domingo, 15 de diciembre de 2013

Rebeldes sirios ejecutan a más de 90 civiles cerca de Damasco

RT - 15 dic 2013 | 15:30 GMT

Corbis

Rebeldes sirios ejecutaron a más de 90 civiles en la localidad de Adra, a unos 20 kilómetros al noreste de Damasco. Entre las víctimas se encuentran mujeres y niños.

La matanza de civiles se perpetró este miércoles, cuando más de 1.000 extremistas armados del Frente al Nusra atacaron la localidad de Adra, pero la información sobre el número de las posibles víctimas de la masacre no se ha conocido hasta hoy.

El jueves pasado, el Ejército sirio anunció el lanzamiento de una amplia ofensiva en Adra, en respuesta a la masacre de civiles en las afueras de Damasco.

El número de víctimas fue confirmado a RT por el personal de los servicios sanitarios del Ejército. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó que entre las víctimas mortales hay al menos dos menores de edad y cuatro mujeres.

Los enfrentamientos entre las fuerzas de Bashar al Assad y los milicianos del Frente al Nusra en la zona todavía continúan.  Esta mañana, los combates se concentraron en la cercana localidad de Dumair.

OPINIÓN: Matraca, El Chino, El Enano y la marihuana


Hojas de marihuana

La aprobación congresional en Uruguay -con apoyo presidencial y oposición de la Asociación de Farmacéuticos- de la cosecha y venta oficial de la marihuana ha suscitado muchas opiniones en diversas partes del mundo. Televisoras extranjeras difunden alegres manifestaciones y declaraciones de ciudadanos felicitando y felicitándose por la aprobación de la ley.
Esto ha causado una conmoción tremenda a pesar que en varios lugares de EE.UU, ya es legal y no sólo como terapia medicinal sino como un producto de diversión tal como lo son el tabaco y las bebidas alcohólicas. Cierto es también que algunas organizaciones sociales proponen que sea autorizada en toda la Unión.
Mis recuerdos sobre la marihuana son funestos. En mi juventud se fumaba allá en Cienfuegos. Decían que la traían de las sierras Maestra y del Escambray, de México y otros lugares de Centroamérica y El Caribe. Recuerdo anécdotas hasta de asesinatos causados por el tráfico de marihuana.
Los alertas de mi padre y mis miedos me impidieron corresponder a las invitaciones de algunos amigos que frecuentaban el billar de La Guarapera, justo frente a la piquera de autos de alquiler donde trabajaba Peyo. Estoy seguro que él sabía todo lo que allí se movía.
Matraca era joven, hijo de un relojero honesto. Aprendía el oficio pero su afición a la droga lo condujo a robarle artículos al padre para empeñarlos y desarrollar su vicio de fumarla con muy alta frecuencia. Dejó de alimentarse y enloqueció de manera tal que era una risión: salía a la calle vestido con traje, camisa de cuello y corbata pero calzado con chancletas confeccionadas en madera y goma de cámara de autos. Lo último que supe de él es que estaba recluido en el Hospital Mazorra pre revolucionario.
El Chino tenía 18 o 20 años y una tarde de domingo, tras un día de fiesta con alcohol y marihuana, llegó a su casa. Por tal comportamiento tuvo una discusión con el padre, sufrió una depresión, fue al baño y se colgó de la ducha con su propio cinto.

El Enano era de la clase media. Al triunfo revolucionario se fue hacia EE.UU. Allí cursó algunos años de Medicina. Dejó la carrera para hacerse piloto. En una avioneta piloteaba con frecuencia de Miami a Colombia, y viceversa. Hace casi 20 años desapareció en uno de sus viajes y nunca más se ha sabido de él.
Ahora les expondré, de manera resumida, elementos a favor y en contra del uso de la mariguana como medicina:
La defensa afirma que:

-          La marihuana no daña el tejido cerebral como el alcohol.
-          Frena el crecimiento de tumores cancerígenos: Esto es según el Instituto del Cáncer de EE.UU y a recientes investigaciones que hablan de que encontraron que un compuesto derivado de la marihuana puede detener la metástasis en una variedades de cáncer.
-          Disminuye la tendencia de aparecer la diabetes mellitus, al atenuar altos niveles de glicemia en la sangre. Quizás sea un tratamiento adecuado contra esta enfermedad. Aseguran que la revista American Journal of Medicine afirma que detiene el desarrollo de la obesidad y la diabetes mellitus.
-          Calma los dolores del sistema nervioso y del osteo muscular, como la fibromalgia y la esclerosis múltiple. Dicen que este criterio es respaldado por la revista Arthritis Care & Research pero al final esclarecen que las pruebas aún no son concluyentes.
-          Descomprime la tensión ocular y por tanto previene el glaucoma. Lo afirman basados en la disminución de la venitas en el globo ocular cuando se utiliza la droga.
-          Previene el Alzheimer. Combinan el supuesto descubrimiento de un elemento que impide la muerte neuronal y la acción de la Cannabis sobre el tálamo.
-          Evita las migrañas según algunas publicaciones especializadas (No se especifica cuál).
-          Abogan por el uso por los padres de los niños con poca atención paternal y como consecuencia muestran problemas emocionales. Lo sostienen con videos en YouTube.
-          Atenúa los dolores menstruales pues según se afirma en un titulado Gran Libro del Cannabis, la Reina Victoria la consumía para evitarlos. Después se crearon cápsulas medicamentosas que sustituyeron aquel remedio de “medicina verde”.
La oposición sostiene:

