viernes, 4 de octubre de 2013

El director del diario chileno 'El Mercurio' revela sus vínculos con la CIA

RT - 5 oct 2013 | 1:32 GMT


Agustín Edwards, dueño del influyente diario chileno 'El Mercurio', reconoció este jueves su vinculación con la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) durante el golpe de Estado contra el presidente chileno Salvador Allende, informa el diario ecuatoriano 'El Telégrafo'.

No obstante, Edwards, durante su declaración ante el juez instructor del caso, Mario Carroza, negó haber participado en la planificación del golpe militar.

Carroza ordenó la denominada Operación Colombo, una investigación sobre 'El Mercurio' en relación con la Operación Cóndor (un plan de las dictaduras latinoamericanas para reprimir a los movimientos de izquierda en la región).   

Cubanos: ¿Emigraron para siempre?

Esteban Morales
UNEAC
Estados Unidos, observando su  histórica relación con Cuba, le causó  daños, que aun  la Isla no ha logrado superar. Estos son algunos de ellos:
-Convertir su cercanía geográfica al territorio de la Unión en un estigma que solo los años de resistencia revolucionaria, después de 1959, nos han ayudado a solucionar. “Si antes fue una desventaja estar tan cerca de los Estados Unidos; hoy es una desventaja para Estados Unidos estar tan cerca de Cuba”. Dicen que,  “Si tienes los brazos cortos, arrímate al contrario”.
-La política imperial de los Estados Unidos nunca permitió que la Isla contara con una burguesía nacional. Esta última era demasiado dependiente y nunca fueron capaces de defender los intereses del país. Desde el siglo XIX, esta burguesía nunca fue revolucionaria y la parte que logró serlo (fracasó ante los intentos de los Estados Unidos por conquistar el poder de manos de España). La Resolución Conjunta engañó a los patriotas cubanos. La Enmienda Platt sujetó a la Isla, cercenándole cualquier intento de independencia y soberanía. Finalmente, los gobiernos republicanos, quedaron como simples custodios de los intereses norteamericanos en la Mayor de las Antillas. Estos últimos solamente protestaban ante un pequeño tamaño de la tajada. Así inauguró  Estados Unidos su moderno colonialismo. Cuba fue el experimento. Por cierto, exitoso, dentro de sus límites.
-Los desplazados, no fueron capaces de organizar una “contrarrevolución legítima” después de 1959, para tratar de reconquistar el poder;  la política norteamericana la asesinó dentro de lo que pudo ser el  vientre materno, nunca nació,  y  hasta hoy, esa  contrarrevolución tanto interna como externa, no es cubana, y no son más que simples mercenarios al servicio de una potencia extranjera.
-Estados Unidos marcó a la naciente sociedad cubana con una confrontación cultural que aun sobrevive, entre querer vivir como en los Estados Unidos y querer vivir como cubanos. La mayoría de los cubanos miran para adentro, pero no pocos miran para el norte.
-Aun el anexionismo y el independentismo, sobreviven en Cuba, como corrientes ideológicas contrapuestas, que marcan el ambiente político del país.
-Cuando los cubanos, que defienden a la Revolución, tienen que enfrentarse a las élites de poder estadounidense, lo tienen que hacer, no solo contra  una derecha en los Estados Unidos, formada también por cubanos, que renunciaron a la patria, para cumplir órdenes de quien siempre ha sido el enemigo de la Isla. Sino  también tiene que enfrentarse a una cultura política, donde Cuba siempre aparece como parte del territorio continental de Estados Unidos.
-Por eso, el único final que puede tener esa confrontación entre  Cuba y los Estados Unidos, es que la Isla logre sobrevivir como nación independiente. Porque  o los Estados Unidos renuncian a sus aspiraciones sobre Cuba, conviviendo con ella como nación independiente, o Cuba tendrá que estar siempre preparada para responder a los ataques de que sería objeto. Una larga lista de agresiones de Estados Unidos conforma esa historia.
Pero  quiérase  o no, Cuba no puede mudarse del territorio en que está enclavada, ni Estados Unidos tampoco y no se avizora un cambio en las esencias de la política de la potencia del norte hacia la Isla.

