sábado, 18 de mayo de 2013

Rusia revela la identidad del jefe de la CIA en Moscú y viola el protocolo diplomático


El embajador de EEUU en Rusia, Michael McFaul, deja la sede de la cancillería rusa. | Efe

El Mundo - Agencias | Moscú

Actualizado sábado 18/05/2013 13:19 horas

Las autoridades rusas han revelado la identidad del supuesto responsable de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense en Moscú, lo que supondría una violación del protocolo diplomático que limita la difusión de este tipo de datos.
La revelación se ha producido en el marco de las informaciones aportadas sobre la expulsión del diplomático norteamericano Ryan Fogle, acusado por el Gobierno de Rusia de intentar reclutar a uno de sus agentes de Inteligencia.
Un portavoz del Servicio Federal de Seguridad (FSB) ruso explicó, en declaraciones a la televisión, que ya habían pedido en 2011 al entonces responsable de la CIA en Moscú el fin de las "provocaciones".
En sus declaraciones, esta autoridad reveló el nombre de la persona a la que se dirigieron, lo cual supone una violación del protocolo y, en caso de ser cierto, implicaría el fin de la carrera para este agente, según la agencia RIA Novosti.
Ni el Gobierno de Estados Unidos ni la CIA se han pronunciado sobre esta filtración. Las autoridades norteamericanas tampoco han reaccionado a la expulsión del diplomático Ryan Fogle, al que Moscú ha acusado de trabajar como espía de forma encubierta.

Mr Ross, Mr Tribble y la prueba de un fracaso

Cubaperiodistas - Viernes, 17 de Mayo de 2013
El Director de innovación del Departamento de Estado hasta el pasado 14 de marzo, Alec Ross, fue capaz de hablar delante de una foto del Comandante Che Guevara a tuiteros y blogueros latinoamericanos y decir que entrenaba niños en Siria para denunciar el maltrato escolar. 
Sin embargo, su tarea era otra. Según el suplemento The Cable, de la revista Foreing Policy, en el momento de su despedida “Ross miró hacia atrás con orgullo en el trabajo que su oficina hizo para ayudar a los rebeldes sirios a establecer las comunicaciones y comunicarse de forma segura después de la revolución en marcha y evitar la persecución por el régimen de Assad. Su tienda proporcionó tecnologías de la comunicación a los miembros de la oposición en las zonas fronterizas sirias y capacitó ONGs sobre la forma de evitar la censura del régimen y el espionaje cibernético. También trabajó en el levantamiento libio para restablecer las redes de comunicación en los territorios en manos de los rebeldes como Benghazi, en colaboración con el fallecido Embajador Chris Stevens…”. Agrega AFP que Alec Ross “entrenó decenas de embajadores de Estados Unidos en la comprensión del impacto de las redes en la política exterior y daba clases a funcionarios entrantes del Servicio Exterior en el Instituto de Servicio Exterior”. 
Aunque ya escribí sobre ello, lo recuerdo ahora porque la semana pasada un diplomático norteamericano en La Habana, muy probablemente discípulo de Ross, intervino de manera muy simpática en la segunda edición de Twitthab, un encuentro de usuarios cubanos de las redes sociales. Conrad Tribble, Jefe Adjunto de la Sección de Intereses de Estados Unidos (SINA) en Cuba, no habló de maltrato escolar sino propuso un diálogo sobre béisbol y cultura, recordando aquella célebre entrevista de Salim Lamrani a Yoani Sánchez donde esta decía que con el país de Tribble tenemos “fuertes relaciones. Se juega al béisbol en Cuba como en Estados Unidos”.
Varios blogueros presentes allí escribieron después sobre ello, burlándose de que Tribble los quisiera tomar por tontos, diciéndole ¨muchachos vamos a ser amigos” como escribe Carlos Alberto Pérez en La Chiringa de Cuba. Y es que hay que creernos casi subnormales para, representando oficialmente al gobierno que nos estrangula económicamente y ampara a los terroristas que han actuado contra Cuba, llegar y decir a un grupo de personas con más de una neurona: “vamos a hablar de béisbol y de cultura” y uno crea que tiene delante a la Madre Teresa y no a un operador del estado cuya política oficial es el derrocamiento del sistema político social que respalda la mayoría de los cubanos. Con mucha razón, varios de los participantes le han recordado a Tribble, al reseñar lo ocurrido, la doctrina obamista del Soft power. Muy lindo tenerte agarrado por el cuello y decir “vamos a iniciar un diálogo” sin aflojar el bloqueo, acusándonos de terroristas y prohibiéndole a los ciudadanos estadounidenses viajar a Cuba. 
Conrad Tribble todavía no ha alcanzado el cinismo de su profesor, hablando delante de una foto del Che, aunque ya dijo que podría dialogar sobre Los Cinco con los tuiteros y blogueros cubanos “pero no ahora”, cuando estos ya van para quince años de injusta condena. Inteligente el señor, en vez de hablar con el gobierno cubano para solucionar los temas que interesan a la mayoría de los habitantes de esta Isla en sus relaciones con Estados Unidos, quiere conversar con los usuarios de las redes sociales en Cuba y hacerse su amigo sin resolver nada: ni viajes, ni visas, ni bloqueo, ni libertad para Los Cinco, ni devolución de la Base Naval en Guantánamo. 
Se me ocurren varias preguntillas: ¿Si quieren diálogo por qué no dejan venir a los norteamericanos a dialogar libremente aquí o dan las visas para que todo cubano que quiera pueda viajar a Estados Unidos?¿O el diálogo tiene que ser sólo de la SINA con los tuiteros y blogueros cubanos, para los que, oh casualidad, Washington tiene diseñada una estrategia respaldada con millones de dólares?¿Qué pasa si un diplomático cubano se aparece en un encuentro de Occupy Wall Street y dice que quiere iniciar un diálogo a pesar de que no es Cuba la que bloquea a Estados Unidos ni tiene un presupuesto para el “cambio de régimen” en el país del Norte? 
En Rusia acaban de detener a un agente de la CIA con fachada de diplomático. Ryan Cristopher Fogle -disfrazado con una peluca rubia- fue tratado con rudeza por los rusos: Manos a la espalda y la cabeza contra el piso antes de declararlo persona non grata. Pero aquí somos más delicados. Más cuando la presencia de Tribble en Twitthab no es sino el reconocimiento del fracaso en el plan estadounidense de crear interlocutores entre los usuarios cubanos de Internet y del desgaste y total descrédito de instrumentos fabricados para ello como Estado de SATS o la señora Sánchez, a quien por cierto también le gusta disfrazarse con pelucas rubias como hizo para reventar un debate de la revista Temas hace algún tiempo. 
Gracias, Mr Tribble, por reconocer que ya no les sirven los intermediarios impresentables que quisieron usar en la primera edición de Twitthab, y ahora tratar de reventarlo interviniendo directamente y así ver si de paso pescan algo, pero creo que se llevaron el anzuelo vacío. Pídale consejo a Mr Ross y cambien otra vez de plan, Cuba no es Libia ni Siria. 
(Fuente: La Pupila Insomne)

