martes, 1 de julio de 2014

¿Agenda secreta en la visita de ejecutivos de Google a Cuba?

Percy Francisco Alvarado Godoy *


Como es conocido mundialmente, el actual presidente de Google, Eric Schmidt, visitó Cuba junto con otros directivos como Jared Cohen, así como otro par de funcionarios de esta compañía, con el supuesto propósito de "promover las virtudes de una internet libre y abierta".

Luego de dos días de visita, los empresarios tuvieron contactos oficiales, visitaron algunos centros de interés como la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI) y, como era de esperarse, se encontraron con la bloguera contrarrevolucionaria Yoani Sánchez.

Apenas culminaron las visitas, Schmidt realizó varias declaraciones que expresaron su visión emanada de una corta visita, tales como:

● El bloqueo no tiene sentido para los intereses norteamericanos.

● Evidente atraso tecnológico cubano.

● Necesidad de tomar acciones para evitar que se fomente el empleo en Cuba de la tecnología asiática.

● Fomentar la libertad de expresión y promover un mayor acceso a Internet en la población.

● Su oposición a que se mantenga a Cuba por parte de EE UU en la lista de estados patrocinadores del terrorismo.

● Criticó las restricciones de los norteamericanos para viajar a Cuba. En este sentido, declaró: "Estas políticas desafían la razón: hay docenas de países que llamamos nuestros aliados, y a los cuales somos libres de viajar, que representan mucho peores amenazas y preocupaciones para Estados Unidos que Cuba".

● Sugirió una apertura económica para Cuba, así como reclamó el desmonte del “embargo” norteamericano.

¿Quién es realmente Eric Schmidt?

Se ha podido comprobar que el señor Schmidt se encuentra además vinculado a una de las organizaciones involucradas en la guerra ideológica anticubana, la New America Foundation, de la cual es Chairman de la Junta de Administradores.

Esta fundación, creada en 1999, es dirigida actualmente por Anne-Marie Masacre y la misma está integrada por un grupo de dirigentes relacionados con los servicios de inteligencia norteamericanos. Es por ello, que no resulta extraño que la New America Foundation (NAF) sea el principal socio de la USAID para la promoción injerencista de programas subversivos contra Cuba.

Sus programas, dirigidos hacia una supuesta “democratización” en la Isla, le han permitido a NAF recibir millonarias sumas de dinero para estos propósitos desestabilizadores. Para nadie es un secreto que cuenta con un presupuesto público –sin contar otras partidas secretas o enmascaradas-, de cerca de 4,3 millones de USD para el período que media entre septiembre de 2012 hasta septiembre de 2015.

La New America Foundation goza de una privilegiada asignación de fondos de diversas fuentes, entre las que se destacan la USAID, el Departamento de Estado y otras, que la colocan por encima de la Fundación de Derechos Humanos en Cuba (FDHC) –dependencia de la FNCA-, la cual recibe 3,4 millones de USD y por encima Grupo de Apoyo a la Democracia, el cual recibe 3 millones de USD.

La New America Foundation también supera en disponibilidad de fondos para su gestión subversiva, para el período desde septiembre de 2011 a septiembre de 2014, a organizaciones como la Fundación Panamericana para el Desarrollo (3,9 millones de USD), la International Relief and Development (3,5 millones de USD) y al Instituto Nacional Demócrata (2,3 millones de USD; así como otras subvenciones a organizaciones que abarca el período desde septiembre 2012 a septiembre 2015, como los es el Instituto Republicano Internacional (3 millones de USD).

También se ha hecho público el vínculo de Schmidt y su New America Foundation en programas ya implementados contra Cuba por la USAID. Uno de estos programas subversivos se desnudó al implicar al Open Technology Institute (OTI), en el 2012, quien se subordina a la New America Foundation, en un intento de aplicar el software Commotion, ya probado en Túnez, en la guerra sicológica contra la Isla.

Según The New York Times, el engendro de esta red se probó en el 2011 como herramienta mediática para lograr el derrocamiento del presidente Zine al-Abidin Ben Ali.

Por otra parte, Radio Free Asia, una ONG financiada por EE UU, a su vez financista de America Foundation, también se ha vinculado al acelerado proceso de implementación de herramientas de subversión online en naciones “enemigas” de la política norteamericana.

