Castro al referirse a esta nueva etapa en las relaciones internacionales.

La ceremonia de firma de los instrumentos jurídicos de este viernes entre altos funcionarios de los dos países, tuvo lugar al término de las conversaciones oficiales entre Putin y Raúl.

El Jefe de Estado ruso, quien arribó a La Habana en las primeras horas de este viernes, inició la jornada con la colocación de una ofrenda floral en el Monumento dedicado a los soldados internacionalistas soviéticos, ceremonia solemne en la que estuvo acompañado por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba.

Con una inclinación de cabeza, en señal de respeto, el distinguido huésped saludó la memoria de 68 soldados y oficiales caídos o muertos en el territorio de Cuba, en los años 1962-1964, y cuyos restos descansan en el Memorial erigido en 1978, lugar donde se les rinde tributo y es símbolo de una hermandad sólida.

Una marcha de revista de la Unidad de Ceremonias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y las notas del Himno de la República Federativa de Rusia precedió a la colocación de la ofrenda floral, en la que también estuvieron presentes los miembros del Buró Político Bruno Rodríguez Parrilla, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, y el general de cuerpo de ejército Álvaro López Miera, viceministro primero, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y Héroe de la República de Cuba.

El Canciller cubano también acompañaría a Putin, en horas de la tarde, al homenaje que el Jefe de Estado ruso rindió, con una ofrenda floral, al Héroe Nacional cubano José Martí, en el monumento y Memorial que lleva el nombre del Apóstol de la independencia, en la histórica Plaza de la Revolución.

La Habana ha sido la primera escala de una gira latinoamericana del mandatario ruso que lo llevará este sábado a la Argentina y luego a Brasil, donde asistirá a la entrega que la FIFA hará a Rusia de la sede del Mundial de Fútbol 2018 y, fundamentalmente, a la reunión cumbre del grupo de países emergentes Brics, del que Rusia forma parte junto a Brasil, India, China y Sudáfrica.

Importantes acuerdos deja la visita

Con la presencia de los presidentes Vladímir Putin y Raúl Castro se rubricaron este viernes 11 de julio, diez importantes documentos que fortalecen la cooperación entre ambos países.

El primero de ellos, el Convenio entre el Gobierno de la República de Cuba y el Gobierno de la Federación de Rusia sobre Colaboración en la Garantía de la Seguridad Internacional de la Información, fue rubricado por Serguei Lavrov y Bruno Rodríguez Parrilla, titulares de Relaciones Exteriores de Rusia y Cuba, respectivamente, quienes también signaron la Declaración Conjunta sobre la no instalación primera de armas en el espacio cósmico, para impedir que el Espacio Ultraterrestre se convierta en escenario de enfrentamientos militares.

Un Programa de Colaboración entre el Ministerio de Cultura de Cuba y el Ministerio de Cultura de Rusia, también fue suscrito por el canciller Lavrov y por Julián González Toledo, ministro de Cultura de Cuba.

Otros documentos suscritos este viernes fueron un Memorando de Entendimiento Mutuo entre el Ministerio de Industrias de Cuba y el de Industria y Comercio de Rusia, firmados por los titulares respectivos, Salvador Pardo Cruz y Denis V. Mánturov, y el Memorando de Entendimiento sobre la cooperación en el sector de la protección de la salud de la población masculina, suscrito por los titulares de Salud, Veronica I. Skvortsova, y Roberto Morales Ojeda.

También se firmó el Memorando de Entendimiento Mutuo entre el Ministerio del Interior cubano y el Ministerio de la Federación de Rusia para los Asuntos de la Defensa Civil, Situaciones de Emergencias y Liquidación de las Consecuencias de Desastres, para la Colaboración en el Marco del Futuro Desarrollo del Centro Regional de Entrenamiento de Salvamento y Bomberos Cubano–Ruso, con proyección hacia los países miembros de la Celac, y que fue registrado por el titular ruso Vladimir A. Puchkóv, y el general de cuerpo de Ejército Abelardo Colomé Ibarra, ministro del Interior.

El Acuerdo de Cooperación para el Incremento del Coeficiente de Recuperación en Campos Maduros, dirigido al estudio de las condiciones de desarrollo y explotación de yacimientos y pozos de petróleo en el territorio cubano, lo firmaron Igor I. Sechin, presidente del Consejo de Administración y vicepresidente del Consejo de Directores de la Compañía Petrolera Rosneft y Juan Torres Naranjo, director general de la Unión Cuba-Petróleo.

Otro importante Memorando de entendimiento establece el contrato de construcción de cuatro Unidades de Generación con capacidad instalada unitaria de 200 MW en Cuba, el cual firmaron Borís Yu. Kovalchúk, presidente de la Junta Directiva de la compañía Inter RAO y Liván Arronte Cruz, director general de la Unión Eléctrica.