El consumo de la marihuana tiene efectos inmediatos y mediatos. De los primeros vale mencionar:
-         Taquicardia, desorientación, falta de coordinación física, depresión, somnolencia, pánico y ansiedad.
A más largo plazo se ha determinado que:
-         El humo de la yerba traslada un 50 o 70 % más de compuestos cancerígenos que el del tabaco.
-         El THC, componente activo de la yerba se mantiene en sangre durante semanas o meses.
-         Un cigarrillo de marihuana provoca a los pulmones el mismo daño que otros cinco de tabaco. Los fumadores cotidianos muy rápido padecen de bronquitis.
-         Produce alteraciones en el cerebro dañando la psicosis, tal cual otras drogas consideradas más “fuertes”. Daña las células nerviosas del cerebro lo que se refleja en disminución en el cociente de inteligencia y limitaciones de la memoria.
-         Afecta los aparatos reproductores del hombre tanto como los de la mujer. En él resultan lesionadas las células del esperma mientras que en ella se cambia el ciclo menstrual.
-         Esta droga afecta la reproducción de las células y por tanto la herencia. El uso por señoras embarazadas puede provocar partos prematuros (con todos los peligros que esto conlleva), bebés con capacidades mentales reducidas, limitaciones físicas y mayor tendencia a la leucemia.
Por mi parte debo decir que he buscado sobre las afirmaciones en pro de su uso y hay muy pocas valoraciones científicas sólidas a favor del uso de la marihuana como medicamento, las más sustentadas son solo en hipótesis y muchas puras elucubraciones.
Hoy, ya viejo, no le he perdido el miedo a la “yerbita”. Al contrario, su profusión me alarma, ya es un mal endémico mundial, con alto ritmo de crecimiento y expansión. Temo por familiares, amigos, seres humanos y familias en general. Los datos más actuales que pude lograr de las Naciones Unidas, dicen -de seguro esas cifras han aumentado- que unos 158,8 millones de personas consumían marihuana, cerca de un 3,8% de la población mundial. En Cuba no se publican datos al respecto pero existen comentarios de su uso por no pocos adolescentes y jóvenes.
Tan solo divulgamos sobre drogas ocupadas e incineradas y, en ocasiones, narcotraficantes extranjeros capturados. No recuerdo sobre bandas de expendedores con excepción de en muy espaciados programas dramatizados.
Debo expresar también que no veo en mi país un programa educacional desde la primaria, sólido, fuerte, continuado, de información y convencimiento de lo perjudicial del consumo de las drogas -en especial la más difundida de todas, la cannabis-, basado en los perjuicios que causa en la salud tanto física, mental como en el comportamiento moral, ético, cívico y filial.
La Habana, 15 de diciembre de 2013

Michelle Bachelet: “Expresen su opinión con el voto”


Michelle Bachelet ejerce su derecho al voto. (Foto: teleSUR)

teleSUR / ad-LP  -  Domingo 15 de Diciembre de 2013, 08:52 am

Tras ejercer su derecho al voto, la candidata hizo un llamado para salir y participar en el proceso, a fin de vencer los altos índices de abstención que se pronostican para esta segunda vuelta.

La candidata presidencial de Chile, Michelle Bachelet, ejerció su derecho al voto en horas de la mañana de este domingo, en la segunda vuelta de la elección presidencial de ese país, donde hizo un llamado a los chilenos a que participen y expresen su opinión en el voto.

Tras su votación, Bachelet señaló que “estoy convencida que hoy (domingo) será un día importante donde es relevante que las personas, hombres y mujeres de nuestra patria puedan concurrir a participar”.

Agregó que espera que con el voto del pueblo chileno se dé “una clara expresión del Chile en que queremos seguir viviendo, así que mi llamado esencial es a participar, a expresar su opinión en el voto y de esa manera hacer los cambios que Chile requiere”.

Frente a las preguntas de los periodistas presentes en el colegio de votación de la candidata sobre los niveles de abstención, Bachelet señaló que “en todos los países donde el voto es voluntario la abstención es mayor”, a la vez que aclaró que “gana el que gana con las reglas de la democracia”.

