domingo, 1 de septiembre de 2013

Rebeldes sirios confirman a una periodista su implicación en el ataque con armas químicas

RT -  31 ago 2013 | 11:41 GMT

AFP James Lawler Duggan

Insurgentes sirios han confirmado en una entrevista con un corresposal de AP, que realizó su propia investigación, su responsabilidad en el ataque con armas químicas a las afueras de Damasco el pasado 21 de agosto, que tachan de "accidente".

Rebeldes sirios de Guta, en los suburbio de Damasco, han declarado a la periodista de Associated Press, Dale Gavlak, que ellos fueron los responsables por el accidente con armas químicas de 21 de agosto que los países occidentales atribuyen al Gobierno de Bashar Al-Assad. Los rebeldes le dijeron que el accidente con armas químicas se produjo por el mal manejo de las armas químicas que les proporciona Arabia Saudita.

"En numerosas entrevistas con los médicos, residentes de Guta, los rebeldes y sus familias [...] muchos creen que ciertos rebeldes recibieron armas químicas del jefe de la Inteligencia saudí, el príncipe Bandar bin Sultan, y que fueron los rebeldes los responsables de llevar a cabo el ataque con gas [mortal]", escribe Gavlak.

Los rebeldes dijeron a Gavlak que no estaban propiamente entrenados sobre cómo manejar las armas químicas o incluso que no les habían dicho que las armas eran químicas. Según el testimonio de los rebeldes, las armas iban destinadas al Frente Al Nursa, grupo afilado a Al Qaeda.

Al mismo tiempo, decenas de rebeldes confirmaron Gavlak que los financia el Gobierno saudí.

La informacion obtenida por Dale Gavlak contradice completamete a los pretextos que airea EE.UU , que el viernes se refirió a la "alta confiaza" que le merecen las pruebas que dice tener en su poder y que -afirma- implican a Al Assad en el ataque con armas químicas.

Dale Gavlak ha sido corresponsal en Oriente Medio para la Associated Press durante dos décadas. También ha trabajado para la Radio Pública Nacional (NPR) y ha escrito artículos para la BBC.





Experto: Las evidencias de Occidente son dudosas

RT  - 1 sep 2013 | 13:51 GMT

AFP / Joseph Eid

Las acusaciones de que el Gobierno sirio está detrás del presunto ataque con armas químicas del pasado 21 de agosto en los suburbios de Damasco son bastante dudosas.

 Así lo declaró en una entrevista del canal ruso Rossiya 24 el experto Ralf Trapp, que lleva más de 30 años dedicado al estudio de química y toxicología, y que actualmente adiestra a los expertos de la ONU.

Según el experto, las pruebas a las que se refieren los países que acusan al Gobierno de Bashar al Assad, son contradictorias.

"Si en una calle ha fallecido tanta gente y en otra calle nadie notó nada, es raro", dijo Trapp. Mirando los videos del presunto ataque químico en Guta donde la oposición acusa al Gobierno sirio. Trapp comenta que "si allí hubiera sarín,  no lo tocaría con las manos".

También es sospechoso el hecho de que en Guta Oriental hubiera batallas, porque había mujeres y niños en el lugar. También es dudoso que el gas no matara a todos en el lugar del accidente.

Trapp opina que no se pueden sacar conclusiones basadas en las escuchas telefónicas y que es el Consejo de Seguridad quien debe decidir quién es el culpable del ataque.

"No creo que las conversaciones telefónicas puedan servir de evidencia. Las cosas puedes ser urdidas o adulteradas. No digo que sea una falsedad pero en esta información no deben apoyarse ni los Estados ni la sociedad. Tampoco se puede creer en los análisis, que EE. UU. y Francia han llevado a cabo independientemente. Cómo se puede saber que son verdaderas y que nadie ha manipulado los resultados", dijo Trapp.

