domingo, 18 de agosto de 2013

Interrogan al compañero del entrevistador de Snowden bajo la Ley de Terrorismo en Londres

RT - 18 ago 2013 | 19:42 GMT

David Miranda, compañero de Glenn Greenwald, periodista de ‘The Guardian’ que entrevistó en su día a Edward Snowden, el exempleado de la CIA que reveló el espionaje masivo de EE.UU., ha sido interrogado durante 9 horas en el aeropuerto londinense de Heathrow cuando regresaba de Río de Janeiro.

Miranda fue puesto en libertad sin que que le fueran presentados cargos, pero las autoridades confiscaron sus equipos electrónicos incluyendo su teléfono móvil, el ordenador portátil, la cámara, las tarjetas de memoria, DVD y consolas de videojuegos.

El interrogatorio se llevó a cabo bajo el artículo 7 de la polémica Ley de Terrorismo del año 2000 que se aplica únicamente en los aeropuertos, puertos y zonas fronterizas y que permite a los oficiales detener, cachear e interrogar a las personas.

Desde el 5 de junio,  Greenwald ha venido escribiendo una serie de historias sobre los programas de vigilancia electrónica de la NSA. ‘The Guardian’ ha publicado también una serie de informaciones sobre la vigilancia electrónica llevada a cabo por la Oficina Central de Comunicaciones de Reino Unido, basadas también en los documentos de Snowden. 

Cuba en el lugar 13 del medallero del mundial de atletismo

Cubasí  -   Prensa Latina  -  Domingo, 18 Agosto 2013 17:56

Pedro Pablo Pichardo of Cuba competes during the men's triple jump final at the IAAF World Athletics Championships at the Luzhniki stadium in Moscow August 18, 2013. REUTERS.

El francés Teddy Tamgho, ganador de la competencia de triple salto con registro de 18,04 metros, elogió las cualidades del campeón mundial juvenil y medallista de plata en Moscú 2013, el cubano Pedro Pablo Pichardo.

Pichardo es un gran saltador. Lo vi el año pasado en el Campeonato del Mundo junior, hizo un nulo de 17,40 y comprendí que sería difícil competir con él porque creció demasiado rápido en triple salto, dijo el titular a Prensa Latina.
  
Tamgho se estiró hasta los 18,04 metros -tercera mejor marca de todos los tiempos- en su último intento, aunque en el anterior ya había tomado la delantera al empatar con Pichardo con 17,68, pero con un segundo mejor salto que el debutante en torneos de mayores.

Cuando Pichardo marcó 17,68 metros sentí un poco de miedo porque pensé que podría saltar más todavía, confesó el francés en español.

Pienso que dentro de uno o dos años va a dar mucho que hablar, él puede saltar como yo, concluyó el ganador de esta prueba en Moscú 2013.

Silver medallist Pedro Pablo Pichardo of Cuba, gold medallist Teddy Tamgho of France and bronze medallist Will Claye of the U.S. (L-R) pose during the victory ceremony for the men's triple jump at the IAAF World Athletics Championships at the Luzhniki stadium in Moscow August 18

Me siento muy contento con este resultado y también conque mi rival haya rebasado los 18 metros porque así me obliga a superar mi meta y a continuar mejorando mis errores en esta especialidad, afirmó el ganador del segundo lugar.

Pichardo refirió que en ningún momento se dio por vencido, aunque sí luchó con los pies en la Tierra.

Tamgho sobrepasó los 18 metros y tuve conciencia de que sería algo difícil. No me di por vencido, pero sabía que era un reto muy exigente para mi corta edad, pues nunca he logrado esa cota, comentó a Prensa Latina.

Interrogado acerca del factor psicológico durante su primera participación en una cita universal de mayores, el hasta hoy líder de la actual temporada con 17,69, expresó que mentalmente estuvo muy tranquilo.

Me ayudó mucho saber que llegué a Moscú en el primer lugar del ranking, eso me dio mucha confianza para enfrentar este torneo, indicó la figura más destacada de la delegación cubana en Moscú 2013, quien relegó al tercer lugar al estadounidense Hill Claye (17,52).

La plata de Pichardo y los bronces de la pertiguista Yarisley Silva y la discóbola Yarelys Barrios ubicaron a Cuba en el lugar 13 entre las 206 delegaciones que asistieron a Moscú 2013.

