domingo, 22 de junio de 2014

Dramático acoso escolar en México

   Por Marcos Romero

   
CIUDAD DE MEXICO, 21 (ANSA) - El fenómeno del acoso escolar adquirió en México proporciones de escándalo, al grado que se ubica ya en el primer lugar entre los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

    En año pasado, hubo 16 suicidios por este problema en cuatro estados de México, donde el 65% de los escolares ha sufrido al menos una vez este flagelo, según José Luis Alcántara, gerente de programas "antibullying" de la Fundación en Movimiento.

    En 2011, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos -organismo autónomo del gobierno- reportó que el 30% de los estudiantes de educación básica declaraba sufrir algún tipo de bullying, pero para 2013, el porcentaje subió al 40% de los 18,7 millones de alumnos de primaria y secundaria.

    El problema no es privativo de escuelas públicas, sino también de privadas, y obligó al ministerio de Educación, el pasado día 13, a abrir un portal en internet llamado "acosoescolar" y una "hot line" gratuita para "atender, prevenir, dar información y recibir denuncias" sobre este fenómeno. El portal explica a los padres algunas señales que revelan el acoso que pueden estar sufriendo sus hijos, que incluyen bromas pesadas con frecuencia, uso de apodos ofensivos y comentarios que los ponen en ridículo.

    Esos indicios podrían ir desde pérdida de libros o dinero, temor a salir a jugar en la hora del receso o inseguridad, tristeza, preocupación, carencia de amigos y miedo de ir a la escuela. El 21 de mayo pasado, Héctor Alejandro Méndez, de 12 años, un niño de primer año de secundaria en Ciudad Victoria, capital del norteño estado de Tamaulipas, murió en un hospital por los golpes en la cabeza que recibió de cuatro de sus compañeros de clase.

    Antes de fallecer, el niño reveló que cuando era golpeado pidió ayuda a su maestra, pero ella lo ignoró y siguió siendo agredido.

    A Héctor sus compañeros lo tomaron de brazos y piernas una semana antes, lo mecieron y lo arrojaron de cabeza en dos ocasiones hacia una pared, lo cual le causó muerte cerebral y su posterior fallecimiento.

    El ministerio de Educación Pública (SEP) indicó tras esta muerte que activará en el último trimestre de este año un programa piloto para prevenir y reducir el acoso escolar en escuelas de preescolar, primaria y secundaria de México.

    El 10 de marzo último, murió Jonathan, de siete años, que cursaba el primer grado en la escuela primaria de Tlacuitapa, municipio de Unión de San Antonio, en el estado occidental de Jalisco, donde era hostigado por un compañero, que le robaba dinero. Según los reportes de prensa, antes de fallecer el infante llegó a su casa quejándose de que si tomaba agua sentía que se "ahogaba" y al día siguiente no se quiso levantar ni comió, negándose a ir a la escuela.

    Fue cuando confesó que un compañero mayor que él, apodado "Beto", lo golpeaba todos los días y que un día antes le había sumergido la cabeza en uno de los retretes de la escuela.
    El niño fue hospitalizado y expiró después de sufrir una infección pulmonar que no fue diagnosticada a tiempo.

    En las redes sociales, el acoso escolar es también cada vez mayor, según la compañía de seguridad informática McAfee, que reveló en una encuesta difundida en 2012 que el 47% de los jóvenes entre 12 y 16 años en México ha sufrido algún tipo de agresión a través de Internet. Javier Carreón, investigador de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), considera que "la violencia no se resuelve con más violencia, sino con cultura y educación". "Debemos brindar a niños y jóvenes programas que les ofrezcan espacios adecuados para que convivan, se ejerciten o se distraigan" como la música o la natación, dice el experto, quien añadió que pues "sólo las estrategias públicas amplias e integrales en la materia podrán erradicar las agresiones".

MRM/ACZ 
21/06/2014 18:09 


Aprueban candidatura de Dilma Rousseff para reelección

El Partido de los Trabajadores aprobó este sábado en su Convención Nacional la candidatura de la presidenta del país, Dilma Rousseff, para su reelección en los comicios de octubre próximo


«Es hora de seguir adelante, es hora de hacer más cambios, mis queridos compañeros», dijo Dilma. Autor: AFP
digital@juventudrebelde.cu
21 de Junio del 2014 22:55:56 CDT

BRASILIA, junio 21.— El Partido de los Trabajadores (PT) aprobó este sábado en su Convención Nacional la candidatura de la presidenta del país, Dilma Rousseff, para su reelección en los comicios de octubre próximo, reportó PL.

Tras la intervención del líder de este partido, Rui Falcao, y del exmandatario Luiz Inacio Lula da Silva, Rousseff recibió el apoyo de los 800 delegados reunidos en uno de los salones del Centro de Convenciones Brasilia 21, de esta capital.

