domingo, 20 de abril de 2014

Girón afianzó a la Revolución naciente


Cuba recordó este sábado 19 la victoria en Playa Girón y rindió tributo a los protagonistas de la gesta en abril de 1961

Granma - Ventura de Jesús García Gutiérrez | ventura@granma.cu - 19 de abril de 2014


Los habitantes de la Ciénaga de Zapata celebraron el aniversario 53 de la victoria de Girón Foto: Ventura de Jesús García

Ciénaga de Zapata.- Con ese hábito ya proverbial, el no olvidar a sus héroes y mártires, los cubanos recordaron este sábado el aniversario 53 de la victoria en Playa Girón y rindieron tributo a los protagonistas de la gesta en abril de 1961.

Al acto político-cultural, que tuvo lugar en el escenario principal de la epopeya, asistieron cientos de pobladores de esta región en representación de todos los cubanos y fue presidido por el miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Estuvieron también milicianos, oficiales y jefes militares que participaron en las acciones combativas, así como testigos excepcionales, como la ya legendaria Nemesia Rodríguez Montano y su familia.

Una niña, la pionera Carla Daniela Jiménez, de la Escuela Secundaria Básica Urbana (ESBU) Rubén Moreira, habló sobre el papel que le toca hoy a los más jóvenes y acerca de la admiración por quienes pusieron término en menos de 72 horas a la fuerza mercenaria integrada por 1 500 hombres, equipada, entrenada y financiada por el gobierno de los Estados Unidos.

Sobre el derroche de valor y el coraje de quienes ocasionaron la primera gran derrota militar de Estados Unidos en América, habló el combatiente Orestes Martínez. Hizo un recuento de los antecedentes de aquellos acontecimientos vividos por nuestro pueblo con gran intensidad, se mostró orgulloso de haber contado con la guía y el ejemplo de Fidel, y subrayó que los que allí cayeron preservaron la vida de otros muchos cubanos.

Durante la ceremonia se entregó un reconocimiento especial a los integrantes del equipo de béisbol de la provincia, el cual luchó una vez más por el añorado título y al final consiguió el segundo lugar en la tabla de posiciones, lo cual lo reafirma en la élite de la pelota cubana.

En las conclusiones, Rebeca Morales, integrante del buró provincial del Partido, hizo un sucinto examen de los sucesos y se refirió a las añoranzas libertarias que aquella gesta despertó en otras partes del mundo. Dijo también que la gloriosa hazaña de Girón afianzó a la Revolución y que hoy la Ciénaga de Zapata es el mejor ejemplo de la obra defendida allí en jornadas épicas hace 53 años.

En el acto se encontraban además Teresa Rojas Monzón, primera secretaria del Partido en la provincia, y Tania León Silveira, presidenta del Poder Popular en Matanzas e integrante del Consejo de Estado.

La víspera, en horas de la noche, se efectuó la tradicional gala cultural a cargo del conjunto artístico comunitario Korimakao, que esta vez puso su arte al servicio de la causa de los Cinco.


Portavoz del Kremlin: "Rusia tomará medidas de protección si Ucrania se une a la OTAN"

RT -  20 abr 2014 | 3:24 GMT

© RIA Novosti Alexéy Nikólskyi

Moscú tendrá que tomar medidas de protección en el caso de que la OTAN se aproxime a sus fronteras, afirmó este sábado Dmitri Peskov, secretario de prensa del presidente ruso, citado por la agencia Interfax.

Peskov indicó a un canal de televisión ruso que la ampliación de la OTAN va a representar una grave amenaza para Rusia, ya que la Alianza no puede dejar de ser una organización militar. "Con kaláshnikov no se escriben libros", señaló el portavoz.

Comentando la posible unión de Ucrania a la Alianza, Peskov dijo que espera que el "futuro político-militar de este país no suponga tal adhesión".

La decisión sobre la reunificación de la península de Crimea con Rusia la tomó personalmente el presidente Vladímir Putin. "Fue una decisión personal del jefe de Estado. Solo él podía y debía tomar esta decisión, y lo hizo (...) después de que se confirmaran los resultados del referéndum", dijo Peskov.

El portavoz presidencial subrayó que en Kiev el poder lo tomaron "títeres" puestos por los organizadores de las protestas del Maidán.
 