CONTINÚA CONTROVERSIA EN EL SALVADOR

“Había una medida cautelar que decía ‘alto’, cuando decidieron elegir”

LPG - 17 de Agosto de 2013 a la(s) 6:0 - William Meléndez

La controversia entre la Sala de lo Contencioso Administrativo y la Sala de lo Constitucional ha continuado y es probable que se profundice. En los próximos días, la Sala de lo Contencioso podría dictaminar a partir de un informe que le devolvió la Asamblea Legislativa. En el informe, ese Órgano del Estado admitió que la elección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de la generación de 2009 se realizó a pesar de una medida cautelar que le ordenaba abstenerse en la elección. 

Un escenario posible derivado de ese informe es que la Sala de lo Contencioso emita una sentencia que deje sin efecto la elección de los magistrados, pero de nuevo surge la discusión sobre las facultades que tiene esa sala para dar un dictamen en esa dirección.

Mauricio Clará, quien fue magistrado de la CSJ en tres oportunidades y es actualmente consultor de la presidencia de la Asamblea Legislativa, sostuvo ayer que en efecto en aquel momento “había una medida cautelar que decía ‘alto’ y ese ‘alto’ estaba vigente cuando decidieron elegir”.

Durante su participación en la Entrevista en Línea de LA PRENSA GRÁFICA que se transmite en Canal 37, Clará evitó utilizar la palabra destitución, en caso de una sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo que plantee una posible ilegalidad en la elección de magistrados 2009.

“No hay destitución, lo que hay es un decaimiento, desmoronamiento, una invalidación, no solo del acto culminante, sino del proceso de elección”, advirtió el abogado al explicar que se debe resolver sobre una legalidad o ilegalidad.

El abogado reconoció que hay puntos de vista distintos sobre el alcance de funciones que posee la Sala de lo Contencioso en la parte administrativa y política. “La función que le corresponde materialmente a la Sala de lo Contencioso es juzgar las controversias que surgen de la administración pública, y la administración pública, según la misma ley de lo contencioso, involucra al Legislativo y al Judicial, siempre que sus actos sean administrativos”.

Y, según Clará, la misma ley ofrece la pauta de que excepcionalmente, como en el caso del Órgano Legislativo, que puede hacer actos administrativos y “no solo de contratos como dicen algunos”.

“La Sala de lo Contencioso ha recibido una demanda y parte de sus funciones es declarar si admite o no la demanda”, sostuvo el profesional del Derecho al considerar además que en el caso particular del nombramiento se plantea “la nulidad absoluta de pleno derecho y esa nulidad de pleno derecho no tiene plazo... (y) equivale a la inexistencia jurídica”.

Llamado a corte plena

Clará, quien acudió a la Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) en agosto de 2012 en calidad de apoderado de la Asamblea Legislativa en el caso de las sentencias emitidas por la Sala de lo Constitucional, hizo una recomendación a la CSJ: “La Corte Plena debería reunirse y hacer valer la vigilancia de que se administre pronta y cumplida justicia, evitando interferencias”.

Reiteró entonces que la Sala de lo Contencioso, incluso, “se ha quedado corta” porque el artículo 182 de la Constitución de la República dice que son atribuciones de la CSJ “vigilar que se administre pronta y cumplida justicia, la cual adoptará las medidas que estime necesario”.

Según el jurista, la Sala de lo Constitucional “está entorpeciendo el trabajo de la Sala de lo Contencioso Administrativo”.

“El pecado está reconocido”, dijo Clará en referencia al informe que la Asamblea Legislativa envió a la Sala de lo Contencioso y argumentó que la sala “no puede evadir la competencia porque es materia de orden público”.

Clará insistió en señalar que la Sala de lo Constitucional cometió una “extravagancia” cuando declaró la inaplicabilidad de la admisión del recurso por parte de la Sala de lo Contencioso.

Señaló que lo mismo ocurrió tras la sentencia emitida el año pasado por la Corte Centroamericana de Justicia.

El paranoico Aleaga

Esteban Morales

UNEAC

En realidad emplear dos cuartillas  y el esfuerzo de escribirlas, para en la práctica no decir nada, es perder el tiempo.