Previamente había votado la candidata de la derecha, Evelyn Matthei, quien señaló que su compromiso es mayor con la clase media. “Nuestra propuesta en básicamente con la clase media, creemos que la clase media es la columna vertebral de nuestro país”.

Matthei agregó que “ellos son el motor y por lo tanto todo nuestro corazón y nuestro programa está muy enfocado en la clase media. Así que clase media hoy día salga a votar, yo considero que votar también es un deber. Vayan todos a votar".

Algunos incidentes

Minutos previos a la llegada de Matthei, mientras votaba el excandidato presidencial Pablo Longueira se produjeron algunos incidentes en las afueras del establecimiento educacional donde éste ejercía el derecho al sufragio.

En el lugar fueron detenidas cuatro personas por lanzar improperios y escupitajos al excandidato. Los aprehendidos por desórdenes fueron tres mujeres y un hombre, todos mayores de edad, y fueron trasladados hasta la tercera comisaria de Santiago (capital), según informó el cuerpo de Carabineros.

El pasado domingo 17 de noviembre se realizó la primera vuelta de las elecciones generales y presidencial donde la candidata Michelle Bachelet obtuvo (centroizquierda) 46,67 por ciento de los sufragios, mientras Evelyn Matthei (derecha) logró el 25,01 por ciento.

China logra el primer alunizaje controlado en 37 años

EDITADO POR PEDRO MANUEL OTERO

Pekin, 14 dic (RHC-EFE).- La sonda no tripulada china Chang E3 aterrizó este sábado en el cráter lunar Sinus Iridum (Bahía de los Arcoiris), lo que convierte al país asiático en el tercero -tras EEUU y la URSS- en lograr un aterrizaje controlado en la Luna.

El anterior alunizaje controlado de una nave fue el de la sonda soviética Luna 24, de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el 18 de agosto de 1976.

Durante su acercamiento a la Luna, la Chang E3 (bautizada en honor a una diosa que según leyendas chinas vive en la Luna) ofreció imágenes muy nítidas de la superficie lunar, ayudada por la ausencia de atmósfera y por encontrarse en la cara iluminada del satélite terrestre.

Pocos minutos después de posarse en la Luna, la Chang E3 desplegó paneles solares con el fin de acumular la energía necesaria para, en unas horas, poder desplegar en la superficie selenita el robot móvil Yutu (Conejo de Jade).

Si esta segunda maniobra tiene éxito, China marcará otro hito, ya que el único país que hasta ahora ha desplegado robots móviles en la Luna ha sido también la URSS, y la última vez que lo consiguió fue hace 40 años, con el Lunojod 2 (1973).

China, que por otra parte logra este sábado el primer aterrizaje extraterrestre de su historia, lanzó su primera sonda lunar, el Chang E1, en 2007, y la segunda, el Chang E2, en 2010.

El país asiático busca a largo plazo llevar astronautas al satélite terrestre, y aunque todavía no hay una fecha fijada para ello se espera que sea hacia 2020, época en la que China también espera tener una base espacial permanente orbitando la Tierra.

Sudáfrica nunca defraudará legado de Mandela, afirmó presidente Zuma

Pretoria, 15 dic (PL) El presidente Jacob Zuma subrayó hoy que el viaje de Nelson Mandela terminó, pero el de Suráfrica hacia el progreso debe continuar porque jamás defraudaremos la memoria de nuestro héroe supremo, dijo. 

En la alocución que cerró el funeral de Estado para el primer presidente negro del país austral, Zuma expresó que "el paso triunfal de Madiba llega a su fin, le damos las gracias por haber dedicado su vida a la construcción de una sociedad libre y democrática".

Los hijos de Suráfrica pueden ahora crecer en una nación que no solo es políticamente libre, sino que también está luchando fuertemente contra la pobreza y en favor de garantizar la justicia social para todos nuestros compatriotas, recalcó el mandatario.

"Nos comprometemos a llevar la visión de futuro de Mandela hasta todas las escuelas, hospitales, puestos de trabajos e instituciones surafricanas", agregó Zuma en la ceremonia luctuosa organizada en Qunu, Eastern Cape.

Añadió que Tata Madiba no solo creía en la igualdad de géneros y de razas, sino que trasladó ese concepto humanista a la práctica política.

Nos enseñó a abrazarnos unos a otros como compatriotas y a odiar al racismo, dijo.

"Nos comprometemos a continuar promoviendo el no racismo y la construcción de una Suráfrica que realmente pertenece a todos los ciudadanos", reiteró Zuma, ante un auditorio de miles de personas y medio centenar de dignatarios extranjeros.

Agradecemos -apuntó- a la familia de Mandela por los años de cuidados especiales y de sacrificios enormes dedicados a nuestro máximo patriarca, especialmente a su viuda Graca Machel y a su segunda esposa Winnie Madikizela.

