viernes, 31 de mayo de 2013

Declaración de la Asociación Cubana de las Naciones Unidas (ACNU)

La Asociación Cubana de las Naciones Unidas deplora que el gobierno de los Estados Unidos insista en la inclusión de Cuba en la lista anual  del Departamento de Estado de EE.UU. como país patrocinador de terrorismo.

Cuba nunca cometió un solo acto de terrorismo, nunca amenazó  a otro país y por el contrario ha sido un modelo de solidaridad y cooperación internacional con todos los pueblos del mundo, incluido el pueblo de los EE.UU.

Cuba ha sido víctima de ataques terroristas durante más de cincuenta años que han causado al pueblo cubano la pérdida de vidas de 3478 personas inocentes, 2099 personas han sufrido discapacidades y han provocado enormes daños materiales.

Las autoridades norteamericanas, en lugar de prevenir, impedir y reprimir las acciones terroristas contra Cuba permiten en su territorio la existencia, entrenamiento y actividad de conocidas organizaciones terroristas, connotados terroristas, como Luis Posada Carriles, reciben refugio seguro y actúan libremente en este país.

Los ciudadanos cubanos Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Fernando González; y los ciudadanos norteamericanos René González y Antonio Guerrero fueron injustamente sancionados por parte de una corte federal venal de Miami, sin las garantías del debido proceso, a largas y absurdas penas de privación de libertad. Se les ha sometido por casi 15 años a tratamientos inhumanos, crueles y degradantes. Dichos ciudadanos son totalmente inocentes de los cargos que le fueron imputados. Sólo obtenían información acerca de la actividad de organizaciones terroristas con el objetivo de salvar vidas de ciudadanos cubanos y norteamericanos.

Desde diciembre del 2001, Cuba presentó al gobierno  de Estados Unidos un Proyecto  de acuerdo denominado “Programa de Cooperación Bilateral para Combatir el Terrorismo”, que fue  reiterado en otras oportunidades y rechazado por el gobierno de ese país. No existe un argumento que justifique el rechazo irracional a la propuesta de Cuba de firmar acuerdos bilaterales para combatir el terrorismo. Un tema tan serio y esencial para todos como la cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo no debería ser manipulado con fines políticos.

La inclusión de Cuba en este listado, por su carácter totalmente injusto e infundado, pone en duda la seriedad de EE.UU. al abordar un tema tan sensible para la comunidad internacional como el terrorismo.

El único propósito por el que EE.UU. mantiene a Cuba en esta lista es para intentar justificar la cruel política de bloqueo contra nuestro país, que es universalmente condenada.

La Asociación Cubana de las Naciones Unidas rechaza enérgicamente la utilización de un asunto tan sensible como el terrorismo con fines políticos contra nuestro país y pide a EE.UU. que ponga fin a este ejercicio vergonzoso, al tiempo que respalda las iniciativas en curso o en debate que, con arreglo a la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, podrían contribuir a la acción multilateral en la lucha contra el terrorismo.

La Habana,  31 de mayo de 2013

REPORTE DESDE EL SALVADOR PARA RADIO HABANA CUBA DEL 31 DE MAYO DE 2013


Este uno de junio se conmemora el cuarto y penúltimo año del gobierno ganado por el  Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, que llevó a la presidencia al periodista Mauricio Funes; y como era de esperarse los balances políticos de diversos orígenes ya han sido dados a conocer por instituciones políticas, gremiales y por vía de analistas de la realidad nacional.

El opositor partido de la ultra derecha, y ex gobernante, Alianza Republicana Nacionalista, Arena, ha dado una rueda de prensa esta semana en la que ha despotricado completamente la administración de Funes, desconociendo cualquier logro; y ha centrado sus críticas en las áreas de la seguridad pública y la economía, calificándolas de fracaso, sin tomar en cuenta que precisamente esos dos rubros hoy enfrentados son resultado de las administraciones de dicho partido durante 20 años.

A pesar que el nivel delincuencial es alto, y aún resulta para la población motivo de grandes preocupaciones, ha habido avances que no se habían presentado con las políticas empleadas previamente, como la mano dura de Paco Flores Pérez, y la súper mano dura de Antonio Saca.