"A finales del año pasado nadie imaginaba que al cabo de unas semanas Ucrania se convertiría en un país en el centro de Europa completamente fuera de control, carente de poder, un país donde tendría lugar un golpe de Estado que llevaría al derrocamiento del presidente legítimo del país", dijo Peskov.

"Y nadie podía imaginar que este golpe de Estado armado sería reconocido como legítimo por las capitales europeas y EE.UU.", agregó el portavoz de la presidencia.

Asimismo, Peskov aseguró que la propaganda que se hacía en la Unión Soviética no es nada en comparación con la política actual de los medios occidentales. "El Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética habría envidiado la propaganda que estamos viendo ahora en EE.UU. y Europa", enfatizó.  


Alan Gross: ¿Balón de ensayo?


Alan Gross con parte de los dispositivos traídos a Cuba para fomentar redes clandestinas

Seguí como muchos cubanos las artimañas de Alan Gross desde su detención en diciembre del 2009 -“con las manos en la masa”- hasta la condena a quince años de prisión.

Fue una causa judicial muy transparente, el delito cometido fue demostrado en su totalidad a pesar de las mentiras con que trataron de encubrirlo él, sus defensores y el influyente aparato mediático conjurado contra Cuba.

Abandoné el caso cuando en el máximo del cinismo trató de igualarse a nuestros Cinco Héroes, aprehendidos y condenados injustamente en los Estados Unidos, y el gobierno imperial pretendió imponer la liberación incondicional del espía. ¡Era demasiado para mí!

Los lamentos no han cesado, primero era que lo mandaron con totales desconocimientos de la ilegalidad de su misión en nuestro país y los riesgos que corría: ¡un verdadero angelito el niño! Después trató de escudarse en falsas gravedades de sus enfermedades crónicas y, por último, pidiendo clemencia por ser su mamá de avanzada edad y sufrir de un delicado padecimiento.

Gross no ha conocido en nuestro país una cárcel de máximo severidad, con mucha rapidez, tras chequeo médico de rigor, fue traslado a un hospital donde recibe todas las atenciones especiales necesarias y un régimen alimentico basado en una dieta diseñada para su persona.

Él no sabe lo que es “el hueco”, ni prohibición de ver sus familiares, recibir visitas consulares o despachos con su abogado.

Tampoco ha estado entre presos comunes. un hombre ién valentía y convencimiento que tendrá apoyo. ¿Ha probado usted en sano y pleno juicio permanecer un día sin alimentarse? ¡Le sugiero que no haga la prueba! comunes. Pero debe purgar su condena por el grave delito cometido.

Ahora este mercenario, asalariado por la USAID, empresa del gobierno de los EE.UU., vuelve a la palestra pública. Un hecho lo aupó, su hipócrita anuncio de comenzar una huelga de hambre en un intento por llamar la atención y conmover a gobernantes de Cuba, y al presidente Barack Obama y sus familiares.

Ya el subcontratado renunció a la huelga de hambre así que fue una “huelguita” de hambre. Es dura, difícil y para ella se requiere una gran disposición parida por muchos maltratos recibidos.

No es para nada el caso. Ahora ampara su abandono en una petición de su progenitora –con 92 años de edad- lo que es posible aunque venga de él, madres son madres, nadie como ellas.
Pero hay una gran verdad: el descubrimiento de un enorme complot para desestabilizar a Cuba -auspiciado y desarrollado por la misma agencia con que pactó- utilizando redes “sociales” como Zunzuneo, Piramideo, basadas en el desarrollo de la telefonía celular criolla, ha resquebrajado las bases para reclamar su liberación y además de tensó más las relaciones entre ambos países.

El secretario del Departamento de Estado, John Kerry, ha manifestado hace cerca de un mes sobre poseer dos ideas para lograr la liberación de Gross.

Al parecer no las ha hecho llegar a nuestras autoridades dado el contenido de la nota dada a conocer por la compañera directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal Ferreiro, el 8 de abril de 2014, donde refiere que:

“El gobierno cubano reitera su disposición a buscar, de conjunto con el gobierno norteamericano, una solución al caso del Sr. Gross, aceptable para ambas partes, que contemple las preocupaciones humanitarias de Cuba relacionadas con el caso de los tres cubanos del grupo de los Cinco, que continúan injustamente encarcelados en Estados Unidos por más de 15 años”.