En la esfera de Producción y Aplicación de Luminaria en Base de la Tecnología LED hubo un Memorando de entendimiento sobre cooperación entre Inter RAO–Export S.L. y el Grupo de la Electrónica del Ministerio de Industrias , rubricado por Borís Yu. Kovalchúk, presidente de la Junta Directiva de la compañía Inter RAO y Vicente de la O Levis, director general del Grupo de la Electrónica del Ministerio de Industrias.

Un Memorando de Entendimiento entre la Sociedad Anónima Abierta Compañía Federal de Hidrogeneración-Rushydro y la Unión Eléctrica, fue suscrito por Evgueny V. Dod, presidente de la Junta Directiva de RusHidro y Liván Arronte Cruz, director general de la Unión Eléctrica.


ESTADOS UNIDOS: LA EMIGRACIÓN Y LA LEY

Jorge Gómez Barata

La formación de los Estados Unidos es la concreción de un proyecto de ingeniería política que, en fecha tan temprana como 1776 convirtió 13 enclaves coloniales en un solo país, que tras dilatados debates y negociaciones se dotó de una constitución, un gobierno y una estructura federal que han resultado funcionales a sus intereses.

Entre la Declaración de Independencia (1776) y la adopción de la Constitución de Estados Unidos (1789) transcurrieron 13 años de intensas negociaciones en los cuales se colegió el modo como preservar los intereses de cada una de las entidades, de los pobladores y las de élites económicas y religiosas respectivas. 

Aquel proceso dio lugar a una Constitución que modera las facultades del gobierno a la vez que se empodera al Congreso y protege a las personas. Del entramado forma parte un federalismo que otorga amplios poderes a estados, condados y alcaldías; así como un delicado equilibrio entre los poderes legislativo, ejecutivo y judicial que en conjunto hacen del funcionamiento del Estado norteamericano un fenómeno excepcionalmente complejo.

En su artículo primero, la Constitución sostiene que: “Todos los poderes legislativos otorgados por la Constitución residirán en un Congreso…” Todos, no deja margen alguno. En realidad en Estados Unidos gobierna el Congreso, que entre otras facultades tiene la de destituir al presidente; mientras que este carece de atribuciones para condicionar al legislativo. 

Por otra parte, la Constitución es categórica en cuanto a la protección de las personas por la ley. Al respecto las 10 primeras Enmiendas son precisas y ninguna hace distinción entre categorías sociales. No hay alusiones a ciudadanos, residentes, extranjeros o emigrantes sino: al pueblo y las  personas.

Al obligar y proteger al pueblo y a todas las personas que estén en territorio de los Estados Unidos, de modo expreso la Constitución salvaguarda también a los emigrantes indocumentados, que respecto a sus personas, su humanidad y sus familias, tienen idénticos derechos que los ciudadanos.

Con base a las 10 primeras Enmiendas, ninguna persona, incluyendo a los indocumentados, puede ser detenida ni interrogada sin “causa probable”, no están obligados a responder por delito alguno sino es “en virtud de denuncia o acusación por un Gran Jurado”, no serán juzgado dos veces por el mismo delito, ni obligados a declarar contra sí mismo; tampoco privados de su libertad ni de su propiedad sin el debido procedimiento legal.

Al respecto, Estados Unidos está ante una cuestión práctica. La relación entre el tamaño de su economía, el territorio y la población; así como las tasas de crecimiento por nacimientos, es sumamente favorable a una intensificación de los flujos migratorios. A Estados Unidos no le sobran las personas, sino todo lo contrario.

Con aproximadamente el mismo territorio, la economía de Estados Unidos duplica la de China, cuya población es cuatro veces mayor. El PIB estadounidense supera ocho veces al de India, que tiene siete veces más  habitantes y cabe tres veces dentro de Estados Unidos. En cuanto al número de habitantes, Norteamérica debiera preocuparse más por defecto que por exceso.

La masa de personas que vive allí en condición migratoria irregular, muchos de los cuales lo hacen desde hace años, han acumulado méritos suficientes para merecer la regularización de su status. De hecho están  asimilados al sistema productivo, integrados a la sociedad, respetan sus leyes, asisten a sus escuelas, aprenden el idioma y se esfuerzan por su ascenso  personal, lo cual es un elemento a favor del progreso del país.  

Al respecto el Dr. Julián Álvarez me comentó: “Estados Unidos tiene una extensión territorial mayor que la India y similar a la de China, aplicando luz larga a la competencia por la hegemonía mundial en el aspecto económico, la masa y la densidad poblacional van a jugar un papel nada desdeñable…”

Ojalá, además del cálculo objetivo y el pragmatismo, la sensatez y el humanismo ilumine a los encargados de adoptar las decisiones. Allá nos vemos.

La Habana, 12 de julio de 2014