Para el caso, la reducción evidente de más de la mitad de los asesinatos que ocurrieron los años anteriores, puede atribuirse a la llamada tregua entre pandillas desde marzo de 2012; esta inesperada opción que no resultó de la política de seguridad del gobierno, ha estada rodeada de muchas dudas y escepticismo, y a pesar de su efecto positivo nada despreciable, ha recibido hasta los últimos días ataques de todo tipo, incluyendo aquellos plagados de intereses electoreros.

Para el caso del tema económico, de cuya dirección Funes excluyó totalmente a integrantes del FMLN, confiándolo a su círculo de confianza, este navega en medio de la gran crisis mundial, y para el que generalmente se aplican medidas inspiradas o forzadas por las instituciones financieras internacionales, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, y en medio del debate de las consecuencias negativas, ya reconocidas por casi todos, de la dolarización que se impuso a los salvadoreños en el gobierno arenero de Paco Flores Pérez.

Lo que los opositores al gobierno reconocen a baja voz o ignoran, es lo que la mayoría de la población sí valora; entre otros, la concesión de uniformes y paquetes escolares a más de un millón cuatrocientos mil estudiantes del país, así como las pensiones a los ancianos, la atención a través de programas destacados como Ciudad Mujer, la ampliación de la cobertura sanitaria, y últimamente la reducción considerable de los precios de los medicamentos, y que han traído como consecuencia que el presidente sea bien valorado a través de estudios de opinión pública, y que el FMLN haya crecido favorablemente en áreas del país donde los beneficiarios se encuentran, en especial las zonas rurales.

Para esta ocasión el principal partido de izquierda se sumará a la celebración de este aniversario, y para ello ha convocado este sábado a sus militantes, admiradores y población en general, a reunirse en la recién inaugurada obra monumental capitalina, bajo la gestión de uno de los ministros mejor evaluados y surgido de sus filas, como es el bulevar Oscar Arnulfo Romero; donde se realizarán diferentes actividades festivas que concluirán en horas de la tarde con un acto político.

Para los amigos oyentes de Radio Habana Cuba, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta.


Para Radio Nueva América en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.


Para Radio Bahía en la Ciudad de Estocolmo, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, corresponsal de Radio Habana Cuba.



Para Radio Tilsama en la ciudad de Vejue, al sur de Suecia, reportó desde El Salvador, Centro América, Mario Zavaleta, Corresponsal de Radio Habana Cuba.

LA CIENCIA Y SUS CAMINOS

Jorge Gómez Barata

Refiriéndose a la historia en su conjunto, en particular al modo de producción capitalista, Carlos Marx afirmó: “Ninguna formación social desaparece hasta haber desarrollado todas las fuerzas productivas que caben en ella…”

Se trata de uno de los descubrimientos que hicieron del marxismo una ciencia y que sin embargo fue descartado por los sucesores, entre ellos Lenin, Stalin, Maosedong y otros que con diversos argumentos la omitieron. De ellos y no directamente de Marx, reinterpretado por los autores de manuales soviéticos, la ciencia social marxista mutilada, deformada y convertida en dogma, pasó a la izquierda partidista formando la parte errada de una cultura política que en algunos sitios sobrevive a sus autores.

Por no estar formada en esa doctrina, no acatar dogmas ni actuar bajo una disciplina partidista y actuar con el realismo que debería caracterizar a los proyectos  políticos avanzados, la nueva izquierda latinoamericana, moderna y equilibrada, no busca destruir el capitalismo y liquidar la institucionalidad burguesa sino aprovechar sus ventajas.

Los liderazgos de Brasil, Argentina, el sorprendente Ecuador, la renacida Bolivia y prácticamente todos los demás países latinoamericanos no han necesitado liquidar las estructuras vigentes para lograr notables avances y comprendido que el capitalismo no ha desarrollado todas las potencialidades que le caben dentro. De hecho, son marxistas en estado práctico. 

De esa realidad se percataron los líderes afroasiáticos fundadores de los estados surgidos de la descolonización que en la década de los sesenta, convencidos de que el modelo soviético o chino de entonces no era su opción, trataron de rehuir también al capitalismo neo colonial, afiliándose a la llamada “Vía No Capitalista de Desarrollo”, concepto al que, sin proclamarlo doctrinariamente, se atienen todavía países que como India practican una eficaz mezcla de democracia liberal con protagonismo estatal.