Sigue ...

Artículo completo en MONCADA LECTORES DOCUMENTOS

Un hombre se quema a lo bonzo en una zona de Washington cercana al Capitolio

RT -  4 oct 2013 | 21:52 GMT


Un hombre fue ingresado en un hospital con pronóstico grave tras quemarse a lo bonzo en el céntrico National Mall (Explanada Nacional) de Washington D.C., EE.UU., según ha informado el diario local 'The Washington Post', citando a un oficial de bomberos de la ciudad.

Se conoce como National Mall al paseo ajardinado que se extiende desde el monumento a Washington hasta el Capitolio. De acuerdo con testigos presenciales, el individuo se roció el cuerpo con gasolina y se prendió fuego.

El portavoz del Departamento de Bomberos local, Tim Wilson, informó que la vida del hombre corre peligro debido a la importancia de las lesiones sufridas. La identidad del sujeto o los  motivos que le han llevado a atentar contra su propia vida todavía no han trascendido.   

El crimen de Barbados espera por la justicia

Cubasí  -  Ángel Rodríguez Álvarez/ AIN - Viernes, 04 Octubre 2013


En la foto: A la derecha el terrorista Luis Posada Carriles quien continúa libre en Miami. A su lado, al centro, el mercenario cubano Guillermo Fariñas y en el extremo izquierdo el traidor Hubert Matos.

El seis de octubre de 1976 un avión de Cubana de Aviación fue objeto de un sabotaje que lo hizo estallar en pleno vuelo cerca de Barbados, y provocó la muerte de todos sus tripulantes y pasajeros, entre ellos, el equipo de jóvenes ganadores del Campeonato de Esgrima de Centroamérica y el Caribe, y otros viajeros guyaneses y coreanos.

   Los familiares de las 73 víctimas, y los pueblos cubano, guyanés y coreano, 37 años después, aguardan por la justicia. Los principales culpables aún no han sido sancionados y continúan su carrera criminal, la cual no ha cesado. 

   Quienes concibieron, planearon y dirigieron la acción genocida tienen largo expediente de terrorismo desde que, en los años sesenta, empezaron a practicarlo a sueldo de la CIA.

   Su responsabilidad en la voladura del avión cubano y el asesinato a sangre fría de todos los viajeros, son conocidos por el gobierno de Estados Unidos, tal como reconoció en documento oficial el 23 de junio de 1989, el Departamento de Justicia de ese país.

   Pese a sus notorios delitos, incluso cometidos en Estados Unidos, uno de ellos, Orlando Bosch, fue indultado por el entonces presidente George H. Bush, y vivió tranquilamente en ese país hasta su muerte.

   El otro, Luís Posada Carriles, después de escapar de una cárcel venezolana donde esperaba juicio por el caso del avión cubano, pasó a trabajar para la Casa Blanca en actividades clandestinas que EE.UU. realizaba en Centroamérica y, posteriormente, dirigió los ataques con bombas contra varias instalaciones turísticas en Cuba.

   Su última fechoría conocida fue la organización del frustrado atentado contra Fidel Castro y cientos de estudiantes panameños con motivo de la celebración de la Cumbre de Jefes de Estado de Iberoamérica, en Panamá.

   Luego entró clandestinamente en Estados Unidos sin ser molestado, y vive tranquilamente en ese país pese a la reiterada solicitud del gobierno venezolano de que sea extraditado.

   Cuba posee sobradas razones y la fuerza moral suficiente para  reclamar se haga justicia por ese crimen y la larga lista de tropelías cometidas contra el país a lo largo de más de medio siglo; también para reclamar que el esfuerzo internacional contra el terrorismo sea sincero, consecuente, sin dobles raseros ni discriminaciones, y sin manipulaciones fraudulentas.

   Mientras el expediente del crimen de Barbados permanezca sin concluir, y en tanto el resto de las atrocidades terroristas fraguadas y ejecutadas desde Estados Unidos no reciban el castigo merecido, será imposible que alguien por allá tenga el mínimo de seguridad para erigirse en fiscal de ese flagelo.