Por otra parte, la USAID salió muy mal parada de la rendición de cuenta ante el Senado de su país donde no pudo dar respuestas medianamente coherentes, y por si fuera poco, la acción fue calificada con los peores adjetivos. Allí renunció a tener responsabilidad alguna con la excarcelación de su contratado, descargó tal gestión en el Departamento de Estado así como continuó acusando a nuestra dirección por imponer una sanción arbitraria al espía confeso.

La política norteamericana es tan sucia que nos obliga a hacernos varias interrogantes:

¿Sera la apertura de estas plataformas una acción provocativa para llevar a ambas naciones a nuevos tiempos de una guerra fría? ¿Fue Alan Gross un señuelo para estudiar la reacción del gobierno cubano ante tales agresiones? ¿O formaba parte de la acción provocativa?

¿Su acción era de aseguramiento logístico para las entonces próximas aperturas de ZunZuneo y Piramideo? ¿Por qué tal desconocimiento a las autoridades?

Todo apunta un desprecio total por el presidio de Alan Gross. Recuerdo aquella película italiana que estuvo de moda: Cornudo y apaleado.

¿Fue Alan Gross un balón de ensayo de la “Agencia”, después abandonado a su suerte?

La Habana, 18 de abril de 2014


VA CUESTA ABAJO LA POLÍTICA DEL ODIO

Por Manuel E. Yepe

Hasta que concluyó la Guerra Fría, las relaciones con Cuba eran consideradas en el Congreso de Estados Unidos como asuntos estratégicos (strategic issues), al igual que los temas relacionados con la Unión Soviética y demás países socialistas del Este de Europa.

Pero, desde el inicio de la década de los años 90 del pasado siglo, los temas relacionados con Cuba comenzaron a clasificarse en el Congreso estadounidense como asuntos de política nacional (domestic issues) del estado de la Florida. Por ello, según práctica congresional aceptada por todos, al votar sobre cualquier asunto referido a Cuba, todos los congresistas deben actuar como si se tratara de asuntos internos del estado de la Florida.

Según tal práctica congresional, en tales casos, no hay que guiarse por el interés nacional de Estados Unidos sino por los puntos de vista de los representantes de ese estado en el Senado o en la Cámara de Representantes, según dónde sea el debate.

El partido republicano aprovechó esta circunstancia mediante una política de captación de políticos de extrema derecha nativos de Cuba o descendientes de inmigrantes de la isla caribeña. Los estimuló y promovió sus carreras y, a resultas de la maniobra, al cabo de poco tiempo, en el congreso estadounidense, así como en el de la Florida, creció desproporcionadamente el número de personas de origen cubano elegidas en los órganos legislativos, con capacidad para influir en la política nacional de Estados Unidos.

Así, los “cubanos” en el parlamento nacional y en el estadual floridano llegaron a sobrepasar con creces a otras nacionalidades del continente, algunas de ellas con una proporción similar o superior de inmigrantes en Estados Unidos. Obviamente, como regla, estos cubanos son políticos de extrema derecha “desde la cuna”, votan con el partido republicano y sobresalen por su apoyo a las políticas de odio contra el gobierno de Cuba.

Todo esto se originó, fundamentalmente, porque las elites cubanas dominantes derrotadas en 1958 marcharon al exilio en Estados Unidos convencidas de que la superpotencia no toleraría la existencia de un "régimen comunista" en Cuba y que Estados Unidos procuraría su derrocamiento violento por cualesquiera vía.

La comunidad de emigrantes cubanos en la Florida devino, de hecho, apéndice de de las políticas doméstica y exterior de los Estados Unidos y de los dos partidos que se alternan en el poder en aquella nación, renunciando de antemano a cualquier posibilidad de independencia o reconocimiento propio.

Sus más influyentes figuras lo son por su involucramiento y compromiso con las maquinarias políticas y no por su dedicación a la lucha contra el "régimen comunista," de su país.

La población de emigrados, frustrada en sus aspiraciones previas en su país y conscientes de su condición de inmigrantes económicos, en su mayor parte se desentiende de cualquier activismo político aunque se manifiesta fuertemente en favor de relaciones e intercambios normales entre la población cubana en la isla y con sus familiares y amigos, con independencia de su frustración  y su descontento crítico de la experiencia cubana alimentado por la incesante campaña de demonización del gobierno cubano.

Algunos hacen parte de maquinarias políticas y lobbies, como incómodos socios menores en la política exterior de Estados Unidos.