No se trata de que aquellos que crean en las formulas tradicionales estén errados y tengan que renunciar a la idea de “construir el socialismo” sino de hacerlo con apego a la ciencia social en la que creen y con las dosis de realismo necesarias. Personalmente creo que la humanidad (si antes alguna locura no la destruye) llegará al socialismo pero lo hará, como descubrió Carlos Marx, desde el desarrollo.

Esa percepción convierte a la lucha por el progreso económico y social y la conquista de la democracia política en el Tercer Mundo en un esfuerzo coherente con los ideales de la izquierda.

En ese empeño caben perfectamente las aproximaciones sucesivas contenidas en las fórmulas de Correa, Evo, Lula, Kirchner, Mujica, la de los gobernantes africanos de última generación de cuyos avances apenas se habla o los remanentes de la socialdemocracia europea que, a su manera, confrontan el neoliberalismo, creen y auspician los estados de bienestar.

Tal vez sea cierto que el socialismo es internacional por su contenido y nacional por su forma. Allá, más tarde o más temprano, nos vemos.

La Habana, 31 de mayo de 2013

YA LOS CUBANOS NO SON INMIGRANTES DE ÉLITE

Por Manuel E. Yepe

“El perfil del inmigrante cubano educado de los 60 y 70, que se exilió en EE.UU por razones políticas, ha dejado paso en las últimas décadas al del extranjero empobrecido, con necesidades parecidas a las de inmigrantes de otros países, que quiere hacer dinero para ayudar a la familia que quedó en Cuba”.

El “descubrimiento” lo ha hecho la periodista Claudia Solís, de la agencia española EFE, citando al profesor de origen cubano Alejandro Portes, de la universidad estadounidense de Princeton, en artículo publicado el 26 de mayo en El Nuevo Herald, vocero de la extrema derecha de la inmigración cubana en la Florida.

Según el entrevistado, las primeras oleadas de cubanos que llegaron a Miami tras el triunfo de la revolución contra la dictadura de Fulgencio Batista crearon una comunidad exitosa, con gran poder económico y político, pero esa situación cambió en los posteriores éxodos que venían “con un nivel de educación más bajo y orientación política distinta, más alejada de la crítica al régimen y más preocupada por ayudar a su familia en Cuba".

Se trata, por supuesto, de un eufemismo que describe el éxodo de criminales, políticos corruptos enriquecidos durante la tiranía y acaudalados capitalistas afectados por las leyes revolucionarias de justicia social que sucesivamente llegaron en los años 1959 y 1960 a Estados Unidos, donde ya poseían cuentas bancarias cebadas por la corrupción o la explotación.

En su “huida” o su exilio voluntario contaron, respectivamente, con el activo sustento de las agencias de inteligencia y subversión estadounidenses- urgidas de personal nativo para sus planes contra Cuba- o con el bienestar que pudieran depararles sus fortunas habidas según las reglas explotadoras del capitalismo, o de espurio origen en cualquier ley.

Según el profesor entrevistado, “a partir de 1980, la creciente presencia en el sur de Florida de inmigrantes cubanos se ha visto acompañada de una caída de sus ingresos, para quedar al mismo nivel que el de los mexicanos y demás grupos de inmigrantes de la clase obrera”. Culpa de ello a “las clases medias y altas cubanas que llegaron antes del Mariel, que crearon grupos económicos de poder y cortaron los lazos con los inmigrantes que llegaron después (quienes) básicamente han tenido que defenderse obteniendo empleos en un mercado laboral relativamente pobre como es el de Miami".

“Lo que ha ocurrido es que la convivencia de estos dos grupos ha provocado un fenómeno de bifurcación…Por un lado está el viejo exilio y sus hijos, que han crecido y escalado posiciones de éxito, y por otro la inmigración nueva, con ingresos no diferentes de otros grupos de inmigrantes de clase trabajadora de toda Latinoamérica", dice la entrevistadora española.