Este domingo el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, aseguró que las muestras recogidas tras el ataque del 21 de agosto en Damasco y analizadas por Washington dieron resultado positivo al uso de gas sarín. "Muestras de cabellos y de sangre resultaron positivas a rastros de gas sarín", declaró a la cadena NBC News, al afirmar que las muestras fueron provistas por los primeros socorristas que llegaron al lugar.  

Obama y Cameron, desconcertados ante caso sirio, según diplomático

Damasco, 1 septiembre (PL) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama y el primer ministro británico, David Cameron, se subieron a lo más alto de un árbol y desconocen cómo bajar, afirmó hoy el delegado permanente de Siria ante la ONU, Bashar al-Jaafari.

Por eso han tenido que acudir al Congreso y Cámara de los Comunes (Parlamento), respectivamente, para salir del embrollo en el cual se han metido por la manipulación del tema de las armas químicas en nuestro país, agregó el diplomático en entrevista con la televisión estatal siria.

Argumentó al-Jaafari que Obama se encuentra sometido a enormes presiones de la ultraderecha y neosionistas de su país, al igual que de Israel, Turquía y algunos Estados árabes para emprender una agresión militar contra Damasco.

Valoró no obstante como positivo que haya imitado a Cameron y pidiera la consulta en el Legislativo, al ver que esa fue la forma que halló el primer ministro "de bajarse del árbol al cual se subió".

Criticó el representante permanente sirio la agresividad de los medios de comunicación estadounidenses, a su juicio mayor que la de los militares, y puso como ejemplo a la cadena televisiva CNN que cuestionó la decisión de Obama de este sábado de consultar al Congreso, tan pronto culminó su alocución desde la Casa Blanca.

Expuso el alto funcionario que Washington, Londres y París se opusieron a la petición siria a la ONU de identificar la parte que usó armas químicas en Khan al-Assal, el pasado 19 de marzo, cuando murieron 25 personas y unas 110 resultaron heridas por el disparo de un misil con agentes letales.

Ellos asumieron esta postura porque sabían que fueron los grupos opositores armados los autores del atentado terrorista y por eso demoraron el envío de la misión de investigadores de las Naciones Unidas por más de cinco meses, cuestionó.

Al-Jaafari criticó asimismo "la irresponsabilidad de algunos servicios de inteligencia hostiles a Siria", que facilitan el movimiento de terroristas y les proporcionan sustancias químicas peligrosas que pueden asesinar a centenares de miles de personas si comienzan a emplearlas en el país.

Explicó por último que países amigos del pueblo sirio en el Consejo de Seguridad, como Rusia y China, son lo suficientemente perspicaces para percatarse de la manipulación del tema de los gases letales y estimó que sus posturas apegadas a los principios de la Carta de la ONU evitarán cualquier resolución intervencionista.

ocs/lr


Sudáfrica desmiente la declaración del ex presidente de EEUU W. Bush sobre la muerte de Mandela

Nelson Mandela sale del hospital

RT  - 1 sep 2013 | 8:52 GMT

El ex presidente de Sudáfrica, Nelson Mandela, ha sido dado de alta del hospital, informa la presidencia del país, citada por Sky News Newsdesk.

El expresidente de Sudáfrica, eminente luchador contra el régimen del 'apartheid' que acaba de cumplir 95 años, fue hospitalizado el 8 de junio por la recurrencia de una infección pulmonar. Durante muchas semanas permaneció en estado crítico, pero según los últimos informes ha mejorado.

Hace unos minutos BNO News, citando al ex presidente de EE.UU., George H.W., ha informado que Nelson Mandela ha muerto. A su vez, el Portavoz de George H.W. Bush declaró que "No tenemos ninguna verificación independiente" de la muerte de Mandela".

Por su parte la presidencia de Sudáfrica ha desmentido la declaración del ex presidente de EE.UU. George H.W. Bush sobre la muerte de Nelson Mandela.