Los representantes del PT avalaron igualmente la propuesta de que el vicepresidente del país, Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), sea de nuevo el compañero de fórmula de la jefa de Estado.

De esta forma, confirmó una alianza tradicional con el PMDB, considerado como una de las principales fuerzas políticas brasileñas.

Bajo el lema «Más cambios, más futuro» Rui Falcao auguró la continuación del proceso de transformaciones en Brasil, iniciado hace 11 años con Lula da Silva y continuado por Dilma Rousseff.

Falcao se pronunció además por avanzar hacia la democratización de los medios de comunicación con miras a acabar con los monopolios y oligopolios en este sector, y criticó a aquellos que intentan considerar esta iniciativa como censura.

Asimismo, adelantó que Rousseff y el PT retomarán la propuesta de 2013 de convocar a un plebiscito con miras a llamar a una Asamblea Constituyente que induzca transformaciones políticas en el país.

Finalmente, Rui Falcao dijo que estas elecciones serán difíciles, por lo cual instó a la militancia a salir a las calles con entusiasmo y exhibir con valentía los resultados de 11 años de Gobierno y mostrar un mejor futuro.

La Convención del PT cuenta con la presencia de ministros, senadores, líderes de grupos sociales y dirigentes de otras ocho fuerzas políticas, entre las cuales figuran los comunistas del PCdoB, el PMDB, y las agrupaciones de la República (PR) y los laboristas (PDT).


El camino de China a convertirse en superpotencia esquiva una nueva guerra fría

RT  -  22 jun 2014 | 13:53 GMT

© RT/Reuters

China puede tener más control sobre su ascenso como superpotencia de lo que a EE.UU. le gustaría admitir, según un reciente estudio que concluye que es poco probable que las relaciones entre Washington y Pekín conduzcan a otra 'guerra fría'.

A pesar de que China ha virado hacia una política exterior en la que 'muestra más músculo', el informe, denominado 'Decodificando la estrategia en Asia de una China que emerge como superpotencia', pone de relieve que es poco probable que surja un enfrentamiento como el que se vivió entre EE.UU. y la Unión Soviética.

El principal autor del informe, Christopher K. Johnson, señala que el actual secretario general del Partido Comunista de China, Xi Jingping, ha dado mayor importancia a la consolidación de la autoridad única sobre áreas del Gobierno, en concreto los servicios militares y de inteligencia, sobre las que los mandatarios del pasado no ejercieron el control exclusivo.

También se ha estado moviendo, en palabras de Johnson, hacia una política exterior "robusta, hábil y activa".
La cuestión clave es entender qué significa para Asia y EE.UU. esa política exterior más robusta por parte de Pekín. En el país norteamericano hay quienes afirman que EE.UU. se prepara para un gran enfrentamiento de poderes siguiendo los lineamientos de la guerra fría, según un análisis que publica US News.

Sin embargo, existen más diferencias que similitudes entre el estado actual de las relaciones entre China y EE.UU. y el modelo de la guerra fría.

En primer lugar, las relaciones entre los dos países no se basan en las luchas por el territorio derivadas de un conflicto anterior, como era el caso de EE.UU. y la Unión Soviética, que lucharon por controlar la Europa de la posguerra. Mientras que China está alcanzando a EE.UU. sin estar interesado en "acceder al hiperpoder de EE.UU.", en palabras de los autores del informe, la Unión Soviética y EE.UU. eran rivales estratégicos que habían sido aliados durante los últimos días de la Segunda Guerra Mundial.

En segundo lugar, mientras que China está desarrollando rápidamente las capacidades militares convencionales de una gran potencia, por ejemplo una flota de altamar, no existe entre ellos una "carrera armamentista" desmedida o una dinámica de destrucción mutua comparable a la competencia entre Estados Unidos y la URSS por la capacidad de tener misiles nucleares. En cambio China está buscando, con el tiempo, marginar la influencia de EE.UU. en Asia, aseguran los expertos.


Protestan en EE.UU. ante posible intervención militar en Irak

Cubasí  -   Telesurtv  -  Domingo, 22 Junio 2014 09:35


Activistas antibelicistas de Estados Unidos protestan en varias de las principales ciudades del país como Chicago, San Francisco, Los Ángeles y Nueva York, en contra de cualquier posible intervención militar de este país en Irak.

Desde el 10 de junio, las milicias yihadistas del Estado Islámico de Irak y Levante (EIIL), y otros grupos terroristas sunitas que se les han unido siguen extendiéndose por territorios de Irak en el norte cerca de la frontera con Siria y amenazan con llevar la guerra a países vecinos.

Estados Unidos ha enviado 300 profesionales de su Armada y su Ejército al país árabe, con el objetivo de evaluar el poder castrense de las fuerzas iraquíes, y allanar el terreno para una futura visita de más expertos norteamericanos, según declaran.

No obstante, los activistas que desconfían de las medidas de Washington por anteriores experiencias, declaran que el envío de asesores militares puede ser el preludio de una guerra a gran escala como lo era antes de la guerra de Vietnam.