Ya hace años se han estado dando señales de que la emigración cubana en Estados Unidos, especialmente los más jóvenes que emigraron desde mediados de los noventa y los nacidos en Estados Unidos, se están distanciando crecientemente de la orientación de derecha que hasta hace poco se consideraba prevaleciente en la comunidad cubana en Norteamérica.

Recientemente, para sorpresa de casi todo el mundo, el magnate azucarero Alfonso Fanjul, que salió de Cuba cuando era un joven dejando tras de sí las mansiones y vastos latifundios de caña de su familia, nacionalizados por la revolución popular llegada al poder en 1959, se declaró dispuesto a invertir en Cuba y levantó con ello un huracán en las filas del decadente sector de extrema derecha de inmigrantes cubanos que durante décadas ha jugado un papel importante en la política de las relaciones EE.UU.-Cuba, especialmente en períodos de campañas presidenciales.

El gesto de Fanjul demuestra que hasta los más ultra derechistas de la emigración cubana pueden evolucionar facilitando el camino hacia una relación más lógica y natural de la emigración con su nación.

Mientras tanto, los políticos acostumbrados a abogar en favor del bloqueo a Cuba como forma de apelar al favor del electorado cubano de la Florida, comienzan a calibrar los riesgos y beneficios de tales posiciones, situando la política de odio cada vez más cuesta abajo.

La Habana, 19 de abril de 2014


La invasión estaba condenada

Flashazos en las últimas horas de los mercenarios


Fidel dirigió la batalla sobre el terreno y no cesó de golpear los puntos neurálgicos de la brigada mercenaria. Autor: Archivo de JR

Luis Hernández Serrano
serrano@juventudrebelde.cu
18 de Abril del 2014 23:12:31 CDT

En Playa Girón la última resistencia de los mercenarios la realizaron con dos de sus tanques de guerra, pero al darse cuenta de que se habían quedado sin mando, se rindieron. A esas alturas ya lo que quedaba combatiendo de los invasores era una tropa informada de que en total se les habían tumbado 12 de los 16 bombarderos B-26.

El mismo día 19 de abril, el Centro de la CIA envió desde Washington uno de los mensajes más ridículos de su historia: Tratar la invasión como si hubiese sido una misión de abastecimiento logístico a los alzados en las montañas del Escambray y que ¡había sido un rotundo éxito!

Un invasor, por las cámaras de la Televisión Cubana, expresó: «Al otro día por la mañana pasó un jeep diciendo: “¡Ríndanse!” Y tirando tiros. Salimos y nos entregamos enseguida. Pero lo más lindo del caso era que dentro del jeep venía Fidel Castro y yo le dije a uno de los miembros de mi pelotón: “Por eso nosotros perdimos, porque Fidel está con ellos aquí, no dando órdenes desde La Habana”».

Cómo capturan un tanque invasor

Un grupo de milicianos vio venir un tanque que disparó contra ellos. Por inexperiencia, habían ido a su encuentro creyendo que se trataba de revolucionarios confundidos. El asombrado mercenario cesó de tirar y así, fácilmente, fue capturado el tanque con su dotación. No se sabe si lo que obró en el ánimo de los invasores fue el insólito hecho, la propaganda de que los milicianos se pasarían al bando agresor tan pronto desembarcaran o la certidumbre de que estaban perdidos.

Los responsables del fracaso, al final, comenzaron a culparse mutuamente, y el 23 de abril de 1961 el entonces presidente John F. Kennedy, en conferencia de prensa, declaró: «Dice un viejo aforismo que la victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana». Y en declaración escrita, publicada el 24 de abril, asumió toda la responsabilidad de la invasión.

Años después, Clark Clifford, asesor consejero de Kennedy, recordó cuando el Presidente norteamericano dijo: «Fueron malas mis decisiones en lo de Bahía de Cochinos. Tomé decisiones malas, porque tenía mala información. Mi información era mala porque nuestro espionaje no servía. Algo muy malo ocurre dentro de la CIA y quiero saber qué es».

Caen los mercenarios

«Yo sobrevaloré —afirmó José Ramón Fernández en una declaración a la prensa— el ímpetu combativo del enemigo en ese momento (…) Se hizo fuego sobre los botes y otras embarcaciones, con todos los medios disponibles (…) no así contra los destructores norteamericanos (…) Durante ese fuego, en el que participó la Fuerza Aérea, los destructores pusieron proa a alta mar y se alejaron sin rescatar, hasta donde conocemos, a los tripulantes de ninguno de los botes.