Muere general vietnamita Vo Nguyen Giap, gigante militar del siglo XX

Se convirtió en héroe nacional tras victorias sobre Francia y Estados Unidos. Falleció a los 102 años.


Notimex - 04/10/2013 11:04

Hong Kong. El general vietnamita Vo Nguyen Giap, considerado uno de los más grandes estrategas militares del siglo XX por sus victorias sobre Francia y Estados Unidos, murió hoy a la edad de 102 años en Hanoi.

El deceso de quien fue un héroe nacional ocurrió al atardecer de este viernes, después de pasar largos años en un hospital militar de la capital vietnamita, informó su familia sin precisar mayores detalles.

Giap, hijo de un campesino, llegó a ser una de las mayores figuras del siglo XX, contándose entre los gigantes militares del mundo como el mariscal británico Bernard Montgomery, el alemán Erwin Rommel y el estadunidense Douglas MacArthur.

Fue la mente maestra que logró la derrota de las fuerzas francesas en Dien Bien Phu, en 1954, que puso fin al colonialismo del país europeo en la región, permitiendo la independencia de Vietnam.

También condujo la llamada Ofensiva Tet contra las tropas estadunidenses en 1968, que las llevó a la retirada.

El general vietnamita, quien publicó un gran número de trabajos sobre estrategia militar, nació el 25 de agosto de 1911 en la central provincia de Quang Bing, entonces parte de la Indochina francesa y a los 14 años se unió a un movimiento clandestino de resistencia.

Para 1938, era miembro del partido comunista indochino de Ho Chi Minh y huyó a China con éste antes de la invasión japonesa de Vietnam, que tuvo lugar en septiembre de 1940.

Giap organizó un ejército desde su exilio en China y regresó a Indochina para emprender una guerra de guerrillas contra los ocupantes japoneses.

Después de la invasión estadunidense, el reconocido general permaneció como ministro de Defensa y en 1976 fue nombrado viceprimer ministro, aunque debido a su edad, se retiró seis años después.

Decisivo fallo de un tribunal federal en el caso de los Cinco

Andrés Gómez *

El 27 de agosto pasado el Tribunal Federal de Distrito del Distrito de Columbia hizo público su fallo ordenando al Departamento de Estado federal que entregue todos los documentos en su poder relacionados al pago ilegal por agencias federales a 44 periodistas de Miami durante los años 1998 a 2002, los años durante los cuales los Cinco fueron detenidos, encausados, enjuiciados y condenados en esta misma ciudad. 

Los pagos a estos periodistas se hicieron directamente por agencias oficiales de propaganda del gobierno federal: la Agencia de Información de Estados Unidos [United States Information Agency], la Junta de Gobernadores sobre Trasmisiones [Broadcasting Board of Governors] y su agencia la Oficina de Trasmisiones a Cuba [Office of Cuba Broadcasting].

El conocimiento sobre este financiamiento ilegal por parte del gobierno federal a estos 44 periodistas en Miami se supo a través de las investigaciones de documentos de las mencionadas agencias de propaganda que durante largos años ha realizado el Comité Nacional a Favor de la Libertad de los Cinco de Estados Unidos.  Documentos que fueron obtenidos a través de la Ley de Libertad de Información [Freedom of Information Act, FOIA] con el imprescindible auxilio de la Asociación del Fondo a Favor de los Derechos Civiles [Partnership for Civil Justice Fund], un bufete progresista radicado en Washington D.C.

Esta orden del tribunal obedece a una demanda judicial presentada en junio pasado por la Asociación del Fondo a Favor de los Derechos Civiles contra el Departamento de Estado para obligar a éste a que entregara los documentos en cuestión, ahora bajo su custodia, al periódico Liberation.

Estos 44 periodistas escribieron, publicaron o reportaron en los órganos de prensa para los que entonces trabajaban miles de artículos “saturando los medios de prensa de Miami con artículos y reportajes hostiles, incendiarios y discriminatorios sobre Cuba y los Cinco durante su arresto y enjuiciamiento en Miami”, como mantiene la demanda judicial presentada en junio pasado.