Estos inmigrantes cubanos hacen lo que otros inmigrantes económicos: trabajar duro en un sistema que no permite el ahorro, para enviar remesas a su país lo que "unido a que los cubanos ya establecidos no les ayudan, ha dado lugar a una generación de cubanos empobrecidos", sostuvo Portes.

Quizás lo más hipócrita de la política hostil de Estados Unidos contra Cuba sea la promoción mediática de la idea de que la mayor parte de los inmigrantes cubanos están allí por motivos políticos.

Hace mucho que las ciencias sociales de Cuba y EE.UU., asi como los científicos cubanos radicados el EE.UU., estudian las diferencias entre los emigrantes cubanos que salieron durante los sesenta y setenta, y los que han llegado recientemente.

La mayoría de los emigrantes jóvenes de Cuba llegados luego de 1990 a la  Florida tienen comportamientos formados en la Cuba revolucionaria.

Durante su infancia, adolescencia y parte de su adultez, vivieron tiempos de cambios radicales que abrieron las vías para que se produjera en toda la población una movilidad social ascendente que se detuvo abruptamente en los años noventa por la crisis que provocó el derrumbe de la Unión Soviética.

Una de las razones que les motivaron a emigrar fue que percibieron que, debido a la crisis motivada por el bloqueo de Estados Unidos y la desaparición de aliados que ayudaran a limitar sus efectos genocidas, en Cuba se les detenían sus posibilidades de continuar con la movilidad social ascendente experimentada por sus progenitores en el transcurso de una generación y también por ellos hasta entonces.

Aprovechando las ventajas para la inmigración que EE.UU. proporciona a los cubanos (y a ninguna otra nacionalidad), decidieron emprender sus proyectos de vida fuera de Cuba para continuar escalando socialmente, equiparándose con emigrantes de los demás países del Tercer Mundo, sin que ello signifique que repudian el proyecto revolucionario que los formó.

La Habana, 1 de Junio de 2013

Lanzan vacuna terapéutica contra cáncer de pulmón

LPG - dpa - Buenos Aires, 31 mayo de 2013

La nueva vacuna, que se produce por el momento sólo en Cuba y más adelante se fabricaría también en Argentina, se aplica de forma intradérmica. 

Científicos argentinos y cubanos desarrollaron la primera vacuna terapéutica contra el cáncer de pulmón, que activa el sistema inmunológico para que ataque las células tumorales y permite prolongar la sobrevida de los enfermos en estadíos avanzados.

La vacuna está indicada para los casos de cáncer de pulmón de células no pequeñas, el más frecuente, y puede ayudar a triplicar el porcentaje de pacientes que viven dos años después de la aplicación de la vacuna.

El desarrollo del racotumomab llevó 18 años y fue realizado por un consorcio público-privado binacional en el que participaron más de 90 científicos. Argentina es el primer país en el que estará disponible, a partir de julio próximo.

En tanto, Brasil, México, Uruguay y Turquía están próximos a iniciar su proceso de aprobación y lanzamiento.

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en todo el mundo, con cerca de 1,38 millones de muertes anuales, lo que representa el 18,2 por ciento del total de las muertes oncológicas, según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se estima que cada año se producen 1,61 millones de casos nuevos de cáncer de pulmón en el mundo, y un 70 por ciento de ellos son del tipo de células no pequeñas.

La nueva vacuna se utiliza luego de aplicar "las armas tradicionales, que son la quimioterapia y la radioterapia", informó a dpa el médico Luis Enrique Fein, director de investigación del Instituto de Oncología de Rosario e investigador del ensayo clínico del racotumomab. Es una vacuna terapéutica, no preventiva, basada en la inmunoterapia activa.

El objetivo de este medicamento se enmarca en el concepto de "cronificar la enfermedad, que no crezca o que crezca lo más lento posible", señaló el doctor Roberto Gómez, director médico del laboratorio argentino Elea.

Esta empresa impulsó el consorcio público y privado integrado por el Centro de Inmunología Molecular de La Habana, Cuba, y prestigiosas entidades científico-médicas de la Argentina como el Instituto de Oncología Ángel Roffo, el laboratorio de oncología molecular de la Universidad de Quilmes, y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET).