«Deben imaginar cuán difícil decisión: impedir que nuestras fuerzas hicieran fuego contra los verdaderos invasores. Pero estaba consciente de que, aunque pareciera un acto de debilidad frente a mis subordinados, era lo que correspondía hacer, lo que convenía a la Revolución. Disparar a los barcos podría haber generado un ataque de Estados Unidos».

Aclaró Fernández que en ese momento estaba solo, preocupado de que su decisión (sin nadie con quien compartirla) pudiera originar un daño irreparable a la Revolución y a la Patria.

Según esa narración, la Brigada mercenaria 2506 tenía 16 aviones B-26; seis C-46; ocho C-54; dos PBY (Catalinas, capaces de aterrizar y amarizar)... La proporción de pilotos era de seis a uno con respecto a nosotros. Tenían tres veces más aviones de combate que nosotros. «Caído Girón, todo el esfuerzo se concentró en rodear la zona completamente y capturar la dispersa brigada mercenaria».

Cuba es un combate táctico

El general de división Efigenio Ameijeiras escribió:

«Hay combates tácticos que no se deben perder nunca. Cuba es un combate táctico permanente, un Girón que ha evitado mil batallas (…) Todo buen militar anda apurado, y si no duerme, mejor todavía, como hizo Fidel en Girón, no dándole tiempo al Presidente Kennedy a pensar mucho. Lograr una victoria fulminante, para no darle la posibilidad ni siquiera de rescatarlos (…) Un buen jefe táctico debe ser rápido y agresivo y querer lo mejor (…) Los buenos jefes tácticos son envolventes y de una agresividad aniquiladora.

«El caso es que por intuición o por lógica, no sé, Fidel lo hizo en la Sierra Maestra y lo repitió en Girón, donde golpeó principalmente los puntos neurálgicos: sus barcos y aviones. Si esto no es arte, que me perdonen los militares académicos. (…) No dejamos un solo minuto de tirarles con todo: infantería, artillería y aviación (…) nos armamos sobre la marcha de los acontecimientos, casi no nos dio tiempo a estudiar el empleo táctico-técnico del armamento, pero ellos no lo sabían, les tiramos cañonazos de todos los colores y avanzamos (…) ¡Candela! Se aterrorizaron».

«(…) No estaban preparados para tamaño sacrificio, no eran los defensores de la fortaleza de Brest, ni posteriormente los hombres de Cangamba. Venían a reconquistar los latifundios, las fábricas y los centrales azucareros de sus amos».

De la derrota a la retirada

«Estoy destruyendo todos los equipos y las comunicaciones. Hay tanques a la vista. Ya no tengo con qué luchar. Huyo hacia el monte. No puedo esperar por ustedes». Este fue el mensaje del Jefe de la Brigada mercenaria 2506, José Antonio Pérez San Román, el 19 de abril de 1961 por la tarde. Se ponía fin a las comunicaciones directas de la CIA y su flamante fuerza paramilitar.

San Román rechazó la propuesta de sus oficiales de agrupar las fuerzas y retirarse hacia El Escambray por el camino de Cienfuegos. De Playa Larga avanzaba una ofensiva que ganaba terreno poco a poco. Los mensajes que llegaban de allí, informaban que muchos milicianos morían, pero que era imposible detener a los vivos. José San Román vio a sus hombres huir sin que les importara nada.

La invasión condenada

Según las fuentes consultadas se esperaba que se suscitara un levantamiento… la operación debía ofrecer la apariencia de que en Cuba se producía una resistencia interna… La CIA carecía de pruebas suficientes de que los cubanos podían unirse a los invasores en gran número. Había armas y equipos disponibles para pertrechar a «30 000 disidentes» que se esperaba se unieran a la fuerza invasora… En una base situada en Annistons, Alabama (…) había abastecimiento para 150 000 hombres. La Agencia seguía adelante sin saber precisamente hacia dónde iba. No consiguió mantener informado al Gobierno del país so- bre las condiciones esenciales de éxito… Muchos de los oficiales nunca habían estado en Cuba, no hablaban español y juzgaban a los cubanos con muy poco conocimiento, consideraban que eran indignos de confianza, tontos, cobardes. Y los oficiales navales los subestimaron. El éxito de las fuerzas de Seguridad de Cuba, el aumento del poderío militar, habían convertido en obsoleto el plan original de actividades encubiertas.