Estos proyectos, a cargo del Departamento de Estado y la USAID, con parte del financiamiento otorgado a la Fundación Nueva América –con vistas de implementarlo en Cuba-,  tienen grupos de trabajo integrados por especialistas en informática, hackers y grupos opositores en diversos países como Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Vietnam, Corea del Norte, Siria. Irán, China, entre otros. La idea básica es lograr establecer campañas sicológicas, propagación de rumores e incitaciones, mediante el empleo de redes alternativas no controladas por los gobiernos.

Baste decir que el 4 de octubre de 2013 la New America Foundation recibió de la USAID cerca de 4,3 millones de USD para financiar Commotion, para implementar su aplicación en Cuba y Corea del Norte.

Dentro de estas estrategias se encuentra Piramideo.es, basada en el envío múltiple de SMS desde los teléfonos celulares.


Schmidt no es totalmente ajeno a la implementación de Zunzuneo, denunciado por la agencia AP en abril pasado. 

Los compadres de Eric Schmidt en la New America Foundation

La New America Foundation es un nido de especialistas en la elaboración de herramientas tecnológicas para subvertir el orden institucional en otras naciones, así como en la implementación de planes desestabilizadores debidamente estructurados. Prueba de ellos es que varios de los miembros de su directiva han estado vinculados directamente a las estructuras de poder en EE UU. La actual presidente de la misma, Anne-Marie Masacre, se desempeñó entre 2009-2011 como Directora de Planificación de Políticas del Departamento de Estado de los Estados Unidos, recibiendo premios diversos por su gestión, incluyendo el de Servicios Meritorios de la USAID y el del Comandante Supremo Aliado para Europa. 

Por su parte, Sharon Burke, actual asesor de la Fundación New America, especializada en seguridad internacional, sirvió en la Subsecretaría de Defensa en el gobierno de Obama, así como ocupó altos cargos en el gobierno de George W. Bush. 

Otro de los compañeros de Schmidt, Tim Maurer, se dedica a asuntos relacionados con la ciberguerra, así como proyectos de promoción de la libertad de Internet. Maurer trabajó en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Otra de las especialistas vinculadas a Schmidt es Emily Schneider quien funge como investigador asociado en el Programa de Seguridad Nacional en la New America Foundation y trabajó en el Instituto para la Seguridad Nacional y Contraterrorismo, un centro de investigación conjunta a Maxwell de la Universidad de Syracuse School y Facultad de Derecho, con fuertes vínculos con la CIA, el NHS y la CIA. 

Otro de los personajes de la New America Foundation, James Willis, quien goza de amplia experiencia en asuntos financieros, ha trabajado en la gestión de programas, la supervisión de los proyectos de desarrollo de la salud financiados por USAID en Europa central y oriental y como voluntario del Cuerpo de Paz en Lituania.

¿Quiénes financian esta fundación?

Además del financiamiento que ofrece la USAID, Schmidt y sus cómplices de la NAF reciben financiamiento público de diversas fuentes, aunque existe la evidencia de que muchos de esos donantes son tapaderas de los servicios norteamericanos. A grandes rasgos, estos donantes son:

Con más de un millón de dólares:

Departamento de Estado de EE.UU., Fundación Bill y Melinda Gates, Fundación Lumina y Eric y Wendy Schmidt.

Desde 250,000 USD hasta 990,000:

Fundación Ford, Fundación Annie E. Casey, Universidad del Estado de Arizona, Corporación Carnegie, Fundación Citi, La Fundación Nathan Cummings, Fundación Ford, Fundación para el Desarrollo del Niño, Fundación para la Promoción de la Sociedad Abierta, Google, Inc., Fundación Joyce, Carolyn y Jeffrey Leonard, Fundación MacArthur, Fundación Charles Stewart Mott, Iniciativa de Pritzer Niños, Radio Free Asia, Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y Proyecto 11th Hour.

Otros financistas de interés: 

Jennifer y Jonathan Allan (Fundación Soros), Facebook, Microsoft Corporation, Fundación Open Society Institute de Budapest, Fuente de la Fundación Esperanza, Rockefeller Brothers Fund, Inc.,  La Fundación Rockefeller, El Grupo del Banco Mundial, entre otros.

