lunes, 14 de abril de 2014

Jimmy Carter: “EE.UU. es el belicista número uno”

Publicado en Cubadebate 14 abril 2014

El sufrimiento que ha provocado la política norteamericana a nivel internacional ha hecho que el mundo perciba a EE.UU. como el máximo belicista, opina el trigésimo noveno presidente norteamericano, Jimmy Carter.

El expresidente de EE.UU., que concedió una entrevista al periódico ‘Salon’ en relación con la publicación de su nuevo libro, ‘Llamada a la acción’ (‘A call to action’), manifestó que la comunidad internacional interpreta la política exterior de EE.UU. como una línea agresora y militarizada.

“El resto del mundo, casi por unanimidad, ve a EE.UU. como el belicista número uno. Volvemos a los conflictos armados casi en un abrir y cerrar de ojos, y muy a menudo son deseados no solo por los líderes de nuestro país, sino que también son apoyados por el pueblo estadounidense”, declaró el político.

Además, Washington muy rara vez reconoce las pérdidas y el sufrimiento que provocan “la excepcionalidad estadounidense” y “el deber de llevar su gran democracia al resto del mundo”, añadió Carter. Asimismo, el demócrata se mostró específicamente crítico con las “guerras de drones” aplicadas por EE.UU. que quitaron la vida de muchas personas inocentes tratadas como “daños colaterales”.

“También hemos dado un paso atrás hacia un tremendo grado de castigo a nuestro pueblo en vez de ayudarle a reincorporarse a la vida“, indicó el político, señalando que EE.UU. tiene ahora 7,5 veces más personas en prisión que en el año 1981, cuando acabó su mandato.

“Somos el único país de la OTAN que tiene pena de muerte; somos el único país de este hemisferio que tiene pena de muerte, y esta es la otra plaga de nuestro país en cuanto se refiere a la violencia injustificada, innecesaria y contraproducente”, declaró Carter.

(Con información de CubaSí)

El 16 de Abril en mi memoria

Por Pedro Martínez Pírez

En mi memoria guardo el gesto solidario del ingeniero forestal cubano Miguel González de Moya quien contribuyó a que pudiéramos grabar en la Embajada de Cuba en Quito, en cinta magnetofónica, el histórico discurso pronunciado en La Habana por el Primer Ministro Fidel Castro el 16 de abril de 1961, que fue transmitido por una emisora que se identificaba como Onda Experimental Cubana, y que dos semanas después adoptaría el nombre de Radio Habana Cuba.

Miguel, casado entonces con la cubana Yolanda Trull, vivía en Quito con sus tres hijas, y se desempeñaba como representante en Ecuador de la FAO, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Era un gran aficionado a la onda corta y presumía –con razón-- de estar muy bien informado sobre Cuba.

Me contó que había escuchado esas transmisiones desde finales del mes de febrero de 1961, y ante las noticias de los bombardeos contra aeropuertos cubanos del día 15 de abril, previos a la invasión mercenaria por Playa Girón, decidió ir a la Embajada cubana para seguir atentamente el acontecer en su país mediante la señal de esa planta de radio que transmitía por la onda corta.

Eran días muy tensos para quienes cumplíamos misiones en el exterior. Las agencias de noticias, especialmente las norteamericanas, hablaban de una gran sublevación en Cuba, así como de la  muerte de algunos dirigentes revolucionarios y del asilo de otros en varias Embajadas en La Habana. La guerra mediática servía de apoyo a la guerra real lanzada contra Cuba mediante el empleo de mil quinientos mercenarios entrenados y armados por la CIA y el Pentágono de Estados Unidos.

Para nosotros tuvo un valor inapreciable aquel discurso de Fidel, en el que proclamó el carácter socialista de la Revolución y reveló la existencia de una emisora que divulgaría a partir de ese momento todos los partes oficiales emitidos por el Gobierno Revolucionario en los días de la agresión imperialista por Playa Girón.

“¿Y creen acaso que van a ocultar (esta agresión) ante el mundo?”, se preguntó Fidel en aquel memorable discurso en la despedida del duelo de las primeras víctimas de los bombardeos previos a la invasión de Playa Girón. Y agregó: “No. Ya Cuba tiene una planta de radio que hoy está ya transmitiendo a toda América Latina, y esto lo están oyendo innumerables hermanos en América Latina y en todo el mundo. No. Por suerte no estamos en la época de las diligencias, estamos en la época del radio, y las verdades de un país se pueden llevar muy lejos”.