El actual general de división Samuel Rodiles Planas, del batallón de la Policía Nacional Revolucionaria durante Girón, narró sobre los hechos: «Recuerdo perfectamente que cogió una linterna y empezó a hacer señas a los buques y me respondió: “Para ver si creen que somos mercenarios, nos vienen a recoger y poderles caer a cañonazos”. Yo me dije: “¡Le zumba el mango! Aún Fidel tiene ánimo para seguir combatiendo”».

Fuentes: Diario de Girón, Gabriel Molina, Editora Política, 1983. La firme y certera dirección de Fidel determinó la victoria, Granma, 19 de abril 2003. Artículo de Efigenio Ameijeiras sobre Girón, Granma Internacional, 19 de abril 2001. Informe de Lyman Kirkpatrick, en Bay of Pigs, de Peter Kornbluh. De nuevo Cuba no miente, Nicanor León Cotayo, 25-3-1998.


Ucrania: debacle de la operación “antiterrorista”

Ángel Guerra Cabrera

El levantamiento popular en el este y sur de Ucrania obedece a que el gobierno golpista de Kiev no cuenta con el apoyo de la mayoritaria población de origen ruso o rusohablante de esa región, que no solo no se siente representada por este sino lo ve como una amenaza. No debe olvidarse que Stepan Bandera, ídolo de los nuevos gobernantes instalados por la OTAN fue un importante colaborador de los nazis, cuya ocupación y horrendos crímenes en Ucrania no han sido olvidados y han reflotado en estos días.

¿No les suena familiar? John Brennan, director de la CIA, visita a sus compinches en Kiev el 12 de abril y horas después se anunciaba la peculiar operación “antiterrorista”, precisamente contra la población de origen ruso o rusohablante de la región del Donets, sublevada pacíficamente desde hace días. Si usted no se subordina a Estados Unidos hoy lo clasifican como terrorista; en cambio si se le somete ganará la calificación de rebelde o insurgente.

Milicias y grupos de autodefensa rusos o rusoparlantes que rechazan al gobierno golpista de Kiev, tomaron, en al menos 12 ciudades, con gran apoyo de la población local, las comisarías de policía, así como las unidades del Servicio Federal de Seguridad y del Ministerio del Interior, que no solo no hicieron resistencia apenas sino en muchos casos se pasaron a los alzados con armas y bagaje.

La denominada operación “antiterrorista” de los nazis de Kiev contra el este de Ucrania hizo correr sangre de los sublevados pero en un incidente aislado que al parecer no pasará a mayores.

El enviado de EFE al aeropuerto de Kramatorsk, lugar donde se produjeron las bajas, cita a un líder insurgente local: “un avión de combate sobrevoló el campo y disparó una ráfaga de advertencia. Al sobrevolar el campo por segunda vez disparó contra los milicianos".  Varios reportes de fuentes rusas y ucranianas coinciden en que fueron las ráfagas de la aeronave las que mataron e hirieron algunos milicianos. Pese al revés sufrido –añade EFE-, los prorrusos no se arredraron y varios centenares de civiles desarmados, entre los que figuran mujeres y ancianos, han bloqueado con sacos y neumáticos los accesos al aeródromo, mientras los insurgentes siguen controlando Kramatorsk, ciudad aledaña al aeropuerto.

Lo sustantivo es que los “terroristas” han rechazado enérgicamente  la operación sin apenas disparar un tiro y, de hecho, con el apoyo del pueblo de la región la han desmontado pacíficamente, mientras se pasaban de su lado o se les rendían tropas de infantería o blindados de las unidades regulares ucranianas enviadas a combatirlos. Las tropas, abordadas por vecinos desamados, han izado la bandera rusa en sus vehículos y asegurado que no dispararán contra el pueblo. Aunque el gobierno anunció el envío de un batallón de participantes del Maidan y grupos del ultrafascista Sector Derecho, estos no parecen haberse atrevido a entrar en combate.