Conclusiones

El nuevo encuentro de la mercenaria Yoani Sánchez con los directivos de Google –recuérdese que hubo otro anterior durante la visita de la misma a Silicon Valley, en noviembre del 2013-, parece ser un espaldarazo de este monopolio de Internet a la actividad subversiva contra Cuba, así como de sus vínculos con los programas subversivos patrocinados por la USAID.

La propia bloguera mercenaria Yoani Sánchez comentó que los altos ejecutivos de Google y Twitter le habían prometido la creación de herramientas tecnológicas para desarrollar su actividad provocadora dentro de Cuba.

La visita de Schmidt tuvo otra agenda oculta, bien pensada y definida, fuera de curiosear sobre la realidad cubana actual, y fue la de tratar de ver sobre el terreno las posibilidades reales de implementar nuevos programas subversivos contra Cuba.




Expresidente Sarkozy detenido para interrogatorio en caso de tráfico de influencias

El Periódico - GUATEMALA, MARTES 01 DE JULIO DE 2014

El expresidente Nicolas Sarkozy fue detenido para interrogatorio el martes, una primicia para un exjefe de Estado francés, en el marco de una investigación por sospechas de tráfico de influencias.

Un vehículo con el ex presidente de Francia, Nicolas Sarkozy llega a bordo en la oficina anti-corrupción de la policía francesa.

Esta detención preventiva para interrogatorio se produce en momentos en que arrecian en Francia los rumores sobre la voluntad de Sarkozy de volver a la política y de tratar de recuperar la jefatura del partido conservador UMP.

Los investigadores de la brigada anticorrupción de la policía judicial podrán interrogar al exmandatario conservador (2007-2012) durante 24 horas, que pueden extenderse un día más.

Al finalizar los interrogatorios, puede ser liberado sin cargos o transferido a un juez de instrucción para incoarle un proceso.

Sarkozy, y antes de él el expresidente Jacques Chirac fueron imputados en casos judiciales, pero nunca estuvieron en detención preventiva para interrogatorio.

Sarkozy llegó a las 08H00 locales (06H00 GMT) a la sede de la dirección central de la policía judicial (DCPJ) en Nanterre, suburbio de París.

En ese lugar se encuentran detenidos desde el lunes su abogado, Thierry Herzog, y dos altos magistrados de la fiscalía de la Corte de Casación, Gilbert Azibert y Patrick Sassoust.

Los investigadores quieren saber si Sarkozy intentó obtener, con la ayuda de su abogado, informaciones de un magistrado prometiéndole a cambio un cargo de prestigio.

Además, en el marco de una investigación iniciada el 26 de febrero pasado, los investigadores quieren averiguar si Sarkozy fue informado ilícitamente de que la justicia había autorizado la escucha de sus conversaciones telefónicas.

La decisión de intervenir los teléfonos de Sarkozy había sido adoptada en septiembre pasado por el juez que investiga las acusaciones de que el lider libio Muamar Gadafi había financiado su campaña electoral en 2007.

Un retorno político complicado

Sarkozy, de 59 años, fue derrotado en las elecciones de 2012 por el socialista François Hollande.

La actual investigación puede complicarle seriamente cualquier tentativa de presentar su candidatura en los comicios de 2017.

Según rumores insistentes, el expresidente pretende volver a la vida política, tomando las riendas de su partido, la Unión por un Movimiento Popular (UMP, oposición de derecha), empantanada en una crisis sin precedentes a raíz de un escándalo de falsas facturas y debilitada por el avance de la ultraderecha en las últimas elecciones europeas.

El asunto se inició en el segundo trimestre de 2013, cuando varios allegados de Sarkozy fueron puestos bajo escucha a raíz de la investigación sobre los fondos libios: los exministros Claude Guéant y Brice Hortefeux, así como Michel Gaudin, exjefe de la policía nacional y exprefecto de la policía de París.

Este último, que tras la derrota electoral de Sarkozy en 2012 fue nombrado director de gabinete, mantuvo varias conversaciones que interesan a la policía. Aparentemente, buscó en vano obtener información del jefe de los servicios de inteligencia interior, Patrick Calvar, sobre el avance de la investigación libia.