Al hacerlo, y al estar siendo pagados estos 44 periodistas durante esos años por las agencias de propaganda del gobierno federal, el gobierno de Estados Unidos violó la integridad de los procesos judiciales garantizados por la constitución federal que aseguran un juicio imparcial, en este caso a los Cinco.  Además, la Ley Smith-Mundt de 1948 terminantemente prohíbe al gobierno de Estados Unidos financiar actividades que puedan influir o manipular la opinión pública en territorio estadounidense, como fue en este caso, antes y durante el juicio de los Cinco, el propósito del gobierno federal.

Este fallo del Tribunal Federal del Distrito de Columbia es de importancia fundamental en el proceso de apelación extraordinaria –de habeas corpus- de, ahora 3 de los Cinco: Gerardo, Ramón y Antonio. La información que se obtendrá de los documentos que el Departamento de Estado, ha rehusado entregar, y que ahora por esta orden judicial está obligado a hacerlo, formará parte integral del actual proceso de apelación de la defensa en su exigencia que los tribunales declaren nulo el juicio de los Cinco y sus condenas.

El 4to de los Cinco que se mantiene en prisión, Fernando González, recientemente se retiró del proceso de apelación extraordinaria ya que su condena, de 17 años y 9 meses en prisión, finaliza en el mes de febrero próximo, 2014. De continuar Fernando siendo parte del proceso de apelación extraordinaria, las leyes determinan que hubiese tenido que permanecer encarcelado hasta terminarse el mismo.

La orden del Tribunal de Distrito Federal de agosto pasado al Departamento de Estado es terminante. Le ordena a que: 1. “con toda prontitud complete una búsqueda que con suficiente probabilidad produzca todos los documentos que competen en este caso que estén en su posesión, custodia o control…” 2. “…produzca el primer grupo de los documentos en su posesión sujetos a ser hechos públicos bajo la Ley de Libertad de Información [FOIA, por sus siglas en inglés] para el 26 de octubre de 2013, y hacer públicos documentos adicionales cada seis semanas hasta completar este proceso de hacer públicos todos los documentos pertinentes en este caso para el 31 de marzo de 2014”.

La orden judicial también contempla –como ocurre en la inmensa mayoría de los casos que agencias o departamentos federales no quieren hacer público documentos en su poder, como la ley los obliga — la posibilidad que el Departamento de Estado estime por diferentes motivos no hacer público algunos de esos documentos, y establece la fecha del 14 de abril de 2014 como fecha límite para que produzca un índice de todos esos documentos. La orden también establece otras dos fechas para la respuesta del demandante a la postura del Departamento de Estado,
 y a su vez para la contra respuesta del Departamento de Estado al demandante; la última de éstas sería el 5 de julio de 2014.

En una nota aclaratoria de este proceso, Carl Messineo, Director Legal de la Asociación del Fondo a Favor de los Derechos Civiles, el bufete encargado de la demanda, mantiene, “Uno podría suponer que esta orden judicial resulte en que el Departamento de Estado produzca de manera satisfactoria y completa todos los documentos requeridos. Pero el no hacerlo es una decisión de carácter político. Más que nada podríamos suponer que esta orden judicial es una victoria inicial en lo que podría ser una alargada batalla legal.”

A pesar de todas los posibles dificultades legales que el Departamento de Estado interponga en el afán del gobierno federal de negarse a cumplir, desde un principio --desde el mismo día que decidió arrestar a los Cinco durante el verano de 1998--, los preceptos constitucionales que le garantizan a los Cinco su condición de hombres libres y un proceso judicial imparcial y transparente, el fallo de la jueza Beryl Howell del Tribunal Federal de Distrito del Distrito de Columbia es un fallo decisivo, una importantísima victoria, para el proceso extraordinario de apelación, ahora de 3 de los Cinco, así como para la extraordinaria campaña política a nivel mundial que inexorablemente lograrán hacer realidad su libertad.