Yo no tengo  tanto  que decir a favor de  mis  amigos y colegas, Arbolella, Parodi y Alzugaray, ellos  son  más que suficientes para hacerlo si lo desean. Solo debo decir, que de donde salieron, donde trabajan y en que otros lugares prestan sus servicios, no me importa,  ni preocupa, lo que me  interesa es que son tres personas que dominan el tema académicamente y  que poseen   una gran experiencia política. Cualidades de  las cuales, Usted no  posee  ninguna. Solo por lo que ha escrito,  es fácil deducir  su incapacidad.

Aunque  señor  Alega no las comparta, se dijeron muchas cosas interesantes  y cada uno de los participantes, puso su grano de arena  para  que la actividad quedara bien. Sin embargo, usted, no dijo nada, ni antes, ni ahora. Solo se dedica a descalificar la actividad, a los ponentes  y  lo que se dijo, con una gran dosis de ignorancia, en el tema  sobre todo.

No creo que ninguno  de los participantes, estuviese allí para perseguir al Sr. Aleaga. Ninguno pierde el tiempo en esas boberías. Esa idea solo puede venir de un  complejo  de persecución mal  encaminado. De alguien que se   autoconsidera tan importante como para que lo persigan. Tal parece que Usted busca la persecución para sentirse importante.

Lo que sí es evidente es que al Señor Alega, no le gustó lo que allí se dijo, le molestó  y su intención no es otra,  que la de desprestigiar la actividad. Contando con una casi nula posibilidad  para hacerlo. Porque no  se preocupó  siquiera  por saber  ni cuál es su nombre. Para su información, se llama “Dialogar Dialogar “y es auspiciada por la Brigada Hermanos Saiz. Una  organización que goza  de bastante prestigio entre los jóvenes del país. El moderador era Elier Ramírez Cañedo,  Dr. en Ciencias Históricas.

De ser un poquito más  avispado, el Sr, Aleaga, hubiera podido utilizar su tiempo para oponerse, cuestionar, preguntar,  discutir y debatir abiertamente, tal y  como lo hicieron varios de los que allí estaban. Sin temores y abiertamente. Allí, al parecer,  el único temeroso era usted.

Pero el Sr. Aleaga  no tiene más que para hacer, lo que ahora hace, al estilo “gatica mariaramos”.Tirando la piedra y escondiendo la mano. Además, su artículo, que es  realidad  un  deficiente  informe sobre la reunión, carece de toda  lógica, tanto en el orden de las intervenciones, como de  lo que se dijo, las respuestas a las preguntas, etc. No se busca usted la vida haciendo informes. Los  que lo apadrinan, si es que los tiene,  deben saber  que no pueden  guiarse por sus informes para saber lo ocurrido donde ellos  no  participen de manera directa.

Además, si como Ud. dice allí no estuvo parte de la sociedad civil,  fue porque no le dio la gana, pues la promoción fue amplia y la asistencia era abierta y gratuita. Además, Sr. Aleaga para usted ¿Qué es la sociedad civil? Deben  ser, los que como usted van a cuestionárselo todo a espaldas de los ponentes, a mirar si los están persiguiendo  y después escribir un bodrio  como el  que usted ha escrito. Sin haber tenido la más mínima valentía de abrir la boca cuando tuvo la oportunidad. Porqué  allí no se le negó la palabra a nadie.

El Sr. Aleaga, empleó tanto tiempo en ver si estaba siendo vigilado, que se quedó sin decir nada. Ahora lo hace, escudándose  en un artículo en el cual no expresa ninguna idea que tenga valor. Qué manera tan tonta de perder el tiempo Sr. Aleaga. Acaso Ud., cree que ofende a los ponentes diciéndoles oficialistas, representantes del gobierno y todas esas tonterías. Esos calificativos que usted utiliza son a los que llamamos nosotros  “Bohemia Vieja”. Si desea hacer críticas, debiera comenzar por actualizar su lenguaje.

Los compañeros Arbolella, Alzugaray,  Parodi, y el que escribe,  estuvimos allí, expusimos abiertamente nuestras opiniones, respondimos francamente  a las preguntas y le hicimos el honor que la actividad merecía. Usted fue el que solo se preocupó, de manera paranoica, por  saber quiénes  lo vigilaban. Así, mejor se queda en su casa, se ahorra hacer el ridículo  y  le deja la silla a otro que le saque más provecho.

¿Qué fácil se gana Ud. la vida Sr. Aleaga?