Los jueces tomaron entonces la decisión, sin precedentes en Francia, de poner bajo escucha al expresidente, en especial el teléfono que utilizaba con el seudónimo de "Paul Bismuth" para hablar con Herzog.

Y las conversaciones entre los dos hombres pueden hacer pensar que trataron de obtener informaciones de Gilbert Azibert.

Las conversaciones de Sarkozy con su abogado concernían las agendas del expresidente, objeto de investigación en el caso Bettencourt. La justicia decidió guardar esos documentos, que podrían servir para otras investigaciones.

Además de los casos del financiamiento libio y del tráfico de influencias, la justicia francesa realiza otras investigaciones que podrían representar otros tantos escollos en el camino de retorno a la política de Sarkozy. Su nombre es citado en media docena de causas.

La semana pasada, la fiscalía de París encargó a jueces financieros una investigación por falsificación, abuso de confianza y tentativa de estafa, esta vez por la financiación de la campaña de Sarkozy por la presidencial de 2012.

Se sospecha que los mítines de campaña de Sarkozy fueron financiados en gran parte por la UMP a fin de ocultar que el candidato sobrepasaba el tope de gastos autorizado legalmente.

La policía investiga asimismo la regularidad de contratos firmados entre el palacio presidencial y nueve institutos de sondeo durante la presidencia de Sarkozy.

AFP


EEUU debería superar su historia y eliminar el bloqueo contra Cuba, afirma Presidente de Google

Publicado en Cubadebate el 30 junio 2014 


Eric Schmidt junto a Barack Obama. Foto: Progreso Semanal

“Estas políticas no parecen razonables: hay decenas de países a los que consideramos aliados y a donde se nos permite viajar y que significan una amenaza mucho mayor que Cuba para EE.UU. en esta década”, afirma el Presidente de Google, Eric Schmidt, quien publicó anoche un post en su página en Google+ donde reseña su reciente viaje a la Isla. Lo acompañaron los directivos de su empresa Jared Cohen, Brett Perlmutter y Dan Keyserling.

También incluyó en su nota varias fotos tomadas por él en La Habana.

Schmidt aseguró que “el pueblo cubano, moderno y muy bien educado, define la experiencia con la calidez que solo expresa la cultura latina: una música tremenda, comida y entretenimiento (la mayor parte de los cuales no pudimos disfrutar; más acerca de esa visa en un minuto)”, añade.

“Los dos mayores logros de la Revolución, como ellos lo llaman, es el sistema universal de salud gratuito para todos los ciudadanos, con médicos muy buenos, y la clara mayoría de mujeres en niveles ejecutivos y de gerencia en el país. Casi todos los líderes que conocimos eran mujeres, y una bromeó con nosotros con una amplia sonrisa que la revolución prometió la igualdad, a los hombres machistas no les gustó, pero ‘se han acostumbrado”, asegura.

Sobre el bloqueo añade:

“El embargo ahora codificado en la Ley Helms-Burton de 1996, define todo para EE.UU. y Cuba. (Los cubanos lo llaman un “bloqueo” y una valla lo describe como genocidio.). El gobierno de EE.UU. califica a Cuba de “estado patrocinador del terrorismo”, en el mismo plano que Corea del Norte, Siria, Irán y Sudán del Norte. Los viajes al país están controlados por una oficina norteamericana llamada OFAC y bajo nuestra licencia no se nos permitía hacer nada, a no ser tener reuniones de negocios, y nuestro hotel debía costar menos de $100 dólares por día y los gastos totales diarios $188. No es sorprendente que en La Habana haya muchas habitaciones de hotel que cuestan $99.

Afirma que “estas políticas no parecen razonables: hay decenas de países a los que consideramos aliados y a donde se nos permite viajar y que significan una amenaza mucho mayor que Cuba para EE.UU. en esta década. Los cubanos creen que esto es en gran medida un asunto de política local de la Florida y que la juventud cubanoamericana toda apoya la normalización junto con el resto de la comunidad de negocios de EE.UU.”