Los manifestantes insistieron en el derecho irrevocable de los iraquíes de tener una oportunidad para reconstruir su sociedad, sin la amenaza de una intervención militar del Gobierno estadounidense “ahora que se han alzado en armas para ayudar al Ejército en la lucha contra los terroristas”.

También condenaron al Gobierno estadounidense por intentar sacar partido a favor de su propio negocio de armas, mediante el envío de personal militar y material de guerra a Irak.

Los manifestantes sospechan que la solidaridad de Washington con el Gobierno iraquí para luchar contra los yihadistas puede tener una causa oculta. "¿Cuáles son los intereses de seguridad nacional?", se preguntaba otro manifestante.

"Obama en su discurso ni siquiera mencionó el petróleo... Por lo menos que sea honesto con nosotros y nos diga que el petróleo es uno de los intereses de seguridad nacional para que lo podamos debatir", agregó.


LA PROMOCION DE LA DEMOCRACIA

Jorge Gómez Barata

Desde su fundación, Estados Unidos declaró su intención de promover la democracia; cosa que, directamente, raras veces ha hecho. Entre otras circunstancias se lo ha impedido el compromiso del Estado con el capital.

Lo que pudiera ser su mayor aporte a la democracia lo realizó cuando, de modo indirecto, en calidad de paradigma, participó en la orientación de la lucha por la independencia en Hispanoamérica, que bajo esa influencia se orientó al constitucionalismo y al establecimiento de la democracia, la república, y el presidencialismo.

Por condicionamientos ligados a las políticas coloniales, las luchas por la independencia en Hispanoamérica se realizaron mediante guerras, en las cuales los próceres se convirtieron en generales y mariscales. En aquellas personas se unificaron los mandos militares con los liderazgos, y el poder político con el estamento castrense. De ahí, en considerable medida, se derivó el caudillismo que no permitió el despliegue de las instituciones civiles, y por doscientos años paralizó el crecimiento institucional.

La consolidación de las oligarquías latinoamericanas, formadas por estamentos primitivos y retrógrados dieron lugar a regímenes políticos sustentados por fuerzas sociales que, como los terratenientes, el clero y el ejército, secuestraron la institucionalidad, anularon la democracia, y se habituaron a ejercer el poder en su propio beneficio; todo ello fue responsabilidad de los Estados Unidos.

Por carácter transitivo, el respaldo y la protección al capital estadounidense desembarcado en Iberoamérica, implicó el apoyo a las oligarquías y a los regímenes militares, cuyo desempeño durante 200 años fue la negación de los ideales de la Declaración de Independencia. El dinero, que no tiene ideología ni compromisos con la democracia, secuestró el poder de Estados Unidos y lo convirtió en servidor.

Todas las intervenciones norteamericanas en América Latina tuvieron el objetivo de defender los intereses del capital, y en ningún caso el de promover la democracia. Para respaldar a sus empresarios, Estados Unidos traicionó sus ideales, y en lugar de a los demócratas y los revolucionarios, apoyó a sátrapas y dictadores. Se trata de errores estratégicos que forman una deuda difícil de saldar.

Entre los casos más notorios figuran el de Guatemala, país que en la década de los cuarenta, en una de las escasas oportunidades para la democracia en Centroamérica, bajo el gobierno de Juan José Arévalo realizó algunas reformas sociales y pudo completar su mandato, para, en 1950 ceder el mando a otro presidente electo, Jacobo Arbenz, que promovió, entre otras medidas, una reforma agraria que implicó la expropiación de tierras de la United Fruit Company, y que fueron repartidas entre los campesinos.

En la época se desplegaba la Guerra Fría, que sumó el anticomunismo que cubrió con un manto ideológico el apoyo incondicional a las oligarquías y la protección del capital que habían ejercitado las administraciones norteamericanas. Arbenz, fue acusado de comunista y condenado en la OEA. En 1954 una fuerza mercenaria, organizada por Estados Unidos y encabezada por el coronel Carlos Castillo de Armas, lo derrocó.

En la misma época que en Guatemala, Estados Unidos cometió otro error al promover el derrocamiento del gobierno nacionalista de Muhammad Mossadeg en Irán, cancelando de ese modo opciones legitimas de avance democrático en el Medio Oriente.

En 1959 el error se repitió en Cuba. La administración de Eisenhower y Nixon hostilizaron a Cuba antes de que en La Habana se realizara la primera referencia a la amistad o la alianza con la Unión Soviética, antes de que se nacionalizara la primera propiedad norteamericana y, al establecer el bloqueo, dejó a la Revolución sin otra opción que luchar y maniobrar por la supervivencia.

Hay en las Américas varias rectificaciones por hacer: las de Cuba son unas, las de Estados Unidos otras. Allá nos vemos.

La Habana, 22 de junio de 2014