El medicamento cuenta con un innovador mecanismo de acción que induce una respuesta inmune específica contra antígenos glicolilados, como el NGcGM3, presentes únicamente en células tumorales y no en tejidos sanos, precisó a dpa Daniel Alonso, director científico del Consorcio de Investigación y Desarrollo Innovador.

"Tanto la identificación del blanco terapéutico como su mecanismo de acción constituyen un verdadero hallazgo científico", afirmó. Al llegar al tumor detiene la formación de nuevos vasos sanguíneos que lo alimentan y produce un mecanismo de muerte celular descripto como "necrosis oncótica".

La nueva vacuna, que se produce por el momento sólo en Cuba y más adelante se fabricaría también en Argentina, se aplica de forma intradérmica.

Las primeras cinco dosis de inducción se dan cada 14 días y luego se aplica un refuerzo mensual de mantenimiento.

Cuba no reconoce al Gobierno de EEUU la más mínima autoridad moral para juzgarlo

Publicado en Cubadebate el 30 mayo 2013

Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba

El 30 de mayo, el Departamento de Estado de los Estados Unidos repitió la insólita acusación de que Cuba es un “Estado Patrocinador del Terrorismo Internacional”.

Nuevamente, esta decisión bochornosa ha sido tomada faltando de manera deliberada a la verdad e ignorando el amplio consenso y el reclamo explícito de numerosos sectores de la sociedad estadounidense y de la comunidad internacional para que se ponga fin a esa injusticia.

El único propósito de este ejercicio desprestigiado contra Cuba es intentar justificar el mantenimiento del bloqueo, una política fracasada que el mundo entero condena. También pretende complacer a un grupo anticubano, cada vez más pequeño, que se aferra a apuntalar una política que ya no tiene sustento y que ni siquiera representa los intereses nacionales de los Estados Unidos, de la mayoría de la población estadounidense y de la emigración cubana residente en ese país.

El Gobierno de los Estados Unidos insiste en mantener esta designación arbitraria y unilateral, a pesar del desplome total de las acusaciones ridículas y de los argumentos endebles que tradicionalmente ha utilizado en los últimos años como excusas para ello, como la presencia en nuestro país de fugitivos de la justicia estadounidense, ninguno de los cuales, por cierto, ha sido acusado de terrorismo. También alega que Cuba acoge a militantes vascos de ETA, desconociendo que esto respondió a una solicitud de los gobiernos concernidos en el tema. Señala, además, que miembros de la guerrilla de Colombia viven en nuestro país, lo cual constituye una acusación absurda pues desde el 2011, Cuba acompaña, como garante, el proceso de paz en Colombia.

El territorio de Cuba nunca ha sido utilizado y nunca se usará para cobijar a terroristas de ningún origen, ni para organizar, financiar o perpetrar actos de terrorismo contra ningún país del mundo, incluyendo los Estados Unidos. El Gobierno cubano rechaza y condena inequívocamente todo acto de terrorismo, en cualquier lugar, bajo cualquier circunstancia y cualesquiera que sean las motivaciones que se aleguen.

Por el contrario, el Gobierno de los Estados Unidos emplea el terrorismo de Estado como un arma contra países que desafían sus intereses, causando muertes en la población civil. Ha usado aviones no tripulados para perpetrar ejecuciones extrajudiciales de supuestos terroristas, incluso estadounidenses, resultado de lo cual han muerto cientos de civiles inocentes.

Los Estados Unidos han sido históricamente refugio de terroristas y asesinos confesos de origen cubano y hasta el día de hoy cobija a Luis Posada Carriles, autor intelectual del primer atentado terrorista contra la aviación civil en el Hemisferio Occidental, que provocó la explosión en pleno vuelo, frente a las costas de Barbados, de un avión de Cubana de Aviación, el 6 de octubre de 1976 y el fallecimiento de sus 73 pasajeros, incluyendo a los integrantes del equipo nacional juvenil de esgrima. Posada vive libre y tranquilamente en Miami, mientras Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González permanecen encarcelados injustamente por luchar contra el terrorismo en los Estados Unidos, acusados de delitos que no cometieron.