* Director de Areítodigital

Miami. 4 de octubre de 2013

La desbandada que no se produjo en Cuba tras reforma migratoria descoloca a la prensa internacional

José Manzaneda *


Ocho meses después de que se aprobara en Cuba la nueva Ley Migratoria, que eliminó el trámite del permiso de salida para viajar fuera del país, se han producido cerca de 180.000 viajes al exterior, en un clima de normalidad absoluta (1). La desbandada que pronosticaron algunos está bien lejos de haberse producido (2).

Pero cierta prensa internacional sigue resucitando viejos mitos. Hace unos días, el diario español El Mundo insistía en que “un derecho natural (el de viajar) les fue negado durante más de cinco décadas” a cubanas y cubanos (3). Curiosamente, no decía ni una palabra de que su gobierno, el de España, es en la actualidad uno de los principales obstáculos para el ejercicio de ese “derecho natural” por parte de miles de habitantes de Cuba, al haber endurecido en el último año las ya draconianas condiciones para la concesión de visados de entrada (4).

Tampoco mencionaba –ni en este ni en otros textos anteriores- que a quien le es cercenado el “derecho natural” a viajar es a la ciudadanía de EEUU de origen no cubano, que tiene prohibido viajar a Cuba salvo con una licencia especial, la de los llamados viajes “people to people” (“pueblo a pueblo”) (5).

Tanto el citado diario El Mundo, como el ABC, dedicaban un amplio espacio de sus noticias a las nuevas facilidades de viajar que tienen los llamados “disidentes”, a quienes en el pasado –ciertamente- las autoridades de la Isla les negaban esa posibilidad en numerosas ocasiones. El ABC dedicaba más de la mitad del texto a los viajes de este colectivo absolutamente marginal en la sociedad cubana (6). Y –dado que estas personas entran y salen ya de Cuba con absoluta libertad- insinuaba que ahora las represalias gubernamentales consisten en que, a su regreso, en el aeropuerto, “son sometidos a un registro minucioso de sus pertenencias”. Imaginamos que la periodista de ABC Carmen Muñoz no visita mucho los aeropuertos del mundo, mucho menos los de EEUU.

El Mundo, además, se lamentaba de que la normalidad en los viajes de la “disidencia” le ha quitado a ésta el glamour informativo: al comienzo sus “viajes (al exterior) ocuparon los principales espacios informativos. (...) Pero ahora, más de ocho meses después, ya casi no se trata el tema (en los medios)”, escribía su corresponsal en Miami Rui Ferreira. Y se apoyaba en el análisis de un supuesto experto de la Universidad Internacional de Florida, que consideraba esta situación “preocupante, porque puede conducir a la inercia, de pocas consecuencias políticas”, incluso a “obstaculizar una transición democrática de corte occidental (en Cuba)”. Y es que, aunque los medios no lo quieran reconocer, la flexibilización migratoria del Gobierno cubano ha conseguido que la llamada “disidencia” –colectivo de nula representatividad y apoyo social en la Isla- rebaje en muy poco tiempo su desproporcionada y artificial presencia mediática.

Otra de las medidas contenidas en la Ley Migratoria cubana, recordemos, es la supresión de la llamada “salida definitiva” del país, por lo que las personas que emigran pueden después regresar a residir en Cuba. De hecho, casi 1.900 han retornado al país en lo que va de año. El portal financiero El Boletín lo titulaba así: “Cuba permite el regreso de más de 1.900 exiliados” (7). Es decir, convertía –en una práctica informativa ya habitual- a todas las personas que han salido de la isla en emigrados políticos (8).

Por otro lado, hace unos días, el diario estadounidense The New York Times publicaba, en su sección de turismo, un especial sobre los llamados viajes “people to people” (“pueblo a pueblo”), impulsados por la administración Obama (9). Recordemos que estos viajes a Cuba –muy limitados y bajo licencia previa del Departamento del Tesoro- tienen un declarado fin político: están destinados a que académicos, artistas o líderes religiosos de EEUU trasladen al pueblo cubano los valores de la “democracia”, para un supuesto “cambio de régimen”. A los visitantes se les prohíbe expresamente hacer mero turismo en la Isla, gastar más de 188 dólares por día o salirse de un itinerario previamente aprobado por el Gobierno de EEUU (10).