Sentimos su dolor como el nuestro, y le decimos que su pérdida es nuestra también, reafirmó el Jefe de Estado.

Sin dudas extrañaremos su sonrisa especial, el amor que disipaba y el gran liderazgo que representó. Vamos a apreciar cada momento que pasamos junto a él, y su espíritu permanecerá como una luz de guía para la nación, acentuó el mandatario.

"No vamos a decir adiós porque Mandela no se ha ido. Vivirá por siempre en nuestros corazones y mentes", proclamó el gobernante.

Zuma reconoció también la labor del equipo médico que atendió a Mandela hasta su deceso el 5 de diciembre. Fue un grupo de profesionales inmejorable, trabajaron todos los días y noches para mejorar su salud en la medida de los posible, dijo.

Nuestro querido Nelson Rolihlahla Mandela, el presidente fundador de nuestra nación democrática, falleció en paz en compañía de su familia. Él ahora está descansando, comunicó el Ejecutivo en la televisión nacional la noche de la muerte del venerado ícono antirracista.

Zuma adelantó que mañana lunes develará una estatua de bronce del patriarca de Suráfrica en la entrada principal de Union Buildings, donde Mandela fungió como mandatario de 1994 a 1999.

ro/jvj

Stephen King: “Siento vergüenza de ser estadounidense”

Publicado en Cubadebate el 15 diciembre 2013
Foto: François Sechet.

Stephen King ha escrito cerca de 50 novelas y ha vendido más de 300 millones de ejemplares. El autor de Carrie (1973) y El resplandor (1979), el libro que Stanley Kubrick y Jack Nicholson convirtieron en una memorable película, es seguramente el escritor vivo más popular del mundo. Símbolo y metáfora de la cultura pop estadounidense, King es, sin embargo, un tipo absolutamente humilde, un histrión tierno y simpático que tiende a minimizar su talento de escritor y que se toma el pelo a sí mismo sin parar, en un ejercicio que a veces parece sano y otras parece rozar el masoquismo.

Acaba de pasar por París por tercera vez en su vida para promocionar su última novela, Doctor Sueño (Plaza & Janés), que es una especie de secuela o pieza separada de El resplandor. Alojado en el lujoso hotel Bristol, ha paseado por la ciudad, ha dado una rueda de prensa masiva, ha hecho reír a miles de lectores en el inmenso teatro Rex, donde acababa de tocar Bob Dylan, y no ha parado de firmar ejemplares y de hacer amigos contando anécdotas y riéndose de su sombra. El autor de Misery ha contado que llevaba 35 años preguntándose qué habría sido del protagonista de Doctor Sueño, que no es otro que Danny Torrance, el niño que leía el pensamiento ajeno y que sobrevivía a duras penas a los ataques violentos de su padre alcohólico y abusador, Jack Torrance, en aquel hotel triste, solitario y final donde transcurría El resplandor.

Danny tiene ahora casi 40 años, le pega al trago como papá, acude a las sesiones de Alcohólicos Anónimos y cuida a ancianos que están a punto de morir. De ahí el título de una novela que es un compendio del potente universo de King: hay vampiros que comen niños para alimentarse, gente con poderes paranormales, tiroteos, rituales satánicos y sesiones de telepatía intensiva. No se pasa un miedo cerval como en El resplandor, pero es una muy legible novela de acción.

En un reciente artículo publicado en The New Yorker, Joshua Rothman ha explicado que King es el principal canal por donde fluyen todos los subgéneros de la mitad del siglo XX: ciencia ficción, terror, fantasía, ficción histórica, libros de superhéroes, fábulas posapocalípticas, western, que luego traslada a su pequeño reducto de Maine, el remoto Estado del noreste de EE UU donde vive, poblado por 1,2 millones de personas.

La prueba de su influjo en la cultura estadounidense son el cine y la televisión, que siguen rifándose sus historias. Aunque a los 65 años King sigue insistiendo en que lo que escribe no vale gran cosa, cuatro décadas de oficio y una legión de lectores en todo el mundo han acabado convenciendo a una parte de la crítica y a algunos compañeros de profesión de que suliteratura pensada para entretener a la América rural pobre tiene más interés, sentido y calidad de la que él mismo cree.

En 2003, King ganó la Medalla de la National Book Foundation por su contribución a las letras americanas, un año después de que lo hiciera Philip Roth. Aquel día, el escritor Walter Mosley destacó su “casi instintivo entendimiento de los miedos que forman la psique de la clase trabajadora estadounidense”. Y añadió: “Conoce el miedo, y no solo el miedo de las fuerzas diabólicas, sino el de la soledad y la pobreza, del hambre y de lo desconocido”.