LA MEDICINA EN (DE) CUBA*

Jorge Gómez Barata

De haber logrado en la economía la eficiencia alcanzada por el sistema de salud, el nivel de vida de los cubanos se aproximaría al de los países desarrollados. Aplicando los estándares del Tercer Mundo y la escala de su población, Cuba es una potencia médica. En la Isla los médicos, las policlínicas y los hospitales son como el mar: siempre están cerca y son siempre acogedores. 

El sistema de salud cubano, totalmente financiado con fondos públicos,  ofrece cobertura al ciento por ciento de la  población (11 244 543) lo cual es realizado por 497 021 trabajadores de la salud, de ellos 78 622 médicos, 12 793 estomatólogos, 96 424 enfermeras y alrededor de 125 000 técnicos. El país cuenta con 161 hospitales, 452 policlínicas, 126 clínicas estomatológicas, 143 hogares maternos, 124 de ancianos y 31 de impedidos.

El sistema ha permitido erradicar 15 enfermedades infecciosas y reducir a la mínima expresión otras 8. Sólo para combatir la tuberculosis en 2011 se realizaron 2 300 000 pruebas diagnósticas. En concordancia con el programa Materno Infantil a todas las embarazadas cubanas se les realiza por lo menos un ultrasonido y las que viven en zonas apartadas o presentan algún riesgo pre parto son internadas en hogares maternos donde reciben cuidados especiales. Casi el 100X100 de los alumbramientos tienen lugar en instituciones de salud. 

En el año referido, el sistema de salud cubano empleó al 6.8 de la población en edad laboral. Un dato que reviste particular importancia es el número de horas trabajadas por los médicos que nunca es menor de ocho diarias y contando las guardias y otros servicios eventuales supera con creces las 44 semanales. Debido a que los galenos isleños son aptos en más de 70 especialidades es extraño que algún paciente sea remitido al extranjero.

En 2011 Cuba destinó 4 923 674 millones de pesos (casi 500 X habitante) al presupuesto de salud. Ese año los médicos y estomatólogos efectuaron más de 100 millones de consultas lo que indica que, como promedio cada cubano fue atendido casi diez veces al año. 1 171 763 de ellos fueran ingresados y 1 048 984 intervenidos quirúrgicamente.

Por prescripción médica o elección propia 29 018 372 nativos de la Isla, disfrutaron de la medicina tradicional y natural en instituciones de salud y casi medio millón cooperó realizando donaciones de sangre.  

Los médicos y otro personal de la salud cubano, mediante programas coordinados por el gobierno están presentes en cerca de 70 países, estadísticas de cuyo desempeño no he podido reunir pero que, en número de consultas y otros procedimientos, pudieran igualar o superar lo realizado en la Isla. Tampoco es posible saber cuántos médicos cubanos, algunos reputados y consagrados especialistas, graduados en universidades cubanas y entrenados en sus hospitales, prestan servicios en Europa y los Estados Unidos.   

Aunque no se pueda atribuir solo al sistema de salud, el nivel y la calidad de la atención médica influye poderosamente en que la esperanza de vida al nacer sea en Cuba cercana a los 80 años.  

Cada día mueren en el mundo ciento de miles de niños por enfermedades prevenibles y curables, ancianos sin amparo ni consuelo y personas que han llegado a viejos sin haber estado nunca en la consulta de un médico: ¡Ninguno es cubano! En Cuba la salud es un derecho que raras veces es preciso reclamar pues un ejército de batas blancas lo presta con amor y ejemplar consagración. 

No hay en Cuba como en Río de Janeiro y Sao Paulo clínicas de lujo, aunque tampoco nadie que carezca de un humilde consultorio y de lo más querido: un médico. Allá nos vemos.

La Habana, 01 de septiembre de 2013
  
…………………………………………………………………………………………
   *Todos los datos han sido tomados del Anuario Estadístico de Salud de Cuba 2011