La Habana, 16 de agosto de 2013

Vicepresidente de gobierno de facto egipcio huye a Viena

Radio Rebelde - 2013.08.18 - 09:25:12 / web@radiorebelde.icrt.cu 


El exvicepresidente del Gobierno de facto egipcio, Mohamed El Baredei, partió este domingo a Viena a tres días de presentar su renuncia formal debido a la intensa represión perpetrada por fuerzas del orden a seguidores del derrocado presidente Mohamed Mursi.

Tras apoyar el golpe de Estado y participar en el Gobierno militar que se instaló en Egipto desde el pasado 3 de julio, El Baredei, premio Nobel de la Paz 2005, presentó su renuncia este miércoles al cargo de vicepresidente.

Este domingo, medios locales anunciaron que el exvocero partió rumbo a Viena (Austria), y que se negó a dar declaraciones mientras salía desde el aeropuerto de El Cairo.

La agencia HispanTV reseñó este domingo que el partido egipcio del Congreso pidió la exclusión de El Baradei del Frente de Salvación Nacional, por haber renunciado de su cargo en momentos críticos que vive su país.

Por su parte, el líder del Partido del Congreso, Amr Musa, anunció que El Baradei ya no forma parte del Frente de Salvación Nacional y la cúpula de esta formación se opone a su presencia en sus reuniones.

La fuga de El Baredei se da en momentos en que en la nación norafricana está sumergida en una intensa ola de violencia. Según fuentes oficiales, desde el pasado miércoles enfrentamientos entre policías y manifestaciones Pro Mursi han cobrado la vida de más de 700 personas.



(Cubadebate)

LECTURAS DE VERANO (I): LA DEMOCRACIA

Jorge Gómez Barata

Las ideas no son productos naturales sino resultados de la acción social, tampoco exclusivamente reflejos del mundo material sino derivados de procesos mucho más complejos, alguno de los cuales, como es la capacidad de concebir una realidad diferente a la existente definen la condición humana. “La historia ─decía Marx─ se escribe con arreglo a pautas situadas fuera de ella”.

A diferencia de ciertos aspectos de la cultura material y de la tecnología que como el dominio del fuego, el uso de la rueda y la palanca, las armas arrojadizas y otras que acompañan a los humanos desde el principio de los tiempos, las ideas acerca de la convivencia, el bien y el mal, la belleza y la moral, la euforia o la tristeza y otros componentes culturales más abstractos,  tuvieron un desarrollo tardío.

Grandes misterios como la muerte, la maternidad y la paternidad, la casualidad y lo ignoto del firmamento, alimentaron enigmas y dieron lugar a la fe. Creados o no por Él, los hombres reconocieron a Dios y los nombraron de muchas maneras, y creyendo en Él desarrollaron la bondad, la caridad y la solidaridad, como también el miedo y el amor. Las  ideas cerca del pecado, la redención y la trascendencia son hitos en el crecimiento intelectual humano tan importantes como calcular y construir.

Del mismo modo que no hay en la naturaleza un “uno” (1, I), tampoco hay parlamentos ni elecciones, sino cosas y procesos, algunos de los cuales sirven de referencia para la creación humana. Los árabes aventajaron a occidente en las matemáticas porque inventaron algo tan enigmático que resultó inalcanzable al entendimiento de hindúes, griegos y romanos, y  convirtió en herramienta cotidiana la abstracción absoluta: el cero*.

En la historia de la especie humana (mezcla de evolución orgánica, progreso cultural y según la mayoría cree, acción divina), hace alrededor de 4000 años parece haber ocurrido una especie de Big Bang cultural que como resultado de lo que Hegel llamaría acumulación cuantitativa del saber, dio lugar a un “salto cualitativo” trascendental en la andadura civilizatoria del hombre sobre la tierra.

A partir de esa especie de zona cero de la cultura espiritual,  comienza la historia de la creación artística, literaria e ideológica, tal como la entendemos y definimos hoy; desde entonces la especie humana tomó las riendas de su destino. Fidel Castro fue profético cuando ante una crisis que parecía un Armagedón proclamó: “Lo primero que es preciso salvar es la cultura”.

Entre los productos culturales más elaborados creados por los hombres figuran algunos como la escritura y el cálculo, asociados globalmente a la existencia y la civilización y otros relacionados con la convivencia, de ellos ningunos son tan grandiosos y eficaces como el Estado y el Poder, que alcanzaron su dimensión genuinamente humana y sus más altos grados de eficacia cuando, mediante la democracia, se tornaron legítimos.