Pero sobre todo lo demás, King es un personajazo. Fue hijo de madre soltera y pobre, mide casi dos metros, es desgarbado y muy flaco, tiene una cara enorme, habla por los codos, no para de decir tacos, se ha metido varias cosechas de “cerveza, cocaína y jarabe para la tos”, toca la guitarra en una banda de rock con amigos, tiene una mujer católica “llena de hermanos”, tres hijos, cuatro nietos, una cuenta llena de ceros, ha pedido al Gobierno que le cobre más impuestos de los que paga, adora a Obama, odia al Tea Party, hace campaña contra las armas de fuego y es una mina como entrevistado: rara vez se olvida de dejar un par de titulares por respuesta.

¿Así que no le gusta venir a Europa? Vine una vez a París con mi mujer en 1991, y otra a Venecia y a Viena en 1998 con mi hijo; esa vez pasamos una noche por París, pero fuimos a ver una película de David Cronenberg. En Europa paso vergüenza: no hablo otra lengua salvo el inglés, y no me gusta ir dándomelas de celebridad. Prefiero un perfil bajo. Yo vivo en Maine, en un pueblo pequeño donde soy uno más. Cuando vengo a París soy la novedad, nadie me ha visto antes; allí llevan viéndome toda la vida y les da igual; soy el vecino.

¿Y por qué tiende a infravalorarse? Lo contrario de eso sería llamarme Il Grande, que sería lo mismo que llamarme El Gran Gilipollas.No quiero ser eso. Quiero ser tratado como una persona normal. Los escritores tenemos que mirar a la sociedad, y no al revés. Si mis editores me dicen que venga a París, es porque quieren vender libros. En las ferias de América trabajan chicas como gancho: se ponen en las puertas de los locales de striptease y mueven un poco el culo para atraer a los clientes. Aquí yo soy el que mueve el culo. En casa estoy en mi sitio, en la silla justa, escribiendo. Es ahí donde debo estar.

¿Qué se siente al haber vendido 300 millones de libros? Lo importante es saber que la cena está pagada, el número de copias que vendes da igual mientras sean suficientes para seguir escribiendo. Adoro este trabajo.

¿No siente orgullo? No sé si es orgullo, pero me hace feliz saber que mi trabajo conecta con la gente. Crecí para contar historias y entretener. En ese sentido creo que he sido un éxito. Pero el día a día es mi mujer diciendo: “Steve, baja la basura y pon el lavaplatos”.

¿Se siente maltratado por la crítica? Al principio de mi carrera vendía tantos libros que los críticos decían: “Si eso le gusta a tanta gente, no puede ser bueno”. Pero empecé joven y he logrado sobrevivir a casi todos ellos. Muchos críticos saben que llevo años tratando de demostrar que soy un escritor popular, pero serio. A veces es verdad que lo que vende mucho es muy malo, por ejemplo 50 sombras de Grey es basura, porno para mamás. Pero La sombra del viento, de Ruiz Zafón, es bueno, y Umberto Eco ha sido muy popular y es estupendo. La popularidad no siempre significa que algo sea malo. Cuando leo una crítica muy negativa, me callo la boca para que el crítico no sepa que lloriqueo. Pero siempre las leo porque quiero aprender, y cuando una crítica está bien hecha, te ayuda a saber lo que hiciste mal. Si todos dicen que algo no funciona, te puedes fiar. En todo caso, la mejor réplica a una crítica la hizo un músico del XIX cuya ópera fue demolida. Le escribió una carta al crítico diciendo: “Estoy en la habitación más pequeña de mi casa. Tengo su crítica delante, y muy pronto la tendré detrás”.

¿Cuándo decidió ser escritor? Sabía lo que haría a los doce años. Escribir nunca ha sido un trabajo. Llevo 54 años haciéndolo y todavía no puedo creer que me sigan pagando por esto. ¡De hecho, no puedo creer que nos paguen a los dos por estar haciendo esto!

Yo tampoco. ¿Es verdad que tuvo una infancia un poco ‘Oliver Twist’? No tanto. Mi padre se fue de casa cuando yo tenía dos años y mi madre trabajó muy duro para criarnos a mí y a mi hermano. Lo que más siento es que murió de cáncer antes de que yo tuviera éxito. ¡Me habría gustado tratarla como a una reina! Mi primera novela, Carrie, se publicó en abril de 1974, y ella murió en febrero. Al menos recibí el adelanto y eso sirvió para cuidarla bien. Llegó a leerla y le gustó, dijo que era maravillosa y que tendría mucho éxito.

¿Heredó de ella la imaginación? No, el sentido del humor. La fantasía y la escritura las heredé de mi padre. Solía enviar relatos a las revistas ilustradas en los años treinta y cuarenta, aunque nunca se los publicaron. Adoraba la fantasía, la ciencia ficción, las historias de terror. De pequeño encontré en casa una caja llena de libros de Lovecraft, de Clark Ashton Smith; fue como un mensaje suyo lleno de cosas buenas.

