sábado, 13 de julio de 2013

CUBA: REVOLUCIÓN Y SISTEMA POLITICO

Jorge Gómez Barata 

El sistema político cubano es la más importante realización de la Revolución Cubana y el bien más preciado de la Nación. Una síntesis de prolongadas e intensas luchas del pueblo y sus vanguardias desde la República en Armas, la oposición a la Enmienda Platt, los debates en la Constituyente de 1940 y los aportes del socialismo que condujeron a la forja del pilar de que depende todo. Si el sistema político no es eficaz tampoco lo será la Revolución.

Como el de otros países, el sistema político instalado en Cuba, basado en la democracia y la participación, cuenta con mecanismos que lo legitiman y lo preservan y que deberían funcionar más o menos espontánea y naturalmente, lo cual no ocurre, entre otras cosas por la incidencia de criterios doctrinarios y excesos voluntaristas y porque se atribuye a errores humanos déficits que emanan de imperfecciones estructurales. 

Desde que comenzó el proceso de reformas en Cuba, cada semestre, al aproximarse el período de sesiones del Parlamento, hay quienes esperan que los aires de renovación penetren en sus salas y le permita al legislativo cubano ocupar el lugar asignado por la Constitución como “Órgano supremo del poder del Estado…” Tal vez mientras esa mutación no ocurra, el sistema político cubano arrastrará una carencia  decisiva.

Por razones filosóficas, hoy menos vigentes que hace 37 años  cuando se sobrestimaron las virtudes de la experiencia institucional soviética, al diseñarse los mecanismos estatales y de gobierno en Cuba, se rechazó la idea de la separación y la independencia de los poderes del Estado ─legislativo, ejecutivo y judicial─, descartando de este modo preceptos universales que acompañaron al parlamentarismo cubano desde la República en Armas.

Del parlamento cubano forman parte la dirección del Partido, tanto a escala nacional como en provincias, el gobierno en pleno, incluido el presidente y los vicepresidentes, prácticamente todos los ministros, la cúspide militar, los cuadros de las organizaciones sociales y de masas y los principales empresarios. De hecho, las personas que integran las máximas jerarquías políticas y gubernamentales, hegemonizan la actividad parlamentaria.

Debido a tal estructura, el ejecutivo cubano no cuenta con una contraparte y no existe ningún mecanismo de control social del poder, cosa de la que tampoco dispone el Partido, a quien la Constitución designa como: “Fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado…” El sistema se completa con las organizaciones obreras y sociales, consideradas como correas de transmisión.

Cuando a todo ello se añade las restricciones a la crítica, la instrumentalización de la prensa, la existencia de dogmas que impiden la indagación y la búsqueda de alternativas diferentes a lo establecido y sacralizado y la omnipresente agresividad imperial que persistentemente impide a la Revolución hacer su autocrítica y la falta de independencia estructural y las disfunciones de la democracia, se obtiene un resultado anómalo que sería pertinente rectificar.

Tal vez esas anomalías debidas a deficiencias estructurales y no sólo  funcionales o la ineptitud de los cuadros o problemas circunstanciales,  explican algunas de las crudas realidades expuestas por el presidente Raúl Castro en su más reciente intervención pública, cosa que no podrán confirmarse mientras no se abra el debate pertinente. Ojalá estas líneas y otras que seguirán contribuyan. Allá nos vemos.

La Habana, 13 de julio de 2013

Con Venezuela el Mercosur completa ecuación energía-alimentación-recursos naturales

Correo del Orinoco - José Sinue Vargas - 12 julio 2013

La jefa de Estado argentino exaltó el inmenso potencial de la Patria de Bolívar en materia energética, lo que vendrá a complementarse con las inmensas capacidades de la región

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, afirmó este viernes durante la XLV Cumbre del Mercado Común del Sur (Mercosur), que la inclusión de Venezuela y la adhesión de Bolivia al organismo debe hacer repensar nuevas estrategias para que sus miembros se integren más productivamente.

Así lo expresó en la jornada de exposiciones de los mandatarios, donde señaló que el gran desafío es la generación de valor agregado entre los países, así como la complementación y la diversificación de las economías. “Tenemos que trabajar en una nueva agenda”.

Agregó que al asumir Venezuela la presidencia Pro Témpore de Mercosur no es un hecho burocrático más, pues a su juicio, “es un hecho demostrativo que hemos sido capaces de ampliar, superar prejuicios y de ser más”.