Excepto en circunstancias temporales, generalmente breves como los períodos revolucionarios, la democracia es quien otorga legitimidad al Estado y al poder y no a la inversa.

Así como la Física y la Medicina y todas las demás ciencias naturales, aplicadas, o sociales, no han dado todo de sí ni lo harán nunca, el Poder, la democracia y el Estado son entes eternamente perfectibles. Creer que al respecto existe un punto de llegada, un “fin de la historia” o un régimen perfecto, no es un error ni una utopía, sino una evidencia de total incomprensión acerca de la naturaleza humana y de su expresión más genuina: las sociedades que se construyen constantemente. Allá nos vemos.

La Habana, 18 de agosto de 2013

……………………………………………………………………………………

*El cero. Único número que no es un número, equivalente de la nulidad imprescindible (no suma, no resta y no es divisible. Es el único número que no es positivo ni negativo, y si no existiera los números no serían infinitos y todo terminaría en nueve, o lo que es peor, no habría punto de partida para ninguna escala; sin cero toda medición es imposible. Hasta hoy el cero es lo único reconocidamente indivisible. Tal vez los primeros en utilizarlo fueron los mayas (siglo I) y lo emplearon los hindúes, pero fueron los árabes quienes lo generalizaron y lo incorporaron al cálculo. “Cero es una palabra árabe”.     

Las manos de EE.UU. y el ejército egipcio

Carlisle, un pequeño e histórico pueblo de Pennsylvania, es el nudo central de no pocas tramas convertidas en tragedias de pueblos

El general Al-Sisi insertado en el escenario de la plaza Tahrir, sellada por los blindados. Autor: AP

Juana Carrasco Martín
juana@juventudrebelde.cu
17 de Agosto del 2013 21:23:30 CDT

El 73 por ciento de los votantes norteamericanos se oponen al involucramiento de Estados Unidos en Egipto. Lo dijo un Reporte Rasmussen, encuesta nacional dada a conocer hace unos días, que revela ese deseo de no inmiscuirse en los graves problemas del país del Norte de África. Pero, ¿acaso Washington no está entrometido desde hace mucho en esa nación y en esa región?

Esos estadounidenses preocupados están pensando en una nueva guerra donde sus soldados o sus drones hagan parte, y exponiendo sus criterios piensan que pueden detenerla. Sin embargo, si se llega a la raíz de los hacedores del golpe, la presencia de la mano del Pentágono es bien visible, cuando uno de sus más destacados alumnos, el general Abdel-Fattah al-Sisi, encabezó la asonada que derrocó al presidente electo Mohamed Mursi, abriendo las puertas al peligro de una guerra fratricida con manto de enfrentamiento religioso, que ya está a las puertas.

La paradoja es que Mursi fue quien puso al general Al-Sisi al frente del Ministerio de Defensa, porque se suponía que era un hombre cercano a sus posiciones, llevaba también como «aval» ser una persona «amistosa para Estados Unidos» y eso aseguraba al Gobierno salido de la votación de los egipcios buenas relaciones con la administración de Barack Obama. Al final, la puñalada por la espalda…

Lo que sí era cierto es ese afecto entre Al-Sisi y el Pentágono, obvio en quien fue preparado en Carlisle, un pequeño e histórico pueblo del estado de Pennsylvania, donde está ubicado el Colegio de Guerra del ejército de EE.UU. (US Army War College).

Por demás, Al-Sisi no es el único militar egipcio que ha pasado por esas aulas. Son bien conocidos los años de estrechos vínculos entre los militares estadounidenses y los egipcios, ataduras que tienen su origen en el largo lapso presidencial de Hosni Mubarak, quien solo fue defenestrado cuando perjudicaba más que beneficiaba la imagen estadounidense, y por tanto sus intereses.

El entrenamiento militar era o es una de las aristas de la colaboración Washington-El Cairo, que incluye además la venta de armas, a sabiendas de que con un Egipto como aliado firme, Estados Unidos garantizaba el balance árabe-israelí en sus amistades. En verdad, un presidente islamista como Mohamed Mursi, rompía el esquema de la estrategia imperial en la región, de ahí —en buena parte— su corta duración al frente del Gobierno en el país de los faraones.