Es un hombre hecho a sí mismo, con conciencia social, que pide pagar más impuestos de los que paga. Todo el mundo debería pagar impuestos según sus ingresos. A mí me gusta pagarlos solo para buenas causas, y no para sufragar guerras en Iraq, que fue la más estúpida del mundo. En ese sentido, encarno el sueño americano, aunque sin un Cadillac.

También hace campañas contra la venta libre de armas. ¿Una causa perdida? El problema no son las escopetas de caza. El 70% de EE UU es rural, y no tengo problema en que la gente cace ciervos y se los coma. Tener revólveres en casa tampoco me parece mal, yo mismo tengo uno, descargado y lejos del alcance de los niños. El gran problema, lo que me pone fuera de mí, son las armas semiautomáticas. Pegan 40, 60 u 80 tiros seguidos, como la que se empleó en la matanza de Connecticut. Es vergonzoso que se vendan, pero el lobby de la Asociación Nacional del Rifle trabaja para los fabricantes de armas y se basa en la fantasía de que EE UU es como hace 50 o 60 años. Dicen que las muertes de niños son el precio a pagar por la seguridad. La cultura pistolera forma parte de la cultura americana, pero odio eso, me repugna. Luego dicen que por qué nunca vengo a Francia o Alemania: porque son civilizados, y yo siento vergüenza de ser estadounidense. Amo a mi país, pero está lleno de basura.

Háblenos de Danny Torrance, el niño de ‘El resplandor’, que ahora vuelve en ‘Doctor Sueño’. Al final de El resplandor, era 1977, Danny tenía cuatro o cinco años, porque escribí la novela en 1976, durante el bicentenario, cuando era presidente Ford. Al principio de Doctor Sueño tiene ocho años. Durante 33 años, ese niño ha estado en mi cabeza. Me preguntaba qué sería de él, si seguiría o no manteniendo ese talento, el resplandor de leer los pensamientos de la gente. Creció en una familia terrible. Su madre malherida sobrevivió de milagro a la paliza de la mesa del comedor, y el padre, Jack, era alcohólico, como yo… Sabía que Danny debía seguir estando rabioso con el mundo, porque su padre era un canalla que abusaba de ellos. La rabia es el centro del libro, de Jack a Danny hay una generación marcada por la rabia.

¿Usted bebía mucho entonces? Cuando escribí la novela, muchísimo. Pero ya sabe, los escritores tenemos que hablar de lo que conocemos.

¿Qué tomaba? Tomaba mucha cerveza.

Eso no es tan duro… Es que me tomaba una caja diaria, 24 o 25 latas…

¿Con otras sustancias? No en ese momento. Luego sí, tomé todo lo que pueda imaginarse. Cocaína, Valium, Xanax, lejía, jarabe para la tos… Digamos que era multitoxicómano. Lo malo es que entonces no había programas de ayuda, e hice de Jack un alcohólico peor que yo. Se intentaba curar la adicción por las bravas y era peor. Ahora he intentado equilibrar eso en Doctor Sueño pensando qué habría pasado si Jack hubiera tenido ayuda. Así que metí a Danny en Alcohólicos Anónimos.

Aquella novela supuso que le etiquetaran como un narrador de historias de terror. ¿Le molestó? La gente, y sobre todo los críticos y los editores, adoran las etiquetas, les gusta meter en jaulas a los autores, ponerles en una carpeta. Para los editores es como vender comida: este escritor os dará judías verdes; este, terror; este, chocolate. No me parece mal. Cuando salió Carrie, tenía dos novelas más escritas, y le pregunté al editor en Nueva York cuál prefería, una de un secuestro más literaria, Blaze, u otra de terror, Salem’s lot. Y él me dijo: “La segunda será un best seller, pero si sacamos la de terror, te encasillarán”. Y yo le dije: “Me importa un carajo si paga la cuenta del supermercado. Mi mujer me llama cariño; mis hijos, papá; mis nietos, abuelito, y yo me llamo Steve. Me da igual cómo me llamen los demás”.