A diferencia de Crimea, donde la independencia y anexión a Rusia era una clamorosa exigencia popular, en el industrializado este de Ucrania la población rusoparlante reclama la federalización del país como demanda fundamental, que –se da por descontado-, incluiría un grado importante de autonomía de las regiones respecto al poder central, el derecho a tener el ruso como idioma oficial junto al ucraniano y a preservar su cultura. A la vez, se oponen terminantemente al ingreso de Ucrania en la OTAN e incluso en la Unión Europa(UE) por considerarlo altamente lesivo a sus intereses como colectividad.

El ingreso en la UE, por ejemplo significaría el desmantelamiento de la industria de esa región, cuyo cliente es Rusia, y el sometimiento a salvajes planes de ajuste del Fondo Monetario Internacional.  También levantan el reclamo de no continuar financiando la economía del occidente del país y que todas estas demandas sean recogidas en la nueva constitución.  Con las tropas enviadas por Kiev negándose a disparar contra sus hermanos rusohablantes la ofensiva del gobierno ilegítimo se ha convertido en una gran derrota para sus integrantes.

A la lúcida y realista dirección de Rusia no le interesa invadir ni anexar Ucrania pero tampoco va a permitir su ingreso a la OTAN ni que no se tomen en cuenta en el nuevo ordenamiento constitucional las opiniones y los derechos de la población de origen ruso. Armonizar estas demandas y las de la población proocidental del oeste de Ucrania exigirá talento y espíritu constructivo, que no sobran en Washington ni en Bruselas.

Twitter: @aguerraguerra


UNIDAD: CERTEZAS Y EQUIVOCOS

Jorge Gómez Barata

El haz de varas es el símbolo universal de la unidad y de la fortaleza de aquellos que aislados son débiles y unidos indoblegables. El haz de varas está presente en numerosos escudos nacionales, emblemas institucionales y en obras de arte. Frecuentemente la metáfora es usurpada como ocurrió con el fascismo. 

En política y sociología, suele llamarse unidad a la cohesión social en torno a consignas, líderes y programas que al ser asumidos por muchas personas, forman metas compartidas que frecuentemente rebasan los horizontes de clases y partidos para convertirse en objetivos nacionales. La unidad es más férrea cuando incorpora artículos de fe, paradigmas morales y elementos culturales.

   La vigencia de la unidad evidencia la capacidad de convocatoria de las grandes causas, aunque circunstancialmente y por razones diversas o coyunturas específicas, también puede lograrse en torno a ideas, preceptos, consignas o programas equivocados o conseguirse mediante manipulaciones y falsificaciones, como ocurre con doctrinas extremas como el fascismo y el racismo. En estos casos la unidad es efímera.

Lo que legitima a las grandes doctrinas humanistas: cristianismo, liberalismo y marxismo es la búsqueda del consenso mediante la labor de proselitismo fundada en la ilustración y en la formación de convicciones basadas en preceptos inclusivos y en teorías escritas. La unidad así alcanzada suele resistir pruebas decisivas y sustentar causas justas. Algunas manifestaciones de unidad, como por ejemplo la cristiana aspira a ser eterna.

La cohesión se consigue también a partir del carisma y la capacidad de persuasión de líderes legítimos, capaces de encarnar y sintetizar el espíritu de una época y las metas de comunidades y sociedades. En este caso puede ocurrir que la unidad se quebrante cuando acaba la existencia de quien la promovió. De ahí que se procure imbricarla y en ocasiones identificarla con doctrinas, constituciones, leyes y otras manifestaciones institucionales de la cohesión social.

El pensamiento político más avanzado aboga por la unidad que no sólo respeta sino que cultiva y crea condiciones para que se exprese la diversidad ideológica, política, cultural y religiosa y se ejercite mediante conquistas universales como la libertad de expresión y cultos. La unidad que auspicia la diversidad es refractaria a la intolerancia, a la suspicacia que percibe en la opinión diferente a un adversario o a un enemigo que debe ser derrotado. Este perfil excluye las “mayorías aplastantes”, el pensamiento único y la exclusividad ideológica.

Ninguna vanguardia puede alcanzar una unidad indisoluble ni edificar consensos masivos y duraderos a partir de pronunciamientos circunstanciales, criterios excluyentes, dogmas de élites o consignas dudosas. Sin metas y programas claros y compartidos la unidad política puede no ser duradera. En cualquier caso, como meta es la mejor opción porque obliga a luchar por las mayorías. Allá nos vemos.

La Habana, 20 de abril de 2014