Schmidt concluye:

“Cuba tendrá que abrir su economía política y comercial, y EE.UU. tendrá que superar su historia y eliminar el embargo. Ambos países tienen que hacer algo que es difícil de hacer desde el punto de vista político, pero valdrá la pena.”



En La Habana. Foto: Eric Schmidt.


En La Habana. Foto: Eric Schmidt.

A DIOS ROGANDO…

Jorge Gómez Barata

La relación de la fe con el poder acompañó a la humanidad desde los orígenes. Tras abundantes y dilatados desencuentros, en occidente se separaron de mutuo acuerdo; no ocurrió así en el Oriente Medio.

La capacidad de convocatoria de las religiones, las elaboraciones teológicas en forma de escrituras sagradas, y el desarrollo orgánico de las instituciones religiosas, asociadas a intereses económicos y políticos, convirtieron a la Iglesia en entidad del poder temporal. El papel del papado en las Cruzadas, en la gobernanza de la Europa medieval, y en la conquista del Nuevo Mundo, ilustra esa función.

En occidente el surgimiento de los estados nacionales, el triunfo de la filosofía liberal, y el advenimiento de la democracia hicieron necesaria la separación de la iglesia y el Estado, que se consumó definitivamente con las revoluciones en Estados Unidos y Francia, y la independencia hispanoamericana.

Por una extraña dialéctica la separación benefició tanto a las iglesias como a los estados, creó condiciones para el florecimiento de sociedades laicas, la ilustración y el progreso. Al remitirse a la promoción de la fe y dejar de ejercer el poder temporal, la Iglesia Católica fue más fuerte, no más débil.

En algunas de las sociedades que profesan el Islam, el proceso ha sido inverso. En las últimas décadas, en lugar de separarse del poder, algunas jerarquías clericales musulmanas se han vinculado más al mismo. Los movimientos, que en países islámicos de Asia y África y Oriente Medio, han mezclado la fe con el poder político, son esencialmente reaccionarios, y en todos los casos, conllevan al atraso, no al progreso.

LOS MUSULMANES

Debido sobre todo a los procesos migratorios, los musulmanes están presentes en todo el mundo, y superan los mil millones. Los países islámicos son 28 en Asia; 26 en África, 3 en Europa y 2 en América Latina (Guyana y Surinam). Casi sin excepciones, pertenecen al llamado Tercer Mundo, ninguno es una nación desarrollada, y muy pocos constituyen verdaderas democracias.

En los siete países de la península arábiga los musulmanes constituyen el ciento por ciento de la población. En Irak, Egipto, Siria, Líbano, Palestina y Jordania son más del 90, y en Turquía, Bulgaria, Albania y la ex Yugoslavia superan el 60 por ciento.

En los países islámicos, en su mayoría, los modelos políticos y las formas de gobierno tienden al autoritarismo, y en algunos casos a la instalación de teocracias. Hay sin embargo estados de mayoría musulmana donde el sistema político convive con el laicismo y la democracia, impidiendo el acceso al poder de los círculos fundamentalistas. Turquía, Egipto, Túnez, Líbano, Argelia y otros son ejemplos de ello. Fundamentalistas o no, la mayoría de los países musulmanes son aliados de occidente y de Estados Unidos.

La fe musulmana, como todas las demás expresiones de religiosidad, son frutos de la cultura que desdichadamente es utilizada con propósitos francamente abyectos, y que hoy han sumido al Oriente Medio y a otros países en la violencia y la guerra, y hacen peligrar a todo el mundo.

En el Oriente Medio, el colonialismo y el imperialismo crearon situaciones nacionales y geopolíticas anómalas, y cuando mediante dilatados y complejos procesos, en Irak, Afganistán, Libia y Siria se había alcanzado alguna estabilidad; Estados Unidos intervino, cometiendo el error de deshacer complejas estructuras, alterar la estabilidad confesional y una precaria convivencia nacional que, aunque en medio de enormes tensiones, permitían avanzar hacia el progreso con márgenes de democracia, que podrían ampliarse paulatinamente.

La sentencia es simple aunque encierra una tragedia de enormes dimensiones: “Es fácil hacer salir al genio de la botella, difícil es hacerlo regresar”. Allá nos vemos.

La Habana, 01 de julio de 2014