¿Ha pensado en qué lugar de la literatura estadounidense quedará Stephen King? Es difícil saberlo. No sé si hay vida después, aunque no creo. Pero si quedara algo similar a la conciencia, lo último que me preocuparía es saber si me lee o no la próxima generación. Dicho esto, cuando los escritores mueren, o sus libros se siguen publicando, o desaparecen. La mayoría desaparece. Quedan solo algunos, y esos son los importantes: Faulkner, Hemingway, Scott Fitzgerald, olvidado cuando murió y rescatado más tarde. En español, Cervantes, García Márquez, Roberto Bolaño, esos quedarán. Bolaño sabía tragar drogas y beber. Pero también sucede que queda la gente más rara: de Stanley Gardner, el autor de Perry Mason, quedó muy poco; pero no quedó nada de John D. McDonald, que era estupendo. Y apenas nada de John M. Cain, pero sí de Jim Thompson. Y, más extraño aún, queda Agatha Christie… Es decir, nunca sabes quién va a perdurar. Creo que los escritores de fantasía tienen más posibilidades de quedar. Y creo que, de mis libros, resistirán El misterio de Salems’ lot, El resplandor, It y quizá La danza de la muerte. Pero no Carrie. Y quizá también Misery. Esos son los imprescindibles para la gente que los leyó, pero no estoy nada seguro de que la gente siga pensando en mi trabajo cuando palme. Quién sabe. Somerset Maugham fue muy popular en su día. Ahora nadie lo lee. Escribió grandes novelas. Alguien le preguntó por su legado, y dijo: “Estaré en la primera fila del segundo rango”. Dirán eso de mí.

¿Ve cómo prefiere militar en segunda división? Cuando estás dentro del negocio, sabes bien cuál es tu nivel de talento. Cuando lees a un escritor bueno, piensas: “Si yo pudiera escribir así”, notas mucho la diferencia entre lo que haces y lo que escribe gente como Philip Roth, Cormac McCarthy, Jonathan Franzen o Anne Tyler. Hay muchos muy buenos.

¿Sigue leyendo mucho? Todo lo que puedo, cada día, aunque veo mucha tele. Y escribo todos los días, acabo de escribir una cosa sobre Kennedy para The New York Times. Este oficio es una pasión. Más que vivir de ella, me gusta practicarla. Preferiría estar escribiendo ahora en vez de estar aquí.

Ya acabamos. No, si es usted un tipo estupendo, pero es que las ideas me vienen sin querer. Esta mañana íbamos en el coche, nos paramos al lado de un autobús donde iba una mujer sentada y pensé: ¿Y si ahora sube un tipo y le corta el cuello? Será un cuento corto, aunque eso nunca se sabe; Carrie iba a ser un relato también y acabó siendo una novela. Lo importante es esa pregunta: ¿qué pasaría si…? Ese es el motor de mis historias.

Y luego acaban en el cine o en la tele. Sí, mucha gente va al cine en el mundo y eso ayuda a hacerte popular. Pero al final todo da igual, porque un día te encuentras con gente por la calle que te reconoce y te dice: “¿Eres Stephen King? Tío, me encantan tus películas”, y otro día, en un supermercado de Florida, me para una mujer y me regaña porque escribo cosas terroríficas. Dice: “Prefiero The Shawshank redemption”. Y yo: “La escribí yo”. Y ella: “No es verdad, para nada”. Y se larga.

¿El libro electrónico le ha ayudado a vender más? ¿Qué piensa de Amazon? Amazon y el libro electrónico son fantásticos para los escritores. Si antes un editor decía no, era no. Ahora puedes editar tu libro y venderlo. Para los que llevamos tiempo en esto, es un mercado más. Antes había tapa dura, tapa blanda y audio. Ahora hay también libros digitales, que son maravillosos. Todo eso es formidable para los suministradores del material, que somos nosotros: siempre van a seguir necesitando historias. Es un problema para los editores, que siempre han sido los cancerberos de la calidad, pero muchos descubren en la red nuevos talentos. Y para los lectores es ambivalente: sin librerías, el 90% de lo que inunda en Amazon es basura. Como 50 sombras de Grey. ¡Vender eso como ficción es increíble!.

Mujica planea adoptar a unos 40 niños cuando termine su mandato presidencial

RT - 15 dic 2013 | 13:20 GMT

AFP / Mario Goldman

El jefe de Estado de Uruguay, José Mujica, tiene previsto adoptar a entre 30 y 40 niños pobres en el sector donde vive cuando finalice su mandato presidencial.

"Cuando me saque este sayo [traje] que me pesa", en referencia a su periodo presidencial que finaliza en marzo de 2015, "tengo la idea de adoptar a 30 o 40 gurises [niños] pobres y llevarlos conmigo", dijo el mandatario uruguayo citado por el diario local 'El Observador'.

Mujica, de 78 años, no vive en la residencia presidencial de la nación sudamericana, sino en una granja a las afueras de Montevideo junto a su esposa, la senadora Lucía Topolansky, de 69 años. El matrimonio nunca tuvo hijos.

Ya en 2007 Mujica había adelantado que tiene que "pensar en la sucesión". "Mis familiares son los hijos de los pobres que quieran trabajar, esos son mis hijos, entonces estoy empeñado en hacer una escuela de oficios rurales […]. Hay muchos oficios de campo que se están perdiendo y hay mucho gurí en la vuelta", dijo.