Fernández exaltó el gran potencial de la Patria de Bolívar en materia energética, lo que permitirá al ente regional cerrar la ecuación en ese ámbito, que se viene a sumar al gran potencial en materia alimentaria, en recursos naturales y ahora de energía, en Surámerica.

“Esta nueva configuración del mundo y los logros que hemos tenido nos debe compromete a redoblar los esfuerzos, no cerrarnos, sino unirnos en mejores condiciones contra un mundo difícil, complejo y por momentos hostil”.

La jefa de Estado argentino detalló los grandes avancen en términos de cifras logrados en las última década en las economías de la América Latina, ubicando al final del 2012 el ingreso Percapita del resto del mundo en 10 mil 980 dólares, mientras que la región por primera vez desde 1.980 es de 11 mil 912 dólares.

“Esta es la realidad de la región en números luego que llegaron los llamados “gobiernos populistas”, como suelen adjetivarnos y calificarnos (…), pero en términos de cotidianidad eso se traduce en inclusión social de millones de compatriotas que carecían de trabajo, no tenían educación, no tenían salud, ancianos que no tenían coberturas previsionales, jóvenes en las universidades, en fin, ampliación de derechos de nuestros ciudadanos y ciudadanas”, relató.

Finalmente, instó a sus colegas presidentes a seguir solidificando los lazos de unión en mejores condiciones, pidiendo que se comprometan en que cada decisión que se tome en el seno del organismo, se tomen con una visión completa de cómo cada una de esas decisiones sirven a los pueblos.

El periodismo que necesitamos

Inician hoy jornadas finales del Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba. Eligen nueva presidencia de la organización

Juventud Rebelde Varios Autores 
12 de Julio del 2013 23:57:39 CDT

A las puertas del IX Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), que comienza este sábado en el capitalino Palacio de Convenciones, quedó constituida este viernes la nueva presidencia de la organización.

Los 56 miembros del Comité Nacional, electos luego de un profundo e intenso proceso eleccionario en las asambleas de base de todas las provincias, eligieron como presidente, en su primer pleno, a Antonio Moltó Martorell, quien ha defendido con su obra la pasión de ejercer el periodismo. Moltó, quien ocupaba una de las vicepresidencias de la organización, cultiva la profesión desde hace casi 50 años y es Premio Nacional de Periodismo José Martí por la obra de toda la vida. Ha combinado sus responsabilidades en la Unión de Periodistas con el trabajo profesional. Dirige el espacio radial Hablando claro, en la emisora Radio Rebelde, y el Instituto Internacional de Periodismo José Martí.

Como vicepresidenta primera fue electa Aixa Hevia González, mientras que Bárbara Doval Martínez y Belkys Pérez Cruz resultaron vicepresidentas. Acompañarán a la presidencia como miembros no profesionales José Alejandro Rodríguez, Arleen Rodríguez Derivet, Ariel Terrero Escalante, Rosa Miriam Elizalde, Yosvani Albelo Sandarán, Angélica Paredes y Raúl Garcés Corra.

El pleno hizo un reconocimiento a la presidencia saliente, especialmente a Tubal Páez, quien por 20 años dirigió la organización.

La UPEC cuenta con 4 200 miembros. De los 56 que integran el Comité Nacional de la organización, 21 ingresan por vez primera a este, 25 son mujeres y el resto hombres.

Junto a los delegados, en el IX Congreso participan estudiantes de las facultades de Periodismo, presidentes de las comisiones de trabajo del evento, el nuevo Comité Nacional y los presidentes de las delegaciones provinciales y ramales de la organización junto a un grupo de delegados elegidos en las provincias.

Al mediodía de ayer, en la sede nacional de la UPEC se inauguró la exposición Un Viaje a la esperanza, del fotorreportero José Manuel Correa, con el testimonio de su cercanía a la Revolución bolivariana y muy especialmente a su líder Hugo Chávez.

A ese especial momento asistieron Rolando Alfonso Borges, jefe del Departamento Ideológico del Comité Central del Partido —quien participó en el pleno del Comité Nacional—; la ministra de Deportes de Venezuela, Alejandra Benítez y el embajador de esa nación en Cuba, Edgardo Ramírez.

En la tarde de este viernes los delegados examinaron los cambios a los Estatutos y el Código de Ética, así como las proyecciones de trabajo hasta el 2018.

Este fin de semana se realizarán las sesiones finales del IX Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba en el Palacio de Convenciones, cuya agenda estará centrada en la misión de los profesionales de la prensa en medio del proceso de actualización de la economía.