Fidel Castro habló a Cuba y al mundo desde una tribuna improvisada en la intersección de las calles 23 y 12, en la barriada de El Vedado, muy cerca de la entrada principal del Cementerio Cristóbal Colón de La Habana, donde fueron sepultados los caídos por el primer zarpazo imperialista, preludio de la invasión.

El discurso de Fidel fue anunciado minutos antes por el locutor Fernando Alcorta, y la grabación de sus palabras se conservan en los archivos de Radio Habana Cuba.

Recuerdo que a la Embajada de Cuba, situada entonces en la Avenida 6 de Diciembre, en Quito, concurrieron en aquellos días numerosos amigos a patentizar su solidaridad con la Revolución y su repudio a la acción imperialista. Entre esos amigos ecuatorianos figuran los escritores y artistas Oswaldo Guayasamín, Benjamín Carrión, Jorge Enrique Adoum, Diógenes Paredes, Nela Martínez, Pedro Jorge Vera, así como el profesor Manuel Agustín Aguirre. También lo hicieron varios líderes obreros, campesinos e indígenas, entre ellos Carlos Rodríguez, Telmo Hidalgo, Amadeo Alba y Tránsito Amagüaña.

En los días de la agresión imperialista por Playa Girón el presidente José María Velasco Ibarra me recibió en el Palacio Presidencial para que hiciera saber a la Cancillería cubana que Ecuador condenaba cualquier violación de la soberanía, la independencia y la autodeterminación de Cuba.

En una emisora de radio de Quito difundíamos las grabaciones que captábamos desde La Habana, y ese fue el momento en que el pintor Oswaldo Guayasamín solicitó viajar a Cuba para solidarizarse con la Revolución y hacer un retrato al Comandante Fidel Castro, lo cual logró concretar en la sede del ICAP, Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, la noche del 6 de mayo de 1961, gracias a la decisiva mediación de la heroína de la Sierra Maestra Celia Sánchez Manduley, y la gestión inteligente de Giraldo Mazola, primer Presidente del ICAP.

A la entrega por Guayasamín del retrato a Fidel en la sede de la Embajada de Ecuador en La Habana, asistieron también el Canciller Raúl Roa García y el poeta Nicolás Guillén, entre otras personalidades cubanas.

El gran pintor ecuatoriano haría después otros tres retratos a Fidel: en 1981, 1986 y el último con motivo del setenta cumpleaños del líder histórico de la Revolución Cubana, con quien forjó una sólida amistad que se prolongó hasta el fallecimiento de Guayasamín en marzo de 1999.


Otro 16 de abril que está en mi memoria es el de 1987, cuando tuve el honor de recibir de manos del entonces Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba, Raúl Castro, la Réplica del Machete de Máximo Gómez, ese gran jefe militar dominicano que hizo suya la justa causa de la independencia de Cuba.

Fue la segunda entrega de ese premio de las FAR de Cuba a escritores, artistas y periodistas que contribuyan a fomentar valores patrióticos e internacionalistas, alta distinción sobre la cual yo había tenido noticias en abril de 1986, en su primera entrega, cuando cumplía yo como profesor de Periodismo una misión internacionalista en Angola.

Recuerdo entre los primeros premiados con la Réplica del Machete mambí al notable  cantautor cubano Silvio Rodríguez, a quien pude entrevistar en La Habana cuando el 29 de noviembre de 1986, día de su 40 cumpleaños,  posó para el pintor Oswaldo Guayasamín. Tres días después, el 2 de diciembre, cuando se cumplía el trigésimo aniversario del histórico desembarco del Granma, el artista ecuatoriano, también en La Habana, hizo un retrato al Ministro Raúl Castro, el cual se conserva en la Casa Museo Guayasamín de La Habana Vieja.