Además, el mandatario sudamericano tampoco ha descartado, entre otras cosas, volver a vender flores en la feria cuando deje de ser jefe de Estado.

Chile: ¿se abre una puerta?

Michelle Bachelet en su campaña presidencial se ha pronunciado abiertamente por la anhelada reforma de la educación, entre otras demandas sociales, y no descarta una nueva Constitución


Bachelet (derecha) y Matthei se disputan hoy la presidencia. Autor: EFE

Marina Menéndez Quintero
marina@juventudrebelde.cu
14 de Diciembre del 2013 20:34:16 CDT

No es solo el resultado de la primera ronda, cuando Michelle Bachelet estuvo apenas a cuatro puntos del 50 por ciento que le habría otorgado la mayoría absoluta. A tenor con las encuestas —no siempre infalibles—, en el tramo corrido desde el 17 de noviembre, su oponente en el balotaje de este domingo, Evelyn Matthei, tampoco ha logrado remontar la cuesta al pie de la cual la dejó varada el escaso 25 por ciento de votos obtenidos en aquella primera ronda.

Pocos dudan entonces de que será la aspirante de la bien llamada Nueva Mayoría —ahora se ha sumado el Partido Comunista a la antigua Concertación para la Democracia— quien se lleve el gato al agua.

Ahora solo necesita mayoría relativa y algunos sondeos le adjudican entre un 63 y hasta un 66 por ciento de los sufragios.

Tales predicciones parecen ir de la mano con el entorno: un país donde la ejecutoria neoliberal instaurada desde las leyes por el ex dictador Augusto Pinochet y proseguida después por la propia Concertación, fue profundizada con el saliente Gobierno derechista de Sebastián Piñera. La resultante es un país que, si no pudiéramos llamar propiamente más radicalizado, se ha mostrado al menos más convencido de la necesidad de cambiar el estatus quo y, lo que es más importante, de luchar por lograrlo. Hablo, claro, de los de abajo…

Y si bien no hay certeza de que la Bachelet vaya —o pueda— dar un giro en redondo, es aún más seguro que Matthei no moverá un dedo por lograrlo.

Así, la elección de hoy vuelve a representarse en la consabida dicotomía a la que se ha enfrentado, en los tiempos recientes, la mayoría del electorado latinoamericano: continuismo o cambio.

Camino desandado

A favor de quienes se inclinan por la segunda variante hay ya puntos anotados. A saber, la entrada al Parlamento de ex líderes del conglomerado social al que puede adjudicarse eso que algunos llaman hoy «despertar» de Chile.

La sostenida movilización estudiantil durante los últimos dos años «arrastró» a otros sectores que les acompañaron en el reclamo de educación gratuita y de calidad, y también enarbolaron sus propias banderas. Por primera vez desde los tiempos de Salvador Allende hubo concertación entre estudiantes y obreros, y se reconoció a voz en cuello al neoliberalismo como responsable de males que no estriban, lógicamente, en el crecimiento que se apuntó como éxito el modelo, sino en las desigualdades, la privatización entronizada con fórmulas inamovibles como la municipalización educativa que cuestiona el estudiantado, y ataduras políticas como el sistema binominal de elección presidencial.

La dominación de las mentes fue otro de los «logros» que se apuntó el quehacer neoliberal en Chile, y ese muro, que inhibía el paso a una nación más plena, como vemos, también ha empezado a derruirse.

Sacando cuentas

Aunque Bachelet ha dicho —posiblemente pensando en el voto de las clases altas— que no gobernaría presionada por la ciudadanía, deberá tener en cuenta las mudanzas experimentadas desde el fin de su primer mandato (2006-2010) si finalmente se hace de la presidencia.

En su campaña se ha pronunciado abiertamente por la anhelada reforma de la educación entre otras demandas sociales, y no descarta una nueva Constitución por la que pasará cualquier intento de transformación profunda y que requerirá —como ha ocurrido ya en otros países de la región— de una Asamblea Constituyente.

El camino parece más despejado para esa eventualidad, aunque no del todo conquistado.

Resultados descollantes de noviembre fueron también los de los comicios legislativos. La mayoría simple ganada por Bachelet en las dos cámaras del Congreso (21 frente a 16 de la derecha y un independiente en el Senado, y 67 en la Cámara de Representantes frente a 49 de la Alianza por Chile, uno del Partido Liberal y tres independientes) son suficientes para ciertos proyectos de ley pero no para los más complicados. Esos votos, además, significan un crecimiento en diez de sus diputados, y la llegada al Congreso de caras nuevas que representan el clamor popular: cuatro ex presidentes de federaciones universitarias —Camila Vallejo, Karol Cariola, Gabriel Boric y Giorgio Jackson—, quienes ahora son diputados.

Lo cierto es que aun sin ganar Bachelet, parece entreabierta la puerta.