EL SALVADOR: Destituido el ministro salvadoreño que promovió la tregua con las maras

JUAN JOSÉ DALTON  
El País -  San Salvador – 18 MAY 2013
El Constitucional salvadoreño ordena la remoción de dos exmilitares porque los Acuerdos de Paz de 1992 lo prohíben
Francisco Salinas y David Munguía Payés. / ROBERTO ESCOBAR (EFE)
La política contra el crimen de El Salvador, impulsada por el presidente Mauricio Funes, recibió el viernes un demoledor golpe tras considerar la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) inconstitucionales los nombramientos del ministro de Seguridad, David Munguía Payés y del director de la Policía Nacional Civil (PNC), Francisco Salinas, y ordenó su remoción inmediata por tratarse de militares ocupando puestos civiles en la seguridad pública.
Los exgenerales Munguía Payés y Salinas fueron los encargados de llevar a cabo una estrategia que contempló una polémica tregua entre las pandillas más criminales: la Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18. Nunca quisieron aceptar que el Gobierno estaba detrás de la tregua, únicamente explicaban que el Ejecutivo había “sido facilitador de un proceso que ha sido el único que ha logrado bajar los homicidios de 15 a 5 en la actualidad”.
Sin embargo, la Sala de lo Constitucional no evaluó el éxito o no de la tregua entre las maras, sino la inconstitucionalidad de los nombramientos de las más altas autoridades de la seguridad pública en este violento país y determinó que Munguía Payés y Salinas, ambos generales en condiciones de retiro, transgredieron la Constitución al despojarse de la investidura militar para tomar en sus manos las principales funciones en seguridad pública, cuando existen disposiciones legales para una separación tajante de las funciones de Defensa y de Seguridad, que tienen origen en los Acuerdos de Paz de 1992, los mismos que pusieron fin a una guerra civil de 12 años de duración y que causó 72.000 muertos.
“Fui uno de los que llevó a la Sala de lo Constitucional la referida demanda. Estoy satisfecho con el fallo porque creo que las instituciones comienzan a funcionar como se debe en una democracia. Ahora se puede decir que si el presidente viola una ley, hay posibilidad de demandarlo y la justicia restituye el Estado de Derecho”, dijo a EL PAÍS Benjamín Cuellar, director del Instituto de Derechos Humanos de la Universidad Centroamericana (UCA)..
Por su parte, el Secretario de Comunicaciones de la Presidencia, David Rivas, afirmó que el presidente Mauricio Funes acató el fallo del tribunal y nombró al viceministro de Seguridad y Justicia, Douglas Moreno, como ministro interino encargado del despacho.
El ascenso de Munguía Payés en la cartera de Seguridad, en noviembre de 2011, y de Salinas como director de la Policía Nacional Civil (PNC), en enero de 2012, causó conmoción política y una ola de protestas en sectores sociales de izquierda, que criticaban a Funes por “militarizar la seguridad pública”, en contra de la Constitución y los Acuerdos de Paz. También hubo malestar en el seno del partido de Gobierno, la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), dado que implicó la destitución de altos funcionarios que procedían de sus filas, como Manuel Melgar, a cargo del ministerio; Carlos Ascencio, director de la PNC y Eduardo Linares, jefe de la Organización de Inteligencia del Estado (OIE).
El Salvador es uno de los países más peligrosos del mundo a causa de las pandillas, un fenómeno que dura ya casi dos décadas. Durante esta guerra el promedio diario de muertes era de 17; las maras eran responsables de 14 y 15 asesinatos diarios antes de la tregua, asevera Raúl Mijango, uno de los mediadores de que califica como “proceso de pacificación actual”.
El ahora exministro Munguía Payés, en un desayuno con corresponsales de la prensa internacional este mismo viernes antes de ser destituido, explicaba que aproximadamente medio millón de personas estarían involucrados directa e indirectamente en las pandillas, si se toma en cuenta a los familiares y a las comunidades donde residen las “maras”. El Salvador es un país de 6 millones de habitantes.
El exministro en ocasiones dejaba asomar su frustración por la aseveración de ciertos sectores, incluida la prensa local, que han despotricado contra la “tregua entre las pandillas” y han hecho creer que ha sido un fracaso. Iniciada en marzo del año pasado la tregua tiene su mejor cara en el descenso de los homicidios, dado que lo pactado fue el cese de los asesinatos entre sí por rivalidades territoriales, así como el fin de los homicidios hacia terceros. Desde entonces, según Munguía Payés, los homicidios se redujeron en un 52%.
“La gran duda ahora es si la tregua se va a mantener. Celebramos la baja de los homicidios, pero consideramos que la tregua no es un proceso integral”, afirmó Benjamín Cuéllar, quien añadió que en su instituto se están recibiendo cada vez más denuncias de personas extorsionadas y amenazadas por los pandilleros, que hasta públicamente no se comprometen con dejar de cobrar “la renta” –extorsión-, porque no se les ha procurado otra forma de bienestar ni cuentan con otras formas para mantener a sus numerosas y pobres familiares, en un país azotado por el desempleo.