Pero el 16 de abril de 1987 recibí yo una alegría adicional porque entre los militares que acompañan a Raúl Castro estaba un antiguo compañero de estudios de la ciudad de Santa Clara, José Julio Rivas Herrera, gracias a quien me hice mecanógrafo en la adolescencia, antes del triunfo de la Revolución, cuando había que trabajar de día para poder estudiar por la noche.

Nunca olvidaré su sonrisa y su abrazo aquel Día del Miliciano en el Foso de los Laureles de la Fortaleza San Carlos de la Cabaña, ni tampoco el comentario de Raúl cuando me entregó la Réplica del Machete de Máximo Gómez, y me recordó el alto compromiso que contraíamos con la Patria quienes recibíamos el máximo reconocimiento que otorgaban las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba.

Ahora cada 16 de abril es para el colectivo internacionalista de Radio Habana Cuba, la fecha que marca el momento en que Fidel Castro proclamó el carácter socialista de la Revolución, y anunció al mundo la existencia de la emisora que 53 años después, en ocho idiomas, por onda corta y por Internet, sigue llevando al mundo la verdad de Cuba.


Red salvadoreña de Solidaridad con Venezuela felicita a Maduro

San Salvador, 14 abr (PL) La Red Salvadoreña de Solidaridad con Venezuela felicitó hoy el presidente, Nicolás Maduro, por su primer año de gestión al frente "de la revolución pacífica, humanística y de conciliación nacional" iniciada por Hugo Chávez, en 1999.

Mediante un comunicado la organización expresó que su solidaridad y apoyo a Maduro y a la Revolución Bolivariana, es más vehemente en estos momentos en que Venezuela recibe un férreo ataque terrorista, económico y mediático por parte de la ultraderecha nacional e internacional.

La oposición ultraderechista ha emprendido "un atentado fascista contra la institucionalidad democrática venezolana, contra edificaciones gubernamentales y, peor aún, contra el propio pueblo venezolano" sobre la base de sus oscuros intereses, señaló.

La red solidaria subrayó que Maduro demostró tener la capacidad, la fuerza, el empeño y la entereza de dirigir los destinos de la Patria de Bolívar, luego del fallecimiento de Hugo Chávez.

Además, al dar muestras inequívocas de defender su legado y "continuar las políticas públicas que le han comenzado a brindar a los compatriotas venezolanos la "mayor suma de felicidad posible".

Resaltó que "la fuerza del amor y la verdad", valores enarbolados por Chávez y seguido fielmente por Maduro, "han dado ya sus frutos en el llamamiento a la Conferencia Nacional de Paz y en el inicio del diálogo entre el gobierno constitucional y la oposición".

Un esfuerzo que es acompañado por la Unión de Naciones Suramericanas y el Vaticano, acotó.

"Sólo un gobierno sensible, responsable con su pueblo, promueve y asume el reto de dialogar con los que le adversan, incluso los más hostiles", remarcó la organización salvadoreña.

El objetivo de esta actuación es "dar continuidad a su estabilidad política, económica y social, iniciada en 1999 y que hoy corre peligro por el ataque de una oligarquía servil y obediente a los intereses foráneos del Imperialismo", añadió.

Reiteró su empeño en apoyar incondicionalmente al presidente Nicolás Maduro, líder de este proceso de paz y de revolución.

mgt/otf


UCRANIA REPLICAS DE UN TERREMOTO

Jorge Gómez Barata

Debido a que es una problemática práctica y teórica que alude a una concepción filosófica, la cual involucró a millones de personas durante más de un siglo, implica a unos 25 países, y tiene profundas repercusiones en la arquitectura política global; la desaparición del socialismo real y de la Unión Soviética es el mayor cataclismo geopolítico de la era moderna, que 20 años después provoca replicas. Los acontecimientos en Ucrania son una de ellas.

Como resultado de ese proceso desaparecieron el llamado Campo Socialista y la segunda superpotencia mundial, nacieron 15 nuevos estados, y se reunificó Alemania, dejaron de existir el CAME y el Tratado de Varsovia; la   Unión Europea pasó de 15 miembros a 25 y creció la OTAN.

Como parte de aquellos acontecimientos estuvieron como excusas las acusaciones a la Unión Soviética por haber ejercido una especie de “opresión nacional” sobre las naciones y nacionalidades que formaron parte del imperio ruso y luego de la URSS, a lo cual se añadieron reservas, revelaciones y calumnias por la instalación de regímenes afines en los países de Europa Oriental y Central, liberados por el Ejército Rojo.