Un comentario del periodista Jason Ditz en The Sentinel, indicaba que durante Mubarak el entrenamiento de EE.UU. se enfocaba en mantener silenciado por la fuerza al «extremismo islámico», cuyo partido estuvo prohibido y perseguido. Ditz agregaba en su argumentación el apoyo del Congreso norteamericano al golpe y las conferencias impartidas en el Colegio de Guerra expresando la esperanza de que la asonada de Al-Sisi «pueda ser vista como un ejemplo» en la región frente a la elección democrática de “radicales”».

Igual valoración ha hecho el periodista Rowan Scarborough en el diario The Washington Times, para quien el ejército egipcio está haciendo con los Hermanos Musulmanes lo que le han enseñado por décadas: mantener el poder de El Cairo lejos de las manos de los islamistas.

Las fuerzas armadas egipcias son las más poderosas de la región y solo rivalizan con ella los israelíes; constituyen, como bien se dice, un poder independiente dentro del Estado y tienen una influencia económica notable, lo que le da un papel protagónico en la política y las decisiones del Gobierno. Según el periodista Joshua Hammer «tanto como el 40 por ciento de la economía egipcia» está controlada por los militares.

Del colegio de guerra al bis a bis

Está claro entonces por qué van los militares egipcios a estudiar al Colegio de Guerra de Carlisle, como también ocurre con los líderes castrenses de otros países aliados de Washington. Se trata, evidentemente, de una inversión estratégica de EE.UU., de una construcción de «amistades» para futuro, como lo reconocía el mayor general Tony Cucolo, comandante y profesor en esa universidad militar, respecto al llamado programa de asociados que comenzó en la década de los años 70 del pasado siglo.

«Es crítico conocer que la voz en el otro final de la línea es alguien en el que confías porque te has pasado un año estudiando juntos, hablando sobre todo, desde Tucidides —el historiador y general ateniense— hasta la ética y los equipos deportivos favoritos».

Hablaba de la formación de lazos afectivos, y eso puede cobrarse cuando las crisis irrumpen en un país, subrayaba el periodista en su perspicaz análisis, refrendado por la cita del general Cucolo: «Sabes que tienes un amigo, o al menos un colega, al que puedes llamar para recibir datos situacionales más allá de la información conocida por los medios», a lo que añadía: «Ellos también tienen la habilidad de llamarte para consejo y orientación».

Anualmente, entre Washington y El Cairo hay sesiones de trabajo para la coordinación militar, que por lo general encabeza el secretario asistente de Defensa para los Asuntos de Seguridad Internacional. También se dan las conversaciones con el Jefe de la Junta de Jefes de Estado.

Las razones son más que decisivas para esos encuentros, Estados Unidos provee anualmente a las Fuerzas Armadas Egipcias de asistencia militar multimillonaria. En 2009 fue de 1 300 millones de dólares y en 2013 la suma ascendió a 1 390 millones de dólares.

En el año 2011, cuando ocurrían las protestas populares que culminaron con el régimen de Mubarak, y se daban también las reuniones bis a bis egipto-estadounidenses, el secretario asistente de Defensa, Alexander Vershbow, llamó a las dos docenas de militares egipcios que participaban en el encuentro en Washington a que «ejercieran moderación» ante los acontecimientos.

Vino el golpe de Estado que encabezó el general Al-Sisi, pero Washington no ha decidido aún darle ese calificativo, porque ello representaría cesar de inmediato el financimiento militar de quienes han sido sus mejores amigos en el mundo árabe.

Breve perfil de un general

Al-Sisi nació en 1954, se graduó de la academia militar egipcia en 1977, obtuvo su grado de máster en el US Army War College en 2006. Fue designado Comandante de la Región Militar Norte-Alejandría y Jefe de la Inteligencia Militar. Tras las presiones populares y militares que llevaron a la renuncia de Mubarak, tomó el poder la junta encabezada por el mariscal de campo Mohammed Hussein Tantawi, pero una de las primeras decisiones del presidente electo Mohamed Mursi fue sustituir los mandos militares y Al-Sisi sustituyó a Tantawi como Comandante en Jefe de las fuerzas armadas egipcias desde agosto de 2012. Bajo su férreo puño también quedaron la presidencia del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y el Ministerio de Defensa.