La poesía es inmortal

Por Dr. Galo Alvear Vitery

La fracción legislativa del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) propuso el martes 15 de enero al Congreso salvadoreño, mediante una pieza de correspondencia, que se declare el 14 de mayo como Día Nacional de la Poesía en honor al natalicio del poeta Roque Dalton, y fue  la diputada Lorena Peña, que siempre ha sido un torbellino de iniciativas, quien hizo suya la idea y todo salió como debía ser el pasado 9 de mayo, con la aprobación por mayoría de votos. El 14 de mayo será en adelante el Día Nacional de la Poesía. Así que a los diputados de esta legislatura, aún a los que no votaron a favor, les agradecemos este homenaje.
¿Homenaje a Roque Dalton? Sí, por supuesto, pero en esencia es un homenaje al quehacer de los poetas: la poesía.
La poesía es quizás la célula madre esencial de todas las artes, pero además está en el pensamiento de todos los seres humanos en el sentido más profundo de las emociones frente a los misterios de la vida, como el amor, la muerte, el porvenir y la lucha por un mejor futuro.
¿Quién es que no haya querido ser poeta en algún momento de su vida? Durante la niñez, en la rebelde adolescencia, en la juventud esplendorosa, y hasta al final de la vida, los seres humanos tratamos de dejar un sello con la poesía.
Roque Dalton le cantó a su propia poesía: Sigues brillando /junto a mi corazón que no te ha traicionado nunca /en las ciudades y los montes de mi país /de mi país /que se levanta /desde la pequeñez y el olvido /para finalizar su vieja pre-historia /de dolor y de sangre.
Pero la grandeza de mi padre como poeta y por ende, de su poesía, es que dejó atrás la poesía contemplativa, la poesía canto y el verso medido. Su poesía revolucionó la forma de hacer poesía y la convirtió también un instrumento de generación de ideas para la lucha, con vistas a mejorar al mundo y la vida misma de los seres humanos; un instrumento contra el egoísmo y la injusticia social que hemos padecido.
La poesía de mi padre es rebelde e irredenta, como él mismo lo fue. Es un inmenso legado que tenemos los salvadoreños; es una herencia de la que nos debemos sentir orgullosos.
Sus asesinos quisieron apagar la voz del poeta, matando al poeta, pero nunca se imaginaron que como dice Lichi Diego: “los poetas nunca se mueren, menos si los matan”.
Un día, uno de los asesinos de mi padre, precisamente el que le disparó, me refiero a Joaquín Villalobos, aseguró  que el caso Roque Dalton no era de interés nacional… ¡Qué equivocado has estado toda tu vida, Joaquín Villalobos! Tu paso en la historia nacional lleva la carga inmensa de la irracionalidad y la intolerancia con que acribillaste al poeta, que es un símbolo de la Patria y del universo.
La poesía de Roque Dalton, es inmortal y eternamente indócil, que acompañará siempre la lucha de este pueblo hacia un mejor futuro.
Tomado del artículo de Roque Dalton (hijo) Director del Proyecto ContraPunto
San Salvador 15 de mayo del 2013