Esos y otros argumentos, ejes de la propaganda contra el socialismo durante la Guerra Fría, exacerbaron, y en algunos casos crearon, no solo sentimientos anticomunistas y antisoviéticos, sino también anti rusos, incluso cierta eslavofobia que, bajo circunstancias políticas como las generadas en  Ucrania por fuerzas e intereses diversos, se desatan con la furia de incendios que favorecidos por vendavales arrasan con la pradera.  

Ucrania es hoy escenario de una abigarrada confrontación de sentimientos atávicos gestados hace siglos, alimentados por la autocracia zarista, exacerbados por la ocupación fascista y el nacionalismo extremo, y por problemas no resueltos durante la existencia de la Unión Soviética, y más recientemente, por manipulaciones de fuerzas políticas internas  de occidente y Estados Unidos, y también por Rusia.

Tales manipulaciones han estado presentes en los procesos electorales, que en las últimas dos décadas motivaron oscilaciones pendulares de la política interna convertida en rehén de actitudes, unas veces pro occidentales y otras pro rusas, que han favorecido o desestimulados la aproximación o el rechazo de Estados Unidos, la Unión Europea, y la OTAN.

Nadie debe tener la menor duda acerca de las violentas   manifestaciones de rusofobia y rusofilia, de nacionalismo extremo, de preferencias por Rusia u occidente, y naturalmente, las aspiraciones legítimas de amplios sectores de la sociedad, que luego de desgarradoras experiencias seculares, desearían vivir en paz y armonía, como la mayoría de los pueblos europeos caracterizados por el multiculturalismo.

El debate en torno a  si los responsables de la crisis en Ucrania son los norteamericanos o los rusos, y la idea de que la paz y la estabilidad interna de ese país depende de negociaciones entre unos y otros, evidencia el calado de la intromisión externa, y es otra consecuencia de la debacle socialista que suma tribulaciones a un país que, dígase lo que se diga, en diez siglos, solo conoció la paz y la prosperidad como integrante del Unión Soviética. Son realidades. Allá nos vemos.  

La Habana, 14 de abril de 2014


CONFERENCIA INTERNACIONAL DE INFORMACIÓN EN LA HABANA

Pedro Martínez Pírez

Cuando todavía retumban los ecos del escándalo provocado por la utilización de redes clandestinas de comunicación contra Cuba, financiadas por el gobierno de Estados Unidos, el Palacio de Convenciones de La Habana abre sus puertas a varios centenares de delegados extranjeros que desde este lunes tomarán parte en el Décimo Tercer Congreso Internacional de Información, INFO 2014.

El Congreso cuenta con el auspicio del Instituto de Información Científica y Tecnológica del Ministerio cubano de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente y de la Oficina Regional que tiene en Cuba la UNESCO, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

Paralelamente al Congreso se efectuarán dos talleres sobre Inteligencia Empresarial y Gestión del Conocimiento de la Empresa, así como una feria expositiva y comercial.

Se espera la participación de 450 delegados cubanos y extranjeros y la presentación de unas 180 ponencias, que es el promedio que se observa desde el inicio en 1988 de estos eventos Internacionales en La Habana, donde por cierto, el pasado sábado el Primer Vicepresidente cubano, ingeniero Miguel Díaz-Canel, recordó la reciente revelación de un plan del gobierno de Estados Unidos para promover la subversión en Cuba mediante una red de mensajería orientada hacia los jóvenes.

En la clausura del Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, que reeligió en la Presidencia al destacado intelectual Miguel Barnet, advirtió Díaz-Canel que el principal instrumento de dominación con que cuenta en la actualidad el imperialismo es cultural e informativo.

Y aunque no está en la agenda del Congreso Internacional de Información INFO 2014 el análisis de los métodos de la nueva guerra mediática del imperio contra Cuba, alguna alusión podría hacerse por la magnitud del escándalo conocido como Zunzuneo, que fue revelado por la propia agencia norteamericana de noticias AP.

Para ALER – CONTACTO SUR y desde Radio Habana Cuba les habló Pedro Martínez Pírez.