Cuba ha sufrido durante décadas las consecuencias de actos terroristas organizados, financiados y ejecutados desde el territorio de los Estados Unidos, con un saldo de 3 478 muertos y 2 099 discapacitados. El Gobierno cubano no reconoce al Gobierno de los Estados Unidos la más mínima autoridad moral para juzgarlo.

Desde el año 2002, el Gobierno de Cuba propuso al de los Estados Unidos adoptar un acuerdo bilateral para enfrentar el terrorismo, oferta que reiteró en el 2012, sin haber recibido respuesta.

El Ministerio de Relaciones Exteriores rechaza enérgicamente la utilización con fines políticos de un asunto tan sensible como el terrorismo internacional, demanda que se ponga fin a esta designación vergonzosa que ofende al pueblo cubano, tiene como único objetivo intentar justificar a como dé lugar el bloqueo anacrónico y cruel contra Cuba y desacredita al propio Gobierno de los Estados Unidos.

La Habana, 30 de mayo de 2013

Daño a la salud

Por Nuria Barbosa León

El hábito de fumar desde la adolescencia, la tendencia al alcoholismo y una profesión expuesta a sustancias tóxicas, provocaron una enfermedad en las cuerdas vocales del cubano José Agustín Rodríguez Fernández.

Nacido en el municipio de Perico, en la ciudad de Matanzas, el triunfo de la Revolución lo sorprende con 12 años de edad, un sexto grado concluido y un pueblo donde no existía una secundaria básica para continuar estudios.

Su madre, ama de casa, lo incorpora como ayudante en el garaje de un primo porque el padre trabaja de jornalero, en el central azucarero del territorio, en tiempo de zafra, y en los restantes meses de vendedor en una ferretería. El sustento económico siempre resultó insuficiente para los tres hijos, más el matrimonio.

En el garaje, la actividad de Pepe, como siempre le han llamado cariñosamente, consistía en limpiar, hacer mandados, alcanzar las herramientas a los mecánicos y otras tareas sencillas, pero conoció el oficio de armar y desarmar autos, y le interesó.

Con la instalación de una secundaria básica en su municipio, en los primeros años de la década de los sesenta, concluyó el noveno grado y pidió continuar estudios en La Habana, así matriculó un obrero calificado en la Escuela José Ramón Rodríguez.

La beca lo benefició, supo de la vida en colectividad, adquirió independencia en las decisiones y se esforzó por alcanzar un objetivo profesional, pero no tuvo fuerzas suficientes para negarse a fumar cuando el grupo de amigos lo incitó.

Luego la nicotina le penetró tan profundamente en la sangre que necesitaba más y más de los cigarrillos, hasta llegar a consumir más de dos cajetillas diarias para saciar su ansiedad.

A ello se le unió, el consumo de alcohol, iniciado como algo casual en reuniones de amigos. Con ese desorden personal perdió su vida matrimonial en varias ocasiones y tomó conciencia para abandonar la bebida, no así el cigarro.

Viviendo en el municipio de Centro Habana se jubiló en la profesión cumplido los sesenta años. Nunca dio importancia al grosor de su cuello hasta que una tos persistente en una madrugada y la ronquera constante, lo alarma.

Acudió a la consulta de otorrinolaringología del hospital Hermanos Ameijeiras donde de inmediato le realizaron pruebas muy especializadas como la tomografía axial computarizada, la resonancia magnética y una biopsia.

La espera por los resultados de los exámenes diagnósticos acrecienta los síntomas con una gran falta de aire que no lo deja dormir y hasta le impide comer. La decisión de los médicos fue un ingreso urgente para practicarle una traqueotomía el 5 de octubre del 2011.

Seis días después, Pepe se sometió a una cirugía muy compleja para extirparle los tumores de los ganglios. Ahora vive con un laringectomía total extendida con autotrasplante de glándula paratifoideas y vaciamiento lateral del cuello en ambos lados. Así mejoró en su padecimiento y realiza una vida familiar y social como cualquier otra persona.

En el transcurso de la enfermedad, Pepe se dio cuenta que los médicos no se interesaron por conocer sus recursos económicos, su estatus social, ni su filiación política o religiosa. Sólo una advertencia cuando lo vieron recuperado: “Si vuelves a fumar, no vengas a vernos”.

* Periodista de Granma Internacional y Radio Habana Cuba