El reportaje de The New York Times provocaba la protesta airada del congresista de origen cubano Marco Rubio, que en una carta al rotativo se declaraba “sorprendido” y “lamentaba” que éste dedicara una página entera a promocionar los viajes a Cuba (11). Recordemos que Rubio pertenece al lobby cubanoamericano de ultraderecha que se opone a estos viajes, que promueve la asfixia económica a Cuba e incluso una eventual intervención, y que presiona para que Washington mantenga a Cuba en sus listas de países que –supuestamente- amparan el terrorismo o el narcotráfico. Pues bien, The New York Times, tras la carta de Rubio, decidía suspender la publicación de comentarios de los lectores en su edición digital, que –hasta ese momento- habían sido en su mayoría favorables a levantar la prohibición de viajar a Cuba y a eliminar el bloqueo económico.

El último de los comentarios que fueron publicados apunta a la verdadera preocupación de Marco Rubio y de otros detractores de los viajes a Cuba. Una persona que había participado en uno de dichos viajes “people to people” no solo elogiaba el nivel cultural, la buena información y la sinceridad de sus guías cubanas, sino que sentenciaba que “la mayoría (de quienes viajamos) llegamos a la misma conclusión: que las décadas de embargo (a Cuba) son inútiles y absurdas” (12).

Es decir, que los viajes autorizados por el Gobierno de EEUU para contaminar de democracia liberal al pueblo cubano y animarle a que cambie su sistema, provocan el efecto contrario: generan en los visitantes norteamericanos sentimientos de simpatía y el convencimiento de que la política de sanciones y bloqueo a Cuba es absurda e injusta.

Otro de los comentarios publicados en la edición digital de The New York Times antes de que le diario decidiera cerrarlos, apuntaba también al meollo del problema: decía que es “descabellado” prohibir a la ciudadanía estadounidense visitar Cuba, y que constituye una “flagrante discriminación” permitírselo solo a los cubanoamericanos. Pero sobre este “derecho natural” de viajar que es negado al pueblo norteamericano por su Gobierno, violando incluso su propia Constitución, diarios como El Mundo o el ABC siguen sin decir ni media palabra.

* Coordinador de Cubainformación



Diosdado Cabello: “Rusia ha cerrado el paso a una nueva guerra mundial”

Correo del Orinoco - RT - 3 octubre 2013 

“Si el presidente ruso, Vladímir Putin, no hubiese asumido esa posición firme y decidida, el mundo en este momento estaría siendo testigo del bombardeo en Siria”, dijo el presidente de la Asamblea Nacional

Foto/Rusia Today

“El mundo le debe a Rusia, por su extraordinario trabajo diplomático, la paz en este momento”, dijo en una entrevista exclusiva a RT el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, quien se encuentra de visita oficial en Moscú.

“Si el presidente ruso, Vladímir Putin, no hubiese asumido esa posición firme y decidida, el mundo en este momento estaría siendo testigo del bombardeo en Siria, con todos los ‘daños colaterales’, que ellos llaman, que no es sino la muerte de gente inocente que nada tiene que ver con esa guerra. Y probablemente con esta acción se ha cerrado el paso a una nueva guerra mundial”, comentó Cabello.

Asimismo, el presidente del Parlamento venezolano reveló que el jefe de Estado de su país, Nicolás Maduro, anteriormente había enviado una carta a su par estadounidense, Barack Obama, “pidiendo por la paz”, pero el mandatario norteamericano no le dio importancia.

“Afortunadamente la posición de Putin abrió las puertas para que esa misiva no se quedara sola (…). Es algo contradictorio que pidamos paz a alguien que ganó el Premio Nobel de la Paz”, agregó.

Según Cabello, Estados Unidos siempre trabaja en base a un libreto. “Antes los golpes de Estado eran por la fuerza, en cambio ahora financian a quienes pierden las elecciones para que promuevan disturbios y desórdenes que lleven al desencadenamiento de guerras civiles. Y claro, luego viene la intervención del Gobierno estadounidense a través de ‘gestos humanitarios’. Por ejemplo, en Siria, para salvar a los sirios, no les importaba acabar con todos los sirios”, señaló.

Maduro no asistió a la 68.ª Asamblea General de la ONU por “provocaciones en su contra”. Sin embargo, “no se perdió mucho, porque en las Naciones Unidas se discute tanto y EE.UU. hace lo que le da la gana”, dijo Cabello.

Por otro lado, a mediados de septiembre las autoridades venezolanas informaron que Washington prohibió que el avión presidencial de Venezuela volara por el espacio aéreo de Puerto Rico durante un trayecto hacia China, hecho que Caracas calificó de “acto de agresión”.

“A Estados Unidos no le importa quién sea presidente, ellos tienen una línea política de actuación. No permitieron que el avión en el que viajaba Maduro usara su espacio aéreo. No obstante, tras los reclamos solidarios de varios organismos y países de la región, Washington tuvo que retroceder. Pero lo hizo por la presión de los pueblos latinoamericanos, algo que antes era imposible porque se consideraba el patrón, el policía del mundo”, comentó el presidente del Parlamento venezolano.

“EE.UU. DIALOGA, PERO NO DESCARTA UNA ACCIÓN MILITAR”

A finales del mes de septiembre Obama mantuvo una conversación telefónica con su homólogo iraní, Hasán Rohaní, en la que le indicó que está dispuesto a dialogar para llegar a un acuerdo sobre el programa nuclear de Teherán, aunque después dijo que no descarta la posibilidad de una acción militar.

“Son las contradicciones de Estados Unidos. A Irak lo invadieron por un falso informe de armas nucleares. Sobre Irán tienen el mismo expediente. La arrogancia norteamericana se traduce en amenazas: ‘Sí, vamos a hablar pero no descarto [una acción militar]‘. Es la misma amenaza que ha tenido con Siria y con otros pueblos. Cuando se trata de razones energéticas, ellos creen que están autorizados para cualquier intervención en cualquier país del mundo”, expresó Cabello.

Agregó también que los pueblos del mundo “se están despertando, e Irán no está solo”.

“NO HAY MAYORES ESPERANZAS QUE LAS RELACIONES CON EE.UU. VAYAN A MEJORAR”

Esta semana Venezuela expulsó a tres diplomáticos de la embajada norteamericana en Caracas, tras acusarlos de fomentar supuestos actos de sabotaje económico y de tratar de desestabilizar el país.

“Nuestros embajadores no van a hacer eso en ninguna parte del mundo (…). Imagínese que nuestros funcionarios en Estados Unidos se reunieran con los autores del atentado del 11-S, sería totalmente distinto. Ellos toman decisiones así no solo en Venezuela, sino también en otros países latinoamericanos y las asumen sin ninguna vergüenza”, declaró.
Washington negó esas acusaciones y, por su parte, expulsó a tres miembros de la delegación venezolana en Estados Unidos Las relaciones entre ambos países han tocado fondo tras este último conflicto diplomático.

“No están bien, pero no por culpa nuestra, y no hay mayores esperanzas que esto vaya a mejorar, una de las cosas que lo priva es la arrogancia del Gobierno norteamericano, para ellos Latinoamérica era el patio trasero, como ellos mismos la denominaban. Ahora América Latina tiene voz propia, no se hace lo que diga Estados Unidos, eso quedó en el pasado”, destacó el presidente del Parlamento venezolano.

RELACIONES RUSIA-VENEZUELA SON UN PUENTE PARA LATINOAMÉRICA

“Las relaciones con Rusia son fundamentales para nuestro país; además, unas buenas relaciones Rusia-Venezuela implican abrir el espacio para otros países de Latinoamérica. Antes solo apuntábamos al norte de América, a Estados Unidos, pero Chávez diversificó las relaciones de nuestro país con otros Estados, como China, Rusia e Irán, que antes estaban cerrados y ahora son socios estratégicos nuestros”, finalizó.